Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Kanye West es oficialmente un multimillonario y quiere que el mundo lo sepa

Luego de meses de solicitudes, la superestrella del hip-hop Kanye West compartió registros financieros, revelando detalles sobre su popular imperio de zapatillas Yeezy y su fijación por la validación externa.

Publicado

on

Foto: Jamel Toppin, para Forbes.

La última vez que nos encontramos con Kanye West, el magnate del hip-hop convertido en superestrella del calzado, caminaba de puntillas por un círculo de cultivos en el estacionamiento repleto por cientos de pares de sus zapatillas Yeezy. “No soy un chico de los números. Pedirme que de alguna manera traduzca esto a cifras es preguntarle a tu abuela exactamente cuál era la receta del pastel”, explicó hace 10 meses.

Solo hay un número que le importa a West: alcanzar los 1,000 millones de dólares. Y es claro que le interesa mucho.

El verano pasado, cuando presentamos a West en la portada de Forbes USA se profundizó en su increíble éxito con Yeezy, con el que al principio parecía satisfecho. Incluso, su esposa de fama mundial, Kim Kardashian West, tuiteó sus felicitaciones, a las afirmaciones positivas de sus 32,300 de sus amigos más cercanos en Twitter. Sin embargo, en ese momento no había suficiente documentación sobre su participación inusual, en comparación con su palabra y estimaciones de la industria, por lo que no lo llamamos multimillonario y eso claramente lo irritaba.

A medida que avanzó el año, West protestó públicamente: “Les mostré un recibo de 890 millones de dólares (mdd) y todavía no me decían multimillonario“, dijo a un panel de la industria. En privado, fue más mordaz. “Fue un artículo irrespetuoso que me estaba despreciando a propósito”, envió West  a través de un mensaje de texto esta semana.

Cuando nuestra lista anual de multimillonarios apareció a principios de este mes, nuevamente con West ausente, aún sin documentación y en medio de una pandemia, West reaccionó nuevamente con dolor y veneno. “Sabes lo que estás haciendo. Estás jugando conmigo y no voy a dejar de acostarte y tomarlo más en el nombre de Jesús”, escribió en un mensaje de texto. Además, en un momento, envió un mensaje de texto diciendo que Forbes era “parte de un grupo de medios” que trataba de suprimir su narrativa hecha por sí mismo debido a su raza.

Lea también: Así fue como Michael Jordan se convirtió en el deportista más rico del mundo

Hace días se presentó un gran avance: West le ordenó a su equipo que proporcionara lo que consideramos una auténtica mirada numérica a Kanye, Inc.

Tres cosas quedaron claras a partir de este ejercicio. Primero, refuerza por qué lo pusimos en la portada en primer lugar: West, en solo unos años, ha creado una marca que desafía las Nike Air Jordan para la supremacía mundial de las zapatillas deportivas. Representando una de las grandes historias minoristas del siglo.

En segundo lugar, intensificó que West, quien afirma tanto en palabras como en este papeleo, que tiene una fortuna de más de 3,000 mdd y es tan jactancioso como su ídolo político, el presidente Donald Trump. ¿No eres un chico de los números? Estamos de acuerdo.

Finalmente y quizás lo más crítico para West, confirma, que de acuerdo a estimaciones de Forbes, su participación en Yeezy lo convierte en multimillonario. Con un poco más de 1,000 mdd.

Ahora podemos compartir más detalles que nunca han sido revelados sobre sobre Yeezy, así como una idea de lo que impulsa a este artista de 10 dígitos extremadamente creativo y enigmático.

Yeezy es un activo complicado, West posee el 100% de la misma. Sin embargo, está funcionalmente vinculado (al menos durante más de cinco años de acuerdo con los documentos que vimos) a Adidas, que produce, comercializa y distribuye las zapatillas deportivas.

También se identificó una división de ropa separada que no creemos que genere dinero. El año pasado, nuestras fuentes proyectaron que los zapatillas terminarían 2019 con ingresos superiores a los 1,500 mdd (En tanto Adidas se negó a hacer comentarios). Según conversaciones recientes y documentos internos, creemos que el número de ingresos finales de West terminó cerca de los 1,300 mdd.

El año pasado, nuestras fuentes declararon que el acuerdo de West exige que reciba una regalía de Adidas alrededor del 15% de los ingresos de Yeezy. Luego de una inspección más cercana, parece que algunos gastos están separados de esa porción, lo que hace que su corte real se acerque al 11%. A ese ritmo, habría recibido regalías de más de 140 mdd de las ventas de Yeezy, el año pasado.

La agresiva autoevaluación de 3,000 mdd por parte de West se basa claramente en la idea de que el negocio es infinitamente portátil. No lo es alejar a Yeezy de Adidas que parece casi prohibitivamente engorroso, si no contractualmente imposible. Una forma más segura de valorarlo: como un flujo de regalías, como la publicación de música o los residuos de películas. Múltiples, basados en datos de servicios como Royalty Exchange e informes de grandes transacciones privadas, pueden variar desde tan solo tres para algo caprichoso como “Bodak Yellow” de Cardi B hasta 17 para un activo de hoja perenne como la película Trading Places de Eddie Murphy.

Un puñado de expertos encuestados sintió que el interés de West alcanzaría un múltiplo en algún lugar en el medio de ese rango, si alguna vez estuviera disponible para inversores externos. La conveniencia de la configuración de Adidas triunfa sobre los catálogos de publicación, donde los propietarios deben cobrar activamente los pagos de una compleja red de fuentes, o subcontratar esa mano de obra a otra persona a cambio de una tarifa administrativa. “Su lugar en la pila de capital es una posición preferida para estar“, dice Matt Smith, jefe de Royalty Exchange quien fijó el múltiplo entre 10 y 12.

De manera conservadora, como normalmente lo hacemos con tales cifras, un múltiplo de 10 veces, aplicado al recorte Yeezy de West de 140 mdd, hace que su participación valga alrededor de 1,400 mdd. Pero es un privado, altamente ilíquido; nuestra regla general para activos privados como ese es cortar al menos un 10%, dando como resultado 1,260 mdd.

Forbes Kanye
West fue nuestra portada de Forbes USA en agosto de 2019. Foto: Jamel Toppin, para Forbes.

¿No debería West haber absorbido cientos de millones más, dada su increíblemente exitosa carrera discográfica y los crecientes dividendos de Yeezy? Si gastas como una superestrella, no necesariamente. (El hombre posee un tanque militar). La declaración de activos suministrada por su equipo ayer enumera solo 17 mdd en efectivo y 35 mdd en acciones.

Los elementos más importantes, de acuerdo con su equipo interno, son 81 mdd en “edificios y mejoras” y 21 mdd en terrenos. Sus casas son seguramente la mayoría de eso. La mansión de Los Ángeles que Kanye West comparte con su esposa y sus cuatro hijos es en sí misma una obra de arte, hasta los pisos; son hechos de un yeso belga especial que, si está rayado, solo se puede arreglar convocando a un equipo de Europa. “La casa es en su totalidad como él”, declaró Kardashian West el año pasado. “Nunca había visto a nadie en ese país con tanta atención al detalle”. Un par de ranchos de Wyoming suman 14 mdd, casi 40 kilómetros entre los dos.

A menudo, los bienes inmuebles personalizados se venden por menos del dinero invertido (los compradores en ese rango tienden a querer sus propias características, en comparación con el yeso belga de Kanye). Si desea profundizar en su fortuna, hay 3,845,162 dólares para los “vehículos” y  297,050 para “el ganado”. Luego está el tema de su música. Los documentos que revisamos muestran que GOOD Music (un sello discográfico y compañía de gestión) y sus propios derechos de publicación y música grabada, tienen un valor de 90 mdd.

Sin embargo, tendemos a mirar las autoevaluaciones de manera algo escéptica. Aparte de la música, la mitad de todo esto probablemente le pertenece a su esposa, aunque ella no se queda atrás y las matemáticas juegan un papel indispensable. Dada la falta de liquidez de estos innumerables activos y la falta de respaldo independiente, le estamos dando a todo esto un recorte del 50%, dejando aproximadamente 125 mdd en activos fuera de su joya de la corona Yeezy. Luego está la deuda: entre hipotecas, anticipos y otros pasivos, identificamos alrededor de 100 mdd por los que West está comprometido.

Nuestra estimación total actual de patrimonio neto para Kanye West: 1,300 mdd, que con mucho gusto notará es 300 mdd más que la hermana pequeña Kylie Jenner.

En los últimos 40 años, dos personas se han destacado por su fijación en lo que Forbes estima que es su patrimonio neto: el príncipe Alwaleed bin Talal y el presidente Donald  Trump. Este año, Kanye West se une a esa vanagloria trinidad. En los últimos meses, ha llevado sus quejas de manera constante a la escala editorial de Forbes diciendo: “me estás despreciando y evitando la verdad a toda costa”, mientras buscaba públicamente la validación. “Cuando la gente dice que es grosero llamarse multimillonario, yo podría cambiar mi nombre legalmente por Christian Genius Billionaire Kanye West durante un año hasta que comprendan exactamente qué es”, explicó West en noviembre.

El chip de West se remonta a sus primeros días en Chicago, donde los maestros lo regañaron por dibujar diseños de zapatillas en lugar de hacer su trabajo escolar. Más tarde, produjo canciones para Jay-Z, pero sintió que el magnate mayor no lo veía en serio como solista. Durante la última década, West instigó más que su parte de episodios narcisistas, incluido un apodo, gira y álbum autodenominado, Yeezus, que nunca pareció tratar su complejo salvador con mucha ironía. (Su canción típica dice: “Soy un Dios”).

Cuando se ve a través de ese lente, su famosa afinidad por el presidente Trump tiene mucho sentido. (Y continúa sin cesar: esta semana, envió un mensaje de texto al director de contenido de Forbes que terminó con “Trump 2020” y un emoji con el puño en alto). Al igual que el cabildeo del patrimonio neto de West, es un arte practicado, con entusiasmo, durante décadas, por Trump.

No son mil millones, son 3,300 mdd ya que nadie en Forbes sabe contar“, envió West hace unos días.

Durante años, Forbes tuvo una “regla de Trump” informal: tomar lo que el futuro presidente insistiera en que valía, dividirlo entre tres y comenzar a calcular desde allí. Como mentor, bienvenido al club de diez dígitos, Kanye. Puede que no le guste nuestro número, pero se ha unido a la compañía más alta en ese sector.

Por: Zack O’Malley Greenburg, con información adicional de Randall Lane

Lea también: Elon Musk y Tesla tienen nuevo rival: Rivian y su innovación eléctrica

Publicidad
Publicidad