Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Cómo salió Ramo de su peor año

Hace cinco años la emblemática empresa familiar perdió 25.000 millones de pesos y salieron más de 300 empleados. Santiago Molano, nieto del fundador, cuenta cómo superaron la crisis.

Publicado

on

Foto: Cortesía Productos Ramo

Luego de 64 años de fundación −en 2014−, Productos Ramo, una de las empresas familiares más emblemáticas y queridas por los colombianos, sufrió su primera y única gran crisis, que le costó 25.000 millones de pesos y al menos 350 despidos.

Santiago Molano, nieto del fundador de la compañía, Rafael Molano, fue quien tuvo que hacerle frente dentro y fuera de las puertas de su casa.

Lea también: Petróleo tiene su mayor desplome desde 1991 tras guerra de precios lanzada por Arabia Saudita

“Lo más difícil fue tener que ser quien despidiera a los empleados”, recuerda. Para entonces, Molano tuvo que abandonar su rol como ejecutivo dentro de la organización y asumir el cargo de director de Recursos Humanos.

Creció entre Chocorramos y Tostacos recién hechos. Desde muy joven entendió que su trabajo sería liderar la compañía, por lo que combinó su pasión por el enduro y los caballos con largas jornadas en Ramo. Sin embargo, no asumió el rol de la presidencia porque considera que aún le falta prepararse para el cargo.

Desde su oficina, en el oriente de Bogotá, Santiago Molano habló con Forbes sobre cómo la empresa logró sobreponerse de la crisis, lo que esto significó para su familia y cómo ahora, 70 años después, empiezan un 2020 con números a favor y un aniversario que promete marcar un hito en su historia.

Cuando todo cambió

“En el 2014, por vaivenes del mercado nos tocó enfrentar la que fue la primera crisis en la historia de la empresa. Tuvimos una pérdida de 25.000 millones de pesos, que nos obligó a pensar cómo debíamos enfocar la organización porque no teníamos bolsillo para seguir aguantando ese nivel de pérdidas”, explica.

Lea también: Latam permitirá reprogramar vuelos internacionales por coronavirus

Como empresario y miembro de la ‘familia Ramo’, un término acuñado por sus colaboradores desde la fundación de la empresa, el reto más duro corrió como consecuencia de los despidos.

“Por la reestructuración salieron personas que conocía de toda la vida, que incluso habían trabajado con mi abuelo. Perdimos el 10 % del total de los empleados, unos 350. Entre ellos hubo miembros del sindicato, trabajadores de a pie, directivos y gerentes. La directora de Recursos Humanos renunció, y por eso tuve que ser yo quien se encargara de todo mientras se superaba la situación”.

“La unión que hay entre la familia hace que los temas que se trabajan en la compañía tengan más corazón y se desarrolle un amor especial por lo que pase dentro de ella”.

Santiago molano

Como era de esperarse, la crisis también llegó a golpear la puerta de la familia Molano, que nunca había pasado por algo similar. “Nos afectó, como suele pasar con este tipo de situaciones. Pero creo que como familia, la manejamos muy profesionalmente. Entendimos que había que darle más fortaleza al gobierno corporativo y traer conocimiento externo para enfrentarnos a lo que estábamos viviendo. Ahora podría decir que nos ayudó a crecer y a tener una visión más clara de cómo manejar la compañía”.

El 2014 dejó como consecuencia que los Molano tuvieran que disminuir su presencia en la junta directiva de Ramo, que pasó de seis miembros externos y dos internos a siete externos y solo dos miembros internos.

“Sin embargo, aunque ahora los socios estén en otro ente de gobierno, siguen siendo los más proactivos encontrando exhibiciones, o son los que más se emocionan trayendo fotos de en dónde encontraron Chocorramo fuera del país. Yo creo que aprender a trabajar con la familia puede hacer que las empresas sean más exitosas”, precisa.

Lea también: Los 10 influenciadores de Instagram que más ganan en Colombia

Para él, aunque emprender en familia “tiene sus retos” porque “los problemas que se generan en la empresa trascienden al ámbito familiar y pueden lastimar las relaciones”, la experiencia en Ramo le ha demostrado que “la unión que hay entre la familia hace que los temas que se trabajan en la compañía tengan más corazón y se desarrolle un amor especial por lo que pase dentro de ella”. Un ingrediente que otras empresas no tienen.

Con el 2014, la cabeza de la organización también cambió. El presidente de la junta directiva pasó a ser un miembro externo, el empresario Ricardo Obregón. Quien fue presidente de reconocidas empresas como Bavaria y, según narra Santiago, sabía cómo internacionalizar la compañía.

Así, Productos Ramo, que vende al menos 9,5 millones de unidades al año de su producto insignia, el Chocorramo, emprendió su camino de expansión en el exterior, que hoy ya llega a ocho países.

Chocorramo en ocho países

Para 2020, Productos Ramo tiene como meta conquistar dos nuevos mercados Latinoamericanos: Costa Rica y Perú. Lo que supondría la consolidación de su marca en ocho países, entre los que ya están Estados Unidos, Australia, Canadá, México, Chile y, por supuesto, Colombia. “Aunque duplicamos las ventas en todos los países de la región, queremos fortalecernos Estados Unidos y Canadá, dos países a los que les vemos mucho potencial”, explica Molano.
Otra de sus apuestas para este año es “una alianza estratégica para entrar en un modelo de negocio fuera del país en el cual podamos terminar el proceso en sitio. Así en la medida en la que podamos producir en los países a los que ahora exportamos podremos llegar con un portafolio más amplio”.

Superando la tormenta

Durante los doce meses siguientes, los esfuerzos de Santiago y los miembros de la organización estuvieron enfocados en cambiar el rumbo de la empresa familiar tradicional que hasta ahora había tenido Ramo.

“Nos tocó pensar cómo debería ser la estructura para una organización de nuestro tamaño. En 2014 alcanzamos a tener 20 direcciones que dependían del presidente, algo inmanejable. Con la crisis lo redujimos a siete”.

“También acotamos el nivel de reportes que tenía cada director para poder gestionar adecuadamente los recursos y establecer una nueva forma de medir la rentabilidad de la compañía, que pasó a términos de EBA”.

Lea también: A2censo superó los $1.000 millones en financiación a 5 pymes

Su apuesta por la innovación, que había estado centrada más en los procesos y menos en los productos, también cambió. “Habíamos tenido lanzamientos muy exitosos como Chocorramo Mini, pero también tuvimos aprendizajes importantes con otras iniciativas, porque fuimos una empresa que no innovó por muchos años”.

El mercado de snacks, ya conocido por la familia Molano −que en la década del 80 trabajó de la mano con la fábrica de papas Margarita−, se imponía como una alternativa viable. “Los Tostacos crecían a dos dígitos y nos lanzamos con achiras, crispetas, papas y platanitos. La verdad es que nos ha ido muy bien”, cuenta Santiago.

Así mismo, la apuesta en el área de ponqués, en la que ya estaban posicionados, empezó a ser cada vez más fuerte. “Nuestra ficha hacia el futuro es una línea a la que llamamos Equilibrio, que ofrece productos con ingredientes más ligeros para quienes quieren cuidarse. Ha sido algo diferente a lo que veníamos haciendo, pero hemos tenido el apoyo de nuestros consumidores”.

La suma de estos puntos dio como resultado que para finales de 2015, Ramo estuviera de nuevo en su punto de equilibrio. “Los miembros externos quedaron a cargo de temas del día a día, la familia liderando cuestiones a largo plazo, sobre el rumbo de la compañía, y la administración es la gran ejecutora de estrategias”.

“En 2016 pudimos volver a dar un Ebitda positivo y quedamos otra vez por encima de lo que teníamos antes del 2014”, concluye.

Un consejo para mantenerse vigentes

Santiago Molano ya respira con tranquilidad. La crisis le valió un reto personal y familiar que lo marcó, pero confía en el proceso que la empresa lleva hacia futuro. Para 2020 Ramo prepara la celebración por los 70 años de su fundación y, aunque no da muchos detalles, anticipa que será un evento que involucre a todos los colombianos.

Mientras permanece sentado en su escritorio, en el segundo piso de una casona en la que en 1950 se horneó el primer ponqué de Ramo, Santiago da el que, a su juicio, es el consejo más valioso para mantener a una empresa vigente en el tiempo. “Cumplan su promesa de valor”.

Negocios

Tarifas de gas se podrían disparar con la Regasificadora del Pacífico

La Contraloría advierte que las tarifas, por ejemplo, se podrían elevar de $28.000 mensuales a $38.000. Dicen que tendría un gran impacto económico para todos los colombianos.

Publicado

on

La Contraloría General de la República advirtió este lunes que la entrada en operación de la Regasificadora del Pacífico y el Gasoducto de Buenaventura – Yumbo podría incidir en las tarifas que pagan los colombianos por el servicio del gas.

El llamado de alerta lo hizo el organismo frente a la licitación que adelanta el Gobierno Nacional para la selección del inversionista que se encargará de la construcción del proyecto. Uno de los argumentos de peso que presenta la Contraloría es que “el esquema de remuneración establecido implicaría un impacto tarifario para los usuarios de gas en el país, al entrar en operación esta planta en 2024, dado que se verían afectados con un incremento del 32% en tres años”.

El objetivo de la Regasificadora es garantizar el suministro de gas en Colombia, tras el declive de la autosuficiencia energética. Un estudio de la Upme muestra, por ejemplo, que existe una alta posibilidad de que se presente un Fenómeno del Niño considerable hacia el año 2024 (más drástico que los ocurridos en los últimos 20 años), lo que hace necesario que la Planta de Regasificación de Buenaventura entre a operar hacia esa fecha.

Lea también: En mayo se conocerán las empresas que construirán la Regasificadora del Pacífico

“Llama la atención a la Contraloría que la UPME plantee la necesidad urgente de construir la Planta Regasificadora del Pacífico, para suplir ese déficit de gas natural que se presentaría a partir de enero de 2024, toda vez que si el proceso de selección del inversionista se cumpliese sin ningún contratiempo y el proyecto es adjudicado a finales de septiembre de 2021, como aparece en el cronograma, y estimando un tiempo de construcción de la planta de 58 meses, según la misma UPME, se pondría en operación en julio de 2026, dos años y medio después de presentarse dicho déficit”, advirtió la Contraloría.

Los hallazgos del organismo hacen un énfasis en los costos y el impacto ambiental. Así, resume que para un usuario residencial no subsidiado con un consumo de 15 metros cúbicos, que hoy paga por esa cantidad $28.800, la entrada en operación de la planta le implicaría pagar hasta $38.000 mensuales. Eso sería, advierten, una “situación preocupante dado su impacto económico para la gran mayoría de colombianos que hoy utilizan este combustible.

A esto se suma que no se advierte a la fecha que el Gobierno, a través de la Upme o del Ministerio de Minas y Energía, haya evaluado con la Autoridad Ambiental los requerimientos que conlleva en esta materia el licenciamiento para cada uno de los componentes de la infraestructura, en particular para la construcción del gasoducto.

“Si bien es cierto este licenciamiento corresponderá gestionarlo al adjudicatario, en la etapa de planeación se deberían considerar los tiempos y así establecer su posible afectación sobre la fecha prevista para tener la infraestructura”, destacaron.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, le confirmó hace unas semanas a Forbes que la adjudicación de la Regasificadora podría estar lista antes de finalizar octubre. Cifras del Gobierno muestran que la planta costará cerca de US$400 millones, mientras que el gasoducto US$161 millones y la infraestructura de comprensión US$150 millones.

¿Qué dicen los empresarios?

Ante los hallazgos de la Contraloría, la Asociación Colombiana de Gas Natural en Colombia (Naturgas) aseguró que se ha dicho reiteradamente que el país debe priorizar la producción local de gas natural, teniendo en cuenta el gran potencial que tiene el país en costa afuera, yacimientos convencionales, y no convencionales.

De hecho, agregaron que ven la Regasificación como un proyecto exclusivamente de respaldo al sistema energético, cuya ubicación deberá depender de los estudios técnicos y de la eficiencia económica del proyecto.

“Le hemos planteado al Gobierno nacional que, antes de adjudicar la nueva planta de regasificación, se determine la demanda a beneficiar y se encuentren eficiencias económicas que protejan a los usuarios, al sector y le den competitividad al gas natural”, dijo Andrés Sarmiento Grisales, presidente encargado de Naturgas. “Hemos insistido también en la necesidad de reconocer la participación del sector térmico del interior del país en el proyecto, ya que este tendría un uso esperado del 66% de la capacidad”.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

.

Seguir Leyendo

Deportes

Mariana Pajón: los deportistas “no son robots”

Al referirse a su futuro, la colombiana dijo que le gustaría estar en el Mundial de Holanda que se avecina porque “el nivel después de Olímpicos es excelente”.

Publicado

on

La colombiana Mariana Pajón, que acaba de ganar la medalla de plata en los Olímpicos de Tokio 2020, aseguró este lunes que los deportistas “no son robots”, al tiempo que pidió apoyo para los atletas que están compitiendo en alto nivel y los que se están formando.

“Somos humanos, no somos robots, tenemos sentimientos. Uno ya conoce el camino y es sacarlo adelante, el mayor fracaso es no intentarlo”, dijo Pajón en una rueda de prensa en Bogotá tras llegar de Japón.

Al referirse a su futuro, la colombiana dijo que le gustaría estar en el Mundial de Holanda que se avecina porque “el nivel después de Olímpicos es excelente”.

“El calendario sigue, no para, en el avión ya hablábamos de la final, de cómo fue y qué va a pasar: viene un campeonato mundial, el nivel está alto, entonces por qué no aprovechar. Después de la carrera pensé en descansar, pero pienso representar otra vez al país”, explicó.

Ante el temor que sienten los deportistas ante las lesiones, la doble medallista de oro olímpico aseguró que en general “todos tenemos inseguridades, miedo, es normal, si no lo sientes no tienes pasión”.

Al referirse a su lesión aseguró que ese tema es un “capítulo complejo en mi carrera, como otras”.

“Esto me tomó tiempo para recuperarme, la seguridad. Hoy es todo positivo si vemos el camino, no solo la rodilla”, expresó.

Por su parte Carlos Mario Ramírez, que consiguió medalla de bronce -la segunda en Juegos Olímpicos- recordó que compitió lesionado pero que las ganas de darle un logro a Colombia hicieron que pudiera sobreponerse a los dolores que no le permitieron estar en plenitud de condiciones.

Destacaron que el bicicrós, que comenzó a hacer parte de los Olímpicos a partir de Pekín 2008, le ha dado a Colombia seis medallas, entre ellas dos de oro, de las 36 que ha logrado el país desde que participa en las justas.

Responsabilidad por ser referente

Al hablar de los comentarios de la británica Bethany Shriever, oro en Tokio, que dijo que la colombiana es uno de sus referentes, Pajón destacó que eso es una “responsabilidad grande, que la campeona olímpica te diga eso es que lo haces bien, ser un ejemplo como persona”.

“Ella es joven, yo también tuve un ídolo, corredoras que admiraba y eso es genial”, aseguró.

Embajadores para cambiar la imagen

De otro lado Pajón aseguró que los deportistas son embajadores que cambian la imagen del país: “Cuando entendamos que no solo es ir a dar alegrías sino que somos embajadores y demostramos las posibilidades del deporte, entenderemos su importancia”.

La ciclista nacida hace 29 años en Medellín también aseguró que el que representó a Colombia en Tokio es un “equipo de triunfo” en el que cada uno hizo su mejor esfuerzo por alcanzar las metas que se fijaron para los Olímpicos.

Al respecto Ramírez recordó que en su caso compitió lesionado pero que las ganas de darle un logro a Colombia hicieron que pudiera sobreponerse a los dolores que no le permitieron estar en plenitud de condiciones.

EFE

Seguir Leyendo

Negocios

Tostao se une a la era digital: lanza su tienda virtual en Colombia

La app de la marca también contará con una opción de geolocalización que permitirá identificar la tienda más cercana.

Publicado

on

La pandemia de Covid-19 ha obligado al grueso empresarial a migrar su operación a los canales digitales, y con la llegada de la nueva realidad, dicha tendencia se mantendrá por largo tiempo. Ante este escenario, marcas como Tostao anunciaron que todo su portafolio de productos de panadería y bebidas podrá adquirirse de forma virtual.

“Queremos estar cada vez más cerca de los colombianos. Por lo que en estos últimos meses trabajamos en la implementación de recursos tecnológicos orientados a optimizar la experiencia de cliente, incursionando así en el comercio virtual con el lanzamiento de Tostao’ Café & Pan Digital. Por medio de esta plataforma, ofreceremos más posibilidades de compra, más rapidez y más seguridad para nuestros clientes”señaló el orientador general de Tostao, Helder Jacinto.

La plataforma estará disponible para realizar pedidos en Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta e Ibagué. A su vez, el servicio a domicilio será gratuito en todas las compras superiores o iguales a $30.000. A su vez, el primer domicilio a través de la tienda virtual incluirá un tinto gratis, agregó la información.

La nueva app de Tostao, que puede descargarse en cualquier dispositivo digital, también cuenta con una opción de geolocalización que permite identificar la tienda más cercana a la ubicación del cliente, además de que permitirá conocer la oferta de productos disponibles en tiempo real, al momento de hacer el pedido.

Con respecto al resto de ciudades y municipios donde la marca tiene presencia, la empresa comentó que los clientes podrán hacer su pedido en línea, pagar electrónicamente y recoger en la tienda más cercana a su ubicación.

Además de las ciudades donde empezará a operar la tienda virtual, Tostao tiene presencia en Bello, Cajicá, Carmen de Viboral, Cartago, Chía, Cota, Cúcuta, Envigado, Facatativá, Floridablanca, Funza, Fusagasugá, Girardot, Girardot, Guarne, Ibagué, Itagüí, La Calera, La Ceja, La Estrella, Madrid, Marinilla, Medellín, Melgar, Mosquera, Palmira, Pereira, Popayán, Puerto Colombia, Rionegro, Sabaneta, Soacha, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Villavicencio y Yumbo.

Siga toda la información de Negocios en Forbes Colombia

Seguir Leyendo

Deportes

Comité Olímpico investiga el gesto de Raven Saunders en el podio de peso

La norteamericana, de raza negra y lesbiana, según ha declarado públicamente, afirmó que con su gesto, captado por todas las cámaras en el podio oficial, quería “dar luz a toda la gente del mundo que lucha y que no tiene una plataforma para hablar por sí misma”.

Publicado

on

Foto: EFE.

El COI estudiará, antes de pronunciarse, todos los detalles relacionados con el gesto realizado en el podio de lanzamiento de peso por la atleta estadounidense Raven Saunders, medallista de plata, que cruzó los brazos sobre su cabeza en forma de X para indicar “la intersección en la que se encuentran todos los que están oprimidos”.

Saunders realizó, de esta forma, el primer gesto reivindicativo en el podio de atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio, contraviniendo la normativa del COI, que para estos Juegos los autoriza siempre que no sea en competición o en la ceremonia de entrega de medallas.

La norteamericana, de raza negra y lesbiana, según ha declarado públicamente, afirmó que con su gesto, captado por todas las cámaras en el podio oficial, quería “dar luz a toda la gente del mundo que lucha y que no tiene una plataforma para hablar por sí misma”.

Siga aquí nuestra cobertura de los Juegos Olímpicos de Tokio

Junto a ella subieron al podio la campeona, la china Gong Lijiao, y la medallista de bronce, la neozelandesa Valerie Adams.

“Necesitamos entender por completo lo que ha pasado y a partir de ahí, tomar una decisión. Estamos en contacto con el Comité Olímpico de Estados Unidos y también con World Athletics, y ahora estamos considerando los siguientes pasos que vamos a dar”, afirmó el portavoz del COI, Maark Adams.

“Tratamos de respetar las posturas de todos los atletas, que son libres de expresarse en ruedas de prensa, en redes sociales y en la zona mixta. Lo investigaremos y estamos en contacto con World Athletics”, añadió. 

EFE

Seguir Leyendo

Negocios

Mineros inaugura nueva planta en Antioquia para producir 9.000 onzas de oro al año

Se trata de Llanuras Aluviales, un complejo de la más alta tecnología que tuvo una inversión de alrededor de US$20 millones.

Publicado

on

Nueva planta Llanuras Aluviales tuvo una inversión de US$20 millones | Foto: Forbes Colombia.

La multinacional Mineros, que opera en la región del bajo Cauca antioqueño, puso en marcha su nueva planta Llanuras Aluviales, mediante la cual esperan alcanzar una producción estimada de más de 9.000 onzas de oro al año con las más altas tecnologías de extracción y proceso.

Ubicada a una hora del municipio El Bagre, la planta está compuesta por ocho bloques pequeños de extracción que cubren una distancia de tres kilómetros. Se trata de una draga de succión, una draga de producción y  una planta de beneficio flotante de fácil movilidad que permite la extracción en zonas donde una draga de cucharas no puede llegar.

La empresa dio a conocer que esta nueva operación, al igual que todas las que se utilizan en en el territorio, realiza una extracción aurífera sin mercurio, para lo cual se usan equipos de concentración gravimétrica que separan los minerales pesados (oro y arenas negras) por medio de un sistema de canales hidráulicos, permitiendo la sedimentación de las partículas de oro.

Lea también: Digitalización avanza en el sector minero peruano

“Trabajamos todos los días por estar a la vanguardia de la minería moderna; en ese sentido, Llanuras Aluviales nos abre camino hacia un nuevo proceso de extracción aurífera que nos permitirá alcanzar importantes metas de producción”, dijo Santiago Cardona, vicepresidente de Mineros Colombia.

Según explicó Cardona, la nueva planta Llanuras Aluviales generó hasta 500 empleos directos e indirectos para su construcción, así como fue un proyecto que se materializó tras más de siete años de proceso, diseño y desarrollo.

En el evento de inauguración, Andrés Restrepo, presidente Mineros S.A. aseguró que esta nueva apuesta les permitirá seguir creciendo y mejorando indicadores de producción. De hecho, destacó los buenos resultados obtenidos por la empresa en 2020 luego de que los precios del oro alcanzaran precios históricos a causa del virus del covid-19.

“Toda la humanidad se dio cuenta que necesita refugios y el oro es un refugio para las economías y para los inversionistas”, sostuvo Restrepo.

Mineros, que opera no solo en Colombia, sino también en Nicaragua y Argentina, mantiene toda su operación nacional en el departamento de Antioquia, específicamente, en las áreas urbanas y rurales de los municipios de El Bagre, Zaragoza, Caucasia, Nechí y Anorí.

Al cierre del año pasado, según informó la empresa, registró una producción aluvial de 76.725 onzas de oro y un aporte al país de $22.718 millones en regalías e impuestos.

Así es la nueva operación de la multinacional en Colombia

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.
Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado