Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Crisis del petróleo: ¿Hasta cuándo y hasta qué niveles puede caer?

Según los expertos, tras las fuertes caídas del petróleo esta semana, las perspectivas del año no son alentadoras. Análisis.

Publicado

on

Petróleo

Investing.com- El petróleo sigue cayendo. Y las perspectivas no son alentadoras, según los expertos.

“El futuro de junio del WTI llegó a caer este martes un 43 % y esta mañana ha llegado a perder un 8 %, situándose por debajo del nivel de 11 dólares por barril, un descenso del 57 % en 3 días. Por su parte, el Brent se deja más de un 40 % también en los últimos 3 días hasta 16 dólares (ayer 24 % tras 9 % el lunes y esta mañana cae 17 %), mínimos de 2001. Ya ha perdido 20 % desde los niveles previos a la reunión de la OPEP y 78 % desde los máximos de enero”, explican en Renta 4.

Lea también: El petróleo Texas se desploma más de 29 %

Esta caída viene a reflejar la realidad de la crisis provocada por el coronavirus, que es muy grave, aunque al mercado le cuesta verla ya que mira por el cristal distorsionado de la Fed que, con sus manejos en casi todos los mercados, ha rebajado buena parte del sentimiento de riesgo que realmente debería haber. Esto no es bueno, porque puede haber carnicerías en determinados activos como ya está sucediendo en el petróleo”, sentencia José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets.

De hecho, como recogen en Link Securities, “el anuncio de que Arabia Saudí podría adelantar los recortes de producción sin esperar al mes de mayo y las declaraciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, en las que mostraba la intención de incrementar sustancialmente la Reserva de Petróleo Estratégica del país no tuvieron el efecto deseado dado el elevado desequilibrio actual entre oferta y demanda de crudo, algo que está provocando serios problemas de almacenamiento -queda muy poca capacidad adicional y los productores no saben qué hacer con el petróleo que extraen-”.

“Como es evidente, las medidas de confinamiento y de paralización de la actividad productiva adoptadas por muchos gobiernos para combatir la propagación del coronavirus de origen chino han provocado una fuerte caída de la demanda mundial de crudo, superior al 30 %. Este hecho, que anticipa una fuerte crisis para el sector del petróleo”, añaden estos analistas.

Tal como recuerdan en Banca March, los países productores de la OPEP + tuvieron ayer una reunión extraordinaria para revisar la situación ante la falta de efectividad del anuncio de recorte histórico acordado (10 millones de barriles diarios) a primeros de mes, y que será efectivo en mayo. Hoy se publican los inventarios de crudo semanales de Estados Unidos, un dato que será relevante”.

Lea también: ¿Se le debe temer al petróleo de -37,63 dólares?

Este adelanto en los recortes de producción perseguiría el objetivo de “contribuir a cierta estabilización del mercado del crudo y a la espera de que la demanda (que en el mes a abril está cayendo -29 millones b/d) se vaya recuperando a medida que se produzca la desescalada y se vaya recuperando poco a poco la actividad económica”, apuntan en Renta 4.

“En cualquier caso, a los precios actuales la mayoría de productores no son rentables, por lo que a medio plazo se produciría una reducción forzada (no voluntaria) de oferta”, añaden estos expertos.

BNY Mellon apunta que “la curva de futuros ofrece algunas ideas. Hasta diciembre de 2021, los futuros actualmente fijan el WTI en alrededor de 32 dólares por barril, lo que representaría una disminución del 50 % de los niveles anteriores a la crisis actual”.

“Observamos el precio promedio del petróleo inferido de todos los contratos entre junio de 2020 y diciembre de 2021. El 3 de abril, un máximo reciente, el petróleo marcó un promedio de 37 dólares. Actualmente, el precio promedio ponderado es de 22 dólares. Pregúntese si parece razonable que el precio promedio del petróleo para los próximos 18-20 meses sea de solo 22 dólares en promedio”, concluyen estos expertos.

Economía y Finanzas

El FMI mejora las previsiones de crecimiento de Latinoamérica al 4,1%

De acuerdo con el informe revelado este martes, la economía regional se hundió 7,4 %. Las proyecciones se elevaron cinco décimas respecto a lo pronosticado en octubre.

Publicado

on

FMI
Foto: Reuters

EFE.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las previsiones de crecimiento de América Latina en 2021 al 4,1 %, cinco décimas más que lo pronosticado en octubre, a medida que se acelera el proceso de distribución de las vacunas.

En 2020, la economía regional latinoamericana se hundió un -7,4 %, de acuerdo al nuevo informe de Perspectivas Económicas Globales, divulgado este martes. 

Lea también: FMI ve un “alto grado de incertidumbre” en perspectivas mundiales

En cuanto a las previsiones de crecimiento económico mundial, la entidad elevó las previsiones al 5,5 % en 2021, tres décimas más de lo anticipado en octubre, gracias a las expectativas de recuperación por la vacuna y el apoyo fiscal adicional en EE.UU. y Japón.

Las dos grandes economías mundiales, EEUU y China, se expandirán este año un 5,1 y un 8,1 %, respectivamente, según el nuevo informe de Perspectivas Económicas Globales del Fondo.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Las razones por las que imprimir billetes para darle al Gobierno no serían una solución a la crisis

Para los expertos consultados por Forbes, aún no hay razones para hacerlo. Dicha operación debería considerarse solo en caso tal de que las otras opciones de financiamiento del país estén totalmente cerradas -algo que no ha sucedido-.

Publicado

on

Foto: Banco de la República

Recientemente el senador, Gustavo Petro, en entrevista con Semana puso sobre la mesa una propuesta que suele ser recurrente en el debate público, que el Banco de la República emita dinero para prestarle directamente al Gobierno y dárselo como apoyo económico a las familias y empresas que más lo requieren tras el choque de la crisis actual por el coronavirus.

Según el senador, el Banco Central emitió $24 billones durante 2020, los cuales fueron a parar a la banca privada, en lugar de dárselo de manera directo al Estado para ayudar a los colombianos que más lo requieren en estos momentos.

Lea también: Proponen prender la impresora de billetes para salvar firmas colombianas

Dado que en medio de la crisis dicha propuesta ha sido frecuente, tanto desde el Ministerio de Hacienda como desde el Banco de la República se ha dicho en varias ocasiones que ese es un mecanismo de última instancia, que primero hay que agotar otras fuentes de financiación antes de pensarlo.

Para la mayoría de expertos consultados por Forbes, imprimir billetes para dárselos directo al Estado no serían una solución a la crisis, pero ¿por qué?

Las razones para no hacerlo

Para Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sectorial de Fedesarrollo, Colombia no necesita realizar dicha operación. El país tiene abierto los canales internacionales de crédito y todavía tiene recursos que no ha ejecutado del año pasado, dijo la experta al agregar que el crédito directo al Gobierno causaría un costo institucional alto porque enviaría una señal a los mercados de la pérdida de independencia de las instituciones y “en realidad el beneficio no sería mayor”.

Al afectar la institucionalidad del Banco de la República está en juego la credibilidad de la entidad, del esquema de inflación objetivo y, por tanto, “la confianza de los inversionistas locales e internacionales en el peso, se podría experimentar una devaluación de la moneda, salida de capitales, pérdida del grado de inversión, e incluso que los ahorradores en Colombia empiecen a cuestionarse si vale la pena guardar sus ahorros en pesos”, dijo José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana.

Lea también: Colombia, el primero de la región en tener crédito en moneda local con el BID

Sobre los efectos en la inflación, la directiva de Fedesarrollo dijo que si no se tiene cómo respaldar la emisión con bienes y servicios, con PIB, no servirían las intenciones de querer ayudarle a las personas con dichos recursos porque lo que verían en unos meses es que los precios subieron y volverían al estado inicial en el que estaban, uno en el que su ingreso les alcanzaba para comprar cosas limitadas.

“La inflación genera mucha desigualdad porque valoriza los activos de la gente que los tiene, pero además reduce el poder adquisitivo de los trabajadores, como son la mayoría de personas en Colombia, genera devaluación de la moneda porque los capitales se empiezan a ir si empiezan a ver que es una economía inestable y con incertidumbre”, dijo Delgado.

Daniel Velandia, jefe de estudios económicos de Credicorp Capital, quien coincide con lo expuesto, agregó que “los únicos bancos centrales de Latinoamérica que emiten monedas para financiar a sus gobiernos son Argentina y Venezuela”, países con alta inflación y complicaciones económicas importantes.

Lea también: Recuperación de la economía se empezaría a ver en 2022: equipo técnico del Banrep

Diferencia entre emitir para el Gobierno vs. las medidas de liquidez del Banrep en la crisis

Vale recordar que más allá de la reducción histórica de tasas de interés al 1,75%, el Emisor dispuso de acciones conjuntas para irrigar liquidez de manera transitoria y permanente en la economía como la compra de títulos de deuda pública y privada, subastas de cobertura de dólares, reducción del encaje bancario, entre otros mecanismos para ayudar a paliar la crisis.

Teniendo en cuenta lo anterior, cabe preguntarse qué tanta diferencia habría entre emitir para prestarle al Gobierno vs. la emisión que ya se hizo para entregarle mayor liquidez al mercado en medio de una de las peores crisis recientes. Esto dicen los expertos.

Para Delgado, de Fedesarrollo, “las medidas de liquidez son completamente diferentes, uno quiere pasar por el canal financiero para reducir el costo del crédito y así hacer que las personas puedan (…) solicitar sus créditos, continuar con sus consumos y decisiones de inversión”.

Lea también: Histórico: Colombia emitió deuda a 40 años por US$1.300 millones

Pero, ¿por qué hay que pasar por el sistema financiero?, según la experta, se debe recordar que este asigna y recoge el riesgo de la intermediación financiera que en otras palabras es que el banco presta el dinero y si no pagan, la entidad lo asume, “otra cosa es cuando uno hace emisión monetaria que no tienen ningún respaldo de ningún lado, ni para diversificar riesgo, ni generar ningún tipo de crecimiento económico, etc”.

Según Velandia, la gran diferencia es que las medidas de liquidez que adopta el Banco Central no son financiamiento directo al Gobierno, es decir, “no genera un impacto ni sobre el Gobierno, ni sobre la liquidez de mercado. Imprimir billetes no es una política viable porque se estaría financiando gasto público y esa no sería la forma correcta de hacerlo”.

De acuerdo con el directivo de Corficolombiana, la diferencia de las medidas de liquidez ya adoptadas como la compra de títulos de deuda pública y privada es que no es una emisión basado en la necesidad de aumentar el gasto o con preocupación de tener un programa específico de subsidios, sino que son emisiones que pasan por el mercado porque hay intercambio de títulos, y están planteados con el objetivo de restaurar la tranquilidad en los mercados financieros para que el canal de crédito siga activo.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

En lo anterior, detalló López, hay un objetivo disciplinado por los mercados, en el caso contrario, al “tener una emisión para financiar gasto no habría disciplina de los mercados, sino la que decida el Banrep y el mismo Minhacienda de decir hasta cuándo quieren o no emitir. Es decir, es una decisión completamente política y el objetivo no sería consistente con la operatividad del Banco de la República, sino llenarle un hueco al erario público, lo que en últimas convertiría a la política monetaria en una ayuda más de la política fiscal porque el tamaño del gasto público sería el que determinaría el tamaño de la emisión”.

En últimas, los expertos coinciden en que emitir para prestarle directo al Ejecutivo debería ser la última opción en caso de que hubiera un cierre completo de los mercados y el Gobierno no pudiera ir en búsqueda de otras opciones de financiamiento para cubrir sus gastos. Algo que ni en los momentos más complejos de 2020 ocurrió, detallaron.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar le ganó terreno a las monedas de A. Latina por avance del coronavirus

En el caso colombiano, la divisa estadounidense cerró en $3.588 este lunes, lo que significó un aumento de $62,75 frente a la TRM vigente para hoy.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Las monedas y la mayoría de las bolsas de valores de América Latina cerraron a la baja el lunes, debido a que el avance en los casos de coronavirus a nivel mundial y los retrasos en la entrega de suministro de vacunas opacaba el optimismo por un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares en Estados Unidos.

China reportó un aumento en los casos de COVID-19 debido a un alza en las infecciones entre pacientes previamente asintomáticos en la provincia nororiental de Jilin, llegando a 89.115 casos confirmados en el país, mientras que en Estados Unidos los contagios son de alrededor de 175.000 casos por día.

En tanto, uno de los principales asesores económicos del presidente Joe Biden dijo el domingo que el Gobierno presionará a senadores demócratas y republicanos por la aprobación de un paquete de estímulos de 1,9 billones de dólares, a fin de ayudar a los estadounidenses más golpeados por la crisis del coronavirus.

Lea también: Biden restringirá ingreso de viajeros procedentes de más de 25 países

Brian Deese, director del Consejo Nacional Económico, dijo que negociaría con los senadores como parte de los esfuerzos de la administración Biden para sacar adelante otro enorme programa de estímulos fiscales.

El peso mexicano cotizó al cierre en 20,0940 unidades por dólar, con una pérdida de un 0,66% con relación al cierre del viernes.

“El nerviosismo entre los operadores está presente ante el aumento de contagios de COVID-19, sobre todo en Estados Unidos y Europa, el ritmo lento en la vacunación y el incremento de restricciones entre fronteras de varios países para hacer frente a la pandemia”, dijo en un reporte Jorge Gordillo, analista de CI Banco. El referencial índice accionario S&P/BMV IPC, integrado por las 34 firmas más líquidas del mercado, subía cerca del cierre un 091% a 45.089,04 puntos.

En Argentina, el peso bajó un 0,39%, a un mínimo histórico de 86,91 unidades por dólar en depreciación regulada por el banco central, al tiempo que el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires cayó un 2,07% a 47.469,96 unidades, tras ceder durante la semana pasada un 4%.

Lea también: AstraZeneca no podrá cumplir volúmenes de vacunas acordados con UE

El peso chileno se depreció un 0,61%, a 732,50/732,80 unidades por dólar. En tanto, el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, escaló un 0,18%, a 4.488,93 puntos.

“La situación de la economía global sigue siendo demasiado incierta producto del avance de la pandemia, lo que pone nervioso a los inversores y los lleva a buscar activos de menor riesgo. En el caso local, buscan refugio en el dólar”, dijo un operador en Santiago.

El peso colombiano cotizaba al cierre con una pérdida de un 1,7% a 3.588 unidades por dólar, mientras que el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, retrocedió un 1,50% a 1.397,65 puntos por la desvalorización de acciones líderes del sector financiero.

La moneda peruana, el sol, cayó un 0,28% a 3,644/3,645 unidades por dólar, su menor nivel desde mediados de noviembre. En la jornada el banco central intervino en el mercado spot con 70 millones de dólares y con 837 millones de soles en swaps cambiarios.

El referencial de la Bolsa de Lima cerró la jornada del lunes con una pérdida marginal de un 0,04%, a 579,2 puntos. * Los mercados brasileños permanecieron cerrados el lunes debido a un feriado local.

Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Colombia logró récord en remesas: en 2020 recibió US$6.902 millones

Dicha cifra es superior en 2,5% al monto que enviaron los colombianos en el exterior en 2019 (US$6.733,2 millones), informó el Banco de la República.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

De acuerdo con cifras preliminares del Banco de la República, durante el 2020, los colombianos en el exterior enviaron al país US$6.902,9 millones por concepto de remesas, cifra que creció US$169,7 millones frente a lo registrado en 2019 (US$6.733,2 millones). Con dicho monto, el año pasado anota un nuevo récord en esta materia.

En el último trimestre de 2020 el país recibió US$1.951,4 millones, siendo este el mejor durante todo el año en mención. Esta cifra creció 12% anual si se compara con los US$1.742,3 millones en remesas recibidos en el mismo periodo de 2019.

Lea también: Valiu concreta ronda de US$5,25 millones para seguir dolarizando remesas digitales

Vale decir que aunque se esperaba que la crisis del coronavirus impactara de forma negativa el envío de dinero de los colombianos en el exterior, después de una fuerte caída en abril, estas mostraron mejoría.

Así fue el desempeño mensual de las remesas en 2020: enero (US$514,3 millones), febrero (US$527,9 millones), marzo (US$715,9 millones), abril (US$349,1 millones), mayo (US$447,8 millones), junio (US$525,3 millones), julio (US$583,9 millones), agosto (US$635,4 millones), septiembre (US$652 millones), octubre (US$657,6 millones), noviembre (US$600,1 millones), diciembre (US$693,6 millones).

Por trimestres, antes de que se confirmara el primer caso de coronavirus en Colombia, entre enero y marzo el país recibió US$1.758,1 millones por remesas, cifra que cayó a US$1.322,2 millones entre abril y junio, pero luego volvió a subir en el tercer y cuarto trimestre con US$1.871,2 millones y US$1.951,4 millones, respectivamente.

Seguir Leyendo

Actualidad

La ONU prevé que la economía global crezca un 4,7 % en 2021

El organismo llamó a os Gobiernos a evitar las políticas de austeridad y alertó sobre el devastador impacto de la pandemia en el empleo y el aumento de la pobreza.

Publicado

on

Foto: Diana Melo / Forbes Colombia

EFE.- Naciones Unidas prevé que la economía mundial crezca un 4,7 % en 2021, por lo que apenas compensará la contracción del 4,3 % que calcula que se produjo en 2020 como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

En sus nuevas previsiones económicas, hechas públicas este lunes, la ONU subraya que la actual crisis ha puesto de manifiesto los problemas del sistema económico global y dice que su impacto puede hacerse notar durante años, sobre todo si no se toman las medidas adecuadas.

Lea también: Bitcoin vuelve a desplomarse, ¿qué pasa?

Así, el informe llama a los Gobiernos a evitar a todo coste políticas de austeridad y alerta del devastador impacto que la pandemia ha tenido en el empleo y en el aumento de la pobreza y las desigualdades.

“Las masivas y oportunas respuestas fiscales evitaron una catástrofe económica similar a la de la Gran Depresión a nivel mundial”, dijo el informe.

“Seguirá siendo crítico que las economías del G-20 retornen a la trayectoria de crecimiento, no sólo para impulsar a las economías del resto del mundo sino que también para hacer que la economía mundial sea más resistente a futuros choques”, advirtió.

Agrega que 131 millones de personas más cayeron en la pobreza el 2020.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado