Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Elon Musk y Tesla tienen nuevo rival: Rivian y su innovación eléctrica

Revise su retrovisor, señor Tesla. Rivian tiene una armadura de US$3.000 millones de Amazon, Ford y los saudíes, y está calentando motores con la producción de sus SUV y camiones eléctricos. Ahora, todo lo que el reservado fabricante de carros tiene que hacer es comenzar a construir vehículos y evitar los bloqueos de ruta que casi hacen chocar a Tesla. A continuación, una rara entrevista con su fundador de 37 años, R.J. Scaringe.

Publicado

on

Scaringe Rivian
R.J. Scaringe, fundador de Rivian Automotive. Foto: Jamel Toppin / Forbes.

Por: Chuck Tanner | Forbes Staff

Son las 8 en punto de una mañana de enero, con la temperatura muy por debajo de cero en Normal, Illinois, pocas horas al sur de Chicago. El pequeño estanque frente a la planta de ensamblaje de Rivian Automotive se ha convertido en hielo, el césped está cubierto de escarcha y hay pronóstico de nieve. No hace mucho más calor dentro de la planta. Casi la totalidad de las instalaciones de 793.000 metros cuadrados es una zona de construcción que se someterá a una renovación masiva de 750 millones de dólares (mdd) como preparación para fin de año, cuando se espera comenzar a desplegar camiones, camionetas y suv que funcionan con baterías. Entonces, detalles menores como el calor no son exactamente una prioridad.

La única área terminada, un segundo piso en la parte delantera del edificio que da a la fábrica, es donde el dueño anterior de la planta, Mitsubishi, tenía sus oficinas ejecutivas. En aquel entonces, el acceso a este piso estaba restringido a los trajes. Ahora es un gigante espacio de trabajo abierto, accesible para todos, con una cafetería, pisos de concreto pulido y mucha luz natural, al igual que los planos del centro de investigación y diseño de Rivian en Plymouth, Michigan.

El concepto para ambas oficinas era fusionar la estética industrial y exterior que refleja la marca de la compañía, un fabricante de automóviles que construye vehículos sostenibles que se pueden usar en entornos todoterreno. Rivian, que se fundó en 2009 pero finalmente está lanzando su primer vehículo este año, también tiene operaciones en San José e Irvine, California, donde desarrolla su tecnología y baterías.

“Cuando terminemos de limpiar, pintar e instalar el equipo”, dice el fundador y CEO de Rivian, Robert Joseph Scaringe, de 37 años (mejor conocido como RJ), “eventualmente podremos producir 250.000 vehículos por año a mediados de la década”.

Iniciar una compañía de automóviles independiente no es fácil. Entre los roadkill [muertos en carretera] en la historia del automóvil se encuentran Preston Tucker, quien desafió a Detroit a fines de la década de 1940, y John DeLorean, que no pudo llevar el Motor City al futuro, a principios de la década de 1980. Producir una línea de vehículos de mercado masivo en el siglo xxi es aún más difícil de lo que fue para Tucker y DeLorean, y considerablemente más peligroso en la categoría EV [vehículos eléctricos, por sus siglas en inglés].

Con la aparición de Rivian, el mercado de vehículos eléctricos ya no es una carrera de carruajes sin caballos. De hecho, la década de 2020 se está preparando para ser la década de los EV.

Según una investigación en Oppenheimer, los vehículos eléctricos y los híbridos eléctricos enchufables representaron solo el 2,2% de todos los coches estadounidenses vendidos en el último trimestre de 2019. Y solo un tercio de ellos eran puramente eléctricos. Pero eso está cambiando rápidamente.

Si bien solo se vendieron 5,1 millones de autos eléctricos en todo el mundo en 2018, se espera que esa cifra aumente a lo largo de la década: se proyecta que se venderán 21 millones de unidades en 2020, 98 millones en 2025 y 253 millones en 2030.

Sin embargo, construir un nuevo EV requiere invertir en investigación de vanguardia en componentes como paquetes de baterías y trenes de potencia. La única compañía que ha sido remotamente exitosa es, por supuesto, Tesla, e incluso ha tenido problemas. “Pasamos mucho tiempo mirando y entendiendo cómo se construyeron los diferentes [fabricantes de automóviles]”, dice Scaringe.

“Y pasamos mucho tiempo entendiendo los riesgos asociados con la forma de construir y escalar un negocio, y el capital de trabajo [que es requerido]”.

En los últimos 13 meses, él y su equipo han recaudado 2.850 mdd para financiar el futuro de Rivian. Primero Amazon (y otros) invirtieron 700 mdd en febrero de 2019. Luego, Ford recaudó 500 mdd dos meses después. Cox Automotive, cuyas marcas incluyen AutoTrader y Kelley Blue Book, obtuvo otros 350 mdd en septiembre.

Y si eso no fuera suficiente para impulsar las ambiciones de Scaringe, justo antes de la víspera de Navidad, el gigante de la administración del dinero, T. Rowe Price, lideró otra ronda de inversión por valor de más de 1.300 mdd.

Esa temprana infusión de capital, además de inversiones de casi 500 mdd, incluso de Jimco, el brazo de inversión de Abdul Latif Jameel –una corporación saudita que ha apostado fuerte por la energía y la movilidad–, le ha otorgado a Rivian una valuación de 5.500 mdd.

Se estima que Scaringe posee algo más del 20 % de la compañía, lo que lo convierte en el último multimillonario automotor. Los fondos también le han permitido a Scaringe triplicar el tamaño de la fuerza laboral de Rivian, de alrededor de 700 en 2018 a más de 2.000 en la actualidad, y así es como puede escalar la producción este año.

2024, año clave: J. R. Scaringe dice que habrá tres vehículos más en la cartera de Rivian en 2024. Serán a bajo precio.

La pregunta es: incluso con 3.000 mdd, ¿Rivian tiene suficiente para realizar los sueños eléctricos de Scaringe?

Hasta ahora ha sido un camino mucho más liso que el que Musk enfrentó con su primer vehículo. Tesla recaudó alrededor de 100 mdd entre 2003 y 2008 para producir el Roadster, que pronto fue abandonado a favor del Modelo S, y este requirió más de 350 mdd en fondos (incluida una oferta pública de venta en 2010 que valúo la compañía en 1.700 mdd).

El viaje del Modelo 3 fue particularmente rocoso. Los problemas de la cadena de suministro y el deseo de Musk de interrumpir por completo el proceso de fabricación condujeron a una demora de más de dos años en la entrega de automóviles a los clientes y una gran cantidad de problemas de control de calidad.

Las consecuencias de estos problemas le costaron al fabricante de EV, supuestamente, cientos de millones de dólares. (Tesla no respondió a múltiples solicitudes de comentarios). Luego, la compañía asumió una deuda estimada en miles de millones, a medida que aumentaba su producción para el mercado masivo.

Entonces, si el poderoso Tesla se ha enfrentado a tantos desvíos y baches, ¿qué hace pensar a Scaringe que Rivian, que no ha fabricado un solo automóvil, pueda conducir sin problemas? Él no lo hace. “Las cosas irán mal”, admite el joven CEO. Y Scaringe, que se parece al tipo Clark Kent de modales suaves en comparación con el maniático Tony Stark de Musk, confía en poder superar cualquier peligro u obstáculo. Después de todo, Rivian está construido para terrenos traicioneros.


R. J. Scaringe soñó primero con comenzar su propia compañía de automóviles cuando estaba en la escuela secundaria. Pero, a diferencia de la mayoría de los adolescentes con la misma ambición, Scaringe se cubrió la espalda estudiando ingeniería.

Su visión cambió en 2007 mientras asistía al prestigioso Sloan Automotive Lab del mit, donde obtuvo un doctorado en ingeniería mecánica y las habilidades que necesitaría para construir el vehículo que imaginaba en su cabeza. “A medida que fui cada vez más consciente de cuántos problemas surgieron del automóvil (geopolíticos, de clima, calidad del aire y más), se convirtió en una gran fuente de conflicto interno para mí”, recuerda. Así que desechó su plan para un auto deportivo de gasolina por uno que funcionara con baterías, al igual que el Roadster original de Tesla.

Después de graduarse con su doctorado en 2009, Scaringe regresó a su hogar en Melbourne, Florida, donde fundó la compañía que se convirtió en Rivian. Él y su equipo pasaron cuatro años desarrollando un EV similar a un velocista, antes de que Scaringe descubriera lo que él pensaba que era una brecha obvia en los vehículos eléctricos y que hablaba de sus intereses al aire libre: un camión y un SUV de lujo.

Scaringe también pasó casi una década desarrollando su innovadora plataforma de skateboard, un chasis que contiene la batería, la suspensión, los motores eléctricos para propulsión y una computadora para controlarlo todo. Finalmente, en noviembre de 2018, Rivian presentó sus dos prototipos en el Auto Show de Los Ángeles: el R1S, un SUV eléctrico con capacidad para siete personas, y el R1T, una camioneta eléctrica. Los llamados “vehículos de aventura” se parecen a los ‘hijos preferidos’ de un Range Rover, robusto, capaz y lujoso, y están repletos de las últimas comodidades, como la conectividad a internet y una serie de características de seguridad de asistencia al conductor.

La compañía espera entregar 20.000 de estas unidades ambiciosas (camioneta y suv combinadas) en 2021 y 40.000 en 2022, lo que podría traducirse en aproximadamente 1.400 y 2.800 mdd, respectivamente, si todo sale según lo planeado. En comparación, Tesla vendió 25.000 unidades del Model X en 2016, su primer año completo de lanzamiento.

Más allá de sus dos primeros lanzamientos, Scaringe dice que habrá tres vehículos más en la cartera de Rivian para 2024. Aunque es cauteloso al proporcionar detalles, el CEO admite que uno será más pequeño, y todos serán considerablemente más bajos en precio. Es una estrategia similar a lo que Land Rover hace con su Defender y sus Range Rovers de primera línea, es decir, el mismo modelo base con menos comodidades. Y si Scaringe realmente puede mantener el precio por debajo de 50.000 dólares, le causaría dolores de cabeza mucho peores a Musk que una ventana rota a prueba de golpes en su vehículo Franken, el Cybertruck.

El complejo de Rivian en Illinois era anteriormente una fábrica de Mitsubishi. Muchos de los trabajadores han vuelto. Ahora, Scaringe comprará una granja cercana de 141 hectáreas para suministrar alimentos al complejo.

Tesla, por supuesto, ahora domina el mercado de vehículos eléctricos; según un estimativo, representa casi el 80% de las ventas en los Estados Unidos, y Rivian enfrentará una dura competencia en el segmento de suv de lujo con baterías de otros fabricantes de automóviles. El suv R1S entrará en el otoño en un mercado que incluye el EQC de Mercedes-Benz (desde 67.900 dólares), el suv Audi e-tron (74.800) el Jaguar i- Pace (69.500) y, por supuesto, el Tesla Model X (84.990). Otros fabricantes de automóviles, como Hyundai y Kia, ofrecerán opciones más asequibles, como el Kona EV, desde 37.190 dólares, y Niro EV, desde 38.500, respectivamente.

Sin embargo, Rivian debería estar sin competencia real en la categoría de camiones. No obstante el debut público del Cybertruck de Tesla, no se espera que este se produzca hasta 2022. Y tanto Ford como General Motors han prometido lanzar camionetas eléctricas en los próximos años.

“Las oportunidades [en el mercado de vehículos eléctricos] son bastante sustanciales”, dice Ed Kim, analista de mercado de AutoPacific, una firma de consultoría e investigación automotriz con sede en California. Si Rivian se convierte en una amenaza para el dominio de Tesla, podría engendrar la categoría y establecer una verdadera rivalidad entre EV. “Algunos expertos han estado prediciendo esto por un tiempo, y creo que hay muchos factores claves que ahora conducen a una mayor penetración de los vehículos eléctricos”, dice Steven Low, profesor de ciencias de la computación y electricidad en Caltech. Uno es que la gama de estos vehículos se está expandiendo. Otra, la disponibilidad de más facilidades de carga. Y el tercer elemento es el precio.

Rivian afirma que sus R1S y R1T ofrecerán rendimiento de pie, incluido un rango de poco más de 644 kilómetros, casi 120 kilómetros más que cualquier otro EV existente. Ambos podrán correr de cero a 96 km/h en aproximadamente tres segundos. Sobre todo, Rivian promete una genuina capacidad todoterreno. Intenta conducir tu Tesla en la playa o en el bosque, y verás.

La compañía también planea construir una infraestructura de carga, similar a los superchargers de Tesla. “Los estamos desarrollando en paralelo”, dice Scaringe.

En cuanto al costo, la recolección de Rivian tendrá un precio base de alrededor de 69.000 dólares, y el suv será de 72.500 dólares (ambos vienen con un incentivo fiscal federal). Scaringe insinúa que estos precios bajarán más al acercarse el lanzamiento, pero no revelarán una cifra precisa. Mucho dependerá de los nuevos socios de Rivian.

Habiendo construido un armadura de 3.000 mdd de Amazon, Ford y Cox en poco tiempo, es sin duda un comienzo impresionante para Scaringe. Aunque la historia de Tesla es un ejemplo, eso no será suficiente para escalar la producción al competir con Musk. Por otra parte, esas marcas ven oportunidades en Rivian que Tesla nunca podría proporcionar.

Las alianzas que forjó Scaringe no eran solo dinero en efectivo. En el caso de Ford, las dos compañías también construirán juntas un vehículo eléctrico. “Estamos proporcionando la plataforma”, dice Scaringe. “Proporcionarán el cuerpo y el interior”. Aunque Scaringe se muestra reticente al hablar sobre el proyecto, el vehículo será un suv de lujo con la marca Lincoln de Ford.

Rivian espera que la alianza Ford le permita a la compañía crecer más allá de sus propias ofertas de vehículos eléctricos de consumo. Por su parte, Ford aparentemente lo está haciendo para mantener abiertas las opciones de la compañía, como a menudo lo hace, a fin de buscar la mejor opción con la cual lograr sus objetivos de electrificación: 40 modelos de vehículos eléctricos para fines de 2022.

Además de Lincoln con Rivian, Ford está trabajando en el SUV Mach-E inspirado en Mustang y en una versión híbrida y totalmente eléctrica del Ford F-150, el vehículo más vendido de Estados Unidos. Ford también está trabajando con Volkswagen para desarrollar vehículos eléctricos en su nueva plataforma EV.

Entre tanto, Amazon está buscando que Rivian desarrolle una camioneta de reparto a batería como parte de su compromiso de ser cero emisores de carbono en todos sus negocios para 2040 y usar energía 100 por ciento renovable para alimentar esos negocios para 2030.

En consecuencia, Amazon ordenó 100.000 camionetas de Rivian. Al menos 10.000 deberían estar en camino a fines de 2022, y se espera que todos estén operando en la flota de Amazon para 2024. Presumiblemente, las camionetas se convertirán en parte de una red logística de extremo a extremo en la que el gigante de comercio electrónico ha estado trabajando desde 2015. Si es así, espere atento a que lleguen más pedidos de Rivian.

main-Rivian-Amazon-van-by-Amazon-Newscom

Como parte de la inversión de US% 700 millones de Amazon, Rivian producirá camionetas eléctricas de reparto de electricidad, que se espera que entren en servicio en 2021.

Pero es la asociación de Cox la que podría ser la más problemática para Musk. Si bien Tesla tiene más de 100 centros de servicio en 30 estados, Cox manejó más de 55 millones de citas de servicio en 2019 en su extensa red de centros de servicio comercial y de socios distribuidores en Estados Unidos. Si algo sale mal con un R1T o R1S, la idea, presumiblemente, es que un cliente pueda llevar el vehículo a un centro de servicio de Cox como Pivet, para que lo reparen correctamente y de manera oportuna, algo que Tesla viene batallando desde su inicio.

Cox también está apostando al juego a largo plazo con Rivian: a medida que más vehículos salen al mercado, quiere controlar las ventas secundarias. “Mi esperanza es con las habilidades que tenemos”, dice el presidente de Cox, Sandy Schwartz, “y con todas las cosas que estamos aprendiendo, algún día seremos el principal vendedor mayorista de todos los Rivian”.

Ahora solo tienen que construir algunos

El nombre de la ciudad de Illinois que Rivian llama su hogar es el adjetivo perfecto para describir a Scaringe y diferenciarlo de Musk: Normal. Mientras que el cofundador de Tesla es todo bravuconería y talento para el espectáculo, ha armado su cuenta de Twitter y la ha convertido en una división de marketing de facto, Scaringe es de voz suave y discreta.

Mientras Musk es fotografiado con modelos y estrellas del pop, Scaringe es un hombre de familia, aunque ahora los vea menos. En estos días vive sin una maleta, pasando cinco días a la semana viajando entre las cuatro oficinas de la compañía para asegurarse de que las cosas estén a tiempo. Su esposa, Meagan, y sus tres hijos (todos menores de 5 años) lo ven desde el viernes por la noche hasta el domingo por la noche en su casa de tres dormitorios cerca de Irvine. El domingo por la tarde aborda un avión a Michigan y repite el proceso para asegurarse de que su mayor visión se haga realidad: pensar globalmente y actuar localmente.

Por ejemplo, cuando la planta de Mitsubishi cerró en julio de 2015, el ambiente en Normal era decididamente fúnebre. “Duele”, dice el alcalde Chris Koos. “Dejó a más de 1.000 personas sin trabajo, lo que causa un efecto dominó en toda la comunidad”. Incluso después de que la planta fue vendida a Rivian por 16 mdd en 2017, los residentes permanecieron escépticos.

Sin embargo, ese sentimiento negativo pronto cambió. “Rivian mostró interés en el estilo de vida de la comunidad, la calidad de la educación, la vivienda asequible y el acceso al transporte”, dice el alcalde Koos. La compañía incluso tuvo un día previo en Normal el verano pasado para responder cualquier pregunta de los residentes locales. Tuvo un gran impacto en la percepción de Normal de Rivian y, como era de esperar, resultó valioso a la hora de reclutar empleados.

Con la ciudad a bordo, Scaringe ahora tiene la misión de guiar a Rivian a través de su primer ciclo de producción y expandir su línea. Aunque es demasiado temprano para saber quién ganará las guerras de vehículos eléctricos, Rivian es una de las pocas compañías que tiene una gran posibilidad no solo de sobrevivir, sino de prosperar, según Sam Abuelsamid de Navigant. Él piensa que ‘Rivi’ incluso podría estar en una mejor posición en el futuro que Tesla: “Si estás hablando de quién tendrá potencialmente el mayor volumen, sacar más vehículos al mercado a corto y mediano plazo, [yo diría] probablemente Tesla”. Pero desde un punto de vista comercial real, Rivian está “en la mejor posición para tener éxito debido a la naturaleza de los productos que tiene”.

Editors' Picks

Elon Musk ganó más dinero que nadie en el mundo mientras Trump era presidente

La fortuna del jefe de Tesla también fue la que más aumentó después de que Joe Biden fuera elegido presidente.

Publicado

on

Foto: Getty Images.

El primer presidente multimillonario de Estados Unidos fue amable con los multimillonarios estadounidenses, cuyas fortunas aumentaron en gran medida a medida que subía el mercado de valores. Ningún multimillonario lo hizo mejor que el cofundador y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk.

Desde el momento en que Donald Trump asumió el cargo el 20 de enero de 2017 hasta el final de su mandato el 19 de enero de 2021, el patrimonio neto de Musk se ha disparado en más de US$170.000 millones, calcula Forbes.

Las acciones del fabricante de vehículos eléctricos de Musk, Tesla, se han disparado un 1,625% en los últimos cuatro años, superando con creces el mercado de valores en general. (Durante ese tiempo, el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average ganaron alrededor del 70% y 60%, respectivamente).

La fortuna de Musk ha crecido a un ritmo sin precedentes. El día que Trump asumió el cargo, Musk tenía un patrimonio neto de US$12.900 millones. Ahora es la segunda persona más rica del mundo, con un patrimonio neto de 184.000 millones de dólares, según estimaciones de Forbes.

El multimillonario de Tesla está ahora solo US$6.000 millones detrás de la persona más rica del planeta, el CEO de Amazon, Jeff Bezos, que tiene una fortuna de US$190.000 millones. Los dos multimillonarios han pasado gran parte de las últimas semanas compitiendo por el título de la persona más rica del mundo. Musk tomó por primera vez el puesto número uno de Bezos el 8 de enero de 2021, antes de que el multimillonario de Amazon lo retomara más tarde, calcula Forbes.

Musk y Trump han tenido una relación complicada desde 2016. Musk inicialmente sirvió en dos de los consejos asesores de Trump, abogando por la sostenibilidad ambiental. Sin embargo, cuando Trump anunció al mundo en 2017 que Estados Unidos se retiraría del Acuerdo Climático de París, Musk decidió renunciar. “El cambio climático es real”, dijo en ese momento, y agregó que “dejar el acuerdo París no es bueno para Estados Unidos ni para el mundo”.

Más recientemente, Trump ha elogiado a Musk, llamándolo en enero uno de los “grandes genios” de Estados Unidos. Si bien Trump apoyó los avances realizados por la compañía de cohetes de Musk, SpaceX, su entusiasmo por los vehículos eléctricos ha sido más moderado (una parte sustancial del apoyo a la campaña de Trump provino de los grandes intereses del petróleo y el gas).

No es que las ganancias de Musk fueran directamente obra de Trump. Durante los últimos cuatro años, Tesla se ha ganado a los inversores al introducir nuevos vehículos, aumentar las entregas y superar las expectativas de los analistas. Además, la mayoría de las ganancias de Musk durante la presidencia de Trump se produjeron después de que el presidente Joe Biden fuera elegido a fines de 2020 y los demócratas retomaran el Senado. Con Biden apoyado por un Congreso Demócrata que probablemente apoyará su agenda de cambio climático, los inversores se están subiendo al tren de la tecnología verde. Las acciones de Tesla han subido más del 100% en los últimos tres meses, lo que indica la anticipación de los inversores de que la administración de Biden será más amigable con los vehículos eléctricos.

Después de un desaire inicial, Tesla se unió al índice S&P 500 el 21 de diciembre del año pasado, un movimiento que impulsó aún más el precio de sus acciones. Tesla, el fabricante de automóviles más valioso del mundo, produjo medio millón de automóviles en 2020, una fracción de la producción de gigantes mundiales como General Motors y Toyota.

Por: Sergei Klebnikov | Forbes Staff

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Quiénes serán los multimillonarios vecinos de Ivanka Trump ahora que dejó Washington

Jared Kushner y la hija de Donald Trump podrían mudarse a Indian Creek, una comunidad isleña de lujo cuya población ostenta una mezcla concentrada de riqueza e influencia.

Publicado

on

Es posible que Jared Kushner e Ivanka Trump se despidan de Washington, DC, la próxima semana para aterrizar en un enclave exclusivo. En diciembre, la pareja cerró un lote de US$ 32,2 millones en Indian Creek, una comunidad isleña de lujo en el condado de Miami-Dade, Florida. La última población de la aldea fue de 86 personas, varias de las cuales son multimillonarias. 

Los Kushner adquirieron la propiedad del famoso cantante español Julio Iglesias, quien aún posee varias parcelas de tierra en Indian Creek, le dijo a Forbes una fuente familiarizada con la isla. El dinero triunfa sobre la política, al parecer. Iglesias, de 77 años, calificó al presidente saliente de “payaso” en 2015 por su retórica antiinmigrante. (También usó otro apodo colorido).

Y si lee los periódicos sensacionalistas, puede esperar una recepción helada por parte de los otros residentes adinerados de Indian Creek. Sin embargo, según The Miami Herald , el 79% de los 53 votos presidenciales de la isla fueron para Donald Trump. 

Otro residente nuevo es un hombre aprobado por el padre de Ivanka desde hace mucho tiempo: Tom Brady, jugador profesional de fútbol americano, y su esposa, la supermodelo Gisele Bündche,compraron una propiedad de Indian Creek por US$ 17 millones a fines del año pasado.

Entonces, ¿quiénes son los otros vecinos de Jared e Ivanka? Una mezcla concentrada de riqueza e influencia: desde el inversor activista Carl Icahn hasta el Emir de Qatar. En Indian Creek, es poco probable que veas a alguien cortando su propio césped. 

Los propietarios más notables de la isla.

Carl Icahn

Icahn, uno de los negociadores más exitosos en la historia de Wall Street, es propietario del vehículo de inversión que cotiza en bolsa, Icahn Enterprises. En 2014, Icahn adquirió el casino Taj Mahal en quiebra de Donald Trump en Atlantic City y lo vendió tres años después a Hard Rock International, con una pérdida reportada de US$ 100 millones.

Valor estimado de la propiedad: US$ 25.413.699

sin subtítulos

Norman Braman

Braman, un coleccionista de arte multimillonario que es dueño de uno de los concesionarios de automóviles más grandes de Florida, se hizo rico vendiendo productos farmacéuticos y cosméticos. También tiene vínculos profundos con la NFL: en 1985, compró los Philadelphia Eagles, para quienes una vez había sido un chico del agua, antes de vender la franquicia por una ganancia de US$ 120 millones nueve años después.

Valor estimado de la propiedad: $26.748 millones

sin subtítulos

Julio Iglesias 

El cantautor español, uno de los artistas discográficos más exitosos de la historia, había incluido uno de sus lotes en Indian Creek a principios de 2020 antes de que Jared Kushner e Ivanka Trump finalmente lo compraran en diciembre. 

Valor estimado de la propiedad: US$22.097 millones

sin subtítulos

Tom Brady y Gisele Bündchen

Después de que Brady dejó a los New England Patriots por los Tampa Bay Buccaneers la primavera pasada, él y Bündchen alquilaron la mansión de 30.000 pies cuadrados de Derek Jeter en Tampa, conocida coloquialmente como “St. Jetersburg“. En diciembre se revelaron como compradores de un lote de US$ 17 millones en Indian Creek, convirtiendo a Bündchen en el modelo más famoso de la isla; ese título solía pertenecer a Adriana Lima. Según los informes, la pareja derribará la casa existente para construir una nueva mansión.

Valor estimado de la propiedad: US$17.000 millones

Jaime Gilinski Bacal

El multimillonario, cuya residencia principal está en Londres, preside uno de los imperios bancarios más grandes de América Latina. Graduado de la Escuela de Negocios de Harvard, está trabajando para reconstruir una antigua base de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Junto al Canal de Panamá, que Forbes una vez denominó “El proyecto inmobiliario más audaz del mundo”.

Valor estimado de la propiedad: $ 24,859,987

Mirá la lista completa acá.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Rivian consigue US$2.600 millones adicionales para impulsar sus camionetas eléctricas

Este fabricante competirá cara a cara con Tesla en el naciente mercado de las camionetas eléctricas. Sus fondos en total superan los US$8.000 millones.

Publicado

on

Foto: Rivian.

Rivian, una startup de vehículos eléctricos bien financiada y respaldada por Amazon, dijo que recaudó otros US$2.650 millones en una ronda liderada por el gigante de inversiones T. Rowe Price mientras la compañía se prepara para comenzar a construir camionetas, SUV y camionetas de reparto que funcionan con baterías eléctricas.

La inversión adicional de T.Rowe Price, que también participó en una ronda de US$2.500 millones en 2020, impulsa la financiación de Rivian a al menos US$8.000 millones, más que cualquier otra nueva empresa automotriz de Estados Unidos. La entrega de sus primeros modelos eléctricos comenzará a mediados de 2021, construidos en una planta de automóviles renovada en Normal, Illinois.

“Este es un año crítico para nosotros ya que estamos lanzando los vehículos comerciales de reparto R1T, R1S y Amazon”, dijo el fundador y CEO RJ Scaringe. “El apoyo y la confianza de nuestros inversores nos permite mantenernos enfocados en estos lanzamientos y al mismo tiempo escalar nuestro negocio para nuestra próxima etapa de crecimiento”.

La compañía competirá cara a cara con Tesla en el incipiente espacio de las camionetas eléctricas, con su R1T innovadora pero de estilo más tradicional enfrentándose al Cybertruck de Elon Musk, que luce un aspecto más polarizador. Y donde la marca de Rivian vincula sus modelos con actividades saludables al aire libre en montañas vírgenes, playas y escenas invernales, Cybertruck es más un vehículo militar futurista diseñado para entornos post-apocalípticos similares a Terminator. Sin embargo, a los fanáticos de Tesla les gusta: Musk ha afirmado tener cientos de miles de pedidos y tiene la intención de construir el vehículo en una nueva planta de Tesla en Austin, Texas.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Junto con T. Rowe Price, el Climate Pledge Fund de Amazon, Fidelity Coatue y D1 Capital Partners también se unieron a la última ronda.

Junto con las camionetas de consumo y los SUV, el flujo de ingresos de Rivian debería beneficiarse en los primeros años del pedido de Amazon de 100,000 camionetas de reparto eléctricas.

“Hemos estado anticipando con entusiasmo la llegada de 2021, y con él, la emoción de Rivian comenzando a entregar sus productos revolucionarios a los clientes”, dijo Joe Fath, gerente de cartera de T. Rowe Price.

Los auspiciadores adicionales de Rivian incluyen a Ford, Cox Automotive y BlackRock.

Por: Alan Ohnsman | Forbes Staff

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Ahora Bill Gates quiere bloquear el sol: así es como piensa hacerlo

El fundador de Microsoft está respaldando financieramente el desarrollo de tecnología de atenuación solar que potencialmente reflejaría la luz solar fuera de la atmósfera de la Tierra, provocando un efecto de enfriamiento global.

Publicado

on

El Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx), lanzado por científicos de la Universidad de Harvard, tiene como objetivo examinar esta solución rociando polvo de carbonato de calcio (CaCO 3) no tóxico en la atmósfera, un aerosol que refleja el sol y que puede contrarrestar los efectos del calentamiento global. 

La investigación generalizada sobre la eficacia de la geoingeniería solar se estancó durante años debido a la controversia que generaba. Los opositores creen que esta ciencia conlleva riesgos impredecibles, incluidos cambios extremos en los patrones climáticos que no son diferentes a las tendencias de calentamiento que ya estamos presenciando. De manera similar, los ambientalistas temen que un cambio dramático en la estrategia de mitigación sea tratado como una luz verde para continuar emitiendo gases de efecto invernadero con pocos o ningún cambio en los patrones actuales de consumo y producción.

SCoPEx dará un pequeño paso en su investigación inicial este junio cerca de la ciudad de Kiruna, Suecia, donde la Corporación Espacial Sueca acordó ayudar a lanzar un globo con equipo científico a 12 millas (20 km) de altura. El lanzamiento no liberará aerosoles estratosféricos. Más bien, servirá como prueba para maniobrar el globo y examinar las comunicaciones y los sistemas operativos. Si tiene éxito, esto podría ser un paso hacia una segunda etapa experimental que liberaría una pequeña cantidad de polvo de CaCO 3 a la atmósfera.

Lea también: Bill Gates, el terratiente: es el principal dueño de tierra para cultivo de EE. UU.

David Keith, profesor de física aplicada y políticas públicas en la Universidad de Harvard, reconoce las “muchas preocupaciones reales” de la geoingeniería. Es cierto que nadie sabe qué pasará hasta que se libere el CaCO 3 y luego se estudie. Keith y sus colegas científicos de SCoPEx publicaron un artículo en 2017 que sugiere que el polvo en realidad puede reponer la capa de ozono al reaccionar con moléculas que destruyen el ozono. “La investigación adicional sobre este y otros métodos similares podría conducir a la reducción de los riesgos y mejorar la eficacia de los métodos de geoingeniería solar”, escriben los autores del artículo.

The Sun setting into a pall of forest fire smoke over Alberta from fires in BC and elsewhere

¿Amor por la Tierra?

Bill Gates, la cuarta persona más rica del mundo y un nerd que se describe a sí mismo y es conocido por sus habilidades de programación en lugar de su amor por el aire libre, estuvo arrebatando silenciosamente 242.000 acres de tierras de cultivo en los EE.UU, lo suficiente para convertirlo en el propietario de tierras agrícolas privadas más grande de Estados Unidos.

Después de años de informes de que estaba comprando tierras agrícolas en lugares como Florida y Washington, The Land Report reveló que Gates, que tiene un patrimonio neto de casi US$ 121 mil millones según Forbes, construyó una enorme cartera de tierras agrícolas que abarca 18 estados. Sus propiedades más grandes se encuentran en Louisiana (69.071 acres), Arkansas (47.927 acres) y Nebraska (20.588 acres). Además, tiene una participación en 25.750 acres de tierra de transición en el lado oeste de Phoenix, Arizona, que se está desarrollando como un nuevo suburbio.

Según la investigación de The Land Report, la tierra está en manos de Cascade Investments, el vehículo de inversión personal de Gates. Otras inversiones de Cascade incluyen la empresa de seguridad alimentaria Ecolab, el minorista de automóviles usados ??Vroom Canadian National Railway.

Si bien puede resultar sorprendente que un multimillonario tecnológico también sea el mayor propietario de tierras agrícolas del país, esta no es la única incursión de Gates en la agricultura. En 2008, la Fundación Bill y Melinda Gates anunció 306 millones de dólares en subvenciones para promover la agricultura sostenible de alto rendimiento entre los pequeños agricultores del África subsahariana y el sur de Asia. La fundación invirtió aún más en el desarrollo y la proliferación de “súper cultivos” resistentes al cambio climático y vacas lecheras de mayor rendimiento. El año pasado, la organización anunció Gates Ag One, una organización sin fines de lucro para promover esos esfuerzos.

Nota publicada en Forbes US.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Bumble, la app de citas donde las mujeres dan el primer paso, se prepara para salir a Bolsa

Bumble, que cuenta con una función que solo permite a las mujeres dar el paso primero, tiene la mitad del número de usuarios activos mensuales de Badoo, pero la base principal de Bumble está mucho más dispuesta a pagar.

Publicado

on

La directora ejecutiva de Bumble, Whitney Wolfe Herd. Foto: Bumble.

Bumble presentó su prospecto para una oferta pública inicial para dos aplicaciones de citas: Bumble, orientada a mujeres, y Badoo, un producto mucho más antiguo, con mayor presencia en Europa y América Latina.

Bumble, que cuenta con una función que solo permite a las mujeres dar el paso primero, tiene la mitad del número de usuarios activos mensuales de Badoo, pero la base principal de Bumble está mucho más dispuesta a pagar. Bumble tenía 12,3 millones de usuarios activos mensuales a septiembre de 2020, de los cuales casi el 9% eran pagos. Badoo, por su parte, tenía 28,4 millones de usuarios activos mensuales, de los cuales el 4,6% eran pagos. En total, Bumble y Badoo tenían 2,4 millones de usuarios pagos, un aumento del 18,8% con respecto al año anterior.

La compañía reportó US$ 417 millones en ingresos en los primeros nueve meses de 2020, con una pérdida neta de US$ 117 millones. Durante los primeros nueve meses de 2019, la compañía reportó US$ 363 millones en ingresos, con una ganancia neta de US$ 68,6 millones. 

Whitney Wolfe Herd cofundó Bumble en 2014 con el multimillonario ruso Andrey Andreev, quien había lanzado Badoo en 2006. Wolfe Herd y Andreev se conocieron en 2014 poco después de que Wolfe Herd demandara a Tinder, su lugar de trabajo anterior, por acoso sexual, alegando que su exjefe y exnovio le había enviado amenazas, mensajes de texto despectivos y la había despojado de su título de cofundadora. La empresa negó haber actuado mal. El caso se resolvió rápida y confidencialmente. 

Sin embargo, Wolfe Herd enfrentó otro escándalo, esta vez con Andreev, cuando una investigación de Forbes en julio de 2019 descubrió acusaciones de una cultura tóxica y misógina en la oficina de Badoo en Londres, bajo el liderazgo de Andreev. Esto aparentemente estaba en desacuerdo con los mensajes y la cultura de empoderamiento femenino que Wolfe Herd había construido alrededor de Bumble.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Cuatro meses después de la publicación de la historia de Forbes, la firma de capital privado Blackstone Group anunció que adquiriría la participación mayoritaria de Andreev, que se estima entre el 59% y el 79%, en una transacción que valora a la compañía en US$ 3.000 millones. Wolfe Herd asumió el cargo de CEO tanto de Bumble como de Badoo. Aunque Andreev es uno de los fundadores y proporcionó el soporte técnico detrás de Badoo y Bumble, está notablemente ausente de la historia de la compañía en el prospecto. 

Cuando los rumores de oferta pública inicial de Bumble flotaron por primera vez durante el otoño del año pasado, Bloomberg informó que la compañía planeaba salir a bolsa con una valoración de US$ 6.000 millones a US$ 8.000 millones. Forbes estima que Wolfe Herd posee el 20% de la empresa, aunque esa cifra podría cambiar después de la oferta pública. El prospecto presentado el viernes no incluye detalles sobre las participaciones de propiedad de inversionistas y ejecutivos.

Por: Angel Au-Yeung | Forbes Staff

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado