Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

¿Quién espera que EE. UU. y China no lleguen a un acuerdo comercial?

Cultivos de soya en en Latinoamérica encienden el debate. Argentina y Brasil estarían llenando el ‘hueco comercial’ en el país asiático.

Publicado

on

Investing.com – Éste es el título de un artículo de South China Morning Post que nos ha llamado la atención y del cual nos hacemos eco. La prensa china sigue en su estrategia de presión a Estados Unidos y, ahora, vuelve a lanzar artículos de advertencia: En este caso, argumentando la fortaleza de exportaciones e importaciones del gigante asiático con otros países, en detrimento de Estados Unidos.

Los productores de soya de EE. UU. esperan ansiosamente el acuerdo con China, pero los exportadores de Brasil y Argentina esperan que no haya acuerdo”, apunta el diario chino.

Latinoamérica

Y es que, a principios del próximo año, estarán listos los cultivos en varios países latinoamericanos, que se frotan ya las manos a la espera de que una falta de acuerdo entre EE. UU. y China siga impulsando sus exportaciones al gigante asiático.

“Los nuevos cultivos de soya de Latinoamérica podrían satisfacer la demanda en el mercado chino”, apunta un informe de Shanghai JC Intelligence publicado esta semana y del que se hace eco South China Morning Post.

Lea también: Bogotá ya es la tercera mayor ‘ciudad fintech’ de América Latina

“Si las negociaciones comerciales entre China y EE. UU. se prolongan durante otros dos meses, los agricultores estadounidenses perderán la mejor oportunidad de ventas a China en el nuevo año de comercialización. Esas semillas de soja sin vender se sumarán a los sobrantes de existencias de soja de Estados Unidos”.

Argentina y Brasil siguen “llenando el hueco” de la ausencia comercial por parte de Estados Unidos en los últimos 16 meses, afirma el diario. “Los aranceles elevados han visto caer las ventas de soja de Estados Unidos a China en un 90 % desde 2017, en gran parte reemplazadas por las importaciones de Brasil. Se espera que el país suramericano coseche un cultivo un 27 % más que Estados Unidos este año, según el proveedor de datos agrícolas Gro Intelligence”.

África

Curiosamente, South China Morning Post también publica otro artículo en el que explica que “el aumento de las exportaciones de pequeños fabricantes de China a África, en sectores que van desde piezas de automóviles hasta textiles, ayuda a compensar la caída de las ventas a Estados Unidos en medio de la guerra comercial”.

Según el diario, la iniciativa ‘Belt and Road’, impulsada por Pekín y que tiene como objetivo vincular Asia, Europa y África con una red de puertos, autopistas y ferrocarriles, está compensado una parte de la demanda perdida de Estados Unidos.

Y cita a empresarios del sector, como Steve Xie, un empresario chino cuyo negocio ha registrado un aumento del 40 % en los pedidos: “En el sector textil, muchas fábricas orientadas a la exportación en Zhejiang han duplicado o incluso triplicado sus pedidos al mercado africano este año. La importación por parte de Nigeria y Etiopía, por ejemplo es enorme”.

Lea también: Desempleo llegó a 9,8 % en octubre

Siguen las represalias en Twitter

Estas informaciones se suman a las nuevos tuits de medios como Global Times en los que se rechaza la firma de EE. UU. de la ley sobre Hong Kong y se afirma que se negará la entrada al país asiático a los firmantes de la misma.

Incluso, José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, destaca algunas contradicciones en los mensajes. “Por un lado dice que lo de Hong Kong tendrá el peligro de cortar las negociaciones, pero por otro lado dice que EE. UU. debería pedir una cifra de compras agrícolas variables y no una fija tan elevada como la actual para poder firmar el acuerdo de fase 1. ¿Pero no dicen por otro lado que las negociaciones se han roto? Están creando mucha confusión”.

Mientras, los mercados parecen fiarse lo justo de esta situación. “Esto sirvió de ‘excusa’ a algunos inversores para aligerar el peso de la renta variable en sus carteras, aprovechando los niveles cercanos a los máximos anuales de muchos índices europeos para realizar beneficios -algunos índices están muy cerca de sus máximos multianuales o, como en el caso del Dax alemán, históricos-“, concluyen en Link Securities.

Publicidad
Publicidad