Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Los efectos que tendría el piso de protección social en las mujeres

Dado que las mujeres son las que trabajan menos tiempo completo, en principio el mecanismo va a beneficiar más que proporcionalmente al segmento femenino, dicen algunas expertas. Sin embargo, ven riesgos en dicha figura y ajustes que se podrían contemplar.

Publicado

on

Foto vía EFE

A través del decreto 1174 el 27 de agosto quedó reglamentada la figura del piso de protección social, la cual crea un mecanismo de ahorro y protección para la vejez para aquellos que no alcancen a recibir un salario mínimo mensual como ingreso debido a que trabajan tiempo parcial, dato que en Colombia ascendería a los 9 millones de personas, de acuerdo con el Ministerio de Trabajo.

La norma ha tenido voces en contra, entre las que están las de las centrales obreras y las confederaciones de pensionados del país que indican que dicho mecanismo es una reforma laboral que atenta contra los derechos de los trabajadores, razón por la que demandarán el decreto y convocaron a una manifestación la otra semana.

Sobre ello, el presidente, Iván Duque, ha dicho que el mecanismo “no es reforma laboral ni pensional. Tampoco desmejora condiciones de los trabajadores formales y no promueve una nueva forma de contratación; es solucionar una desigualdad histórica de colombianos que no tienen una protección para la vejez”.

Lea también: Demandarán el decreto que reglamenta el piso de protección social en el país

Pese a dicho debate, dadas las particularidades de la figura que busca brindarle un mínimo de garantías en seguridad social a las personas sin capacidad de pago por su trabajo tiempo parcial, mediante la afiliación a salud subsidiada, la vinculación a los Beneficios Económicos Periódicos (Beps) y un seguro, Forbes consultó a expertos en la materia para saber cuáles podrían ser los efectos de dicha medida en las mujeres.

Lo anterior, dado que estas suelen requerir mayor flexibilidad al momento de trabajar para poder ejercer tareas de cuidado del hogar, entre otras, lo cual termina afectándolas y haciendo que se queden en la mayoría de casos por fuera de la formalidad, entendida en gran medida como cotización a seguridad social.

Lea también: MinTrabajo se estrena con decreto de piso de protección social

Impacto en la población femenina

Según explicó María del Pilar López, docente e investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes, dado que las mujeres son las que trabajan menos tiempo completo, en principio el piso de protección social va a beneficiar más que proporcionalmente al segmento femenino, como por ejemplo a aquellas que trabajan en servicios domésticos.

Para López, dicho mecanismo intenta atacar la desprotección, uno de los factores que determinan las brechas de género. En sus palabras, esta brecha se da principalmente por tres problemas: exclusión social, menor acceso a distintos recursos; vulnerabilidad, al tener mayores responsabilidades como la economía del cuidado y, por último, la ya citada desprotección, que se traduce en menor acceso de las mujeres a la protección social desde la perspectiva del mercado laboral.

Lea también: Pandemia amplía brecha de pobreza entre géneros, mujeres las más afectadas: ONU

Desde el punto de vista de Cristina Fernández, investigadora de Fedesarrollo, “sin duda este mecanismo es beneficioso para las mujeres. No sólo porque facilita la flexibilidad sino también porque beneficia a quienes ganan menos de un salario mínimo, que en su mayoría son mujeres”.

En contraste con lo mencionado, Maribel Castillo, directora del programa de Economía de la Javeriana Cali, aseguró que el piso de protección social podría, por ejemplo, terminar impactando negativamente a las mujeres en el servicio doméstico, uno de los renglones más afectados por la pandemia.

Para ella queda la duda de que aunque “el Gobierno habla de que no se cambian las relaciones laborales, dado que ya se perdieron muchos puestos de trabajo en dicho sector, ¿al volver a engancharse sería bajo esa modalidad?”; de ser así, podrían verse desprotegidas bajo las nuevas condiciones.

Lea también: Por la crisis, el 65% de las mujeres ocupadas en el país podrían perder su empleo

Castillo añadió que “según el Dane más del 90% de los que ganan menos de un mínimo son informales y casi el 80% aseguran ser independientes, entonces el aporte del 15% recaería más sobre el trabajador y no sobre el empleador como se pretende mostrar”.

Para Jorge Llano, vicepresidente Técnico de Asofondos, aunque es positivo que dicha medida reconoce que hay un gran número de personas en el país que ganan menos de un salario mínimo y busca brindarles una solución, lo que más aportaría a la flexibilidad laboral que necesitan las mujeres, que por ende apoyaría su formalización, sería permitir la cotización al sistema pensional por horas.

Propuestas de mejora

Para Mauricio Olivera, expresidente de Colpensiones y director de Econometría, el piso de protección social es una política para todos los trabajadores tanto hombres como mujeres. Aunque debe haber políticas que mejoren el mercado laboral pensando en todos, “creo que en el tema de desempleo femenino que es uno estructural, se deben estudiar políticas de empleo diferenciales para mujeres, más allá del piso de protección social que es general”.

Olivera añadió que en una reforma laboral, se puede buscar ‘feminizar’ las leyes laborales, ejemplo, tener horarios flexibles para mujeres con el fin de que puedan cumplir sus labores de cuidado y otras, aunque es complejo para algunas industrias, se podría revisar. La otra línea que debería revisarse está relacionado a una remuneración por la economía del cuidado, dijo.

Lea también: Vicepresidencia propone crear fondo multilateral para apoyar a mujeres de Latinoamérica

“En la reforma pensional se ha pensado mucho que, por ejemplo, por cada hijo que tenga la mujer (…) tal vez se podría crear un subsidio por las semanas que no trabajó para que se cotice en pensiones. Es pensar en políticas con enfoque de género”, resaltó Olivera.

Por su parte, Llano, vicepresidente Técnico de Asofondos, resaltó que aunque el piso de protección social le da una opción a quienes ganan menos de un salario mínimo mensual para poder acceder a seguridad social, el mecanismo de los Beps mediante el cual se vinculan a un ahorro para la vejez no es el más adecuado para el objetivo final que es que la gente tenga un mayor ingreso en esa etapa de la vida.

En línea con lo que ya había mencionado, Llano reiteró que sería mucho más óptimo que dicha población pudiera cotizar al sistema formal de pensiones mientras se les permita hacerlo mediante la cotización por horas, la cual podría realizarse a través del régimen de ahorro individual con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) o el régimen de prima media con Colpensiones. Lo anterior, porque estos podrían ofrecerle mayores beneficios que con los Beps.

Pros y contras del piso de protección social

Para Fernández, la experta de Fedesarrollo, entre las ventajas está que beneficia a cerca de 9 millones de trabajadores que ganan menos de un salario mínimo y no tienen posibilidades de acceder a los beneficios de seguridad social, a no ser que lo hagan sobre una base muy superior a su ingreso; aumenta la protección para la vejez de estos trabajadores; flexibiliza el mercado de empleo formal, lo que facilita la creación de nuevos trabajos, entre otros.

En línea con lo anterior, López, docente de Los Andes, expresó que “es una ley que va a reducir en principio la informalidad laboral porque va a empezar a vincular a las personas a protección social”. Sin embargo, los contras es que puede tener incentivos malos porque “va a existir el riesgo de que los empleadores opten por este mecanismo para reducir el tiempo que trabajan sus empleados disminuyendo sus costos y aportes a seguridad social. Se corre el riesgo de precarizar el trabajo formal”.

Lea también: Mujeres y población de bajos ingresos, los de menor acceso al crédito en la crisis

De acuerdo con Fernández, “si bien puede generar arbitraje, no es cierto que toda la fuerza laboral se va a volcar sobre el trabajo de tiempo parcial. Ese era el miedo cuando se creó la cotización por semanas y el arbitraje ha sido muy limitado. Lo que se está creando es la posibilidad de cotizar, la posibilidad de trabajar por horas ha existido toda la vida, lo que pasa es que ahora existe la posibilidad de hacerlo de manera formal”.

Por último, Olivera dijo que en principio la idea de crear el piso de protección social es buena porque busca cubrir a los que tienen empleo parcial y ganan menos de un mínimo. Pero agregó que “es necesario aceptar que hay diferentes formas de trabajo, pocos trabajan de 8 a 6 con un ingreso fijo y estable en la oficina y menos ahora con la economía colaborativa (…) Creo que es necesario que en la siguiente reforma laboral las normas busquen ir en línea con los nuevos trabajos”, aseguró.

Actualidad

Gobierno busca llenar más de 4.700 vacantes en zonas apartadas del país

Hasta el 20 de febrero estarán habilitadas las inscripciones al proceso meritocrático en los municipios que hacen parte del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdef), afectados por el conflicto armado.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Según informó Función Pública, hasta el 20 de febrero la Comisión Nacional del Servicio Civil (Cnsc) habilitará las inscripciones al proceso meritocrático de más de 4.700 vacantes en 161 municipios Pdet, territorios priorizados por el Gobierno al ser los más afectados por el conflicto armado.

La Cnsc informó que se ofertan un total de 4.723 empleos, de los cuales 1.192 son para el nivel profesional, 1.553 para técnicos, 1.976 para nivel asistencial, 1 para asesor y 1 para directivo.

A su vez, la entidad resaltó que este proceso de selección cuenta con requisitos especiales, entre los cuales deberán cumplir al menos uno de los siguientes: haber nacido en alguno de los 170 municipios Pdet, estar inscrito en el registro único de población desplazada o el de víctimas, hacer parte del Sistema de Información de la Agencia para la Reincorporación y Normalización, entre otros.

Lea también: La Dian abre 1.500 vacantes, pero hay que pagar para participar

“En virtud a lo establecido en el Decreto 1038 de 2018, los aspirantes a esta convocatoria no pagarán derechos de participación. Sin embargo, deberán realizar todo el proceso de registro en el Sistema de Apoyo para la Igualdad, el Mérito y la Oportunidad (SIMO) para tener acceso a la convocatoria, y así efectuar el proceso de inscripción en el empleo de su preferencia”, detalló la Comisión.

Para el director de Función Pública, Fernando Grillo, “el 2021 será un año para nuevas oportunidades y vinculaciones de los mejores perfiles profesionales en el Estado, para fortalecer la gestión de la administración pública y mejorar la institucionalidad en la Colombia profunda”, razón por la que destacó la importancia de la convocatoria actual.

Aquí puede encontrar mayor información de la convocatoria.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

China, la única potencia mundial que pudo crecer su PIB en 2020

Las autoridades hablan de una “recuperación sostenida” a lo largo de un año que comenzó con un desplome económico en el primer trimestee.

Publicado

on

Foto: Reuters.

En un 2020 marcado por la recesión global provocada por la covid, la economía china fue de las pocas en resistir al crecer un 2,3 % gracias al control de los contagios, la demanda internacional de productos relativos a la pandemia o las políticas de estímulo impulsadas por las autoridades.

A pesar de suponer la evolución del producto interior bruto (PIB) más baja desde 1976, la cifra publicada hoy por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) es “mejor de lo esperado”, y también lo es para los analistas e instituciones internacionales, que pronosticaban un avance de en torno al 2 %.

De cumplirse las previsiones a nivel mundial, los datos confirmarían a China como una de las pocas economías globales en registrar expansión económica en 2020 y, especialmente, como la única de las potencias en conseguirlo.

Siga la información de economía y negocios en Forbes Colombia

En términos nominales, la riqueza total de China ascendió el año pasado a 101,6 billones de yuanes (15,68 billones de dólares, 12,98 billones de euros), una cifra muy celebrada por la prensa oficial debido a que es la primera ocasión en la que el indicador supera el centenar de billones.

“En los últimos 20 años, nuestro PIB se ha multiplicado por diez, y esperamos que (el PIB de China) suponga el 17 % del total mundial en 2020 por segundo año consecutivo”, explicó el director de la ONE, Ning Jizhe, en una rueda de prensa celebrada en Pekín.

Recuperación ‘sostenida’

Las autoridades hablan de una “recuperación sostenida” a lo largo de un año que comenzó con un desplome económico del 6,8 % interanual entre enero y marzo, los meses más duros de la pandemia en China, que vinieron acompañados de semanas de parálisis económica tras el Año Nuevo lunar.

No obstante, la reactivación de la actividad a partir de abril supuso aumentos del 3,2 % en el segundo trimestre, del 4,9 % en el tercero y, finalmente, del 6,5 % interanual en el cuarto, cifra que no solo supone un regreso a las tasas de crecimiento previas a la pandemia sino el mayor avance trimestral en dos años.

Cabe recordar que, por primera vez desde 2002, China no se marcó un objetivo específico de crecimiento para 2020 debido a la pandemia.

En 2020 las rentas disponibles per cápita se elevaron un 2,1 % ajustado interanual hasta situarse por encima de los 32.000 yuanes (4.960 dólares, 4.110 euros), muy por debajo del avance del 5,8 % de 2019.

“El crecimiento de los ingresos todavía está por alcanzar los niveles anteriores a la pandemia. (…) Como el sector privado supone más del 85 % del empleo urbano, se necesita una recuperación sostenida que impulse las rentas para una recuperación económica completa”, advierte Jingyang Chen, economista de HSBC.

Conseguidos estos hitos, ahora el debate en Pekín parece centrarse en la manera y el momento de ir retirando las políticas de estímulo introducidas a lo largo de 2020 para reducir los riesgos financieros y de apalancamiento.

¿Recuperación desequilibrada?

También se hicieron hoy públicos otros datos como las ventas minoristas, que cayeron un 3,9 % interanual, y la producción industrial, que avanzó un 2,8 % en el global del año.

Algunos analistas apuntan que la recuperación en China ha venido dada por el lado de la oferta más que por el de la demanda, poniendo como ejemplo el hecho de que en diciembre las ventas minoristas crecieron menos de lo esperado (+4,6 %) mientras que la producción industrial batió los pronósticos (+7,3 %).

“Hay un margen tremendo de crecimiento en el consumo doméstico (…), tenemos que mejorar el poder adquisitivo de los residentes y mejorar nuestras políticas de consumo”, reconoció hoy Ning, quien prefirió centrarse en la diversidad de industrias y la “fluidez” de la logística china, que permitieron satisfacer la demanda internacional de productos médicos o electrónicos, muy requeridos en la pandemia.

El consumo crecerá a corto plazo debido a que los hogares gastarán los ahorros extra acumulados durante un 2020 en el que los ciudadanos optaron por la prudencia ante la incertidumbre de la evolución económica, prevé Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics.

Por otra parte, la inversión en activos fijos creció un 2,9 %, y la tasa oficial de desempleo urbano se mantuvo en los mismos niveles que en 2019 al situarse en un 5,2 %.

De más a menos en 2021

De cara a 2021, las autoridades saben que la pandemia sigue siendo un peligro, máxime cuando en China se están registrando rebrotes no vistos desde hacía meses, algo que pone en peligro el transcurso normal de las celebraciones del Año Nuevo lunar, tradicional época de consumo al tratarse de la festividad más importante del año en el país asiático.

“Las bases de la recuperación económica en China todavía no son estables”, indicó Ning, quien reconoció las “incertidumbres” que estos últimos rebrotes han supuesto a nivel económico pero aseguró que los riesgos son “controlables” gracias a la “experiencia acumulada” en la lucha contra la pandemia y a las campañas de vacunación recientemente iniciadas en el país.

Para Tommy Wu, analista de Oxford Economics, los temores a los rebrotes y el descenso de los viajes por el Año Nuevo con respecto a las previsiones podrían afectar a la evolución del primer trimestre, aunque descarta un “gran impacto económico” debido a la gestión que China ha hecho de anteriores rebrotes.

Para el global del año, el experto cree que el crecimiento irá gravitando hacia áreas como el consumo y la inversión corporativa, alejándose así de la infraestructura y la inversión inmobiliaria.

Evans-Pritchard prevé que la fuerza del último trimestre de 2020 se traslade a la primera mitad de 2021 gracias al efecto que todavía tienen los estímulos sobre la industria o la construcción, así como al efecto de las reducidas bases comparativas de los dos primeros cuartos del año pasado.

Sin embargo, el analista cree que, a medida que se extiendan las vacunaciones a nivel mundial, la demanda de productos chinos caerá, y que Pekín retirará parcialmente sus políticas de ayuda a lo largo del año, por lo que espera tasas de crecimiento menos espectaculares en la segunda mitad de 2021.

EFE

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Trabajadores en Colombia retiraron $6,2 billones en cesantías durante 2020

La cifra, equivalente a los afiliados en fondos privados, aumentó en 4,2% si se tiene en cuenta que en 2019 se retiraron $5,95 billones, según Asofondos. Entre caída de ingresos y terminación de contrato, los recursos utilizados fueron más de $2,5 billones.

Publicado

on

Foto: Diana Rey/Forbes Colombia

Según información de Asofondos -gremio que reúne a los fondos privados de pensiones y cesantías-, durante el año pasado los trabajadores afiliados a las AFP utilizaron de su ahorro en cesantías $6,2 billones cuyo uso en más de una tercera parte (más de $2,5 billones) se explicó por terminación de contrato y caída de ingresos.

Asofondos explicó que más de 1,5 millones de personas usaron las cesantías por los dos fines mencionados previamente, así mismo, aseguró que el único rubro que creció con respecto a 2019 fue el de terminación de contrario. Este pasó de $2,05 billones en 2019 a $2,2 billones en 2020.

Lea también: Casi la mitad del retiro de cesantías en la pandemia ha sido por la crisis laboral

Por otro lado, el reporte de Asofondos dice que los retiros asociados a vivienda y educación alcanzaron los $3 billones y $489.000 millones, respectivamente. “Al observar lo ocurrido en 2020 frente a 2019, vemos una caída del 5,6% en todos los usos relacionados con vivienda; en tanto que en educación el monto se contrajo en 18%”, aseveró Santiago Montenegro, presidente de la Asociación al resaltar que otros usos permitidos y menos relevantes sumaron el restante ($139.000 millones).

La agremiación también dijo que en el país más de 10 millones de trabajadores, en su mayoría con ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos, cuentan con un ahorro en cesantías que alcanza los $20 billones. “Estos recursos están disponibles para que, especialmente, el trabajador se proteja, por ello insistimos en que ese ahorro debe preservarse y fortalecerse”, enfatizó Montenegro.

Por último, el líder gremial destacó que “lo que nos muestra el balance es que las cesantías efectivamente han cumplido con su función primordial: proteger al trabajador frente a contingencias laborales. En el año que acaba de pasar vimos, por ejemplo, que entre terminación de contrato y caída de ingresos, los trabajadores usaron más de $2,5 billones, de los cuales más de $355.800 millones permitieron compensar la caída de ingresos de miles de personas afectadas”.

Hay que recordar que el 15 de febrero los trabajadores dependientes recibirán por parte de sus empleadores esta prestación salarial (cesantías) que equivale a un salario dentro del último año laborado (o su equivalente si el periodo trabajado es inferior).

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Inversión extranjera directa en Colombia cayó US$3.677 millones en 2020

El año pasado el país recibió US$6.788 millones por dicho concepto, lo que significó un descenso de 35,1% frente a los US$10.465 millones de 2019, según cifras preliminares del Banco de la República.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

El Banco de la República publicó su más reciente informe de ‘Estadísticas monetarias y cambiarias’, en el que reveló que al 31 de diciembre de 2020 la inversión extranjera directa que entró a Colombia se redujo en 3.677 millones de dólares, según cifras preliminares.

Mientras que al 31 de diciembre de 2019 la inversión que entró al país totalizó US$10.465 millones, al mismo periodo de 2020 Colombia tan solo logró US$6.788 millones por dicho concepto, cifra que se traduce en una caída de 35,1% anual.

Lea también: A noviembre la inversión extranjera directa se redujo en US$3.463 millones

En el acumulado del último mes de 2020, las cifras preliminares del Emisor detallaron que la inversión que llegó a Colombia fue US$634,4 millones, dato inferior en 25,3% frente a los US$849,7 millones recibidos en diciembre de 2019.

En términos generales, tanto el sector de industrias extractivas como el que no pertenece a este presentaron caídas en la inversión atraída al país durante el año pasado, uno de los más difíciles para la economía colombiana en su historia reciente por la crisis derivada del coronavirus.

Siga toda la información de la economía y las finanzas en Forbes Colombia

Así las cosas, el renglón de petróleo, hidrocarburos y minería dejó de recibir US$2.935,1 millones por dicho concepto si se compara con la cifra obtenida entre 2019 (US$6.858,4 millones) y 2020 (US$3.923,3 millones), un descenso de 42,8%.

Respecto al sector no minero-energético la inversión extranjera directa pasó de ser US$3.606,6 millones en diciembre de 2019 a US$2.864,7 millones en el último mes de 2020. La diferencia es de US$741,9 millones, lo que representó una caída de 20,6%.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

‘Cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos’: Anif

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) advirtió que las medidas restrictivas no tienen beneficios claro, pero sí graves impactos en la economía nacional.

Publicado

on

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) cree que las medidas restrictivas que se han impuesto en las principales ciudades suponen un obstáculo claro para la recuperación económica de 2021.

En su más reciente comentario económico, el centro de pensamiento advierte que es necesario que las medidas implementadas, tanto por el Gobierno Nacional como por los entes locales, se deben hacer con el objetivo de “estar un paso adelante”.

“Los casos más exitosos en el mundo en la contención de la pandemia se caracterizan por un esfuerzo permanente en el rastreo y seguimiento de las cadenas de contagio”, dijeron en su informe. En cambio, como ya lo hemos demostrado, las cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos significativos y duraderos”.

Lea también: Ministerio de Hacienda analiza la posible venta de ISA

Advierten que todas estas restricciones que enfrenta el país deben tener un efecto temporal y que, con el proceso de la vacunación que se ha anunciado iniciará en febrero, se retome la senda de reactivación económica y generación de empleo”.

Se recupera el empleo

En su comentario económico, Anif advierte que el país ya ha visto una recuperación en materia laboral. Sin embargo, aún hay riesgos visibles, que podrían afectar dicha reactivación.

“Al analizar la serie corregida por efectos calendario y estacionales, se observa que la población ocupada creció en cerca de 165.000 personas desde el mes de octubre, lo que indica que los movimientos en la TD responden a dos factores, la salida de personas de la población activa y la recuperación del empleo”, destacan.

Al analizar la pérdida de empleo y de ingresos, dicen, el panorama es poco alentador. Según sus cálculos, para noviembre del año pasado, estiman que la pérdida de ingresos laborales de los hogares
sumó $1.67 billones, similar a la cifra del mes anterior ($1.64 billones) y ligeramente superior al valor
de marzo.

“Con lo anterior, el ingreso laboral perdido acumulado entre marzo y noviembre asciende a los $29.6 billones, es decir cerca de 2.8% del PIB”, advirtieron.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado