Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Fase 2 de acuerdo comercial con China abordará ciertos temas de tecnología: secretario Mnuchin

Publicado

on

acuerdo comercial

 REUTERS.- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo el miércoles que algunos asuntos de tecnología y ciberseguridad se resolverán en el próximo capítulo de un acuerdo para finalizar la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

“Creo que una serie significativa de temas de tecnología están en la fase 1. Hay otras áreas de servicios que serán tratadas en la fase 2. Hay ciertos temas de ciberseguridad estarán en la segunda fase”, indicó Mnuchin a la cadena CNBC.

Lea también: EE.UU.-China: ¿Por qué el acuerdo de Fase 1 sigue generando dudas?

“Habrá más temas con los cuales lidiar y los abordaremos”, indicó.

El secretario Mnuchin también destacó que China ha preparado “leyes significativas” para cumplir con los compromisos alcanzados en esta primera fase del acuerdo comercial con Estados Unidos.

Se espera que con un acuerdo, además China eleve su demanda de petróleo, lo que podría mejorar el precio de este commodity.

Actualidad

¿Cuál es el papel de los millonarios en la crisis que vive el país?

En tiempos de crisis, expertos dicen que no solo se espera que se metan la manos en el bolsillo, sino que lideren procesos.

Publicado

on

En medio de la crisis más grave en la historia reciente por la implacable expansión el coronavirus que ya deja más de 250.000 infectados en el mundo, la guerra de precios del petróleo y una volatilidad de los mercados que genera incertidumbre al mundo, la población se pregunta cuál será el rol de los hombres y mujeres más ricos del mundo.

Vea el especial del listado de Millonarios en Colombia

Para aterrizar las dimensiones, Jeff Bezos, dueño de Amazon y el hombre más rico del mundo, tiene una fortuna de 113 mil millones de dólares, equivalente a casi el doble del presupuesto nacional para este año. O Bill Gates, fundador de Microsoft —y quien le sigue—, tiene la riqueza comparable a 300 veces la de un departamento como Caldas o Tolima en Colombia.

Guardando las proporciones y en puestos lejanos a nombres como Bezos, Gates y Arnault, Colombia tiene cuatro multimillonarios que aparecen en el listado anual de la revista Forbes: Luis Carlos Sarmiento Angulo, Jaime Gilinski, Alejandro Santo Domingo y Carlos Ardila Lülle. No obstante, la fortuna de estos colombianos suman 15 mil millones de dólares, unos 54 billones de pesos, casi cuatro veces de lo que costarán las medidas iniciales implementadas por el Gobierno para atender la crisis del coronavirus.

Le puede interesar: Vea acá todas las #CharlasForbes: ideas en tiempos de crisis

Al revisar la lista de los 50 colombianos con más de 100 millones de dólares, se pudo establecer que las principales fortunas son herencias de familias empresariales tradicionales, forjadas por más de cien años de trabajo. La mayoría de estas están ubicadas en el sector de alimentos y hay un rubro importante de infraestructura y construcción. Además, han invertido fuertes sumas de dinero en filantropía: desde fundaciones hasta un centro de investigación para el cáncer. Este medio centenar de familias, herederos y personas naturales están muy por fuera de la realidad que tiene el país, donde, según Credit Suisse, hay 40.000 personas con más de un millón de dólares como patrimonio. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) ha señalado que existen 13 millones de colombianos que se ubican en estado de pobreza; 15 millones de personas son clase media, que vive con ingresos de entre 590.000 y 3 millones de pesos.

Le puede interesar: Los 15 más ricos del mundo 2020

Entonces, ¿cuál es el rol de estos privilegiados en un contexto colombiano de crisis? ¿Solo radicará en meterse la mano al dril? Expertos explican que la misión de los millonarios va más allá de su buena voluntad, implica liderazgo y vocería. Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, dice que precisamente en estos momentos es cuando se convoca a los líderes que surgen fuera de lo público: “Más que cómo no pierden dinero, buscan cómo salir de esto (…) Hay que hallar oportunidades para ser más eficientes en el ahora, pero también en la recuperación del mañana”, agrega.

Por la misma línea, Claudia Santodomingo, profesora de liderazgo del CESA, explica que la coyuntura es el momento de grandes dilemas éticos y de poner en práctica los conceptos que se estudian en los libros. “Estamos viendo en vivo a las naciones intervenir con la prioridad keynesiana (…) Algunos podemos trabajar desde casa, pero en la pirámide de producción de empresas de manufactura, ¿a quién mandamos a la casa? Si no hay producción no hay abastecimiento, no hay salarios y, ¿el Gobierno está preparado para mantener a las personas?”, discute, y añade que si bien el problema está en buscar el equilibrio entre la economía y el ser humano, también es una oportunidad de alinearse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y generar alianzas no tan exploradas.

Los expertos indican que esas grandes fortunas pueden aprovechar la volatilidad en el mediano plazo para no salir tan perjudicadas, pero en el ahora deben tomar un liderazgo activo, renunciar a beneficios y asumir ciertos costos para que no se trasladen a sus empleados, ofrecer recursos a programas sociales que protejan a los vulnerables, o a sectores que entren en quiebra. Como el caso de Arturo Calle, que cerró sus tiendas, pero prometió no hacer despidos masivos y pagar sus sueldos a sus 6.000 empleados. O cuando Luis Carlos Sarmiento Angulo decide donar 80.000 millones de pesos para alimentos, pruebas diagnósticas y ventiladores.

Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, explica que la idea no es que los millonarios reemplacen a la Nación, ni que se queden en filantropía, sino que “analicen inversiones que en el largo plazo favorezcan sus bienes y retorno, y no opten por soluciones contrarias al principio del derecho al trabajo”.

Para Santodomingo, uno de los consejos que deberían seguir los millonarios viene de Susana Martínez, CEO de Corewoman, quien dice que en épocas de crisis los emprendimientos tienden a crecer porque la mentalidad es emprender por oportunidad y no por necesidad. Antes del escenario actual, Ventures y la Bolsa de Valores de Colombia aseguraban que había dinero para emprendimientos con proyección a ser autosostenibles, por lo que, para la profesora, invertir en soluciones que respondan a la nueva realidad global no se queda en la ayuda humanitaria, mientras que sí concibe a los millonarios como ángeles inversionistas. “No es seguir solo con la responsabilidad social, es que den dinero a ideas en las que crean. La clave de este momento es no pensar en lo individual sino en el interés de la sociedad”, agrega.

En esa misma línea, el decano Sepúlveda explica que ante una apretada situación fiscal, la salida no puede ser ni aumentar impuestos a los más ricos ni favorecerlos en detrimento de los más pobres, sino facilitar su recuperación y liberar a las empresas más pequeñas. “Lo que se necesita es una política contracíclica para darle un empujón al freno económico, de lo contrario se va a ver impactado el ciudadano del común”, apunta Sepúlveda.

Los académicos coinciden en varios puntos. Sí, los millonarios deben involucrarse de forma activa; sí, el país saldrá con las fortalezas y debilidades expuestas, lo que se traducirá en mejor preparación para escenarios similares en el futuro; sí, conviene generar recursos extraordinarios para los afectados y se debe evitar la quiebra masiva de empresas. Aunque las acciones filantrópicas sirven en lo urgente, el rol de los más acaudalados es mantener esquemas de productividad, dentro de las posibilidades, para proteger el ingreso de los trabajadores, contribuir a las demandas gubernamentales para inyectar recursos en la distribución y protección de los sectores más vulnerables, e invertir a futuro, más que solo dar donaciones. Esto porque en el mediano y largo plazo deberán recurrir a su fuerza de trabajo para recuperar las pérdidas en medio de un panorama que no parece tener una salida antes de 90 días más.

*Con reportería de Andrés Montengro

Seguir Leyendo

Actualidad

Pasaron de diseñar vestuario de Star Wars a hacer uniformes para médicos

Antes hacían el vestuario de Star Wars, Outlander y Doctor Who. Hoy diseñan uniformes por la emergencia del coronavirus.

Publicado

on

Reuters. Los costureros que elaboran las prendas que visten los actores en producciones desde Downton Abbey a Game of Thrones y Batman han unido fuerzas para fabricar ropa desechable para los médicos que están combatiendo el brote de coronavirus.

Trabajando desde cocinas, hangares y áticos en todo el país, el equipo está confeccionando uniformes para el personal médico.

Le puede interesar: Este es el listado de artistas que estarán en el gran concierto de Lady Gaga

Dulcie Scott, que se encargó de parte del vestuario en la adaptación realizada por la BBC de “His Dark Materials” de Philip Pullman, está ayudando a liderar el esfuerzo junto a un comprador de material que trabajó una vez en una película sobre médicos.

En la actualidad, unos 150 fabricantes de vestuario están elaborando las prendas, incluidas personas que trabajaron en producciones como Star Wars, Outlander y Doctor Who.

“Ha ido mucho más allá de lo que jamás habría imaginado”, dijo Scott a Reuters. “Nos está ayudando la red más fenomenal y de clase mundial de costureros”.

La serie de Pullman es conocida como HDM, iniciales que utilizó el grupo para denominarse Helping Dress Medics (Ayudando a Vestirse a los Médicos).

Asimismo, fue puesta en marcha una campaña de recogida de fondos (https://www.gofundme.com/f/helping-dress-medics) por 1.500 libras esterlinas (1.900 dólares) para obtener los materiales.

En dos semanas ha recaudado más de 44.000 libras y se están elaborando unos 6.000 equipos. En un caso, un fabricante de cortinas donó tela, mientras que jefes de fábricas obligadas a cerrar por el brote están trabajando para cortar el material.

“Me parece brillante y restaura mi fe en la gente, creo que es maravilloso”, dijo Scott. “Pero también rompe el corazón ver que existe esta necesidad”.

Scott entregó su primer set a una mujer en un pueblo cercano, coincidiendo justo en el momento en que la gente aplaudía en público la labor del personal sanitario.

El brote del nuevo coronavirus ha provocado un aumento en la demanda de todo, desde respiradores a ropa desechable, y ha hecho que compañías como Rolls-Royce, los equipos de la Fórmula Uno, soldados y voluntarios individuales intenten cubrir las carencias.

Scott y su equipo están siendo aplaudidos por los actores y guionistas para los que trabajaron una vez.

“¡Bis!”, tuiteó Hugh Bonneville, el actor que interpretó a Robert Crawley, conde de Grantham, en la serie histórica Downton Abbey. “¡Bien hecho!”, dijo Pullman.

Seguir Leyendo

Actualidad

El mundo supera millón y medio de casos y las 90.000 muertes por coronavirus

Publicado

on

Salud

EFE.- Los casos globales de COVID-19 ascienden a 1,62 millones, después de que se registraran más de 90.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los fallecidos por la enfermedad son 92.798, 7.200 más que en la jornada anterior, por lo que se espera que durante el fin de semana se rebase la barrera de las 100.000 víctimas.

Europa sigue concentrando más de la mitad de los casos, con 799.000, mientras que en América hay confirmados 493.000 contagios, en contraste con África, la región menos afectada con 8.700 detectados.

Puede interesarle: Colombia confirma 14 nuevos fallecidos y alcanza 2.223 contagios confirmados de covid-19

Según las estadísticas de las distintas autoridades sanitarias del planeta, unos 366.000 pacientes se han recuperado de la enfermedad, por lo que se sigue manteniendo la proporción de un 25 % de altas, con escasa variación desde las últimas semanas.

Cerca de 50.000 casos, un 4 por ciento del total, se encuentran en situación grave o crítica, por lo que en la gran mayoría de los pacientes, más del 90 por ciento, el deterioro de salud que causa es leve o moderado. 

Estados Unidos reporta 467.184 contagios confirmados y solo en Nueva York, la ciudad epicentro de la epidemia en ese país, ya se registran 5.150 fallecidos

Seguir Leyendo

Actualidad

Grupo Familia apoyará recicladores y sector salud con $2.000 millones

El grupo empresarial entregará sus donaciones hasta agosto

Publicado

on

Reciclador
Foto: Pixabay

El Grupo Familia anunció una donación de recursos, alimentos y sus productos de aseo durante cuatro meses, para apoyar a las familias de recicladores en el país y ayudar a abastecer al sector de la salud, sumando cerca de 2.000 millones de pesos en contribuciones.

De acuerdo con la información del grupo empresarial, entregará una masiva donación de sus productos de aseo a varias instituciones médicas distribuidas en todo el país, que incluyen 22.000 litros de gel antibacterial y 410.000 pañales.

Además, durante los próximos cuatro meses, entregará mercados y soluciones de aseo a 2.300 familias de recicladores en todo el país, junto con subsidios económicos a adultos mayores que ya no están en condición de trabajar.

Puede interesarle: Fundación Santo Domingo dona $ 100.000 millones para enfrentar el coronavirus

El grupo destacó que de esta manera mantiene su compromiso por contribuir con el bienestar de Colombia y los demás países de América Latina en los que tiene presencia.

Andrés Gómez, presidente del Grupo Familia, señaló que “sabemos que la situación ha tomado por sorpresa al país y al mundo, y estamos seguros de que, si todos sumamos esfuerzos, haremos que lo único que se contagie sea el optimismo y las ganas de salir adelante, sobre todo, ayudando a las poblaciones que más lo necesitan”.

Seguir Leyendo

Actualidad

Carta editorial: Lecciones virales

La crisis nos ha estallado en la caray nos ha mostrado las costuras de una sociedad dolorosamente inequitativa.

Publicado

on

Coronavirus

Parece un mantra que se dice aquí y en la China: el Covid-19 lo cambió y cambiará todo lo que hemos conocido. Se habla de la emergencia con una inédita angustia colectiva. Una barahúnda que se expresa en gritos de arrepentimiento, temores, desconcierto y reflexiones al darnos cuenta de que seguimos siendo una especie vulnerable a pesar de tener las más potentes armas de destrucción masiva y de cargar en nuestro ADN una historia milenaria de aprendizajes. Es como regresar a la esencia.

El final de esto no se sabe cuándo es. Se dice que un par de meses, 18 meses. Más allá de esta especie de bucle del miedo hay que empezar a pasar del desconcierto a mirar hacia adelante y, para ello, hay que ver qué lecciones está dejando esta crisis.

Por ejemplo, qué líderes escogemos en las urnas. Quién iba a pensar que hace unos meses estábamos votando por las personas que iban a coordinar las acciones para combatir la amenaza más grande que ha tenido el país en su historia. Bien o mal. Cada uno tiene su opinión sobre las decisiones que ellos han tomado. Pero hoy, más qué nunca, como ciudadanos, tenemos que aceptar que siempre que vayamos a las urnas tenemos una gran responsabilidad. Solo miremos en el mundo quiénes han tomado decisiones tarde o erróneas y cuáles son los efectos devastadores que han tenido.

“Hoy más qué nunca, como ciudadanos, tenemos que aceptar que siempre que vayamos a las urnas tenemos una gran responsabilidad para elegir a nuestros líderes. Solo miremos en el mundo quiénes han tomado decisiones tarde o erróneas”

¿Los sistemas de salud son robustos y eficientes? La incapacidad de la infraestructura médica, directamente proporcional a los recursos que cada país invierte en hospitales y centros de salud, es, al menos, uno de los grandes temores porque el sistema es mucho más que imperfecto, no se han invertido los dineros necesarios para tener una salud pública fuerte y, por desgracia, en algunos casos ha dejado las puertas abiertas a la corrupción.

La modernización de la educación. No es cierto que los jardines, colegios y universidades estaban absolutamente preparados para la virtualidad. Aquí sobran herramientas y con una buena inversión se pueden adquirir. Ahora la pregunta que sigue: ¿docentes y estudiantes están capacitados culturalmente para asumir este gran reto? La misma pregunta cabe para las empresas que ven en el teletrabajo un sinónimo de ineficiencia.

Aquí la crisis no tiene estrato ni discrimina. El virus nos ha mostrado en la cara las costuras de una sociedad que tiene retos gigantescos. Que no se nos olvide que los dolores están en combatir la inequidad, la creciente informalidad, el desempleo, la autonomía farmacéutica y alimentaria y la dependencia fiscal del petróleo. Que nos sirva este virus mortal para dar el giro a lo que de verdad queremos de país.

Seguir Leyendo

Destacado