Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Buque venezolano se hunde con 1 millón de barriles de petróleo a bordo

La embarcación fue abandonada hace más de 20 meses, pero en los últimos días han aparecido denuncias sobre el peligro de un potencial derrame.

Publicado

on

Foto: EFE

El Gobierno de Trinidad y Tobago actuará de acuerdo al informe de los expertos que enviaron a examinar el posible derrame de crudo desde el Nabarima, un petrolero de la compañía Pdvsa varado en el golfo de Paria, frontera entre ese país y el estado venezolano de Sucre (noreste).

Grupos ambientalistas expresaron esta semana su preocupación por el posible derrame de los 1,3 millones de barriles de crudo a bordo de la instalación petrolera Nabarima.

El ministro de Relaciones Exteriores y de la Comunidad del Caribe (Caricom), Amery Browne, señaló el jueves que el informe constituirá la base de los próximos pasos y cualquier acción del Gobierno de Trinidad y Tobago sobre ese asunto.

Siga toda la información de economía y negocios en Forbes Colombia

“Este es un punto clave en el desarrollo de la situación, ya que por primera vez hemos tenido ojos no venezolanos y expertos no venezolanos en el propio Nabarima para determinar la forma y condición del buque”, indicó a medios locales.

El funcionario aseguró que ahora se espera el informe detallado que está en elaboración y que se prevé que el ministro de Energía e Industrias, Franklin Khan, reciba durante la jornada de hoy.

Browne dijo que antes de recibir el informe, Puerto España ha estado en comunicación con el secretario general de la Caricom, Irwin LaRocque, y la Asociación de Estados del Caribe (AEC).

“Hay una serie de canales de comunicación que están en curso, de modo que, dependiendo de los detalles del informe, podamos tomar en muy poco tiempo los siguientes pasos adecuados y necesarios”, señaló.

En aguas territoriales de Venezuela

Browne aclaró que el petrolero se encontraba en aguas territoriales venezolanas, por lo que Trinidad y Tobago tuvo que pasar por los distintos canales diplomáticos con el fin de acceder al reconocimiento de la embarcación.

Los gobiernos de Barbados y Guyana ya informaron que estaban siguiendo de cerca la situación ante un posible derrame de crudo.

La Comisión de Defensa Civil (CDC) de Guyana dio a conocer que ha realizado varios análisis ante la amenaza potencial de un derrame de petróleo del Nabarima, pero que el pronóstico no muestra ningún impacto directo en las costas o el ecosistema marino de ese país.

El Gobierno de Barbados señaló por su parte que ha evaluado la situación y que tiene listas medidas de mitigación en la eventualidad de un derrame de petróleo.

El Comité Nacional de Derrames de Hidrocarburos y el Equipo Nacional de Respuesta a Derrames de Hidrocarburos de ese país se reunieron para evaluar el riesgo potencial para el territorio barbadense y para revisar la preparación del mecanismo nacional de respuesta a derrames de petróleo.

Embajada de Estados Unidos, preocupada por la situación

El fin de semana pasado, la embajada de Estados Unidos en Trinidad y Tobago emitió un breve comunicado en el que dijo que Washington seguía preocupado por el riesgo potencial para la seguridad y el medio ambiente que representa el Nabarima.

Aunque el problema del Nabarima se remonta a hace más de 20 meses, cuando el petrolero venezolano fue abandonado después de que Estados Unidos impusiera fuertes sanciones a Caracas, hace semanas creció el interés informativo después de que medios regionales denunciaran el peligro de un potencial derrame.

Aunque el petrolero navegaba bajo bandera venezolana, estaba operado por Petrosucre, compañía conjunta entre Pdvsa y la petrolera italiana Eni.

El portavoz del grupo ambientalista Fishermen and Friends of the Sea de Trinidad y Tobago, Gary Aboud, señaló que cerca de 50.000 pescadores de ese país dependen de la pesca en el Golfo de Paria para ganarse la vida, por lo que un derrame de crudo sería dramático.

EFE

Publicidad
Publicidad