Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Las emprendedoras y el ‘tacón de Aquiles’

Así como el talón de Aquiles habla de grandes debilidades, el tacón de Aquiles nos dice cuáles son esas cosas en las que somos mejores que los demás. ¿Cómo identificarlas y potenciarlas?

Publicado

on

Tacones
Foto: Pexels

Todo el mundo tiene su talón de Aquiles, que es un punto de debilidad que trasciende más allá de toda fortaleza y que puede derrumbar a una persona. La mayoría de las personas tienen identificados su talón de aquiles y me pregunto si así como tienen identificadas las debilidades y puntos débiles, también tienen identificadas sus grandes fortalezas y habilidades. 

Unas de las cosas que más disfruto es hablar con emprendedores y emprendedoras, y recientemente he notado en repetidas ocasiones y de manera muy marcada en conversaciones con emprendedoras que todas tienen de manera muy clara las que creen que son sus debilidades y actúan de manera muy prevenida alrededor de ellas. Escuchándolas hasta he pensado que estas supuestas debilidades son percibidas por las emprendedoras de una manera significativamente más grande de lo que en realidad son. 

Lea también: ¿Qué pasa con la salud mental en épocas de metaverso?

Lo que me inquieta con las mujeres es que somos tan conscientes de nuestras circunstancias que podemos llegar a construir estrategias de realidad alrededor de ellas para poder vivir mentalmente más cómodas y tranquilas. Esto puede hacer que nos inhibamos de tomar acciones, de participar en espacios o intentar cosas nuevas. Me parece responsable que las personas tengamos claros los aspectos que podemos mejorar en nuestras vidas personales y profesionales, pero me parece imperativo que también tengamos claro cuáles son nuestras grandes fortalezas que tenemos y las que queremos desarrollar, para empezar a vivir nuestras vidas también con base en eso. 

El tacón de Aquiles

Así como todas las emprendedoras seguramente tenemos un talón de Aquiles, también tenemos un tacón de Aquiles, que representa nuestra más grande fortaleza. Quiero empezar una misión que lleve a todas las emprendedoras a  tener claro y estar convencidas de qué es eso que hacen mejor que nadie, eso en lo que son extraordinarias e impecables, y quiero que todas utilicemos esa esa habilidad o fortaleza para tres cosas: 

  • Entender que, si fuimos capaces de aprender y volvernos extraordinarias haciendo eso que hacemos mejor que nadie, somos capaces de aprender cualquier otra habilidad que nos propongamos. Si lo hicimos una vez, podemos hacerlo dos, tres y cuatro veces más. Para aprender una habilidad nueva lo único que necesitamos hacer es desbloquear nuestra mente y cambiar la forma como pensamos sobre ella. La mente tiene una gran capacidad para agrandar retos y hacerlos ver inalcanzables, pero la realidad es que si los tomamos parte por parte y los desmenuzamos , el camino termina volviéndose más sencillo de lo que imaginamos. Lo cierto es que hay que empezar para poder terminar, y para eso hay que tomar el primer paso que depende de la actitud que tengamos frente a los desafíos. 
  • ¿Qué tal si cada una de nosotras compartiera su tacón de Aquiles con otra emprendedora? Es decir, si nos dedicamos a mostrarle a otra persona eso en lo que somos increíbles, para que esa persona pueda desarrollar esta habilidad también. Compartir conocimiento y experiencias con el fin único de aportarle a otra persona algo que le pueda servir es una de las mejores maneras de aprender. Dicen que una vela no pierde nada encendiendo otra y eso es totalmente cierto. Pero ¿qué tal si además de compartir conocimiento  experiencias desarrollamos la capacidad y la mentalidad de escuchar y aprender de los demás? Un ejercicio de control del ego que puede llevarnos a abrir nuevas puertas y evitar errores que otros ya cometieron. 
  • ¿No estás segura aún de cuál es tu talón de Aquiles?  Eso no es un problema, pero empieza a buscarlo con intensidad y rapidez, porque muy seguramente tienes uno que necesita ser mostrado, pulido y utilizado con más seguridad. Para hacerlo es importante que te pongas a prueba en diferentes situaciones que te permitan descubrir esas habilidades claves que quizás no conocías de ti, evalúate en detalle y empezarás a descubrir tus superpoderes. 

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Emprendedoras en tacones, tenis o sandalias

Las mujeres emprendedoras somos extraordinarias y tenemos una combinación de capacidades impresionantes, pero nos falta creernos más el cuento. Nos falta sentirnos más orgullosas de cada una de esas pequeñas o grandes cosas que hacemos demasiado bien, para que ese mismo sentimiento de orgullo se vuelva en gasolina para seguir desarrollando nuevas habilidades. En el momento que empezamos a actuar desde el poder que tenemos se desmorona la palabra imposible y se empiezan a construir escalones para llegar a nuevos niveles. 

Las aventuras de la vida requieren de convencimiento y seguridad en cada una de nosotras para dominar las adversidades y conquistar nuevos territorios, sobre todo en el mundo del  emprendimiento  en el que todo cambia a la velocidad de la luz y la necesidad de tener conocimientos acordes a los cambios se vuelve crítica.  

Entonces, emprendedoras, en tacones, en sandalias, en tenis o en lo que más cómodas las haga sentir, avancemos en descubrir nuestras fortalezas y en sentirnos cada día más orgullosas de ellas para empoderar a otras emprendedoras y desbloquear nuevos niveles de esta carrera empresarial que no se detiene y que cada día exige más.

Contacto
LinkedIn: Karen Carvajalino
Twitter: @LasCarvajalino

*La autora es psicóloga y cofundadora The Biz Nation, una plataforma de educación virtual enfocada en emprendimiento, tecnología y habilidades para los trabajos del futuro. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad