Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Exportaciones: la transición hacia la nueva globalización

El impactode las exportaciones de Colombia cuando el mundo ha estado frenado.

Publicado

on

El desplome de la economía mundial por cuenta del Covid-19 tendrá adversas repercusiones sobre el sector externo principalmente este año, pero una recuperación en el próximo. Según la OMC, el intercambio mundial de bienes y servicios descendería en 17 % este año y en 2021 experimentaría un rebote del 14 %.

Los modelos de equilibrio general computable para la economía mundial simulan tanto los efectos por el lado del consumo de las cuarentenas y su duración, así como de la interrupción de la cadena global de suministros por el lado de la producción y su contagio. Aunque las proyecciones de los modelos no siempre se cumplen, se trata de una referencia informada en medio de tanta incertidumbre.

Descargue acá la revista de Forbes Colombia para el mes de junio

Allí se calculan escenarios regionales y por países, con los cuales el comercio de Colombia podría experimentar una caída de 18 % este 2020 y una recuperación del 24 % el próximo año, de acuerdo con el sencillo cálculo de multiplicar el comercio colombiano por país y las respectivas caídas en la demanda previstas por la OMC. Aunque la apertura medida como la suma de las exportaciones y las importaciones caerían del 36 % al 30 % del PIB este año, luego podría retornar a un 37 %.

Entonces estaríamos ante escenario acuciante y esperanzador. La reducción en el comercio exterior afectará al sector productivo y el empleo en una magnitud parecida a la observada tras las crisis del 2009, aunque nos quedaría el consuelo y nos iría menos mal que al resto del mundo. Tampoco será la primera vez que una crisis económica internacional golpea la puerta, tal como ocurrió en 1966, 1972, 1980, 1987, 1990, 1998, 2000 y 2009.

En medio de la crisis, Moody’s reafirma la calificación de Colombia

Los estimativos del Covid-19 para Colombia corresponderían a la importancia relativa del sector externo, su estructura, la duración de la cuarentena, así como a los eventuales efectos de la pandemia sobre sus socios comerciales. Un 45 % del comercio corresponde a Estados Unidos, Ecuador, Perú, Brasil y México, países que se contraerían entre un 4 % y 8 % en estos dos años y que presentan elevadas tasas de mortalidad, mientras que acontece lo contrario con el resto de los socios comerciales. Entonces la caída prevista en nuestro comercio sería menor, si la economía colombiana fuese más diversificada

Por el lado de las exportaciones la mayor parte son materias primas, correspondientes al petróleo, minería, flores, café y banano, mientras por el lado de las importaciones, la mayor parte son manufacturas, seguidas de alimentos y combustibles. Así que la menor demanda de nuestros socios comerciales se sentirá en las exportaciones, como la nuestra sobre la demanda de importaciones, junto con las disrupciones en las cadenas de valor.

Una inserción internacional parecida a la de hace 30 años, exceptuando las exportaciones petroleras, pese de los acuerdos de libre comercio y la diplomacia comercial. Un resultado de la pesada inercia que ejerce el inveterado confinamiento al interior de los Andes, paradójicamente también una respuesta a una historia de insalubridad y pandemias. Un sonoro interrogante para el aprovechamiento del retorno a la denominada nueva normalidad, la cual también podría ser diferente para el sector externo.

Pues el confinamiento global podría cambiar patrones de consumo y tecnologías de producción de manera permanente e impensada. El turismo y la movilidad podrían ser más locales, el consumo más dentro de los hogares y el trabajo, con una menor preferencia hacia lo durable y suntuario, a través de un mayor comercio más detallista y virtual. O todo lo contrario, difícil avizorarlo.

De todas maneras, la transición plantea formidables desafíos. Principalmente porque las exportaciones de bienes y servicios se realizan desde pequeñas y medianas empresas y vinculando una extensa subcontratación con un importante componente informal, cuya supervivencia dependerá de su financiamiento y sobre este habría incertidumbre por el derrumbe de los mercados y el dislocamiento de las cadenas de valor.

La mayoría de las exportaciones compiten por nichos de mercado, donde una ausencia temporal o la presencia intermitente, y más en las actuales circunstancias, significar su salida definitiva. A diferencia de las firmas que atienden el mercado doméstico, las exportadoras han realizado inversiones tan específicas a su segmento que suelen ser irrecuperables si reorientan su producción. Muchas empresas son sobrevivientes del marchitamiento de Venezuela y de una pandemia como fue la enfermedad holandesa y cuyo retorno no se descartaría con una eventual postración de las importaciones.

Sin embargo, estos tiempos de confinamiento podrían aprovecharse para construir futuras oportunidades para una inserción internacional más amplia, de mayor calado tecnológico y más sostenible, tanto con respecto al ciclo económico, como ante eventualidades como el Covid-19. Desarrollando tecnologías productivas que reduzcan el contagio y mitiguen sus consecuencias; fortaleciendo la institucionalidad del sector externo frente a los nuevos desafíos de la economía internacional, en materia de bilateralismo y articulación competitiva frente a las cadenas globales de valor y de un desconfinamiento geográfico de la actividad productiva, a través de una modernización de la infraestructura.

También se podrían revisar nuestros acuerdos comerciales a la luz de sus magros resultados en materia de exportaciones y empleo, tales como ya lo han hecho nuestros principales socios entre sí; además se podría promover una mayor movilidad y formación laboral, como sería buscar una mejor cobertura del bilingüismo para las profesiones y sectores que demanda la internacionalización; además, dado que lo macro importa mucho, ya sería tiempo de dotarnos de reglas fiscales y laborales contra cíclicas, para así financiar la inversión en infraestructura y preservar el tejido empresarial y laboral para aprovechar la fase de recuperación y así ganarle a las predicciones de los modelos.

Por Ricardo Rocha
Investigador económico. Autor de ‘Impacto sobre el empleo en Colombia: crisis externa y propuestas de política’. Las opiniones y omisiones son responsabilidad exclusiva del autor y no comprometen a las personas e instituciones aquí mencionadas. Comentarios: [email protected]

Economía y Finanzas

Alumnos matriculados en Colombia cayeron 1,5% en 2020: DANE

El DANE también destacó que todos los niveles educativos registraron decrecimientos frente a los alumnos con los que contaban en 2019.

Publicado

on

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) informó que el total de alumnos matriculados a instituciones educativas en Colombia durante 2020 fue de 9,88 millones, cifra que presentó una disminución de 1,5% frente a 2019, pues se registraron 153.597 alumnos menos en el país.

Asimismo, todos los niveles educativos registraron decrecimientos frente a los alumnos con los que contaban en 2019. El nivel de preescolar presentó la mayor baja en matrículas, con una variación de -6,7%, seguido del nivel de básica primaria con -1,6%. Sin embargo, este último contó con la mayor cantidad de alumnos matriculados durante 2020 con el 42,2% del total, seguido de básica secundaria con el 34,8%.

De los casi 10 millones de estudiantes colombianos en 2020, el sector oficial tuvo 81,1%, mientras que el no oficial alcanzó 18,9%. A su vez, 76,4% de los estudiantes matriculados están ubicados en las zonas urbanas del país, mientras que 23,6% se encuentran en la parte rural de Colombia.

Lea también: Estratos 1,2 y 3 tendrán matrícula gratis en instituciones de educación superior

El DANE también resaltó que, del total de matriculados durante 2020, el 16,8% representó la población con características especiales, que llegaron a 1,65 millones. La población con mayor proporción fue de grupos étnicos, de los cuales tanto hombres como mujeres alcanzaron 9,8%.

En cuanto a la población desplazada y desmovilizada, así como las víctimas de conflicto, cuentan con una proporción de alumnos matriculados mujeres de 5,3% y hombres 5,3%; mientras que la población con limitaciones físicas y capacidades excepcionales tiene una proporción de 2% en hombres y de 1,3% de mujeres.

En cuanto al total de docentes que registró el DANE en todo el país durante 2020, la cifra llegó a 484.304, de los cuales el 90,1% son docentes con actividades pedagógicas en aula, el 8,2% son
directivos docentes, y el restante 1,7% lo componen docentes con actividades de apoyo en
aula y en labores administrativas, agregó la información.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Camacol ofrecerá 1.500 empleos para jóvenes colombianos

Camacol, el gremio de los constructores, anunció que los empleos se ofrecerán en los 36 subsectores que hacen parte de la actividad edificadora.

Publicado

on

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) comunicó que le ofrecerá a los jóvenes colombianos 1.500 empleos en el corto plazo a través de 36 subsectores que hacen parte de la actividad edificadora.

Los empleos se irán publicando en el portal www.elempleo.com/echemospalante. Dichas ofertas se anunciaron luego de que Camacol se sumara a la campaña liderada por el sector productivo colombiano ‘Echemos pa’lante’ que busca impulsar el empleo entre los jóvenes.

Lea también: ‘#EchemosPalante’: la iniciativa que busca crear 2.000 empleos para menores de 25 años

Según explicó Sandra Forero, presidenta de Camacol, “el sector constructor colombiano entiende la necesidad de miles de jóvenes del país que quieren acceder a un trabajo formal, por eso queremos apoyar con una oferta de empleos que permiten una rápida vinculación y que pueden convertirse en la primera oportunidad laboral de muchos jóvenes”.

Frente a la situación que enfrenta el país en medio de bloqueos por protestas contra el Gobierno Nacional, los empresarios afiliados a la Camacol ven la iniciativa de generación de empleo juvenil como una oportunidad de contribuir a crear oportunidades de ascenso social y la construcción de un mejor país.

Lea también: Empresas se unen para ofrecer empleo a jóvenes y mujeres
Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Recaudo tributario llegó a $16,21 millones en mayo

El recaudo tributario del año corrido llegó a $71,58 billones, cifra que aventaja a la obtenida entre enero y mayo de 2020 en casi 10%.

Publicado

on

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) reveló hoy que el recaudo bruto de mayo fue de $16,21 millones, cifra que creció 27% frente al mismo mes del año pasado, cuando el monto llegó a $12,77 billones. A su vez, el cumplimiento de la meta para el recaudo mensual fue de 103,9%.

Con respecto al recaudo bruto por tipo de impuesto, las ventas representaron 36,6% al cerrar el mes en $5,93 billones, la retención en la renta abarcó 27,9% al concluir en $4,53 billones y las aduanas significaron 14,4% con una cifra de $2,34 billones. En conjunto, dichos tributos totalizaron $12,8 billones que reunen 79% de la muestra mensual.

Frente a los tributos asociados a la actividad económica interna, el recaudo de mayo fue de $13,87 billones y representó una participación de 85.6%. Con respecto a los tributos asociados al comercio exterior, la recaudación llegó a $2,34 billones y la participación fue de 14,4%.

Lea también: Recaudo tributario neto de Colombia subió 11% con corte a mayo

En cuanto a los números del año corrido, la DIAN reveló que el recaudo tributario entre enero y mayo llegó a $71,58 billones, cifra que presentó un incremento de 9,3% con respecto al mismo mes de 2020, cuando se obtuvieron $65,48 billones. Asimismo, el cumplimiento de la meta para el recaudo mensual fue de 104%.

En los primeros cinco meses del año, el 75.9% del recaudo correspondió a retención en la fuente a título de renta, IVA y tributos aduaneros, que representaron 33,6% con $24,06 billones, 26,3% con $18,81 billones y 16% con $11,47 billones respectivamente.

Por su parte, los tributos asociados a la actividad económica interna tuvieron un recaudo de $60,1 billones que representaron una participación del 84%. En cuanto a los tributos asociados al comercio exterior se obtuvo un total de $11,4 billones y participación del 16%, mientras que el recaudo con TIDIS acumulado entre enero y mayo fue de $3,03 billones.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

JPMorgan ve señales de un inminente mercado bajista en Bitcoin

El reciente rebote de Bitcoin aún no ha disipado las dudas sobre su vulnerabilidad después de la fuerte caída registrada el pasado mes de mayo.

Publicado

on

Un mercado bajista de bitcoin podría estar en camino ante la ausencia de demanda de los grandes inversores para apoyar la criptomoneda, advierte Nikolaos Panigirtzoglou, analista de JPMorgan.

El reciente rebote de Bitcoin aún no ha disipado las dudas sobre su vulnerabilidad después de la fuerte caída registrada el pasado mes de mayo.

“Creemos que el regreso al backwardation en las últimas semanas ha sido una señal negativa que apunta a un mercado bajista”, destacan los estrategas de JPMorgan liderados por Nikolaos Panigirtzoglou en una nota recogida por Bloomberg.

Lea también: JPMorgan ve Bitcoin en US$35.000: Ojo a la fuga hacia el oro

El análisis de JPMorgan se basa en el promedio móvil de 21 días del segundo reparto de futuros de Bitcoin sobre los precios al contado, y señaló que la curva de futuros de Bitcoin estuvo en retroceso durante la mayor parte de 2018. Ese año, la criptomoneda cayó un 74% después de un auge. 

El backwardation es un “desarrollo inusual y un reflejo de lo débil que es la demanda de Bitcoin en este momento por parte de los inversores institucionales” que tienden a utilizar contratos que cotizan en la Bolsa Mercantil de Chicago, según el informe.

La participación de la criptomoneda en el valor general del mercado de cifrado es de aproximadamente el 42% en la actualidad, frente a aproximadamente el 70% a principios de año, según los datos del rastreador CoinGecko. Para algunos analistas, eso es en parte una señal de que los inversores minoristas están levantando otras monedas.

Es posible que la participación de Bitcoin deba superar el 50% para que sea más fácil argumentar que el mercado bajista actual ha terminado, según los estrategas de JPMorgan. 

Lea también: Presidente de El Salvador ordena plan para minar bitcóins con energía de volcanes

Panigirtzoglou señaló anteriormente la disminución de la participación de mercado de Bitcoin a principios de mayo, antes de la caída del precio de la moneda.

Investing.com | Por: Laura Sánchez

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar se dispara al final de la semana: cerró en $3.654,50

El valor promedio durante la jornada fue de $3.625,72, motivado por el aumento en las pérdidas de las monedas latinoamericanas.

Publicado

on

El precio del dólar se disparó este viernes al cerrar con un valor de $3.654,50, cifra que significó un aumento de $64,64 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy, que fue de $3.589,86. Su precio de apertura fue de $3.614,90 y su valor promedio durante la jornada fue de $3.625,72.

Según Reuters, el peso colombiano profundizaba la caída a un 0,67% en su tercer día de
pérdidas
, mientras el índice accionario MSCI COLCAP se desvalorizaba un 0,47% a 1.254,31 puntos.

Las monedas de América Latina aumentaban sus pérdidas a media sesión del viernes, presionadas por un avance global del dólar, tras un alto dato de inflación en Estados Unidos, mientras que las bolsas de valores registraban un comportamiento mixto, pese a un avance de las acciones mundiales.

Lea también: Dólar continúa al alza: cerró en $3.606 este jueves

El índice dólar, que mide al billete verde frente a una canasta de seis monedas principales, rebotaba de una ligera caída sufrida en la sesión asiática y subía cerca de un 0,6%.

En tanto, las bolsas avanzaban y los rendimientos de los bonos caían tanto en Estados Unidos como en Europa, ya que los inversores desestimaban la subida de precios en Estados Unidos, aunque persiste el temor sobre la inflación a largo plazo.

El índice de precios registró su mayor alza interanual desde agosto de 2008, del 5%, tras aumentar 4,2% en abril. Las fuertes contribuciones de las subidas a corto plazo de los precios de los billetes de avión y de los coches usados, hicieron que los economistas pensaran que podría tratarse de un
efecto transitorio.

“Los inversionistas confiaban en que el aumento de la inflación no fuese suficiente para impulsar un movimiento anterior de la Fed. El incremento en precios de los boletos de avión y de los automóviles usados respaldaron la opinión de la Fed frente a que una caída estrepitosa de la divisa podía ser
temporal”, dijo en una nota Sophie Griffiths, analista de mercados en OANDA.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado