Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Así ha afectado el Covid-19 la educación en Colombia

Colegios, profesores, estudiantes y padres de familia han tenido que superar por igual los retos que van desde la conexión de internet hasta la facilidad de las herramientas.

Publicado

on

Foto: Pexels

Es importante entender que en los momentos de crisis todos los participantes dentro del proceso educativo han sido afectados de una manera u otra. Los colegios tuvieron que asumir el liderazgo y crear marcos de referencia para que el resto de los participantes pudieran comenzar a navegar en esta crisis.

Los profesores por su lado tomaron estas referencias y comenzaron a mejorarlas y adaptarlas a medida que sus implementaciones les revelaban nuevas necesidades. Los padres de familia, por el otro lado, se convirtieron en actores mas activos en este proceso, algunos asumiendo el reto, otros postergándolo. Por último, el estudiante esta enfrentándose a retos nuevos que lo potencializan a mejorar en sus habilidades socioemocionales.

Lea también: Educación: ¿evolución o revolución?

Impacto en los colegios

A la gran mayoría de los colegios el anuncio de cierre de clases los tomó por sorpresa y sin previa preparación para desarrollar su programa de educación a distancia. Fueron muy pocos los colegios los que ya tenían un programa de aprendizaje remoto listo para ser implementado.

Existía un número de colegios que venían preparando sus programas de educación remota dada la crisis que sufrieron varias ciudades en Colombia por los paros de los gremios en el segundo semestre del año 2019 que implicaron un cierre de aulas y pérdida de clases.

Fueron algunos de estos colegios quienes de forma muy generosa abrieron sus programas siguiendo la filosofía de open source para apoyar a toda la comunidad educativa. La solidaridad en medio de la crisis se sintió desde el primer día del cierre.

Ejemplo del colegio Nueva Granada de Bogotá compartiendo su protocolo a distancia. Fuente:  https://libguides.cng.edu/c.php?g=1007782

Lea también: La educación ya no puede darle la espalda a la tecnología

Para el 4 de marzo, el Colegio Nueva Granada (CNG) de Bogotá ya estaba perfeccionando su protocolo a distancia después de haber sufrido interrupciones de clases en el 2019 por los paros nacionales, al igual que muchos colegios en el país.

El 10 de marzo suspendió clases para entrenar a todos sus profesores y personal. El 12 de marzo, el CNG fue el primer colegio en anunciar el cierre de su campus por la crisis del Covid-19, casi una semana antes que la mayoría de los colegios en el país. Ese mismo día del anuncio se compartió de manera “open source” su protocolo de educación a distancia. A partir de ese día ese protocolo de educación a distancia ha sido visto mas de 11.713 veces.

Fuente: Colegio Nueva Granada

Hoy los colegios en Latinoamérica están colaborando diariamente para perfeccionar y mejorar sus programas a distancia.  Listas de recursos y herramientas de apoyo para colegios en estos momentos han sido curadas por varios gobiernos, multilaterales y organismos privados. Por ejemplo, Unesco ha venido construyendo una lista con esta información.

Aún así muchos colegios están sufriendo un gran dilema entre implementar rápidamente soluciones versus tomarse el tiempo para analizar con profundidad lo que necesita el estudiante. Un aprendizaje claro de estas últimas semanas es que se necesita de mayor material asincrónico (o sea aquel material que no necesita del apoyo en vivo del profesor) para que el profesor dedique mas tiempo en poder darle seguimiento al proceso socio emocional del estudiante.

Lea también: No tesis pero sí clases de liderazgo; así quiere Carlos Slim la educación universitaria

El impacto en los profesores

Desde un principio, los profesores han invertido largas jornadas laborales para que sus estudiantes sigan aprendiendo. Este trabajo titánico en cuestión de días, y para muchos de horas, logró la creación de programas remotos o virtuales que han llevado educación a miles de estudiantes.

Los profesores escogieron sistemas de gestión de clases, aprendieron a desarrollar objetos virtuales de aprendizaje y se familiarizaron con herramientas tanto sincrónicas como asincrónicas para impartir sus programas.

La gran mayoría, sin saberlo, han usado la filosofía de la metodología Ágil (Agile Development) y han sido rigurosos en evaluar cada semana que funciona y que no funciona para ir ajustándose a esta nueva realidad e ir corrigiendo sobre el camino, para que los grandes beneficiados sean los estudiantes.

Fuente: decidesoluciones.es y scoop.it

Los profesores han hecho también uso del pensamiento de diseño (Design Thinking) para solucionar este reto que nadie esperaba. Un ejemplo de este proceso es la utilización de las herramientas para hacer video conferencias para las clases sincrónicas. Algunas de las herramientas para hacer clases sincrónicas mas conocidas hoy son: Teams de Microsoft, Meet (la mejora de Hangouts) de Google, Webex de Cisco y Zoom.

Lo interesante es que muchos de los profesores fueron cambiando de plataforma a medida que iban aprendiendo de sus necesidades. Sin importar cual tecnología había sido escogida por el equipo de tecnología de los colegios, o sea si era un colegio Microsoft, Google, etc., los profesores fueron optando por la solución perfecta para sus necesidades.

Lea también: Pisa Colombia 2018: ¿Para cuándo un gran pacto de Estado por la Educación?

Una demostración de lo rápido de estos cambios y adopciones fue el caso de Zoom en Singapur donde las sesiones de video conferencia de profesores que utilizaron esta plataforma sin incluir medidas de seguridad (como utilizar contraseña para las sesiones) fueron interrumpidas por intrusos mal intencionados.

El gobierno de Singapur reaccionó muy rápido y prohibió la utilización de Zoom para clases sincrónicas el 9 de abril. Ya para el 14 de abril se había desmontado la prohibición con unas recomendaciones claras de cómo evitar el hacking de las clases virtuales.

Padres de familia, otros afectados

Los padres de familia se volvieron profesores de sus hijos y hoy están un poco abrumados dado que muchos colegios privados trataron de replicar el mismo horario de clases presencial a un modelo 100% sincrónico (es decir con profesores conectados en línea).

Este modelo sincrónico compite por los recursos del hogar como el ancho de banda de internet. Por ejemplo, padres y estudiantes se tenían que conectar a la misma hora al trabajo y al colegio. Este modelo también asumía que los miembros de la familia tienen la infraestructura tecnológica es decir un dispositivo para cada estudiante y para los padres, cuando en realidad en muchos hogares estos dispositivos son compartidos.

En una encuesta de educadores en diferentes países hecha por la Universidad de Harvard en marzo de este año se establece que el reto mas complejo de resolver en esta crisis del Covid-19 es la disponibilidad de infraestructura tecnológica. El segundo reto más complejo de resolver es la salud emocional y mental de los estudiantes.

Lea también: Colombia cancela las clases presenciales en todos los colegios y adelanta vacaciones

Encuesta a educadores del mundo. Fuente: www.hm.ee

Por fortuna, los colegios han aprendido que este modelo de tener el horario del alumno lleno de clases sincrónicas (o sea el profesor en vivo) no funciona y han optado por dejar la parte sincrónica para construir comunidad y reforzar la parte socio afectiva de los estudiantes. Esta estrategia cumple con dos objetivos, minimizar los problemas de disponibilidad tecnológica y priorizar la salud emocional de los estudiantes.

La parte asincrónica, que es cualquier recurso que se realiza sin el acompañamiento en vivo del profesor, la han destinado para manejar los contenidos, proyectos y tareas. Si esta educación asincrónica se estructura correctamente puede cumplir con varios objetivos como: (a) balancear la educación en casa entre recursos digitales y no digitales, (b) alivianar la carga de trabajo de los profesores, (c) apoyar a los padres para que lo estudiantes sean mas independientes.

Los padres de familia también han tenido que aprender a estar involucrados en la educación formal de sus hijos, ellos piden mas tiempo y flexibilidad para trabajar, unos pidiendo mas carga académica al colegio y otros pidiendo menos.

Al final de esta pandemia, lo que los hijos recordarán no son las actividades académicas que hicieron sino las memorias que construyeron en familia y las actividades que los enriquecieron como personas y generaron sentimientos de seguridad y confianza. 

Lea también: El CEO de Zoom está dando gratis a colegios su herramienta de videoconferencias

Los padres de familia también son estudiantes, ellos se han tenido que transformar digitalmente no solo como profesores de sus hijos sino como teletrabajadores de sus compañías, dos nuevos roles que antes era ajenos a ellos.

El impacto en los estudiantes

Hoy los colegios también han entendido que esta oportunidad los hace pensar que no solo las habilidades duras importan, sino que es momento de que en el hogar se aproveche este tiempo para enseñar solidaridad, empatía, adaptación al cambio, trabajo en equipo, colaboración y cooperación, habilidades más importantes que las duras y que no necesariamente hacen parte del currículo escolar.

Fuente: World Economic Forum

Una de las iniciativas del gobierno colombiano es justamente mapear los recursos que tendrían profesores y padres de familia para enseñar habilidades socioemocionales. Mientras Coschool, la compañía encargada de curar estos recursos, publica los hallazgos de esa iniciativa, una plataforma que proporciona información y herramientas sobre los principales marcos y habilidades en el campo del aprendizaje socioemocional de la Universidad de Harvard es: Explore SEL (Social and Emotional Learning – SEL).

En el 2018, un articulo en el Harvard Business Review hablaba de un estudio realizado por profesores de MIT, Columbia Business School, University of North Carolina at Chapel Hill y Rice University que encontró que vivir en el extranjero es una experiencia única que ayuda a desarrollar un sentido más claro de sí mismo.

Nosotros encontramos un paralelo entre la experiencia de un estudiante viviendo en el extranjero y la experiencia de un estudiante viviendo en cuarentena. El articulo dice que el estudiante en el extranjero a medida que interactúa con personas que crecieron en diferentes circunstancias, culturas y bajo distintos principios se da cuenta de lo que significa ser él mismo; el decide que características de si mismo va a defender y cuales va a cambiar. Estas reflexiones internas de si mismo lo hacen más consciente de su yo.

Lea también: ¿Se puede enseñar emprendimiento en los colegios?

Esta cuarentena tiene algunas características que invitan a los estudiantes a tener reflexiones similares. Este será un tiempo donde lo mas importante no es la carga académica y las calificaciones que los estudiantes puedan tener sino las vivencias y las memorias construidas en familia.

La pandemia ha traído una fuerte carga emocional que viene de muchas fuentes, miedo a ser contagiado de un virus que poco conocemos, miedo a perder el trabajo, miedo a afrontar un nuevo rol como teletrabadores, miedo a desarrollar habilidades digitales que antes no teníamos.

Toda esta información la reciben los hijos quienes además están manejando su propia carga socioemocional dado que ellos están funcionando bajo un esquema completamente inesperado, están alejados de sus compañeros y profesores, muchos de ellos tienen limitaciones de espacio para ejercitarse o con limitada conectividad.

Aún así tenemos que mentalizarnos para aprovechar estos tiempos para crear oportunidades de aprendizajes significativos desde un ambiente excepcional que invita a enfocarnos en habilidades como desarrollar independencia, resolución de problemas y adaptabilidad al cambio. Los padres de familias y sus hijos están viviendo en ese “nuevo normal” que asociamos a vivir en el extranjero.

En la tercera parte de este articulo se hablará del cómo podrían priorizarse las acciones del sector educativo teniendo en cuenta las necesidades de sus diferentes actores. Vea aquí la primera parte, sobre el modelo híbrido que tendrán que adoptar las instituciones.

Contacto
LinkedIn: Vicky Ricaurte*
LinkedIn: Marcelo Burbano**

*La autora es emprendedora serial EdTech (educación + tecnología) y cofundadora de Arukay, un sistema curricular para colegios que enseña a estudiantes entre primero y último grado sobre pensamiento computacional.

**El autor es socio fundador de Prismapar y lidera las oficinas en México, Región Andina (Colombia, Ecuador y Perú). Prismapar es una firma de banca de inversión con vasta experiencia en el sector educativo en Latino América, dedicada mayormente a fusiones y adquisiciones.

Actualidad

Medellín vivirá otro pico de contagios de Covid-19 en diciembre: estudio

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud en alianza con nueve instituciones más determinó que en Medellín hay poca inmunidad al virus.

Publicado

on

De acuerdo con el reporte preliminar del estudio “Seroprevalencia de SARS-CoV-2 durante la epidemia en Colombia: estudio país”, adelantado por el Instituto Nacional de Salud (INS) en alianza con nueve instituciones, en diciembre la capital antioqueña viviría otro pico de contagios de Covid-19.

Con toma de muestras de sangre en 10 ciudades representativas de las cinco regiones del país, las instituciones estudian la respuesta inmune de los colombianos al Covid-19, lo que permite obtener una comprensión detallada de la evolución de la prevalencia en el país y estimar la respuesta inmune de los colombianos.

Lea también: Mayor fabricante de guantes cierra sus plantas tras contagio de 2.500 trabajadores con coronavirus

La doctora Martha Lucía Ospina, directora del INS, presentó los resultados del primer reporte preliminar del estudio en tres ciudades: “Leticia alcanzó un nivel de infección del 60 %, lo que quiere decir que ese porcentaje de personas ya tuvo la enfermedad y tienen una inmunidad medible en la sangre, es 60 % con un intervalo de confianza entre 55 y 65 %. Barranquilla tuvo un comportamiento similar, con una seroprevalencia de 55 % con un intervalo de confianza que va entre 51 y 60 %”.

“Con 27 %, Medellín tiene la seroprevalencia más baja hasta ahora, con un intervalo de confianza entre 24 y 30 %, cifra que recuerda que todavía hay muchas personas susceptibles de infectarse, por lo que es muy importante mantener las medidas locales y los cuidados individuales, pues de lo contrario se podría producir un pico ascendente con una mortalidad que no queremos”.

El profesor Juan Pablo Hernández Ortiz, director del Laboratorio Genómico One Health de la UNAL Sede Medellín y coinvestigador del proyecto, explicó que “tener 27 o 30 % de seroconversión significa que todavía tenemos un 70 % de susceptibles; no queremos ser como otras ciudades del mundo que lograron alta seroconversión a costa de tener un número alto de fallecidos”.

Agregó que “dado que el virus sigue con nosotros y tenemos alto porcentaje de personas susceptibles al contagio, el llamado es a extremar medidas de autocuidado en diciembre: el virus no se va el 31 de diciembre, tenemos que cuidar a los adultos mayores, hacer novenas y fiestas decembrinas con responsabilidad, evitar aglomeraciones y evitar estar cerca, usar tapabocas, hacer fiestas familiares con protocolos de bioseguridad para que la gente se cuide”.

Insiste además en tener mucho cuidado durante las actividades de Navidad, para evitar que se dispare un nuevo pico de contagio en diciembre: “queremos mantener la epidemia estable, para ir disminuyendo susceptibles poco a poco mientras esperamos la llegada de la vacuna en el segundo semestre del 2021”.

Lea también: Tras la pandemia de coronavirus, viene la del endeudamiento

La directora del INS reiteró que “es sumamente importante seguir con detalle el comportamiento real de la epidemia, para entender qué está pasando y dónde, entendiendo que la epidemia es asincrónica y presenta momentos epidémicos distintos en las diferentes ciudades del país”.

Así, al introducir datos cada vez más cercanos a los modelos, se busca predecir cuáles son los posibles escenarios en el futuro: “el estudio de seroprevalencia es una muestra representativa hecha por el DANE, alrededor de 16.000 personas. Y se tiene además un estudio anidado complementario dentro del estudio de seroprevalencia de 5.000 personas del sector salud, lo que reúne unos 20.000 colombianos en el estudio”, señala la doctora Ospina.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, señaló que “el 20 de diciembre termina la recolección de muestras en diferentes ciudades del país y en 2021 se realizarán nuevos estudios para profundizar en el análisis de seroprevalencia. Es una información muy importante para establecer qué proporción de afectación nos podría llegar y cuál es el nivel de vacunación que podríamos tener”.

Seguir Leyendo

Actualidad

Contraloría alerta por ayudas que entregó el Icbf a 15.000 beneficiarios fallecidos

De acuerdo con el ente de control, se entregaron 28.000 raciones de alimentos a personas que al cruzar la base de datos con la Registraduría Nacional, indica que están muertos. Agrega que si el valor de cada ración fuera de $80.000, la suma de los recursos comprometidos superarían los $2.240 millones.

Publicado

on

Foto: Icbf

Según informó la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (Diari) de la Contraloría General de la Nación, se identificaron 69 alertas en la entrega de raciones de alimentos, llevada a cabo por contratistas, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) a supuestos beneficiarios durante la pandemia del coronavirus.

Así las cosas, el ente de control alertó que 28.018 raciones se entregaron a 15.580 acudientes registrados, pero que al hacer el cruce con las bases de datos de la Registraduría Nacional, aparecen reportados como fallecidos.

“Si se multiplica el número de raciones que se entregaron a estas personas fallecidas por el valor más bajo de una ración ($80.000), la suma de esta alerta de la Diari es de $2.241 millones aproximadamente. Los valores de cada ración aumentan según el tipo de Centro Zonal desde donde se entregan y si son para mujeres gestantes y madres en periodos de lactancia”, explicó la Diari de la Contraloría.

Lea también: Contraloría pide que Gobierno dé detalles de las empresas que venderá

Del total de las 28.018 de raciones entregadas, 4.548 se realizaron en La Guajira durante mayo, junio y julio. Además, se detectó también que en el país se hicieron 48 entregas de raciones a 21 menores de edad que, según la base de datos de la Registraduría, fallecieron en fechas anteriores a dicho suministro.

En línea con lo anterior, se explicó que en varios departamentos, tutores de menores que recibieron raciones, tienen múltiples beneficiarios, lo que llevó a generar seis alertas a 1.970 beneficiarios. Por ejemplo, “en Chimichagua (Cesar) una mujer aseguró ser la madre de 172 niños y niñas en ese municipio, lo mismo que de un menor en Fundación (Magdalena), recibiendo raciones por todos”.

Además, en los municipios de Teorama, Hacarí, San Calixto, La Playa, Ábrego y El Carmen, en Norte de Santander, se identificó un adulto que reclamó 195 beneficios al mismo número de menores de edad de los que aseguró ser el acudiente, resaltó la Diari.

Seguir Leyendo

Actualidad

Maduro publica número de teléfono para que los ciudadanos lo contacten

El mandatario venezolano dijo que cualquier usuario podrá contactarlo a través de Whatsapp y Telegram. Su estrategia hace parte del movimiento político de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Publicado

on

Nicolás Maduro

A pocos días de las elecciones parlamentarias en Venezuela, el presidente del vecino país Nicolás Maduro lanzó una estrategia con la que promete “mantener el contacto con el pueblo venezolano” y “lanzar los mensajes de la batalla por Venezuela”. Se trata de una línea de Whatsapp y Telegram que el mandatario hizo pública a través de su espacio televisivo al que dijo que cualquier usuario puede escribirle.

En su primera interacción con la plataforma, en vivo y en directo, Maduro grabó el siguiente mensaje para compartirlo de manera masiva con sus seguidores: “Buenas Noches, vecinos. Buenas noches, vecina. Le envío mi afectuoso abrazo a todos, hoy estoy arrancando este canal de comunicación por WhatsApp y Telegram. Te pido que me apoyes, que nos apoyemos mutuamente, por esta vía vamos a poder comunicarnos y saber uno del otro. Te envío mis saludos, sabes que puedes contar conmigo siempre. Yo soy un hombre de a pie, soy un hombre de verdad, soy un hombre de la calle. Y con amor hago todo lo que hago por ti, por tu familia. Sabes que puedes contar conmigo y yo sé que puedo contar contigo”.

Lea también: Maduro acusa al presidente Duque de robar recursos para atender a migrantes venezolanos

La línea 0426- 216-88-71, publicada este domingo en medio del balance diario que el presidente hace sobre la pandemia, ya ha recibido miles de mensajes que el propio Maduro ha compartido a través de su cuenta de Twitter.

“¡Na’ Guará Venezuela! La receptividad ha sido masiva, me han incorporado a miles de grupos en los que les estaré enviando información y material de primera mano sobre la campaña y las elecciones del #6Dic. ¡Atentos!”, escribió Maduro en su Twitter.

Seguir Leyendo

Actualidad

Soy voluntario de una de las vacunas de COVID-19: esta ha sido mi experiencia

Uno de los voluntarios de las pruebas de la vacuna de Janssen, el brazo farmacéutico de Johnson & Johnson, relata en Forbes Colombia lo que ha vivido durante la experiencia.

Publicado

on

Foto: EFE.

“Doctora, ¿puedo salir a la calle sin tapabocas?”, fue lo primero que le pregunte a la médica que me asignaron para acompañarme en el estudio de la vacuna que Janssen, el brazo farmacéutico de Johnson & Johnson, desarrolló para combatir a la vacuna del COVID-19.

La repuesta fue no. “Aunque la idea es revisar la eficacia de la vacuna, tampoco se quiere exponer a los voluntarios al contagio”, me respondió en su consultorio en el Centro de Investigaciones Bluecare Salud, ubicado en Medplus de Chicó Norte en Bogotá. Una enfermera recién me había inyectado la vacuna o el placebo. El pinchazo lo sentí como cualquier otro.

Minutos antes me tomaron la temperatura, me sacaron sangre para hacer una prueba de anticuerpos para comprobar que no haya tenido coronavirus en ningún momento, me hicieron una prueba PCR y me pusieron a leer un documento de 26 páginas, que posteriormente firmé en el que reafirmaba que la participación en el estudio de investigación es voluntaria.

También me pidieron instalar una aplicación móvil en la que tengo que reportar todos los lunes y jueves durante los próximos meses si presento algún síntoma de COVID-19 o cualquier evento adverso. Sin embargo, había eventos adversos previstos como fiebre, escalofríos y dolor de cabeza como efecto de la inyección y que efectivamente tuve por dos días. Me vacunaron un viernes y todo el fin de semana estuve en cama tomando acetaminofén para que se me pasarán los dolores.

Encendería las alarmas y haría un reporte urgente solo si el dolor de cabeza se tornaba intenso o si la visión se me ponía borrosa, pero afortunadamente ninguna de esas cosas pasó.

Familiares y amigos me habían pedido días antes que no participara del estudio porque me iba a arrepentir si me llegaba a ocurrir alguno de esos efectos adversos en corto, mediano o largo plazo. No obstante, tenía la convicción de participar porque si todo el mundo pensara igual, nadie sería voluntario y las vacunas tardarían mucho más.

De hecho, fuentes me cuentan que hasta 2.000 personas se inscribieron en Colombia luego de que el presidente Iván Duque anunciara a finales de agosto que Janssen haría pruebas en Colombia, pero gran parte de los registrados se echó para atrás luego de que el pasado 13 de octubre, Johnson & Johnson decidiera suspender la investigación a nivel mundial cuando uno de los voluntarios falleció al presentar una “enfermedad inexplicable”.

Lo que no tuvo tanta difusión fue que Janssen logró descartar la relación de la inyección con el fallecimiento y que unas semanas después reanudó el estudio. “Un participante desarrolló una afección grave, un coágulo sanguíneo en el cerebro que luego resultó en sangrado en el cerebro. Los síntomas incluían dolor de cabeza intenso y persistente confusión, visión borrosa y convulsiones”, explicaba Janssen en el documento que firmé. “Después de una evaluación exhaustiva, no se ha identificado una causa clara para esta afección. Se desconoce si la vacuna causó esta condición, sin embargo, no se puede excluir la posibilidad de que la vacuna haya contribuido a este evento”.

El documento, que relataba minuciosamente lo que había venido ocurriendo en las distintas fases, explicaba que 60.000 voluntarios estaban participando del estudio a nivel mundial y que en las fases anteriores se había demostrado que era para humanos, incluyendo estudios en tubos de ensayos y en animales sin que “se hayan observados efectos adversos relacionados con la vacuna” la cual se identifica como Ad26.COV2.S.

También había una advertencia: de los 60.000 voluntarios, de los cuales 20.000 son de América Latina, están divididos de manera aleatoria dos grupos: la mitad que recibió la vacuna y la otra mitad que recibe el placebo. Yo aún no se si me inyectaron la vacuna o el placebo, pero si se que sentí los efectos adversos inmediatos y que no he presentado ningún síntoma de Covid-19. Desde que me inyectaron he estado más abierto en asistir con mayor frecuencia al gimnasio, a restaurantes e incluso viajar en avión, cumpliendo todos los protocolos.

Janssen contrató a la aseguradora Chub en Colombia con una póliza de seguros que atenderá la atención integral de posibles lesiones y eventos adversos y desconocidos relacionados con la molécula de investigación, incluyendo el costo de tratamiento médico, siempre “que sean razonables” y que el voluntario “no haya sido el causante de la lesión”.

A mí y a todos los voluntarios, nos entregan un kit que contiene un pequeño dispositivo para medir los niveles de oxígeno en la sangre, elementos para hacer pruebas de hisopado nasal y elementos de muestra de saliva, que debo usar si llego a experimentar algún síntoma de COVID-19 para hacer, de manera inmediata, los reportes al equipo científico.

Recientemente ha habido anuncios esperanzadores por parte de Pfizer, Moderna y Astrazeneca-Oxford sobre la eficacia de sus vacunas. Espero que pronto llegue un anuncio positivo por parte de Janssen y sean más los caminos posibles hacia el acceso a la vacuna.

Tengo pendiente un par de citas más de control.

Y esperar que me confirmen en los próximos meses si me pusieron la vacuna o el placebo.

Nota del editor: Por la confidencialidad que sugiere algunos aspectos del estudio, el autor de este texto decidió compartir su experiencia pero pidió reservar su nombre para evitar inconvenientes futuros.

Seguir Leyendo

Actualidad

Supertransporte sanciona a Velotax por infringir derechos de los usuarios

La compañía de transporte tendrá que pagar 170 millones de pesos por no estar ofreciendo servicios de calidad e idoneidad a sus usuarios.

Publicado

on

La Superintendencia de Transporte sancionó por más de 170 millones de pesos a la Cooperativa de Transportes Velotax por “infringir el Estatuto del Consumidor, al verificar que los usuarios no estaban recibiendo servicios de calidad e idoneidad, ni estaban siendo informados de manera veraz y oportuna y a los que tienen derecho”, indicó la entidad.

La sanción también se enmarca en que Velotax no habría realizado la devolución de hasta el 85 % del dinero “recaudado en fondos de reposición” y no habría suministrado la información requerida por la Supertransporte en su momento.

Lea también: SIC sanciona a Panamericana por “poner en riesgo” la seguridad de bebés con un producto

Tras dos meses de investigación, informó la Supertransporte, también se determinó que los vehículos de Velotax constantemente recogían pasajeros en la vía, y estacionaban en lugares estratégicos en donde esperan por varios minutos hasta lograr llenar el cupo del bus o alcanzar una gran capacidad, “lo cual pone en riesgo la seguridad de los usuarios que contrataron el servicio con todas las formalidades legales, exponiéndolos a posibles hurtos y retrasando su llegada a los lugares de destino”, dijo la entidad.

Lo anterior, llevó a la Superintendencia de Transporte, a imponer una sanción mediante la Resolución 8337 del 29 de octubre de 2020, la cual corresponde a una multa de 87 SMLMV (2.102,31 UVT), equivalente a $72.046.092.

Finalmente, la compañía también incumplió la medida del Gobierno que establece que “durante el término de la emergencia sanitaria (…) los propietarios de los vehículos están habilitados para retirar hasta el ochenta y cinco por ciento (85 %) de los recursos aportados a los programas periódicos de reposición con el fin de garantizar un ingreso mínimo”.

Se recibieron reiteradas quejas de propietarios de vehículos de servicio público, manifestando que varias empresas, entre ellas la Cooperativa de Transportes Velotax Limitada, hacía caso omiso a sus solicitudes de devolución de dineros del fondo de reposición. En dichas quejas se manifestó que presuntamente se estaban haciendo descuentos o cruce de cuentas para poder acceder a la devolución de estos dineros, situación que está intrínsecamente ligada a la no devolución del 85 % de los dineros correspondientes al fondo de reposición”, concluyó la Supertransporte.

Por lo anterior, la Dirección de Investigación de Tránsito y Transporte decidió sancionar a la compañía bajo la Resolución 10764 del 17 de noviembre de 2020 con multa de 84,29 SMLMV (1.986 UVTs), correspondientes a $65.848.000. Además, se impuso una multa de 50,97 SMLMV (1201 UVTs), ($39.820.000), por el no suministro de información solicitada por la Super.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado