Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

Joe Biden ostenta el cargo de presidente de Estados Unidos sólo desde ayer, pero su administración ya está haciendo grandes cambios en la política energética del país.

Publicado

on

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Foto: EFE

Joe Biden ostenta el cargo de presidente de Estados Unidos sólo desde ayer, pero su administración ya está haciendo grandes cambios en la política energética del país.

En una de sus primeras órdenes ejecutivas, firmada tras la investidura, revocó el permiso del oleoducto Keystone XL Pipeline. TC Energy, la empresa canadiense constructora del oleoducto, dijo que tiene que considerar sus opciones, pero que suspendería la actividad mientras tanto.

Es posible que veamos maniobras legales o presiones diplomáticas por parte de los canadienses, pero por ahora hasta 8.000 personas han perdido su trabajo en Estados Unidos. Aun así, revocar el permiso para los oleoductos de Keystone XL no tendrá un impacto importante ni directo en los precios del petróleo.

Sin embargo, dice que los traders de petróleo tendrán que observar las acciones de la administración Biden, ya que otras políticas podrían afectar a los mercados de petróleo y gas.

Aquí tenemos ocho posibles movimientos de política monetaria que los traders podrían ver venir de Washington D.C. y el impacto potencial que tendrían en el mercado.

Lea también: Robo de petróleo aumentó 46 % durante el 2020: Ecopetrol

1. Cancelación de nuevos proyectos de perforación en alta mar en aguas federales

Esto tendría poco impacto inmediato en el lado de la oferta, ya que los proyectos de perforación en alta mar pueden tardar años en ponerse en marcha. El mercado probablemente apenas reaccionaría si esto ocurre.

2. Complicación de la autorización de fracking o cancelación absoluta en tierras federales

Este movimiento no afectaría a pozos ya perforados o a permisos ya en vigor, por lo que el suministro de petróleo de Estados Unidos no se vería modificado inmediatamente, aunque perjudicaría las perspectivas a futuro.

Esto tendría un impacto más rápido en el suministro de petróleo de Estados Unidos que poner fin a los permisos de perforación en alta mar. Una medida como ésta casi con toda seguridad tendría un impacto sobre los precios, especialmente sobre los del WTI, a corto plazo.

Lea también: Colombia abre segunda convocatoria para desarrollar pilotos de fracking

3. Rechazar permisos o arrendamientos de recompra para perforar petróleo en ANWR

Es probable que este movimiento sea inminente, pero no debería afectar al mercado. La Administración Trump había concedido recientemente permisos de perforación en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (ANWR) y la subasta no generó mucho interés.

Sólo dos pequeñas empresas compraron pequeños contratos. Ninguna de las grandes compañías petroleras con capital para llevar a buen término proyectos en el ártico pujó siquiera por un contrato.

El resto de los contratos los compró el estado de Alaska, que puede retenerlos 10 años con la esperanza de que, cuando cambien las condiciones políticas y/o de precios, puedan venderlos a empresas que estén interesadas en producir.

Es muy poco probable que vayamos a ver más producción de petróleo proveniente de esta parte de Alaska de todos modos, así que incluso aunque la administración Biden hiciera al Gobierno federal volver a comprar los contratos a la corporación estatal de desarrollo de Alaska, no afectaría al mercado.

Lea también: ¿Qué viene tras la firma del primer contrato de pilotos de fracking en Colombia?

4. Limitaciones a la infraestructura energética de Estados Unidos

La puesta en marcha de regulaciones que limiten las expansiones de refinerías, proyectos de oleoductos o la expansión o actualización de puertos podría limitar el suministro de petróleo crudo, así como lastrar la llegada al mercado de productos refinados. Si el Gobierno dificulta aún más el transporte del petróleo crudo, refinado o exportado, entonces los traders deberían esperar un aumento de las reservas de petróleo crudo en Estados Unidos hasta que los productores se vean obligados a frenar la producción.

5. Revertir la legislación para permitir las exportaciones de crudo

Hacia el final de la Administración Obama, Estados Unidos canceló la prohibición de exportar crudo. Desde entonces, las exportaciones de crudo de Estados Unidos han crecido de menos de 1 millón de barriles al día hasta los máximos de 3,4 millones de barriles al día registrados en octubre de 2019. Detener las exportaciones de crudo de Estados Unidos tendría un impacto importante en los precios del petróleo y también haría que el diferencial entre el WTI y el Brent aumentara significativamente.

Este movimiento, sin embargo, es muy improbable.

Lea también: Cómo Colombia construye una millonaria industria con el sol y el viento

6. Límites a las instalaciones de exportación de GNL

Las exportaciones de GNL de Estados Unidos han aumentado significativamente en los últimos años. De hecho, durante noviembre de 2020, Estados Unidos registró máximos históricos en cuanto a exportaciones de GNL.

El crecimiento de las instalaciones de licuefacción, así como de los gasoductos para transportar gas natural hasta dichas instalaciones, ha ayudado a estimular este crecimiento. Si la Administración Biden decide frenar el crecimiento de cualquiera de estas instalaciones o poner restricciones a los lugares en los que las instalaciones estadounidenses pueden exportar gas natural, entonces las exportaciones de GNL de Estados Unidos se verán perjudicadas.

Si las exportaciones de GNL de Estados Unidos disminuyen mientras la producción de gas natural se mantiene estable, los precios del gas natural caerán. Con precios nacionales más bajos y menos oportunidades de exportación, el gas asociado pierde valor. Esto contribuye a la rentabilidad de la producción de petróleo y hace que la producción de petróleo sea menos tentadora.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

7. Regulación de la producción de petróleo y gas

Es probable que la Administración Biden aumente las regulaciones que rigen la emisión y la quema de metano. También podrían emitir nuevas regulaciones para el uso del agua y las implicaciones sísmicas del fracking.

Este tipo de reglamentos tendrían un impacto inmediato en la producción actual y podrían reducirla. Es probable que tengan un impacto inmediato en los precios.

8. Regulaciones ambientales de los usuarios

Es probable que la administración Biden implemente una regulación más estricta sobre las emisiones de los automóviles y otros vehículos en Estados Unidos.

La Administración Obama promovió los vehículos eléctricos con incentivos fiscales, pero la administración Biden podría tratar de implementar regulaciones que dirigirían a los consumidores hacia los vehículos eléctricos de una manera más agresiva. Este tipo de políticas podrían lastrar el consumo de gasolina en Estados Unidos de tal manera que los precios del petróleo se vean afectados.

Investing.com | Ellen R Wald PhD

Economía y Finanzas

El déficit fiscal y la deuda no bajarán este año, así se ‘descuadraron’ las cuentas del Minhacienda

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, resaltó que el ‘hueco’ fiscal que tiene el país se financiará este año a través de mayor deuda y con unos recursos disponibles que se tienen en la caja. A partir de 2022 esperan ingresos por parte de la reforma fiscal.

Publicado

on

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, presentó este jueves el Plan Financiero donde mostró cuáles son las actualizaciones de las estimaciones en materia macroeconómica y fiscal que tiene la cartera para 2021.

Mencionó que estos son los supuestos macroeconómicos con los que están haciendo cuentas el año en curso: TRM (pesos por dólar) a $3.466, el barril Brent a US$53, inflación a 2,4% y PIB de 5%.

Fuente: Minhacienda

Respecto al déficit fiscal del Gobierno Nacional Central (GNC), Carrasquilla comentó que en 2020 este cerró con -7,8% del PIB ($77,7 billones). Esta cifra es mejor a la esperada hacia mediados del año pasado cuando la cartera dijo que el déficit terminaría el año en -8,2% del PIB (superior a $80 billones).

Lea también: Venta de ISA y tributaria son esenciales para la consolidación fiscal del país

En línea con lo anterior, el ministro dijo que haber logrado un menor déficit al estimado en 2020 fue por consecuencia de una menor ejecución de gasto y unos mayores ingresos tributarios.

Aunque en junio de 2020, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp), el Gobierno dijo que este año se reduciría el déficit fiscal del GNC pasando del estimado -8,2% en 2020 a -5,5% del PIB en 2021, esta tarde Carrasquilla dijo que el déficit continuará creciendo. Así las cosas, ya no caería al -5,5% sino que subiría al -8,6% del PIB este año (aproximadamente $94 billones).

¿Cómo se va a financiar eso este año? Carrasquilla explicó que se hará a través de mayor deuda y unos recursos que tienen disponibles en la caja. Resaltó que además del déficit de 2021 se tienen que amortizar $18 billones tanto en deuda externa como interna.

Lea también: Ecopetrol firma acuerdo con el Ministerio de Hacienda para la venta de ISA

“Para poder financiar el déficit y las amortizaciones lo que hacemos es emitir deuda por órdenes de magnitud $90 billones y utilizar la caja inicial que tenemos ($32 billones). Con eso cierran las cuentas financieras de la Nación de una manera absolutamente clara”, dijo el ministro.

Carrasquilla también mencionó que esperan que durante 2020 y 2021 la deuda bruta del GNC se mantenga en niveles del 65% como proporción del PIB, magnitudes históricamente altas. Cabe mencionar que al igual con el déficit, se esperaba que este año la deuda bajara hacia 60,5% del PIB según estimaciones del Mfmp, lo cual no sucederá.

¿Qué pasa con nuestra deuda? Lo mismo que está pasando en el mundo entero (…), las exigencias en materia de gasto que lleva soportar las necesidades de salud pública, las necesidades sociales y en términos de empleo y actividad económica que tienen que hacer los estados, unido al menor recaudo derivado del menor ritmo de actividad económica lleva a los países a tenerse que endeudar (…) esto es un fenómeno mundial he inevitable“, resaltó el jefe de la cartera de Hacienda.

De otro lado, comentó que se prevé que el recaudo tributario bruto aumente desde los $146,2 billones en 2020 a $161,2 billones al finalizar el año en curso. Mientras tanto, el recaudo neto subirá desde $130,5 billones el año pasado a $147,2 billones este año.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Mejores precios del petróleo tumban el dólar en Colombia, cerró en $3.646

Hacia la 1:30 de la tarde el Brent -referencia internacional para Colombia- se anotaba una subida de 4,85% a US$67,18 el barril, mientras que el WTI ganaba 5,06% a US$64,38 el barril.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

El dólar cerró este jueves con un precio de $3.646,40 lo que representó una caída de $30,54 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.676,94. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.648,87.

Los mercados de monedas y acciones de América Latina se fortalecían a media sesión del jueves, impulsados por un fuerte repunte de los precios del petróleo en momentos en que los principales productores se reúnen para debatir sobre el bombeo de la materia prima.

El encuentro de ministros del grupo de países productores petroleros OPEP+ decidirá si mantienen su bombeo estable o le suman un modesto aumento, en medio de declaraciones de Arabia Saudita y Rusia sobre la todavía frágil recuperación de la demanda del crudo.

Siga aquí toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

Dos fuentes dijeron a Reuters que la OPEP acordó mantener su producción sin cambios en abril, lo que llevó al precio del crudo a subir más de 5%. Ello posicionaba con las mayores alzas al peso colombiano con una apreciación de 1,16% a 3.638,50 unidades por dólar, al tiempo que el índice accionario COLCAP escalaba un 0,51% a 1.354,15 puntos.

Los precios del petróleo subieron más de un 2% el miércoles, impulsados ​​por una gran caída de los inventarios de combustible en Estados Unidos y las expectativas de que los productores de la OPEP+ podrían decidir no aumentar la producción cuando se reúnan esta semana.

Hacia la 1:30 de la tarde el Brent -referencia internacional para Colombia- se anotaba una subida de 4,85% a US$67,18 el barril, mientras que el WTI ganaba 5,06% a US$64,38 el barril.

Con información de Reuters y Bloomberg

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Exportaciones colombianas intensifican caída en enero por petróleo y carbón

El valor de las ventas de Colombia al exterior se contrajo un 24,1% en enero a US$2.594,5 millones, frente a igual mes del año pasado, según el Dane.

Publicado

on

Exportaciones

El valor de las exportaciones de Colombia se contrajo un 24,1% en enero a 2.594,5 millones de dólares, frente a igual mes del año pasado, explicado principalmente por las menores ventas de petróleo y carbón, los dos principales generadores de divisas del país, informó el jueves el Departamento Nacional de Estadísticas (Dane).

La caída en enero fue muy superior a la que se registró en diciembre, cuando el valor de las exportaciones disminuyó un 9% interanual.

Además de la caída en valor, el volumen de las exportaciones colombianas se desplomó un 59,5% interanual en enero a 7,26 millones de toneladas métricas, precisó el Dane en un reporte.

Lea también: Histórico: las exportaciones de peces colombianos se disparan en el mundo

El valor de las exportaciones de petróleo y sus derivados cayó un 24,9% interanual en enero a 914 millones de dólares, al tiempo que el de las de carbón se desplomó un 69,6% a 251,1 millones de dólares y el del ferroníquel bajó un 13,7% a 33,5 millones de dólares.

En contraste, el valor de las ventas externas de café aumentó un 2,3% a 247,9 millones de dólares en el primer mes.

El país reportó durante el 2020 un déficit comercial de 10.128,9 millones de dólares, inferior en un 6% frente al del año previo.

Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Con el nuevo Sisbén ‘no se sacará a nadie de los programas sociales’

Según explicó el DNP, este “es un sistema de información y los programas sociales son los que deciden según unos criterios propios quienes serán sus beneficiarios”. Lo que se hizo fue actualizar la base de datos que sirve para focalizar subsidios.

Publicado

on

Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación. Foto: DNP

Después de tres años de trabajo, este jueves el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Alberto Rodríguez, lanzó el Sisbén IV -nueva base de datos que clasifica a la población por su condición socioeconómica- cuya información utilizan diferentes programas sociales para definir sus beneficiarios.

Es importante recordar que el Sisbén no es un un servicio de salud, ni de educación, ni de auxilio para la primera infancia, es una base de datos. Esta nueva versión está más actualizada y cuenta con información de mayor calidad, destacó la entidad al agregar que desde 2011 el 74% de la base no se ponía al día.

Lea también: Gobierno adelantó la creación del Registro Social de Hogares por la pandemia

La nueva base de datos quedará publicada desde este viernes 5 de marzo. El DNP enfatizó en que “el Sisbén IV no sacará a nadie de los programas sociales; es un sistema de información y los programas sociales son los que deciden según unos criterios propios quiénes serán sus beneficiarios”. Es decir, dicha base de datos se utiliza para focalizar los subsidios hacia la población más pobre y vulnerable.

Según la entidad, se han encuestado 25,3 millones de personas, de las cuales el 56% está en pobreza extrema o moderada. Así es el desagregado de los encuestados: 4,6 millones en situación de pobreza extrema, 8,5 millones en pobreza moderada, 7,9 millones en condición de vulnerabilidad y 2,5 millones que no están en situación de pobreza.

En este punto hay que destacar que cualquier persona con documento válido puede estar en la base de datos del Sisbén. Es decir, el hecho de estar registrados allí no significa que reciban subsidios, ello dependerá de la clasificación en la que se ubique respecto a su capacidad de generar ingresos y su calidad de vida.

Los principales cambios

De ahora en adelante los potenciales beneficiarios de los programas sociales se clasificarán en grupos denominados por letras y no por puntajes que iban de 0 a 100 antes. Así quedaron los grupos:

  • Grupo A: comprende a hogares en situación de pobreza extrema. En este grupo los hogares estarán clasificados en 5 subgrupos, desde A1 hasta A5.
  • Grupo B: corresponde a hogares en condición de pobreza moderada. Este grupo tendrá 7 subgrupos desde el B1 hasta el B7.
  • Grupo C: corresponde a hogares en condición de vulnerabilidad. Este grupo tendrá 18 subgrupos desde el C1 hasta el C18.
  • Grupo D: comprende hogares que no están en situación de pobreza. Este grupo tendrá 21 subgrupos desde el D1 hasta el D21.

La razón por la que se cambia de puntajes a grupos en la clasificación de hogares es para “simplificar el sistema de información y avanzar a unas clasificaciones por grupos que tienen una relación directa con la forma como se mide la pobreza en Colombia”.

Lea también: Regularizar a los venezolanos ayudaría a combatir la pobreza en Colombia

En línea con lo anterior, el DNP resaltó que para clasificar a la población, el Sisbén IV tendrá en cuenta las características de la pobreza por departamentos, diferenciando sus zonas rural y urbana, lo cual facilitará el diseño de programas sociales y la priorización de la atención en las áreas más rezagadas.

Además, el nuevo Sisbén tiene en cuenta tanto la calidad de vida de las personas como la capacidad de generación de ingresos de los hogares, con el fin de identificar a las personas con mayores carencias. Para ello, se analizarán las condiciones de vivienda, salud, educación y mercado laboral para que los subsidios lleguen a la población con mayores niveles de pobreza y vulnerabilidad.

Otro de los puntos a destacar del nuevo Sisbén es que la aplicación de las encuestas se hizo a través de dispositivos móviles, y no como antes con papel y lápiz lo que dificultaba la actualización de la información. Esta nueva forma de captar la información “permite capturar los datos de las cédulas de ciudadanía a través del código de barras de los documentos, lo que reduce los errores de escritura que se presentaban con el diligenciamiento de formularios de papel y, al mismo tiempo, mejora la calidad de la información”.

Lea también: En el campo colombiano, casi la mitad de la gente es pobre

Entre los beneficios del nuevo Sisbén está que permite reducir de 30 a 6 días la publicación de novedades reportadas por los ciudadanos luego de ser informadas por el municipio al DNP.

“Con la puesta en marcha de la cuarta versión del Sisbén se favorecerá a quienes realmente necesitan las ayudas del Gobierno, al tiempo que se podrán registrar nuevos hogares que por el cambio en sus condiciones de vida requieren de tales beneficios”, destacó el DNP.

Por último, la entidad informó que quien aún no esté registrado en la base de Sisbén IV puede solicitar la encuesta en su municipio.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Con 17.915 viviendas vendidas, Colombia se anota un febrero histórico

Del total de las viviendas vendidas en el segundo mes del año, el 69,5% corresponde a las VIS (12.455), el porcentaje restante fueron no VIS (5.460), resaltó el Minvivienda con datos de Galería Inmobiliaria.

Publicado

on

Jonathan Malagón, ministro de Vivienda. Foto: Minvivienda.

De acuerdo con datos de Galería Inmobiliaria, citados por el Ministerio de Vivienda, el segundo mes de 2021 es el mejor febrero de la historia en ventas de vivienda en el país al comercializarse 17.915 unidades VIS y no VIS, lo que representa una expansión de 8,1% frente al mismo mes de 2020.

Desagregando los datos, el Minvivienda dijo que en el segmento VIS se logró un récord para un febrero, con 12.455 viviendas vendidas, lo que representó una variación de 13,1% frente al segundo mes de 2020.

“En el segmento no VIS, la cifra fue de 5.460 unidades, que, si bien señaló una leve contracción de 1,8%, completa seis meses con ventas mensuales superiores a las 5.000 unidades, ratificando así la recuperación de este segmento”, dijo Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

Lea también: Ventas de vivienda registran su segundo mejor enero de la historia

De otro lado, la cartera de Vivienda resaltó que frente al mismo mes de 2020 las iniciaciones de vivienda superaron las 13.000 unidades, con una expansión de 28% anual. Los resultados expuestos hasta ahora son señales inequívocas de reactivación del sector, dijo el Ministerio.

“Esta es una muestra clara de que los excepcionales resultados en ventas observados en 2020 están empezando a traducirse en mayores iniciaciones, lo que a su vez implica mayor producción y empleo en el sector”, agregó.

Por último, indicó que en enero se ocuparon 974.000 personas en el sector edificador, 86.000 personas más que en el mismo mes de 2020. “Este se convierte en el mejor resultado en empleo para un mes de enero en los últimos cinco años”.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado