Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Capital Humano

¿Cómo saber si es un mal momento para tomar esa decisión en su empresa?

Lo más importante es saber en dónde están los problemas y correr hacia el miedo que da enfrentarlos para tomar decisiones pertinentes.

Publicado

on

La empresa que fundamos -hacemos parte de o simplemente somos responsables por- tiende a conectarse a nuestro sistema nervioso. La realidad es que por más de que logremos buscar el tan preciado “balance”, si trabajamos en una industria de alta exigencia y crecimiento probablemente esto nunca pase. Banca de inversión, consultoría o tecnología son algunas de ellas.

Dicho esto, durante mi día a día yo solía enfermarme, (de manera literal), cada vez que había algo mal en la empresa, incluso si no sabía qué era. Incluso si no pudiera verlo, tenía la capacidad de sentirlo. Esto para nada es un sentimiento agradable.

Lea también: Consejos para un emprendedor que está en sus veintes

No obstante, la mayoría de los buenos fundadores o managers que conozco tienen esta misma no tan grata experiencia. Desafortunadamente, este malestar físico tiende a ser la parte fácil del trabajo, pues el verdadero precio es mental y emocional.

La parte realmente difícil de estas situaciones es preguntarnos ¿qué hacer cuando sientes ese temor de que algo está terriblemente mal? ¿Corres hacia tu miedo o huyes de él?

Hace unos meses contratamos a un gerente de ventas y notamos que su comprensión de algunas de las proyecciones en el pronóstico eran bastante escasas respecto a lo que normalmente estábamos acostumbrados a ver.

Escuchamos un par de comentarios sobre su formalidad en el trabajo y su gran gestión comercial, pero no estaba llegando a los números necesarios durante sus primeros meses en la empresa. Mi primer instinto ante estas situaciones, es entender que efectivamente tenemos problemas y tomar control.

Sin embargo lo último que se quiere hacer en el mundo es realizar otra búsqueda ejecutiva, normalmente se está muy cerca de los deadlines y la junta directiva necesita resultados. ¿Qué haces cuando se presentan este tipo de problemas?¿Cuando es un buen o mal momento para tomar decisiones que conllevan un impacto profundo sobre nuestra organización?

Lea también: El dinero, el motivo principal por el cual las personas no son ricas

Normalmente tendemos a racionalizar los problemas y sopesamos los costos y los beneficios de actuar o no. Realizamos muchos juegos mentales para encontrar una respuesta, pero al final sabemos que va a ser un gran problema. ¿Lo dejamos pasar? Tal vez no es el momento para poner en riesgo el futuro cercano, después de todo estamos cerca de un deadline.

Durante mi primer año en Fitpal, estábamos creciendo tan rápido que nuestra junta directiva nos llamó para advertirnos que cerraría la compañía si no encontrábamos más espacio para todas las personas que teníamos. Le dijimos a nuestra controller que nos encontrara algo de espacio de inmediato, pero en el fondo no nos sentimos bien haciendo esa solicitud.

En algún lugar de mi cuerpo, sabía que el final del año entraríamos a competir fuertemente contra otras empresas que venían por nuestro mercado, pero no podía articularlo lógicamente, así que delegué la decisión. Huí del miedo.

Firmamos un nuevo contrato de arrendamiento para lo que se conocería como “El Edificio de Fitpal”. Esto nos dio espacio para crecer durante los próximos meses y triplicar nuestra planta comercial. Doblamos nuestros costos fijos en el proceso.

Lea también: El mito del emprendedor de 20 años

No obstante como bien sabíamos una fuerte competencia en el sector corporativo se desató, y perdimos casi la mitad de nuestros clientes en uno de nuestros segmentos más importantes. El contrato de arrendamiento que firmamos seguía siendo el doble del original pero ahora teníamos un gran hueco en nuestras ventas.

Cuando intentamos alquilarlo, descubrimos que el mercado no estaba dispuesto siquiera a pagar una tercera parte de lo que considerábamos justo, y con justo me refiero a no irnos a pérdida.

No fueron tiempos fáciles, pero escapé de mi miedo y perdimos varios miles de dólares. Dinero que necesitábamos con urgencia para sobrevivir. Sin embargo, de alguna manera, y en contra de los pronósticos, sobrevivimos, y tal vez sobrevivimos porque nunca más me escapamos a tomar decisiones difíciles a pesar del “mal o buen momento” de su ocurrencia. Hasta el día de hoy, cada vez que siento miedo, corro directamente hacia él, y cuanto más aterrador es, más rápido corro.

La forma en que se ejecuta es a menudo el diferenciador clave entre los líderes efectivos e ineficaces. Casi todos los grandes managers saben dónde están los problemas, pero solo los verdaderamente excepcionales corren hacia el miedo y toman las decisiones pertinentes sin importar el momento, por que en mi experiencia, este nunca va a ser oportuno.

Contacto:
LinkedIn: Santiago Aparicio
*El autor es cofundador de Fitpal, la plataforma que permite acceder a una oferta de más de 90.000 servicios deportivos (clases y gimnasios) en un solo lugar y por un costo fijo mensual.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Publicidad

Capital Humano

Teletrabajo: cómo mantenerse enfocado, motivado y productivo

Adaptarse es la palabra clave en el comportamiento del teletrabajador. Tener hábitos y darse espacios de ocio es clave.

Publicado

on

Foto: Pexels

Cuando decimos teletrabajo es común que las personas piensen inicialmente en tener el mejor computador, la red de internet de mayor capacidad y la silla más cómoda de todas; estos aspectos son importantes, pero mucho más definitivo es la adaptación de la mentalidad de las personas a los nuevos retos que tiene ser un teletrabajador.

Aspectos como el manejo de la autogestión, el enfoque y el bienestar son claves en el éxito de las personas que laboran de manera remota, pues serán ellos mismos quienes administrarán sus recursos internos para alcanzar las metas.

Lea también: Teletrabajo, la alternativa de las empresas para hacerle frente al Coronavirus

Iniciar en el mundo el teletrabajo puede ser una gran oportunidad para sentir un mayor control del ritmo de trabajo, disfrutar de los beneficios de estar en casa e incrementar la satisfacción con el logro de las metas, para esto existen algunos pequeños pasos validados por la ciencia para ser un teletrabajador feliz y productivo.

  • Convierta el enfoque en un súper poder: incluir en las rutinas prácticas de mindfulness, meditación o atención a la respiración, con tan solo 10 minutos al día dedicados a respirar de manera consciente es posible reducir el estrés, manejar mejor los conflictos, incrementar la creatividad y reducir los errores.
  • Planee las metas que quiere lograr: definir previamente las tres metas claves a alcanzar el siguiente día es activar en el cerebro el modo productivo y estar listo al siguiente día para sentarse a trabajar con claridad en el propósito a conseguir, en lugar de perder tiempo divagando sobre por dónde empezar la jornada.
  • Celebre los pequeños logros: conecte con sus habilidades y expréselas en las tareas y cuando alcance un avance en un proyecto por pequeño sea reconozca que ha logrado ir un paso adelante, esto le ayudara a mantener la motivación elevada.

Lea también: Errores comunes de los emprendedores al contratar talento

  • Cuide los hábitos centrales: no es posible tener alto rendimiento sin bienestar y para esto es fundamental cuidar el equilibrio entre actividad y descanso. Planee los espacios para moverse (bailar, saltar la cuerda, hace estiramiento), defina el tiempo de descanso (vea series, juegue, pinte, escriba, lea, cocine o escuche un podcast) y duerma el tiempo necesario (mínimo 7 horas) para que el cerebro funcione de la manera adecuada. Así su cuerpo estará equilibrado y le permitirá transitar este momento de adversidad sin perder el bienestar.
  • Cultive una mentalidad de aprendizaje: Identifice un aspecto, tema o habilidad que necesite desarrollar para ser efectivo como trabajador remoto y defina el plan para lograrlo, por ejemplo: si no sabe manejar una plataforma online, apóyese en sus compañeros de trabajo o amigos que sean más hábiles en el manejo de herramientas tecnológicas para aprender de ellos, recuerde que está desarrollando una nueva habilidad y esto requiere tiempo y práctica.

    Tener mentalidad de aprendizaje es flexibilizarse ante los cambios y prepararse para responder ágilmente en el siglo XXI.

Llego el momento de ir al siguiente nivel y eso significa entrenar la mente para ver oportunidades en cualquier situación que esté afrontando y avanzar sostenidamente un día a la vez.

Contacto:
LinkedIn: Blanca Mery Sánchez

*La autora es máster en neurociencia aplicada al alto rendimiento y la felicidad y directora de la compañía Mente Sana

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Así puede cuidar su salud mental durante la cuarentena

El distanciamiento social ha cambiado por completo la rutina de las personas, algunos consejos para evitar que esto represente un cambio en su salud emocional.

Publicado

on

Foto: Pexels

El Covid-19 ya deja más de 900 contagios en Colombia y el Gobierno Nacional en atención a las disposiciones de los expertos en salud, ha determinado que la mejor manera de reducir la velocidad de contagio, además de las recomendaciones básicas y con el fin de tratar de proteger la vida, es llevar al mínimo el contacto entre las personas, favoreciendo el distanciamiento social, es decir restringir actividades grupales y actualmente el aislamiento en casa.

Lo anterior ha cambiado completamente las rutinas de las personas, los niños están recibiendo clases en casa, los padres trabajan en casa y en algunos casos hay incertidumbre respecto a la continuidad del empleo y el futuro económico de la familia y en general del país, las personas están como en un “pare” en el tiempo por así decirlo, aunque la mayoría de las cosas sigan funcionando.

Lea también: #CharlasForbes: ‘Las emociones se contagian, los líderes deben evaluar lo que están transmitiendo’

La convivencia de todos los miembros de una familia con sus diferentes particularidades tiende a complicarse, exige poner en juego todas las capacidades de adaptación, requiere plantear negociaciones laborales, como padres, como esposos, hijos, nietos, abuelos y negociaciones para el cuidado y atención habitual del hogar.

En situaciones similares se pueden presentar síntomas emocionales reactivos, dentro de los factores de riesgo están: la vida en familia con disfunción familiar preexistente, el aislamiento percibido para personas que viven solas, el trabajo en casa con dificultades para organizar actividades del hogar al tiempo con las del trabajo, el trabajo con niños en casa, el bombardeo de información por medios de comunicación, que causa preocupaciones excesivas en personas susceptibles, el cambio de hábitos y rutinas que puedan causar sintomatología depresiva o ansiosa, el consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas “para pasar el momento”, la falta de ejercicio físico al aire libre, la sensación de pérdida de libertad y la enfermedad en miembros de la familia o el miedo constante a ser contagiado, entre otros.

Las medidas de protección de la salud mental suelen ser muy sencillas: en primer lugar, dar importancia a las cosas buenas derivadas de la situación, aunque parezcan pocas, tratar de llevar un día a la vez y tener claro que no hay personas perfectas y que las cosas no resultarán siempre como se espera.

Se habla de crisis, porque se trata de una circunstancia de alguna manera inesperada y con cierto grado de incertidumbre; y porque la mayoría de las personas no se habían visto obligadas a enfrentar una situación similar previamente. Cada persona cuenta con su propia historia y con sus herramientas para adaptarse en mayor o menor grado, por eso no hay una forma generalizada de manejo de la situación.

Lea también: OMS da consejos a gente en cuarentena para mantener su salud física y mental

Algunas recomendaciones generales serían: organizar de la mejor manera posible los tiempos, turnar tareas entre los padres en caso de estar en casa con hijos pequeños, usar cronogramas de actividades como si fuera un día laboral normal, también se debe procurar hablar con otros miembros de la familia, las herramientas disponibles, adicionalmente, se puede aprovechar este tiempo en soledad para fortalecer la vida espiritual.

Ahora es el momento de hablar, hacer juegos en familia, cenar juntos, de prestar atención unos a otros y de aprender. En momentos de desespero, que los habrá, tener claro que se trata de una situación transitoria, que tendrá fin y que al terminar la mayoría de las personas saldrán fortalecidas.

Para finalizar es importante saber que, si se presentan síntomas permanentes en el tiempo y que alteren el sueño, apetito o disminuyan el gusto por hacer lo que antes agradaba o que interfieran con las actividades de la vida diaria, es mejor buscar ayuda con algún miembro de la familia, un amigo o llamar a una línea de atención del servicio de salud.

Contacto:
LinkedIn: Yahira Rossini Guzmán*

*La autora es especialista en Psiquiatría y directora de docentes e investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Sabana.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Cinco claves para liderar una empresa familiar en tiempos de incertidumbre

“El nivel de resiliencia y definición de éxito al finalizar la crisis no estará exclusivamente ligada a resultados financieros u operacionales, sino también a la evaluación del impacto causado en el entorno familiar”, dice el consultor Juan Pablo Montoya al entregar pautas que pueden ayudar a compañías a sobrevivir en momentos turbulentos.

Publicado

on

El mundo atraviesa tiempos convulsionados, enfrentando a las compañías a retos históricos y sin precedentes, donde se medirá la capacidad adaptativa y de supervivencia.

Se estima que las empresas de origen familiar son responsables por la generación del 80% del PIB y el 65% de los empleos a nivel global. Compañías como Novartis, Porsche, Oracle, Samsung y Walmart son solo algunas de los conglomerados familiares más populares a nivel mundial.

Adicional a las complejidades a los que se ven enfrentadas las organizaciones, la situación para las compañías familiares es mucho más retadora, implicando preservar la unidad y el legado familiar, donde en la mayoría de los casos, ha sido construido por múltiples generaciones y años de esfuerzo.

En ese sentido, el nivel de resiliencia y definición de éxito al finalizar la crisis no estará exclusivamente ligada a resultados financieros u operacionales, sino también a la evaluación del impacto causado en el entorno familiar. La marea bajará, pero para lograrlo exitosamente las familias empresarias deberían abordar las siguientes cinco claves:

1. Perseguir la eficiencia: hacer más con menos

Salvo pocas industrias, la mayoría de las compañías se enfrentan a una disminución importante en la demanda, mientras que los gastos operativos continúan y muchos costos asociados a materia prima y cadena de suministro pueden aumentar. Aunque no existe una fórmula mágica, metodologías como el lean management alinean al equipo en torno a la coyuntura y permiten utilizar los recursos disponibles de manera más eficiente, maximizando la creación de valor.

Adicionalmente, es importante priorizar las necesidades de caja financiera, recogiendo las cuentas por cobrar y renegociando, en la medida de lo posible, las obligaciones financieras y cuentas por pagar.

2. Comunicación transparente y energizante

Se viven tiempos de incertidumbre y con ello surgen preguntas, principalmente por parte de miembros de la familia y empleados. Es importante abordar las preocupaciones y entender que la comunicación en tiempos de crisis cumple con dos objetivos principales; informar y motivar.

En el ámbito familiar, seguramente surgirán dudas relacionadas al nivel de riesgo de las compañías y el efecto del contexto actual en el pago de dividendos, mientras que, a nivel de los empleados, las preocupaciones girarán en torno a la estabilidad de sus trabajos. Todas las preocupaciones son importantes y es el líder quien deberá abordarlas, buscando presentar los retos como oportunidad, resaltando el compromiso y actitud necesaria para afrontar los retos. Es una gran oportunidad para fortalecer la unidad y enfatizar en los valores familiares, aprovechando para transmitirlo a toda la organización.

3. Demostrar el compromiso con la sociedad

La Familia Agnalli, propietarios de Fiat y Ferrari, anunciaron que enfocarán sus esfuerzos en la producción de ventiladores mecánicos desde sus plantas para ayudar a combatir la crisis del Covid-19 en Italia, su país natal. Mientras que, en Colombia, la Familia Murra anunció la donación para poblaciones vulnerables de 1M de libras de arroz Diana, su compañía insignia.

Las medidas fuertes pero necesarias, adoptadas por los gobiernos están teniendo un profundo impacto en la sociedad, en especial aquellos que viven de la informalidad y en sectores como el de salud. Existe una oportunidad de oro para que las compañías y fundaciones familiares puedan contribuir a aliviar la situación, apalancándose en su capacidad de movilización, operativas y económicas. Las acciones que las familias empresarias adopten serán decisivas e impactarán sus relaciones con clientes, empleados y sociedad. Además, se configura el escenario ideal para que las familias empresarias recalquen el valor de la filantropía y transmitan a través de ella, los valores familiares que los caracteriza. Una buena alternativa es apoyar la región donde nació el grupo empresarial familiar o poner a disposición de la emergencia su capacidad operativa o instalaciones físicas.

4.Fortalecer y utilizar el gobierno corporativo y familiar

Aquellos que hayan superado exitosamente una crisis, han sido testigos del inmenso valor de contar con un gobierno corporativo sólido e independiente. Una mirada experta y externa de la situación del grupo empresarial familiar puede ser el mejor aliciente durante estas épocas, bien sea a través de las juntas directivas para las empresas o los consejos de dueños en los grupos empresariales familiares . Por otra parte, el consejo de familia podrá ayudar a velar por el bienestar familiar y la preservación de su legado. Al final, los retos y coyuntura actual serán la mejor evaluación de la funcionalidad del gobierno corporativo y la agilidad de sus decisiones.

Kenneth Dayton, miembro de la Familia Dayton y propietarios de las tiendas Target describe que el éxito de un gobierno corporativo es logrado mediante una coordinación sobresaliente entre los miembros de junta y el CEO, pero también añade “los gobiernos corporativos eficientes también requieren excelentes dueños”.

5. Crisis como oportunidad

Aunque las crisis pueden significar una caída momentánea en los ingresos de las empresas o una disminución importante en el patrimonio, también requieren una visión de largo plazo y de oportunidad. Uno de los principales retos a los que se enfrentan las familias empresarias es el de involucrar y capacitar a las siguientes generaciones de líderes, quienes pueden traer visiones e ideas nuevas al negocio.

Estas visiones pueden ser utilizadas para fortalecer el negocio core y re-definir el futuro del conglomerado familiar, también, pueden ser la oportunidad perfecta para fomentar el emprendimiento, conectar a los más jóvenes o atraer al talento que no participe en el negocio familiar.

Adicionalmente, las circunstancias requieren adoptar nuevas y mejores tecnologías, por lo que las organizaciones deberían apalancarse de la situación actual y así lograr impulsar la transformación digital de sus compañías, la definición de una estrategia con enfoque digital y la implementación de nuevas metodologías de trabajo como; Sprint y Agile.

Contacto:
Por: Juan Pablo Montoya Velásquez*

*El autor tiene experiencia en consultoría en diversas industrias como:servicios financieros, salud, retail y empresas familiares en Latinoamérica y el Caribe. Entre sus intereses están el emprendimiento, el Venture Capital y Private Equity. Hace parte del equipo de Virtus Partners, firma de consultoría enfocada en empresas familiares.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Ser del cuadro de honor no te asegura ser millonario: estudio

De acuerdo con un estudio de un experto en comportamiento humano, los millonarios lo son porque a pesa de que tienen un promedio escolar bajo se atreven a romper las reglas establecidas y eso los hace trascender

Publicado

on

Empresarios

En Estados Unidos, el GPA o promedio de la universidad suele ser una de las herramientas más utilizadas para predecir o determinar que estudiantes serán más exitosos que otros. Eric Barker, experto en comportamiento humano, no está de acuerdo con esto.

Y a través de un estudio demostró que no siempre los que mejores calificaciones obtienen en su época escolar son aquellos que se convierten en alguien importante para la sociedad.

El GPA, promedio universitario de Estados Unidos, de los millonarios es de 2.9 sobre 4, que es considerado bajo en comparación con aquellos que al final de sus carreras obtienen todos los reconocimientos académicos, pero eso no determina el nivel de éxito.

Puede interesarle: ¿Cómo tener una carrera excepcional en una startup?

De acuerdo con el estudio elaborado por el experto en comportamiento humano, los millonarios lo son porque a pesa de que tienen un promedio bajo en sus estudios, se atreven a romper las reglas establecidas por la sociedad y eso los hace trascender.

En cambio, según Barker, las personas que obtienen las mejores calificaciones no siempre son los más exitosos porque durante su educación en escuelas y universidades se dedican a respetar las normas establecidas y cuando terminan una carrera les es más difícil romperlas.

El experto en comportamiento humano afirma que una vez que sales de las instituciones educativas es más probable trascender para aquellos que decidan hacer cosas distintas y romper las reglas establecidas.

Seguir Leyendo

Capital Humano

Teletrabajo, la alternativa de las empresas para hacerle frente al Coronavirus

El Gobierno Nacional hizo un llamado para que empresas del país hagan trabajo remoto. ¿Cómo hacerlo sin dejar de ser productivos? Acá las recomendaciones.

Publicado

on

Amazon, Google y Microsoft son algunas de las compañías que ya han adoptado medidas de aislamiento para sus trabajadores ante el inminente riesgo de contraer el coronavirus, o Covid-19. La razón es muy sencilla, proteger la salud de sus empleados y sus familias, y evitar la propagación de este virus que fue declarado por la Organización Mundial de Salud como una pandemia.

En Colombia, el Gobierno Nacional hizo un llamado oficial a las organizaciones del país a dividir en turnos flexibles los trabajos que, por su naturaleza, deben hacerse de forma presencial y realizar de manera remota todos los que sean posibles.

Lea también: Suben a 13 número de casos de coronavirus en Colombia

El anuncio ha dejado inquietas a muchas compañías que aseguran no estar preparadas para trabajar a distancia. Y sus preocupaciones son válidas, pues no basta simplemente con enviar a los empleados a trabajar desde casa y esperar los mismos resultados. El teletrabajo, como cualquier tipo de trabajo, requiere de unas condiciones especiales para hacerlo funcionar.

Para armarlos a ustedes y sus equipos de herramientas y buenas prácticas sobre este modelo de trabajo, Forbes consultó a CEO’s de LEADx y Truora sobre sus recomendaciones al respecto. 

Kevin Kruse, CEO de LEADx, plataforma en línea para el desarrollo de liderazgo, divide su modelo en dos partes: 1) acuerdos de servicio y 2) dinámica de la operación. Lo primero, dice, es aterrizar la expectativas de trabajo, los horarios y tiempos de respuesta de todo el equipo. Lo segundo, es tener disciplina operativa. Las reuniones y hábitos que se tienen como compañía, no tienen porqué eliminarse. 

Por otra parte, Daniel Bilbao, CEO de Truora, startup de tecnología de prevención contra el fraude, construyó junto a su equipo una serie de “reglas de juego” que internamente conocen como “el manifiesto del trabajo remoto”. Lo hicieron con el fin de formalizar las prácticas que, en su experiencia, han mostrado los mejores resultados.

El manifiesto del trabajo remoto de Truora

  1. Ser responsables con nuestro uso del tiempo
  2. Separar el trabajo de lo personal
  3. Estar atentos a los canales de comunicación
  4. Hacer uso de la cámara en todas las llamadas
  5. Mantener el calendario actualizado
  6. Evitar distracciones que puedan interrumpir nuestro trabajo
  7. Respetar el horario de los demás
  8. Ser comprometidos, responsables y disciplinados
  9. Ser directo en nuestras comunicaciones
  10. Usar la flexibilidad del trabajo remoto para nuestro bienestar

Lea también: Habilitado el teletrabajo para comisionistas de Bolsa

Sobre esto, Bilbao hace especial énfasis en la importancia de la cultura organizacional y atribuye el éxito de estas reglas a los valores de la compañía: “Uno de los valores más importantes de nuestra cultura es la confianza. Por eso, no es importante el lugar que escojamos para trabajar, lo que importa es nuestro compromiso con mostrar resultados.”

¿Qué herramientas de trabajo usar?

Para que las reglas funcionen, también es vital que sus empleados tengan las herramientas necesarias para llevar a cabo sus tareas, pues éstas facilitan la dinámica y comunicación entre miembros del equipo. 

Dentro de las más usadas, se encuentran:  

Comunicación:
– Slack
– Telegram
– Microsoft Teams

Compartir y almacenar documentos
– Google Drive
– Dropbox

Productividad
– Asana
– Jira
– Trello
– Monday

Reuniones
– Zoom
– Google Hangouts
– Skype

Si desean conocer más acerca de estas recomendaciones, el próximo martes 17 de marzo a las 7 p.m., el equipo de Truora realizará un Youtube live en el que compartirán sus aprendizajes con el trabajo remoto. El registro se hace a través de este link: Inscripción al YouTube Live 

Contacto:
LinkedIn: Daniel Bilbao
Twitter: @ddbilbao
*El autor es fundador y CEO de la empresa Truora, que tiene como objetivo combatir el fraude en Latinoamérica. Trabajó en la banca de inversión en Wall Street, es consejero y miembro de juntas directivas de varias ‘startups’ y hace angel investing.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Destacado