Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Más allá de los alivios, ¿cuál es el segundo tiempo de los bancos en el país?

Tras las dificultades de la cuarentena arbitrando, las entidades bancarias empezaron a otorgar alivios y de cara a la reactivación arranca un segundo tiempo, donde además se preparan para ver deterioros históricos en la cartera en mora, ¿qué viene?

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Con la expedición de la circular 007 de la Superintendencia Financiera el 17 de marzo se tomaron las primeras decisiones relacionadas a aliviar la carga financiera de los deudores afectados económicamente por la pandemia del coronavirus, norma mediante la cual los usuarios podían acceder a periodos de gracia para el pago de las obligaciones por la crisis, vigentes hasta el 31 de julio, razón por la que luego se creó el Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD).

Dada la extensión de la cuarentena hasta agosto y la prolongación de los efectos negativos de las restricciones para contener el virus, el PAD estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2020 con el fin de darle continuidad y consolidar la estrategia de las medidas dirigidas a los establecimientos de crédito respecto a alivios financieros por la pandemia. En esta fase, las firmas definen las condiciones y características de los créditos a los que aplique el programa, con unos mínimos establecidos por el supervisor.

Por citar algunos de los resultados del primer tiempo de las entidades, la Superfinanciera informó que, en lo corrido del período de aislamiento, es decir “del 20 de marzo hasta el 4 de septiembre, las empresas y los hogares han financiado sus actividades económicas y personales a través de 114,9 millones de operaciones de créditos desembolsados, por un valor total de $139,19 billones”.

A pesar de las impresiones personales que pueden variar desde el punto desde el que se miran, los bancos juegan un papel importante en la economía y aún más desde que arrancó la crisis -pese a algunos inconvenientes como las demoras en la aprobación y desembolsos de créditos a ciertos segmentos-. Sin duda, junto al sistema financiero en general, serán un actor clave en la etapa de reaperturas sectoriales que empezó a completar el país desde septiembre de cara a la recuperación económica.

Lea también: Superfinanciera crea el Programa de Acompañamiento a Deudores por la crisis

Las apuestas

Aunque los programas de alivios continuarán este año, hay que ir mirando más allá y dicha visualización trae consigo la pregunta de qué rol jugarán los bancos en este segundo tiempo en miras de la recuperación. Precisamente sobre ello, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) le explicó a Forbes que se han mantenido reuniones con la Superintendencia Financiera para implementar mecanismos adicionales al PAD que permitan impulsar el otorgamiento de crédito a los colombianos, con el fin último de reactivar la economía.

Entre las propuestas del sector resaltaron seis. De estas hace parte la información alternativa para el análisis de crédito con la que buscan “incentivar el uso de nuevas fuentes de información para ello, dar mayor peso a variables transaccionales y tener en cuenta las perspectivas de reactivación futura de los sectores económicos para impulsar el otorgamiento de crédito”.

Pero más allá de eso, también se ha propuesto la creación de una línea de crédito que promueva la educación en esta nueva fase. Para ello, buscan generar acercamientos entre el sector financiero, las universidades, los colegios y el Gobierno. Los otros cuatro planteamientos están relacionados a: educación financiera, cartera de vivienda, línea de crédito de vehículo y enfoque en ciertos portafolios y líneas de crédito.

En este último, Asobancaria destacó que se busca “identificar aquellos sectores que se han caracterizado por su resiliencia en medio de la coyuntura actual, con el fin de avanzar en campañas de colocación de crédito. Adicionalmente, dinamizar el crédito de consumo a través del portafolio de libranza que, por sus características, representa un menor riesgo frente a otros productos”.

Por sectores claves a apostar, el gremio dice que hacia adelante ven gran potencial en las actividades de telecomunicaciones y servicios de información, “pues estas se verían impulsadas por las nuevas tendencias en el consumo y la migración hacia los ecosistemas digitales”. En esta fase la sostenibilidad también resaltará, razón por la que dicen que seguirán diseñando mecanismos de apoyo financiero a iniciativas empresariales que tengan ello en cuenta en sus productos.

Lea también: Lo que debe saber si desea aplicar al nuevo programa de alivios financieros

Además, siendo conscientes de los momentos complejos que atraviesan actividades como el entretenimiento y la construcción, están prestos a ayudarles a consolidar su proceso de recuperación. “El sector financiero reitera su compromiso de apoyar al empresariado colombiano en esta difícil coyuntura”, indica Asobancaria.

Sin dejar por fuera al resto de actividades que requieren apoyo en esta crisis, la Asociación resaltó que “en el contexto de la pandemia la banca ha continuado otorgando crédito a todos los sectores de la economía, aun cuando algunos de ellos se han visto significativamente afectados por la crisis económica. A corte de junio del presente año el acceso a financiamiento de ramas de actividad como la industria y el comercio creció en 15,3% y 5,1% respectivamente”, resaltó.

De cara a lo que viene, ¿es posible conocer cuánto del total de la cartera de los bancos se destinará a la fase de reactivación y recuperación este año y el otro? No puntualmente, esto dependerá de las condiciones de liquidez y riesgo del mercado, así como de las tasas de interés. “Entendiendo que dichos factores varían a través del tiempo, la determinación a priori del monto total a reservar para esta etapa es imprecisa”, explicó el gremio de bancos.

El reflejo de la crisis

Al cierre de este año, ante la crisis económica generada y las acciones del sector financiero para hacerle frente a las necesidades de liquidez de los hogares y empresas, la Asociación espera que la cartera bancaria presente un crecimiento del 0,7% real anual a $490,52 billones, una cifra que, si bien estaría cerca de 3,2 puntos porcentuales (pp) por debajo del registro del año anterior (3,9%), se muestra en terreno positivo, dijo.

Lea también: El 96,1% de la cartera crediticia se encuentra al día con corte a julio

De forma desagregada, se estima que el segmento de crédito comercial sea el que exhiba un mayor dinamismo a lo largo del año hasta alcanzar una expansión del 1%, cifra superior a la observada en 2019 (-0,6%). Entretanto, se prevé que las modalidades asociadas a vivienda y consumo registren un crecimiento cercano al 0,8% y 0,3%, respectivamente, mientras que la cartera de microcrédito presentaría una contracción cercana a 2,1%, detalló el gremio.

Frente a la cartera en mora, se estima que el indicador de calidad -relación entre cartera vencida y bruta- muestre un deterioro hasta ubicarse en 7,3% al cierre de 2020 lo cual representaría un monto de $35,6 billones. Dicha proporción sería superior en 3 pp a la observada un año atrás cuando llegó a 4,3%. Sin embargo, estas estimaciones resultan optimistas frente a las de la Superfinanciera que espera que el indicador se acerque al 10%.

Este nivel de cartera en mora sería uno de los más altos de los últimos años, aunque el esperado por Asobancaria es relativamente más bajo del pico observado en la crisis de 1999 cuando el indicador cerró diciembre en 10,32% y su promedio año fue de 11,78%, de acuerdo con datos otorgados por el gremio de bancos.

Por lo pronto, el panorama luce normal en medio de una crisis. Sin embargo, el 2021, año en el que el Ministerio de Hacienda espera un rebote de 6,6% en la economía colombiana tras estimar una caída de 5,5% este año, sería peor que el 2020 referente al indicador de calidad de cartera. Hacia el segundo trimestre del otro año las proyecciones de Asobancaria lucen más oscuras llegando a niveles de 17,9% ($93,7 billones), cifra sin precedente histórico y cerrando 2021 en 13,2% ($69,7 billones), casi que duplicando lo previsto para este año, el del ‘Gran confinamiento’.

Fuente: Asobancaria

Pese a lo anterior, Jorge Castaño, superintendente financiero, dijo a Forbes que “sí vamos a ver números históricos, pero con capacidad de absorción (…) Nunca habíamos tenido esa capacidad que tenemos hoy en día con provisiones y gestión del riesgo adecuada. La crisis del 99 nos cogió sin tanta preparación frente a ahora”.

Entendiendo las provisiones como lo que cubre el deterioro de la cartera, en palabras del superintendente, en la circular 22 que creó el PAD se estableció que las entidades deben hacer estudios de cuánto se va a deteriorar su cartera y con base en ello indicar cuántas provisiones adicionales tienen. En los ejercicios de estrés realizados por el ente supervisor los esfuerzos de mayores provisiones bordearán los $10 billones, traduciéndose en un gasto para las firmas, una de las razones por la que las entidades no darían utilidades este año o serían cercanas a 0.

Lea también: Warren Buffett reduce sus participaciones en bancos y las aumenta en oro

Para entender un poco mejor lo anterior, el sistema financiero está preparado para enfrentar la presión del impacto que se aproxima, Castaño dijo que por cada peso en mora se tienen en provisiones 1 peso con 50 centavos. Agregó que “a julio el saldo de provisiones que existe en el sistema es de $34,2 billones, mientras que en cartera vencida hay $20,4 billones”.

¿Por qué el pico? Para Asobancaria, “la expectativa hacia 2021 es de deterioro a medida que estas disposiciones (periodos de gracia y alivios) pierdan vigencia y las entidades deban reportar los datos de la cartera incumplida”. Añadieron que la coyuntura económica por cuenta del confinamiento “se ha reflejado en una exacerbada destrucción de empleos y reducción en los ingresos de los hogares que ha dificultado la continuidad en el cumplimiento de las obligaciones financieras”.

Para el superintendente financiero, la llegada de ese pico -haciendo la analogía con el de la pandemia-, dependerá de muchos factores entre ellos el ritmo al que se vaya dando la recuperación, razón por la que constantemente monitorean los datos y han venido preparando a las vigiladas desde antes para que, en caso de darse, no las tomé de sorpresa. En sus cuentas, de ocurrir, podría ser en marzo, pero eso puede variar.

Sobre cómo se traducirá el impacto del pico histórico del indicador de calidad de cartera en mora, Camilo Díaz, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional, explicó que ello puede resultar en mayor aversión al riesgo por parte de las entidades. En otras palabras, haría que sean más cautelosas a la hora de prestar y analicen con mayor cuidado las condiciones y perspectivas que tienen los clientes, evitando de cierta manera exponerse tanto con aquellos que se han visto o se verían más golpeados por la crisis.

Lea también: ¿Por qué los bancos tradicionales se van a extinguir en los próximos 10 años?

Camino a la recuperación

En detalle, el jefe de la Superfinanciera le explicó a Forbes qué pasará más allá de las medidas de alivios y del PAD. Ante ello aseguró que la estrategia del supervisor junto al Ministerio de Hacienda se ha movido sobre 3 ejes: medidas de contención (periodos de gracia y prórrogas), de transición (PAD) y de estabilidad a las entidades para que se enfoquen en la reactivación.

Complementando el último punto, en el que se trabaja paralelo a otras medidas, se busca “no solo mantener el flujo de crédito a los deudores, sino que también exista una muy buena selección de riesgos en todos los programas”. Para la reactivación, dijo Castaño, hay 3 grandes frentes de batalla: generar mecanismos alternativos de financiación, complementarios al crédito bancario; que las SAS, que son el 70% de firmas en el país, puedan emitir en el mercado de valor; y, promover emisiones en mercado de capitales con garantías del Fondo Nacional de Garantías (FNG).

En el primer punto, destacó el crowdfunding, plataforma que ya tiene habilitada la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) mediante la cual pequeñas y medianas firmas se pueden financiar a través del mercado de valores. “Se vienen dos más”, le contó Castaño a Forbes al agregar que se trata de Finnova y Aruma, además, indicó que espera estén autorizadas antes de finalizar este año.

Lea también: Gobierno prepara reforma para modernizar el sistema financiero colombiano

En el segundo punto, el decreto 1235 del 14 de septiembre de 2020, reglamentó el gobierno corporativo de las SAS para que emitan en el mercado de valores, algo que antes no podían. “Lo que va a pasar es que además de ir a un banco, también si quieren pueden hacer emisiones de deuda para que los inversionistas puedan comprar esos bonos o papeles comerciales”, dijo Castaño.

En el último punto, el superfinanciero explicó que se están definiendo reglas rápidamente para que las garantías para emisiones de deuda se hagan lo más pronto posible, lo cual aplicaría no solo para la mediana empresa, sino que cobijaría también a las pequeñas.

En resumen, “sí queremos estabilidad financiera, un tratamiento adecuado y responsable para que los deudores puedan seguir pagando la deuda actual, pero también queremos incentivar y promover hacia adelante otras alternativas de financiación, más allá del crédito bancario”, resaltó Castaño.

El ajedrez de los bancos

Entre las movidas recientes del sector financiero está la solicitud de JP Morgan y de BTG Pactual para operar como bancos en el país, a estos se suma el primer neobanco (100% digital) en Colombia, Lulo Bank, quien está más avanzado en el proceso y obtuvo vía libre por parte de la Superfinanciera a inicios de año. Aquí también entraría Nubank.

Forbes consultó a JP Morgan y a Lulo Bank para conocer detalles de su nueva apuesta en el país, pero decidieron por lo pronto no dar declaraciones. Vale decir que J.P. Morgan Corporación Financiera S.A. es la razón social del establecimiento de crédito constituido en el país desde el 2006, firma que a 2019 registró utilidades de $61.380 millones y además desde 1964 tiene en Colombia una oficina de representación de JP Morgan Chase, el banco más grande de EE. UU.

De Lulo Bank por lo pronto se conoce que hace parte de la familia Gilinski, propietaria del Banco GNB Sudameris, accionista de otras compañías entre las que hay medios de comunicación. El neobanco cuenta con un capital inicial de $100.000 millones, detalla la resolución 085 del 28 de enero de 2020 de la Superfinanciera que le dio vía libre a su operación.

Lea también: Para ser banco, JP Morgan tendría visto bueno de Superfinanciera este año

Por su parte, Juan Rafael Pérez, CEO de BTG Pactual, firma que actualmente opera como banca de inversión y comisionista de bolsa, le contó a Forbes que su meta es llegar a alrededor de US$1.400 millones en 4 años en cartera de crédito dirigida a grandes empresas. Además, que el pasado 10 de septiembre se presentó la solicitud de la licencia a la Superfinanciera. “Después de este proceso, estimamos dar inicio con el banco en el segundo semestre de 2021”, añadió.

Con la entrada en operación de las entidades descritas, el ajedrez de los bancos en el país se dinamizaría completando cerca de 30 establecimientos bancarios entre nacionales y extranjeros que en conjunto darán mayores opciones a los colombianos para el apoyo de sus actividades y procesos productivos tras una de las peores crisis en los últimos tiempos.

Queda esperar que el proceso de reactivación y recuperación se dé en condiciones óptimas que ayuden a disminuir indicadores como el desempleo para que los bancos sean menos aversos al riesgo y presten con mayores libertades. ¡La recuperación lo dirá!



Economía y Finanzas

Diálogo nacional hace que el dólar baje, cerró en $3.750

Otro de los factores que favorecen al peso colombiano, como a otras monedas del mundo, es la baja recuperación del empleo en EE. UU.

Publicado

on

Dólar. Foto: Unsplash

Esta semana, el dólar rompió la barrera de los $3.800 por primera vez en el año y posicionó al peso colombiano como la moneda más devaluada del mundo en 2021. Todo esto, luego de que el Gobierno anunciara que retiraría la reforma tributaria del Congreso, sumado a las manifestaciones contra el Gobierno, que en algunos casos se tornaron violentas.

No obstante, la divisa estadounidense cerró en $3.750 este viernes, lo que representó una caída de $50,33 por debajo de la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy, que es de $3.800,33. Sin embargo, su precio de apertura fue de $3.775, mientras que el valor promedio de la divisa durante la jornada fue de $3.764,71.

Lea también: Colombia tiene la moneda más devaluada del mundo en 2021

¿A qué se debe el cambio de tendencia del dólar en Colombia? Según explicó Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, se podría deber a una mayor percepción de calma en el país a medida que se avanza en los diálogos nacionales para buscar consensos y posibles soluciones a la situación que enfrenta el país. Además, dijo que “hoy el dólar está cayendo a nivel global por los flojos datos de empleo en EE.UU.”.

Según Reuters, los 266.000 puestos de trabajo que las firmas estadounidenses añadieron en abril dan a los responsables de la Reserva Federal pocas razones para hacer otra cosa que no sea mantener una política monetaria expansiva hasta que esté claro que la economía está en camino de volver al pleno empleo.

Lea también: ¿Qué tan cerca estamos de tener un dólar a $4.000 en Colombia?

La tasa de desempleo de Estados Unidos subió a 6,1% y sigue estando muy por encima del 3,5% que alcanzó en los meses anteriores a la pandemia, según el informe conocido el viernes. “Esto pone menos presión sobre la Fed para hablar prematuramente de endurecimiento de su política monetaria. (Los responsables) querían ser pacientes y retrasarlo”, dijo a Reuters Larry Adam, director de inversiones de Raymond James en Baltimore, en el estado de Maryland.

Felipe Campos, director de investigaciones económicas de Alianza Valores, coincide con Ballén y dice que hay dos elementos a tener en cuenta. Uno, la tendencia global en la que la mayoría de las monedas le están ganando al dólar por malos datos de la recuperación del empleo en EE. UU. “El real brasilero está casi que valorizándose 0,9%, el peso chileno 0.6%, Colombia 1,1%, en general es difícil encontrar una moneda que no le esté ganando al dólar”, comentó.

Siga aquí toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

El segundo aspecto, detalla Campos, es la creación de una agenda local en donde se quieren incluir a la mayoría de actores involucrados en las peticiones que se le han venido haciendo en los últimos días al Gobierno Nacional.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Ingresos consolidados de la BVC cayeron 26% en el primer trimestre de 2021

Según informó la entidad, los ingresos consolidados del primer trimestre llegaron a $48.999 millones.

Publicado

on

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) reportó hoy los ingresos consolidados del primer trimestre de 2021, que llegaron a $48.999 millones. Dicha suma representó una disminución de 26% frente al mismo periodo de 2020, cuando se registró un total de $66.370 millones.

Según explicó el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, los ingresos transaccionales y OTC “experimentan una disminución en todos los mercados, explicados por los nuevos picos de pandemia y la incertidumbre que ha afectado la dinámica de los negocios”.

A pesar de ello, resaltó que “presentamos unos resultados en línea con el buen comportamiento de la gran mayoría de nuestras líneas de negocio, empezando por los ingresos de compensación y liquidación provenientes de cámara de riesgo, custodia, información y emisores”.

Lea también: Por primera vez desde 2011, crecen los accionistas de la Bolsa de Valores de Colombia

Los ingresos de actividades ordinarias registraron un incremento de $4.868 millones, explicado principalmente por el desempeño positivo de las líneas de negocio post-negociación, información y emisores, que crecieron 26%, 17% y 5% frente al primer trimestre de 2020 respectivamente.

Esto compensó la caída en los ingresos por negociación, que dismuniyeron 18% en el primer trimestre de 2021 al alcanzar un valor de $5.757 millones. Estos se dividieron en $2.289 millones en renta fija, $2.805 millones en renta variable y $663 millones en derivados.

Por el lado de las utilidades, el EBITDA consolidado del primer trimestre del año finalizó en $15.016 millones, presentando una disminución de 13% frente al mismo periodo del año pasado. En cuanto a la utilidad neta, el reporte también presentó una disminución de 76% en comparación con el primer trimestre de 2020, finalizando en $8.892 millones.

“Nuestra apuesta en mayor digitalización, más inversionista retail operando en el mercado y nuevos negocios digitales presentan crecimientos de doble digito en el primer trimestre de 2021”, agregó Córdoba.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

El euro sube a máximos de dos meses tras los datos de empleo de EE.UU.

El euro se apreció por encima de US$1,2 debido a los datos de empleo débiles en EE.UU.

Publicado

on

El euro se ha apreciado este viernes a máximos de los dos últimos meses, por encima de US$1,2150, tras la publicación de datos de empleo débiles de Estados Unidos (EE.UU.), que alejan la posibilidad de que se reduzcan pronto los estímulos monetarios en ese país.

El euro se cambiaba hacia las 15.00 horas GMT a US$1,2143, frente a los US$1,2060 en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó el cambio de referencia del euro en US$1,2059.

Lea también: La Fed y el BCE dan ‘palos de ciego’ ante la pandemia

La tasa de desempleo en Estados Unidos subió en abril a 6,1%, una décima más que en marzo, y se crearon 266.000 nuevos empleos, dato muy inferior al millón de empleos que esperaban los analistas y que muestra una desaceleración en el mercado laboral que rompe con la tendencia registrada en los últimos meses a medida que se consolida la recuperación económica.

Estas cifras presionaron con fuerza a la baja la cotización del “billete verde”.

Los analistas de Monex Europe consideran que el mercado parece ignorar de momento la posibilidad de que se suspendan las patentes de las vacunas contra la covid-19, algo que podría frenar la producción de los preparados y los programas de vacunación, prolongando más la pandemia.

Lea también: Unión Europea cerrará el mayor negocio de vacunas del mundo con Pfizer

Además, el euro se había apreciado anteriormente después de que el gobernador del Banco Central de Letonia, Martins Kazaks, dijera en una entrevista con Bloomberg TV que el BCE podría decidir en la reunión de junio reducir el ritmo de compras de deuda de la zona del euro si las condiciones de financiación se mantienen favorables.

La moneda única se cambió en una banda de fluctuación entre US$1,2053 y us$1,2151.

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

Las peticiones del Comité del Paro superarían los $80 billones

Para financiar las peticiones, el Comité Nacional del Paro ha propuesto alternativas como solicitar préstamos al Banco de la República.

Publicado

on

El Comité Nacional del Paro presentó ayer un pliego de siete peticiones al Gobierno Nacional, basado en los argumentos de la ciudadanía y en la búsqueda de consensos que permitan el cierre de las manifestaciones que iniciaron el pasado 28 de abril. Sin embargo, el costo fiscal que involucraría llevar a cabo una parte de dichas solicitudes sería elevado.

Las peticiones comprenden el retiro del proyecto de la reforma a la salud, la defensa de la producción nacional y el empleo, el apoyo al sistema educativo público mediante la matrícula cero y la no alternancia educativa, una renta básica de al menos un salario mínimo mensual, la detención de erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato, garantías a la vigencia de los derechos de las mujeres, así como la derogatoria del Decreto 1174.

Según calculos realizados por el diario La República, llevar a cabo al menos tres de las siete peticiones ya mencionadas tendría un costo de $81 billones, suma que superaría hasta cinco veces el recaudo previsto por la nueva reforma tributaria, que llegaría a $14 billones. Dichos números reflejarían la necesidad de hasta cinco reformas tributarias para asumir el costo de las peticiones del Comité del Paro

Lea también: Nueva reforma tributaría recaudaría 14 billones: ministro de Hacienda

Solo en el caso de la renta básica, el monto total de dicho apartado sería de $73,93 billones al año, teniendo en cuenta que ese aporte mensual de $908.526 llegaría a 6,2 millones de hogares en condición de pobreza, los cuales a su vez estarían compuestos por 3,1 personas en promedio, según cálculos del Dane.

Frente a esa eventualidad, el Comité Nacional del Paro ha sugerido que dichos recursos pueden lograrse mediante la solicitud de préstamos al Banco de La República, así como el uso de las reservas internacionales, la renegociación de la deuda externa y la eliminación de exenciones tributarias a grandes empresas y capitales, según informó El Tiempo.

Otros cálculos del valor de las peticiones del Comité, como el que realizó la revista Semana, que se centró en los dos puntos que se pueden cuantificar a la fecha (renta básica y apoyo al sistema educativo), reveló que su costo aproximado podría llegar a los $60 billones anuales. Para lograr dicho monto se necesitarían más de cuatro reformas tributarias como la que planea el Gobierno.

Esta discusión se abordaría en la reunión entre el Gobierno Nacional y el Comité del Paro, que está programada para este lunes 10 de mayo. Antes de dicho encuentro, la administración de Iván Duque ha sostenido reuniones con los alcaldes y gobernadores del país, así como los senadores y miembros de la Cámara de Representantes, que se espera continuen hasta mañana.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dogecoin y Ethereum vuelven a conquistar máximos: ¿Nueva señal de repunte?

Dogecoin ha subido casi un 20% en las últimas 24 horas y un 60% en la última semana, según destaca The Sun.

Publicado

on

Esta semana, dos cripto sobresalen en el sector. El Dogecoin y el Ethereum han vuelto a alcanzar máximos históricos, en lo que los expertos consideran una nueva señal de repunte.

Por su parte, Bitcoin, que cotiza en el entorno de los 56,000, también ha experimentado ganancias en los últimos días, si bien este viernes registra descensos.

Dogecoin ha subido casi un 20% en las últimas 24 horas y un 60% en la última semana, según destaca The Sun.

Siga toda la información de criptomonedas en Forbes Colombia.

El increíble aumento de precios de Ethereum ha convertido a Vitalik Buterin, su fundador (de 27 años) en el millonario criptográfico más joven del mundo, con al menos 1,000 millones de dólares en criptomonedas.

La criptomoneda de Ethereum, ether, superó los 3,000 dólares por primera vez el lunes por la mañana, marcando un aumento del 325% desde principios de este año.

Además, recordamos que mañana sábado, el fundador de Tesla (NASDAQ:TSLA), Elon Musk, presentará ‘Saturday Night Live’, el programa de humor de CBC. Musk lanzó un tuit en el que sugería que podría hablar de Dogecoin en su programa, o hacer referencia a la moneda meme de alguna manera.

Investing.com | Laura Sánchez.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado