Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Dos factores que pueden provocar alzas en los fabricantes de chips

Luego de un año de ventas masivas, las acciones de los fabricantes de chips podrían volver a tener alzas

Publicado

on

Producción tecnología

INVESTING-. Tras el potente repunte de este año de las acciones de los fabricantes de chips para ordenadores, estas empresas tienen ahora poco margen de error. Los inversores han construido un fuerte argumento alcista para el sector que sufrió una venta masiva en 2018.

El índice de Semiconductores de Filadelfia, que incluye a algunos de los mayores fabricantes de chips del mundo como Intel Corporation, NVIDIA Corporation y Advanced Micro Devices Inc ha subido alrededor de un 45% en 2019, superando con creces la subida del 24% del S&P 500 de este año. El índice registró máximos históricos el 11 de noviembre.

Los fabricantes de chips han estado a la vanguardia del auge tecnológico, beneficiándose del elevadísimo uso de los smartphones y el aumento de las inversiones en computación en la nube, centros de datos y tarjetas para juegos.

Lea también: Las tres tendencias que marcan al mundo tecnológico, según Intel

Pero los inversores los rechazaron el año pasado cuando quedaron atrapados en la batalla comercial, que lastró la demanda y dificultó que estas empresas se expandieran en China.

Con el aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la Reserva Federal de Estados Unidos dispuesta a reducir los costes de financiación si la economía se enfrenta a una ralentización, algunos inversores creen que se observará otra subida de las acciones de los semiconductores.

En nuestra opinión, sin embargo, perseguir el repunte en esta etapa del ciclo es peligroso. Todavía hay muchas incógnitas al respecto.

En primer lugar, el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China sigue siendo un trabajo en curso y los inversores saben muy poco sobre los detalles que podrían favorecer a los fabricantes de chips.

Wall Street sigue centrando sus esperanzas en un avance de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera el viernes que el acuerdo comercial con China estaba cerca.

Incertidumbres en torno a los resultados

El presidente chino, Xi Jinping, sin embargo, no ofreció un fuerte indicio similar. En cambio, dijo, Pekín también quiere llegar a un acuerdo, pero “luchará” si es necesario.

Si el acuerdo comercial no llega a buen puerto o los términos del acuerdo no satisfacen las expectativas de los inversores, las acciones de las empresas fabricantes de chips podrían verse gravemente perjudicadas, ya que este sector es uno de los que más se beneficiaron.

El segundo mayor riesgo al que se enfrentan los inversores en acciones de fabricantes de chips proviene de la incertidumbre en torno a las futuras presentaciones de resultados. En los últimos informes trimestrales de resultados, los fabricantes de chips enviaron señales muy dispares.

Recomendado: ¿Quién espera que EE. UU. y China no lleguen a un acuerdo comercial?

Nvidia, el mayor fabricante de chips para tarjetas gráficas de ordenador del sector, anunció a principios de este mes unas ventas trimestrales que superaron las expectativas de los analistas, pero la empresa ofreció unas previsiones poco alentadoras, lo que sugiere que la demanda de chips de gráficos para juegos se está recuperando más lentamente de lo previsto.

Texas Instruments dijo en octubre que “la mayoría de los mercados se debilitaron aún más” en el tercer trimestre y ofreció una previsión de ingresos para el cuarto trimestre que sigue de cerca las peores estimaciones de Wall Street. 

Texas Instruments se considera un indicador para la industria de chips debido a su amplia base de clientes y alcance geográfico.

Estas advertencias no han calmado hasta ahora el estado de ánimo alcista de los inversores sobre los semiconductores. Según las previsiones de los analistas, el tercer trimestre probablemente marcó un resultado inferior al ciclo descendente de la industria.

El crecimiento continuará acelerándose. Para el tercer trimestre de 2020, se espera que las ganancias de los semiconductores se expandan más rápido que las de las empresas de software.

En conclusión

Invertir en acciones de chips tras el potente repunte de este año no tiene sentido, especialmente cuando las amenazas a su crecimiento aún no han desaparecido por completo.

Cualquier desarrollo negativo de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, más malas noticias en el frente económico chino y una posible ralentización de la expansión de Estados Unidos son algunos de los obstáculos que aconsejan evitar las acciones de semiconductores en general.

Publicidad
Publicidad