Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

La historia (no contada) del imperio Sarmiento

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez ofrece un perfil de lo que muy pocos conocen de su persona y de su desempeño al frente de Grupo Aval. En entrevista exclusiva reconoce la mano dura de su management, los retos que tiene su conglomerado para sobrevivir, las amenazas globales, y comparte su versión sobre el escándalo llamado Odebrecht.

Publicado

on

Portada Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez

Es el invierno de 1984 y en Ithaca, una ciudad situada a orillas del lago Cayuga, en la parte central de Nueva York, mantener la compostura es toda una proeza. Dada su geografía, el clima es extremo y hay meses en los que nunca para de nevar. Ahí, bajo esas condiciones, un joven se encuentra desesperado, pensando que su mañana será una pesadilla, pues no llegará a tiempo a una de las citas más importantes de su vida.

“Este trabajo ya lo perdí”, dice, mientras corre entre calles cubiertas de nieve y en un clima bajo cero; 15 minutos después de la hora pactada se encuentra con el directivo de una empresa que, por obvias razones, está muy bravo.

“Mire, quiero que sepa que tuve algunas dificultades, pero ya estoy aquí. Si quiere que hablemos, adelante; si no, entenderé perfectamente que esta entrevista ya la perdí”.

Las historias que empiezan mal también pueden tener finales inesperados y memorables. Así, el ejecutivo, después del trago amargo, charló durante horas con aquel joven, quien finalmente obtuvo el empleo y de esta forma comenzó su historial profesional, que hoy lo coloca como uno de los empresarios más poderosos de Colombia.

Recomendado: Grupo Aval emite bonos por US $1.000 millones en el mercado internacional

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez es ahora el CEO del Grupo Aval, un conglomerado que aglutina bancos, fondos de pensiones, medios de comunicación, hoteles, entre otros. “El Doctor Junior”, como suelen llamarlo sus cercanos, es miembro de una de las familias más ricas de Colombia, cuyo patriarca, Luis Carlos Sarmiento Angulo, ocupa el asiento 129 de la lista de Billionaires de Forbes, con una fortuna estimada en 10,8 billones de dólares.

Hoy, sentado en una sala de juntas a la que parece no faltarle ningún modelo a escala de avión, ni ninguna de las distinciones que Grupo Aval ha recibido en sus siete décadas de funcionamiento, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez habla en exclusiva con Forbes Colombia y recuerda sus años de juventud, su primer empleo en Procter & Gamble en Estados Unidos, los llamados de su padre para que regresara a casa, los puntos fuertes y flacos de su management, los planes y retos de Grupo Aval, además de uno de los momentos más amargos que le ha tocado sortear: el fraude de Odebrecht.

También habla de su estilo de gestión: “Yo nunca me siento satisfecho, siempre creo que nunca mi gestión llega al nivel que yo quisiera que llegara”.

De su relación con Luis Carlos Sarmiento Angulo: “Claramente, yo no cuento con una figura paternal de palmadita en la espalda ni de felicitaciones; entonces creo que mucha parte del tiempo, uno se la pasa asegurándose de que está entregando buenos resultados”.

Durante 90 minutos, Sarmiento Gutiérrez ofrece una mirada sobre temas filosos y responde sin rubor a los cuestionamientos en un contexto que ubica a Grupo Aval en el ojo del huracán a raíz del escándalo de la constructora brasileña Odebrecht en Colombia, por sobornos para obtener la construcción de una millonaria obra vial llamada la Ruta del Sol 2, cuyo más reciente capítulo llevó a prisión a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, otrora hombre de confianza del grupo y de la familia, circunstancia que también llevó a que un juez pidiera a la Fiscalía que investigue la actuación de Sarmiento Gutiérrez con el fin de indagar si él sabía de tales prácticas.

“Hicimos una debida diligencia; yo tengo mis correos electrónicos, donde les preguntamos a los banqueros de inversión más importantes del mundo qué nos podían decir sobre Odebrecht, y eran imposibles mejores referencias. Lo que no sabíamos, ni nosotros ni el mundo, es que Odebrecht había decidido montar una trasnacional del crimen”.

Foto: Cortesía Grupo Aval

Capítulo 1: las sorpresas de la vida

Sus años de juventud en Bogotá corrían cual si viviera en Disneyland. El pequeño Luis Carlos disfrutaba de la libertad que otorga la adolescencia, con esa hambre característica de pretender comerse el mundo, aunque también desde entonces empezaba a tomarse la vida muy en serio, pues siempre andaba en la búsqueda de la excelencia académica.

Puede interesarle: Grupo Aval lanza su Sedpe 100% digital

Pero ese tiempo dorado terminó a mediados de los años 70, cuando Colombia vivía uno de sus capítulos más desafortunados con las primeras semillas del cultivo ilegal de marihuana y las primeras manifestaciones de secuestros de la guerrilla, lo que provocó que, por orden de sus padres, Luis Carlos viajara a Estados Unidos. La promesa era que saliera de Colombia por tres meses, pero no, en realidad fueron 20 años.

El salir intempestivamente de casa le permitió adquirir un elemento fundamental de supervivencia: la adaptabilidad a entornos ajenos. Dejó el básquetbol por el fútbol; no tenía elementos de seguridad.

Al paso del tiempo se graduó con honores y decidió cursar un MBA. “Muchas veces, en la vida uno cree tener aptitudes para hacer algo, en mi caso el deporte, con lo que seguramente habría tenido una vida muy diferente, pero pasan cosas en la vida donde nos toca tomar decisiones que implican no poder hacer exactamente lo que uno quiere”, cuenta en retrospectiva Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez.

Y es aquí en donde resurge la historia inicial de este trabajo periodístico. En la búsqueda de su primer empleo, el joven Luis Carlos se entrevistó con bancos, pero un día le llegó por correo una solicitud de entrevista de una compañía que no identificaba, salvo porque después recordó que era aquella que vendía unas papas en lata llamadas Pringles. La cita con Procter & Gamble ocurrió de manera accidentada, y poco después él llamó a su familia para darle una noticia: “Sorry, no me voy a meter a la banca, trabajaré en el negocio del retail”.

En su primer empleo aprendió finanzas corporativas y mercadeo; fue ascendido en varios momentos, pero una llamada telefónica desde Colombia volvió a colocarlo frente a otro punto de inflexión. Era su padre, Luis Carlos Sarmiento Angulo: “Yo ya estoy pensando en retirarme y entonces será una tristeza que tú no vengas y trabajes en este país”.

Lo que vino después fue un cargo de conciencia que orilló a Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez a regresar a Colombia, pero solo por unos meses, pues poco después se registró el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán y tuvo que regresar a Estados Unidos, pero para trabajar en un banco filial del Banco de Bogotá (Banco de Bogotá Trust Company).

Después ocurrió otra llamada de su papá, pero para entonces Luis Carlos Sarmiento ya había adquirido el buen oficio de la negociación en la banca.

Volvió a Colombia para arreglar los problemas de contabilidad, reputación, conectividad e inventarios de la Compañía Celular de Colombia (Cocelco), y eso le permitió probarse en otro mundo, pero sobre todo empezar a darle toque a su propio estilo de gestión.

Foto: Forbes / Andrés Rodríguez

Capítulo 2: el estilo de liderazgo

¿Se siente satisfecho?

Yo nunca me siento satisfecho, responde el actual director de Grupo Aval. Yo tiendo a creer que los resultados son tan buenos porque tenemos buenos gerentes; me duermo pensando en que ojalá algo de lo que yo haga incida en los buenos resultados. Hay muchas satisfacciones y varias frustraciones.

Las cosas más duras que le pueden pasar a uno es despedir gente, y soy malísimo para eso. Tampoco doy feedback; la gente lo sabe por mi genio, pues me resulta difícil ocultar cómo estoy anímicamente. Trato de aprender, seguramente llegaré a viejo sin aprender.

Claramente, yo no cuento con una figura paternal de palmadita en la espalda ni de felicitaciones. Creo que mucha parte del tiempo, uno se la pasa asegurándose de que está entregando resultados. Cuando los resultados son bastante buenos, este puesto nunca recibe una palmadita en la espalda de felicitaciones, pero cuando los resultados no son buenos recibe una patada.

También lea: Privado: Grupo Aval adquiere Multibank Financial Group en Panamá

Los estilos de liderazgos marcan y marcarán los destinos de las empresas. El estudio Success personified in the Fourth Industrial Revolution, revelado este año por Deloitte, es una referencia en la materia debido a que analiza las respuestas de más de 2.000 directivos de grandes empresas de 19 países. En este se destacan las cualidades del líder que marca la diferencia: su impacto en la sociedad, el entrenamiento que otorga de cerca a sus empleados. Otras investigaciones, algunas hechas en Harvard, sostienen que la retroalimentación, incluso negativa, ayuda a los empleados a tener mejores resultados.

En el caso de Grupo Aval, algo llama la atención: dominan los hombres. En la conformación de su Junta Directiva principal, de los siete asientos, solo dos están ocupados por mujeres, María Lorena Gutiérrez —hoy presidenta de Corficolombiana, filial del conglomerado—, y Esther América Paz.

Bajo el mando de Sarmiento Gutiérrez, Grupo Aval se regirá bajo tres pilares:

Uno, vacunarse contra cualquier riesgo interno (estrategia, concentración) y externo (de mercado, liquidez, de crédito, financiación del terrorismo, lavado de activos).

Dos, mejorar las competencias de su talento humano, evitar la rotación de personal, reconocer a los mejores y armar líneas de sucesión.

Tres, concentrarse en el plan de digitalización para ser más eficientes. “Si los bancos de nuestro tamaño no se digitalizan, simplemente se van a volver dinosaurios y van a salir del mercado”.

Foto: Cortesía Grupo Aval

Capítulo 3: la mirada corporativa y global

Grupo Aval es uno de los grupos empresariales más importantes de Colombia y del mundo. Dado su crecimiento y perfomance, aparece en diversos listados de Forbes; ocupa el asiento 672 en el Global 2000 edición 2019 (que aglutina a las empresas globales más importantes del mundo), el 339 del World’s Best Employers (referido a las empresas que ofrecen buenas condiciones de trabajo para sus empleados) y el 51 en el Top Regarded Companies 2019 (que destaca a las compañías más confiables, con solidez en sus productos y servicios).

En el mundo está rondando el fantasma de la recesión. ¿Cómo ve a Colombia frente a ese fantasma? ¿Qué piensa de la corrupción que lacera la actividad económica?

Yo soy muy optimista. Colombia ha logrado un manejo de su Banco Central que es ejemplo internacional, la inflación está controlada. Por otro lado, es un país en el que se piensa que todo se arregla con una ley. Las leyes ya están escritas, lo que toca es aplicarlas. El aparato de justicia tiene que funcionar para que no haya corrupción. En la medida en que no haya corrupción, no importa el tamaño de ninguna empresa en ningún país, el gobierno es el que más recursos recibe por definición y es el que tiene que ver cómo redistribuye esos ingresos, precisamente para cerrar la brecha.

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez sabe que para este momento de la entrevista se asoma el caso que lo incomoda: Odebrecht. Pero dejémoslo para más adelante, pues el director de Grupo Aval tiene más que decir en torno de los grandes retos (y peligros) que la globalización trae consigo.

“Lo que estoy viendo, y me preocupa pues sí puede resultar en un menor crecimiento económico, son los movimientos en Barcelona, Chile, Ecuador, Venezuela, Bolivia, México, pero no creo que sea lo suficiente para plantear una visión tan pesimista en América Latina. En Estados Unidos se viene hablando de una recesión por tres años y no ha llegado”.

Y añade: “Lo que hemos visto son líderes políticos echando para atrás sus mismos decretos financieros debido a las marchas. Eso es preocupante. Claro que hay libertad de expresión, pero cuando se empiezan a manejar las economías de los países en función de los gritos y las demandas, ahí hay un problema que se puede volver más grave”. (Esta entrevista tuvo lugar antes de los cacerolazos en Colombia).

Puede interesarle: Las protestas sociales y su importancia para la supervivencia de la democracia

“Yo soy de la teoría, esto va a sonar muy frío, de que los problemas de pobreza los tienen que solucionar los gobiernos, y eso me lleva a otro punto, que es el de la corrupción. Pero ¿cómo lo tienen que solucionar los gobiernos? Yo soy una persona muy capitalista en su esencia y creo que lo que tiene que haber es una libertad de empresa para que genere dos cosas: muchos impuestos y mucho empleo”.

“Los empresarios podemos hacer cosas filantrópicas y de sostenibilidad, pero los gobiernos son los que manejan las políticas económicas y sociales; de lo que nos hemos dado cuenta es de que si sigue habiendo corrupción en los gobiernos, no hay impuesto que alcance. Van absolutamente de la mano la desigualdad y la corrupción”.

A pesar de la turbulencia mundial, Grupo Aval, con 90.000 empleados, obtuvo utilidades netas por 1,3 billones de pesos (bdp) al cierre del tercer trimestre de 2019. Además, la cartera bruta alcanzó los 179 bdp, con depósitos por 174 bdp. Esto, sin contar con la operación de mfg, holding del banco Multibank Panamá que se dio en noviembre y le añade activos consolidados por 5.000 millones de dólares.

Para la familia Sarmiento, 2019 también fue especial porque le dejó un segundo toque de la icónica campana de Wall Street, para celebrar el quinto aniversario de su actividad en dicho mercado.

Algunas de sus inversiones, también, han dado de qué hablar, como la puesta en marcha en octubre del centro comercial El Edén en Bogotá, que promete ser uno de los más grandes de Latinoamérica, y el año pasado con la inauguración en Bogotá de un gran centro para el estudio y el tratamiento del cáncer.

Al respecto, el mercado observa que en los dos últimos trimestres, los resultados de Grupo Aval han sido golpeados por las provisiones que tuvo que hacer luego del laudo del tribunal de arbitramiento sobre Ruta del Sol Sector II.

Raúl Moreno, analista de Corredores Davivienda, destaca que Grupo Aval tiene su estrategia muy orientada hacia el sector corporativo y el consumo, que no han mostrado el mismo crecimiento que Davivienda o Bancolombia, pese a la estrategia de masificación de la digitalización del Banco de Bogotá, que había buscado una mejor experiencia para los clientes. “Quizá esto responde a que la estrategia de Banco de Bogotá lleva poco tiempo de implementación”, añade.

Capítulo 4: el tema tabú

Los sobornos de la multinacional Odebrecht, que han dejado a expresidentes latinoamericanos en la cárcel, también tocaron a Colombia. El foco del escándalo, que se empezó a conocer en el Congreso de la República en 2017, está en el contrato de la Ruta del Sol 2, que le costó al país 3,2 bdp y en el que se habrían repartido al menos 33.000 millones de pesos en sobornos, según la justicia estadounidense.

Por las irregularidades en el contrato de esta megaobra, cuyos socios eran los brasileños y la organización de la familia Sarmiento —como brazo financiador del proyecto—, está condenado desde 2017 el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, quien aceptó haber recibido dinero de Odebrecht.

Recomendado: Los nexos del liquidador de la Ruta del Sol 2 con los abogados del Grupo Aval

Pero el escándalo tocó las puertas del grupo cuando José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana —empresa insignia del Grupo—, fue condenado en primera instancia por este caso de corrupción y el juez solicitó a la Fiscalía que investigara a Sarmiento Gutiérrez para indagar si tenía o no conocimiento de estas coimas.

A esto se suma una indagación del Departamento de Justicia de Estados Unidos a los procesos que se le siguen en la Superintendencia de Industria y a decisiones de la justicia administrativa que no les han favorecido. El caso, incluso, se ha ensombrecido más tras la muerte, a finales de 2018, de Jorge Enrique Pizano, entonces controller de la Ruta del Sol 2 y quien dejó una grabación según la cual había denunciado las irregularidades desde 2015.

En Centroamérica, BAC Credomatic contaba al cierre del primer semestre de 2019 con US$ 16,00 millones de cartera.

Siento que el tema de Odebrecht lo enfurece y representa un golpe a su reputación frente a los colombianos. ¿Cómo recuperar esa confianza?

De las cosas que más satisfacción me han dado es que los clientes nunca perdieron la confianza en nuestros bancos. En el momento más crítico, en diciembre de 2018, cuando se creó injustamente una tendencia en medios por dos personas en la que le pedían a la gente que retirara sus depósitos de nuestros bancos, crecimos más de lo que habíamos crecido en todo el año en depósitos. El año pasado reportábamos las utilidades más altas de la historia.

Pero eso no quiere decir que no nos duela, que no nos moleste, porque nosotros llevamos 70 años trabajando en el país y contratando con el Estado; aquí y en la mayoría de países latinoamericanos se ha contratado con el gobierno en la medida de las capacidades, y nunca habíamos tenido un problema de estos.

¿Qué nos pasó? Pues que hicimos una debida diligencia sobre un socio que era imprescindible que fuera socio mayoritario en la compañía que estábamos creando, porque los pliegos de licitación de la obra en la que nos estábamos metiendo, y que seguramente marcaría la tendencia hacia delante, eran pliegos que requerían una experiencia que no podíamos probar porque no teníamos.

Puede interesarle: Se intensifica el apetito de empresas colombianas por Centroamérica

Si usted ve la relación de nuestras compañías en el sector real, en el 95 % vamos sin socios, nos gusta comprar el 99 o 100 %, y en las que no somos socios nos gusta tener una participación muy pequeña y dejar que otro opere. En este caso no podíamos hacer lo segundo, se requería una experiencia que nosotros no podíamos probar y no nos podíamos dar el lujo de tener una participación de solo 2, 3, 5 %, porque si hacíamos eso, en la siguiente licitación en la que seguramente habríamos querido participar solos no nos habría valido la experiencia que habíamos adquirido en esta participación. Así nos tocó elevarnos al 33 %, porque del gobierno mismo nos dijeron: “Para que en el futuro puedan licitar otra vez como les gusta, sin socios, en esta deben tener 33 %”.

Hicimos una debida diligencia. Yo tengo mis correos electrónicos en donde les preguntamos a nuestros banqueros de inversión más importantes en el mundo qué nos podían decir sobre Odebrecht, y era imposible mejores referencias.

Voy a ser franco: son buenos constructores, buenos contratistas, no puedo decir que sean malos ingenieros. Lo que no sabíamos, ni nosotros ni el mundo, era que Odebrecht había decidido contar una transnacional del crimen. Para 2015 empezamos a tener sospechas de que estaban desfalcando a la compañía.

Pablo Felipe Robledo fue superintendente de Industria y Comercio, bajo cuya administración procesó a Grupo Aval y les formuló tres cargos anticompetitivos a varias de sus empresas y altos directivos; actualmente está en la etapa de práctica de pruebas, y, de producirse una sanción por parte de la Superindustria, las multas podrían ser superiores al billón de pesos.

“Lo que debería pasar es que, primero, en la acción popular, el Consejo de Estado debería en los próximos meses confirmar íntegramente la condena del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Por el lado de la Superintendencia de Industria y Comercio, el actual superintendente, en el momento procesal en el que haya lugar, debería sancionarlos por ir contra la libre competencia económica, ponerles las multas más altas por cada uno de los cargos, y, de ser así, las multas equivaldrían a más de $ 1 billón”.

Pablo Felipe Robledo va más allá: “También se tiene que ratificar la condena en contra de José Elías Melo. El problema de fondo es que no se investiga habiendo hechos de corrupción tan graves, ya que todo indica que los sobornos se empezaron a pagar desde muchos años atrás”.

Por su parte, José Roberto Acosta, analista, también deja algunas preguntas al vuelo: ¿por qué no se han investigado las conversaciones entre José Elías Melo y sus jefes de Grupo Aval? ¿Las ha investigado la Fiscalía? Si ya está condenado Melo por entregar sobornos, ¿no es obvio que haya que investigar a los jefes de Melo? ¿O es que Melo tenía plata de su bolsillo con qué pagar esos sobornos?

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez sostiene que sí resulta doloroso el involucramiento de Grupo Aval en este caso. “Sí nos duele haber escogido un socio que no resultó ser lo que representó con nosotros. Nosotros somos personas muy diferentes que cada día trabajan 20 horas, siete días a la semana, simplemente para poder darles valor a los accionistas. Es triste cuando la gente no se da cuenta de eso”.

También lea: Auge de constitución en el país de empresas ‘fintech’

En 2019, Grupo Aval logró recuperar 19 casillas en la lista de las empresas con mejor reputación, según Merco, al pasar del puesto 81 al 62. El reporte de esta reconocida firma por medir los grados de reputación ubica a Grupo Aval entre las cinco empresas que mejoraron su reputación durante el año. Además, logró mantener la sexta posición en el ranking sectorial del sistema financiero. Sin embargo, en el ranking general de líderes no aparece un solo nombre de Grupo Aval.

¿Cómo seguir recuperando la reputación?

Las redes sociales hacen que las noticias sean explosivas. Es la cosa más triste considerar que el contenido de una noticia sean las 20 palabras que caben en un tuit. Hay muchas lecciones que hemos sacado del caso Odebrecht y las estamos aplicando. Estamos empeñados en que nuestros empleados sean felices de trabajar aquí. Tenemos unos modelos de sostenibilidad y responsabilidad social importantes, y estamos muy atentos a todos los componentes que resultan en una mejora de reputación.

Editors' Picks

La mujer detrás de Kindle Vella, la plataforma que cambió el panorama creativo de los escritores

Su directora, Virginia Milner, escuchó las demandas de los usuarios e hizo fuerzas para lanzar este nuevo producto de Amazon, donde los autores “pueden contar historias y escribir un fragmento corto a la vez”.

Publicado

on

Virginia Milner, directora de producto principal de Kindle Direct Publishing y directora de Kindle Vella, cambió el panorama creativo para los escritores. En un mundo tecnológico en constante cambio, muchas plataformas ayudan a los artistas a generar ingresos, pero ¿qué pasa con la calidad del contenido para los usuarios? 

Al diseñar la nueva de Amazon, Milner mantuvo la perspectiva del lector a la vanguardia para brindar una experiencia más atractiva. Kindle Vella se lanzó como un nuevo formato de lectura para historias serializadas (contadas en episodios).

“Escuchábamos de los clientes que estaban interesados en experiencias de lectura más breves, contenido que pudieran leer rápidamente”, explica Milner. “Pero al mismo tiempo, también disfrutaban de las historias largas”. Por eso, la idea de Kindle Vella fue básicamente combinar esas dos cosas y crear un producto donde los autores pudieran contar historias y un fragmento corto a la vez.

Lea también: Apple y Amazon multados con US$225 millones por bloquear acceso a revendedores

Milner comenzó su carrera en la industria de la tecnología, en el lado de las relaciones públicas. La firma en la que trabajó representaba startups. Rápidamente se dio cuenta de que la gestión de productos la intrigaba más que generar comunicados de prensa.

Mano de mujer de negocios está escribiendo en un bloc de notas con un bolígrafo y usando una computadora portátil.

Se unió a Amazon como gerente de producto, ayudando a las marcas independientes a construir sus negocios vendiendo mercadería en la plataforma. Y hace cuatro años pasó al equipo de Kindle Direct Publishing. 

“Mis padres son autores”, sonríe. “Los he visto pasar muchas horas tratando de publicar sus trabajos. La simple idea de que un autor pueda dedicar su tiempo a escribir y luego publicar y poner inmediatamente su libro o su trabajo a disposición de todos los clientes de Amazon es muy inspiradora para mí”.

Cuando Milner fue testigo de cómo los clientes consumían contenido, la idea de Kindle Vella floreció. Imaginó cómo una nueva plataforma podría cambiar el panorama de los autores independientes. Kindle Vella permite a los autores continuar con su contenido, pero no necesariamente en el formato largo requerido en otras plataformas. Por ejemplo, los autores podrían producir un prólogo en Kindle Vella para libros que ya han publicado o escribir una historia basada en uno de sus personajes secundarios. 

An evening with Kindle Vella: First impressions of Amazon's new attempt to  reimagine reading - GeekWire

Milner y su equipo también encontraron formas para que el autor se relacionara directamente con el lector. Al final de cada episodio, los autores pueden dejar una nota de autor explicando el proceso o la emoción del capítulo. Esto permite al lector ir detrás de escena con sus escritores favoritos. Desde el lanzamiento, miles de autores han publicado historias, totalizando decenas de miles de episodios.

A medida que Milner continúa evolucionando en su carrera y cambia el panorama de la creación de autores independientes, se centra en los siguientes pasos esenciales:

  • Pedir ayuda. La gente quiere ayudar, pero no saben lo que necesitas. Pedir lo que necesita hace que el camino hacia el éxito sea más corto y rápido.
  • No dejes que el miedo te paralice. En cambio, utilícelo como motivación para impulsarlo hacia adelante.
  • Prioriza tu tiempo sin piedad. Reconozca que no puede hacer todo usted mismo. Dedique tiempo a las cosas que realmente importan y que marcarán la diferencia en el logro de su objetivo general.

“Está bien saber que tal vez lo que estás haciendo en este momento no sea tu objetivo a largo plazo”, concluye Milner. “Simplemente sé abierto y busca nuevas oportunidades”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Cuáles son los consejos para la vida y los negocios de Charlie Munger, socio de Warren Buffett

El experimentado y prestigioso magnate es un ávido lector, que amasó una fortuna de US$ 2.000 millones. Las claves de su éxito.

Publicado

on

Foto: Forbes Argentina.

Charlie Munger no solo es conocido por ser amigo de Warren Buffett y su socio en Berkshire Hathaway, el conglomerado corporativo más grande del mundo, sino también por ser una verdadera fuente de sabiduría. A lo largo de sus 97 años de vida, el magnate aprendió muchas cosas que pueden ser tomadas por los más jóvenes para progresar tanto financiera como personalmente.

El aprendizaje es indispensable

“En toda mi vida, no he conocido a personas sabias que no leyeran todo el tiempo: ninguna, cero. Te sorprendería lo mucho que lee Warren y lo mucho que leo yo. Mis hijos se ríen de mí. Creen que soy un libro con un par de patas que sobresalen”, expresó Charlie Munger en una de sus tantas entrevistas.

El experimentado empresario es un ávido lector autodidacta, que adquirió conocimientos por cuenta propia. En la actualidad, no hace falta visitar una biblioteca, ya que simplemente basta con navegar por internet en busca de contenido de calidad que nos ayude a nutrir nuestra mente.

Charlie Munger

En esta línea, Munger declaró: “Veo constantemente a personas que no son las más inteligentes, a veces ni siquiera las más diligentes, pero que son máquinas de aprendizaje. Se van a la cama todas las noches un poco más sabios que cuando se levantaron y eso es de gran ayuda, especialmente cuando tienes un largo camino por delante”.

Como consejo, el prestigioso inversor sentenció: “Adquiera sabiduría mundana y ajuste su comportamiento en consecuencia. Si su nuevo comportamiento le da un poco de impopularidad temporal con su grupo de compañeros, entonces al diablo con ellos”.

Las claves del dinero

En la actualidad, Charlie Munger tiene un patrimonio neto de más de US$ 2.000 millones, un monto que lo posiciona como uno de los hombres más ricos del mundo. Para alcanzar esta sorprendente cifra, siguió su clásica filosofía de inversión de analizar pocos activos a fondo y tener mucha paciencia al invertir en ellos.

“Me resulta mucho más fácil encontrar cuatro o cinco inversiones en las que tengo una probabilidad bastante razonable de acertar en que están muy por encima del promedio. Creo que es mucho más fácil encontrar cinco que encontrar cien”, sostuvo.

Por otra parte, el magnate financiero también incentivó a los inversores a no darse por vencidos si una estrategia sale mal y se pierde dinero, ya que “el capitalismo sin fracaso es como la religión sin infierno”.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Warren Buffett y Charlie Munger

Algunos consejos de vida

Pero los consejos de Charlie Munger van más allá de algunas recomendaciones de inversión, ya que, como toda persona muy mayor, tiene muchas décadas de experiencia en su espalda. Como consecuencia, se tomó el atrevimiento de detallar lo que él definió como “el algoritmo fundamental de la vida”.

“Hemos tenido suficiente sentido común cuando algo está funcionando muy bien para seguir haciéndolo. Yo diría que estamos demostrando lo que podría llamarse el algoritmo fundamental de la vida: repita lo que funciona”, reveló. 

A su vez, también enumeró algunas sencillas pautas para poder vivir mejor y alcanzar la felicidad“No tenés mucha envidia, no tenés mucho resentimiento, no gastás en exceso tus ingresos, te mantenés alegre a pesar de tus problemas, tratás con gente confiable y hacés lo que se supone que debes hacer. Todas estas reglas simples funcionan muy bien para mejorar su vida”.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

¿Invertir como rico sin ser multimillonario? Forbes revela cómo hacerlo

Los grandes patrimonios aprovecharon los últimos años para aumentar su riqueza. ¿Cómo mueven sus capitales para sacar una mayor ventaja? ¿Se puede replicar sus estrategias para obtener más dividendos?

Publicado

on

Bill Gates anuncia iniciativa para bajar el costo de las tecnologías de cero emisiones

“Siga al gran capital y tendrá éxito”. Pero, ¿hacia dónde se están moviendo las grandes fortunas? Seguir sus líneas maestras puede representar una gran referencia para todos los agentes del mercado. El dinero no sale de la nada, sino que rinde. Las buenas estrategias hacen rentabilizar las carteras. Las malas provocan que los números rojos se transformen en una constante. La ley de la vida del mercado.

Replicar en la era de los ETF -los fondos cotizados que copian el comportamiento de un índice, país, sector y un largo etcétera- ya no es una moda pasajera. Anticiparse y saber lo que hace el gran capital es de una enorme utilidad. ¿A dónde fluye el interés ahora? Javier de Prada, jefe de banca privada Madrid en Edmond de Rothschild España, afirma que son los negocios de tecnología los que “lideran las operaciones, aumentando el nicho de mercado de las grandes fortunas”.PUBLICIDAD

Por otro lado, el efecto de los mercados financieros también ha ayudado al crecimiento del valor patrimonial de los grandes capitales, en un entorno donde, según explica, “las rentabilidades medias están entre el 3% y el 6%, a pesar de escenarios de crisis como el de 2020”.

Copiar el estilo

Los clientes de grandes patrimonios, tal y como cuentan los expertos, tienen denominadores comunes a la hora de invertir. Borja Durán, Fundador y CEO de Wealth Solutions, explica que las estrategias pueden variar de cliente a cliente, pero en general hay epígrafes que son coincidentes como “la confianza (conocimiento, experiencia y solvencia), los integrantes del equipo”, u otros “recursos necesarios”, entre los que destacan “el uso multicanal” junto con la “tecnología y un reporting de seguimiento multientidad y multijurisdicción”.

Cada vez más, los clientes quieren un asesor que les ayude al diseño y seguimiento de sus distintas entidades financieras y que les aporte una visión global. Si, además, le simplifica la operativa administrativa, les aporta un gran alivio. El usuario de altos capitales cada vez más busca alineación con la empresa que le ayudará en la gestión de su patrimonio, eliminando los conflictos de interés existentes en el sector.

Jeff Bezos

Por eso, en opinión de Durán, la gestión debe ir “más allá de las inversiones” y se hace necesario “un enfoque más holístico”, que defina la política de inversión agregada del cliente y le ayude a “cumplir sus objetivos personales y familiares”. El inversor tiene una mayor formación en la era actual y es “capaz de comparar las distintas alternativas de empresas que le pueden asesorar con su patrimonio”.

En muchos casos quieren aprender, por lo que valoran mucho la formación continua, que se dedique tiempo a explicarles  y justificar las decisiones que se van tomando, y el proceso en el que se sostienen. Eso les permite, expone Durán, comprender y confirmar que, lo que se está haciendo en términos financieros, está “perfectamente alineado con los objetivos y necesidades que previamente han reflexionado y transmitido”.

“Como punto inicial el capital invertido por un operador menor no tiene por qué ser muy diferente al de los muy ricos”

La idea para el minorista es que replique las estrategias de inversión de los grandes patrimonios. Como punto inicial, en general, el capital invertido por un operador menor no tiene por qué ser muy diferente al de las fortunas más cuantiosas.

De Prada concreta que es verdad que un mayor patrimonio permite acceder a un abanico de inversiones mayor e, incluso, tener una diversificación patrimonial más equilibrada, aunque la diferencia radica en la “sofisticación de cada usuario”. Un factor que sólo es posible con un patrimonio considerable. De cualquier modo, hoy por hoy existen “muchas herramientas de inversión que pueden ayudar a tener una distribución de activos similar a la de grandes patrimonios de este país”.

Una visión que coincide con la de Barrón, que cree que salvo en los porcentajes en ilíquidos -que por el peso del inmobiliario es difícil hacerlo coincidir, y por categorización de cliente, el acceso al capital riesgo es limitado- considera que en los activos líquidos “es viable la réplica en la estrategia”.

Al final un inversor particular puede copiar en gran medida (salvo, a veces, productos alternativos o ilíquidos con mínimos grandes patrimonios) la estrategia de los grandes jugadores. El primer punto sería “definir su patrimonio en base a sus objetivos, es decir, su política de inversión”.

El segundo punto será saber en qué productos invertir. En este caso, el inversor minorista también puede “replicar al mundo a través de fondos a partir de mínimos muy razonables (en ocasiones en torno a 1.000 euros o menos), con costes muy ajustados y totalmente diversificados”, dice el fundador de Wealth Solutions.

Bill Gates.

Estrategias preferidas

El escenario del 2020 ha demostrado la necesidad de confiar en una estrategia que esté preparada no sólo para mercados al alza en ciclo favorables, sino también preparada para los llamados “cisnes negros”.

Crear carteras de inversiones robustas y con un enfoque de calidad como base, es fundamental. Según de Prada, si bien el cliente siempre busca estrategias de retorno absoluto (all weather) hay que entender que, durante periodos de estrés en los mercados financieros, muchas de las categorías que componen la cartera pueden “sufrir temporalmente en las primeras reacciones”, para, posteriormente, establecer su función de cobertura durante el “periodo más crítico”.

Es el caso del oro o los bonos del tesoro americano, que nos ayudaron a estabilizar las caídas en valoración de otros activos durante el 2020. El entorno de tipos de interés bajos donde venimos adentrándonos desde hace un tiempo, ha empujado a los inversores a revisar con más detalle su horizonte temporal, necesidades de liquidez y asunción de riesgo, con el fin de mantener los retornos pasados que ofrecía, entre otros, los activos de renta fija.

Este ejercicio se ha acelerado en el último año, ante el miedo que presenta el efecto de la inflación y la pérdida de valor adquisitivo. Para ello, y con la función de participar en nichos de inversión más selectivos, diversificar estrategias o reducir el ruido temporal de los mercados tradicionales, los inversores demandan, tal y como explica de Prada, “mayor posicionamiento en activos reales, principalmente inmobiliario y capital privado”.

En esencia el gran capital busca en sus estrategias la preservación del patrimonio de cara al futuro y el de la siguiente generación, así como su apreciación y crecimiento. Durán comenta que han notado cómo las nuevas generaciones manifiestan un interés cada vez mayor en la coherencia entre su manera de trabajar, vivir e invertir, apostando cada vez más “por inversiones en empresas con propósito y /o impacto”.

Warren Buffet, presidente de Berkshire Hathaway Inc..

A su modo de ver, la gestión patrimonial debe enfocarse desde el prisma de la gestión de riesgos y no desde la consecución de rentabilidades. Si se hacen las cosas bien, los resultados llegarán como consecuencia del proceso. El sistema tradicional, en el que prácticamente se comienza por adquirir diferentes productos, atendiendo a un perfil determinado, no logra satisfacer al cliente.

Es clave, profundiza Durán, la formación durante todo el proceso para que los inversores entiendan todo lo que están haciendo, siguiendo la regla de los “20 segundos”, es decir, lo que no se entienda en ese espacio de tiempo, no debe ser “susceptible de inversión”. Con más cultura financiera se van entendiendo más conceptos.

Durante este periodo convulso de pandemia se ha vuelto a confirmar que las carteras que mejor desempeño han tenido son aquellas que, en lugar de dejarse llevar por las emociones, han respetado su vocación de largo plazo, ensalzan los expertos. Se trata de una cesta de activos que se ciñen a la política de inversión y la distribución de activos definida de acuerdo con los objetivos y necesidades del inversor. Sabiendo qué se hace y por qué, se gana perspectiva y tranquilidad.

El enfoque de los clientes depende de cada caso, porque cada uno representa un caso diferente a los demás, dado que sus metas son específicas. Durán valora que, si hubiese que resumir de manera general, todos tenemos objetivos de preservación nominal donde no podemos “asumir volatilidad con 100% de liquidez”. Asimismo, objetivos de medio plazo donde podamos “igualar a la inflación”, y objetivos de largo plazo donde “consigamos batir la inflación, los gastos, los impuestos y tengamos crecimiento sobre unos fondos que no vamos a necesitar por años”.

Si antes los bancos, petroleras y grandes conglomerados industriales eran compañías de alto crecimiento, según de Prada, hoy aquellas de componente tecnológico o que están invirtiendo de forma relevante en tecnología para seguir avanzando, son “negocios de éxito”. Identificar sectores críticos (ciberseguridad, big data, salud digital) o nuevas tendencias (regionalización, sostenibilidad), son algunas de “nuestras convicciones de cara al ciclo actual”.

Las estrategias para invertir se pueden implementar con “activos líquidos” o con una mezcla entre estos y “otros ilíquidos”, como son “el private equity y el real estate”, según Durán.

El furor cripto y otras alternativas

Nadie, ni los más ricos, es ajeno al gran ruido que ha generado el sector de las criptomonedas y otros activos alternativos. ¿Están interesados estos grandes capitales en el ecosistema cripto? Y, lo que es más importante, ¿puede entrar en una cartera de inversión?

La clasificación “alternativo” incluye muchas opciones y depende de quien considere el análisis. Para Edmond de Rothschild España, las temáticas a las que presta mayor interés son las dedicadas al private equityprivate debthedge funds, activos reales o inmobiliario. Este bloque supone cada vez más una parte relevante no sólo en el peso de las carteras de los clientes, sino en la contribución al rendimiento final en detrimento de otros activos más limitados, como puede ser el mercado de bonos.

Los grandes capitales son conscientes del gran cambio que supone la tecnología blockchain y que es, en este momento, donde pueden surgir las grandes oportunidades o diferenciales de rentabilidad.

El mundo de los criptoactivos es actualmente de gran interés para los clientes. Sin embargo, De Prada dice que la mayor parte de los grandes patrimonios pregunta por ello, “sin tomar grandes decisiones de inversión por el momento”. La visibilidad y transparencia, así como la regulación, están en una “fase inicial”.

Los grandes capitales son conscientes del gran cambio que supone la tecnología blockchain y que es, en este momento, donde pueden surgir las grandes oportunidades o diferenciales de rentabilidad, pero el riesgo de pérdida de capital queda muy indefinido. Por eso, De Prada se decanta por seguir “siendo cautelosos”.

Se trata de una tesis que también es respaldada por Durán, puesto que asegura que no recomiendan las inversiones a los grandes patrimonios en criptomonedas principalmente por “la gestión de riesgos”. A pesar de haberles dedicado mucho tiempo de estudio, desde el punto de vista financiero, no es sencillo “conocer y comprender las variables fundamentales y técnicas que conforman el precio de este activo”. Siempre les cuenta a sus clientes que “no inviertan en aquello que no entiendan” y, en este caso, las criptomonedas “no son sencillas de comprender”.

El matiz está en la tecnología detrás de las mismas. Pero, Durán cree que es pronto para considerarlas una “clase de activo”, y que todavía tanto los bancos centrales como las autoridades fiscales de cada país tienen que opinar y regularlas. En línea con lo anterior, dado que no existe una regulación definida que garantice la vigilancia y custodia de las cuentas y monederos digitales, la pérdida o robo de las claves puede suponer perder las criptomonedas, “sin posibilidad de recuperarlas”.

Los activos alternativos sí pueden ser una buena opción para objetivos de largo plazo y en inversores que tengan el tamaño suficiente para poder invertir en ellos de manera diversificada, coinciden los expertos. Es clave entender cómo funcionan, su iliquidez en muchos casos y los plazos de inversión. Estos activos, describe Durán, “ayudan a diversificar el patrimonio teniendo otras fuentes de rentabilidad y una prima de iliquidez, pero no son para todos los inversores”.

*Con información de Forbes España. | Autor: Héctor Chamizo

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Cómo los errores gramaticales los convirtieron en multimillonarios

Tus profesores probablemente te dijeron que la gramática era importante. Pero, ¿mencionaron que podría convertirte en multimillonario?

Publicado

on

Los fundadores de Grammarly Max Lytvyn y Alex Shevchenko. Foto: Forbes US.

Una ronda de inversión de 200 millones de dólares anunciada la semana pasada por la popular herramienta de revisión gramatical Grammarly no solo catapultó el valor de la compañía a 13 mil millones de dólares, sino que ha hecho que sus dos cofundadores, Max Lytvyn y Alex Shevchenko, se conviertan en milmillonarios. Los empresarios nacidos en Ucrania, que crearon el asistente de escritura automatizado en 2009 con la ayuda del programador Dmytro Lider, ahora valen al menos 4 mil millones de dólares cada uno gracias a la financiación reciente, según estima FORBES Estados Unidos.

Alrededor del 22% de Grammarly es propiedad de los inversores involucrados en sus dos rondas de financiación en 2019 y 2021, según los datos recopilados por Pitchbook. Mientras tanto, Lider, el tercer cofundador, tiene una participación de solo el 1%, dijo previamente un portavoz de la compañía a FORBES Ucrania. Eso deja a Lytvyn y Shevchenko con un estimado de 35% cada uno del capital social de Grammarly, con un valor aproximado de 4 mil millones de dólares cada uno después de tomar en cuenta el descuento de Forbes para empresas privadas. Una fuente familiarizada con el negocio confirmó estas cifras.

Desde Grammarly discuten las estimaciones de Forbes, pero no han proporcionado ninguna evidencia que respalde una valoración diferente de sus cofundadores. «Grammarly es una empresa privada y no revela la distribución ni las cifras de la propiedad de la empresa», dijo en un correo electrónico la jefa de comunicaciones de la empresa, Senka Hadzimuratovic.

La compañía con sede en San Francisco nació hace más de una década con el nombre Sentenceworks (que cambiaron rápidamente) como un producto de suscripción destinado a ayudar a estudiantes con su gramática y ortografía. Desde entonces, se ha alejado de su enfoque exclusivo en la educación y ha abierto el acceso a su corrector gramatical basado en inteligencia, que se puede usar para eliminar fácilmente los errores en correos electrónicos, documentos… La compañía también ha lanzado productos derivados como Grammarly for Business, una edición de su corrector gramatical para uso corporativo que cuenta con clientes de renombre como Zoom, Cisco, Dell y Expedia.

Lea también: Investigación: Cómo los multimillonarios acumulan una gran riqueza en un Luxemburgo pequeño y con impuestos reducidos

El producto clave de Grammary ha estado ampliamente disponible bajo un modelo freemium desde 2015, con la opción de comprar versiones mejoradas por precios que oscilan entre 12 dólares y 30 dólares al mes. «Ese fue un punto de inflexión para nosotros», dijo el CEO de Grammarly, Brad Hoover, a Fast Company en una entrevista de 2019, explicando que «el crecimiento de boca en boca realmente despegó». Hoy, la compañía afirma llegar a 30 millones de personas cada día a través de sus operaciones en 500.000 aplicaciones y sitios web, incluidas aplicaciones de correo electrónico, numerosos navegadores web, redes sociales y Microsoft Word.

Esta no es la única empresa que Lytvyn y Shevchenko han comenzado juntos. La pareja, que se conoció mientras asistía a la Universidad Cristiana Internacional en Ucrania, dice que la idea de Grammarly en realidad surgió de su empresa anterior, MyDropBox, que se remonta a sus días universitarios. «Creamos un producto para ayudar a que el plagio no se incluya en la escritura de los estudiantes», escribió Lyvtyn en una publicación de blog en marzo. «Esto nos llevó a plantearnos una seria pregunta subyacente: ¿Por qué la gente elige plagiar en primer lugar? ¿Podría ser que les resultaba difícil comunicar lo que querían expresar con su propia voz?».

Su misión puede parecer noble, pero al principio de su viaje empresarial, cuando se descubrió que dos servicios en línea que habían lanzado para ayudar a profesores a revisar los trabajos de estudiantes parecían estar vinculados a sitios web que venden trabajos de fin de curso a alumnos. Lyvtyn y Shevchenko dijeron a The Chronicle of Higher Education en ese momento que habían sido contratados para programar un sitio para ‘fabricar trabajos académicos’, sin embargo, negaron cualquier conexión entre los dos negocios. «Nunca jamás vendimos ningún trabajo que se subiera a nuestro servicio«, declaró Shevchenko a la publicación en 2002.

El escándalo se convirtió en un problema casi olvidado en sus registros cuando Lytvyn y Shevchenko se mudaron a los EE UU y a Canadá, respectivamente, para obtener sus MBA en la Universidad de Vanderbilt y la Universidad de Toronto. Luego dieron vida a su visión de MyDropBox, que finalmente fue adquirida por la empresa de tecnología educativa Blackboard. Aunque se piensa que viven en Vancouver, no está claro cuál es su lugar de residencia actual. Lo que sí se sabe es que Grammarly tiene oficinas en San Francisco, Vancouver y Kiev, Ucrania.

Antes de la ronda más reciente, Grammarly recaudó 90 millones de dólares de inversores a una valoración de 1 mil millones de dólares en octubre de 2019. Esa ronda fue dirigida por General Catalyst e incluyó la participación de IVP, entre otros. La nueva financiación atrajo a nuevos inversores, incluidos Baillie Gifford y BlackRock, el director ejecutivo de Grammarly, revelado en una publicación de blog.

Publicado en Forbes US | Autor: Jemina Mcevoy

Seguir Leyendo

Editors' Picks

¿Cuánto cuesta minar criptomonedas? Forbes revela cómo calcularlo

El modelo utiliza tres niveles de análisis para desglosar los costos entre gastos directos e indirectos, al tiempo que contabiliza la depreciación.

Publicado

on

Por: Steven Ehrlich

¿Todos los bitcoins son iguales? No necesariamente, según Galaxy Digital. Revelado exclusivamente a Forbes, hoy la compañía está lanzando un informe sobre ¿Cuánto cuesta minar un Bitcoin?  elaborado porequipo de investigación.

La respuesta a esta pregunta es de gran importancia. 

Primero, a medida que el precio del bitcoin crece, muchas personas comienzan a preocuparse por la creciente huella de carbono de la industria. Aunque la cifra precisa es difícil de cuantificar debido a la dificultad para discernir la combinación energética exacta entre los combustibles fósiles y las fuentes renovables, todavía está correlacionada con la cantidad de electricidad necesaria para desbloquear nuevas monedas, así como con la cantidad de costosos mineros de bitcoins que operan en la red.  

En segundo lugar, invertir en empresas mineras de bitcoins se ha convertido en una tendencia extremadamente popular y lucrativa para los inversores que buscan exponerse a la industria sin comprar el activo directamente. De hecho, un gran número de inversores ya poseen acciones en estas empresas, quizás sin saberlo, debido a su inclusión en fondos mutuos ofrecidos por administradores de activos como BlackRock, Vanguard y Fidelity.

sin subtítulos

El rendimiento de estas acciones ha diferido recientemente de las acciones de bitcoin e incluso de las acciones de cifrado populares como Coinbase MicroStrategy debido a una serie de factores, como ser fácilmente accesibles en las bolsas principales a las expectativas de ganancias que provienen de tener el previsión y respaldo financiero para comprar equipos de minería -que siempre escasean-, muchos de los cuales se fabrican con plazos de entrega de varios meses.

También ayuda que la mayoría de estas empresas tengan su sede en EE.UU., que se ha beneficiado enormemente de que China extinga prácticamente toda su capacidad minera. De hecho, Estados Unidos es ahora el centro minero más grande del mundo, algo que hubiera sido inconcebible en enero.

Pero estas razones solo explican los factores macro. ¿Qué pasa con otros puntos de datos como el costo de producción? A medida que más mineras de bitcoins se hacen públicas, los analistas están tratando de determinar una forma de medir qué tan costosos es producir bitcoins para cada una de estas empresas. No existe un enfoque universalmente aceptado según Amanda Fabiano, directora de minería de Galaxy Digital.

“Nos dimos cuenta de que cuando mirás a las empresas mineras públicas, en realidad hay algunas métricas que todas reportan. Es la tasa de hash actual, la capacidad futura esperada y luego el costo de extraer una moneda. Así que indagamos un poco y vimos que todas difieren en cómo calculan su costo por moneda; no es muy transparente”.

Como resultado, Amanda y su equipo decidieron construir su propio modelo para calcular el costo de una moneda, basándose en los datos reportados por las empresas en los registros regulatorios. Utilizan tres niveles de análisis para desglosar los costos entre gastos directos e indirectos, al tiempo que contabilizan la depreciación.

  1. Primero, calculan un costo marginal de producción que incluye los costos de energía y alojamiento, excluyendo cualquier gasto de capital para construir una instalación o comprar nuevas máquinas.
  2. En segundo lugar, determinan el costo directo de producción agregando un programa de depreciación establecido. Por supuesto, la depreciación de las máquinas variará según la eficiencia del uso, el mantenimiento, etc., pero Galaxy eligió un período de tres años.
  3. En tercer lugar, componen un costo total de producción al incluir el costo de la mano de obra.
Calculadora de costo de producción de Bitcoin
Calculadora de costo de producción de Bitcoin.

Junto con el informe de investigación, la compañía también está abriendo su modelo para la experimentación dentro de la comunidad en general a través de una hoja de cálculo de Excel. Brandon Bailey, asociado de minería de Galaxy, señala: “Con la hoja de cálculo de código abierto, realmente queríamos crear algo para que la gente supiera exactamente qué buscar, ir a cualquier empresa que quisieran, abrir su archivo, conectarlo directamente a nuestra hoja de cálculo y calcular automáticamente esos diferentes niveles del costo de producción. Realmente tratamos de hacerlo lo más fácil de usar posible para que cualquiera pueda usarlo y hacerlo”.

Entonces, ¿qué nos puede decir este modelo? ¿Y qué falta? Después de todo, como cualquier modelo que valga la pena, hace ciertas suposiciones clave y excluye variables para enfocarse en los datos más urgentes.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Por ejemplo, el modelo de Galaxy no incorpora elementos como la capacidad minera futura, los ingresos generados por la apreciación de los precios o la concesión de préstamos en el balance general, las eficiencias relativas de la renovación frente a las fuentes de energía de combustibles fósiles. 

Sin embargo, todavía ofrece algunas conclusiones claves. Por ejemplo, los mineros están comenzando a utilizar diferentes estrategias para hacer crecer su negocio. Marathon aloja a la mayoría de sus mineros en terceros y se enfoca en aprovechar su balance para obtener la mayor cantidad de hashrate posible. Otras empresas, como Riot, están mucho más integradas verticalmente porque controlan el acceso a las fuentes de alimentación y son propietarias de los edificios utilizados para albergar los equipos de minería. 

Puede que un enfoque no sea mejor que otro, pero Fabiano dice: “Mi expectativa es que el costo de las empresas integradas verticalmente para extraer una moneda se mantenga constante o disminuya con el tiempo. Si podemos comenzar a rastrear estas métricas ahora, podremos ver el impacto de poseer su propia infraestructura en los costos de electricidad”.

*Con información de Forbes US.

TAGS
Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado