Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Nueva fase del Congreso, sin ambiente para reformas en medio de la crisis

Este 20 de julio arranca una nueva legislatura en el Congreso de la República y, con ella, una oportunidad para que se debatan los cambios estructurales que requiere el país en materia social y económica, para enfrentar los impactos de la pandemia.

Publicado

on

Congreso de la República
Foto: Andrés Rodríguez / Forbes Colombia

El segundo periodo de la legislatura 2019-2020, la que arrancaba a mediados de marzo por calendario y culminaba el 20 de junio, tampoco fue ajena a la nueva normalidad que ha traído consigo la pandemia del coronavirus y por ello los debates se llevaron en medio de la virtualidad.

Aunque en gran parte de dicho lapso el Gobierno Nacional tomó responsabilidades del Legislativo debido a las dos emergencias económicas que le dieron la facultad de sacar decretos con fuerza de ley para enfrentar la crisis durante 60 días calendario, en la legislatura que arranca el 20 de julio el Congreso retomará la totalidad de sus facultades y podrá decidir sobre las reformas estructurales en materia económica y social que requiere el país debido a los efectos del choque que elevaría el desempleo a niveles de 20 % este año y además, causaría una caída en los ingresos tributarios de al menos $20 billones.

Lea también: Primer piloto de transporte aéreo se hará este 21 de julio entre Cúcuta y Bucaramanga

Pese a ello, la pregunta es si habrá ambiente o no en el Congreso para discutir la pensional, la laboral e incluso una tributaria, aunque sobre esta última el Gobierno ha dicho que no se presentará este año.

A pesar de que gran parte de las fuentes consultadas considera que la crisis devela la necesidad de cambios, en el Legislativo aún no habría ambiente para dichas reformas. Vale decir que, el 3 de julio, desde el Ministerio de Trabajo dijeron que por lo pronto contemplaban llevar al Congreso un proyecto para regular el trabajo en casa y aunque se consultó a los ministerios de Hacienda y del Interior, estos no confirmaron si llevarán o no este tipo de reformas al Legislativo este 20 de julio.

Sobre la oportunidad de que se presenten las reformas en la nueva legislatura, Mauricio Olivera, exviceministro de Trabajo y director de Econometría Consultores, dijo que “no llega antes el que va más rápido, sino el que sabe a dónde va” y explicó que, aunque no presentar ajustes estructurales podría dificultar más la salida de la crisis, dar dichas discusiones requiere que la sociedad conozca sus contenidos para que tengan mayor legitimidad, proceso que podría tomar un tiempo.

Hay tres reformas que el país tiene que abordar de manera inmediata, la laboral, la pensional y una a la justicia”.

Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda.

Para el experto, el momento oportuno para presentar reformas depende mucho del devenir de la crisis. Para él, en este momento una tributaria es muy difícil, aunque el Gobierno esté recibiendo gran presión en las finanzas, sería un tema para 2021 e incluso 2022 cuando el empleo y las empresas estén recuperadas, mientras que “una reforma laboral, que ataque la informalidad, puede ser más oportuna. Es necesario crear por lo menos cinco millones de empleos para regresar a la situación anterior, y hacer un esfuerzo adicional para que sean formales”.

Lea también: Duque le responde a Claudia López y niega opción de cuarentena total en Bogotá

Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda y del partido de Gobierno, explicó que hay tres reformas que el país tiene que abordar de manera inmediata, la laboral, la pensional y una a la justicia. Sobre la tributaria, en línea con Olivera, resaltó que “lo lógico es esperar a ver cómo cierra la economía este año, qué tan afectados se verán sus indicadores y con mejores elementos de juicio, pensando en la reactivación y recuperación económica, habrá que traer esa discusión, pero solo a partir de 2021”.

Según María del Rosario Guerra, senadora del Centro Democrático, normalmente el ambiente para discutir reformas estructurales no es fácil, “pero el Congreso de la República tiene que entender que hay que darle todo el empuje a la reactivación de la economía”.

Además, comentó que “los efectos económicos de atender las necesidades en salud, de ingreso de los colombianos y otras tantas, van a dejar muy menguadas las finanzas del Estado, a pesar de todo ello el Gobierno del presidente Duque, muy seguramente, a partir de la nueva legislatura hará un gran esfuerzo de poder llevar las reformas que se necesitan”.

Para Guerra, es necesario revisar la flexibilidad laboral “que tanto se requiere para aquellos trabajadores informales (…) En la nueva legislatura van a ser fundamental proyectos de reactivación económica, que focalicen la inversión en aquellos sectores que son jalonadores del empleo y crecimiento”, entre los cuales la infraestructura vial, la salud, la agricultura y la conectividad en el campo para facilitar el acceso a la educación en esta coyuntura, serán clave.

Lea también: Estudiantes de U. Distrital cursarán gratis segundo semestre del 2020

Por su parte, Mauricio Toro, representante a la Cámara del Partido Verde, resaltó que “aunque hay necesidad urgente de reformas, no creo que exista el escenario adecuado para reformas profundas”.

Para él, “el Gobierno ha perdido todo tipo de liderazgo en la agenda legislativa, difícilmente logra aprobar sus iniciativas, en parte por la ausencia de los ministros como la de Interior, sumado a la falta de diálogo y concertación con fuerzas distintas a las de los partidos de Gobierno”, razón por la que, si presenta reformas, estas no serían “profundas y sistemáticas que requiere el país”.

El congresista dijo que en la nueva legislatura los asuntos económicos clave tendrán que ver con la reactivación y recuperación del empleo, materias en las que la economía digital y colaborativa jugará un papel importante desde su punto de vista. Por ello, trabajarán en la regulación de plataformas de transporte y en la protección del trabajo digital, este último, para que se garantice un mínimo de derechos.

Fabio Arroyave, representante del Partido Liberal, aseguró que “hablar sobre alguna reforma económica y social, por ejemplo, laboral, pensional y tributaria, es muy complejo en estos momentos”.

Sin embargo, dijo que si se llega a un acuerdo entre trabajadores y empresarios se podría pensar en una reforma laboral, pero “si se busca una que les quite beneficios a los empleados, hace más difícil la discusión ahora”. Para el congresista, si la reforma tributaria le da beneficios a los micro y pequeños empresarios, esta podría revisarse pronto, de lo contrario, no lo ve posible.

Lea también: “El capitalismo funciona cuando se regula correctamente”: Ho Joon-Chang

Para Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), en abril la caída del indicador de seguimiento a la economía en 20,6 % y de la producción manufacturera en 35,8 % son un llamado urgente no sólo al Gobierno, también al Congreso para la reactivación de la economía, el estímulo al empleo y la atención a la población más vulnerable.

“La discusión actual debe enfocarse en medidas que propendan por la protección del empleo, la mayor formalización y la extensión del sistema de seguridad social integral en el país”, concluyó el directivo gremial.

Economía y Finanzas

Así se comporta la inflación en los países de la Alianza del Pacífico

La inflación de los países de la Alianza del Pacífico se vio condicionada mayoritariamente por factores sociopolíticos.

Publicado

on

Inflación

Pasado el primer tercio del año, los países de la Alianza del Pacífico enfrentan situaciones dispares en materia inflacionaria. Ya sea por coyunturas sociopolíticas, aumentos en los precios de bienes de mercado o aspectos climáticos imprevistos, las cuatro naciones que conforman la iniciativa de integración regional han experimentado aumentos que no se veían en años, e incluso cifras negativas que tocan mínimos en el histórico anual.

El caso más llamativo es el de México, cuya inflación para el mes de abril llegó a 6,08 %, la tasa más alta desde finales de 2017, después de que los precios subieran 0,33 %, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). A su vez, es el cuarto mes consecutivo de aumento de la tasa de inflación, después de que subiera 3,54% en enero, 3,76 % en febrero y 4,67% en marzo.

Para el coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), Ignacio Martínez, son varios elementos que se conjugan: la sequía que enfrenta el país, el incremento de los precios de los productos de la canasta familiar y un panorama poco alentador en materia de creación de empleo.

Lea también: ‘Bombardean’ nubes para causar lluvias y apagar incendio en México

“El clima no ha sido benevolente. Ha pegado mucho el vórtice polar, que quemó la cosecha agrícola e incrementó los precios de los alimentos, y en las principales zonas ganaderas y agrícolas estamos teniendo una fuerte sequía. Faltan alrededor de dos o tres semanas para que llueva y las reces están a su más bajo nivel. Esto se refleja en el encarecimiento de los productos de la canasta familiar”, explicó a Forbes.

En materia de empleo, Martínez destacó que de los 11.373.000 empleos perdidos en 2020, se han recuperado aproximadamente 8,5 millones de puestos. A pesar de que dicho número representa casi 75% del total, está compuesto en su mayoría por trabajos informales. “Es necesario apuntalar el empleo formal, que tiene el respaldo de la seguridad social. En este sentido es que va de la mano la creación de empleo y el ingreso de los hogares para poder contener el aumento de la inflación”, destacó.

El caso colombiano registró una variación de 0,59 % en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), cifra superior al 0,16% del año pasado, según datos del Dane. Este indicador permitió que la variación anual quedara en 1,95%, mientras que la del año corrido se ubicó en 2,16%, cifras que se acoplan a los objetivos del Banco de la República para este año, pues las estimaciones de inflación estarían entre 1,5% y 3%.

Dicha meta se mantendría a pesar de los problemas de abastecimiento que se han presentado en medio del paro nacional, que ha provocado incrementos en los precios de los alimentos desde 5% hasta 95%. El excodirector del Banco de la República, Jose Antonio Ocampo, explicó a Forbes que “es posible que haya algunos aumentos muy coyunturales, pero pasado el paro se debe normalizar la oferta de alimentos, así como la situación del país mismo. No veo un efecto adicional en cuanto a la inflación”.

Lea también: Crisis social genera millonarias pérdidas y desabastecimiento de alimentos

Por el lado de Perú, la inflación de abril cerró en -0,10% debido a la caída de los precios en los alimentos y bebidas, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Este indicador es el segundo más bajo del año después de febrero, mes en el que se registró una reducción de 0,13 %, teniendo en cuenta el confinamiento generalizado que se decretó debido al inicio de la segunda ola de contagios de Covid-19.

Sumado a ello, el abogado y politólogo peruano, Juan de la Puente, comentó a Forbes que habrá un periodo de incertidumbre después del 6 de junio, fecha de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. “Es probable que, si la elección es muy polarizada, pueda haber alguna incertidumbre durante algunos días en el mercado”, complementó.

No obstante, destacó el hecho de que el candidato presidencial por el partido ‘Perú Libre’, Pedro Castillo, está en “un proceso de moderación en su programa económico”, factor que podría atajar ese posible periodo de incertidumbre pasadas las elecciones. De momento, Castillo se perfila como ganador al haberse llevado el triunfo en la primera vuelta, con 19% de los escaños, frente a 13% de su competidora y líder del partido ‘Fuerza Popular’, Keiko Fujimori.

Lea también: Castillo dice no permitirá que “grandes empresas” saqueen Perú

Finalmente, la inflación en Chile registró un alza mensual de 0,4% en abril, impulsada por una subida en los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como de la vivienda y los servicios básicos, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Con este indicador, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 1,6 % en lo que va del año y 3,3% a doce meses, lo que sitúa la inflación en el centro del rango de tolerancia del Banco Central, que se fijó entre 2% y 4%, agregó la información.

Al mismo tiempo, el Banco Central estima un crecimiento del PIB entre 6% y 7%, objetivo que se ve apoyado un por el avance del programa de vacunación que se ha implementado contra el Covid-19. Hasta la fecha, el gobierno chileno ha administrado al menos una dosis a más de 55% de la población, cifra que lo convierte en el segundo país del mundo con el mayor porcentaje de población totalmente inoculada.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Diálogo nacional hace que el dólar baje, cerró en $3.750

Otro de los factores que favorecen al peso colombiano, como a otras monedas del mundo, es la baja recuperación del empleo en EE. UU.

Publicado

on

Dólar. Foto: Unsplash

Esta semana, el dólar rompió la barrera de los $3.800 por primera vez en el año y posicionó al peso colombiano como la moneda más devaluada del mundo en 2021. Todo esto, luego de que el Gobierno anunciara que retiraría la reforma tributaria del Congreso, sumado a las manifestaciones contra el Gobierno, que en algunos casos se tornaron violentas.

No obstante, la divisa estadounidense cerró en $3.750 este viernes, lo que representó una caída de $50,33 por debajo de la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy, que es de $3.800,33. Sin embargo, su precio de apertura fue de $3.775, mientras que el valor promedio de la divisa durante la jornada fue de $3.764,71.

Lea también: Colombia tiene la moneda más devaluada del mundo en 2021

¿A qué se debe el cambio de tendencia del dólar en Colombia? Según explicó Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, se podría deber a una mayor percepción de calma en el país a medida que se avanza en los diálogos nacionales para buscar consensos y posibles soluciones a la situación que enfrenta el país. Además, dijo que “hoy el dólar está cayendo a nivel global por los flojos datos de empleo en EE.UU.”.

Según Reuters, los 266.000 puestos de trabajo que las firmas estadounidenses añadieron en abril dan a los responsables de la Reserva Federal pocas razones para hacer otra cosa que no sea mantener una política monetaria expansiva hasta que esté claro que la economía está en camino de volver al pleno empleo.

Lea también: ¿Qué tan cerca estamos de tener un dólar a $4.000 en Colombia?

La tasa de desempleo de Estados Unidos subió a 6,1% y sigue estando muy por encima del 3,5% que alcanzó en los meses anteriores a la pandemia, según el informe conocido el viernes. “Esto pone menos presión sobre la Fed para hablar prematuramente de endurecimiento de su política monetaria. (Los responsables) querían ser pacientes y retrasarlo”, dijo a Reuters Larry Adam, director de inversiones de Raymond James en Baltimore, en el estado de Maryland.

Felipe Campos, director de investigaciones económicas de Alianza Valores, coincide con Ballén y dice que hay dos elementos a tener en cuenta. Uno, la tendencia global en la que la mayoría de las monedas le están ganando al dólar por malos datos de la recuperación del empleo en EE. UU. “El real brasilero está casi que valorizándose 0,9%, el peso chileno 0.6%, Colombia 1,1%, en general es difícil encontrar una moneda que no le esté ganando al dólar”, comentó.

Siga aquí toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

El segundo aspecto, detalla Campos, es la creación de una agenda local en donde se quieren incluir a la mayoría de actores involucrados en las peticiones que se le han venido haciendo en los últimos días al Gobierno Nacional.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Ingresos consolidados de la BVC cayeron 26% en el primer trimestre de 2021

Según informó la entidad, los ingresos consolidados del primer trimestre llegaron a $48.999 millones.

Publicado

on

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) reportó hoy los ingresos consolidados del primer trimestre de 2021, que llegaron a $48.999 millones. Dicha suma representó una disminución de 26% frente al mismo periodo de 2020, cuando se registró un total de $66.370 millones.

Según explicó el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, los ingresos transaccionales y OTC “experimentan una disminución en todos los mercados, explicados por los nuevos picos de pandemia y la incertidumbre que ha afectado la dinámica de los negocios”.

A pesar de ello, resaltó que “presentamos unos resultados en línea con el buen comportamiento de la gran mayoría de nuestras líneas de negocio, empezando por los ingresos de compensación y liquidación provenientes de cámara de riesgo, custodia, información y emisores”.

Lea también: Por primera vez desde 2011, crecen los accionistas de la Bolsa de Valores de Colombia

Los ingresos de actividades ordinarias registraron un incremento de $4.868 millones, explicado principalmente por el desempeño positivo de las líneas de negocio post-negociación, información y emisores, que crecieron 26%, 17% y 5% frente al primer trimestre de 2020 respectivamente.

Esto compensó la caída en los ingresos por negociación, que dismuniyeron 18% en el primer trimestre de 2021 al alcanzar un valor de $5.757 millones. Estos se dividieron en $2.289 millones en renta fija, $2.805 millones en renta variable y $663 millones en derivados.

Por el lado de las utilidades, el EBITDA consolidado del primer trimestre del año finalizó en $15.016 millones, presentando una disminución de 13% frente al mismo periodo del año pasado. En cuanto a la utilidad neta, el reporte también presentó una disminución de 76% en comparación con el primer trimestre de 2020, finalizando en $8.892 millones.

“Nuestra apuesta en mayor digitalización, más inversionista retail operando en el mercado y nuevos negocios digitales presentan crecimientos de doble digito en el primer trimestre de 2021”, agregó Córdoba.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

El euro sube a máximos de dos meses tras los datos de empleo de EE.UU.

El euro se apreció por encima de US$1,2 debido a los datos de empleo débiles en EE.UU.

Publicado

on

El euro se ha apreciado este viernes a máximos de los dos últimos meses, por encima de US$1,2150, tras la publicación de datos de empleo débiles de Estados Unidos (EE.UU.), que alejan la posibilidad de que se reduzcan pronto los estímulos monetarios en ese país.

El euro se cambiaba hacia las 15.00 horas GMT a US$1,2143, frente a los US$1,2060 en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó el cambio de referencia del euro en US$1,2059.

Lea también: La Fed y el BCE dan ‘palos de ciego’ ante la pandemia

La tasa de desempleo en Estados Unidos subió en abril a 6,1%, una décima más que en marzo, y se crearon 266.000 nuevos empleos, dato muy inferior al millón de empleos que esperaban los analistas y que muestra una desaceleración en el mercado laboral que rompe con la tendencia registrada en los últimos meses a medida que se consolida la recuperación económica.

Estas cifras presionaron con fuerza a la baja la cotización del “billete verde”.

Los analistas de Monex Europe consideran que el mercado parece ignorar de momento la posibilidad de que se suspendan las patentes de las vacunas contra la covid-19, algo que podría frenar la producción de los preparados y los programas de vacunación, prolongando más la pandemia.

Lea también: Unión Europea cerrará el mayor negocio de vacunas del mundo con Pfizer

Además, el euro se había apreciado anteriormente después de que el gobernador del Banco Central de Letonia, Martins Kazaks, dijera en una entrevista con Bloomberg TV que el BCE podría decidir en la reunión de junio reducir el ritmo de compras de deuda de la zona del euro si las condiciones de financiación se mantienen favorables.

La moneda única se cambió en una banda de fluctuación entre US$1,2053 y us$1,2151.

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

Las peticiones del Comité del Paro superarían los $80 billones

Para financiar las peticiones, el Comité Nacional del Paro ha propuesto alternativas como solicitar préstamos al Banco de la República.

Publicado

on

El Comité Nacional del Paro presentó ayer un pliego de siete peticiones al Gobierno Nacional, basado en los argumentos de la ciudadanía y en la búsqueda de consensos que permitan el cierre de las manifestaciones que iniciaron el pasado 28 de abril. Sin embargo, el costo fiscal que involucraría llevar a cabo una parte de dichas solicitudes sería elevado.

Las peticiones comprenden el retiro del proyecto de la reforma a la salud, la defensa de la producción nacional y el empleo, el apoyo al sistema educativo público mediante la matrícula cero y la no alternancia educativa, una renta básica de al menos un salario mínimo mensual, la detención de erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato, garantías a la vigencia de los derechos de las mujeres, así como la derogatoria del Decreto 1174.

Según calculos realizados por el diario La República, llevar a cabo al menos tres de las siete peticiones ya mencionadas tendría un costo de $81 billones, suma que superaría hasta cinco veces el recaudo previsto por la nueva reforma tributaria, que llegaría a $14 billones. Dichos números reflejarían la necesidad de hasta cinco reformas tributarias para asumir el costo de las peticiones del Comité del Paro

Lea también: Nueva reforma tributaría recaudaría 14 billones: ministro de Hacienda

Solo en el caso de la renta básica, el monto total de dicho apartado sería de $73,93 billones al año, teniendo en cuenta que ese aporte mensual de $908.526 llegaría a 6,2 millones de hogares en condición de pobreza, los cuales a su vez estarían compuestos por 3,1 personas en promedio, según cálculos del Dane.

Frente a esa eventualidad, el Comité Nacional del Paro ha sugerido que dichos recursos pueden lograrse mediante la solicitud de préstamos al Banco de La República, así como el uso de las reservas internacionales, la renegociación de la deuda externa y la eliminación de exenciones tributarias a grandes empresas y capitales, según informó El Tiempo.

Otros cálculos del valor de las peticiones del Comité, como el que realizó la revista Semana, que se centró en los dos puntos que se pueden cuantificar a la fecha (renta básica y apoyo al sistema educativo), reveló que su costo aproximado podría llegar a los $60 billones anuales. Para lograr dicho monto se necesitarían más de cuatro reformas tributarias como la que planea el Gobierno.

Esta discusión se abordaría en la reunión entre el Gobierno Nacional y el Comité del Paro, que está programada para este lunes 10 de mayo. Antes de dicho encuentro, la administración de Iván Duque ha sostenido reuniones con los alcaldes y gobernadores del país, así como los senadores y miembros de la Cámara de Representantes, que se espera continuen hasta mañana.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado