Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Política

Resultado final proyectado: Biden gana 306 votos electorales contra 232 de Trump

El presidente electo Joe Biden solidificó su victoria, sobre Donald Trump, después de su victoria en el estado de Georgia.

Publicado

on

El demócrata Joe Biden solidificó su triunfo en las elecciones de Estados Unidos al ganar finalmente 306 votos contra los 232 del presidente republicano Donald Trump, informaron este viernes (13.11.2020) medios estadounidenses. 

Diez días después de las elecciones del 3 de noviembre, Biden fue declarado ganador en Georgia (que aporta 16 votos electorales), mientras Trump venció en Carolina del Norte (15), dijeron varios medios entre los que se incluyen NBC y CNN. 

El Colegio Electoral, integrado por 538 miembros, decide formalmente la presidencia de Estados Unidos. Un candidato necesita 270 votos electorales para convertirse en presidente, un número que Biden alcanzó el sábado. Cada estado recibe una cantidad de votos electorales basados en el tamaño de la población.

Aunque el voto popular nacional no determina el resultado de las elecciones, Biden estaba por delante por más de 5,3 millones de votos, o 3,4 puntos porcentuales. Su participación en el voto popular, 50,8%, fue ligeramente superior a la participación de Ronald Reagan en el voto en 1980 cuando derrotó a Jimmy Carter. 

Trump, un republicano, ha afirmado sin pruebas que fue engañado por un fraude electoral generalizado y se ha negado a ceder. No obstante, los funcionarios electorales estatales no han informado de irregularidades graves. Además, varias impugnaciones legales de Trump han fracasado en los tribunales. 

Para ganar un segundo mandato, Trump necesitaría revertir el liderazgo de Biden en al menos tres estados, pero hasta ahora no ha podido presentar pruebas de que pudiera hacerlo en ninguno de ellos. Los estados enfrentan una fecha límite de “puerto seguro” el 8 de diciembre para certificar sus elecciones y elegir electores para el Colegio Electoral, que seleccionará oficialmente al nuevo presidente el 14 de diciembre. 

Un tribunal estatal de Michigan rechazó el viernes una solicitud de Trump para bloquear la certificación de votos en Detroit, que fue fuertemente a favor de Biden. Y los abogados de la campaña de Trump retiraron una demanda en Arizona después de que el conteo final de los votos la invalidara. 

DW

Política

El ultraderechista Kast y el izquierdista Boric se disputarán la presidencia de Chile en segunda vuelta

La tendencia en la votación ya es considerada irreversible y la segunda vuelta será el 19 de diciembre.

Publicado

on

El abogado ultraderechista José Antonio Kast y el diputado de izquierda Gabriel Boric se disputarán la presidencia de Chile el próximo 19 de diciembre, según los resultados oficiales parciales de la primera vuelta de las elecciones generales de este domingo.

Según las últimas cifras, correspondientes a más del 90% de los votos escrutados, Kast será el ganador de la primera vuelta con 28% de los votos, mientras Boric quedó en segundo lugar con el 25% de los sufragios.

La gran sorpresa de la noche fue el desempeño del liberal Franco Parisi, que sin pisar Chile y con una campaña presidencial completamente virtual, acumuló el 13,4% de los votos, más que las preferencias acumuladas por la senadora DC Yasna Provoste (12,2%) y por el exministro Sebastián Sichel (12%). El último lugar fue para el ultraizquierdista Eduardo Artés (1,4%).

Se trata, pues, de un resultado muy parecido al que las “poco fiables” encuestas llevadas a cabo en el país anticipaban hace más de dos semanas, tras haber fallado en previos pronósticos electorales.

Lea también: Chile abre las urnas e inicia histórica elección presidencial

“La sorpresa mayoritaria fue que Parisi se logra consolidar casi de manera definitiva en el tercer lugar. La otra sorpresa para el establishment político es el empate técnico en el cuarto y quinto lugar entre Provoste y Sichel, ella siendo la expresidenta del Senado y de un partido con larga trayectoria, y él siendo el representante del Ejecutivo en ejercicio”, explicó a Forbes Chile el cientista político y académico de la Universidad Mayor, José Miguel Cabezas.

Es la primera vez desde el regreso de la democracia en 1990 que un presidente de centroderecha o centroizquierda no gobierne al país, y Chile debe ahora escoger entre dos programas de gobierno en las antípodas: uno que impulsa cambios amparado en la Convención Constitucional y otro que no ve necesidad de cambiar y se opone al órgano constituyente.

Kast, de 55 años, promete mano dura contra la delincuencia, orden, crecimiento económico y un Estado eficiente, pero también reivindica la dictadura de Pinochet, quiere hacer una zanja en la frontera para frenar la inmigración, se opone al matrimonio igualitario, al aborto en cualquier circunstancia y propone una política “internacional anti-radicales de izquierda”.

En un discurso celebrando su victoria en la primera vuelta, Kast dijo a sus seguidores que “vamos a trabajar para recuperar el orden, el trabajo y el progreso (…) Nos vamos a liberar de la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo, de la violencia y la delincuencia“.

José Antonio Kast. FOTO: EFE

“No queremos ir en la ruta de Venezuela o Cuba. El 19 de diciembre no solo vamos a elegir un presidente, sino que vamos a elegir entre libertad y comunismo“, agregó.

Boric (35), por su parte, quiere cambiar el modelo económico chileno, aumentar el bienestar social, aumentar los impuestos a los más ricos y hacer del país un Estado ecológico. Apoya el matrimonio igualitario y el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

“Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad que es tremenda, liderar un disputa por la democracia, por la inclusión, por la justicia y por el respeto a la dignidad de todos”, expresó el candidato en un discurso a sus seguidores en Santiago.

Gabriel Boric. FOTO: Getty Images

Tras estos resultados, tanto Kast como Boric deberán entrar en conversaciones con los otros candidatos y candidatas para obtener su respaldo, y eventualmente, el de sus seguidores para la segunda vuelta.

El oficialista Sichel, que es menos conservador que Kast y denunció “chantajes” para que se convirtiera “en algo que no soy, en una persona intolerante, de extrema derecha”, adelantó esta noche que “no voy a votar por Gabriel Boric” y dio a entender que está abierto a conversar con Kast, a pesar de que tiene diferencias con él por su programa de gobierno.

Provoste, por su parte, al admitir su derrota hizo referencia a que comenzó a hacer política “en un período muy oscuro en nuestro país, y precisamente ese espíritu fascista es lo que representa la candidatura de José Antonio Kast”.

“No queremos que se repitan esos horrores y dolores”, dijo, “no vamos a repetir eso y no seremos neutros. He felicitado a Gabriel por WhatsApp. Estaremos muy atentos a sus declaraciones en las próximas horas sobre ofrecer estabilidad al país (…) Seremos oposición pero no da lo mismo quién gobierne a esta nación”.

Cabezas, por su parte, sostuvo que “dado el respaldo de Provoste en condicional a Boric, además del descarte y libertad de acción de Sichel a Kast, queda pendiente el resultado de las fuerzas parlamentarias y cómo se van a construir los pesos y contrapesos en el Senado y la Cámara de Diputados”.

Poco después de las declaraciones de Provoste, la presidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, dijo que el partido se someterá a una Junta Nacional Extraordinaria para definir si apoyarán a Kast o a Boric.

Por otro lado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, felicitó a los ganadores y les pidió, “sentidamente … desde el fondo y con mi experiencia como presidente de Chile, que busquen siempre los caminos de la paz y no de la violencia, los caminos de la unidad y no de la división, los caminos del diálogo y no la descalificación, los caminos de la responsabilidad y no del populismo, los caminos de la verdad y no de los engaños, los caminos de la moderación y no de la polarización”.

“Sabemos que Chile necesita cambio, pero cambio por libertad, en paz y con justicia, cambio con responsabilidad y en orden, cambio con voluntad de diálogo, colaboración y búsqueda de acuerdos, porque a pesar de todas nuestras diferencias, nunca debemos olvidar que nos une nuestro amor por Chile“, concluyó Piñera.

Seguir Leyendo

Política

Chile abre las urnas e inicia histórica elección presidencial

En estos comicios los chilenos también votan por consejeros regionales, diputados y senadores.

Publicado

on

Chile inició temprano la que se ha denominado la elección más incierta en sus últimos 31 años. El histórico proceso destaca porque marcaría un cierto cierre de ciclo luego de las violentas manifestaciones sociales que se desencadenaron en 2019 y porque se ha planteado un nuevo escenario político, en el que los favoritos son dos candidatos que no forman parte de los clásicos conglomerados de ese país. Gabriel Boric que va por Apruebo Dignidad, conglomerado del Frente Amplio y el Partido Comunista (izquierda) y José Kast del Frente Social Cristiano (ultraderecha).

Unos 15 millones de electores -en una población de 19 millones- están convocados para ejercer su derecho al voto, voluntario desde 2012. Las urnas estarán abiertas hasta las seis de la tarde (hora local) para votar entre siete candidatos a la presidencia, la totalidad de la Cámara de Diputados y la mitad del Senado, además de consejeros regionales.

Mientras que en Nueva Zelanda y Australia ya se conocían los primeros resultados de los chilenos que votan en el extranjero, donde en ambos países ganó Boric. El presidente saliente, Sebastián Piñera, fue la primera figura pública en ir a votar en un colegio en Las Condes, un barrio acomodado de Santiago. “Todas las opiniones importan. Vengan a votar”, “somos capaces de resolver nuestras diferencias de manera pacífica, a votar”, pidió ante las cámaras.

Hasta el momento, de los candidatos al sillón presidencial, Gabriel Boric, José Kast, Yasna Provoste y Sebastián Sichel ya emitieron su voto. El primero en Punta Arenas (sur de Chile) y el segundo en Paine (ciudad de la Región Metropolitana), Provoste y Vallenar y Sichel en la comuna de Las Condes. Los atres candidatos llamaron a votar y resaltaron la importancia de estos comicios.

Un 50% de indecisos, voto voluntario y restricciones sanitarias por la pandemia, configuran el escenario más incierto desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Por otro lado, las encuestas no han acertado en ninguna de las últimas elecciones por lo que es difícil asegurar totalmente algún tipo de resultado. Lo que si estiman muchos analistas es que ningún candidato a La Moneda logrará el 50 % de los votos, lo que haría obligatorio el paso a segunda vuelta.

El nuevo gobierno será de transición

La presidenta de la convención que redacta la nueva Constitución de Chile, la académica indígena Elisa Loncón, afirmó que el nuevo presidente, que se vota en primera vuelta este domingo, “será de transición” y su labor será “facilitar el camino constituyente”.

“Quien se instale hoy día será un Gobierno de transición que en el futuro tendrá que ver cómo implementa la nueva Constitución”, reivindicó Loncón desde un local de votación de la capital.

“Es muy importante quién sea electo hoy o quién pase a segunda vuelta porque tendrá que continuar gobernando en clave constitucional”, expresó.

En 2020, Chile decidió dejar atrás su actual carta magna, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y encomendó la tarea de redactar una nueva a una asamblea paritaria, con participación indígena y de tendencia progresista.

Implementar las normas de la nueva ley fundamental, en caso de aprobarse en un plebiscito de salida -previsiblemente el año que viene- será uno de los principales retos del próximo mandatario, que sucederá al conservador Sebastián Piñera en marzo de 2022.

Son siete candidatos en total y, según los sondeos, ninguno se impondría en primera vuelta y pasarían al balotaje el 19 de diciembre el diputado izquierdista Gabriel Boric y el ultraderechista José Antonio Kast.

También son una alternativa el exministro y carta del oficialismo, Sebastián Sichel, y la democratacristiana Yasna Provoste, y con menos apoyos, el progresista Marco Enríquez-Ominami; Franco Parisi, un polémico economista que reside en Estados Unidos, y Eduardo Artés, de izquierda radical.

“No da lo mismo quién gane. Necesitamos un presidente que dialogue y asuma la gran responsabilidad de instalar las demandas por los derechos fundamentales de la madre tierra, de las mujeres, y las naciones originarias”, agregó Loncón.

El proceso constituyente se abrió como la vía política para suavizar la crisis social que comenzó en 2019, la más grave en tres décadas, que se extendió durante más de un año con masivas protestas por un modelo socioeconómico más igualitario, feministas y ambientalista.

Algunos expertos apuntan que una eventual victoria del ultraderechista Kast, que se opuso en 2020 a cambiar la carta magna, podría tensionar el proceso constituyente, algo que el mismo candidato ha rechazado en diversas comparecencias.

Más de 15 millones de personas están llamadas a las urnas para elegir al nuevo presidente pero también para renovar parcialmente el Parlamento, un elemento crucial para la gobernabilidad del país.

Se elegirán a todos los diputados (155) para un periodo de 4 años y a 27 de senadores de un total de 50 para un periodo de 8 años.

Uno de los grandes interrogantes es la participación, ya que desde que el voto es voluntario (2012), ninguna elección ha superado el 50 % del padrón excepto el plebiscito por una nueva Constitución de 2020.

DW/EFE

Seguir Leyendo

Política

Chile elige presidente: más de 15 millones de personas convocadas a las urnas

No hay favoritos pero sondeos indican que comicios podrían definirse entre izquierda o ultraderecha.

Publicado

on

Cortesía: Marcelo Hernández/Getty Images

Unos 15 millones de chilenos y chilenas están convocados a votar el domingo por el sucesor del presidente Sebastián Piñera, en unas elecciones sin ningún candidato favorito a la vista, aunque las poco fiables encuestas que han medido las preferencias del electorado sostienen que los comicios podrían definirse entre dos caras opuestas: o la izquierda o la ultraderecha.

Tres candidatos y una candidata destacan entre quienes tienen más posibilidades de ganar la primera vuelta de este domingo y el consenso general es que la presidencia se definirá en segunda vuelta, el próximo 19 de diciembre.

Las encuestas utilizadas en el país, que gozan de poco prestigio por haber arrojado resultados contrarios a lo pronosticado en las últimas citas electorales, destacan a dos candidatos como los principales en esta fase: el diputado y exlíder estudiantil de izquierda Gabriel Boric, y el exdiputado y veterano líder de la ultraderecha, José Antonio Kast.

En segundo plano, la única mujer en contienda, la senadora demócrata cristiana Yasna Provoste, y el exministro cercano al oficialismo, Sebastián Sichel.

Otros tres candidatos, el ultraizquierdista Eduardo Artés, el progresista Marco Enríquez-Ominami y el liberal Franco Parisi tienen menos probabilidades de quedar en los primeros puestos, según los sondeos.

Sichel era la carta principal de la derecha al inicio de la campaña, pero una serie de errores y un pasado como cabildero a nombre de empresas le costó el apoyo del sector más conservador, que tras haberse comprometido a respaldarlo lo abandonó y abiertamente declaró su apoyo a Kast.

El próximo presidente o presidenta de Chile tiene importantes tareas: pacificar el país tras el violento estallido social de 2019, someter a votación la aprobación o rechazo de la nueva Constitución y ponerla en vigor en caso de que sea aprobada.

Además, el año próximo deberá enfrentar una fuerte caída en el crecimiento económico pronosticado, de poco más del 2%, y una inflación que podría rondar el 5%.

“El futuro de Chile está en las manos de cada una y cada uno de ustedes. Juntas y juntos recuperaremos la paz, la unidad y sanaremos a Chile de sus heridas”, dijo la candidata Provoste, haciéndose eco de uno de los reclamos más escuchados entre los ciudadanos: paz.

Es que desde el estallido social de 2019 pequeños grupos de encapuchados antisistema, inconformes con el proceso constituyente acordado para pacificar al país y acabar con las protestas, se han dedicado casi semanalmente a destrozar e incendiar propiedad privada en el centro de Santiago tras violentas manifestaciones.

“Quiero que mi país recupere la paz que había hace dos años. Todos los países necesitan cambios, pero hay que hacerlos de manera pacífica“, dijo a EFE Mauricio Lagos, para quien el llamado estallido social fue “demasiado violento”.

“Voy a votar porque quiero un cambio, pero con seguridad, quiero poder salir a la calle tranquilo. El país está patas arriba”, agregó José Vargas, un trabajador del aeropuerto capitalino.

Otros ciudadanos ven el estallido social como algo necesario luego de años exigiendo reformas que nunca llegaron, en uno de los países con más desigualdad de Latinoamérica —según la OCDE— poca movilidad social y bajos sueldos para pagar servicios básicos privatizados como la salud, la educación y las pensiones.

Boric es el aspirante a La Moneda que más canaliza los cambios demandados en las protestas. “La dignidad para todas las personas no puede esperar y hoy tenemos en nuestras manos la oportunidad de avanzar en derechos sociales“, ha dicho en sus redes sociales. “Tenemos esperanza que este domingo seremos gobierno y desde ahí protegeremos los cambios“.

Kast, por su parte, es quien se opone a los cambios —rechaza la Constituyente— y quien ha capitalizado el rechazo a la violencia, ofreciendo mano dura contra el desorden.

“Este 21 de noviembre los chilenos tenemos el deber de defender nuestra patria y el derecho de elegir la libertad, para recuperar la paz, el orden y el progreso que nos llevará a un mejor futuro”, sostiene.

Sichel, por otro lado, también enarbola la bandera de la seguridad y el orden, pero a diferencia de Kast —quien, por ejemplo, reclama para sí el poder de detener personas sin cargos y en cualquier lugar no destinado a detenciones durante un Estado de Excepción— defiende que se siga el orden legal vigente.

“No creo que tengamos que retroceder 40 años para tener seguridad y orden o controlar la violencia, ni retroceder en los derechos o libertades que ya ganamos”, ha dicho el candidato.

Además de los 14,9 millones de electores convocados a votar en 2.800 locales en Chile, más de 71.000 electores podrán votar 113 locales en el extranjero.

También se votará por diputados, senadores y consejeros regionales.

Los centros de votación deben abrir a las 8:00 locales y cerrar a las 18:00.

Los resultados de las elecciones deberán conocerse en torno a las 21:00 locales.

Esta será la cuarta votación nacional que Chile celebre en pandemia, tras el Plebiscito Constitucional de 2020, y la elección de los convencionales constituyentes y las primarias presidenciales, ambas celebradas este año.

Las autoridades sanitarias hicieron un llamado a votar e indicaron que estos comicios se llevarán a cabo bajo un ambiente mas “positivo” que los anteriores, debido a que el 90% de la población objetivo del país ya está vacunada contra el COVID-19.

Para la votación regirán estrictos protocolos sanitarios, será obligatorio el uso de mascarilla y alcohol gel, y los adultos mayores y personas con discapacidad tendrán preferencia y un horario especial de votación, señaló la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

Con información de EFE

Seguir Leyendo

Política

‘Equipo por Colombia’ ¿Quiénes conforman la nueva alianza por la presidencia?

Enrique Peñalosa, Federico Gutiérrez, Alex Char, Juan Carlos Echeverry, Dilian Francisca Toro y David Barguil conforman una nueva coalición dentro de la carrera presidencial.

Publicado

on

Cortesía: Twitter (@AlejandroChar)

Si algo caracteriza a la carrera presidencial de 2022 son las coaliciones. A diferencia de otros comicios, donde cada partido tenía su propio candidato hasta el final de la contienda, las alianzas han estado a la orden del día en esta oportunidades, de las cuales solo uno será el elegido para competir en primera vuelta.

Una de las más llamativas es la recién creada ‘Equipo por Colombia’, que si bien ya había juntado a varios de sus integrantes tiempo atrás, terminó de consolidarse esta semana con la adición de nuevos aliados.

Todo comenzó con la ‘coalición de exalcaldes’ o el equipo ‘Peñalosa-Fico-Char’, compuesto por el exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa; el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez; así como el exalcalde de Barranquilla, Alejandro Char.

Si bien Peñalosa y Gutiérrez ya llevan un buen tiempo en la contienda, Char se sumó esta semana al oficializar sus intenciones de aspirar por la Casa de Nariño, profundizando además en su buena relación con los dos precandidatos ya mencionados, a quienes invitó a Barranquilla para ver el partido de la Selección Colombia contra Paraguay.

A ese combo se unió un cuarto invitado: el exministro de Hacienda y expresidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, quien también guarda afinidad con los exalcaldes. Tanto así, que hizo referencia a este grupo como ‘Coalición de la Experiencia’, dada su experiencia en cargos públicos.

“Alguien que dio resultados en Barranquilla, alguien que dio resultados en Bogotá, alguien que dio resultados en Medellín, y alguien que dio resultados en Ecopetrol y el Ministerio de Hacienda”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

Incluso, Echeverry se animó a invitar a otros precandidatos a esta colectividad, como a la exgobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, o al exministro de Salud y exrector de la Universidad de Los Andes, Alejandro Gaviria.

Fue precisamente la primera aspirante, que representa al Partido de la U en los comicios electorales, la que habría decidido sumarse a este grupo, junto al representante del Partido Conservador y senador de la República, David Barguil.

Fue precisamente Char quien oficializó la unión mediante su cuenta de Twitter, describiendo a su equipo como “seres humanos con capacidad, obras y con experiencia como gobernantes, que piensan en el bienestar de la gente”.

Junto al Pacto Histórico, que sumó al precandidato Camilo Romero esta semana, y la Coalición de la Esperanza, el Equipo por Colombia es la tercera coalición que se conforma en estas elecciones presidenciales. De cada una, saldrá un candidato único que deberá enfrentarse al elegido del Centro Democrático, que se conocerá tras las elecciones internas que tendrá el partido este lunes.

Poco a poco, se van definiendo los rumbos de las elecciones presidenciales de 2022, pero aún queda mucha tela por cortar y nuevos capítulos en una historia que no se debe perder de vista.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Política

México pide dejar de rechazar a los migrantes en su cumbre con EEUU y Canadá

La cumbre trilateral, conocida popularmente como la de los “tres amigos” y que se organizaba normalmente de forma anual, se celebró por primera vez desde 2016, después de cuatro años paralizada durante el mandato de Donald Trump.

Publicado

on

México pidió este jueves a EE.UU. y Canadá que dejen de “rechazar a los migrantes” porque los necesitan para crecer económicamente, y propuso a esos países diseñar una estrategia económica común para reducir su dependencia de las importaciones de Asia.

Así lo planteó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la IX Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada en la Casa Blanca.

“¿Por qué no estudiar la demanda de mano de obra y abrir ordenadamente el flujo migratorio?”, planteó López Obrador durante su encuentro trilateral con Biden y Trudeau, que cerró una larga jornada de reuniones.

El mandatario mexicano opinó que es necesario “dejar de rechazar a migrantes”, porque “para crecer se necesita de fuerza de trabajo que no se tiene con suficiencia ni en Estados Unidos ni en Canadá”.

Ese mensaje contrastó con el que expresó Biden durante su intervención poco antes: el mandatario estadounidense opinó que los tres países deben “gestionar los desafíos de una migración sin precedentes” en el continente.

Énfasis en la migración

Biden aseguró que quiere construir un sistema migratorio más humano, pero su Gobierno sigue deportando a la mayoría de indocumentados que llegan a su frontera sur sin darles oportunidad de solicitar asilo, con base en una medida conocida como “Título 42” y que su Gobierno justifica por la pandemia.

La Casa Blanca aumentó sus contactos con países del continente para tratar de contener la llegada masiva de indocumentados a su frontera con México, y en septiembre tuvo que gestionar una crisis por la entrada de miles de inmigrantes haitianos a los que deportó en su mayoría a Haití.

Pese a enviar ese mensaje a Biden sobre los flujos migratorios, López Obrador le agradeció que en su primer día en el poder planteara una reforma migratoria para regularizar a los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos, que en muchos casos son mexicanos.

“Ningún mandatario en la historia de Estados Unidos ha manifestado como usted un compromiso tan claro e inequívoco para mejorar la situación de los migrantes”, le dijo López Obrador a Biden durante la reunión trilateral.

El proyecto de reforma migratoria que propuso Biden está estancado en el Congreso, y tampoco han salido adelante por ahora otras iniciativas de los demócratas para regularizar a los migrantes indocumentados dentro del paquete de gasto social que debate el legislativo.

López Obrador planteó el tema tanto en el encuentro trilateral como en la reunión a solas que mantuvo a solas con Biden y en otra que sostuvo antes con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, y dijo que México “sabrá corresponder con gratitud y amistad” si finalmente se regulariza a esos indocumentados.

Menos importaciones

El otro tema que puso sobre la mesa el presidente mexicano fue su voluntad de desarrollar una “estrategia económica regional” para que Norteamérica gane el pulso con China, y que a su juicio pasa por “producir” más en la región, en un contexto de crisis en la cadena de suministros e inflación.

“Esto pasa por planear conjuntamente nuestro desarrollo y por impulsar un programa de inversión productiva en América del Norte para la sustitución de importaciones”, recalcó López Obrador.

Ni Biden ni Trudeau respondieron a esa propuesta de López Obrador durante la porción pública de la reunión, pero los tres coincidieron en su voluntad de estrechar los vínculos económicos y comerciales sobre la base del tratado comercial trilateral T-MEC.

La reunión se produjo días después de que Estados Unidos abriera finalmente las fronteras con México y Canadá a los viajes no esenciales, tras más de un año de clausura por la pandemia, pero no todo fueron sonrisas en el plano económico.

La queja de Trudeau

Trudeau llegó a la cumbre preocupado por un plan de Biden para incentivar la compra de vehículos eléctricos fabricados en EE.UU., incluida en un proyecto de gasto social pendiente de aprobación en el Congreso, y el presidente estadounidense reconoció que está evaluando cambios para contentar a Canadá.

La jornada incluyó además el primer encuentro bilateral en persona hasta ahora entre Biden y López Obrador, en el que el mandatario estadounidense aseguró al mexicano que ambos se relacionarán como “países iguales”.

El líder mexicano le respondió con un agradecimiento por no tratar a México como “patio trasero”, y celebró su “trato respetuoso”.

La cumbre trilateral, conocida popularmente como la de los “tres amigos” y que se organizaba normalmente de forma anual, se celebró por primera vez desde 2016, después de cuatro años paralizada durante el mandato de Donald Trump.

La producción de vacunas contra la covid-19 y la estrategia contra la crisis climática completaron la agenda de la reunión, que se cerró sin la rueda de prensa conjunta tradicional, algo que muchos periodistas criticaron y que la Casa Blanca achacó a lo apretado de la agenda.

EFE

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado