Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

‘No es el momento para pensar en reformas tributarias’: nuevo vicepresidente para Latam del Banco Mundial

Forbes habló en exclusiva con Carlos Felipe Jaramillo, recién posesionado vicepresidente del Banco Mundial para Latam y el Caribe sobre los desafíos de la región.

Publicado

on

El destacado economista colombiano, Carlos Felipe Jaramillo, se posesionó esta semana como nuevo vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. El nuevo encargo lo inició formalmente este primero de julio desde Nairobi, capital de Kenia, donde vivió los últimos dos años y en donde se desempeñó como director del organismo para ese país, Ruanda, Somalia y Uganda.

Forbes habló en exclusiva con Jaramillo sobre la estrategia del Banco Mundial para distribuir “buena parte” del monto global de US$161.000 millones, que se autorizó para el nuevo año fiscal, y que llegará a países de América Latina y el Caribe en los próximos 15 meses para combatir los efectos nocivos del coronavirus.

De hecho, el pasado viernes se anunció que el multilateral le prestó a Colombia US$700 millones para programas sociales de impacto a población vulnerable. Los nuevos compromisos totales del Banco Mundial con Colombia en los primeros seis meses de 2020 alcanzaron un total de US$1.250 millones.

Descargue la revista de Forbes Colombia de la edición de junio

De igual manera, sobre lo que ha sido el impacto de la propagación del coronavirus para América Latina calificándolo de “catastrófico”. Jaramillo fue tajante en decir que en este primer semestre del 2020 “se perdieron 20 años de lucha contra la pobreza en América Latina” y agregó que nadie sabe cuánto tiempo demorará la región para recuperar la senda de como estaba antes, que incluso ya venía con fuertes dificultades, especialmente en países como Argentina y Ecuador.

Sobre los cálculos de la caída del PIB en la región, que proyectó el Banco Mundial para este año en un 7,2 % (4,9 % para Colombia), dice que siguen evaluando el desarrollo de la pandemia y su afectación. No obstante, aseguró que no descarta que sea mucho más grande la caída, siendo ya la cifra más alta desde 1901, explicó.

Jaramillo cree que es fundamental buscar de manera urgente las herramientas para generar empleo, y destacó el uso de nuevas tecnologías en la economía digital como uno de los apoyos para ello. También aseguró que la pandemia ha desnudado el problema de la informalidad regional.

Con el economista también se habló sobre las reformas que se avecinan que no solo impactan el desempleo, sino que garanticen manejar la deuda por lo altos gastos que han tenido que hacer por cuenta de la pandemia. Sobre este último punto, considera que el nivel de respuesta ha sido desigual, y destaca a países como Chile o Colombia que han tenido un ‘colchón’ para amortiguar las dificultades, pero no en todos los casos lo tienen.

Vientos de una nueva reforma tributaria

Jaramillo también dio su lectura sobre la necesidad de discutir en este momento una reforma tributaria para amortiguar el alto endeudamiento. Por ejemplo, en Colombia se espera un hueco fiscal de $83 billones, el más profundo desde que se implementa la regla fiscal (2012).

“Sobre las reformas tributarias. No cabe duda de que la situación fiscal de todos los países de la región en seis meses y un año va a ser peor a la que teníamos a la entrada de esta crisis. Pero esto es apropiado y es natural. Cuando viene una gran crisis, sabemos que la mejor respuesta es ayudarle a la gente con programas y estímulos fiscales. Lo importante es que ese dinero esté bien gastado para proteger y poder salir de la crisis con menores cicatrices. Pero, indudablemente, la tarea gorda no para ahora, sino para el futuro… ya hay países que nos están diciendo que quieren empezar a hacer reformas tributarias y yo creo que no es el momento más conveniente”, explicó Jaramillo.

Para el directivo, “primero hay que salir del peor momento de la pandemia, empezar la recuperación y ya cuando estemos al otro lado, cuando ya las economías estén renaciendo y el empleo volviendo a niveles buenos, yo creo que ahí hay que volver a fortalecer la parte fiscal”, señaló.

Sobre este mismo punto, agregó que la receta para recuperar las finanzas de los estados es bien sabida: “Para fortalecer la parte fiscal hay que recortar gastos, creo que todavía hay márgenes en muchos países, hay ineficiencia en el gasto, hay proyectos que no fueron bien seleccionados. Es necesario el muy buen manejo del endeudamiento”, dijo.

Sobre el el tema tributario, Jaramillo resalta dos aspectos: “Recaudar lo que haya que recaudar, porque todavía hay espacio sin hacer grandes cambios. Y aumentar impuestos y hacer cambios tributarios. Esta es una tarea gorda ya después entrada la recuperación, que va a depender mucho de la situación de cada país”. Y agregó: “No me cabe la menor duda de que es una tarea muy grande, de la cual hay que aprender de cada lección para siempre tener ahorros y la capacidad de endeudamiento para afrontar las siguientes crisis”.

Lea la entrevista completa con Carlos Felipe Jaramillo en la próxima edición de Forbes Colombia, que circulará el mes de julio, en la que hablará sobre cómo distribuirá los recursos a los países para combatir lo que ha dejado el covid, detalles de la reunión que tuvo con presidentes de la región, los ejes de la reactivación y las palancas para que América Latina y el Caribe pueda salir adelante.

Economía y Finanzas

Arturo Planell es el nuevo líder de Visa para la región Andina

Anteriormente, Planell se desempeñó como gerente general de Visa en Perú, en donde desarrolló la estrategia local y el plan de acción digital.

Publicado

on

La multinacional de servicios financieros Visa anunció hoy el nombramiento de Arturo Planell como Vicepresidente Senior y Gerente General para la Región Andina, cuya responsabilidad consistirá en liderar el desarrollo comercial y la estrategia de negocios de Visa en Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, país donde estará basado el nuevo ejecutivo, según informó la compañía.

El presidente regional de Visa para América Latina y el Caribe, Eduardo Coello, aseguró que los mercados de la Región Andina son esenciales para la estrategia más amplia de Visa en América Latina, pues “Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela son mercados dinámicos y en constante evolución en términos de innovación y pagos”.

“Esperamos consolidar nuestra posición de liderazgo en la región mediante el desarrollo de tecnologías de vanguardia junto a nuestros clientes para ofrecer las mejores soluciones a los consumidores de los países andinos, lo que en última instancia ayudará a las personas, las empresas y las economías a prosperar”, agregó.

Planell, quien reemplazará a Nuno Lopes Alves, ahora a cargo del negocio de Visa en Brasil, afirmó que la compañía está comprometidos en continuar desarrollando soluciones innovadoras para los consumidores y empresas “a fin de que cuenten con las mejores formas de pagar y recibir pagos, realizar transferencias de dinero entre personas y negocios, y habilitar nuevos flujos de pago que mejoren la inclusión comercial, financiera y digital en todos nuestros mercados.

El nuevo líder de Visa para la región cuenta con más de 15 años de experiencia en la compañía. Su último rol fue el de gerente general en Perú, en donde desarrolló la estrategia local y el plan de acción digital, identificó nuevas oportunidades de crecimiento y lideró a un equipo en expansión en el mercado.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar vuelve a superar los $3.700: cerró en $3.729 este jueves

El valor promedio durante la jornada fue de $3.730,16, motivado por las pérdidas regionales y los anuncios más recientes de la Reserva Federal.

Publicado

on

El peso colombiano revirtió el fortalecimiento registrado ayer y volvió a superar la barrera de los $3.700. En la jornada de hoy, el precio del dólar cerró en $3.729, que significó un aumento de $38,44 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy, que fue de $3.690,56. Su precio de apertura fue de $3.720 y su valor promedio durante la jornada fue de $3.730,16.

La moneda local se depreció un 1,77%, alcanzando su nivel más débil en tres semanas y encabezando las pérdidas de las monedas regionales, al tiempo que el índice referencial de la bolsa, el MSCI COLCAP, retrocedió 0,57% a 1.243,63 puntos, de acuerdo con información de Reuters.

En el panorama regional, la mayoría de mercados cambiarios y bolsas de América Latina ampliaban las pérdidas a media sesión, impactados por los anuncios de la Reserva Federal en la sesión previa, que propulsaban al dólar a su nivel más alto en más de dos meses. La excepción se dio en el real brasilero, que se apreciaba un 0,55%, aunque el índice de acciones Bovespa borraba ganancias iniciales y perdía un 0,99%.

Lea también: La Fed no mueve las tasas de interés pero admite que la presión de los precios puede seguir

Los mercados en general reaccionaban a la reunión de la Reserva Federal, que sorprendió con los anuncios de que podría subir sus tasas de interés y poner fin a las compras de bonos antes de lo esperado, pese a que ayer habían concluído no mover los tipos temporalmente. Esto se une a la presión inflacionaria en Estados Unidos tras el repunte de mayo, que cerró en 5%.

“El anuncio de unas presiones inflacionarias más persistentes en los próximos meses han renovado el apetito por el dólar, al tiempo que ha desencadenado disminución de posiciones en curva de tesoros americanos y su consecuente incremento de los rendimientos”, dijo Andrés Cuartas, gerente de
renta fija internacional de Renta4Global.

Por su parte, el índice dólar, que mide al desempeño de la moneda estadounidense frente a seis divisas importantes, subía a su nivel más alto desde mediados de abril, según destacó Reuters.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Fedesarrollo es más optimista ahora: economía crecería 7,2% en 2021

El centro de pensamiento aumentó su pronóstico del crecimiento de 4,8% a 7,2% para la economía colombiana este año.

Publicado

on

Luis Fernando Mejía

Fedesarrollo es más optimista frente al comportamiento de la economía colombiana durante el 2021. El centro de pensamiento ahora estima que el PIB sería de 7,2% y no de 4,8% como lo había previsto antes.

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, comentó que “el aumento en el pronóstico de crecimiento obedece a un mayor crecimiento en el primer trimestre del año frente a lo esperado y también a la baja base de comparación debido a la contracción económica de 6,8% el año anterior”.

Lea también: Gobierno espera que la economía crezca entre 6% y 6,7% en 2021

Además, Mejía expuso que la reapertura de distintos sectores, la aceleración del proceso de vacunación y las mayores perspectivas de crecimiento global, que impactarían positivamente la demanda interna y externa, fueron clave para corregir al alza la previsión para Colombia.

Fedesarrollo espera que los efectos del paro nacional se vean traducidos en un menor nivel de actividad en mayo, pero a partir de julio se observaría un incremento en la demanda interna como resultado de la apertura sectorial anunciada desde el Gobierno nacional y las autoridades locales.

Lea también: Estos son los números con los que el Gobierno hará sus nuevas cuentas

No obstante, las cifras de crecimiento económico no se verían reflejadas de inmediato en mejoría del mercado laboral. Sobre ese punto Mejía comentó que existe un riesgo importante relacionado con que la economía tenga un año de crecimiento económico excepcional sin una reducción sustancial en la tasa de desempleo.

“Para evitar este riesgo, es fundamental ejecutar un plan de choque de generación de empleo durante la segunda mitad del año que permita tener tasas de desempleo por debajo del 12% al final del año”, dijo el director.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Convenio hará que colombianos en el exterior se pensionen más fácil

Un convenio entre 15 países permitirá que los colombianos que hayan cotizado en el país y en el exterior puedan acumular tiempos laborados para acceder a una pensión.

Publicado

on

Foto vía Pexeles

El Ministerio de Trabajo informó que el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social fue adoptado por un proyecto de ley aprobado en el Congreso de la República. Ello hará más fácil que los colombianos que trabajan en el exterior sumen cotizaciones para pensionarse.

Los países firmantes del acuerdo y en los que los colombianos podrán acceder al beneficio son 15: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Lea también: Ahorro pensional de los trabajadores superó los $300 billones con corte a abril

La cartera de trabajo explicó que los colombianos que cotizan a pensión en el exterior y han realizado sus aportes al sistema de seguridad en un país iberoamericano, podrán ahora acceder a pensiones de vejez, invalidez y sobrevivencia, de origen común.

Además, comentó que el convenio busca facilitar los canales de migración con miras a reducir la vulnerabilidad de la población migrante garantizando el principio de igualdad y con el fin de que hayan más pensionados.

Lea también: Anif propone que impuesto a pensiones altas quede en nueva tributaria

Para el ministro Ángel Custodio Cabrera, “con la implementación de esta alianza, se amplían los mecanismos de protección social para los colombianos que han laborado, se encuentran laborando o se trasladan a alguno de los 15 países que firmaron este pacto, así como a los extranjeros provenientes de esos países que estén empleados en Colombia”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Qué tan probable es que Colombia no retome la regla fiscal en 2022

Los niveles del déficit fiscal de 2021 y 2022 seguirían siendo altos, lo cual dificultaría retornar a una regla que no sea reformada. La venta de activos y la nueva tributaria serán claves.

Publicado

on

Foto vía Pexels.

En el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) el Gobierno mostró que al déficit fiscal le tomará al menos hasta el 2026 bajar del 3%, lo cual además de reflejar la crisis evidencia la necesidad de ajustar las finanzas públicas y la regla fiscal.

Para poner en contexto, en un escenario donde se vendan activos estatales el déficit fiscal del Gobierno Nacional Central pasaría del ya histórico 7,8% del PIB en 2020 ($77,7 billones) al 8,6% del PIB en 2021 ($95,7 billones) y empezaría a reducirse al 7% del PIB en 2022 ($83,5 billones).

Sin embargo, de no lograrse dichas ventas, el déficit fiscal aumentaría a niveles del 9,9% del PIB ($109,7 billones) en 2021 y del 7,6% ($90,6 billones) en 2022. Este panorama muestra que la venta de activos juega un papel importante en las cuentas del Gobierno, sin embargo, el reto es consolidar dicho plan de enajenaciones que hasta el momento contempla la venta de ISA a Ecopetrol.

Lea también: Así se afectarían las cuentas del Gobierno si no vende empresas estatales

Dado el panorama expuesto en el Mfmp, Forbes habló con expertos para saber qué características debe contener la nueva regla fiscal para que el país retome dicho mecanismo a partir de 2022, luego de que la regla actual fuera suspendida entre 2020 y 2021 por el tamaño de la crisis.

Una nueva regla fiscal

La mayoría de los expertos consultados coinciden en que retomar la regla suspendida tal y como existe el otro año es muy difícil porque implicaría una reducción del déficit hacia niveles cercanos al 2% o 3%, lo cual sería casi que imposible por la realidad de las finanzas públicas tras la crisis.

Además, los expertos reiteran la importancia de poner metas en términos de deuda porque durante años se cumplió la regla respecto al déficit pero no se estabilizó el endeudamiento, lo cual afecta la estabilidad de las finanzas en el mediano y largo plazo.

Daniel Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital, resaltó que independientemente de si se venden activos o no, es indispensable que la regla fiscal agregue un ancla de deuda que permita hacer sostenibles las finanzas públicas a futuro.

Lea también: Venta de ISA y tributaria son esenciales para la consolidación fiscal del país

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, complementó diciendo que incluir una meta en términos de deuda es relevante porque “la gran preocupación por parte de las agencias de calificación de riesgo tiene que ver con la evolución de la deuda pública que ha crecido prácticamente de manera ininterrumpida en los últimos 7 u 8 años”.

Por su parte, Juan Pablo Espinosa, director de investigaciones económicas de Bancolombia, reiteró que es necesario definir una nueva regla porque intentar volver al mecanismo suspendido por la crisis requeriría que “se hiciera un ajuste muy fuerte del déficit fiscal, que no es factible dada la realidad del país hoy en día y que indudablemente tendría un efecto negativo sobre la capacidad de recuperación de la economía”.

Lea también: Tributaria en dos etapas: estos son los detalles de la nueva reforma

¿Se retomará?

De acuerdo con un trino del exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, eso será una tarea del próximo Gobierno. Puntualmente, dijo que “la deuda del gobierno seguirá subiendo hasta 2023. El actual gobierno no logrará retomar la Regla Fiscal. Encausar las finanzas hacia una nueva regla será tarea de la próxima administración”.

En línea con lo anterior Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Javeriana, indica que aunque la regla fiscal es un mecanismo útil para controlar las presiones de gasto y los niveles de endeudamiento, “no deberíamos apresurarnos en retomar la regla fiscal hasta que la economía se haya recuperado. Pienso que no habría problema en regresar a esta hasta 2023”.

Reyes añadió que lo más importante ahora es fomentar la recuperación económica del país para que con ello “haya más posibilidades de tener el recaudo necesario para cumplir con nuestras obligaciones y recaudar los impuestos que necesitamos no solo para pagar la deuda sino para invertir en las cosas que requiere el país”.

Lea también: Qué medidas ‘duraderas’ podrían incluirse en la nueva tributaria

Algunas consecuencias de no retomarla

Espinosa, del equipo de investigaciones económicas de Bancolombia, aseguró que no tomar ninguna determinación sobre la regla haría que la actual siguiera suspendida y en la práctica “eso implicaría que el mecanismo de control de expectativas fiscales y ancla para el manejo fiscal se perdería por completo y el país entraría en capítulo más agudo de incertidumbre sobre el rumbo de las finanzas públicas”.

El experto de Bancolombia añadió que lo anterior “implicaría la pérdida de confianza por parte de los inversionistas tenedores de deuda, lo cual haría mucho más caro y difícil el financiamiento del Gobierno en los mercados financieros”.

Lea también: Con o sin tributaria, ¿qué plan b tiene Colombia?

Sobre este punto, Luis Fernando Mejía expuso que no retomar a la regla “es un escenario que deberíamos evitar a toda costa”.

Tanto el ajuste a la regla fiscal como la reforma, en la medida en la que pueda recaudar ese 1,4% adicional junto con medidas de recalibración de metas de mediano plazo e incorporación de meta de deuda pública, serían suficientes para que el país pueda volver a arrancar en la senda de consolidación fiscal desde el próximo año, resaltó el director de Fedesarrollo.

De no logarse lo anterior, Mejía comentó que el país perdería el grado de inversión por parte de Fitch Ratings y Moody’s, pues ya lo perdió por parte de Standard & Poor’s recientemente.

Lea también: ¿Es grave que S&P le haya quitado el grado de inversión a Colombia?

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado