Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Uber: ¿Qué explica su reciente repunte desde marzo?

La compañía de viajes compartidos más grande del mundo, Uber ha experimentado un increíble repunte desde que tocara fondo en marzo.

Publicado

on

Investing.com- Las acciones de la compañía con sede en San Francisco han subido alrededor de un 140 % desde entonces. Tras recuperarse de la caída provocada por el coronavirus, ya han subido un 10 % en términos anuales, superando al S&P 500 de referencia que permanece a la baja en términos anuales.

En vista de todo esto, no parece que haya mucho por lo que alegrarse. Los servicios de transporte de Uber se interrumpieron a nivel mundial ya que los países entraban en confinamiento ciudad tras ciudad en un esfuerzo por frenar la propagación del Covid-19, que hasta ahora ha infectado a más de cuatro millones de personas en todo el mundo.

Lea también: Uber perdió US$2.900 millones en el primer trimestre

El impacto de esta crisis sanitaria se reflejaba claramente en el informe de resultados del primer trimestre de la compañía, publicado el jueves. Entre los datos, Uber anunció que su negocio de red de transporte ha descendido alrededor de un 80 % en abril.

Esa caída sin precedentes propició una pérdida neta de 2.940 millones de dólares y unas ventas de 3.540 millones de dólares en los tres meses que concluían el pasado 31 de marzo frente a la pérdida neta de 1.090 millones de dólares y las ventas de 3.100 millones de dólares del año anterior.

La mayor disminución incluye 2.100 millones de dólares en amortizaciones antes de impuestos sobre algunas de las inversiones de Uber que han perdido valor debido a la crisis del coronavirus. Los analistas encuestados por FactSet esperaban una pérdida neta de 1.380 millones de dólares y unas ventas de 3.530 millones de dólares en el trimestre que acaba de terminar.

A pesar de esta poco alentadora actuación, los inversores encuentran consuelo en el plan del director ejecutivo, Dara Khosrowshahi, para hacer frente a esta crisis. También creen que hay señales de que lo peor probablemente ya haya pasado para la compañía.

Unidad de reducción de costes

Durante la semana pasada, Uber anunció una serie de medidas de recorte de costes, incluyendo la cancelación de sus operaciones de entrega de comida a domicilio en más de media docena de países y recortar alrededor de un tercio de su plantilla en su unidad de Oriente Medio, Careem.

Lea también: Uber despedirá a un 14 % de su plantilla por el coronavirus

El miércoles, la compañía anunció a los empleados de Uber que despediría al 14 % del personal e indicó que se comunicarían más reducciones de costes en las próximas dos semanas. El director ejecutivo también ha anunciado que renuncia a su salario el resto del año.

Uber, que nunca ha obtenido un beneficio trimestral ajustado, y es poco probable que lo haga este año, espera poder alcanzar ese hito el año que viene, gracias a sus medidas de ahorro de costes que eliminarán más de 1.000 millones de dólares en gastos.

Con la creciente reestructuración de costes, la diversificación de Uber hacia el negocio de entrega de comida a domicilio en ubicaciones rentables está prosperando a medida que cada vez más personas piden comida online al estar cerrados los restaurantes. Los registros brutos de Uber Eats han aumentado un 52 % frente al primer trimestre del año pasado hasta un total de 4.680 millones de dólares en el primer trimestre de 2020.

“Aunque nuestro negocio de viajes se ha sido duramente zarandeado por la actual pandemia, hemos tomado medidas rápidas para preservar la fuerza de nuestro balance, dirigir más recursos hacia Uber Eats y prepararnos para cualquier escenario de recuperación”, decía Khosrowshahi en un comunicado.

Lea también: Uber Eats se va de ocho países por ‘intensa’ competencia

Ese aumento en la actividad de la unidad de entrega de comida a domicilio no es temporal, según algunos analistas, que creen que Eats podría proporcionar un impulso permanente a Uber.

“Gracias a la diversificación, el descenso de los ingresos de Uber será menos grave de lo que sería de otro modo si la compañía se limitara a su red de transporte”, dice en una nota el analista de Piper Sandler, Alexander Potter.

“Esperamos que continúe esta tendencia, y aunque Uber Eats sigue siendo menos rentable que al red de transporte, creemos que el negocio de entrega de comida a domicilio podría experimentar cambios estructurales, permanentes y en gran medida favorables debido al Covid-19″.

En conclusión

Uber es una de esas nuevas empresas de la nueva economía que demuestran resiliencia en esta recesión. Los inversores apuestan a que el oportuno impulso de reducción de costes de Uber y la diversificación de su negocio proporcionarán la resistencia que necesita para salir con fuerza de la crisis del coronavirus.

Publicidad
Publicidad