Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Deportes

Revive el show: Shakira y JLo dan mensaje de orgullo latino en el Super Bowl

El paisa JBalvin y el grupo de baile caleño Swing Latino también se presentaron en el show de mitad de tiempo del Super Bowl.

Publicado

on

Shakira y Jlo en el Super Bowl del 2020

EFE.  Jennifer López y Shakira presumieron de orgullo latino en un trepidante espectáculo en el entretiempo del principal evento deportivo de Estados Unidos, un Super Bowl más hispano que nunca con la participación especial de las estrellas de la música urbana J Balvin y Bad Bunny.

Además, Emme Muñiz, hija de Jennifer López y Marc Anthony, hizo su debut mundial como cantante, al liderar un coro de niños vestidos de blanco, mientras Shakira le tocaba la batería y su madre la acompañaba con una capa que inicialmente parecía ser de la bandera estadounidense y terminó convirtiéndose en la de Puerto Rico, de donde son los cuatro abuelos de la niña.

Le puede interesar: Las cinco cosas por las que Colombia brilló en el Super Bowl.

El espectáculo de 12 minutos fue exactamente lo que ambas artistas habían prometido, una celebración de la cultura latina y un mensaje de unidad y de esperanza a la infancia, en especial a los niños de las minorías étnicas y demográficas en Estados Unidos, que esta semana arranca un polarizado proceso electoral para escoger al próximo presidente el próximo 3 de noviembre.

La barranquillera Shakira se presentó en el show de mita de tiempo del Super Bowl. EFE

Justamente en este Super Bowl el actual mandatario estadouidense, Donald Trump, se convirtió en el primer presidente en ejercicio en comprar espacio publicitario para su campaña proselitista en una final de la liga de fútbol americano (NFL), que se calcula fue vista por cerca de 100 millones de personas. Su anuncio de 30 segundos de duración le habría costado unos 10 millones de dólares.

Sin embargo, Trump estuvo ausente, aunque estaba en su mansión en la vecina ciudad floridana de West Palm Beach, quizás para evitar la posibilidad de ser abucheado tal y como sucedió en el quinto partido de la final de la liga de béisbol en octubre pasado.

El exalcalde de Nueva York y multimillonario Michael Bloomberg, precandidato por el Partido Demócrata, fue el otro político que aprovechó para presentarse ante la millonaria audiencia del encuentro deportivo con un carísimo anuncio.

Le puede interesar: ¿Cuánto ganan los jugadores que juegan el Super Bowl?

Aunque los anuncios comerciales suelen ser la parte más comentada del Super Bowl, incluso por encima del resultado deportivo, en las redes sociales las líderes de las tendencias fueron las estrellas del medio tiempo.

El show lo comenzó Shakira, quien vestida de rojo se paseó por algunos de sus principales éxitos. La cantautora colombiana compartió el escenario con el artista urbano Bad Bunny.

Tocó la guitarra y bailó su ya conocida danza del vientre y, aunque insertó algunos segmentos en español, la mayoría de su espectáculo fue en inglés.

Jennifer López, por su parte, hizo una versión actualizada de su show de los últimos años, con la adición de un tubo de “striptease”, que manejó a su antojo demostrando que ha mantenido el entrenamiento al que se sometió para su película “Hustlers”.

Su invitado fue el reguetonero J Balvin, quien cantó un segmento de su éxito “Mi gente”. Así, Shakira cantó con un puertorriqueño y López con un colombiano. Un mensaje más de unión y compenetración entre los latinos. Bailaron y cantaron salsa, cumbia, merengue y reguetón.

Las dos artistas latinas terminaron cantando juntas “Waka Waka”, la canción oficial del Mundial de Sudáfrica de 2010, enfundadas ambas en sexys bodies metálicos, melenas rizadas y al viento, y se despidieron con un sonoro “Gracias” y “Thank You”, en otra muestra de la cada vez mayor presencia de la comunidad latina en EE.UU.

La fiesta había comenzado a mediodía. Las calles en torno al Hard Rock Stadium, situado al norte de Miami, se habían llenado de fanáticos de los dos equipos finalistas, los 49ers de San Francisco y los Chiefs de Kansas City, que al descanso del partido estaban igualados a 10 puntos.

Una vez que se abrieron las puertas, las 65.000 personas que habían pagado un mínimo de 2.000 dólares por entrada llenaron los espacios sociales del estadio, donde se ofrecían espectáculos con artistas que iban desde Pitbull, orquestas de salsa, soul, rock y hasta batucada.

Ríos de fanáticos, vestidos de rojo, el color de ambos partidos, hicieron largas filas para adquirir comida, principalmente latina: arepas, empanadas, croquetas, churros, tacos y dulce de leche, entre muchos otros. La mayoría probaba estos alimentos por primera vez.

Antes de comenzar el partido, Demi Lovato emocionó con su interpretación del himno de Estados Unidos.

La cantautora estadounidense de origen mexicano demostró un rango vocal extraordinario y un control impecable y fue aplaudida con vigor minutos después de que se rindiera homenaje al basquetbolista Kobe Bryant, su hija Gianna, de 13 años, y las otras siete personas fallecidas a bordo de su helicóptero el pasado domingo en Los Ángeles. 

Deportes

El skate femenino deja el podio más joven en la historia olímpica

En el debut del skate en los Juegos Olímpicos, dos adolescentes de 13 años se posicionaron como Oro y Plata; son las más jóvenes en la historia del evento.

Publicado

on

Foto: @Tokyo2020es.

El skate no sólo hizo historia hoy al celebrarse su primera competición olímpica femenina, sino que también dejó el podio más joven hasta la fecha en unos Juegos: la japonesa Momiji Nishiya (13 años), la brasileña Rayssa Leal, con la misma edad, y la también nipona Funa Nakayama (16).

Estas tres adolescentes fueron las mejores del total de ocho finalistas clasificadas para la final de skate femenino en categoría calle, en el estreno olímpico de uno de los nuevos deportes incluidos en los Juegos, celebrado este domingo en el Parque de Skate de Ariake.

Los nombres de Nishiya y Leal se inscriben de por sí entre los más jóvenes ganadores de medalla en pruebas olímpicas, y junto a Nakayama, constituyen el podio de menor edad visto hasta la fecha en unos Juegos.

Nishiya desbancó a la nadadora Kyoko Iwasaki, quien ganó el oro en natación en Barcelona 92, como la vencedora olímpica de menor edad para su país.

La brasileña Leal, por su parte, llegaba a Tokio como la más joven representante olímpica de la historia de su país, y se convirtió hoy también en la medallista de menor edad.

EFE

Seguir Leyendo

Deportes

Conoce a los atletas más jóvenes que compiten en los Juegos Olímpicos de Tokio

Estos son algunos de los adolescentes (y preadolescentes) que compiten por una medalla de oro olímpica este año en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Publicado

on

Deportista británica Sky Brown. Foto: Reuters.

Algunos de los atletas más jóvenes en la historia de los Juegos Olímpicos modernos están compitiendo en Tokio este verano y, a pesar de su corta edad, no están ahí solo para jugar, incluso con solo unos días de competencia, ya están batiendo récords en su eventos.

Hechos clave:

  • El competidor más joven de Tokio fue la prodigio siria del tenis de mesa de 12 años, Hend Zaza, quien salió de los Juegos el sábado después de perder 4-0 en su partido de primera ronda contra la austriaca Liu Jia.
  • El segundo atleta olímpico más joven de Tokio es Kokona Hiraki, de 12 años, una patinadora japonés que es la atleta más joven de Japón en representar al país en los Juegos Olímpicos.
  • Hiraki no es la única patinadora infantil que compite en Tokio: se enfrentará a la británica Sky Brown, que acaba de cumplir 13 años este mes, convirtiéndose en la competidora más joven de los Juegos Olímpicos de Verano de su equipo Reino Unido.
  • Otro de los competidores más jóvenes de los Juegos es Quang Hongchan de China, quien compite como buceadora en el evento femenino de plataforma de 10 metros con solo 14 años.
  • Otra joven de 14 años, Summer McIntosh de Canadá, estableció un nuevo récord de natación canadiense el domingo cuando terminó una serie de 400 metros estilo libre en 4: 02.72.
  • Katie Grimes, una nadadora de 15 años, es la integrante más joven del equipo de natación de Estados Unidos. Desde la medalla de oro Katie Ledecky, quien debutó en los Juegos Olímpicos a los 15 años y, ahora de 24, llamó a Grimes “el futuro” del deporte durante los entrenamientos.

Dato sorprendente:

El atleta olímpico más joven en la historia moderna de los juegos en ganar una medalla fue Dimitrios Loundras, un gimnasta griego de 10 años que ayudó a su equipo a ganar una medalla de bronce en barras paralelas por equipos en los Juegos de Verano de Atenas de 1896. Loundras nunca compitió en otros Juegos, pero sirvió en el comité olímpico de Grecia cuando era adulto.

Antecedentes:

No existe una edad mínima universal para los atletas olímpica establecida por el Comité Olímpico Internacional, pero los deportes individuales tienen límites de elegibilidad. Los gimnastas, por ejemplo, deben tener 16 años para competir en los Juegos, mientras que los boxeadores deben haber cumplido 18. El monopatín olímpico, que se estrena como deporte olímpico en esta ocasión, en particular, no tiene un requisito de edad mínima, lo que abre la puerta a competidores jóvenes como Brown e Hiraki.

Los jóvenes atletas que compiten en Tokio este año lo están haciendo durante unos Juegos sin precedentes. Después de un año de retraso por la pandemia de coronavirus, los Juegos avanzan con estrictos protocolos para la pandemia. El domingo, los organizadores dijeron que 137 personas conectadas a los Juegos Olímpicos habían dado positivo por coronavirus, incluidos más de una docena de atletas olímpicos que desde entonces han sido retirados de la competencia.

Seguir Leyendo

Deportes

Totto sacará a la venta el kimono de la delegación de Colombia en los Juegos Olímpicos

La multinacional colombiana de moda Totto, que hizo el vestuario de la inauguración de la delegación de Colombia en los Juegos Olímpicos, confirmó que sacará a la venta el kimono utilizado para la ocasión.

Publicado

on

Foto: EFE.

La multinacional colombiana de moda Totto, que diseñó y elaboró el kimono que usaron los deportistas colombianos durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, confirmó que sacará esta pieza a la venta.

El fundador y presidente de Totto Yonatan Bursztyn dijo al aire en Blu Radio que están buscando todos los materiales necesarios para empezar a producir en mayor escala este producto. Aunque planean tenerlo disponible en las tiendas del país; aseguró que este tipo de estrategias no las hacen esperando una retribución comercial, sino teniendo en cuenta el valor agregado que significa para la marca.

“Quisimos honrarle honor a Japón, país anfitrión, utilizando el kimono lo cual es pieza emblemática para ellos”, apuntó en un pronunciamiento enviado a Forbes el equipo de diseño de Totto. “Como inspiración gráfica tomamos las orquídeas, específicamente las ‘catleyas’, flor icónica de nuestro país Colombia y lo hemos mezclado con toques de la piel del jaguar, inspiración utilizada en los uniformes. Así mismo, el color dorado símbolo de la victoria, es la representación del amarillo de nuestra bandera”.

Representantes de la delegación de Colombia desfilan durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: Juan Ignacio Roncoroni / EFE.

70 atletas de distintas disciplinas representan a Colombia en estas justas. Los 16 deportes en los que participan son arquería, atletismo, boxeo, ciclismo, ecuestre, esgrima, gimnasia, golf, judo, natación, lucha, levantamiento de pesas, skateboarding, taekwondo, tenis y tiro deportivo. Estos se reparten entre 48 hombres y 22 mujeres.

El Ministerio de Deporte de Colombia informó que premiará con US$56.340 a los deportistas colombianos que logren ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Siga toda la información del negocio de los deportes en Forbes Colombia

Seguir Leyendo

Deportes

Colombianos que ganen oro en Juegos Olímpicos recibirán US$56.340

Los deportistas colombianos que ganen una presea dorada en Tokio obtendrán más de US$56.000, mientras que los de plata US$32.681. Así serán los premios.

Publicado

on

Colombianos en Tokio | Foto: Reuters.

El Gobierno Nacional premiará con US$56.340 a los deportistas colombianos que logren ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, informó el Ministerio del Deporte.

Los competidores que obtengan presea de plata se harán acreedores a un incentivo de US$32.681, en tanto que los alcancen el bronce recibirán US$23.472.

Además, el técnico que logre ganar oro recibirá US$28.170, los que enlacen un disco de plata tendrán US$16.340 y un bronce US$11.736, según explicó el Ministerio del Deporte en un comunicado en el que recordó que esos premios están reglamentados desde 2017 y corresponden a salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Así la medalla de oro será premiada con 240 salarios mínimos mensuales legales vigentes, lo que representa para el año en curso 218.046.240 de pesos (unos 56.340 dólares de hoy).

Colombia tiene fincadas sus esperanzas de medallas en Anthony Zambrano (400 metros), Éider Arévalo (marcha), Mariana Pajón (BMX), Carlos Ramírez (BMX), Juan Sebastián Cabal y Robert Farah (tenis de campo), Yuberjén Martínez (boxeo), Ingrit Valencia (boxeo) y Rigoberto Urán (ciclismo).

Lea también: Productos colombianos llegan a los Juegos Olímpicos de Tokio

Colombia compite con 70 deportistas, 48 hombres y 23 mujeres, en 16 disciplinas: arquería, atletismo, boxeo, ciclismo, ecuestre, esgrima, gimnasia, golf, judo, natación, lucha, levantamiento de pesas, skateboarding, taekwondo, tenis y tiro deportivo.

Antes eran 71 deportistas pero en las últimas horas el ciclista Daniel Felipe Martínez, que iba en la contrarreloj individual, dijo que no podía estar porque en las pruebas contra la covid-19 sigue dando positivo luego de superar la enfermedad hace ya un mes.

Seguir Leyendo

Deportes

JJ.OO: ilusión y rechazo en el día de la apertura en Tokio

Cientos de japoneses protestaron por la llegada de la antorcha y la celebración de los Juegos Olímpicos en Tokio.

Publicado

on

Juegos Olímpicos

Poco antes de la apertura de los Juegos, los japoneses no quieren perderse hoy los anillos olímpicos que un escuadrón dibuja en el cielo de Tokio, mientras la antorcha llega sin ser vista y voces en contra del evento quedan rodeadas por la policía.

A pesar del sofocante calor, cientos de ciudadanos esperaron en los parques, las calles y puentes que rodean el emblemático edificio metropolitano de Tokio donde un escuadrón de las Fuerzas de Autodefensa dio la bienvenida a la antorcha olímpica con acrobacias aéreas de color amarillo, negro, azul, rojo y verde.

Unas nubes juguetonas amenazaron el visionado, pero en esta mañana soleada el clima no fue el único impedimento para escuchar el rugir de los aviones en el cielo de Tokio.

Cientos de japoneses llegados de todo el país y organizados en grupos también tomaron las inmediaciones del ayuntamiento, protestando por la llegada de la antorcha y la celebración de los Juegos Olímpicos.

Lea también: Colombianos que ganen oro en Juegos Olímpicos recibirán US$56.340

Oposición dentro y fuera de Tokio

Cancelen las Olimpiadas“, gritaban subidos en tarimas o furgonetas y rodeados de policías impasibles.

El acceso al ayuntamiento, vallado, impedía ver la llegada de la antorcha, un símbolo que ha recorrido el archipiélago durante cuatro meses casi a escondidas.

Otro símbolo, el de los anillos olímpicos, también está tachado en las pancartas de los manifestantes, que afirman convencidos “no miraremos al cielo”, en lo que se refiere a ver el inminente paso del escuadrón aéreo.

Ya estábamos en contra del evento cuando se anunció en 2013, pero ahora con la pandemia se confirmaron nuestras denuncias“, afirma una joven tokiota de 24 años que prefiere mantenerse en el anonimato por posibles represalias policiales.

Lea también: Juegos Olímpicos de Tokio: una inauguración marcada por la pandemia

Además de la mascarilla, viste casco protector y unas gafas de sol opacas porque no quiere que su rostro pueda ser rastreado por la policía nipona.

Pertenece a la Federación Japonesa de Asociaciones Estudiantiles, una organización de izquierdas fundada en 1948.

“Con el coronavirus han salido a la luz problemas de Japón como la pobreza, el estancamiento económico o la situación de las mujeres. Las grandes empresas solo buscan el beneficio, este evento es un ejemplo“, afirma la estudiante.

Poco antes de la apertura planean marchar por las calles y se apostarán al frente del Estadio Olímpico para “tratar de burlar a la policía” y mostrar su oposición.

Lea también: Productos colombianos llegan a los Juegos Olímpicos de Tokio

Para este día han llegado jóvenes de todo el país: Kioto, Okinawa y Hiroshima, entre otras ciudades.

Como Soma, de 24 años, que la semana pasada participó en las manifestaciones en contra de la llegada del presidente del Comité Internacional, Thomas Bach, a Hiroshima.

“No lo queríamos en Hiroshima. ¿Por qué tiene que usar el símbolo de paz de nuestra ciudad para las Olimpiadas en este momento?”, comenta el joven, que llegó ayer a la capital para marchar junto a otros cientos hacia el Estadio Nacional, donde se celebra la inauguración.

Por el recuerdo y la foto

Mientras, con el ruido de la protesta de fondo, cientos de japoneses buscaban el mejor lugar donde avistar el cielo en medio de los rascacielos, agolpándose con grandes cámaras y teléfonos en mano.

Mayores y pequeños, familias y amigos, nadie parece querer perderse el instante -que apenas durará segundos- en lo que ya es una tradición nipona de los Juegos.

La memoria colectiva y los más mayores, niños en aquel entonces, todavía recuerdan el escuadrón que en sus primeras olimpiadas, los Juegos de 1964, dibujó anillos de colores sobre las calles de Tokio para dar inicio al sueño olímpico.

Lea también: Tokio registra su máximo de contagios en seis meses a ocho días de los Juegos Olímpicos

“Espero que las nubes nos dejen verlo”, comenta un espectador de 66 años que vio por televisión, por primera vez en color, aquella apertura histórica con los anillos en el cielo.

“Esta vez la apertura será un poco triste, hubiese sido mejor meter algo de público”, opina.

Tras varios minutos de espera, con un poco de retraso debido a las densas nubes, los aviones aparecen repentinos y hacen estallar el cielo en colores.

La gente exclama gritos de júbilo, los anillos verde y rojo se asoman, y cuando desaparecen, el público arranca en un aplauso colectivo.

Para Koji Tsuchida, de 59 años y llegado de la ciudad de Yokohama solo para estos segundos, “ha sido bonito verlo en directo, a pesar del ambiente alrededor con los manifestantes y el contraste entre la gente que está contenta y la que no”.

Es la primera y última vez en mi vida, aunque mi mujer no quiso acompañarme“, dice antes de calzarse la gorra y perderse entre el gentío para abandonar el lugar.

EFE

Siga toda la información de actualidad en Forbes Colombia

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado