Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

El supermercado en línea que llega a los lugares más remotos de Colombia

Como si lo hubieran previsto, la compañía arrancó operaciones unas semanas antes de que el COVID-19 se esparciera por el territorio nacional, lo que produjo un acelerado crecimiento desde el principio.

Publicado

on

Camilo Jaramillo, gerente de La Vital.

Aunque la adopción del comercio electrónico se ha triplicado en Colombia este año por el encierro de la pandemia, comprar en línea es todavía un privilegio en Colombia.

No solo porque hay 20 millones de colombianos que no tienen acceso a internet de banda ancha, sino porque la presencia de las más grandes plataformas se concentra en las ciudades más pobladas. Esa otra Colombia es el mercado que quiere conquistar La Vital, una plataforma fundada por empresarios del Valle del Cauca, que desde ese departamento despacha a 800 municipios del país.

“Tenemos un propósito superior, generar bienestar y transformar vidas. Siempre garantizamos un ahorro”, le dijo a Forbes Camilo Jaramillo, gerente de La Vital. “Desde el principio es que nos vamos a focalizar en la otra Colombia, no nos intimidan los municipios lejanos, es la forma de hacer patria”.

Siga todas las historias de Negocios en nuestra sección especializada

Como si lo hubieran previsto, la compañía arrancó operaciones unas semanas antes de que el COVID-19 se esparciera por el territorio nacional, lo que produjo un acelerado crecimiento desde el principio. Iniciaron con un capital de $20.000 millones, que serán asignados principalmente en tecnología y marketing.

Entre los inversionistas en este proyecto conjunto están empresas emblemáticas del Pacífico colombiano como JGB, Racamier, Carval, Tecnoquímicas, Manitoba, Agrícola Himalaya, Sumiquín, Huevos Santa Anita, Rivercol, entre otras.

Con el pasar de las semanas se han ido sumando proveedores como Colombina, Harinera del Valle, Manuelita, Casa Luker, Nestle, Grupo Familia y Brinsa.

Desde un hogar en San Jacinto (Bolívar) o en Chigorodó (Antioquia) pueden entrar a la plataforma de La Vital para escoger lo que necesitan desde un catálogo digital desde el que se van integrando diversos productos al carrito de compras. Una vez listo el pedido, se hace el pago en línea y llega en un máximo de 48 horas.

Mientras tanto, el equipo de La Vital, que con mucha más facilidad también tiene la capacidad de distribuir en Bogotá, Medellín, Barranquilla y por supuesto Cali, organiza las cajas de entrega desde una bodega al estilo de Amazon ubicada en la autopista entre Cali y Yumbo. “Armamos micropedidos”, explica Jaramillo, quien tiene amplia experiencia en el consumo masivo en compañías como Avon, Colgate, Gillete y Quala.

Bodega de La Vital en la autopista Cali-Yumbo en Valle del Cauca.

En 90 días de haber lanzado, alcanzaron 28.000 usuarios que habían comprado desde la plataforma y están trabajando fuerte para llegar a los 100.000. La estrategia prevé no tener tantos productos (una tienda promedio puede llegar a tener 3.000), sino vender los 600 más estratégicos. “Entendemos que es lo que está demandando el consumidor”, cuenta Jaramillo. A futuro les gustaría tener más bodegas en Cali, Bogotá y Barranquilla, que reduciría mucho más los tiempos de entrega.

Este proyecto tiene sus orígenes en compañías de amplia tradición, pero en su operación funciona con alma de startup. Para mantenerse en ese ritmo, en su junta directiva tienen, por ejemplo, a Mariajosé Satizábal, quien es cofundadora de Chiper, una prometedora startup colombiana.

En general, son un equipo joven que no pasa de los 30 años. “Nos demoramos un año creando el back, que lo implementamos con el ERP de SAP, sin dejar de facturar un solo minuto”, comenta Jaramillo. “El front fue desarrollo propio del equipo de La Santé y La Vital, y estamos licitando con unas cuatro compañías para el desarrollo de la aplicación móvil”.

Publicidad
Publicidad