Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Cómo se ha convertido Colombia en un punto clave para la estrategia de desarrollo de la CAF

Puntos como las biodiverciudades, la movilidad sostenible y el impacto del nuevo fondo de prosperidad de la institución han convertido al país en elemento clave para el que aspira a ser el “banco verde de la región”.

Publicado

on

Ángel Cárdenas, gerente de Desarrollo Urbano y Economías Creativas de CAF - Foto: CAF

Cada dos años se celebra una nueva edición del World Urban Forum (WUF), principal conferencia mundial sobre urbanización convocada por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos. La reunión de 2022, que concluyó hoy en la ciudad polaca de Katowice, fue una oportunidad dorada en los objetivos del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Así lo expresó el gerente de Desarrollo Urbano y Economías Creativas de CAF, Ángel Cárdenas, quien habló en exclusiva con Forbes Colombia sobre la resolución de los problemas de pobreza y exclusión que enfrenta América Latina y el Caribe, que se han profundizado debido a la pandemia, y a los conflictos ambientales generados por un modelo de desarrollo que demanda respuestas desde todos los gobiernos.

En este sentido, CAF, como el Banco Verde de América Latina, llegó a la cumbre mundial con el propósito de “promover un cuidado y preservación de la biodiversidad y los ecosistemas urbanos”, en palabras de Cárdenas.

Para el directivo, un punto positivo para Colombia y la región fue la participación del presidente Iván Duque en la apertura del evento, pues remarca “la relevancia que tiene el país en la discusión”. Bajo ese escenario, destacó una iniciativa que Colombia lidera en conjunto con la CAF y el Foro Económico Mundial, además del acompañamiento del Instituto Humboldt: la propuesta de las biodiverciudades.

“Definitivamente ha sido una punta de lanza en Colombia, en cómo de alguna manera crear la planificación y la Coordinación Territorial, siempre incorporando los elementos de la naturaleza. La biodiversidad, bien sea en ciudades o, inclusive, tratando de sanar esa relación rural/urbana, ha sido una apuesta de Colombia y habla muy bien de su acción”, sostuvo.

El impacto del país

Adicionalmente, Cárdenas aseguró que Colombia ha tenido también aportes importantes en la visión en su política de vivienda. Tanto así, que el piloto del proyecto arrancó en Barranquilla, bajo la administración del alcalde Jaime Pumarejo. De hecho, el pasado 1 de diciembre, se firmó el documento fundacional de la red de biodiverciudades, en donde también tuvieron presencia diferente alcaldes de varios países.

“Este primer gesto que hubo de la mano del alcalde Pumarejo en alianza con la CAF es lo que nos ha impulsado a nosotros ahora ampliar esta red por toda América Latina. Hay más de 60 alcaldes de 11 países, y nuestra idea es que durante el año y los años por venir se incremente, porque creemos que el concepto que se generó en Colombia debe ser esparcido y compartido”, subrayó el experto.

Más allá de las biodiverciudades, otro aspecto en el que Colombia se ha destacado apunta a la movilidad sostenible. Un ejemplo claro es la ciudad de Bogotá, que hoy en día es la ciudad con la flota de buses eléctricos más grande del mundo por fuera de China.

“Nosotros también trabajamos de cerca en Colombia y con diferentes operadores, con lo cual es una visión muy bidireccional, no solamente ver el caso, sino tener además experiencia práctica en eso y luego también en los otros países”, destacó Cárdenas.

No cabe duda de que, en este apartado, el gran aprendizaje es que son procesos complejos desde el punto de vista social, porquen transforman de manera importante la planificación urbana y hay algunos tiempos donde hay que crear una estrategia que debe comunicarse muy bien, sobre todo a la hora de tener los tiempos de implementación.

También hay que tener en cuenta que, no solamente en Colombia sino en las diferentes ciudades del mundo, el ciudadano se apropia de estas soluciones y entiende que, por medio de ellas, la vida no solamente se hace más sencilla, sino que también están colaborando con los objetivos de desarrollo sostenible.

La importancia de los buses eléctricos en América Latina adquiere mayor relevancia si se tiene en cuenta que el gran proveedor de gases de invernadero o emisión de gases es, justamente, el sector transporte. De ahí que cualquier solución sostenible que haya va a impactar directamente esa meta de la reducción de 50% de emisiones de CO2 para 2030.

La entrada de los recursos

Otro de los platos fuertes de la CAF durante el encuentro fue el anuncio de su fondo de prosperidad por US$1.200 millones, apuesta a tener una visión diferente en los territorios. Esto viene de la discusión que se ha tenido con el director de la institución, el colombiani Sergio Díaz-Granados, en lo que fue una capitalización por US$7.000 millones que aprobó el directorio el pasado marzo.

“Esto viene de una reflexión que América Latina está dando después de más de 30 años de un proceso de centralización, donde la mayoría de los países o gobiernos siguen teniendo grandes desafíos, bien sean de acceso a financiamiento o de capacidad para gestión de priorización de los proyectos en ese contexto”, comentó Cárdenas.

En ese mandato se decidió tener esa primera gran intervención para la que se escogió Colombia como sede principal por su andamiaje institucional, que permitía el acceso a buena información, así como un trabajo de la mano de los territorios de las entidades territoriales.

Fue ahí donde se propuso un trabajo con el gobierno nacional para lograr una facilidad para el agua, que finalmente se conoció como el fondo la prosperidad ya mencionado.

¿Cómo funciona? Hay un procedimiento ya regulado por el Ministerio de Hacienda en la Dirección Nacional de Planeación (DNP) donde se entregan una serie de documentos de CAF que acompañan todo el proceso para que se puedan entregar los recaudos de dicho fondo. Una vez se ha cumplido con ello, se le otorga una garantía a las entidades territoriales para que accedan a esos financiamientos.

Asimismo, se busca promover unos plazos competitivos plazos de hasta 25 años, con gracia de siete años, y por una tasa de interés equivalente a lo que se endeudaría la nación, con lo cual se apunta a la financiación de diferentes tipos de proyectos enmarcados en la agenda 2030.

“Estamos en una etapa de quiénes podrían ser los beneficiados, y que inicialmente han estado en el foco: las zonas de menor desarrollo relativo del país donde hay mayores desafíos sociales, como el Caribe y el Pacífico colombiano, pero la verdad es que tiene una cobertura mucho más amplia”, comentó el ejecutivo.

Solamente para mencionar algunos ejemplos, la CAF está analizando proyectos en donde se financien aspectos como agua y saneamiento, además de programas de riego, parques y espacios públicos, electrificación rural y centros de atención para personas mayores.

“La idea es poder acompañar los diferentes planes de inversión de las entidades territoriales y proveer una solución financiera, con plazos sustancialmente mayores a lo que el mercado local podría dar y a una tasa competitiva, amén de proveer toda la asistencia técnica y acompañamiento desde el conocimiento”, concluyó.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad