Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Alivios para las empresas, necesarios pero insuficientes

Mientras el Gobierno sigue anunciando medidas para responder a la emergencia económica y sanitaria del país, los emprendedores y microempresarios piden que también se les ponga en el mapa y aumenten las ayudas

Publicado

on

Empresas

El representante a la Cámara por Bogotá Mauricio Toro envió esta semana una carta al Gobierno, firmada en conjunto con otros congresistas, en la que expone algunas de las preocupaciones de los emprendedores y microempresarios, quienes temen quedarse por fuera de las ayudas del Gobierno ante la pandemia y no tener recursos para pagar sus obligaciones. El ministro de Comercio responde.

Para el representante Toro, “las ayudas que está sacando el Gobierno son necesarias, pero no son suficientes” y explica que por ejemplo, con la línea de crédito especial ‘Colombia Responde’ que le dará hasta 250.000 millones de pesos a empresas de los sectores turismo, aviación y espectáculos vía Bancóldex, “los bancos van a colocar esa plata y se la van a chupar es las medianas empresas porque son las que tienen un historial crediticio sano usualmente, porque representan menos riesgo para los bancos y porque sus modelos de negocio usualmente son tradicionales, fáciles de entender y por lo tanto tienen cómo garantizar las deudas porque tienen”.

Recomendado: Lista línea de crédito especial para turismo y aviación

Sin embargo, el ministro de Comercio José Manuel Restrepo señaló que esta línea tiene como condición que una porción de los recursos debe destinarse a las micro y pequeñas empresas y otro porcentaje a las medianas y grandes.

Además, agregó Restrepo, “en esta emergencia ha habido unas prioridades. La primera de ellas, en el marco de emergencia económica y social, son las enfocadas al sector de la salud”; la segunda es cómo garantizar “los ingresos suficientes para los más necesitados, buscando que hubiera capacidad económica para esos más necesitados en una sociedad” y la tercera, proteger la mayor cantidad posible de empleos en el país.

Y en esa dirección, el ministro explicó que además de la línea ‘Colombia Responde’, se decidió “fortalecer, fondear con recursos adicionales el Fondo Nacional de Garantías. Con esto, se busca tener el instrumento y el capital suficiente para permitir garantías de crédito a los micro y pequeños empresarios que necesitan recursos muy seguramente para reestructurar créditos o refinanciar, de modo que puedan extender días adicionales días adicionales, disminuir amortizaciones de capital es decir darles liquidez a esas empresas, de tal manera que esas empresas tengan la capacidad de asumir sus gastos necesarios en el día a día de nómina y similares”.

Una tercera medida es la creación del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), que destinará más de seis billones de pesos al sistema de salud, cerca de un billón de pesos en giros directos a familias vulnerables y créditos o garantías a empresas.

Puede interesarle: El fondo FOME, manzana de la discordia en emergencia por coronavirus

En este punto, el representante Toro señaló que “no se nos puede olvidar que las micro y las pequeñas son más que las medianas y dentro del total, el 96 % de las empresas en Colombia son micro, pequeñas y medianas que generan más del 94 % del empleo del país. Pero cuando se mide de ese 96 % cuáles son micro, cuáles pequeñas y cuantas medianas, las medianas no representan una mayoría ahí. El problema está en las pequeñas y microempresas, las que generan 10 empleos u 80 empleos, porque una mediana genera de 200 empleos para arriba”.

Además, advierte el representante que tampoco se han generado programas enfocados a los emprendimientos especiales como aquellos creados por mujeres, los “sociales, de negritudes, afro, indígenas y raizales, de desmovilizados. Esas son microempresas muy pequeñas que no tienen cómo asegurar el pago de la deuda, no tienen garantías y ahí no hay una línea dedicada para ellos y un banco jamás les va a prestar”.

Al respecto, el ministro Restrepo asegura que “la propuesta de fondear el Fondo Nacional de Garantías (FGN) va a permitir llegar justamente a empresas que tienen dificultades, incluidos los microempresarios, porque hoy lo que hace el FGN es que llega especialmente a los microempresarios al ser un instrumento que facilita el crédito o por microfinancieras o por entidades formales del sistema financiero y aquí esto va a ser casi que inmediato. Sale el decreto, de una vez el instrumento está y de una vez vamos a tratar que en la medida que se cumplan los requisitos, sea lo más rápido posible”.

Para el representante Toro, hay una solución más: aumentar los recursos asignados para las fintech, de modo que estas también entreguen mayores recursos a emprendedores, micro y pequeñas empresas.

“Ellas tienen la capacidad de llegar a esas micro y pequeñas empresas más rápido, de irrigar ese crédito y son más tolerables al riesgo. Es decir, las fintech evalúan cosas que los bancos no por su paquidermia, por ejemplo, que el negocio sea rentable a partir de unos años”, agregó el congresista.

“Resulta que a las fintech les tiraron 2.000 millones de pesos, necesitamos que les inyecten por lo menos 100.000 millones de pesos que ellas responden, tienen la capacidad de prestar rápidamente a las micro y pequeñas empresas, a los emprendedores unipersonales” y de este modo, indicó Toro, estas empresas seguirán pagando obligaciones como los arriendos de sus oficinas y locales, garantizando además el ingreso de empresas y particulares que dependen del mismo.

Economía y Finanzas

De persistir el aislamiento, caída de la economía colombiana se acercaría al 10% en 2020

Para el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia que realiza el índice NowCast, en lo corrido del año la contracción del PIB alcanzará un 9,3% anual. Para el segundo trimestre esperan una caída entre 18,2% y 15,3%.

Publicado

on

inversiones

De acuerdo con el más reciente índice NowCast que realiza el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia, en la medida en que persistan las restricciones sanitarias y la evolución de los contagios, sumado a la afectación del mercado laboral, el descenso de la actividad económica seguirá en torno a los dos dígitos.

El equipo de expertos del banco estima que en lo corrido del año la contracción de la economía alcanzará un 9,3% anual. “Esta tasa está cerca del límite inferior de nuestro rango de proyección vigente de entre -6% y -9%”, indican.

En el índice también se detalla que la reactivación de sectores clave como la industria y la construcción llevaron a una corrección de las fuertes caídas presentadas en abril y en la primera quincena de mayo; sin embargo, el cambio de velocidad presentado se ralentizó en junio y julio. Entre los factores que explican lo anterior está la extensión del aislamiento preventivo obligatorio, el desplome de la inversión, entre otros.

Lea también: PIB del segundo trimestre tendría una caída histórica de 16,5%: Banrepública

De acuerdo con el equipo de investigaciones económicas del banco, “nuestros indicadores líderes sugieren que el crecimiento del PIB correspondiente al segundo trimestre de 2020, que publicará el Dane el próximo 14 de agosto, puede ubicarse en el rango de entre -18,2% y -15,3%”.

Por su parte, explicaron que el índice NowCast estima que en el trimestre móvil terminado en julio la actividad productiva en Colombia registró una variación anual en el rango entre -17,4% y -15,2% con una estimación central de -15,9%.

En línea con lo anterior, argumentaron que dicha “contracción es ligeramente inferior a la calculada para el mes previo, lo que pone de manifiesto que el cambio de tendencia favorable que se generó con ocasión de la reapertura gradual de varios sectores productivos perdió fuerza en las ultimas semanas”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

PIB del segundo trimestre tendría una caída histórica de 16,5%: Banrepública

Para 2020 el equipo técnico del Emisor estima que la caída del PIB nacional estaría entre un rango de -6% y -10%, siendo el -8,5% la proyección más probable. Estas cifras son menos optimistas que las esperadas por el Gobierno nacional para fin de año (-5,5%).

Publicado

on

Gerente del Banrepública, Juan José Echavarría
Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República. Foto: Banrepública

La economía colombiana se expandiría alrededor de un 4,1% en 2021, tras la fuerte recesión en la que entró este año por la pandemia de coronavirus, proyectó el Banco Central en medio de una alta incertidumbre sobre cuándo regresará la actividad productiva a los niveles previos a la aparición del brote.

La economía nacional fue impactada por un doble choque de bajos precios del petróleo y las medidas de confinamiento decretadas para frenar el contagio del covid-19, que ha provocado el cierre de empresas y ha disparado el desempleo.

El rango de pronóstico de crecimiento de la economía para el próximo año es de entre 3% y 8%, precisó el informe trimestral de política monetaria del equipo técnico del Banco de la República, publicado el lunes en la noche.

Lea también: Histórico, Banco de la República deja las tasas en 2,25%

Para 2020 el organismo estima que el Producto Interno Bruto (PIB) registrará una contracción en un rango entre el 6% y 10%, con un 8,5% como proyección más probable. Para el segundo trimestre, la caída habría sido histórica al tocar niveles de 16,5%.

Las estimaciones del Emisor son considerablemente menos optimistas que las del Gobierno, que espera una contracción económica de 5,5% para este año y una expansión de 6,6% el siguiente.

“La velocidad a la cual la economía se recupere y el momento en el que alcance sus niveles de actividad previos al choque de la pandemia son altamente inciertos”, precisó el informe del Banrepública.

“Esto dependerá principalmente de la evolución de la situación sanitaria, tanto en el país como en el resto del mundo, así como de las medidas que se tomen para enfrentarla y de las consecuencias de largo plazo que se puedan generar”, agregó.

En tanto, la inflación cerraría este año en un rango entre 1% y 2% con un 1,5% como cifra más probable, mientras que el 2021 fluctuaría entre un 2% y 3%.

Lea también: Inflación anual continúa cayendo, en junio llegó a 2,19%

“La inflación seguiría descendiendo hasta el primer trimestre de 2021, y posteriormente deberían empezar a observarse mayores ajustes anuales en los precios, en parte, por las menores bases de comparación del año anterior y por la reversión de algunos de los alivios decretados por el Gobierno”, explicó el reporte.

“Esto sucedería en un entorno en el que los excesos de capacidad productiva se mantendrían amplios, la holgura del mercado de trabajo implicaría presiones mínimas de costos laborales, y las presiones provenientes del tipo de cambio serían moderadas”, aseguró.

La ausencia de presiones inflacionarias ha permitido al directorio del Banco Central recortar en 200 puntos base su tasa de interés de referencia entre marzo y julio, llevándola a un mínimo histórico de 2,25%.

Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Ecopetrol: utilidades netas cayeron 92,1% en segundo trimestre por bajos precios y covid

En el primer semestre, la caída fue de 75% al registrar $1,7 billones, dato que para el mismo periodo de 2019 había sido de $6,8 billones. En el segundo trimestre, el más complejo para el sector, los analistas esperaban pérdidas y no utilidades bajas como las que finalmente se registraron en dicho lapso.

Publicado

on

Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol. Foto: Ecopetrol

De acuerdo con información de Ecopetrol, las utilidades netas de la compañía durante el segundo trimestre del año, uno de los más difíciles para el sector por la guerra de precios entre países productores y la disminución de la demanda de combustibles por las restricciones de la pandemia, fueron 92,1% menos que los registrados en el mismo periodo de 2019.

Así las cosas, las utilidades netas consolidadas de la compañía petrolera y de gas colombiana entre abril y junio fueron de $299.000 millones, dato inferior en $3,46 billones al registrado en el mismo lapso de 2019 cuando fue de $3,76 billones. En el primer semestre, la caída fue de 75% puesto que en los primeros seis meses del año las utilidades netas fueron $1,7 billones, mientras que hace un año fueron de $6,8 billones.

Vale decir que los datos son mejores frente a lo esperado por los analistas que esperaban pérdidas netas y no, utilidades bajas. Lo anterior se logró debido a “un rápido ajuste financiero y operativo que ejecutamos de manera decidida reforzando el foco en los tres pilares de nuestra estrategia: estricta disciplina de capital, protección de la caja y eficiencia en costos; y crecimiento de reservas y producción rentable”, destacó Ecopetrol.

Lea también: Analistas prevén pérdidas para Ecopetrol en el segundo trimestre

Respecto a las ventas totales, la compañía informó que en el segundo trimestre del año el monto fue de $8,4 billones, mientras que para el mismo lapso de 2019 fue de $18,3 billones; es decir, el descenso fue de 53,9%. El dato para el primer semestre de este año presentó una caída de 31,3% frente a igual periodo de 2019, durante los primeros seis meses de 2020 la firma vendió $23,5 billones.

La utilidad operacional de la empresa fue de $3,5 billones en el primer semestre de 2020 lo que representó una caída de 67,7% frente al mismo lapso de 2019. Por su parte, el Ebitda fue de $7,25 billones, un 53,7% menos que durante los primeros seis meses del año pasado. El margen Ebitda bajó 14,9 puntos porcentuales, a 30,8%.

Para Felipe Bayón, presidente del grupo Ecopetrol, “el segundo trimestre ha sido el más dramático que hemos visto en la historia del sector”, a su vez, indicó que “abril fue un mes muy difícil” debido a las restricciones de la pandemia y los bajos precios del crudo derivado por la guerra de precios entre los grandes productores.

Lea también: Felipe Bayón revela el as bajo la manga de Ecopetrol en medio de la crisis

El líder de la compañía aseguró que “la acumulación de inventarios y la contracción de la demanda generada por las medidas de aislamiento social implementadas a nivel global llevaron a una reducción del 38% en el precio del crudo Brent, referencia para Colombia, en el segundo trimestre de 2020 frente al cierre de 2019, incluso con niveles negativos para el WTI, y por debajo de US$20 para el Brent durante algunas jornadas”.

Bayón añadió que “durante el segundo trimestre las ventas de nuestros principales productos presentaron una disminución del 46% frente al promedio de 2019, principalmente en jet (-89%), gasolina (-46%) y diésel (-35%)”.

Sobre la producción, la firma dijo que durante los primeros seis meses del año el promedio del Grupo fue de 706.000 barriles diarios de petróleo, representando 19.000 barriles menos que en el mismo lapso de 2019. Para la compañía, lo anterior se explica por la coyuntura actual, así como por eventos de orden público y bloqueos en los campos Rubiales y Suroriente.

Frente a los proyectos piloto de investigación integral (Ppii) bajo la técnica de fracking, Ecopetrol aseguró que dentro del nuevo plan 2020-2022 se mantiene la actividad planeada en el Valle Medio del Magdalena por cerca de US$127 millones, así mismo, destacó el acuerdo preliminar con ExxonMobil para trabajar conjuntamente dichos pilotos.

Lea también: Ecopetrol y ExxonMobil se unirían para hacer los proyectos piloto de fracking

Entre otros temas, la firma dijo que “el negocio de gas ha tenido un aporte significativo en materia de seguridad energética del país, cuyos niveles de reservas hídricas alcanzaron niveles críticos durante mayo y junio”. Sobre este tema, Bayón reiteró que entre los planes del Grupo está ser una compañía más gaseosa y destacó las mayores ventas nacionales de gas por entrada en operación de la planta de GLP en Cupiagua y adquisición de la participación en la asociación Guajira por parte de Hocol.

“Hoy presentamos unos resultados de segundo trimestre que no fueron buenos, pero dado el contexto, Ecopetrol ha demostrado que está fortalecida y ha sabido afrontar la crisis. Estamos listos para seguir respondiéndole al país y a los accionistas”, detalló Felipe Bayón.

Lea también: Ecopetrol, Terpel, Reficar, Claro y Éxito, las empresas más grandes del país

Nuevo plan de inversiones

Debido a los retos que ha traído consigo la pandemia del coronavirus para la economía mundial, con alto impacto en el sector de petróleo y gas, sumado a la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita de comienzos de año, Ecopetrol revisó su plan de negocios para 2020-2022.

Entre los detalles compartidos por la compañía hay inversiones orgánicas entre US$11.000 millones y US$13.000 millones para los próximos 3 años, principalmente concentradas en Colombia.

La asignación del capital se aseguraría en 4 frentes. Primero, a las oportunidades de incorporación de recursos y reservas más competitivas en el nuevo entorno de precios; segundo, al avance rentable en la transición energética (gas, energías renovables y otros); tercero, a las inversiones de confiabilidad necesarias para una operación responsable y sostenible y cuarto, a las tecnologías e inversión social estratégicas para el futuro del Grupo.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

El mexicano que le ayudará a Colombia a enfrentar la informalidad y el desempleo

Santiago Levy, exvicepresidente del BID, fue escogido líder de la Misión de Empleo que emprendió el Gobierno con distintos actores para proponer las reformas que requiere el mercado laboral. Se espera que a finales de año haya propuestas concretas para llevar al Congreso.

Publicado

on

Santiago Levy, exvicepresidente del BID. Foto: Banco Mundial

Debatir los ajustes que requiere el mercado laboral colombiano no es una tarea fácil, razón por la que el Gobierno nacional en cabeza del Ministerio de Trabajo decidió nombrar a un experto internacional como líder de la Misión de Empleo para darle la mayor objetividad posible a la discusión de los temas, según explicó Ángel Custodio Cabrera, jefe de la cartera de Trabajo en una entrevista a Forbes.

Se trata de Santiago Levy, exvicepresidente de Sectores y Conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) quien llega a apoyar al país en la creación de estrategias para mejorar distintos aspectos del mercado laboral colombiano. Levy tiene un doctorado en economía de la Universidad de Boston y cuenta con un máster en política económica de la misma institución académica.

Antes de llegar al BID, Levy era un miembro senior no residente en la Brookings Institution en Washington, DC; director general del Instituto Mexicano del Seguro Social; viceministro del Ministerio de Hacienda; presidente de la Comisión Federal de Competencia y director del Programa de Desregulación Económica del Ministerio de Comercio, detalla el BID en su página.

Lea también: Con 4,5 millones de personas desocupadas, desempleo de junio llega a 19,8%

Levy ha asesorado a varios gobiernos y organizaciones internacionales, entre ellos apoyó el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. También ha tenido diversas posiciones como académico, siendo docente en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y la Universidad de Boston donde se ha desempeñado como profesor asociado y director del Instituto para el Desarrollo Económico.

Además de lo descrito, Levy diseñó el programa de transferencia condicional de efectivo conocido como Oportunidades, que ayuda a más de 5 millones de los hogares más pobres de México y ha inspirado a otros países interesados ​​en encontrar estrategias efectivas para combatir la pobreza, de acuerdo con información del BID.

También ha publicado diversos artículos en revistas especializadas y libros sobre temas relacionados al desarrollo económico, la política social, el desarrollo rural, la pobreza y la distribución del ingreso, según páginas oficiales de México.

En palabras de Mauricio Olivera, exviceministro de Trabajo y director de Econometría, una de las grandes líneas de Levy es “el ataque a la informalidad. De acuerdo con su pensamiento, esto se da eliminando los sobrecostos salariales (…) Esa visión es importante, pero debe complementarse con una más amplia para generar empleo”.

La Misión

La creación de una Misión de Empleo ha venido hablándose desde un tiempo atrás en el país, pero los estragos de la pandemia del coronavirus en el mercado laboral han acelerado la conformación de este grupo de expertos que abordará las estrategias o instrumentos de política pública que mejore, entre otros temas, el alto desempleo e informalidad en Colombia. Se espera que dé las guías de una reforma laboral.

El pasado 30 de julio, el ministro Cabrera indicó que ya había arrancado la Misión. Destacó que se creó una mesa de trabajo donde se hablará de ajustes en el estatuto laboral. Además de mencionar la llegada de Levy como experto y líder de la Misión, Cabrera aseguró que “va a haber un comité asesor compuesto por delegados de la mesa de concertación laboral, el Gobierno nacional y cinco mesas de trabajo en las que estarán los expertos y habrá diálogo social entre todos los actores para buscar soluciones” al mercado laboral.

Lea también: ¿Cuáles son las salidas para disminuir el alto desempleo en el país?

Los temas que se esperan discutir en las cinco mesas de trabajo estarían enfocados a la protección social al trabajador; la determinación de salarios; la formación para el trabajo y el desarrollo humano; el análisis de reformas anteriores del mercado laboral, y el derecho comparado, que permitiría por ejemplo, revisar las buenas prácticas con otros países y acortar tiempos en la discusión.

Sobre el último punto en mención, vale decir que tanto los gremios como los representantes de los trabajadores y los demás participantes de la Misión pueden proponer expertos en los diferentes temas citados quienes harán un análisis de la situación que presenta el mercado laboral en sus distintas aristas, el cual se llevará a discusión y se tomará una decisión frente a ello.

Inicialmente se tiene planteado un cronograma de trabajo hasta agosto de 2021 donde se entregaría el diagnóstico del mercado laboral y los pasos a seguir; sin embargo, se estaría buscando avanzar lo más rápido posible en las propuestas que guiarían una reforma laboral, para presentarlas al Congreso a finales de este año. Lo anterior, debido a que en 2021 la discusión podría tornarse más política que técnica, desviando el objetivo de la Misión, porque se aproximan las campañas electorales a la Presidencia.

Los retos

De acuerdo con Luz Karime Abadía, directora de posgrados en Economía de la Universidad Javeriana, los principales desafíos que enfrenta la Misión son “proponer políticas públicas viables e innovadoras para reversar el aumento significativo del desempleo que está dejando la crisis económica causada por la pandemia (…) Proponer una reforma laboral que flexibilice el mercado laboral colombiano y elimine incentivos a la informalidad”.

Sin embargo, para Abadía, “ninguna reforma laboral va a funcionar sin contar con una política contundente de reactivación económica, pues es poco viable crear empleo con un crecimiento económico mediocre como el que ha tenido el país en los últimos años, y peor aún en la coyuntura actual”.

Para la experta, “las acciones deben emprenderse cuanto antes, pues hasta ahora no se conocen medidas claras para impulsar el mercado laboral colombiano, teniendo en cuenta que antes de la pandemia ya se observaba una tendencia creciente de desempleo y una tasa se informalidad cercana al 50% de la población ocupada”.

Por su parte el exviceministro, Mauricio Olivera, indicó que son dos los retos que enfrenta el mercado laboral y por ende la Misión de Empleo: recuperar los empleos que se han perdido en la pandemia, más de 4 millones entre junio de 2019 y junio de 2020, y atacar la informalidad.

Lea también: Ubicar el desempleo por debajo del 10% podría tomar al menos 5 años

Para Olivera, lo más clave para generar empleo es la formación en el trabajo. “Tenemos que preparar a los jóvenes para entrar al mercado laboral en ámbitos requeridos y, además, que sean productivos. Una de las trampas del desarrollo de América Latina es la baja productividad laboral, un trabajador en Colombia produce el 40% de lo que produce uno en la Unión Europea”.

Por el lado de la informalidad, destacó que lo importante es “adaptar la legislación laboral a las realidades que existen. Cada vez menos gente trabaja de 8 a 6 en una oficina como empleado. Hay nuevas formas de contratación como en la economía digital o los que trabajan parcialmente, como por ejemplo, los estudiantes universitarios que son meseros los fines de semana”, razón por la que se deben crear condiciones para ellos.

Lea también: Con 26,6% entre marzo y mayo, desempleo juvenil tocó un nuevo récord

Olivera también dijo que las decisiones que respectan al mercado laboral se deben tomar lo más rápido posible porque “entre más nos demoremos en hacer grandes reformas estructurales, más difícil va a ser recuperarnos bien de la crisis”.

Según Cristina Fernández, investigadora de Fedesarrollo, la alta informalidad y desempleo de Colombia “son manifestaciones de un problema más grande: la desigualdad del ingreso y la falta de oportunidades”.

Para Fernández, “el principal reto es hacer frente al problema de corto plazo de crear empleo y al mismo tiempo hacer las reformas que se necesitan a largo plazo para llegar a un equilibrio más sano y menos informal”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Por datos manufactureros positivos en el mundo, dólar subió a $3.769

Los precios de crudo subían impulsados por las cifras de manufacturas en EE. UU., Europa y China, pese al temor de un exceso de suministro por la disminución de los recortes de producción que la Opep hará desde este mes.

Publicado

on

La divisa estadounidense cerró este lunes cotizándose a un precio de $3.769,10, lo que significó un alza de $36,02 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que es de $3,733.08.

Hacia las 8:15 de la mañana el dólar se cotizaba a un precio promedio de $3.761 representando un alza de $27,92 frente a la TRM de hoy.

El dólar y los mercados de acciones globales subían el lunes, ya que los inversionistas recibieron con agrado positivos datos de manufacturas en todo el mundo, así como por el interés de Microsoft en las operaciones de TikTok en Estados Unidos, que impulsaban al ardiente sector tecnológico.

Lea también: Microsoft habló con Trump y sigue firme en su intención de comprar TikTok

La actividad de manufacturas de Estados Unidos se aceleró en julio a su mayor nivel en un año y medio, ante un aumento de las órdenes a pesar de los rebrotes de infecciones de covid-19, que están incrementando la preocupación por la sostenibilidad de la recuperación económica.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) ISM dijo que su índice de actividad fabril nacional se aceleró a 54,2 el mes pasado desde 52,6 en junio. Fue la medición más robusta desde marzo del 2019 y marcó dos meses consecutivos de expansión. Una lectura por encima de 50 indica crecimiento, mientras que por debajo de ese umbral señala contracción en la economía estadounidense.

Los datos manufactureros chinos ayudaron a que las acciones destacadas subieran un 1,6%, opacando los temores sobre los lazos entre Estados Unidos y China. El Nikkei japonés mejoró un 2,2% gracias a la bajada del yen.

La cotización del crudo mejoraba tras datos manufactureros de Estados Unidos, Europa y China que contrarrestaban el temor a un exceso de suministro ahora que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y sus aliados reducirán sus recortes de producción en agosto.

Lea también: Opep moderará recortes de producción desde agosto por mejora en la economía

Hacia las 2:30 de la tarde el Brent, referencia internacional para Colombia, subía 0,87% a US$43,90 el barril, mientras que el WTI ganaba 1,37% a US$40,82 el barril.

*Con información de Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado