Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Amazon desafía a Tesla en camiones eléctricos: Rivian recibe US$2.500 millones

La compañía de vehículos eléctricos de rápido crecimiento ha acumulado US$5.400 millones, la mayor acumulación de capital de cualquier arranque de vehículos eléctricos antes de la producción.

Publicado

on

Foto: Rivian.

Rivian aún no ha entregado ninguna de sus camionetas eléctricas de reparto a Amazon, pero la compañía de rápido crecimiento ha acumulado el nivel más impresionante de financiación de cualquier arranque de un vehículo eléctrico, anunciando que ha levantado US$2.500 millones que ayudarán a entrar en producción el próximo año.

La compañía, que está preparando una planta renovada en Normal, Illinois (Estados Unidos) para construir sus vehículos de cero emisiones, dijo que la última ronda está dirigida por el inversionista T. Rowe Price, que había invertido antes en la empresa, incluyendo inversión de Soros Fund Management LLC, Coatue, Fidelity y Baron Capital Group. Inversores existentes como Amazon y BlackRock también participaron en la ronda.

Vea también: Elon Musk y Tesla tienen nuevo rival: Rivian y su innovación eléctrica

El financiamiento eleva el total el capital de Rivian a al menos US$5.400 millones para comenzar a funcionar, la mayor acumulación de efectivo acumulada por cualquier arranque de vehículo eléctrico antes del lanzamiento de producción, incluido el rival Tesla. Las entregas de la camioneta R1T de la compañía, el SUV R1S y los camiones de entrega de Amazon iniciarán el próximo año.

Iniciar una nueva compañía automotriz desde cero es muy costoso y la última inyección de fondos de Rivian facilitará las operaciones en los primeros años, dice el analista de Guidehouse Insights y colaborador de Forbes, Sam Abuelsamid.

Scaringe Rivian
R.J. Scaringe, fundador de Rivian Automotive. Foto: Jamel Toppin, para Forbes.

“Siendo realistas, Rivian está analizando el potencial de que cuando se lancen, es probable que estén operando con pérdidas, pero todavía tendrán proveedores que quieran recibir pagos”, dijo. “Esto les da mucha más pista”.

Competirá cara a cara con Tesla en el naciente espacio de camionetas eléctricas, con su innovadora R1T, pero de estilo más tradicional, que se enfrenta al Cybertruck de Elon Musk, que luce un aspecto más polarizante. Y mientras la marca de Rivian vincula a sus modelos con actividades saludables al aire libre en montañas vírgenes, playas y escenas invernales, el Cybertruck es más un vehículo militar futurista diseñado para entornos post-apocalípticos similares a Terminator. Sin embargo, a los fanáticos de Tesla les gusta: Musk afirma tener cientos de miles de pedidos de Cybertruck. Como resultado, Tesla está en conversaciones con estados como Texas y Oklahoma sobre una nueva fábrica para construirla.

La financiación adicional de Rivian también puede ser una señal de que espera una mayor demanda de sus productos de lo inicialmente previsto, dice Abuelsamid. “Podría ser que están viendo suficientes negocios potenciales y clientes alineados, cosas que aún no se han anunciado, para justificar una segunda planta”.

Junto con su SUV R1S, el flujo de ingresos de Rivian puede ser estable en los primeros años debido a un pedido de Amazon, su principal auspicidor, de 100.000 camionetas eléctricas de reparto. Nikola, un fabricante semirremolques de hidrógeno y baterías, también se está mudando al espacio de las camionetas eléctricas con su modelo Badger.

“Con los tres lanzamientos ocurridos en 2021, nuestros equipos están trabajando arduamente para garantizar que nuestros vehículos, la cadena de suministro y el sistemas de producción estén listos para una aceleración de producción sólida”, dijo RJ Scaringe, fundador y CEO de Rivian, de 37 años en una declaración. “Estamos agradecidos por el fuerte apoyo de los inversores que nos permite centrarnos en la ejecución de nuestros productos”.

Scaringe ha generado una emoción significativa desde que puso a Rivian fuera del modo sigiloso en 2018 con planes para una línea de camiones recargables de largo alcance construidos a partir de una plataforma de “patineta” altamente funcional que integra la batería, los componentes de la unidad y el sistema de suspensión. Tanto el R1T como el R1S deben tener un alcance eléctrico de hasta 400 millas por carga, mucho más que cualquiera de los vehículos eléctricos actuales de Tesla, y tienen un precio de US$68.000 y US$72.500, respectivamente.

“Estamos entusiasmados de continuar este viaje con el equipo innovador y talentoso de Rivian mientras se preparan para entregar sus productos innovadores que ayudan a cambiar a un planeta neutral en carbono”, dijo Joe Fath, gerente de cartera de T. Rowe Price Growth Stock Fund.

Junto con Amazon, T. Rowe Price, Fidelity y Soros Fund, los patrocinadores de Rivian incluyen Ford y Cox Automotive. El anuncio de inversión de $ 2.5 mil millones es el primero de Rivian en 2020 y no incluye ningún nuevo puesto en la junta, dijo la compañía.

Elon Musk
El CEO de Tesla, Elon Musk, con el Cybertruck en su presentación en 2019. Foto: Getty Images.

Por: Alan Ohnsman | Forbes Staff

Publicidad
Publicidad