Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Acciones y crudo sufren impacto por temor a virus chino; activos seguros avanzan

Las acciones mundiales caían el lunes a su nivel más bajo en dos semanas por el aumento de la preocupación por el impacto económico de la propagación del coronavirus chino, en medio de un alza de la demanda de activos seguros como el yen y los bonos del Tesoro estadounidense

Publicado

on

stock

Reuters.- La cifra de muertes por el brote del coronavirus se elevó a 81 y la enfermedad se ha propagado ya por más de 10 países, incluidos Francia, Japón y Estados Unidos. Algunos expertos sanitarios han puesto en duda que China pueda contener la epidemia.

El índice de acciones mundiales de MSCI, que incluye títulos de 47 países, cedía un 0,42%, hasta su mínimo desde el 13 de enero.

En Europa, las bolsas caían siguiendo la estela de sus pares asiáticas. El índice paneuropeo STOXX 600 perdía un 2%, su cota más reducida en varios meses.

Recomendado: China informa sobre la posibilidad de contagio de coronavirus en incubación

Las acciones de compañías mineras se desplomaban un 3,1%, presionadas por su exposición a China, liderando los declives entre los principales subsectores europeos.

“El coronavirus genera un impacto económico y financiero. Aún hay que analizar su magnitud, pero podría ser la chispa para un largamente demorado ajuste en los mercados de capital”, dijo en una nota a sus clientes Marc Chandler, estratega jefe de mercados en Bannockburn Securities.

En Asia, el promedio japonés Nikkei perdió un 2%, su mayor desplome diario en cinco meses. Los futuros mini del índice S&P 500 de Wall Street cedían un 0,9%, tras caer un 1,3% más temprano en las operaciones en Asia.

Puede interesarle: Trump agradece esfuerzo de China por contener coronavirus

“Con la mayoría de los mercados asiáticos cerrados, los inversores de dinero rápido están comprando activos sin riesgo como los bonos y vendiendo en el Nikkei”, dijo Masahiko Loo, de Alliance Bernstein. “Creo que esto seguirá así esta semana, hasta que los mercados chinos reanuden las operaciones la próxima semana y ceda el brote del coronavirus”.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón perdía un 0,45%, aunque los mercados en China, Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur, Singapur y Australia estaban cerrados el lunes.

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían, presionando a la baja los rendimientos. El retorno de las notas referenciales a 10 años tocó un mínimo de tres meses y medio, al 1,627%.

Lea también: Por coronavirus, China paraliza 10 ciudades; Disney-Shangai y partes de la Gran Muralla cierran

En el mercado cambiario, el yen se fortalecía un 0,5%, a 108,73 unidades por dólar, su máximo en dos semanas y media. El euro operaba a 1,1031 dólares, mejorando el mínimo de ocho semanas de 1,1019 dólares del viernes.

En materias primas, el crudo se desplomaba más de un 3%, mientras que el oro al contado trepaba un 1%, a 1.585,80 dólares la onza, su nivel más alto desde el 8 de enero.

Economía y Finanzas

Bolsa de Colombia termina con ligera ganancia de 1,18 %

El temor a la extensión en las cuarentenas sigue afectando los mercados de valores

Publicado

on

Bolsa de valores

La Bolsa de Valores de Colombia cerró en terreno positivo por tercera vez en la semana, aunque su Colcap terminó el viernes con un alza de 1,18%, equivalente a 13,12 unidades hasta los 1.127,55 puntos.

Entre las acciones de mayor valorización durante la jornada estuvieron Ecopetrol con 7,64 % -motivada por el aumento en el precio del petróleo que generó la posibilidad de un recorte en la producción-, Preferencial Avianca Holdings – que reveló que 17.000 colaboradores aceptaron licencias no remuneradas ante la crisis- con 2,64 % y Preferencial Grupo Sura con 1,34 %.

Por el contrario, las tres acciones de mayor disminución el viernes fueron Preferencial Corficolombiana con -8,98 %, Bancolombia con -5,38 % y Preferencial Grupo Argos con -3,80 %.

Puede interesarle: 17.000 colaboradores de Avianca se acogieron a la licencia no remunerada

En Wall Street, el temor a que las cuarentenas deban extenderse y generen un mayor impacto económico en la que sería una recesión peor que la pasada crisis financiera según el Fondo Monetario Internacional, generó retrocesos en sus tres índices principales.

Así, el Dow Jones cerró con una caída de 1,67 %, el S&P 500 retrocedió 1,53 % y el Nasdaq lo hizo en 1,41 %.

El barril de petróleo WTI sigue mejorando su precio y alcanza los 28,59 dólares por barril, mientras el Brent regresa a los 34,45 dólares.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

La producción de café de Colombia cayó un 12 % en marzo

Es su peor registro en marzo desde 2015

Publicado

on

Café

EFE.- La producción de café en Colombia cayó un 12 % en marzo debido a factores estacionales, lo que no debe afectar la meta de 14 millones de sacos de 60 kilos prevista para este año, informó este viernes el gremio del grano.

En marzo fueron producidos en el país 806.000 sacos, cifra inferior a los 914.000 de marzo de 2019, dijo la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

En el primer trimestre, la producción llegó a casi 2,9 millones de sacos, un 14 % menos que los 3,3 millones el mismo periodo de 2019.

Al respecto, la Federación de Cafeteros aclaró que este resultado no tiene nada que ver con la cuarentena por el coronavirus, que prácticamente tiene paralizadas las actividades del país desde finales de marzo, y se debe únicamente a factores estacionales.

Recomendado: Gobierno lanza fondo de estabilización de precios del café

Según el presidente de la FNC, Roberto Vélez Vallejo, entre mayo y octubre del año pasado “las floraciones que son las responsables de esta cosecha estuvieron muy concentradas”.

“En consecuencia vamos a tener una cosecha que va a estar muy concentrada entre finales de abril, mayo y mediados de junio”, agregó.

La FNC dijo que en los últimos 12 meses, la producción aumentó un 6 %, hasta los 14,3 millones de sacos, y en lo que va del año cafetero (octubre 2019-marzo 2020), la producción supera los 7,4 millones de sacos.

“Vamos en camino a una cosecha cafetera por encima de 14 millones de sacos para 2020”, manifestó Vélez Vallejo.

Puede interesarle: Una posible estrategia para invertir en el café

La bajada de la producción en marzo estuvo acompañada de una caída aún mayor de las exportaciones, que fueron de 903.000 sacos de 60 kilos, en contraste con los 1,1 millones vendidos al exterior en el mismo mes de 2019.

En el primer trimestre las exportaciones también cayeron, un 14 %, a poco más de tres millones de sacos frente a los casi 3,6 millones del periodo comparado.

En los últimos 12 meses, las ventas externas de café de Colombia aumentaron ligeramente el 1 %, hasta los 13,2 millones de sacos, y en lo que va del año cafetero cayeron 4 %, hasta situarse en 6,8 millones de sacos. 

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar sigue bajando en Colombia, cerró en $4.027

Un mayor precio del petróleo ayudó desde el jueves a que el peso recuperara terreno

Publicado

on

Dólar

El dólar cerró la semana con dos días consecutivos a la baja, al terminar el viernes en 4.027,60 pesos, con un promedio durante la jornada de 4.008 pesos.

El registro del dólar al cierre de la jornada es cerca de 40 pesos inferior a la TRM vigente para lo jornada, que era de 4.065,50 pesos y doce pesos por debajo del precio de apertura.

Aunque el dólar se mantiene al alza frente a la mayoría de monedas del mundo dado el apetito por este activo refugio, los rumores que iniciaron el jueves sobre la posibilidad de un acuerdo de recorte en producción de crudo por parte de la OPEP+, llevaron a un incremento del valor del petróleo que, dado su peso en la canasta exportadora colombiana, ayudó al descenso de la tasa de cambio.

Recomendado: Trump presume acuerdo petrolero entre árabes y rusos; precio se dispara 47%

El peso colombiano acumula una devaluación de 24,06 % en lo corrido del año y de 29,34 % en los últimos doce meses.

Por su parte, el euro se cotiza a 4.3xx pesos.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Informales, el gran reto para evitar una explosión del desempleo

Para los expertos, las primeras medidas que buscan limitar la pérdida de empleos y ayudar a quienes ya los perdieron, se quedan cortas

Publicado

on

Desempleo

Una de las preocupaciones de los gobiernos en el mundo, y Colombia no es la excepción, es mantener un nivel de ingreso mínimo entre sus habitantes trabajadores, de modo que cuando las cuarentenas terminen estos todavía tengan cierta capacidad de consumo, que evite mayores pérdidas en el sector productivo y por lo tanto una gran alza del desempleo.

En el país, las medidas adoptadas van desde la protección al cesante y la posibilidad de retiros parciales de cesantías hasta un ‘Ingreso Solidario’ para tres millones de trabajadores informales, que también deben quedarse en casa durante la cuarentena y sin más ingresos que el nuevo subsidio.

Sin embargo, para los expertos estas medidas resultan insuficientes. Para Jaime Tenjo, experto laboral, el Gobierno puede intentar algunas medidas adicionales como acoger la propuesta de subsidiar al menos una parte de las nóminas. Pero en la informalidad, “que es enorme en este país, no creo que haya una solución y en ese caso ya toca es ver si se puede hacer un sistema de subsidios directos no para que no queden desempleados sino por lo menos para que puedan sobrevivir”.

De ahí la importancia de medidas como el Ingreso Solidario anunciado por el Gobierno mediante el Departamento Nacional de Planeación. Sin embargo, para el experto Juan Carlos Guatequí, “si en Colombia hubiéramos reconocido que la informalidad es un problema estructural complejo, y en mi opinión además muy asociado al empleo cuenta propia, es muy posible que mejorando las condiciones laborales y estimulando el empleo asalariado, la gente tuviera una red social de apoyo un poquito menos precaria que 160.000 pesos transferidos a algunos cuenta propia”.

Recomendado: 3 millones de informales recibirán ingreso básico

De acuerdo con los cálculos de la Universidad de los Andes, basados en la Gran Encuesta Integrada de Hogares 2019, de los 13,49 millones de trabajadores informales en el país, seis millones pueden considerarse como más vulnerables y otros 7,4 millones como menos vulnerables frente a un paro de la economía como el generado por la pandemia.

Guatequí agrega que “el problema más complejo es que ese empleo está más asociado a la demanda y no a una relación entre empleadores y empleados, que daría para por una parte proteger los empleos y por otra ofrece runa cobertura de seguro de desempleo, en Colombia el seguro de desempleo está atada al empleo formal y al muy formal porque es el seguro que dan las cajas de compensación”.

Por su parte, el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario calculó que mientras el 56,5 % de los empleados formales pueden continuar con sus labores desde casa, para los informales la proporción es de 31,8 %.

Para la tasa de desempleo general, el impacto también dependerá del tiempo que el país mantenga las medidas de cuarentena (para lo cual además el debate se extiende sobre las capacidades del país para atender a los cotnagiados si la medida se levanta muy pronto) y del que necesitará la economía para recuperarse.

Puede interesarle: EE.UU: pedidos de subsidio por desempleo se duplican a 6,6 millones

Pues, advierte Tenjo, “no es que, como decía el ministro Carrasquilla, cuando esto termine vamos a despegar como un cohete sino que la economía va a salir resentida, muchos se van a quebrar, muchos van a perder sus negocios, etc”.

Soluciones para empleados formales

Para los empleados formales, el Gobierno ha generado algunas soluciones como la protección al cesante o los retiros parciales de cesantías también para quienes recibieron licencias o vacaciones con reducción o interrupción temporal de sus ingresos.

Pero para los académicos de Los Andes, la situación podría exigirle al Gobierno adicionales para al menos 2,5 millones de empleados formales, ya que el efecto negativo sobre los sectores productivos directamente implicados como el comercio y el turismo, también se reflejarán en parte en otros segmentos de la economía.

Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, señaló que “las alternativas de mantener el sistema productivo y no afectar el desempleo están ligadas a las respuestas sociales que tiene el sistema de Seguridad Social, de las cuales carece Colombia lamentablemente. En el mundo, eso se llaman amortiguadores sociales”.

Es decir, el Sistema de Seguridad Social debería tener mecanismos que le permitan responder ante momentos de crisis económica, mayor desempleo u otros riesgos que sean “socialmente relevantes”.

Pero en el país, este sistema está ligado a la formalidad laboral que cubre a cerca de la mitad de los trabajadores, lo que según Jaramillo ha llevado a “toda una política de trasladar a los trabajadores todo el costo de la crisis para mantener los puestos de trabajo e imputar el costo a las cesantías, las vacaciones, todo esto que estamos viendo que está promoviendo como alternativas el Ministerio de Trabajo de Colombia”.

También lea: Desempleo en febrero fue de 12,2 %

Y aunque la medida de protección al cesante es un primer paso, “faltaba el componente de remuneración para incentivar la búsqueda de un nuevo empleo”, añade el experto.

Y continúa “activarlo así en medio de una crisis no es fácil. Los seguros de desempleo se estructuran mediante una ayuda económica y políticas activas, es decir políticas de incentivo a la búsqueda de empleo, para mantener la conexión de subsidio de desempleo y búsqueda de trabajo. Lo que pasa es que en esta coyuntura va a ser muy complejo estructurarlo”.

Otra propuesta es un subsidio a la nómina, que le permita a las empresas mantener a sus empleados, aunque su flujo de caja no sea suficiente. El mecanismo se aplica en países como Alemania, donde los empleadores redujeron los salarios de sus empleados en entre 30 % y 60 %, a la vez que el Gobierno asumió el pago de hasta el 60 % de dicho ingreso, o España donde se prohíben los despidos pero el Sistema de Seguridad Social contribuye al pago de salarios.

Por su parte, Tenjo señaló que la coyuntura podría facilitar una negociación entre empleados y empleadores, como ya se ha dado en algunos casos, para permitir pagos reducidos durante un tiempo determinado.

Y aunque el Código Sustantivo del Trabajo “prohíbe desmejorar a los trabajadores, pero habría que ver si hay alguna forma legal de hacerlo y tendría que ser bajo condiciones muy claras: primero, que sería una medida temporal, mientras pasa la emergencia, y después de que la emergencia pase los salarios volvería a las condiciones que tenían antes; que no les afecten por ejemplo, las contribuciones a pensiones, las vacaciones, las primas, etc. y que sea de común acuerdo con los trabajadores”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Bolsa de Colombia mantiene tendencia y abre en 0,86 %

Publicado

on

Bolsa de Valores

La Bolsa de Valores de Colombia abrió este viernes nuevamente al alza, con un incremento del Colcap de 0,86 %.

La BVC, que anunció que por la coyuntura no hará el rebalanceo periódico de su principal índice, avanza por tercer día consecutivo, con Ecopetrol nuevamente a la cabeza al reportar una valorización de 7,45 %.

Al mercado colombiano le han ayudado los rumores de un posible acuerdo de producción en la OPEP+, lo que debería ayudar, por lo menos, a ponerle un piso al precio del petróleo en medio de la rebaja de demanda como consecuencia de las cuarentenas por el coronavirus.

Recomendado: Arabia Saudita llama a reunión de emergencia OPEP+ por mercado petrolero

Otras acciones que iniciaron el día al alza son Cemex Latam Holdings, con 4,83 %; Preferencial Grupo Sura con 3,28 %; Preferencial Davivienda, con 2,70 % y Preferencial Bancolombia con un incremento de 0,16 %.

Por el contrario, Wall Street mantiene su semana de descenso con una apertura del Dow Jones en -0,86 %, el S&P 500 caía 0,38 % y el Nasdaq retrocedía 0,31 %.

Un día después que se revelara en Estados Unidos una cifra de solicitud de subsidios de desempleo que duplica a la presentada apenas una semana atrás, se conoció también que los pagos de nóminas en ese país cayeron en marzo a su peor nivel desde septiembre de 2010.

Los datos confirman los temores de una rápida desaceleración del mercado laboral y la llegada de la recesión como consecuencia de la pandemia.

Seguir Leyendo

Destacado