Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Rappi vive un buen 2020: sus planes de crecimiento se aceleraron con la pandemia

Rappi comenzó su recorrido por Latam hace cinco años, tiempo en el cual no sólo se ha expandido por la región y levantado casi 1,400 millones de dólares en inversiones, sino que también ha construido un negocio diverso, que va más allá del delivery.

Publicado

on

Simón Borrero, cofundador y CEO de Rappi. Foto: Andrés Rodríguez/Forbes Latam.
Rappi

Por: Alejandro Medina y José Caparroso

Para concretar la inversión más importante que el poderoso ceo de SoftBank, Masayoshi Son, ha hecho en América Latina, se necesitó de una visa exprés y un viaje de casi 24 horas de duración entre Bogotá, Colombia, y Tokio, Japón.

Era a mediados de marzo del año pasado, cuando los colombianos Simón Borrero, Sebastián Mejía y Felipe Villamarín, fundadores de Rappi, luego de semanas enteras de conversaciones, finalmente habían sido citados por el magnate. Quería verlos “lo antes posible”, en Asia.

Sin embargo (los tres emprendedores así lo recuerdan), cruzar el mundo no les resultaba sencillo en aquel momento, en especial porque no contaban con la visa para ingresar al país nipón, trámite que podría demorar hasta 15 días. Era un tiempo que no podían darse el lujo de perder, pues también perderían aquella cita.

Los emprendedores, preocupados por la situación, avisaron a Marcelo Claure, hoy Chief Operating Officer (coo) de SoftBank, su principal contacto en la ecuación, sobre lo que les había impedido, hasta ese momento, subir a un avión rumbo a Japón.

Él, simplemente, les pidió que esperaran unos minutos. Así lo hicieron, pero estaban intranquilos. Apenas tres horas después, en sus pasaportes se podía ver el sello que les permitiría, finalmente, entrar al País del Sol Naciente.

Era claro que Masayoshi quería verlos y había movido rápidamente sus influencias para lograrlo. Cuarenta y ocho horas después, aún con el jet lag encima, los tres estaban sentados, desayunando a la mesa de Son, el ostentoso inversionista japonés que ha financiado el ascenso de grandes globales, como Alibaba, Uber, Didi o, inclusive, el problemático coworking WeWork, escuchándolo hablar en su majestuosa casa y cerrando la transacción más importante de sus vidas: una inversión de 1,000 millones de dólares (mdd), acuerdo que valuó a Rappi en 3,500 mdd, según personas familiarizadas con la transacción.

“En ese momento teníamos otras propuestas de inversionistas, pero llegó la de SoftBank y ahí nos quedamos”, dice el cofundador y ceo de Rappi, Simón Borrero, en entrevista con Forbes México. Del otro lado de la acera, la confianza en el modelo de negocio de Rappi está más que presente; así lo expresa Marcelo Claure, coo del banco japonés y cocreador del Innovation Fund de 5,000 mdd que la entidad japonesa creó para Latinoamérica.

“Creemos firmemente en las tendencias seculares que impulsan el negocio de Rappi: la digitalización de la vida cotidiana, desde los alimentos hasta los supermercados y los servicios financieros. También creemos firmemente en el modelo comercial de Rappi, [que consiste en] agrupar múltiples ofertas dentro del mismo producto y convertirse realmente en parte de la vida de sus clientes”, expone.

CRECIMIENTO

La inversión del banco japonés acaparó la mirada del mundo, que presenció, así, la coronación del desarrollo que la compañía de origen colombiano había comenzado desde finales de 2015.

Cuando echaron a andar la firma Rappi, los tres emprendedores eran aún bastante jóvenes; ninguno había superado los 30 años de edad. Sin embargo, ya contaban con experiencia abriendo empresas y, más aun, la tenían en temas relacionados con innovación.

El antecedente fue Grability, un estudio de software con el que desarrollaron una tecnología que licenciaron a grandes supermercados del mundo, como Walmart, en Estados Unidos, y Reliance, en la India; pero la lentitud con la que se activaban los procesos con este tipo de empresas los animó a aventurarse a trabajar en nuevas propuestas.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Nos creíamos capaces de ser la nueva revolución en logística, pero el proyecto inicial de Rappi, en el fondo, se trataba de ser una tiendita de barrio, con 500 productos”, evoca Villamarín.

“Estábamos entre dos proyectos, así que nos fuimos a una finca, mes y medio, con 15 desarrolladores, a sacar el código, para no perder el tiempo”, agrega.

Fue de ese “cónclave” de programadores de software que resultó un desarrollo logístico para tres cosas: un supermercado, restaurantes y un botón de antojo. Justo con esta idea es que comezaron en Colombia y, posteriormente, apenas alrededor de cuatro meses después, saltaron a México, un país que consideraban esencial para concretar su crecimiento de cara al futuro.

“México siempre fue un país prioritario para Rappi. Desde que llegamos allá y comenzamos, siempre tuvimos esto en la cabeza. Nos decían que nos enfocáramos, primero, sólo en el mercado local colombiano, pero nunca fuimos buenos escuchando ese tipo de consejos”, afirma Sebastián Mejía, cofundador y presidente de la plataforma.

Incluso, hay una anécdota de sus primeros días por nuestro país. Cuando todavía no tenían tantas alianzas con restaurantes, a través de su botón Rappi Favor (que permite pedir cualquier cosa a domicilio), veían que surgía un pico de pedidos desde una esquina muy particular en la colonia Condesa: La Esquina del Chilaquil.

“Esto pasaba mucho orgánicamente, así que fuimos a visitarlos y les dijimos: ‘Ésta es su oportunidad de digitalizarse’. Luego de mucho platicar, integramos oficialmente [esta firma] a Rappi y empezaron a tener un crecimiento impresionante”, recuerda Mejía.

Pero, mientras todo este crecimiento en ambos países se gestaba, y muchísimo antes de que apareciera SoftBank en su horizonte, la compañía empezaba a visualizar también la posibilidad de levantar capital. Entrados en 2016, en su etapa más temprana, se propusieron entrar a Y Combinator, la aceleradora de startups más relevante del mundo, ubicada en Silicon Valley.

Las cosas salieron bien y, tras encontrarse cara a cara, en una entrevista de 10 minutos, con Paul Buchheit, el creador de Gmail, y otro grupo de especialistas, finalmente los aceptaron en su programa. Tras ese hecho, el fondo Andreessen Horowitz invirtió, en una ronda semilla, 9 millones de dólares en la empresa.

Sigue la información sobre la economía y los negocios del Sudamérica en Forbes Colombia

“Volvimos a Latinoamérica creyendo que teníamos dinero para cuatro años, pero, como seguimos creciendo súper rápido, el dinero se consumió”, expresa el ceo de Rappi.

Después de esta primera inversión, y tras ser “bateados” por otros 42 fondos que les cerraron las puertas cuando buscaban una nueva ronda ya de serie A, la compañía consiguió una cita en Sequoia Capital, el legendario fondo que ha respaldado a Apple, Google, Youtube, Zoom y más.

El hecho culminó en una nueva inversión de 52.8 mdd del fondo, misma que les permitió saltar a los mercados brasileño y argentino. Fue este respaldo el que los llevó a convertirse en un imán para nuevos inversionistas.

Esto porque, posteriormente, la empresa concretó otras dos inversiones importantes: una de Delivery Hero, de 130 mdd, y otra de 200 mdd de DST Global. De esta manera, en total, la firma suma hoy 1,391.8 mdd en capital, ya incluida también la ronda de SoftBank.

Pero no sólo fue el aval de los inversionistas hacia la compañía, hoy con presencia en nueve países y 205 ciudades de la región, lo que hizo que las miradas voltearan hacia ellos, sino también el cómo la compañía fue acrecentando su negocio paulatinamente, el cual, de acuerdo con los emprendedores, cada año registra un crecimiento de 3x.

Y es que, si bien en un inicio la compañía llegaba, principalmente, a la mente de sus consumidores porque podía llevarles a cualquier lugar la comida de su restaurante favorito, a través del servicio de delivery proporcionado por sus Rappitenderos (nombre con el que se conoce a sus repartidores), a partir de la llegada del banco japonés la compañía pasó a hacer muchas otras cosas más.

Rappi apostó a la diversificación de su oferta, la cual hoy cuenta ya con una multivertical, desde la cual se ofrecen hasta 10 servicios… desde una misma aplicación. Así, la firma acabó por convertirse en una “Súper App”, como las que existen en Asia.

En ella conviven supermercados, farmacias, servicios financieros (RappiPay), tiendas de ropa (Rappi Mall), pedidos de dinero en efectivo (Rappi Cash), telemedicina y servicios como plomería (Rappi Care), videojuegos (Rappi Games), boletos de avión (Rappi Travel), eventos en vivo (Rappi Live), música (Rappi Music) y, en otros países, hasta juegos de azar (Rappi Apuestas).


Todo suena fácil, pero, detalla Simón Borrero, ceo de la compañía, esto ha sido un constante trabajo de comunicación y desarrollo entre diferentes partes de la compañía.

Por ejemplo, Rappi Cash se originó porque se dieron cuenta de que, a través de Rappi Favor, servicio con el cual se puede contratar a un Rappitendero durante un tiempo para una labor específica, mucha gente empezó a pedirles que les ayudaran a ir al cajero por dinero en efectivo.

“La base de todo es nuestra tecnología, la que desarrollamos desde un inicio, porque tiene la cualidad de adaptarse a lo que sea. Es también con ella que, silenciosamente, hemos contratado al mejor talento de Latinoamérica. Hoy, ya tenemos 700 desarrolladores con una cultura de clase mundial”, explica Felipe Villamarín, cofundador y director global de Producto y Tecnología.


Si queda duda de la capacidad innovadora de Rappi, cabe mencionar que, hace unos meses, le dio la vuelta al mundo un plan piloto que, junto a la startup KiwiBot, se implementó en la ciudad de Medellín, Colombia, con 15 robots que hicieron 120 entregas diarias de pizza.

“Creo que Rappi será, en un futuro, el Amazon de América Latina. En cuatro años se expandió a nueve mercados y creó un producto que los consumidores adoran profundamente; esto, en un mercado donde el ecosistema de venture capital y de startups aún se está desarrollando”, apunta Anu Hariharan, partner del Y Combinator Continuity Fund.

MÉXICO Y UNA INESPERADA PANDEMIA

Tal como lo mencionó al principio Sebastián Mejía, el primer integrante de Rappi en mudarse a nuestro país para iniciar operaciones, México ha sido uno de los objetivos primordiales para la compañía, lo cual hoy se refleja en que tiene presencia en un total de 31 ciudades del país, con 40,000 repartidores.

En nuestro país, el negocio es encabezado por Alejandro Solís, su Country Manager, quien relata que, además del desarrollo que ha tenido su rama tradicional de pedidos de alimentos (que ya cuenta hoy con 15,000 restaurantes registrados), también ha despegado notablemente en otras áreas donde ofrece sus servicios.

“México es muy relevante para Rappi. Tenemos aquí varias verticales que han crecido de manera importante, como lo es, por ejemplo, la parte de supermercados, que hoy la trabaja un 30% de nuestra flota de vehículos, principalmente autos, o la de farmacias, que cuenta con 2,000 puntos de venta. También estamos trabajando para brindar buena experiencia en Rappi Mall, tratando de generar entregas en menos de 60 minutos”, relata.

Es en medio de este crecimiento de los negocios adyacentes donde la compañía está empujando también el nacimiento de uno nuevo aquí en México: RappiBank, una solución fintech que nace tras una alianza con Banorte, con el objetivo de proveer servicios financieros.

rappi repartidor motocicleta
Foto: © Angélica Escobar/Forbes México.


“Lo que queremos es convertirnos en el banco digital más grande del país. Ellos [la gente de Banorte] tienen una gran experiencia; nosotros tenemos ese contacto con las nuevas generaciones. Entonces, hacemos un complemento muy bueno. Vamos a trabajar en la colocación de tarjetas de crédito, ofreciendo, inicialmente, una propuesta de valor y rompiendo con malos tratos administrativos”, dice Solís.

Sigue la información de Emprendedores en nuestra sección especializada

La nueva apuesta en México llega en un momento muy positivo para la compañía. La pandemia de Covid-19 ha hecho que, tanto en nuestro país como en toda América Latina, se registre un crecimiento en la demanda de sus servicios.


En un estudio reciente, la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) advirtió que los servicios de solicitud de comida a domicilio, productos de supermercado o de farmacias fueron los que más crecieron durante la pandemia, alcanzando entre un 40 y 60% más de interés.

Por otro lado, Sensor Towers, una firma dedicada a rastrear datos de aplicaciones móviles, advierte que Rappi ha contabilizado 3.5 millones de nuevas descargas en México en lo que va del año, acumulando 13.9 millones de instalaciones a nivel mundial en 2020.

Las descargas alcanzaron su punto máximo en abril, con 602,000, casi el doble que en enero, cuando la cuenta de descargas marcó 317,000.

“Nosotros tuvimos una ventaja muy importante, y es que, desde que la pandemia comenzó a crecer, nuestros inversionistas en Asia nos fueron dando información sobre lo que estaba pasando; fue así como pudimos anticiparnos [y tomar las medidas pertinentes]”, menciona Borrero.

EL FUTURO

A partir de este notable crecimiento, fomentado en parte por el confinamiento de millones de personas en sus casa, ahora la pregunta ineludible es ésta: ¿Cómo se visualiza Rappi de cara a los próximos años? Simón, Sebastián y Felipe, quienes esperan que la compañía este año repita el crecimiento de 3x que históricamente ha tenido cada 12 meses (algo que cada año resulta más complicado, pero que siempre acaba lográndose), tienen varias ideas en mente. La primera es que seguirán trabajando para posicionarse como una empresa multivertical que permita a sus usuarios experimentar la compra de sus bienes y su recepción en un máximo de una hora.

Asimismo, comenta Simón Borrero, continuarán empujando sus verticales relacionadas con temáticas de entretenimiento, fomentando prácticas como live shopping, que permitan a las personas divertirse al realizar sus compras, apoyadas por la gama de servicios financieros que podrán tener en sus manos. Pero las cosas no se quedarán aquí.

Los fundadores del gigante colombiano ya han definido claramente que este crecimiento debe ir apoyado por una eventual salida al mercado de valores, con la mira puesta en Nasdaq.

“La idea es que el IPO sea para nosotros como una ronda adicional a las que ya hemos tenido. Nuestro plan es seguir construyendo valor; pero sí, Dios quiera que pronto podamos hacerlo”, dice Borrero, quien es secundado por Sebastián Mejía.

“Todavía no existen planes al 100%, pero es una acción natural por la que tendríamos que pasar. Lo tendríamos que hacer donde están presentes las mejores empresas de tecnología del mundo”, comenta a Forbes México.

Con todas estas acciones, la compañía está sólidamente apuntalada y ahora aspira a conseguir, en los próximos 24 meses, algo que la pondría en la cumbre: superar en Gross Merchandise Value (GMV, la métrica que mide el valor bruto transaccionado en las plataforma de comercio en línea) a Mercado Libre, con lo que pasaría a ser la empresa de tecnología más importante de la región.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, y es que la firma aún tendrá que demostrar rentabilidad. A principios de este año, en un movimiento que coincidió con una ola de despidos en varias empresas del portafolios de SoftBank, luego que Son las incitara públicamente a crecer con eficiencia, la empresa despidió al 6% de sus empleados.

También queda pendiente la discusión sobre su relación laboral con los Rappi-tenderos, que permea todas las plataformas de la economía colaborativa y que recientemente se ha agitado con protestas en diversos países.

Lo que es claro es que, a pesar de todo, la firma ya es un referente latinoamericano del emprendimiento, explica Santiago Zavala, partner de 500 Startups en la región.

“Lo que ha hecho Rappi, prácticamente desde que estuvo en el Demo Day de Y Combinator, es que abrió la mente de los inversionistas del mundo; los hizo voltear a ver qué es lo que está pasando al sur [del continente], ayudando a posicionar mucha atención en la región”, apunta.

.

Actualidad

La empresa colombiana detrás de los nuevos carritos inteligentes del Éxito

Travis empezó esta semana una prueba piloto en un almacén del grupo ubicado en Medellín. La meta es llegar a 800 tiendas y 40.000 carritos.

Publicado

on

Foto: Travis

El Grupo Éxito inició esta semana en Medellín una prueba piloto con 18 carritos inteligentes, que les permiten a los usuarios, a través de unas tabletas, tener a la mano un mapa del supermercado (estilo Waze), llevar las cuentas de lo que gastan en tiempo real y conocer las promociones que aplican para cada uno, entre muchas otras funciones.

Travis es la empresa colombiana que está detrás del desarrollo de esa tecnología que, de ser exitosa, se replicaría en al menos 800 almacenes Éxito de todo el país, con la adquisición de parte del grupo de hasta 40.000 carritos en los próximos tres años.

Lea también: Los otros colombianos que están detrás de los robots de Rappi

Antes de que llegara la pandemia del coronavirus al país, Travis se dedicaba al uso de la tecnología y la inteligencia artificial a favor de las marcas, quienes recurrían a ellos para obtener estudios de percepción sobre campañas publicitarias. Su modelo de negocio tenía como protagonistas a los vehículos de transporte colaborativo, en donde instalaban pantallas para que los pasajeros realizaran dichas evaluaciones a cambio de descuentos en el valor del trayecto.

Con el país entero encerrado y las actividades económicas paradas por cuenta del virus, la empresa migró al sector retail, en donde vio oportunidad en los carritos de compra. “Nos dimos cuenta de que nuestra tecnología podría resultar útil de cara a las nuevas condiciones de distanciamiento y bioseguridad, en donde se privilegia todo lo que evite al máximo el contacto”, explica Lorraine Sandoval, COO de Travis.

“Empezamos a acercarnos a los grandes jugadores de ese sector y coincidimos con que el Grupo Éxito está apostándole fuerte a la transformación digital a través de su nuevo formato de tiendas omnicanal ‘Éxito WOW’. Aunque inicialmente su oferta contemplaba el uso de la inteligencia artificial en góndolas y estantes para evaluar la reacción de los clientes a la publicidad expuesta en esos puntos, rápidamente la descartaron “porque el tapabocas evitaba que pudiéramos desarrollarlo”, dice la COO.

“Terminamos enfocándonos en el potencial de monetización que tienen los retailers con los carritos”, explica, “se trata de un gana gana, pues así como nosotros crecemos, también crece la empresa que finalmente gana un nuevo canal para venderles a los anunciantes y mejora la experiencia de los usuarios”, agrega Sandoval.

Lea también: DHL integra robots que hacen aseo a su operación en todo el mundo

Las novedades

Además de presentar un mapa de navegación de la tienda -que en su mayoría tienen al rededor de 8.000 metros cuadrados-, la tableta instalada en los carritos ofrece herramientas como una calculadora, información sobre las promociones vigentes para cada cliente, recetarios y notificaciones push con las novedades en productos de todo tipo.

En una segunda fase de desarrollo Travis espera agregar funciones como el escaneo de productos y hacer pagos con tarjetas débito o crédito, con el objetivo de eliminar las filas y facilitar la experiencia del usuario.

Seguir Leyendo

Emprendedores

¿Cómo conquistar México, un mercado soñado para los emprendedores?

Por su tamaño e idioma, México es el principal destino de expansión al que los emprendedores colombianos quieren llegar ¿qué se necesita para conquistarlo?

Publicado

on

Foto: Fernando Luna Arce / Forbes.

Es normal ver por el Paseo de la Reforma, la más emblemática de las avenidas de ciudad de Ciudad de México -que incluyendo su área metropolitana alberga más de 20 millones de habitantes-, una motocicleta de algún repartidor con la maleta naranja con la que se identifican a los ‘rappitenderos’, aquellos repartidores que usan la plataforma de Rappi.

Rappi, es la startup colombiana más exitosa en ese país. A la capital mexicana, arribaron en 2016, cuatro meses después de activar su plataforma en Bogotá. “Nos decían que nos enfocáramos solo en el mercado local colombiano, pero nunca fuimos buenos escuchando ese tipo de consejos”, le dijo a Forbes Sebastián Mejía, cofundador y presidente de Rappi.

“México es donde Platzi empezó a ser empresa de verdad”, comenta Christian Van Der Henst, el cofundador y COO de la plataforma de educación en línea con sede principal en Colombia, quien cuenta que es un error pensarlo como un solo mercado. “Tienes que pensar en Nuevo León y Ciudad de México como piensas entre Texas y Nueva York. Están un mismo país, pero son audiencias muy diferentes y hay que generar servicios que les ayuden a sus diferentes desafíos”.

En un sondeo hecho por Forbes a 150 compañías emergentes de base tecnológica basadas en Colombia, el 63% dijo tener operaciones en México o planes para abrirlas en el corto plazo. Al anunciar sus recientes rondas de inversión, startups como Frubana, Liftit y Laika hicieron énfasis en el uso de gran parte de los recursos para consolidar sus operaciones en el mercado mexicano.

Recientemente ALLVP Research ratificó el hallazgo, indicando en una investigación, que México es el país de América Latina al que más llegan startups de otros países latinoamericanos.

René Lomelí, socio de 500 Startups para América Latina, explica que este fenómeno se da porque se trata del mercado en español más grande del mundo, lo que facilita un acceso menos complejo que a Brasil, el otro mercado latinoamericano que todos quisieran conquistar, pero en el que el portugués es indispensable. “Ciudad de México es extremadamente atractiva como para probar un negocio, una ciudad de 20 millones de habitantes en la que tener un negocio implica una carga operativa grande que te hace pensar en el equipo y en la expansión por la ciudad”, indicó.

Siga todas las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Hace unos años, recuerda Lomelí, abrir México era un requisito para poder acceder al capital de riesgo, que era más limitado en países como Colombia, Chile, Perú y Argentina. “Tenemos un ecosistema de Venture Capital en el que, al ver una lista de fondos disponibles, te vas a topar con una más larga que en otros países. Muchas veces los fondos decían, muy buena tu idea, pero cuando vienes a México, quiero verte aquí”.

Federico Antoni, socio de ALLVP, considera que grandes éxitos como PayU, Domicilios.com y más recientemente Rappi, son muestra que desde Colombia se pueden crear grandes empresas tecnológicas, creando “una muy buena percepción” del talento emprendedor colombiano en México. “De esos éxitos ha surgido una nueva generación de emprendedoras y emprendedores con experiencia escalando regionalmente y sobre todo la ambición de construir grandes empresas”.

A su vez, Eduardo Clave, director general de Dila Capital, cree que “hay bastante química entre mexicanos y colombianos, los emprendedores colombianos lanzan sus productos en Colombia y lo que ven en México es un mercad mucho más grande, con mayor acceso a capital y que les permite acceder a sus negocios”.

Para Lomelí, de 500 Startups, hay que entender que, si bien ambos mercados hablan español, son culturalmente diferentes. “Se hace necesario tener rápido un equipo local que entienda la cultura, es un aspecto que a veces se menosprecia, pero que es un reto para entender las diferencias”.

Cuando Clave va a invertir en una compañía, le pide a uno de los fundadores de las empresas, que más allá de contratar gerente para el país, se quede viviendo físicamente en México para que tenga la capacidad de crear equipo.

“Tienen que tener esas capacidades de la cultura, de tener conversaciones serias y avanzadas y, sobre todo, demostrar que son diferenciadores a lo que existe en el mercado. Vemos muchas startups irrumpiendo de manera flexible, a través de tecnología, aprovechando el tamaño del mercado”, indica el cofundador del fondo Dila Capital. “El mercado mexicano arropa muy bien a los emprendedores latinoamericanos, hay desafíos regulatorios y de mercado, y se debe poder establecer muy bien los tiempos de lanzamiento, porque eso puede afectar las necesidades de capital”.

Por su parte, Antoni dice que se necesita de convicción, porque, aunque existe una enorme afinidad culturar, económica y emprendedora, y conquistar México y Colombia es la combinación más lógica antes de escalar al resto de la región, México es un mercado extremadamente competido y diverso.

Es necesario encontrar un nuevo product-market fit para ganarle a los locales y al resto del mundo”, advierte el socio de ALLVP. Un caso es que la foodtech colombiana Muy, liderada por José Calderón, tardó meses para poder adaptar su producto al sabor mexicano. “Uno de los mejores moles, platillo muy mexicano, para oficinistas lo crearon colombianos y parte de ese éxito de Muy es que nos tienen a nosotros, sus inversionistas en México”.

Christian Van Der Henst de Platzi, expresa que México es un país que no cuenta con sus propios unicornios, sin embargo tiene una gran apertura a ideas y soluciones que llegan de otros países de Latinoamérica, tanto que, cuando conquistan México, se vuelven unicornios. “Es un país bastante generoso, pero de la misma forma demandante. Lo más importante para conquistar México es ofrecer algo que las personas en México realmente quieran y necesiten”.

Federico Antoni refiere a una nueva generación de fundadores, entre ellos, Martha Forero de Ubits, Miguel McAllister de Merqueo, María Echeverri de Muni o Diego Villegas de Slang como que están “listos para ganar México y escribir la próxima gran historia del ecosistema colombiano”.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Las 15 compañías colombianas que han logrado entrar a YCombinator

Estos emprendedores que tienen su sede principal en Colombia hacen parte del selecto ‘club’ de la prestigiosa aceleradora de Silicon Valley.

Publicado

on

Fundadores de algunas de las compañías con sede en Colombia que han pasado por YC. Foto: Composición FORBES.

Son muchos los emprendedores en la industria tecnológica que consideran a YCombinator como una punta de lanza y ese empujón necesario para incrementar la velocidad del crecimiento de sus compañías.

Sin embargo, la tasa de aceptación a la aceleradora de startups más relevante del mundo, basada en Mountain View, California (Estados Unidos), en pleno corazón de Silicon Valley, es apenas del 1,5% de los que aplican.

Por eso Forbes presenta a continuación a las 15 compañías colombianas que han logrado ser seleccionados y recibir una inversión por parte de esta aceleradora. En este grupo de empresas, se destaca que la mayoría están desarrollando software para negocios y productos de consumo.

El primer fundador colombiano en entrar fue Daniel Palacio, con la plataforma de autenticación Authy, en invierno de 2012. Sin embargo, la compañía, que tiene su sede principal en San Francisco, dejó de ser colombiana cuando la vendió a Twilio en 2015, por lo que ahora es californiana.

La más valiosa de todas es Rappi, el único ‘unicornio’ en este conjunto. Se destaca que de las 15 colombianas, 11 tienen su sede principal en Bogotá, 2 en Medellín y 2 en Cali.

“Creo que los fundadores de startups en Colombia serán una gran parte del desarrollo continuo del país, tal como lo hemos visto con Rappi, Truora y Frubana”, dice Dalton Caldwell, socio de YCombinator. “Otra pieza importante de este crecimiento es que los fundadores colombianos no solo están desarrollando talento en su ciudad capital, sino también en muchas ciudades emergentes, lo que permite una base de talentos más grande, además de brindar más oportunidades a lo largo del ecosistema”,

Para Caldwell, desde esa aceleradora ven muy bien al país, con la intención de ayudar a los emprendedores colombianos que están contribuyendo al creciente mercado móvil. “Hay fundadores locales ambiciosos e innovadores, gracias al gobierno que respalda los esfuerzos para fomentar el espíritu empresarial y a escuelas como la Universidad de los Andes y la Universidad del Valle. Queremos fondearlos”.

Varias de ellas, como Frubana, Platzi, Truora, Laika y Hogaru, aparecieron este año en el listado de Las 30 Promesas de los Negocios de Colombia, según Forbes y Rappi fue reseñada recientemente en la historia de portada de Forbes México, la edición hispanohablante de Forbes más importante en el mundo.

1. Platzi (Invierno de 2015)

Freddy Vega, CEO de Platzi. Foto: Andrés Rodrígez / Forbes.

Fundadores: Freddy Vega y Christian Van Der Henst.

La plataforma de educación en línea imparte cursos de diseño, marketing y programación con una tasa de finalización del 70% a más de un millón de estudiantes en todo el mundo.

HQ: Bogotá

2. Rappi (Verano de 2016)

Simón Borrero, CEO de Rappi. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundadores: Simón Borrero, Sebastián Mejía y Felipe Villamarín.

La ‘superapp’ conecta a usuarios con restaurantes, supermercados o tiendas de ropa, cuyos productos son transportados por domiciliarios denominados ‘rappitenderos’. También ofrece, entre otros, servicios financieros.

HQ: Bogotá

3. Hogaru (Invierno de 2017)

Óscar Peña, Matteo Cera y Gonzalo Ucar, fundadores de Hogaru. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundadores: Matteo Cera, Oscar Pena y Gonzalo Ucar.

Hogaru brinda servicios profesionales de limpieza y mantenimiento a pymes y hogares.

HQ: Bogotá

4. TPaga (Verano de 2017)

Andrés Gutiérrez, cofundador de Tpaga. Foto: Forbes.

Fundadores: Andrés Gutiérez, Sebastián Ortiz y Juan Salcedo

A través de su billetera móvil, permiten a los consumidores recibir, almacenar y enviar dinero a través de sus teléfonos.

HQ: Bogotá

5. Tributi (Invierno de 2018)

Andrés Vélez y Simón González, fundadores de Tributi. Foto: Cortesía.

Fundadores: Andrés Vélez y Simón González.

Esta plataforma automatiza la presentación de impuestos para personas y ofrece servicios financieros seleccionados a esos usuarios en función de sus datos financieros.

HQ: Medellín

6. Simetrik (Invierno de 2018)

Santiago Gómez, CEO de Simetrik. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundadores: Santiago Gómez y Alejandro Casas.

Con su software, agrupan gatos financieros externos como los de los bancos y las pasarelas de pago, para la conciliación, trazabilidad y el flujo de caja.

HQ: Bogotá

7. Ubits (Verano de 2018)

Julián Melo y Marta Forero, fundadores de Ubits. Foto: Ubits.

Fundadores: Marta Forero y Julián Melo.

Con su plataforma de entrenamiento corporativo han entregado capacitación a más de 40.000 profesionales, a través de cursos en línea.

HQ: Bogotá

8. Truora (Invierno de 2019)

César Pino, Daniel Bilbao y David Cuadrado, cofundadores de Truora. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundadores: Daniel Bilbao, David Cuadrado, Maite Muniz y Cesar Pino.

Truora ofrece verificación de antecedentes y servicios de prevención de fraude seguros y confiables para América Latina, a través de API y soluciones de servicios web.

HQ: Cali

9. Frubana (Invierno de 2019)

Fabián Gómez, CEO de Frubana. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundador: Fabián Gómez

Plataforma de abastecimiento, desde frutas y verduras, hasta abarrotes, para restaurantes y pequeños negocios.

HQ: Bogotá

10. Laika (Verano de 2019)

Camilo Sánchez, Andrea Gonzalez, Tulio Jiménez y Manuela Sánchez, de Laika. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes.

Fundadores: Manuela Sánchez, Camilo Sánchez y Tulio Jiménez.

Tienda en línea de productos y servicios para mascotas.

HQ: Bogotá

11.Treble.ai (Verano de 2019)

Fundadores: Wilson Martínez, Felipe Otálora y Sebastián Valencia

Solución de automatización para Whatsapp.

HQ: Bogotá

12. Valiu (Verano de 2019)

Simón Chamorro, CEO de Valiu. Foto: Cortesía.

Fundadores: Simón Chamorro y David Barinas.

Plataforma que usa blockchain para transferir dinero entre Venezuela y otros países de América Latina.

HQ: Bogotá.

13. Tranqui Finanzas (Verano de 2019)

Fundadores de Tranquifinanzas. Foto: Cortesía.

Fundadores: Juan Camilo González, Jorge Gallego y Andrés Buitrago.

La plataforma entrega asesoría financiera a sus usuarios, permitiéndoles planear su plan de ahorro y resolver dudas sobre el manejo del dinero.
HQ: Cali

14. Valienta (Invierno de 2020)

Foto: Cortesía.

Fundadores: Juan Botero, Jose Tamura y Juan Camilo Vallejo.

Con su plataforma, facilitan la venta directa a través de catálogos en línea.

HQ: Medellín

15. TodosComemos (Verano de 2020)

Equipo de TodosComemos.

Fundadores: Mateo Cardenas y Santiago Espinosa.

Es una plataforma en la que se pueden comprar ingredientes de comidas prefabricadas y cocinarlas de manera sencilla.

HQ: Bogotá.

Recientemente, YCombinator lanzó un directorio clasificando a todos los fundadores de startups latinoamericanas, estimando que todas juntas tienen una valoración combinada de US$8.300 millones y han levantado en conjunto US$2.200 millones.

Seguir Leyendo

Emprendedores

De Pereira a la air fryer, Delikrunch exporta al mes 4 contenedores de patacones congelados

Con su marca Sabroso, la firma colombiana está conquistando nuevos paladares en Estados Unidos desde marzo pasado. Actualmente está despachando al mes más de 60.000 paquetes del producto listo para freír y espera superar los 300.000 este año.

Publicado

on

Foto cortesía Delikrunch

No todos los caminos de la pandemia conducen a una crisis, la empresa pereirana Delikrunch que se dedica a procesar productos derivados del plátano: snacks y congelados, es ejemplo de ello y ha tenido la suerte de estar entre los sectores que más se han beneficiado del ‘Gran confinamiento’ con el que se tropezó el 2020 debido al coronavirus.

Hace 4 años, la idea de Delikrunch surgió de “una receta muy buena dentro de la familia para hacer patacones. Decidimos venderlo y ofrecerlo al mercado, así empezamos en Pereira”, cuenta a Forbes Carlos Elizalde, socio fundador de la compañía que este mes comenzó a exportar 4 contenedores de patacones congelados a Estados Unidos.

Dado que la idea surgió como algo artesanal, producción que aún se mantiene así a pesar de estar más industrializada, su foco siempre estuvo en el Eje Cafetero, pero desde un año atrás empezaron el proceso de preparación y capacitación de la mano de ProColombia para conquistar paladares extranjeros con sus tostones hawaianos.

Fue la pandemia la que aceleró su proceso de despacho al exterior en marzo y desde entonces la demanda no baja, para fortuna de la firma. Desde julio, la compañía comenzó a exportar directamente, los cuatro meses anteriores a ello lo hacía mediante terceros, explicó el socio fundador a Forbes.

Lea también: Colombia exportará su primer cargamento de piña a Canadá

Elizalde contó que les ha servido que el confinamiento haya hecho que en Estados Unidos, y quizás muchas partes del mundo, el consumo en supermercados aumentara 30% haciendo apetecidos los productos nuevos, entre los que han encajado perfectamente los paquetes de tostones que envía Delikrunch todos los meses a EE.UU. desde el tercer mes de este año.

Con 41 empleados entre directos e indirectos, la firma pereirana despacha a EE. UU. 61.050 paquetes de patacones congelados y precocidos listos para meter en el horno, freidora tradicional o la ‘air fryer’ y al cierre de año espera haber despachado más de 300.000.

El sociofundador de Delikrunch le explicó a Forbes que en cada bolsa, que tiene un costo cercano a los 5 dólares, vienen aproximadamente 16 patacones de 8 a 10 centímetros de diámetro.

Además, resaltó que la marca que están despachando al exterior se llama Sabroso y la que se distribuye en el mercado nacional se llama Platanitas que llega a consumidor final a través de snacks y al canal institucional con los productos precocidos.

La firma espera el próximo año lanzar para el consumidor final colombiano su producto estrella en el exterior, los tostones congelados. Entre las presentaciones que se podrán conseguir en Colombia están los plátanos en forma de ‘bowl’ y delgados.

Imagen de referencia del producto en forma de ‘bowl’.

De un procesamiento de 9 toneladas de plátano semanal, tras la apertura del mercado estadounidense, la compañía pereirana pasó a procesar entre 35 y 40 toneladas. Entre sus metas está generar más empleos, en medio de la crisis del coronavirus, hacia noviembre espera lograrlo creando 20 nuevas plazas de trabajo cuando estrenen su planta.

Lea también: Puerto Rico degustará mandarinas colombianas por primera vez

Con una inversión cercana a los $2.000 millones, Delikruch pasará de una planta de 800 metros a una de 2.600 metros, ampliación con la que esperan poder producir las cantidades necesarias para llenar 10 contenedores mensuales entre EE. UU. y Canadá hacia junio de 2021. España y Alemania también está en el radar de nuevos mercados que esperan materializar el otro año junto a Canadá.

Para Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, son de celebrar “las primeras exportaciones de Delikrunch a Estados Unidos de los últimos meses, que han contado con la asesoría de ProColombia en su proceso de internacionalización. Queremos que cada vez más compañías de agroalimentos puedan diversificar sus líneas de producto con propuestas con valor agregado, con el fin de conquistar nuevos mercados”.

La firma continúa innovando, así lo expresó Elizalde al comentar que en su portafolio tienen “tostones de diversos diámetros y grosores y próximamente los estaremos sacando saborizados, inicialmente mojo cubano y chili y limón, también diversificaremos con tostones pintones y cocktail“.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Delivery Hero compra las operaciones de Glovo en América Latina por 230 millones de euros

El acuerdo incluye un bono de 60 millones de euros dependiendo del desempeño y se espera que se cierre en las próximas semanas, dijo Delivery Hero en un comunicado.

Publicado

on

 Delivery Hero dijo que comprará las operaciones latinoamericanas de Glovo por hasta 230 millones de euros (272 millones de dólares), extendiendo el alcance del grupo de entrega de alimentos que fue recientemente incorporado al índice de acciones principal de Alemania.

El acuerdo suma Perú, Ecuador, Costa Rica, Honduras y Guatemala al grupo de negocios de Delivery Hero, al tiempo que amplía sus operaciones existentes en Argentina, Panamá y República Dominicana.

El acuerdo incluye un bono de 60 millones de euros dependiendo del desempeño y se espera que se cierre en las próximas semanas, dijo Delivery Hero en un comunicado.

El grupo, que tiene su sede en Berlín, opera en 44 países de Europa, América Latina, Asia, Oriente Medio y el norte de África.

Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado