Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Si en 21 días se construye un hábito…. ¿Qué hábito has creado en cuarentena?

Con el eventual “regreso a la normalidad” nos habremos llevado los hábitos que consciente o inconscientemente construimos durante el aislamiento. Es hora de evaluarlos.

Publicado

on

Foto: Pexels

Son muchos los estudios que nos han demostrado que nuestro cerebro, se habitúa a algo luego de haberlo repetirlo de manera continua durante 21 días. Esta teoría comenzó a desarrollarse a partir de las investigaciones e hipótesis de Maxwell Maltz, cirujano norteamericano de la Universidad de Columbia, quien empezó a estudiar el proceso de adaptación que vivían sus pacientes luego de una cirugía.

En adelante, grandes investigadores, entre ellos Richard Bandler, mente detrás de la programación neurolingüística, han indagado alrededor de este tema, permitiendo además que otras personas lo utilicen para mejorar sus vidas.

Lea también: Reinventando negocios a prueba del Covid-19

Ahora bien, en Colombia llevamos más de 75 días en cuarentena obligatoria y para algunos, más de 90 de aislamiento social. Eso quiere decir que hemos estado viviendo un estilo de vida totalmente diferente al que estábamos acostumbrados, con cambios significativos en nuestras rutinas.

Lo más probable es que nos hayan surgido muchas preguntas referente a la cuarentena, pero, ¿ya nos sentamos a pensar qué hábitos, conscientes o inconscientes, hemos creado durante este tiempo?

Hablo de hábitos conscientes o inconscientes, porque el proceso para crear un hábito es el mismo. La diferencia está en que algunas personas se sientan a decidir qué hábito quieren programar en sus cerebros y otras, sin darse cuenta, lo van programando con el pasar de los días.

Lo que debemos entender es, que consciente o inconscientemente, nuestro cerebro opera con base a los hábitos que tiene instalados. Es decir, nuestras acciones son producto de los hábitos con los que contamos.

Hábitos de cuarentena

¿Eres de las personas que empieza a trabajar sin bañarse?
¿Te cuesta levantarte antes de 8:00 a.m?
¿Te dan las 10:00 p.m, trabajando y no puedes parar de hacerlo?
¿Haces ejercicio todos los días?
¿Te has vuelto más ordenado con tu casa y tu rutina?
¿Cocinas a diario y eres más saludable con lo que comes?
¿Has empezado a leer más libros?
¿Ha aumentado tu consumo de películas, series, novelas, y pantallas?

Lea también: ¿Cómo vive cada generación los cambios del Covid-19?

Estas son algunas preguntas basadas en los hábitos que tendríamos más posibilidades de desarrollar teniendo en cuenta este nuevo estilo de vida, donde ya no debemos estar en una oficina a las 8:00 a.m., ya no tenemos que tardar una hora en tráfico y donde definitivamente, ya no tenemos muchas opciones para salir después del trabajo o los fines de semana.

No soy quién para decir qué hábitos son bueno o malos, eso depende del estilo de vida de cada uno de nosotros y de las metas que tengamos planteadas. La pregunta aquí es si los hábitos que tenemos actualmente nos están llevando a alcanzar metas u objetivos individuales que tenemos establecidos.

Si aún no tenemos un  norte claro, quizás este sea un buen momento para pensar en ello. Nunca olvido la repetida frase de mi mamá: “el que no sabe para donde va, cualquier bus le sirve”. El detalle está en que al montarnos en cualquier bus, podríamos terminar llegando a un lugar en el que no sepamos cómo devolvernos.

Hábitos conscientes

Mi objetivo es que entiendas que las acciones repetidas que tomamos a diario van a terminar construyendo un hábito, que a su vez van a darle forma a las acciones, y finalmente, esas acciones desencadenan en los resultados que obtenemos. En pocas palabras, nuestros hábitos determinan nuestros resultados. Ahora, ya eres consciente de ello, y eso ya es una ganancia bastante grande. 

Lea también: ¿Cómo fomentar el emprendimiento en casa desde temprana edad?

¿Te imaginas tener una lista de hábitos que nos encantaría establecer o cambiar? Podríamos trabajar diariamente con consciencia y hacer pequeñas cosas que nos ayuden a instalar en nuestro cerebro lo que queremos lograr.  Al fin y al cabo, las personas somos como un computador; operamos con base a lo que tenemos programado en nuestra mente inconsciente. Si un computador no tiene un software para editar videos, no va a poder realizar esa tarea y así somos las personas. Somos capaces de realizar las tareas de acuerdo a los conocimientos, programas y hábitos que tengamos.

Los hábitos Covid, la vida post-Covid y una buena noticia

Eventualmente volveremos a la “normalidad”, o más bien, a lo más parecido a la vida que teníamos antes de estar en cuarentena. Aunque muchas cosas no volverán a ser como antes, volveremos a los colegios, universidades, oficinas, supermercados. Volveremos a convivir como lo hacíamos antes en espacios laborales y sociales. 

Sin embargo, nosotros no volveremos a ser los mismos porque habremos adquiridos nuevos hábitos, entonces, ¿qué hábitos has estado cultivando ahora? porque esos son te acompañarán por un largo periodo de tiempo.

¿Cuál es la buena noticia? ¡Cualquier día es bueno para comenzar! Hoy, por ejemplo, es un día maravilloso para empezar a pensar de manera consciente en las acciones repetidas que seguramente están construyendo en ti, hábitos de manera inconsciente.

No necesitamos un gran protocolo, ni mucho conocimiento para crear nuevas costumbres. Basta con repetir constantemente una acción por un periodo de tiempo superior a 21 días para que tu mente se habitúe y programe. Así que, ¿qué estás esperando? Este tiempo de aislamiento es el escenario perfecto para crecer como persona y acercarte cada vez más a tus objetivos profesionales y personales.

Contacto
LinkedIn: Karen Carvajalino
Twitter: @LasCarvajalino

*La autora es cofundadora The Biz Nation, una plataforma de educación virtual enfocada en emprendimiento, tecnología y habilidades para los trabajos del futuro. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Red Forbes

Lo que hay detrás del milagro económico del Eje Cafetero

Esa región del país se define como uno de los ‘milagros económicos’ de Colombia. Su ‘oro’, es el café, y el desarrollo agrícola, su motor. Le contamos por qué.

Publicado

on

Foto: Pexels

El surgimiento del Eje Cafetero es, posiblemente, el episodio de desarrollo económico más exitoso de la historia colombiana. Una región escasamente poblada durante la colonia, que pasó desapercibida por la inmensa mayoría de los viajeros en el siglo XIX (véase mapa 1), llegó a tener tres de los centros urbanos más dinámicos del país para mediados del siglo XX y, en la actualidad, es una de las regiones con algunos de los estándares de vida más altos del país.

Mapa: Fragmento del mapa de los Estados Unidos de Colombia ca. 1865
Fuente: Atlas elemental de geografía para el uso de las escuelas y familias de José Jerónimo Triana (1875)

El milagro económico del Eje Cafetero se ha asociado, tradicionalmente, a la expansión de la economía cafetera antioqueña de la primera parte del siglo XX. No obstante, evidencia reciente cuestiona esta idea.

Lea también: ¿Colombia, un país inviable?

En 2015, ante la solicitud del Instituto de Fomento y Desarrollo de Pereira, Sebastián Martínez (profesor de la Universidad Tecnológica) y yo iniciamos una investigación sobre el despegue económico de la región. Los primeros resultados de esta investigación ya se encuentran disponibles en línea, han sido publicados en el libro “Repensando la Historia Urbana. Reflexiones Históricas en Torno a la Ciudad Colombiana”, cuyo lanzamiento tuvo lugar en la más reciente feria del libro de Cali.

Estos resultados sugieren que la expansión urbana en el Eje Cafetero, particularmente la consolidación de Pereira como ciudad, se basó en la alta productividad de su sector agrícola no cafetero y en la oferta de servicios que éste generó. Así, los motores del desarrollo urbano de la región estuvieron en las cacharrerías, los almacenes, las casas comerciales, los arrieros, las ferias de ganado, las casas de citas, los teatros, las escuelas, las corridas de toros y las peleas de gallos.

Alrededor de estas actividades fue que se consolidó el tejido urbano que trajo las cifras de crecimiento poblacional más altas de la historia del país. Y aunque la eventual expansión de la economía cafetera le dio un impulso adicional a la economía urbana de la región, ésta fue un prerrequisito más que una consecuencia de ella.

Las conclusiones de este trabajo son coherentes con algunas tradiciones olvidadas en la historiografía económica colombiana, que matizaban la importancia del café en el crecimiento económico del país. Estas tradiciones están siendo rescatadas en años recientes. Entre la nueva evidencia al respecto, está el muy interesante trabajo de Mateo Uribe, profesor de la Universidad del Rosario, quien sugiere que la economía cafetera habría afectado la acumulación de capital humano, teniendo impactos negativos en la industrialización de ciertas regiones del país.

Los resultados de nuestra investigación también son consistentes con la historia reciente del Eje Cafetero. Contrario a las predicciones apocalípticas de los 80s, las cuales predecían que el Eje Cafetero viviría una catástrofe económica producto del colapso de los precios internacionales del café, la región supo sobrellevar la situación y seguir creciendo a partir de otros sectores de la economía. Eventualmente, actividades como el turismo, los servicios educativos, los servicios logísticos y la finca raíz prosperaron.

Lea también: Las cosas buenas que la pandemia trajo

Hoy el Eje Cafetero es uno de los polos de actividad económica más importantes del país. Y aunque buena parte de su identidad gire alrededor de la cultura cafetera, su aparato productivo nunca ha tenido como único pilar al café. En el futuro, los retos que enfrentará la región se concentrarán en conectar aquellos otros pilares tradicionales de la economía regional, de carácter fundamentalmente interno, a los circuitos de la economía global moderna.

Contacto
LinkedIn: Javier Mejía Cubillos
Twitter: @JavierMejiaC
*El autor es Asociado postdoctoral en la división de Ciencias Sociales de la Universidad de Nueva York- Abu Dhabi. Ph.D. en Economía de la Universidad de Los Andes. Investigador de la Universidad de Burdeos e investigador visitante en la Universidad de Stanford.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

500 startups y su apuesta por Miami para conectar Latam con Estados Unidos

No es casualidad que fondos, inversionistas y emprendedores estén migrando de San Francisco a Miami. ¿Qué ha hecho esta ciudad que la convierte en capital de la tecnología?

Publicado

on

Foto: Unsplash

500 startups es una aceleradora y fondo de capital privado fundado en 2010 por Dave McClure y Christine Tsai. Es el inversionista en etapa temprana más activo del mundo, el que más inversiones ha realizado y el número uno en éxitos o salidas exitosas en las cuales vende su participación y hace utilidades por ganancias en valor.

A la fecha, han invertido en más de 2.400 empresas, que reúnen más de 5.000 emprendedores en 75 países y actualmente tienen más de 10 programas de aceleración diferentes en todas las regiones del mundo, desde San Francisco, pasando por Latinoamérica, hasta Seúl. Algunas de las empresas más exitosas de su portafolio son Udemy, Canva, Gitlab y Talkdesk.

Lea también: Startups para la prosperidad en Latinoamérica en 2021

Desde hace algunos años vienen desarrollando en ecosistema de emprendimiento en Miami, a través de su Growth Program, del cual Fitpal tuvo el privilegio de hacer parte. En octubre de 2018 Santiago Aparicio y yo hicimos parte del primer grupo de emprendimientos en pasar por este programa y pudimos evidenciar de primera mano los primeros pasos de esta ciudad que ahora está dando mucho de que hablar en el mundo de startups. Sin embargo, en ese momento no lo veíamos así.

La directora del programa, en ese entonces Ana Paula González, que ahora es Head of Managed Funds de 500 startups, comentaba en su charla de apertura, que Miami estaba en un punto de inflexión para volverse un hub global de emprendimiento y que ellos estarían a la vanguardia de ese movimiento. Incrédulos en ese momento, al estar convencidos que Miami era sinónimo únicamente de playa, restaurantes y discotecas, no entendimos la apuesta real que 500 startups estaba haciendo en esta ciudad tan importante estratégicamente a nivel de negocios.  

Miami tiene una posición geográfica privilegiada que conecta fácilmente a centro américa y Latinoamérica con Estados Unidos. Su población, es bastante diversa y tiene un alto componente Latino. El español puede casi que considerarse su idioma principal. El 39 % de los profesionales que trabajan en negocios, ciencia, tecnología, salud, educación, medios y arte son nacidos en el extranjero. Esto hace que la ciudad cuente con una diversidad cultural muy rica.

Miami ha recibido los grandes capitales extranjeros desde hace muchos años, inicialmente como destino turístico y recreacional para los adinerados, pero luego como refugio para estos inversionistas de los riesgos de ciertas políticas de gobierno en partes difíciles del mundo.  Esto, sumado a su clima privilegiado a lo largo del año, hace que Miami sea un terreno fértil para cerrar negocios a lo largo de todo el año. El aeropuerto internacional de Miami (MIA) ofrece más vuelos a Latinaomérica y el Caribe que cualquier otro aeropuerto americano.

Mirando hacia atrás, el trabajo que Ana Paula y su equipo realizó, fue vital para lo que viene pasando en 2021 en esta región. Por supuesto, las bases para que este trabajo diera frutos venían sembrándose desde años antes, con la consolidación de la red de ángeles inversionistas en 2014 y ciertos fondos importantes como Krillion Ventures, con la llegada de We Work en 2016, que le permitió a los emprendedores trabajar en espacios de coworking y tener esa polinización cruzada con otros emprendedores e inversionistas.

Lea también: La vacuna contra la procrastinación

Sin embargo, el trabajo que 500 ha realizado en la ciudad de poder unir a actores institucionales como Visa y la alcaldía de Miami han generado una explosión de creatividad, negocios, inversión y atención de los medios. Tanto así que el alcalde Francis Suarez ha hecho su prioridad tener la tecnología como un driver económico central para que la ciudad pueda mantener su competitividad global. Y nada puede ser más importante que eso, en este momento de pandemia, en el cual el turismo ha bajado sustancialmente, y la ciudad necesita nuevas fuentes de ingreso sostenibles.

Recientemente Twitter está explotando una tendencia, el éxodo de San Francisco a Miami. Todos los fondos, inversionistas y emprendedores importantes están hablando de una migración masiva de Silicon Valley a Miami y se están comenzando a consolidar en la ciudad inversiones de capital de riesgo importantes.

Las startups están saliendo un poco de Silicon Valley debido al alto costo de talento y su difícil acceso, pues la competencia por las personas se vuelve cada vez más feroz, el costo de vivienda y de tener oficinas se vuelve insostenible para cualquier empresa que está empezando y el atractivo de vivir en un lugar más cercano a los nuevos mercados calientes de Latinoamérica está catalizando esta migración.

A medida que Latinoamérica comienza a ver un boom en temas de startups e inversión, ahora más que nunca es importante mantenerse conectado con esta ciudad que fácilmente puede ayudarle a los emprendedores a hacer soft landings en Estados Unidos. Miami presenta la puerta de entrada a este gran mercado y todos los emprendedores latinos tenemos que aprovechar esta gran conexión.

Tener talento que hable español y que a su vez entienda el mercado y las leyes americanas representa una ventaja competitiva gigante para cualquier empresa y hace del proceso de internacionalización mucho más sencillo. 

Lea también: Honra tu tiempo: la virtud más importante que necesitan las empresas

Invito urgentemente a todos los emprendedores latinos que tienen ganas de expandir su negocio a diferentes partes del mundo a mirar como una opción seria tocar base en Miami y establecerlo como su hub de expansión internacional. Algo está pasando en Miami en el mundo de la tecnología y es necesario aprovechar este momento.

Para conocer más de este tema los invito a oír el podcast de Border Breakers by Ontop con Ana Paula González y a leer su blog post sobre este tema particular.

Contacto:
LinkedIn: Julián Torres*
Twitter: @juliantorresgo
*El autor es administrador de empresas de la Universidad de los Andes. Es cofundador de Fitpal y Ontop, una plataforma que le permite a las empresas contratar globalmente de forma legal y rápida.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

El auge del capitalismo regenerativo

Una economía que tiene como propósito producir vitalidad social y económica duradera para la civilización. ¿Le suena interesante? Le contamos de qué se trata.

Publicado

on

Foto: Pexels

Los cimientos detrás de la idea de la economía y el capitalismo regenerativos no son nuevos y hacen parte de la colección de perspectivas heterodoxas. Desde hace varias décadas vienen intentos de aplicación de conceptos y de métodos de otras ciencias para entender cómo crecen y se desarrollan, qué hace que permanezcan vibrantes por largos periodos de tiempo y cómo se mide la “salud” los sistemas sociales y económicos. 

Quienes propugnan por la regeneración como una alternativa más evolucionada de la sostenibilidad, argumentan porqué es necesario ir “más allá”.  

Lea también: Splinternet, la fragmentación del ciberespacio en múltiples internets

Es por esto que el concepto de desarrollo regenerativo se basa en la idea de que necesitamos desarrollar reglas integrales para llegar a una relación restauradora entre la humanidad y los ecosistemas de los que obtenemos recursos para nuestro sustento.

En la revista Global Transitions fue publicado en el año 2019 un trabajo de Brian D. Fath, del departamento de ciencias biologías de Towson University, y de seis colaboradores que hacen parte de la Research Alliance for Regenerative Economics (RARE). Para estos investigadores la inclusión de factores como la resiliencia, la eficiencia, la circulación, la adaptabilidad y el grado de regeneratividad permite que se amplíe el concepto de sostenibilidad.  

En este artículo hacen una revisión de los principios de la economía regenerativa desde la década de 1950, con el entendimiento de las redes de flujo de energía, sistemas abiertos y sistemas cerrados (que son el objeto de estudio de la termodinámica); también con el descubrimiento de fractales; y los patrones estructurales recurrentes (relacionados con secuencias de números Fibonacci) que se encuentran en mundo vivo e inerte.

Según este estudio de Fath y sus colegas, los aspectos regenerativos, es decir, la auto-alimentación, auto-renovación y el aprendizaje adaptativo, implican entender qué utilizan los sistemas naturales para nutrir su capacidad de prosperar durante largos períodos de tiempo.

La economía regenerativa se apoya en la ciencia de sistemas generales, que es un estudio transdisciplinario construido alrededor de dos pilares centrales: 1) la existencia de patrones universales; y 2) el papel de la energía en el surgimiento, crecimiento y desarrollo organizacional.

Lea también: Escenarios y futuros para la sostenibilidad

Para estos autores del artículo en Global Transitions , la economía regenerativa tiene los siguientes cuatro elementos:

  1. Circulación: circulación de energía, información, ideas, dinero, recursos. En términos Keysianos, la baja circulación económica hace que se reduzca la demanda agregada, y esto debilita la actividad económica. También la reinversión generativa (autoalimentación).
  2. Estructura organizacional: igual que en los fractales y ciencia de redes se requiere equilibrio e integración: grandes y pequeños; resilientes y eficientes; diversos y enfocados.
  3. Relaciones y valores: valores comunes (confianza, justicia, y reciprocidad) que facilitan la colaboración.
  4. Aprendizaje colectivo.

Quizás la obra más conocida de capitalismo regenerativo es el libro de John Fullerton titulado “Capitalismo Regenerativo”, publicado por el centro de pensamiento Capital Institute en el año 2015. En 2001 John Fullerton renunció a JP Morgan luego de 20 años de servicios y en el 2008 “descubrió” que la raíz de las crisis sistémicas estaba en el esquema moderno de economía y finanzas. Comenzó la búsqueda de un marco alternativo, razón por la cual decidió estudiar las bases científicas de los sistemas vivos, y entender cómo estos se sustentan o preservan, y cómo se regeneran.

Para esto se basó en aprendizajes de diferentes campos científicos como la física, la biología y la sociología, y comenzó a integrarlos con sabidurías ancestrales y creencias espirituales y se encontró con la “revelación” de que “¡podemos, y debemos, alinear nuestra teoría y práctica económicas con nuestro conocimiento más reciente de cómo funcionan realmente el universo y nuestra humanidad!”.

El pensamiento de Fullerton está influenciado por economistas como el alemán Ernst Friedrich Schumacher, quien después de la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Inglaterra y ayudó al gobierno de J.M. Keynes a buscar la recuperación económica y financiera británica.  Luego trabajó como asesor económico del consejo nacional de carbón, y fue quien puso en evidencia que el petróleo era un recurso finito. Schumacher postuló los principios de la economía budista, que se centran en que las personas deben tener buenos trabajos para poder conseguir un adecuado desarrollo humano, y en donde hay una interdependencia entre la naturaleza y los seres humanos. 

Lea también: La urgencia de una nueva economía positiva con la naturaleza

Schumacher, bajo la influencia de las ideas de Keynes fue el autor de la colección de ensayos Lo pequeño es hermoso: Economía como si la gente importara, que se publicó durante la crisis energética de 1973. La obra de Schumacher se considera como una declaración histórica en contra de la industrialización “entre más grande mejor”. 

La obra de Schumacher también inspiró a otros autores como Jeffrey Sachs’s The End of Poverty, Paul Hawken’s Natural Capitalism, Mohammad Yunis’s Banker to the Poor, and Bill McKibben’s Deep Economy.

Otra de las influencias de Fullerton es el economista y ecologista Herman Edward Daly, de la Universidad de Maryland, y uno de los pioneros de la economía ecológica en la que se integran la ética, la calidad de vida, el medio ambiente y la comunidad, y quien en 1999 formuló el Índice de Bienestar Económico Sostenible (ISEW) como una media alternativa al PIB.

El capitalismo regenerativo se inspira en las ideas de la biomimética o biomímesis en las que los modelos, sistemas y elementos de la naturaleza son emulados para resolver problemas humanos, y por lo tanto los sistemas vivos tendrían el potencial de ser sostenibles y regenerativos en el largo plazo.

El propósito de una economía regenerativa es desarrollar “una forma de capitalismo regenerativo que se auto organicé, que se mantenga naturalmente a sí mismo y que sea altamente adaptativo, que produzca una vitalidad social y económica duradera para la civilización global en su conjunto”.

Lea también: No hay alternativa: hay que resetear el sistema

Para esto Fullerton postula ocho principios:

  1. En la dirección correcta: La vida económica importa con relación a la biosfera de la cual hace parte.
  2. Miradas holísticas de la riqueza y la prosperidad: Lo cual implica armonía de diferentes tipos de riqueza o capital: social, cultural, viviente y experiencial.
  3. Innovador, adaptativo y capaz de responder a los entornos cambiantes.
  4. Participación empoderada: todas las partes están conectadas con un todo mayor.
  5. Honrar a las comunidades y a los lugares: reconocer que cada comunidad humana está formada por elementos, historia y contextos que crean su esencia propia.
  6. El efecto abundancia de las orillas de los sistemas en donde ocurren los intercambios profundos y las oportunidades de transformación.
  7. Flujos circulatorios robustos: igual que la salud humana requiere de circulación de oxígeno y de nutrientes, la salud económica depende de la circulación de dinero, información, recursos, bienes y servicios.
  8. Búsqueda de equilibrio: Para esto se requiere armonizar múltiples variables en lugar de optimizarlas de forma individual.

Otro de los autores asociados al capitalismo regenerativo es John Elkington validado en algunos círculos como uno de los pioneros de la responsabilidad empresarial y de la sostenibilidad corporativa. A Elkington se le atribuyen los conceptos de crecimiento verde, personas, planeta y ganancias, y en creó 1994 el concepto de “triple bottom line”, de la inversión de impacto. Elkington es autor de obras influyentes como Cannibals with Forks, y “Cisnes verdes: el auge venidero del capitalismo regenerativo”.

John Elkington aclara que, aunque para muchos la “regeneración” es lo mismo que sostenibilidad, la sostenibilidad es de alguna manera estática y no propone una regeneración de la economía, de la sociedad y, sobretodo, de la biosfera.

Contacto
LinkedIn: María Alejandra Gonzalez-Perez
Twitter:@alegp1
*La autora es profesora titular de la universidad Eafit. Es presidente para América Latina y El Caribe de la Academia de Negocios Internacionales (AIB). PhD en Negocios Internacionales y Responsabilidad Social Empresarial de la Universidad Nacional de Irlanda.

Seguir Leyendo

Red Forbes

¿Por qué en 2021 las startups deberían participar en más DemoDays?

Platzi cierra este viernes su convocatoria para su primer DemoDay del 2021. ¿Por qué estas iniciativas son una gran oportunidad para las startups? Le contamos.

Publicado

on

Foto: Pexels

Si la pandemia nos ha enseñado algo, es que la tecnología no solo es un motor de crecimiento, sino también el emancipador que ha permitido que millones de personas en todo el mundo sigan trabajando, estudiando y construyendo para el futuro. 

El mundo está más abierto al uso de la tecnología: las compras por internet aumentaron y se hicieron más familiares para aquellos que aún no la usaban, se transformó el concepto de las reuniones, de las conferencias y del networking, nos obligó a encontrar soluciones con internet. La infraestructura del e-commerce en Latinoamérica empezó a perfilarse y a mejorar la experiencia del usuario. 

Lea también: Platzi se vuelve una compañía remota “para siempre”

La pandemia moldeó el ambiente correcto para el uso de la tecnología y, con ello, creó una oportunidad para que nuevas startups se funden en esta era. Es un momento determinante, un indicador a favor para que las startups se lancen y se fortalezcan en 2021. 

Según los expertos, se prevé que para este año la inversión aumentará en las etapas tempranas. Las oportunidades se abren, pero las startups necesitarán mentorías y guías para llegar con el pitch correcto y aprovechar los momentos clave.  

Las rondas pre-seed de hoy ya no son solo una recaudación de fondos; sino que se trata de un par de rondas que se logran en el transcurso de uno o dos años. Uno de los obstáculos suele ser que no todos los fundadores logran reunir fácilmente cientos de miles de dólares de amigos, familiares e inversores ángel para despegar. Para quienes no tienen esas redes privilegiadas, la ronda previa a la semilla puede llevar más tiempo y ser mucho más difícil de recaudar.

Por esas y otras razones, el DemoDay de Platzi se ha convertido en un un impulso clave para los nuevos negocios tecnológicos. Tanto que, en los últimos 5 años, pasó de ser un evento anual a convertirse, desde este 2021, en un evento semestral. 

El DemoDay tiene tres fases. En la primera, un grupo de 70 startups seleccionadas inician un programa de entrenamiento de seis semanas. Para la segunda fase, se hace una una nueva preselección de emprendimientos que realizarán una capacitación intensa con Google for Startups por tres semanas adicionales. En la última fase, el jurado y la comunidad escogen a las tres startups finalistas, quienes presentarán su pitch frente a más de un millón de estudiantes de la plataforma, inversionistas y corporativos.

Lea también: CEO de Platzi, ¿cuál es el futuro de las universidades y de sus diplomas?

Algunos de nuestros socios inversores incluyen a Foundation Capital, ALLVP, Magma Partners, Amador, May Capital y Monashees.

El año pasado, 16 startups creadas por estudiantes de Platzi hicieron más de un millón de dólares en ingresos anuales. Diez empresas fueron aceptadas en Y Combinator y 500 Startups, dos de los programas de aceleración más reconocidos a nivel mundial. Y dos empresas ganaron más de 40 millones de dólares al año. 

Si en 2020 se creó un ecosistema ideal para la creación de compañías que integran tecnología y que son escalables, en 2021 veremos startups con la ventaja de estar diseñadas para un mundo posterior al Covid-19. 

La pandemia, sin duda, aceleró la adopción tecnológica y creará a las empresas emblemáticas de la próxima década. Este es el año de lanzarse a iniciativas que apoyen ese camino. La convocatoria para el primer DemoDay de este año de Platzi cierra el 22 de enero. 

Contacto
LinkedIn: Íngrid Zúñiga
*La autora es Public relations & Communications manager en Platzi.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Red Forbes

Recuperación económica de la mano de la tecnología

Hay tres áreas donde los empresarios y tomadores de decisiones deberían enfocar sus esfuerzos para ayudar a una pronta recuperación, que además tenga éxito a largo plazo.

Publicado

on

Economía

Por: *Vicky Garzón

El 2020 ya quedó atrás, pero muchos de los desafíos que nos planteó aún continúan vigentes. Según el Fondo Monetario Internacional, el PIB mundial en 2021 estaría apenas 0.6% por encima del de 2019, lo que implica altas tasas de desempleo, tanto para las economías avanzadas como para las emergentes. Frente a este panorama, es preciso decir que los esfuerzos por acelerar la recuperación económica de los distintos sectores deben ser una prioridad y que la tecnología, como motor de esta reactivación, será fundamental.

Observando los retos propios de este año, hay tres áreas donde los empresarios y tomadores de decisiones deberían enfocar sus esfuerzos para ayudar a una pronta recuperación, que además tenga éxito a largo plazo:

  1. Una puerta de entrada digital

Además de repensar la experiencia que le ofrecen a sus clientes y de darles opciones digitales más allá de las físicas con las que puedan interactuar, las empresas deben repensar la manera en que utilizan sus datos para comprender mejor a sus consumidores. Esto es cierto para todo tipo de negocios, organizaciones e instituciones. Por ejemplo, como nunca antes, los proveedores de atención en salud necesitan plataformas digitales seguras que les permitan atender un mayor número de pacientes a través de la telemedicina. De la misma forma, el sector retail puede valerse de la inteligencia artificial para ofrecer una mejor atención en línea, más biosegura y más precisa. Y por supuesto, también los gobiernos requieren de infraestructuras en la nube que les permitan, por ejemplo, distribuir los subsidios para los más necesitados.

La forma en que las empresas avancen en términos de digitalización hoy, determinará en gran parte las oportunidades y el crecimiento que tengan mañana.

  1. Reducción de costos y remodelación de sistemas

Una de las mejores maneras de optimizar las distintas áreas de una empresa y de reducir costos, es actualizando los sistemas tecnológicos necesarios para administrar el negocio, pues cada vez son más las opciones para hacerlo de manera más eficiente. Este es el caso de la nube. Cuando una empresa reemplaza su infraestructura fija, que debe costear sea que la use o no, por modelos más flexibles como la infraestructura cloud, puede reinvertir el capital que ahorra en crear experiencias de cliente que le otorguen a sus servicios mayor valor.

De hecho, hoy en día, las empresas más innovadoras están trasladando toda su infraestructura TI a la nube y están adoptando estrategias multinube; es decir, puede aprovechar más de un proveedor al mismo tiempo.

  1. Nuevas formas de trabajar

En tercer lugar, ha sido evidente que debido a la pandemia las empresas han tenido que encontrar nuevas formas de trabajar y de mantener a sus empleados comunicados. El teletrabajo, el trabajo remoto, las reuniones virtuales, entre otros conceptos que antes sólo se usaban en ocasiones excepcionales, hoy son parte del día a día y, muy seguramente, debido a sus beneficios han llegado para quedarse. Por esta razón es importante que las empresas empiecen a diseñar nuevos entornos laborales híbridos con espacios digitales y físicos de trabajo, en los que las herramientas digitales colaborativas faciliten las labores de todos y les permitan realizarlas de manera más eficiente.

En este nuevo año que apenas comienza, pero que desde ya nos deja ver los múltiples retos con los que llega, estas áreas de decisión serán sumamente importantes para lograr una verdadera reactivación y para desafiar las cifras y pronósticos negativos que hayamos recibido en 2020.

*La autora es gerente de Google Cloud Colombia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado