Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Ecopetrol tendrá que pagar más de $5.000 millones por derrame en Lisama

En respuesta, la petrolera estatal destacó sus acciones de recuperación ambiental en la zona afectada

Publicado

on

Lisama
Foto: Ecopetrol

Luego de dos años de proceso sancionatorio, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) impuso la anunciada multa por 5.155 millones de pesos a Ecopetrol, como consecuencia del derrame de petróleo y gas en Lisama, Santander.

De acuerdo con la autoridad ambiental, las acciones operacionales de Ecopetrol en este pozo no fueron las adecuadas. La petrolera le respondió que no está de acuerdo con dicho concepto.

Sin embargo, por activar y ejecutar su plan de contingencia ante la afloración de crudo en un pozo que ya estaba abandonado, la Anla exoneró a Ecopetrol de otros posibles cargos.

Recomendado: Ecopetrol superó los 3.000 barriles diarios de petróleo en Texas

Por su parte, la empresa señaló que ya está estudiando sus argumentos técnicos y que los presentará ante la entidad, para demostrarle que, desde que se presentó la contingencia, actuó para atenderla según el nivel de emergencia en que esta se encontraba.

Cabe recordar que la autoridad ambiental señaló en 2018, cuando inició el proceso, que la compañía no había informado a tiempo de su plan de contingencia para atender la emergencia y las afectaciones causadas.

Además, en ese momento, la Anla destacó que Ecopetrol se demoró en avisar sobre la magnitud real de su emergencia ambiental en el pozo Lisama 158, ubicado en la zona rural de Barrancabermeja, Santander.

La recuperación de Ecopetrol

En la respuesta de la estatal petrolera a la decisión de la Anla, informó que ya terminó la limpieza fina del caudal de la desembocadura del Caño La Muerte en el río Sogamoso, un recorrido de 12 kilómetros.

Puede interesarle: Ecopetrol terminó sísmica en el mar Caribe

También terminó con la incorporación de fauna y flora local tanto en la quebraba Lizama como en el Caño La Muerte y continúa el monitoreo de la calidad del agua superficial, subterránea y sedimentos. Todos estos, según la empresa, arrojan resultados con parámetros dentro de lo permitido por la Anla.

Publicidad
Publicidad