Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Más allá de los alivios, ¿cuál es el segundo tiempo de los bancos en el país?

Tras las dificultades de la cuarentena arbitrando, las entidades bancarias empezaron a otorgar alivios y de cara a la reactivación arranca un segundo tiempo, donde además se preparan para ver deterioros históricos en la cartera en mora, ¿qué viene?

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Con la expedición de la circular 007 de la Superintendencia Financiera el 17 de marzo se tomaron las primeras decisiones relacionadas a aliviar la carga financiera de los deudores afectados económicamente por la pandemia del coronavirus, norma mediante la cual los usuarios podían acceder a periodos de gracia para el pago de las obligaciones por la crisis, vigentes hasta el 31 de julio, razón por la que luego se creó el Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD).

Dada la extensión de la cuarentena hasta agosto y la prolongación de los efectos negativos de las restricciones para contener el virus, el PAD estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2020 con el fin de darle continuidad y consolidar la estrategia de las medidas dirigidas a los establecimientos de crédito respecto a alivios financieros por la pandemia. En esta fase, las firmas definen las condiciones y características de los créditos a los que aplique el programa, con unos mínimos establecidos por el supervisor.

Por citar algunos de los resultados del primer tiempo de las entidades, la Superfinanciera informó que, en lo corrido del período de aislamiento, es decir “del 20 de marzo hasta el 4 de septiembre, las empresas y los hogares han financiado sus actividades económicas y personales a través de 114,9 millones de operaciones de créditos desembolsados, por un valor total de $139,19 billones”.

A pesar de las impresiones personales que pueden variar desde el punto desde el que se miran, los bancos juegan un papel importante en la economía y aún más desde que arrancó la crisis -pese a algunos inconvenientes como las demoras en la aprobación y desembolsos de créditos a ciertos segmentos-. Sin duda, junto al sistema financiero en general, serán un actor clave en la etapa de reaperturas sectoriales que empezó a completar el país desde septiembre de cara a la recuperación económica.

Lea también: Superfinanciera crea el Programa de Acompañamiento a Deudores por la crisis

Las apuestas

Aunque los programas de alivios continuarán este año, hay que ir mirando más allá y dicha visualización trae consigo la pregunta de qué rol jugarán los bancos en este segundo tiempo en miras de la recuperación. Precisamente sobre ello, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) le explicó a Forbes que se han mantenido reuniones con la Superintendencia Financiera para implementar mecanismos adicionales al PAD que permitan impulsar el otorgamiento de crédito a los colombianos, con el fin último de reactivar la economía.

Entre las propuestas del sector resaltaron seis. De estas hace parte la información alternativa para el análisis de crédito con la que buscan “incentivar el uso de nuevas fuentes de información para ello, dar mayor peso a variables transaccionales y tener en cuenta las perspectivas de reactivación futura de los sectores económicos para impulsar el otorgamiento de crédito”.

Pero más allá de eso, también se ha propuesto la creación de una línea de crédito que promueva la educación en esta nueva fase. Para ello, buscan generar acercamientos entre el sector financiero, las universidades, los colegios y el Gobierno. Los otros cuatro planteamientos están relacionados a: educación financiera, cartera de vivienda, línea de crédito de vehículo y enfoque en ciertos portafolios y líneas de crédito.

En este último, Asobancaria destacó que se busca “identificar aquellos sectores que se han caracterizado por su resiliencia en medio de la coyuntura actual, con el fin de avanzar en campañas de colocación de crédito. Adicionalmente, dinamizar el crédito de consumo a través del portafolio de libranza que, por sus características, representa un menor riesgo frente a otros productos”.

Por sectores claves a apostar, el gremio dice que hacia adelante ven gran potencial en las actividades de telecomunicaciones y servicios de información, “pues estas se verían impulsadas por las nuevas tendencias en el consumo y la migración hacia los ecosistemas digitales”. En esta fase la sostenibilidad también resaltará, razón por la que dicen que seguirán diseñando mecanismos de apoyo financiero a iniciativas empresariales que tengan ello en cuenta en sus productos.

Lea también: Lo que debe saber si desea aplicar al nuevo programa de alivios financieros

Además, siendo conscientes de los momentos complejos que atraviesan actividades como el entretenimiento y la construcción, están prestos a ayudarles a consolidar su proceso de recuperación. “El sector financiero reitera su compromiso de apoyar al empresariado colombiano en esta difícil coyuntura”, indica Asobancaria.

Sin dejar por fuera al resto de actividades que requieren apoyo en esta crisis, la Asociación resaltó que “en el contexto de la pandemia la banca ha continuado otorgando crédito a todos los sectores de la economía, aun cuando algunos de ellos se han visto significativamente afectados por la crisis económica. A corte de junio del presente año el acceso a financiamiento de ramas de actividad como la industria y el comercio creció en 15,3% y 5,1% respectivamente”, resaltó.

De cara a lo que viene, ¿es posible conocer cuánto del total de la cartera de los bancos se destinará a la fase de reactivación y recuperación este año y el otro? No puntualmente, esto dependerá de las condiciones de liquidez y riesgo del mercado, así como de las tasas de interés. “Entendiendo que dichos factores varían a través del tiempo, la determinación a priori del monto total a reservar para esta etapa es imprecisa”, explicó el gremio de bancos.

El reflejo de la crisis

Al cierre de este año, ante la crisis económica generada y las acciones del sector financiero para hacerle frente a las necesidades de liquidez de los hogares y empresas, la Asociación espera que la cartera bancaria presente un crecimiento del 0,7% real anual a $490,52 billones, una cifra que, si bien estaría cerca de 3,2 puntos porcentuales (pp) por debajo del registro del año anterior (3,9%), se muestra en terreno positivo, dijo.

Lea también: El 96,1% de la cartera crediticia se encuentra al día con corte a julio

De forma desagregada, se estima que el segmento de crédito comercial sea el que exhiba un mayor dinamismo a lo largo del año hasta alcanzar una expansión del 1%, cifra superior a la observada en 2019 (-0,6%). Entretanto, se prevé que las modalidades asociadas a vivienda y consumo registren un crecimiento cercano al 0,8% y 0,3%, respectivamente, mientras que la cartera de microcrédito presentaría una contracción cercana a 2,1%, detalló el gremio.

Frente a la cartera en mora, se estima que el indicador de calidad -relación entre cartera vencida y bruta- muestre un deterioro hasta ubicarse en 7,3% al cierre de 2020 lo cual representaría un monto de $35,6 billones. Dicha proporción sería superior en 3 pp a la observada un año atrás cuando llegó a 4,3%. Sin embargo, estas estimaciones resultan optimistas frente a las de la Superfinanciera que espera que el indicador se acerque al 10%.

Este nivel de cartera en mora sería uno de los más altos de los últimos años, aunque el esperado por Asobancaria es relativamente más bajo del pico observado en la crisis de 1999 cuando el indicador cerró diciembre en 10,32% y su promedio año fue de 11,78%, de acuerdo con datos otorgados por el gremio de bancos.

Por lo pronto, el panorama luce normal en medio de una crisis. Sin embargo, el 2021, año en el que el Ministerio de Hacienda espera un rebote de 6,6% en la economía colombiana tras estimar una caída de 5,5% este año, sería peor que el 2020 referente al indicador de calidad de cartera. Hacia el segundo trimestre del otro año las proyecciones de Asobancaria lucen más oscuras llegando a niveles de 17,9% ($93,7 billones), cifra sin precedente histórico y cerrando 2021 en 13,2% ($69,7 billones), casi que duplicando lo previsto para este año, el del ‘Gran confinamiento’.

Fuente: Asobancaria

Pese a lo anterior, Jorge Castaño, superintendente financiero, dijo a Forbes que “sí vamos a ver números históricos, pero con capacidad de absorción (…) Nunca habíamos tenido esa capacidad que tenemos hoy en día con provisiones y gestión del riesgo adecuada. La crisis del 99 nos cogió sin tanta preparación frente a ahora”.

Entendiendo las provisiones como lo que cubre el deterioro de la cartera, en palabras del superintendente, en la circular 22 que creó el PAD se estableció que las entidades deben hacer estudios de cuánto se va a deteriorar su cartera y con base en ello indicar cuántas provisiones adicionales tienen. En los ejercicios de estrés realizados por el ente supervisor los esfuerzos de mayores provisiones bordearán los $10 billones, traduciéndose en un gasto para las firmas, una de las razones por la que las entidades no darían utilidades este año o serían cercanas a 0.

Lea también: Warren Buffett reduce sus participaciones en bancos y las aumenta en oro

Para entender un poco mejor lo anterior, el sistema financiero está preparado para enfrentar la presión del impacto que se aproxima, Castaño dijo que por cada peso en mora se tienen en provisiones 1 peso con 50 centavos. Agregó que “a julio el saldo de provisiones que existe en el sistema es de $34,2 billones, mientras que en cartera vencida hay $20,4 billones”.

¿Por qué el pico? Para Asobancaria, “la expectativa hacia 2021 es de deterioro a medida que estas disposiciones (periodos de gracia y alivios) pierdan vigencia y las entidades deban reportar los datos de la cartera incumplida”. Añadieron que la coyuntura económica por cuenta del confinamiento “se ha reflejado en una exacerbada destrucción de empleos y reducción en los ingresos de los hogares que ha dificultado la continuidad en el cumplimiento de las obligaciones financieras”.

Para el superintendente financiero, la llegada de ese pico -haciendo la analogía con el de la pandemia-, dependerá de muchos factores entre ellos el ritmo al que se vaya dando la recuperación, razón por la que constantemente monitorean los datos y han venido preparando a las vigiladas desde antes para que, en caso de darse, no las tomé de sorpresa. En sus cuentas, de ocurrir, podría ser en marzo, pero eso puede variar.

Sobre cómo se traducirá el impacto del pico histórico del indicador de calidad de cartera en mora, Camilo Díaz, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional, explicó que ello puede resultar en mayor aversión al riesgo por parte de las entidades. En otras palabras, haría que sean más cautelosas a la hora de prestar y analicen con mayor cuidado las condiciones y perspectivas que tienen los clientes, evitando de cierta manera exponerse tanto con aquellos que se han visto o se verían más golpeados por la crisis.

Lea también: ¿Por qué los bancos tradicionales se van a extinguir en los próximos 10 años?

Camino a la recuperación

En detalle, el jefe de la Superfinanciera le explicó a Forbes qué pasará más allá de las medidas de alivios y del PAD. Ante ello aseguró que la estrategia del supervisor junto al Ministerio de Hacienda se ha movido sobre 3 ejes: medidas de contención (periodos de gracia y prórrogas), de transición (PAD) y de estabilidad a las entidades para que se enfoquen en la reactivación.

Complementando el último punto, en el que se trabaja paralelo a otras medidas, se busca “no solo mantener el flujo de crédito a los deudores, sino que también exista una muy buena selección de riesgos en todos los programas”. Para la reactivación, dijo Castaño, hay 3 grandes frentes de batalla: generar mecanismos alternativos de financiación, complementarios al crédito bancario; que las SAS, que son el 70% de firmas en el país, puedan emitir en el mercado de valor; y, promover emisiones en mercado de capitales con garantías del Fondo Nacional de Garantías (FNG).

En el primer punto, destacó el crowdfunding, plataforma que ya tiene habilitada la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) mediante la cual pequeñas y medianas firmas se pueden financiar a través del mercado de valores. “Se vienen dos más”, le contó Castaño a Forbes al agregar que se trata de Finnova y Aruma, además, indicó que espera estén autorizadas antes de finalizar este año.

Lea también: Gobierno prepara reforma para modernizar el sistema financiero colombiano

En el segundo punto, el decreto 1235 del 14 de septiembre de 2020, reglamentó el gobierno corporativo de las SAS para que emitan en el mercado de valores, algo que antes no podían. “Lo que va a pasar es que además de ir a un banco, también si quieren pueden hacer emisiones de deuda para que los inversionistas puedan comprar esos bonos o papeles comerciales”, dijo Castaño.

En el último punto, el superfinanciero explicó que se están definiendo reglas rápidamente para que las garantías para emisiones de deuda se hagan lo más pronto posible, lo cual aplicaría no solo para la mediana empresa, sino que cobijaría también a las pequeñas.

En resumen, “sí queremos estabilidad financiera, un tratamiento adecuado y responsable para que los deudores puedan seguir pagando la deuda actual, pero también queremos incentivar y promover hacia adelante otras alternativas de financiación, más allá del crédito bancario”, resaltó Castaño.

El ajedrez de los bancos

Entre las movidas recientes del sector financiero está la solicitud de JP Morgan y de BTG Pactual para operar como bancos en el país, a estos se suma el primer neobanco (100% digital) en Colombia, Lulo Bank, quien está más avanzado en el proceso y obtuvo vía libre por parte de la Superfinanciera a inicios de año. Aquí también entraría Nubank.

Forbes consultó a JP Morgan y a Lulo Bank para conocer detalles de su nueva apuesta en el país, pero decidieron por lo pronto no dar declaraciones. Vale decir que J.P. Morgan Corporación Financiera S.A. es la razón social del establecimiento de crédito constituido en el país desde el 2006, firma que a 2019 registró utilidades de $61.380 millones y además desde 1964 tiene en Colombia una oficina de representación de JP Morgan Chase, el banco más grande de EE. UU.

De Lulo Bank por lo pronto se conoce que hace parte de la familia Gilinski, propietaria del Banco GNB Sudameris, accionista de otras compañías entre las que hay medios de comunicación. El neobanco cuenta con un capital inicial de $100.000 millones, detalla la resolución 085 del 28 de enero de 2020 de la Superfinanciera que le dio vía libre a su operación.

Lea también: Para ser banco, JP Morgan tendría visto bueno de Superfinanciera este año

Por su parte, Juan Rafael Pérez, CEO de BTG Pactual, firma que actualmente opera como banca de inversión y comisionista de bolsa, le contó a Forbes que su meta es llegar a alrededor de US$1.400 millones en 4 años en cartera de crédito dirigida a grandes empresas. Además, que el pasado 10 de septiembre se presentó la solicitud de la licencia a la Superfinanciera. “Después de este proceso, estimamos dar inicio con el banco en el segundo semestre de 2021”, añadió.

Con la entrada en operación de las entidades descritas, el ajedrez de los bancos en el país se dinamizaría completando cerca de 30 establecimientos bancarios entre nacionales y extranjeros que en conjunto darán mayores opciones a los colombianos para el apoyo de sus actividades y procesos productivos tras una de las peores crisis en los últimos tiempos.

Queda esperar que el proceso de reactivación y recuperación se dé en condiciones óptimas que ayuden a disminuir indicadores como el desempleo para que los bancos sean menos aversos al riesgo y presten con mayores libertades. ¡La recuperación lo dirá!



Criptomonedas

La Fed de EE.UU. estaría por demoler las criptomonedas: ¿es momento de vender?

El multimillonario inversor en criptomonedas, Mike Novogratz, advirtió que Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EE.UU.,podría desencadenar un colapso del mercado de bitcoins y criptomonedas en 2022 mientras actúa para frenar la inflación galopante.

Publicado

on

El presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Jerome Powell, nominado la semana pasada para otro mandato de cuatro años por el presidente Joe Biden, fue quien supervisó el mayor programa de estímulo monetario en la historia de los EE.UU. para compensar los efectos económicos catastróficos de la pandemia.

Ahora, el multimillonario inversor en criptomonedas, Mike Novogratz, advirtió que Powell podría desencadenar un colapso del mercado de bitcoins y criptomonedas en 2022 mientras actúa para frenar la inflación galopante que ha subido a un máximo de 30 años.

Lea también: Cierres por variante Ómicrom serían ‘traumáticos’ para el sector cafetero

“Tenemos inflación apareciendo de muy mala maneras en los EE.UU.”, Dijo a CNBC Novogratz, director ejecutivo de la compañía de servicios financieros centrada en bitcoins y criptografía Galaxy Digital , preguntando: “¿Va a tener que moverse la Fed? Un poco más rápido para frenar los precios más altos”.

“Eso ralentizaría todos los activos. Ralentizaría al Nasdaq y reduciría la velocidad de las criptomonedas si tuviéramos que empezar a aumentar las tasas mucho más rápido de lo que pensamos”.

Después de recortar drásticamente las tasas de interés y lanzar enormes programas de estímulo al comienzo de la pandemia, los banqueros centrales de todo el mundo están bajo una presión cada vez mayor para actuar frente al aumento de la inflación.

En las últimas semanas, la Fed recortó sus compras de bonos, y las actas de su última reunión de política monetaria revelan que los funcionarios están considerando reducir aún más sus medidas de flexibilización cuantitativa.

El presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Jerome Powell.

Novogratz también advirtió que “la gente se está volviendo bastante bajista” con bitcoin y las criptomonedas después de los enormes repuntes del año pasado, con el precio de bitcoin subiendo casi un 200%, el precio de ethereum hasta un 600% y los rivales de solana, BNB de Binance y cardano hasta muchos miles de por ciento.

Mientras tanto, otros observadores del mercado de bitcoins y criptomonedas se hicieron eco de las preocupaciones de Novogratz.

“La semana pasada tuvimos evidencia de que bitcoin se comporta más como un activo de riesgo que como una cobertura de inflación”, dice Noelle Acheson, Head of Market Insights del corredor digital Genesis. “Esto vincula a Bitcoin con la perspectiva de las tasas de interés reales que, si se mantienen bajas o incluso negativas a corto plazo, respaldarían un mayor crecimiento de los activos de riesgo. El riesgo es que las tasas de interés reales puedan subir a un nivel que comience reducir el crecimiento y la liquidez”.

El precio de bitcoin se ha disparado casi un 200% desde esta época el año pasado.

Sin embargo, a pesar de la advertencia sobre el precio de bitcoin, ethereum y otras criptomonedas, Novogratz espera que Wall Street y otras instituciones financieras importantes continúen apiñándose en el mercado de cripto.

“La cantidad de instituciones que Galaxy ve trasladarse a este espacio es asombrosa”, dijo Novogratz. Una encuesta reciente realizada por Nickel Digital Asset Management encontró que el 82% de los inversores institucionales y administradores de patrimonio planean aumentar su exposición a las criptomonedas hasta 2022 y hasta 2023.

“Estaba hablando por teléfono con uno de los fondos soberanos más grandes del mundo en la actualidad, y ellos tomaron la decisión de comenzar a invertir dinero en criptomonedas”, agregó Novogratz. “He tenido las mismas conversaciones con los grandes fondos de pensiones de Estados Unidos”.

*Con información de Forbes US.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile acordaron su integración

En una reunión extraordinaria acordaron que empezarán el proceso para unificar sus plataformas. La sede de la nueva holding será en Chile.

Publicado

on

Además de las movidas empresariales en el mercado de capitales de Colombia, esta vez la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) anunció que acordó integrarse con las entidades de Perú y Chile y así avanzar en la creación de un mercado unificado de la zona andina.

Eso anunció a través de su página web la Bolsa de Valores de Colombia, en donde aseguró que tras una reunión extraordinaria entre las tres bolsas acordaron finalmente que empezarán su proceso para integrar las plataformas.

Lea también: Avanza posible integración entre bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile

La nueva holding regional que crearán tendrá sede en Chile y buscará una única plataforma de negociación. Como apuntó la BVC en un comunicado, en dicha reunión acordaron “iniciar la planificación de la integración de las plataformas de negociación, compensación y liquidación de los mercados de las tres entidades bursátiles, dejando constancia expresa que este acuerdo se encuentra condicionado a las autorizaciones que los reguladores o supervisores de cada país evaluarán, y que cada entidad local procurará obtener“.

Eso quiere decir, en otras palabras que la Bolsa de Valores de Colombia, la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) y la Bolsa de Valores de Lima funcionarán a través de una sola plataforma regional, pero todavía queda que autoridades implicadas le den luz verde a la alianza.

De acuerdo con la BVC, el 100% de las acciones de la bolsa de Colombia sería intercambiado por el 40% de las acciones de la ‘Holding Regional’.

Lea también: Bolsa de Valores de Colombia logra récord en emisiones de bonos

Por otro lado, el 100% de las acciones de la BCS sería intercambiado por el 40% de las acciones de la Holding Regional. “Previo al canje de acciones, la BCS efectuaría un reparto extraordinario de dividendos que, a la fecha de la valoración económica (esto es, al 31 de marzo de 2021), equivale a CLP $7.624.824.024”.

En cuanto a la bolsa de Perú, el 100% de las acciones del Grupo BVL, sería intercambiado por el 20% de las acciones de la Holding Regional. Y previo al canje de acciones, dicho grupo efectuaría un reparto extraordinario de dividendos y/o una reducción de capital que, a la fecha de la valoración económica (esto es, al 31 de marzo de 2021), equivale a PEN $49.198.380.

Lo que se viene

Ahora, según anunció la Bolsa de Valores de Colombia, lo que se viene es un periodo de implementación de dicha integración regional que comenzará con la firma del AMI y terminará con la constitución de la Holding Regional.

“Durante la fase de inicio de actividades de la Holding Regional (primeros años de vigencia inicial), exista un modelo de gobernanza transitorio que incorpore las mejores prácticas de gobierno corporativo, respete los términos de intercambio antes descritos y asegure el buen funcionamiento y la prestación de los servicios que los mercados de Colombia, Perú y Chile requieren”, concluyó el comunicado.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Colombia pagó anticipadamente parte de la deuda que vencía en 2022

Según el Minhacienda, el país pagó $5 billones de deuda pública interna de manera anticipada y en lo corrido de este año, esa cartera hizo operaciones de manejo de deuda y pagos anticipados por un total de $19,1 billones.

Publicado

on

Monedas colombianas, dinero, economìa, moneda, dinero en efectivo foto: Diana Rey Melo

Colombia pagó de manera anticipada deuda pública interna por 5 billones de pesos (1.247 millones de dólares), que vencía el próximo año, informó el lunes el Ministerio de Hacienda.

La redención anticipada correspondió a títulos de deuda pública interna TES con vencimiento en mayo de 2022 que estaban en manos de la Dirección General de Crédito Publico y Tesoro Nacional.

Lea también: La deuda externa en agosto subió a 52,3% del PIB

“La operación mejora el perfil de vencimientos de la deuda pública interna al reducir el valor de sus amortizaciones para el próximo año de 14,6 billones de pesos a 9,6 billones de pesos”, precisó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Los TES son la segunda fuente de financiación interna del gasto del Gobierno, detrás del recaudo de impuestos.

En lo que va de este año el Ministerio de Hacienda realizó operaciones de manejo de deuda como canjes y pagos anticipados por un total de 19,1 billones de pesos.

El viernes pasado el Gobierno terminó su programa de subastas de TES de este año por un total de 42,4 billones de pesos.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

La inflación y la productividad no serán el único eje para definir el alza del mínimo: Mintrabajo

Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, anunció que este viernes iniciará la discusión y se dará a conocer el detalle del cronograma con el que buscarán llegar a un acuerdo con un plazo máximo hasta el 15 de diciembre.

Publicado

on

Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo. Foto: María Camila González.

Desde este viernes, el ministerio de Trabajo empezará a discutir cuánto será el alza del salario mínimo que empezará a regir a partir del próximo año y tendrán hasta el próximo 15 de diciembre para llegar a un acuerdo en las reuniones ordinarias.

Eso anunció Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, en una rueda de prensa que dijo que este año habrá ciertos cambios en la forma en la que se va a discutir el incremento del salario mínimo.

Lea también: Se acercan las discusiones para el salario mínimo de 2022

Según Cabrera, para la discusión se van a acordar los cronogramas en conjunto con las centrales obreras, los empresarios y el Gobierno. De igual manera, aseguró que van a llamar a expertos externos que ayuden a definir el incremento.

Asimismo, Cabrera apuntó que para este año también no solo se tendrán en cuenta los indicadores como el de la inflación y la productividad para fijar el alza del mínimo, sino que también se revisarán la situación de informalidad del país, el comportamiento de la inflación, la sostenibilidad fiscal, la empleabilidad de jóvenes y los aportes a seguridad social.

Queremos incorporar varios parámetros para que en reuniones informales se hable de diferentes temas en las que ambas partes traigan expertos, otras opiniones del mercado laboral“, dijo este lunes en una rueda de prensa.

Cabe recordar que a octubre, según el Dane, la inflación año corrido va en 4,58% y estimaciones del Banco de la República dicen que el dato subiría a 4,9% al cierre del 2021. Eso quiere decir, en otras palabras, que si se tiene en cuenta ese dato el aumento del salario podría estar alrededor del 5%.

Ahora bien, teniendo en cuenta que el país atraviesa por un periodo de recuperación en el que se ve un impulso importante para la economía, pero lento para el empleo, la discusión del alza del salario mínimo también tendrá en cuenta las proyecciones que hay para la reducción de la pobreza.

El cronograma

Cabe recordar que la fecha límite que tienen las centrales obreras, los empresarios y el Gobierno para llegar a un acuerdo para fijar el mínimo es hasta el 15 de diciembre en reuniones ordinarias.

Si no se llega a un acuerdo, podrían definir unas extraordinarias y si definitivamente no llegan a ningún punto en común el Gobierno Nacional tendrá que definir el incremento del salario mínimo por decreto y anunciarlo antes de que se acabe este año.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Bancolombia y BBVA formalizan financiación de la primera línea del Metro de Bogotá

La alianza entre ambos bancos involucra un capital de $678.000 millones, que estarán distribuidos en partes iguales y cuyo desembolso está planeado en un plazo total de hasta 36 meses.

Publicado

on

La primera línea del Metro de Bogotá se consolida paso a paso. De hecho, el más reciente podría ser uno de los más contundentes a la fecha, pues Bancolombia y BBVA anunciaron hoy la coestructuración y firma de un contrato por $678.000 millones para financiar la fase previa del proyecto.

El crédito será otorgado al concesionario Metro Línea 1, compuesto por las compañías China Harbor Engineering y Xi’an Rail Transportation Group. Esta suma será utilizada por el concesionario para los gastos iniciales del proyecto, agregó la información.

A su vez, la financiación llevará el sello de sostenibilidad dado que el proyecto ha sido concebido bajo parámetros de eficiencia energética y medioambiental, operará con luz y ventilación natural. Asimismo, los trenes operarán con energías limpias y todo el sistema será 100% eléctrico.

“Nos enorgullece participar en esta operación y en un proyecto como la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá, no sólo por lo que representa para los bogotanos en materia de movilidad y calidad de vida, sino porque además, se alinea a nuestro propósito de apoyar el desarrollo de infraestructuras sostenibles, que promuevan el uso eficiente de los recursos, y este proyecto es una muestra clara de ello”, dijo el presidente de BBVA Colombia, Mario Pardo Bayona.

Por su parte,el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, sostuvo que esta financiación se integra a la meta 2021 de la institución para entregar $30 billones en créditos orientados por criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG).

El ejecutivo agregó que, de ese total, ya fueron entregados cerca de $27 billones que se traducen “en iniciativas que contemplan el cuidado del medio ambiente y una mejor calidad de vida para las comunidades”.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado