Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Invertir en Vivienda 2022

Calidad integral, la apuesta por contrarrestar el déficit habitacional

Desde Compensar han jalonado diferentes iniciativas y reflexiones hacia el mercado orientadas hacia la calidad integral: no se trata únicamente de ofrecer más unidades o mejorar la habitabilidad de los espacios, sino que debe contemplarse lo cualitativo, lo cuantitativo y sus condiciones mínimas.

Publicado

on

Carlos Andrés Rodríguez, gerente de vivienda y subsidio Compensar.

En palabras de Carlos Andrés Rodríguez, gerente de vivienda y subsidio Compensar, las cifras de déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda en el país revelan situaciones dramáticas. En el primero hay gran número de familias sin vivienda propia; y en el segundo hay dos problemas: las personas que adicional de no tener vivienda viven en espacios deficientes, y el otro que se ha venido deteriorando el desarrollo de la Vivienda de Interés Social, y como el mercado tiene tanta demanda y déficit no había un incentivo para mejorar la calidad de la VIS.

Desde Compensar han encontrado que el tema no solo es el desarrollo de proyectos y el acceso a vivienda, sino el valor del espacio habitacional para mejorar las condiciones de vida. El gerente subraya que no se saca nada haciendo unidades VIS que no tengan piso, paredes, puertas, cocina o el techo resuelto, porque finalmente esos elementos son condicionantes para que una persona viva bien.

“Hemos sido muy críticos porque es una distorsión del mercado por el déficit y la inmensa demanda que ha deteriorado las condiciones mínimas. Es como sacar al mercado una línea de carros con tres llantas o sin timón con el argumento de que es un vehículo más exequible o barato, y que el dueño le compre los faltantes cuando tenga el dinero, es decir que al final no cumple su función, y una vivienda no es solo un espacio que resguarde del frío o la lluvia, sino que las condiciones de habilidad sean buenas”, resalta el gerente.

Los logros en la gestión de Compensar

En 2021 lograron el lanzamiento de 2.700 unidades de vivienda VIS y cerraron el año con más de 3.600 unidades vendidas en un modelo hibrido, que activaron a raíz de la pandemia, y que permite acercarse de una manera virtual a las familias en el proceso de compra.

Desde la habitabilidad atendieron a cerca de 8.800 familias en mejoramiento de condiciones de espacios, mobiliario, etc., y en la línea Desarrollo Social Comunitario atendieron a 65.000 personas al vincularlas a grupos sociales en diversidad de iniciativas para que adicional a la vivienda mejoren el acceso a la alimentación, sus condiciones de salud, recreación, uso del tiempo libre en adultos mayores, etc.

Su alianza con la Universidad de los Andes

Compensar buscó una alianza con el Observatorio de vivienda de la Universidad de los Andes para tener aliados que a partir de la investigación académica generaran los recursos necesarios para innovar en calidad, y para el Observatorio Compensar se convirtió en un aliado en el que materializar esas reflexiones académicas a través de los proyectos que Compensar construye, es una relación mutuamente ganadora porque se suma el conocimiento con la ejecución.

“Producto de esa alianza decidimos consolidar nuestros indicadores de la calidad en la vivienda con los del Observatorio, y a partir de allí surgieron algunas iniciativas – recuerda el gerente- La primera, el concurso internacional de arquitectura donde participaron arquitectos colombianos e internacionales, y que aterrizaron el proyecto Porto 13, compuesto por 1.264 unidades, donde probamos que los parámetros de calidad pueden aplicarse a un proyecto viable. En la comercialización encontramos que las familias viendo esos atributos de calidad compraron mucho más rápido y fácil”.

Lea También: ¿Es posible cerrar la brecha social en Colombia?

También se han llevado a cabo diferentes encuentros desde 2019 y anualmente se mantienen foros y espacios académicos con todos los actores del mercado para encontrar reflexiones e interpretaciones para mejorar la calidad de los proyectos que se desarrollan en el país, el más reciente en 2021, el ‘Foro Académico: calidad y productividad en el hábitat. Ideas para repensar la vivienda social’.

Otra de las iniciativas el año pasado fue el Concurso académico: ideas para un hábitat productivo de calidad. Propuestas para la vivienda social, una invitación a que aceptaron siete universidades de Bogotá y 170 estudiantes; resultado de este proceso son tres propuestas, una en lo urbano en San Cristóbal, una en lo intermedio en Fusagasugá y una en lo rural en Caparrapí donde Compensar tiene una intervención social importante.

El gerente Rodríguez cuenta que hay otras iniciativas como “Convocatoria Proyectos ejemplares 2021: vivienda urbana y rural” que busca incentivar y premiar al mercado real, a los constructores que, sin necesidad de pasar por el Observatorio o por Compensar, se destacan por el mejoramiento de la calidad, la forma en que se conectan con la ciudad, cómo generan entornos urbanos activos, el bienestar de las familias, materiales sostenibles, espacios innovadores, y esta calificación se hace desde el Observatorio.

La nueva experiencia en las salas de venta

“Desde inicios de la compañía, hace 43 años, la arquitectura ha sido un diferencial estratégico porque entendemos que los espacios mejoran la calidad de vida, no es lo mismo un espacio para practicar natación con una estética adecuada o no, eso genera transformación. Hemos desarrollado un concepto en nuestras salas de venta para encontrar la forma y la arquitectura que les permita a las familias no solamente un espacio de negocio, sino acercarse a ese sueño de tener vivienda”.

La transformación digital también ha sido clave en la experiencia de las salas de venta, ahora son espacios menos comerciales y más de percepción espacial y de imaginarse la vivienda, esto porque el proceso de compra como tal tiene una serie de canales digitales que facilitan el trámite, la separación del bien se hace en línea, los trámites, firmas y papeleo se hace a domicilio o digital.

Las perspectivas para 2022

El sector vivienda ha sido clave en la reactivación. El déficit cualitativo y cuantitativo es tan alto que es un mercado que aún le faltan años para que se agote, y seguirá siendo importante en el impulso de la economía. El gerente suma la importancia de la diversidad de actores en la cadena productiva como mano de obra, materias primas, acabados, soluciones financieras, fiduciarias, mercadeo, etc.

“Con la reactivación hay que trabajar para mejorar la calidad de las viviendas, vamos a seguir con modelos híbridos, con teletrabajo, así que debemos reflexionar en cómo desarrollar las viviendas, los espacios, las condiciones adecuadas para no trastocar lo laboral con lo personal, otro reto es ver el déficit en términos reales de cuantas familias no tienen donde vivir bien o si el espacio no es adecuado, el tercero es sumar esfuerzos del gobierno y los demás sectores para mejorar esas condiciones, y en cómo a medida que se transforman los proyectos, más actores de la cadena productiva se involucrarán y se fortalecerá la economía”, finaliza el gerente Rodríguez.

Publicidad
Publicidad