Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

‘Descuadre’ en las cuentas de Minhacienda: más deuda y más déficit fiscal

Con la actualización de las proyecciones del PIB por parte de Minhacienda, lo próximo en conocerse será el déficit que, este año ya no sería de -8,2% del PIB, sino que se acercaría al -9% y el otro año no se reduciría al -5,1%, sino que se ubicaría en el rango del 7%, según conoció Forbes. Además, la deuda se mantendría arriba del 65% en 2020 y 2021.

Publicado

on

Ministro de Hacienda
Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda. Foto: Presidencia

Este jueves el Ministerio de Hacienda mostró sus nuevas estimaciones relacionadas a la economía para 2020 y 2021, dando a conocer que ya no espera una contracción económica de 5,5% del PIB este año, sino que esta sería entre -7% y -8% -estando el -6,8% entre lo más probable-.

Para el próximo año, la magnitud del rebote esperado también cambió pasando del 6,6% estimado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) presentado en junio pasado, a una expansión del 5%. Aunque se sabe que tras la actualización del PIB viene consigo el ajuste en los niveles del déficit fiscal y la deuda, que no se dieron a conocer en detalle ayer, -al menos el déficit se daría a conocer más tarde-, tras una reunión entre el Comité Consultivo de la Regla Fiscal y el Ministerio.

Según conoció Forbes, el déficit fiscal se ampliará este año, acercándose más al 9% del PIB ($90 billones) que al 8,2% previsto en el Mfmp. Además, el optimismo frente a lograr reducir en más de 3 puntos el déficit en 2021 (-5,5%), no se daría como ya lo han reiterado expertos, sino que este indicador se ubicaría en 7,6% del PIB el otro año, de acuerdo con los nuevos cálculos de Hacienda.

Lea también: Minhacienda actualizó sus proyecciones para 2020 y 2021, es más pesimista

¿Qué pasará con la deuda? Ya para este año se esperan niveles históricos de la deuda del Gobierno Nacional Central (GNC) llegando al 65,6% del PIB, y para el otro año estiman en el Mfmp, se reduciría hacia 60,5% del PIB. Sin embargo, a menor PIB y mayor déficit, se espera mayor deuda.

En los nuevos cálculos del Ministerio de Hacienda los niveles ya mencionados tampoco se cumplirían -dado que se elevarían-, Forbes conoció que en 2020 la deuda del GNC subiría alrededor de 0,4%, es decir, llegaría a 66% y en 2021 su disminución no sería tan profunda como la esperada en el Mfmp, sino que se mantendría en niveles similares a los de 2020.

Lo esperado por los expertos

Tras la actualización de las cifras del PIB dadas a conocer por Minhacienda ayer, Forbes consultó a varios expertos para saber cómo ven el nuevo panorama de la cartera en mención -sobre lo cual coincidieron que más allá de generar una sorpresa están más en línea con lo esperado por el mercado-. Además, explicaron desde sus análisis qué cuentas esperan.

Sobre este punto, José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana, explicó que ellos están esperando una contracción de la economía de 6,2% -que podría terminar siendo de -6,5% dado que queda aún conocer las cifras del último trimestre. Con este escenario, prevén un déficit fiscal de 8,9% del PIB para 2020. Para 2021 esperan un rebote de 4,2% y estiman un déficit de 6,5% del PIB.

Para Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sector de Fedesarrollo, las nuevas estimaciones de Hacienda están más alineadas con los números de la economía que ya se han dado a conocer y que arrojan que en lo corrido del año el país ha caído 8%, lo cual dificultaba cumplir el estimativo del -5,5% para 2020.

Lea también: Así le cambiaron las cuentas al Gobierno este año por el coronavirus

Delgado añadió que desde Fedesarrollo estiman un decrecimiento de 6,5% del PIB este año y con ello el déficit estaría entre 8,4% y 8,5%. Para el otro año están esperando un déficit de 5,6% del PIB con un rebote de 4,4%. No obstante, aclaró que el déficit de 2021 “va a depender mucho de la dinámica de los ingresos este y el próximo año, tanto de ingresos fiscal o de capital”.

En palabras de Felipe Campos, director de investigaciones de Alianza Valores, “la actualización en las expectativas de crecimiento que realizó el Ministerio de Hacienda se ajusta más a la realidad y a las cifras que nos ha entregado el Dane en los últimos meses”.

De otro lado, una de las dudas que quedan es qué tan desfinanciado está el Presupuesto General de la Nación para 2021, dado que se aprobó con otros supuestos económicos, donde además, las enajenaciones cercanas a los $12 billones, son claves pese a que se ha dicho que es difícil que se logren en medio de un año preelectoral. Sobre este punto, Campos dijo: “las enajenaciones pensamos, seguirán siendo un comodín del Gobierno que será utilizado si los ingresos comienzan a quedarse frente a las expectativas”.

Lea también: El país deberá acostumbrarse a vivir con una deuda cercana al 50% del PIB

Sobre la proyección a la baja de Minhacienda en el PIB, el experto dijo que el cambio puede ser más significativo para las cifras de 2021 en adelante. Lo anterior, dado que el plan presentado por Minhacienda “lucía demasiado optimista en términos de crecimiento y recuperación fiscal en el Mfmp en el cual el índice de deuda/PIB regresaba a los niveles pre-pandemia hacia el 2025, por lo cual seguramente este plan de recuperación fiscal se verá modificado en los próximos años a uno algo más realista en donde el camino para regresar a niveles de deuda cercanos al 50% del PIB tome más tiempo”.

Economía y Finanzas

Gobierno Nacional Central cerró el año con una deuda de 61,4% del PIB

Esta cifra es inferior a lo que había previsto el Ministerio de Hacienda en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, presentado a mediados de 2020, donde esperaba una deuda de 65,6% del PIB.

Publicado

on

Ministro de Hacienda
Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda. Foto: Presidencia

De acuerdo con datos recientes del Ministerio de Hacienda, con corte al 31 de diciembre de 2020, la deuda bruta del Gobierno Nacional Central (GNC) llegó al histórico 61,4%, como proporción del PIB proyectado para el año en mención, cifra inferior a lo previsto en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp).

En total, dicho endeudamiento (61,4% del PIB) asciende a $619,6 billones, según los datos de la cartera en mención. De ese monto, $398,8 billones corresponden a deuda interna y $229,7 billones a externa.

Así las cosas, por tipo de deuda, los datos recientes del Minhacienda, explican que del total del endeudamiento del GNC, el 63% corresponde a deuda interna y el 37% restante a externa. Así mismo, indica que el 45,9% se encuentra en pesos colombianos, el 17,9% en UVR (COP), el 32,4% en dólares y el 3,7% en euros.

Lea también: ‘Descuadre’ en las cuentas de Minhacienda: más deuda y más déficit fiscal

Vale mencionar que en el estimado del Mfmp, el Gobierno había previsto que la deuda bruta del GNC sería de 65,6% del PIB para el año que terminó, lo que significaría un aumento de más de 10 puntos porcentuales frente a lo registrado en 2019 (50,3% del PIB).

Según lo explicó el Minhacienda en el Mfmp, “al igual que para el caso colombiano, la deuda pública de las economías emergentes crecerá de manera significativa. Los efectos de la emergencia sanitaria y económica actual han llevado a que los países en general realicen grandes paquetes de gasto público y además vean paralelamente afectado el ritmo de recaudación tributaria”.

Lea también: ¿Cuarentenas afectarían discusión de la tributaria en el primer semestre?

Aunque en el Marco Fiscal de Mediano Plazo se estima una fuerte reducción en el endeudamiento del GNC desde 2021, para ello será necesario equilibrar las finanzas públicas, reajustando gastos e incrementando los ingresos con una reforma tributaria, de la cual el Gobierno espera recaudar $20 billones.

Sin embargo, según expertos, el panorama en esta materia tanto en el monto, como en la discusión de una reforma estructural lucen inciertas en medio de un año preelectoral y dadas las recientes condiciones de la pandemia y la demora en la vacunación de la población contra el coronavirus.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Yellen pide al Congreso más apoyo fiscal para evitar recesión “más dolorosa”

Janet Yellen, candidata a ser la próxima secretaria del Tesoro de EE.UU., reconoció que un estímulo de gran magnitud añadirá problemas a la creciente deuda del país, pero “lo más inteligente que podemos hacer es ir a lo grande”.

Publicado

on

Janet Yellen, nominada por el presidente electo Joe Biden para ser la próxima secretaria del Tesoro.

Janet Yellen, nominada por el presidente electo Joe Biden para ser la próxima secretaria del Tesoro, pidió este martes al Congreso un gran estímulo fiscal para “evitar el riesgo de una recesión más larga y dolorosa” en Estados Unidos, en medio de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

“Los economistas no siempre están de acuerdo, pero creo que hay un consenso ahora: Sin una acción mayor, nos arriesgamos a una recesión más larga y dolorosa, y cicatrices a largo plazo en la economía más adelante”, señaló Yellen en su audiencia virtual ante el Comité de Finanzas del Senado.

Biden ha desvelado un ambicioso plan de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares, que incluye nuevas transferencias directas para los ciudadanos, partidas para reforzar el subsidio federal por desempleo y fondos adicionales para la distribución de las vacunas.

Lea también: Dólar terminó con ganancias el martes, se acercó a los $3.500

En su intervención, Yellen reconoció que un estímulo de esta magnitud añadirá problemas a la creciente “carga de deuda” del país.

“Pero ahora mismo, con tipos de interés a niveles históricamente bajos, lo más inteligente que podemos hacer es ir a lo grande. A largo plazo, creemos que los beneficios superan los costes, especialmente si nos preocupamos de ayudar a la gente que ha estado sufriendo por un largo periodo de tiempo”, recalcó.

Yellen, de ser confirmada en el cargo, sería la primer mujer al frente del Departamento del Tesoro en la historia de EE.UU. y, además, el la primera persona en haber ocupado también la silla de presidenta de la Reserva Federal (Fed), cargo que desempeñó entre 2014 y 2018. 

EFE

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar terminó con ganancias el martes, se acercó a los $3.500

Los precios del crudo se ubicaban por encima de US$52 el barril por mayor optimismo ante estímulos gubernamentales y porque la demanda superó las preocupaciones sobre los nuevos confinamientos. Mercados están a la expectativa del cambio político en EE. UU.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Este martes el dólar cerró a $3.491,65 lo que representó un alza de $24,85 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.466,80. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.483,38.

En la mañana de hoy la mayoría de las monedas de América Latina subían por la caída del dólar antes de un discurso de Janet Yellen, candidata de Joe Biden para dirigir el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en el que habló sobre el aumento del gasto fiscal en la mayor economía mundial.

Yellen instó a los legisladores a “actuar a lo grande” con su próximo paquete de ayuda para el coronavirus, agregando que los beneficios superan los costos de una mayor carga de deuda. Dijo que dijo que su tarea como jefa del Tesoro será ayudar a los estadounidenses a soportar los últimos meses de la pandemia de coronavirus y reconstruir la economía “para que cree más prosperidad a más personas y garantice que los trabajadores puedan competir en una economía global cada vez más competitiva”.

Siga toda la información de economía y finanzas en Forbes Colombia

Por su parte, los precios del petróleo subían en la jornada de hoy, ya que el optimismo porque los estímulos gubernamentales acabarán por impulsar el crecimiento económico mundial y la demanda superó las preocupaciones de que los nuevos confinamientos por la pandemia están enfriando el consumo de combustible.

Hacia la 1:40 de la tarde los precios del Brent, referencia internacional para Colombia, subían 2,06% a US$55,88 el barril, mientras que el WTI ganaba 1,01% a US$52,89 el barril.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

En 9 meses de 2020, hogares perdieron más de lo que Gobierno espera recaudar en tributaria

Según Anif, entre marzo y noviembre del año pasado, el ingreso laboral perdido asciende a $29,6 billones, cifra superior a los $20 billones que tiene como meta recaudar el Gobierno con una nueva tributaria.

Publicado

on

Foto: Getty Images

El cierre de la actividad productiva en Colombia por la pandemia del coronavirus ha tenido serias secuelas en materia de empleo, lo cual se ha reflejado en la caída del ingreso laboral de los hogares colombianos, según el más reciente comentario económico de Anif.

Para el centro de estudios económicos, el ingreso laboral perdido acumulado entre marzo y noviembre asciende a los $29,6 billones, es decir cerca de 2.8% del PIB, un promedio de $3,3 billones por mes. Esta cifra es superior a los $20 billones que tiene como meta recaudar el Gobierno Nacional en una próxima reforma tributaria, discusión que podría ser aplazada dada la falta de control de la pandemia, nuevas cuarentenas, entre otras medidas.

Lea también: ¿Cuarentenas afectarían discusión de la tributaria en el primer semestre?

En línea con lo anterior, solo para noviembre, Anif estima que la pérdida de ingresos sumó $1,67 billones, similar a la cifra del mes anterior ($1,64 billones).

Lea también: Reforma pensional, entre las ocho sugerencias para que el país sea competitivo

Según el informe, lo anterior se debe, en gran medida, a la destrucción de una parte significativa de los empleos, consecuencia del cese de operaciones de gran parte del aparato productivo durante varios meses. “En efecto, frente al año 2019, en el año 2020 (marzo-noviembre) se registraron cerca de tres millones menos de ocupados; solo en noviembre esa cifra fue de 1,6 millones”.

Anif resaltó que “a pesar de que la caída en los ingresos laborales ha venido disminuyendo, como consecuencia de la lenta reapertura de la economía, esta tendencia es frágil”. Pese a que esperan un buen cierre de año en diciembre por su tradicional dinamismo, las cuarentenas en distintas ciudades podrían frenar la recuperación del empleo de manera radical.

El centro de estudios económicos estima que la tasa de desempleo promedio para todo 2020 se ubique entre el 15,5% y 16%. En línea con ello, hizo un llamado para que las medidas implementadas tanto por el gobierno nacional como por los gobiernos locales se hagan con el objetivo de estar “un paso adelante (…) las cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos significativos y duraderos”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

2021, ¿otro año histórico en ventas de vivienda en Colombia?

Estimaciones de Camacol apuntan a que este año será aún mejor que el ya histórico 2020 en ventas de vivienda. Se prevé vender cerca de 210.000 unidades este año, 7% más que el año pasado, resaltó el gremio de los constructores.

Publicado

on

Foto: Minvivienda

Según datos del sistema de información de Camacol, Coordenada Urbana, durante el año pasado la comercialización de vivienda nueva llegó a 194.802 unidades, lo que representó $37,2 billones en inversiones de los hogares en Colombia. Dichos niveles, representan máximos históricos en medio de uno de los años más difíciles para la economía nacional por el coronavirus.

Tras un buen 2020, el gremio de los constructores espera que en 2021 se mantenga dicha dinámica en la comercialización. “Se esperan ventas por 209.000 unidades de vivienda, es decir un 7% más que en 2020. Asimismo, se espera que se inicie la construcción de 149.700 viviendas, que el PIB del sector crezca en 8,6% y que se creen 150.000 nuevos puestos de trabajo”, resaltó Sandra Forero, líder gremial.

Lea también: Colombia cerró 2020 como el mejor año de la historia en ventas de vivienda

Respecto a los resultados de 2020, Forero aseguró que estos “evidencian los atributos sociales y económicos de la vivienda, y muestran el gran esfuerzo del Gobierno Nacional poniendo en marcha una política pública de reactivación en un sector esencial para mover el 14% del empleo y el 54% del aparato productivo de país”.

De otro lado, resaltó “el fortalecimiento del programa de vivienda social Mi Casa Ya, y los incentivos para el segmento medio a través del FRECH No VIS, fueron palancas fundamentales para hacer de la inversión en vivienda nueva un gran instrumento contra-cíclico”.

Por último, de acuerdo con Forero, para lograr los objetivos trazados en 2021 se debe garantizar la disponibilidad de subsidios para la vivienda social, ya que en el que el volumen de ejecución de cupos se duplicará frente a lo previsto; también instó a seguir impulsando acciones que den celeridad a los trámites en la gestión de suelo y en los procedimientos inherentes a la comercialización y entrega de las viviendas.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado