Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

¿Por qué el GEA se resiste a vender su parte en Nutresa al Grupo Gilinski?

Este lunes, el Grupo Argos anunció que no venderá su participación en Nutresa y se espera la misma respuesta por parte del Grupo Sura. ¿Orgullo o estrategia? Estos son los argumentos en contra y a favor.

Publicado

on

Gonzalo Alberto Pérez, Jorge Mario Velásquez, Gabriel Gilinski y Jaime Gilinski
De izquierda a derecha: Gonzalo Pérez, presidente de Grupo Sura; Jorge Mario Velásquez, presidente de Grupo Argos; Gabriel y Jaime Gilinski, líderes de Nugil, la firma que busca la OPA por el Grupo Nutresa. Fotos: Archivos / Pool.

¿Si Nutresa vale más, por qué Grupo Argos no se dio cuenta? ¿Los Gilinski les recordaron que tienen un buen activo? ¿Es una decisión de orgullo o es estratégica? Esas son varias de las preguntas que se hace en este momento el mercado luego de que este lunes Argos, miembro del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), anunciara que no venderá su 9% de participación en Nutresa.

A través de un comunicado de dos páginas, informaron que la oferta económica presentada de US$7,71 por acción no reflejaba “un precio justo, dado que no reconoce el valor fundamental del negocio de alimentos ni de su portafolio de inversiones”.

Según Argos, el Grupo Gilinski “desconoce” el liderazgo de Nutresa en el mercado colombiano y su presencia en los 78 países donde opera. De ahí a que advirtieron que se evidencia que “la oferta no es clara respecto a la continuidad del modelo de sostenibilidad e impacto hacia los grupos de interés”.

Grupo Argos anunció que listará a su filial de cemento en la Bolsa de Nueva York. El anuncio se dio tras informar que no venderá el 9% de Nutresa y que buscará darle valor a sus inversiones.

Lea también: Argos no venderá su participación en Nutresa a los Gilinski porque considera que la compañía vale más

“La oferta no aporta evidencia sobre el compromiso que el oferente ejerce o ejercerá respecto de las políticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo, lo cual puede poner en riesgo la continuidad del impacto positivo de Grupo Nutresa”, dijeron.

Los argumentos del Grupo estuvieron acompañados de una serie de anuncios en los que, en resumen, se detalló que trabajarían en nuevos proyectos para darles valor a sus inversiones. Uno de ellos, por ejemplo, listar en la Bolsa de Valores de Nueva York a su filial de cementos, así como encontrar socios internacionales que les permitan seguir creciendo.

Aunque de entrada fue una respuesta que estaban esperando los analistas e incluso, los Gilinski, varios expertos creen que la decisión no se dio de manera estructurada. De hecho, algunos advierten que fue inducida por el ‘orgullo’ y no por el compromiso que deben tener con sus accionistas.

Las críticas

Orlando Santiago Jácome, gerente y fundador de Fénix Valor, asegura que esto solo demuestra “el desacople” del mercado, que solo reconoce el valor cuando se ven bajo amenaza.

“Tuvieron 20 años para adquirir una participación superior en Nutresa y ahí sí no lo hicieron”, anota. “Al GEA lo cogieron en el momento adecuado y les están dando un ‘Nocaut’ que los dejó sin acciones. Solo pueden sacar comunicados buscando impactar a la gente: a los mismos que llevan 10 años desvalorizado y ahí si no les ha importado”.

La opinión de Jácome coincide con la de varios analistas. Andrés Moreno, economista y experto bursátil, destaca que lo que ha pasado con la OPA de Nutresa y Grupo Sura es un “llamado de atención a los emisores que negocian en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) y que no les importa sus socios minoritarios ni la valoración de la compañía”.

“Ahora al GEA sí le interesa la valoración de sus compañía y traerán inversionistas internacionales para que den valor en precio de sus empresas en la bolsa. Ahora sí piensan en los accionistas monitoritarios”, destaca Moreno.

Comportamiento de la acción de Nutresa en los últimos cinco años | Fuente: Investing.com

Las voces del mercado están dividas, pero van en línea con lo que se esperaba desde mediados de noviembre cuando el Grupo Gilinski, junto a su socio Royal Group de Abu Dhabi, anunciaron que irían por un mínimo de 50,1% y un máximo de 62,2% del Grupo Nutresa.

Lea también: ¿Qué miembros de junta del Grupo Argos decidirán sobre la OPA de Nutresa?

Para ese día, cuando la Superfinanciera decidió suspender la acción, el título del holding de alimentos se cotizaba en $21.000 y la propuesta de Gilinski fue pagar casi $30.000 por especie. El precio estuvo en un 40% por encima de su cotización normal, algo interesante para los minoritarios, pero que pronto fue reprochado por el GEA al advertir que la compañía estaba subvalorada por los efectos de la pandemia.

Felipe Campos, director de Investigaciones Alianza Valores y Fiduciaria, reconoce que las críticas son validas frente a lo que se pudo hacer y no se hizo, así como a la validez de los enroques. No obstante, añade que los argumentos del Grupo Argos van en línea con lo que ha pasado en el mundo.

 “Hay que tener en cuenta que no son solo las acciones del GEA, sino las del mundo han estado estacadas una década. Es difícil trazar esa línea. Hay que tener un balance y habría sido ideal que ellos de hubieran despertado antes. Sin embargo, también podría decir que el 90% de las acciones que no están en la bolsa americana ha estado muy quieto”, destaca el analista. “Ha habido un apetito en invertir en los activos de Estados Unidos y al resto del mundo lo han dejado sin generar valor”.

La defensa

Pero es claro que la posición del GEA también tiene sus argumentos. Por lo que han planteado, queda en evidencia que para ellos la generación de valor para los minoritarios no está relacionada exclusivamente con el precio de bolsa: dicen que no se ha hablado lo suficiente del valor fundamental de las compañías, como por ejemplo el que está implícito en sus portafolios de inversiones. En Antioquia creen que es “previsible” que el Grupo Gilinski entre a Nutresa y busque vender esos activos. De ahí es donde sacarían mayor valor, pues, en poco tiempo alcanzarían ganancias que podrían ir entre los US$600 a US$800 millones.

Algunos analistas han dicho que lo que se ha querido presentar es similar a una situación de insolvencia. Una oportunidad única, en dólares que no se volverá a ver, pero el verdadero valor no lo ve el público.

Lea también: Grupo Argos le responde a los Gilinski y dice estar preocupado por solicitud de OPA

De otra parte, aunque la posición de los directivos del GEA en algunos medios de comunicación ha sido radical, desde esta estructura societaria ven al menos como “inquietante” que se lance una Oferta Pública de Adquisición (OPA) financiada por una firma árabe y una compañía cuyo capital no asciende a los 1,5 millones de pesos. Se trata de Nugil, que fue constituida a penas hace menos de dos años y la cual es el vehículo de los Gilinski para quedarse con la participación mayoritaria de Nutresa.

Nutresa tiene 47 plantas de producción y han invertido US$1.300 millones en 23 adquisiciones estratégicas.

Uno de los argumentos que soportan la decisión del Grupo Argos y el cual es reiterativo es que la empresa está subvalorada. Para algunos analistas, la realidad es que, hoy por hoy, todas las compañías en la BVC están baratas.

Para ellos es claro que esta situación de bajos precios no es exclusiva de las compañías antioqueñas ni tiene que ver con su administración. De hecho, ningún precio hoy refleja el valor fundamental. Esto resulta de la devaluación del dólar y la bajísima liquidez de un mercado.

Los argumentos de los empresarios antioqueños van en línea con lo que anticipó Forbes hace un par de semanas. En medio de la devaluación del peso, las 460 millones de acciones en circulación de Nutresa pasaron de valor US$5.533 millones en 2012 a US$2.545 millones este año. Este fenómeno se vio en gran parte del mercado de valores del país, pero le permitió al Grupo Gilinski encontrar una oportunidad de compra.

El analista Gregorio Gandini argumenta que el valor de las acciones está determinado no solo por sus flujos presentes, sino también por el potencial de crecimiento. Lo que sucede en la acción de Nutresa es que se negocia a un precio menor y no refleja el valor que esperan los accionistas.

“El precio actual de la acción estás muy cerca al de la OPA influenciado por toda la especulación alrededor el tema, pero si el precio llegará a caer en caso de no realizarse una OPA pues los fondos habrían perdido una oportunidad importante”, advierte.

¿Y entonces?

El Grupo Gilinski ha estructurado la transacción de tal manera que el GEA tenga pocas salidas de respuesta. Ya le han tomado ventaja y van varios pasos adelante de su contraparte: desde hace un tiempo pidieron autorización a la Superintendencia de Industria y Comercio para analizar si se configuraba un monopolio al unir eventualmente sus inversiones en Yupi y Nutresa.

El concepto fue emitido y señala que no hay ningún problema para una eventual adquisición de Nutresa por parte de los Gilinski. Asimismo, la Superintendencia Financiera ya les otorgó la autorización para quedarse con Grupo Sura, pues Nutresa es dueño de más del 10% del holding financiero.

Estas dos movidas los ponen delante del rival, les dan ventaja y los dejan tranquilos, pues su mirada siempre ha estado en los fondos de pensiones y los accionistas minoritarios. En el negocio de Nutresa, Porvenir, Skandia y Protección tienen un papel importante en la transacción, ya que, a diferencia de Sura y Argos, tienen un deber fiduciario con todos los colombianos que tienen parte de sus ahorros en estas entidades.

Jaime Gilinski posee una fortuna que asciende a los US$3.700 millones, según Forbes. Aparece en el puesto 775 de los multimillonarios en el mundo.

Gandini señala que la ficha clave ahí siempre han sido los fondos y los minoritarios. “La respuesta de los fondos es más compleja, ya que ellos tiene un deber fiduciario con sus afiliados y eso hace que deban tomar decisiones que les den una mayor rentabilidad y seguridad”, reitera. La prima de 40% por Nutresa es una buena rentabilidad para los colombianos, quienes han visto cómo sus ahorros se quedan prácticamente quietos en este tipo de inversiones.

Fuentes cercanas al Grupo Gilinski confirmaron que ellos quedarían tranquilos con el 30% o 40% de la participación de Nutresa, pues ahora están a la expectativa de lo que suceda con la OPA que también lanzaron por Sura.

“Si se hacen al 30% o 40% de Nutresa y se hacen a Sura, indirectamente se harían al otro 11% de Nutresa. Técnicamente, quedarían controlando más de la mitad de Nutresa”, dijeron.

Por ahora el mercado, los analistas, la academia, los medios de comunicación y, en general, los colombianos, siguen atentos a lo que pasará en las próximas semanas. Sea lo que sea, lo cierto es que se ha configurado una de las jugadas de ajedrez más interesantes de los últimos años, que podrían desencadenar con un jaque mate total y la corona de uno de los negocios más grandes en el último siglo. 

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Negocios

Los éxitos y fracasos de la multimillonaria carrera de Will Smith en el cine, la música y los negocios

Con su última película, El método Williams, donde interpreta al padre de Venus y Serena Williams, embolsó unos US$40 millones.

Publicado

on

Unos US$ 40 millones es la cantidad embolsada por Will Smith por su última películaEl método Williams (King Richard), en la que interpreta al padre de Venus y Serena Williams, quien, con un entrenamiento duro y poco ortodoxo, logró convertirlas en dos de las mejores tenistas de la historia.

Gracias a la suma que le ha reportó el filme, que también le valió su primer Globo de Oro, el actor se coloca en el tercer puesto del ranking de intérpretes que más cobran por película (junto a Denzel Washington, y por detrás de Daniel Craig y Dwayne “The Rock” Johnson, que son el primero y el segundo respectivamente). Sin embargo, este suculento salario no ha ido a parar entero en su cuenta del banco. Según informó The Hollywood Reporter, el actor decidió usar una buena parte para pagar bonos a sus compañeros de reparto con sueldos menores.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

En 2020, también se coló en la lista Forbes de las celebrities mejor pagadas del mundo (una lista que incluye famosos de todos los sectores). Ese año habría cobrado US$ 44,5 millones, lo que le llevó al puesto 69. Según la edición estadounidense de Forbes su aparición en la lista se debía al nuevo enfoque que le ha dado a sus redes sociales desde 2017. Desde entonces, se embolsa millones a través de Instagram, YouTube y TikTok (aunque no lo suficiente como para estar entre los 10 que más cobran de estas redes).

Will Smith en El método Williams.

Desde sus inicios Smith ha sabido diversificar su negocio. Además del cine, siempre ha tenido la música. De hecho, fue así como empezó y su talento con las rimas lo que le catapultó a la fama a una edad muy temprana. Pero, aunque está llena de grandes éxitos, la historia de su vida también cuenta con momentos bajos.

El joven rapero, que se había hecho millonario a los 18 años, quedó en la quiebra en 1989, tras ser embargado por la agencia estadounidense de recaudación de impuestos. Aquí fue cuando decidió probar por el camino de la interpretación, y el personaje que le llevó al estrellato no necesita presentación.

La emisión del piloto de El príncipe de Bel Air fue el 10 de septiembre de 1990. Poco tardó en conseguir el éxito en todo el mundo y en consolidarse como una de las series más icónicas y populares de los años 90. En total, se transmitieron 148 episodios, el último el 20 de mayo de 1996, repartidos en seis temporadas. Algunos medios estadounidenses apuntan a que el actor cobró en torno a US$ 2,8 millones por las tres primeras temporadas de la serie (que tuvo seis), pero que los usó para pagar impuestos que debía.

Smith rechazó el papel de Neo en Matrix, película que se estrenó en 1999, el mismo año que Wild Wild West, protagonizada por el actor afroamericano. Todos conocemos el éxito de la primera, aunque quizás no las cifras: costó US$ 63 millones y recaudó US$ 460 millones. La segunda, US$ 170 millones y US$ 222,1 millones respectivamente, este balance hace que esté considerada como una de las películas más caras de la historia.

En 2001, protagonizó Ali, la película biográfica que cuenta la historia del icono del boxeo Muhammad Ali que le otorgó su primera nominación a los Premios Oscar como Mejor Actor. Y a partir de aquí le han llovido los premios. Después vino lla segunda entrega de Men In Black (2002). Unos años más tarde, en 2006, con En busca de la felicidad (2006), en la que trabaja junto a su hijo Jaden Smith, consiguió su segunda nominación a los Premios Oscar como Mejor Actor y la primera a los Globos de Oro como Mejor Actor Dramático.

Will Smith en Men in black.

Men in Black III, estrenada en 2012, conquistó a los espectadores y se situó como la película más taquillera de la saga, con una recaudación de US$ 624 millones. Además, en 2019 se estrenó Aladdín, la que hasta ahora se considera su película más taquillera, con una recaudación de más de US$ 1.000 millones.

Y entre tanto rodaje, estreno, premios (y hacer caja), Smith no se olvidó de su música. Lanzó su primer disco en 1997: Big Willie Styledel que algunas canciones se posicionaron en los primeros lugares de importantes listas de música mundiales. A este le siguieron otros tres álbumes de estudio: Willenium (1999), Born to Reign (2002), y Lost and Found (2005).

En 2017, Smith dio un giro a sus redes sociales y ahora recauda millones a través de Instagram, YouTube y TikTok. Durante la pandemia, firmó un acuerdo con Snapchat para la serie Will from Home. Pero más allá de esta espectacular carrera frente a las cámaras y los micrófonos, el actor también es empresario e inversor.

En busca del beneficio y del cambio

Smith, junto a su hermano Harry, es propietario de Treyball Development Inc., una sociedad de la industria del entretenimiento con sede en Beverly Hills y bautizada así por su primogénito, Trey Smith (hijo de su primera mujer, Sheree Zampino).

Will y su actual pareja, la también actriz, Jada Pinkett Smith dirigen Westbrook Inc., compañía que ha trabajado en producciones cinematográficas y televisivas como King Richard, así como en el programa de entrevistas de Facebook Red Table Talk y en una serie de títulos muy vistos en Snapchat y otras plataformas digitales.

Will Smith.

Asimismo, el actor se unió a Keisuke Honda para poner en marcha Dreamers VC, un fondo de capital riesgo que une inversores corporativos japoneses con trayectoria con empresas estadounidenses en etapa inicial. Así, la sociedad invierte en empresas innovadoras, junto con inversores líderes de primer nivel, con el objetivo de mejorar vidas mediante la aplicación de tecnología emergente. 

“Cuando corresponde, apoyamos la expansión conectando a las empresas con nuestra red global de capital y socios estratégicos. Por lo general, realizamos nuestra primera inversión en una ronda Seed, A o B, y mantenemos el capital de seguimiento para las etapas de crecimiento de nuestras inversiones”, se puede leer en su página web.

La versión estadounidense de Forbes también realizó en 2020 un ranking de los cincuenta inversores con mayor impacto (social, medioambiental, educacional?) que quieren marcar auténticas diferencias en el mundo reinvirtiendo sus fortunas. Entre ellos, se encontraban Will y Jada, por ser parte de los inversores de Quidnet Energy, una compañía que desarrolla sistemas de almacenamiento para el exceso de electricidad de sistemas de energía renovable.

Íntimo de Pablo Motos

El pasado mes de agosto, Pablo Motos, presentador de El Hormiguero y gran amigo del actor ?como el mismo ha reconocido?, confesaba en el programa de YouTube El sentido de la birra conducido por Ricardo Moya que Smith y él llegaron a hacer una empresa y estuvieron «a punto de vender El Hormiguero» en Estados Unidos.

Finalmente, no consiguieron que el proyecto saliese adelante: la NBC consideró que la sección de ciencia estaba muy vista en la parrilla televisiva estadounidense y tenían sus reservas en cuanto a Trancas y Barrancas, porque veían a las hormigas como personajes demasiado infantiles.

Lea también: Ni El señor de los anillos ni El Hobbit: así es cómo Peter Jackson se hizo multimillonario

Seguir Leyendo

Forbes Women

Sylvia Escovar es elegida como la nueva presidenta de Sanitas

La directiva fue presidenta de Terpel y consejera de empresas como Organización Corona, Bancolombia y ETB, entre otros.

Publicado

on

Sylvia Escobar, nueva presidenta de EPS Sanitas. Foto: Keralty.

Luego de participar en el proceso de consolidación del la Sanitas, Sylvia Escovar fue elegida para liderar la presidencia estratégica del Grupo Integral de Salud EPS Sanitas.

Asumo este nuevo reto con la convicción de estar sirviendo al país desde un sector fascinante y desde una de las compañías más queridas por los colombianos, que centra su promesa de valor en el cuidado de la salud y bienestar de las personas”, afirma Escobar.

La directiva llega a Keralty luego de ser la presidenta de Terpel y consejera de empresas como Organización Corona, Bancolombia, ETB, entre otros. También ha formado parte de organizaciones gubernamentales como el Departamento Nacional de Planeación, el Banco de la República, las Secretarías de Educación y Hacienda de Bogotá y de organizaciones multilaterales como el Banco Mundial y el BID. Asimismo, Sylvia ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las líderes empresariales con mejor reputación en el país.

Al respecto, Sergio Martínez, CEO Global de Keralty, destacó que “la llegada de Sylvia a nuestra organización nos llena de emoción debido a que asumirá el liderazgo estratégico para lograr la transformación del Grupo Integral de Salud EPS Sanitas. Estamos convencidos de que su conocimiento, experiencia y pasión por todo lo que hace serán de gran contribución en esta nueva etapa y en los retos que vienen”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Negocios

Este miércoles se define el futuro de restaurantes Don Jediondo

Este miércoles se podría confirmar el acuerdo entre restaurantes Don Jediondo y sus acreedores. Las deudas ya suman más de $14.541 millones.

Publicado

on

Getty Images.

Este miércoles se adelanta la audiencia para confirmar un acuerdo entre los restaurantes Don Jediondo Sopitas y Parrilla y sus acreedores, a propósito de las deudas que ya suman más de $14.541 millones.

Según el reporte entregado por Urazán Aramendiz, experto en insolvencia empresarial y, quien además hace parte de la lista de auxiliares de la justicia de la Superintendencia de Sociedades, las acreencias laborales se pagarán a un plazo de 25 meses.

Respecto de las acreencias fiscales, es decir las que se tiene con entidades relacionadas con temas de impuestos, se pagarán en 37 meses, a partir del mes 26 de ejecución del acuerdo, inclusive, en tres cuotas cuatrimestrales vencidas.

Lea también: Restaurante Don Jediondo busca salvarse de la quiebra

Por ahora, el acuerdo estableció una serie de pasos para cada uno de los rubros de pago que se adelantarán:

Seguridad social

Los créditos a favor de entidades de seguridad social se cancelarán a un plazo de 38 meses en un solo contado en el mes 38 de ejecución del acuerdo.

Tercera clase

Las acreencias pertenecientes a esta clase (es decir las que se tiene con los acreedores hipotecarios), se cancelarán a 42 meses y a partir del mes 39 de ejecución del acuerdo, inclusive, en cuatro cuotas mensuales iguales, vencidas.

Cuarta clase

La cuarta clase está compuesta por las deudas que se tiene con los proveedores de materias primas o insumos necesarios para la producción o transformación de bienes o para la prestación de servicios.

Las obligaciones que conforman esta clase, serán canceladas mediante la dación de pago de un bien inmueble avaluado en $1.591 millones. En el evento de que ninguno de los acreedores que conforma la cuarta clase acepte la dación en pago con el bien inmueble, este inmueble será vendido y se pagará el 100% de las acreencias que conforma esta clase.

Quinta clase

La quinta clase está compuesta por los créditos que no gozan de preferencia, por ejemplo, proveedores que no sean estratégicos ni garantizados, préstamos que hayan sido obtenidos por el deudor sin ninguna garantía y sanciones.

Es de resaltar que el 28 de enero del 2020, la sociedad Don Jediondo Sopitas y Parrilla fue admitida al proceso de reorganización. El primero de julio de 2021 se llevó a cabo la audiencia de resolución de objeciones. Allí se aprobó el proyecto de calificación y graduación de créditos y determinación de derechos de voto.

El 2 y el 3 de diciembre de 2021, la empresa llegó el acuerdo de reorganización junto con la votación de los acreedores, el plan de negocios de la compañía y las proyecciones financieras de la misma.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Seguir Leyendo

Negocios

Admiten a Justo & Bueno en reorganización

Luego de la aprobación de Superintendencia de Sociedades en ese proceso, la firma tendrá 10 días para hacer un inventario de sus activos y pasivos.

Publicado

on

La Superintendencia de Sociedades admitió a la sociedad Mercadería S.A.S. (Justo & Bueno) al trámite de Reorganización. De acuerdo con la entidad, el objetivo es preservar las empresa, normalizar sus relaciones comerciales y llevar a cabo la reestructuración operacional.

La Super confirmó que fue designado como promotor el ingeniero industrial, William Parra, quien participará en la negociación, análisis, diagnóstico y elaboración del acuerdo de reorganización. Asimismo, velará para que las negociaciones se adelanten de buena fe.

“La Superintendencia resalta la importancia de que la sociedad cumpla con los gastos de administración, con el fin de evitar su liquidación”, confirmaron.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Por ahora Justo & Bueno deberá entregar en los próximos 10 días, de acuerdo a lo que determina la ley, una actualización del inventario de activos y pasivos, incluyendo las acreencias causadas entre la fecha de corte de la solicitud y la fecha del día anterior del Auto.

Esto soportado en un estado de situación financiera y un estado de resultado integral y notas de los estados financieros, suscritos por el representante legal, contador y revisor fiscal.

Hace dos semanas, Michel Olmi, CEO de la cadena de supermercados, explicó que este año sería el de reactivación.

“Creemos en Colombia y vamos a seguir dándolo todo para continuar aportando a la economía de los hogares con buenos productos a precios justos. Los colombianos creen en nosotros y esto lo agradecemos. Nuestros proveedores ya comenzaron a despachar producto de nuevo y estamos empezando a tener abastecidas nuestras tiendas con productos que los clientes tradicionalmente han encontrado en los 300 municipios donde Justo y Bueno hace presencia”, explicó Olmi en ese momento.

Justo & Bueno ha reportado que seguirá prestando su servicio en más de 1.000 tiendas en 29 departamentos y 300 municipios de los cuales, 28 son ciudades principales.

Seguir Leyendo

Negocios

Nace Onnet Fibra, la mayor red de fibra óptica en Colombia

La nueva red utilizará tecnología de punta para ofrecer velocidades de conexión hasta 1.000 veces más rápidas en el país. Busca ampliar la cobertura a 4.3 millones de hogares a 2024.

Publicado

on

Tras la venta del 60% de la red de fibra óptica por parte de Telefónica a la empresa estadounidense KKR, este martes se informó que nace oficialmente Onnet Fibra Colombia, la más grande red nacional independiente de acceso abierto de fibra óptica al hogar.

Se trata de una nueva empresa que ofrecerá un mayor acceso a la fibra óptica ultrarrápida en todo el país. Se confirmó que Telefónica Colombia conservará una posición como accionista minoritario en la nueva compañía -con una participación del 40%-, mientras KKR tendrá el 60% restante.

Onnet Fibra tiene previsto ampliar la cobertura de fibra óptica existente de
1,2 millones de hogares a, como mínimo, 4,3 millones de hogares a finales
de 2024. Eso le permitiría cubrir cerca de 90 ciudades en Colombia, con más de la mitad de ellas formadas por zonas desatendidas fuera de las áreas urbanas de altos ingresos.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información de negocios.

“Esa expansión prevista implica un plan de inversión de aproximadamente 850.000 millones de pesos colombianos (215 millones de dólares) hasta 2024”, explicaron a través de un comunicado.

La red utilizará tecnología de punta para ofrecer velocidades de conexión hasta 1.000 veces más rápidas que las de redes convencionales actuales. De acuerdo con la empresa, el objetivo es cerrar la brecha digital, facilitar la nueva conectividad 5G y
proporcionar acceso al teletrabajo, la telesalud y la educación virtual a muchos más
colombianos.

Ximena Mora Méndez será la CEO de la compañía y estará acompañada por un equipo con alta experiencia en el sector de comunicaciones. Así, Jaime Osorio Díaz, será el director de marketing; Andrés Vanegas Núñez, director de operaciones; Álvaro Otero Dumar, director de tecnología; y Alejandro Solano Díaz, director financiero.

“La llegada de ONNET Fibra se produce en un momento clave para las telecomunicaciones en Colombia”, confirmó Mora. “Nuestra dependencia de los servicios de conectividad de alta velocidad nunca ha sido tan clara. En un mundo post-pandémico, nuestros empleos, nuestra educación, nuestro entretenimiento, todos dependen cada vez más de los servicios digitales de alta velocidad”.

La nueva compañía aprovechará la experiencia global de KKR en infraestructura digital y en la operación y despliegue de redes de fibra, incluyendo sus actuales inversiones en fibra óptica en Onnet Fibra en Chile, MetroNet en Estados Unidos, FiberCop en Italia, HyperOptic en el Reino Unido y Open Dutch Fiber en Países Bajos.

Lea también: Telefónica cierra millonario negocio en Latinoamérica

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado