Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Con una carta adjunta a las compras, Arturo Calle pide apoyo a sus clientes

El empresario colombiano, dueño de la firma de moda que lleva su nombre, agradece el apoyo con el que se han logrado mantener 6.000 empleos y pide que se prefiera lo ‘Hecho en Colombia’.

Publicado

on

La compañía colombiana de moda, Arturo Calle, es tendencia en redes sociales este lunes por el mensaje de agradecimiento y apoyo que le envía a sus clientes, mediante una carta adjunta, cuando estos reciben sus compras en línea.

El empresario y dueño de la firma que lleva su nombre, ha sido uno de los más recordados por los colombianos en medio del aislamiento debido a que al arrancar la cuarentena nacional decidió cerrar sus tiendas al público, fabricar suministros básicos de elementos de protección y de esta manera mantener a sus empleados, pensando en sus dificultades y no despedirlos.

Lea también: ‘Le tengo más miedo al hambre que al coronavirus’: Arturo Calle

En la carta que han publicado los usuarios en sus cuentas de Twitter, el empresario Arturo Calle inicia diciendo “querido cliente, esta es la oportunidad que todos tenemos de emprender un nuevo futuro”. Así mismo, indica que el grupo empresarial “requiere más que nunca de la mano extendida y de la lealtad de los colombianos. De la preferencia por lo ‘Hecho en Colombia’ y de la determinación por apoyar a una gran familia que se ha sabido sostener y que, -hoy más que nunca-, los necesita a ustedes”.

A los que realizaron sus compras con la firma, Arturo Calle les dice “¡Gracias de corazón! (…) cada trabajador con ingreso digno es garantía de una mejor sociedad. Luchar por mantener contra capa y espada 6.000 puestos de trabajo en el Grupo Arturo Calle es la mayor y más grande de las satisfacciones”, resalta en la misiva firmada por el dueño de la firma colombiana.

Además, le pide a los clientes que se cuiden con inteligencia y que trabajen con más empeño que nunca. “Ser creativos, estudiar, aprender, cuestionarse, exigirse. Por encima de todo, apoyarse los unos a los otros. Dejar atrás el pasado y mirar con entusiasmo hacia adelante. Tenemos un futuro para seguir construyendo”, dice la carta.

Publicidad
Publicidad