Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Cofundadores de Airbnb poseen casi el 42% de la firma que saldrá a la bolsa

Las documentaciones previas a la OPI de Airbnb muestran pérdidas cada vez mayores, mientras se prepara para una de las OPI más grandes de 2020.

Publicado

on

Fundadores de Airbnb: Joe Gebbia, director de producto, Nathan Blecharczyk, director de tecnología y Brian Chesky, director ejecutivo. Foto: Getty Images.

Durante un año en el que los viajes globales prácticamente se detuvieron debido a la pandemia Covid-19, las pérdidas de Airbnb se dispararon a pesar de los esfuerzos por mantener a flote su negocio.

Mientras se encamina hacia una de las ofertas públicas iniciales (IPO, por sus siglas en inglés) más grandes de 2020, la compañía con sede en San Francisco perdió casi US$ 700 millones en los primeros nueve meses de este año, más del doble de la cantidad durante el mismo período en 2019, según reportó la empresa a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

Pero en medio de fuertes pérdidas, Airbnb registró ganancias operativas de US$ 219 millones en el tercer trimestre, una señal de que su reciente enfoque en los viajes nacionales está dando sus frutos, según la presentación previa a la OPI, conocida como S-1. Durante los nueve meses que terminaron el 30 de septiembre, Airbnb generó ingresos de US$2.500 millones, una caída del 32% año tras año, mientras que el valor total de las reservas en línea cayó un 39% durante el mismo período, a US$18.000 millones.

En conjunto, la compañía dijo que aún es demasiado pronto para pronosticar el impacto final de la pandemia en su negocio, y dijo que “continúa afectando materialmente y adversamente nuestros resultados operativos y financieros a largo plazo”.

La compañía espera recaudar US$3.000 millones en su debut en el mercado público en Nasdaq, según Bloomberg, lo que la convierte en una de las OPI más grandes de 2020. La compañía dijo que al 30 de septiembre, tenía más de 4 millones de anfitriones, incluyendo al 86% de anfitriones ubicados fuera de los Estados Unidos, con más de 7,4 millones de listados de hogares y experiencias.

Airbnb fue fundada en agosto de 2008 en San Francisco por Brian Chesky, Nathan Blecharcyzk y Joe Gebbia. Actualmente, Chesky es director ejecutivo de Airbnb, Gebbia es director de productos, mientras que Blecharcyzk es director de estrategia y presidente de Airbnb China.

La OPI será un cambio radical para una empresa que casi se descarriló cuando la pandemia Covid-19 prácticamente detuvo los viajes globales. En abril, Airbnb se vio obligada a pedir prestados 2.000 millones de dólares a prestamistas, incluidos Silver Lake y Six Street Capital, a una valoración de 18.000 millones de dólares, antes de despedir al 25% de su fuerza laboral, o casi 2.000 personas.

Otras compañías de viajes y vacaciones se han enfrentado a problemas similares a los de Airbnb durante la pandemia. TripActions, una plataforma de viajes corporativos con sede en San Francisco, se vio obligada a pedir prestados 125 millones de dólares después de perder más del 90% de sus ingresos en marzo. Sonder, la startup de hostelería, despidió a un tercio de su fuerza laboral antes de recaudar 170 millones de dólares. Empresas emergentes de viajes más pequeñas, como Stay Alfred, han cerrado.

Si otras OPI de tecnología sirven como marco de referencia, la OPI de Airbnb podría ir bien para sus principales inversionistas, que incluyen a Sequoia Capital y Andreessen Horowitz. Snowflake, que salió a bolsa a principios de septiembre, abrió cotizaciones a 254 dólares la acción, más del doble de su precio de lista inicial de 120 dólares, coronando a tres nuevos multimillonarios en su día de salida a bolsa. Palantir, que buscó una cotización directa también en septiembre, abrió a 10 dólares, un aumento del 38% con respecto a su precio de referencia.

Los dueños

La última presentación muestra que Chesky tiene la mayor participación individual con poco menos del 15% de la empresa con 76,9 millones de acciones, incluidas 9,2 millones de opciones sobre acciones. Blecharczyk y Gebbia, mientras tanto, poseen cada uno el 13,5% de la empresa, o 70 millones de acciones de Airbnb, incluidos unos 2,3 millones en opciones sobre acciones.

Calculando una valoración de US$26.000 millones, una valoración interna informada por la compañía de viviendas compartidas en abril cuando los cierres de Covid-19 todavía eran un factor importante en sus operaciones, esto significaría que la participación de Chesky tiene un valor estimado de US$3.500 millones, mientras que Gebbia y Blecharcyzk tienen un valor de US$3.200 millones.

Chesky, Blecharczyk y Gebbia se convirtieron en multimillonarios por primera vez en marzo de 2014, cuando Airbnb estaba valorado en US$10.000 millones. En ese momento, Forbes estimó que los tres fundadores tenían participaciones personales de poco más del 15% y un patrimonio neto de US$1.500 millones cada uno. Los primeros inversores de la empresa incluyen Sequoia Capital, Greylock e inversionistas ángel de Ashton Kutcher, el cofundador de LinkedIn Reid Hoffman y el fundador de Amazon, Jeff Bezos.

Y aunque los anfitriones de Airbnb no recibirán bonificaciones en efectivo ni acciones, la compañía está reservando 9,2 millones de acciones para ayudar a los anfitriones con servicios como educación y ayuda financiera. Esas acciones entran en vigencia una vez que alcancen el varlos de 1.000 millones de dólares, según Axios. Según la presentación, Chesky contribuirá con más de US$ 100 millones en acciones de Airbnb al fondo. El lenguaje en el S-1 también describió la intención de Chesky “de donar las ganancias netas de la compensación de capital inicial que [la junta] proporciona [s] a causas comunitarias, filantrópicas y caritativas”, aunque no se proporcionaron más detalles.

Enfoque en los viajes nacionales

A pesar de las crecientes pérdidas, el negocio de Airbnb mostró algunos signos de resistencia. Después de ver una creciente demanda de viajes nacionales y estadías, que representaron el 77% de las reservas en los primeros 9 meses de 2020, la compañía se centró en estadías mensuales y otros productos.

La compañía reportó US$8.200 millones en valor de reserva bruto en el tercer trimestre, solo un 17% por debajo de los niveles de 2019. Eso es una reducción significativa de su disminución en las reservas, después de que el valor de las reservas cayera un 67% en el segundo trimestre en términos interanuales.

Sin embargo, Airbnb se está preparando para lo peor, ya que los viajes están disminuyendo nuevamente con la aparición de otra ola de infecciones por Covid-19, y se espera que las reservas disminuyan nuevamente para fin de año. “De manera similar al impacto de la ola inicial de COVID-19 en marzo de 2020, estamos viendo una disminución en las reservas en las regiones más afectadas”, afirmó la compañía.

Por: David Jeans y Angel Au-Yeung | Forbes Staff

Editors' Picks

Cuánto dinero se necesita para pertenecer al 1% de los más ricos, según cada país

En Mónaco se necesitan US$ 8 millones para unirse a ese grupo selecto; mientras que en Suiza y Estados Unidos se requieren US$ 5.1 millones y US$ 4.4 millones respectivamente.

Publicado

on

Si bien la tarea de unirse a las filas del 1% más rico del planeta nunca fue sencilla, lograrlo en Mónaco mucho menos. Allí se necesitan casi US$ 8 millones para hacer el corte en el principado mediterráneo, donde los residentes generalmente no pagan impuestos sobre la renta; según una investigación de Knight Frank a la que tuvo acceso la agencia Bloomberg. Luego, le siguen Suiza y Estados Unidos como los puntos de entrada más altos, donde se requieren fortunas de USS 5,1 millones y US$ 4,4 millones respectivamente; mientras que en Singapur, con US$ 2,9 millones superaría el umbral. 

El director global de investigación de Knight Frank dijo que en el análisis de cada uno de los países de la investigación “se puede ver claramente la influencia de la política fiscal”, tanto en las naciones ricas como pobres.

A su vez, tal como publicó Bloomberg, los hallazgos del estudio subrayan cómo la pandemia amplió la brecha entre países ricos y pobres: el punto de entrada para el 1% más rico de Mónaco es casi 400 veces mayor que en Kenia, la ubicación más baja de las 30 en el estudio de Knight Frank.

El Banco Mundial estima que “dos millones de personas en esa nación africana cayeron en la pobreza debido a la crisis de COVID-19. Mientras tanto, las 500 personas más ricas del mundo agregaron US$ 1,8 billones a sus fortunas el año pasado, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, y los emprendedores de tecnología con sede en Estados Unidos Elon Musk y Jeff Bezos fueron los que más ganaron”, añadía la agencia norteamericana.

Fuente: Knight Frank, The Wealth Report 2021 Nota: Se muestran los 20 territorios principales

Actualmente, Estados Unidos es quien lidera el número de individuos “ultrarricos”; incluso cuando el crecimiento de la riqueza aumentó recientemente en lugares de Asia y el Pacífico como China y Hong Kong, según el informe. Los multimillonarios más ricos de la región ahora tienen un valor combinado de US$ 2,7 billones, según muestran los datos compilados por Bloomberg, o más del triple de la cantidad a fines de 2016. Se pronostica que Asia Pacífico continuará superando el crecimiento global en individuos de patrimonio neto ultra alto desde 2020 hasta 2025, con un aumento del 33% en el número de personas con más de $ 30 millones liderado por India e Indonesia, de acuerdo a Knight Frank.

También se espera que Singapur experimente un aumento, aunque la ciudad-estado ya es un centro para muchos de los súper ricos del mundo por razones que van desde su alto nivel de vida hasta estrictas reglas de privacidad. La family office del cofundador de Google, Sergey Brin, está estableciendo una sucursal en Singapur, mientras que el multimillonario británico James Dyson ya ha trasladado su empresa de inversiones familiar allí.

Con información de Bloomberg.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Llegó a Colombia sin nada y fundó una compañía que vendió en US$550 millones

Brian Requarth es el cofundador de la aceleradora Latitud y de VivaReal, una compañía de la que fue CEO y presidente de la junta directiva hasta su venta, que empezó en Colombia, pero se volvió grande en Brasil. Hizo de su historia un libro, que llegó a ocupar el puesto del más vendido en Amazon.

Publicado

on

Brian Requarth, cofundador de Latitud y VivaReal. Foto: Screenshot.

Con un español enredado y de traje negro, Brian Requarth se parqueó una vez en la entrada del edificio Los Venados de Bogotá, que queda al frente de la Bolsa de Valores, insinuando que tenía una cita, hasta que los porteros lo dejaron ingresar.  Acto seguido, pasó de oficina en oficina ofreciendo clases de inglés que había preparado con un libro que había conseguido en una feria.

Casualmente una directora de recursos humanos estaba buscando un profesor y lo contrató para que ofreciera clases de inglés de negocios a varios ejecutivos de una firma comisionista de bolsa, lo cual hizo por un año para poder mantenerse en la ciudad.

Él, californiano, había aterrizado en Colombia luego de manejar hasta Costa Rica, donde vendió su carro para comprar el tiquete aéreo que lo llevaría a reencontrarse con una colombiana que había conocido en San Diego (Estados Unidos) y que hoy es su esposa y madre de sus hijos. “En esa época decían el riesgo es que te quieras quedar”, recuerda Brian. “Así pagué las cuentas”.

Como en Estados Unidos un motel es un hotel barato característico de carretera, el primer lugar en el que se alojó fue un motel en la Avenida Caracas de Bogotá. “Los papás de mi esposa la regañaron por dejarme quedar en ese sitio, pero era lo que podía pagar”, dice.

Más adelante, estando más ubicado, tuvo una mala experiencia buscando un apartamento. “No había casi información en línea, así que cuadramos una visita con un agente inmobiliario, le expliqué lo que quería, sacó una lista de propiedades y me cobró por ver esa información. Pagué el dinero y visité todos los inmuebles, gastando mucha energía en eso”, apunta.

Sentado en un café internet, buscando ideas de negocio, se encontró un caso de negocio de la Universidad de Stanford que mostraba lo que estaba pasando con Mercado Libre. Retomando lo de aquella experiencia con el agente inmobiliario, se le ocurrió crear en 2009 VivaReal, un portal de clasificados para la compra, venta y renta de inmuebles.

La cofundó junto al alemán Thomas Floracks, a quien conoció en la fila para pagar la multa por haber permanecido en Colombia más tiempo del que les habían permitido y a quién quería conectar con unos ejecutivos que querían aprender alemán. Pero con Floracks empezó a desarrollar varios sitios web, siendo uno de esos VivaReal.

Sin embargo, con un respaldo limitado de inversionistas y la apertura de mercado, tuvieron que tomar la difícil decisión de concentrarse solo en el mercado de Brasil y cerrar la operación de Colombia, donde todo comenzó. “Todo estaba hecho en Colombia, pero lanzamos en varios países para probar y Brasil fue un cohete”, explica Requarth. “Cuando decidimos cerrar la oficina de Bogotá, nos dio mucha pena. Aunque el tiempo demostró que fue la decisión comercial correcta, tuvimos que despedir a parte del equipo que era de 20 personas, de los cuales cuatro aceptaron mudarse a Brasil con nosotros. A todos los demás los vimos saltar a buenos trabajos en los que ganaban mucho más dinero, fuimos una plataforma para ellos. Hoy tienen carreras tecnológicas brillantes”.

Brian como CEO de VivaReal en los inicios de la compañía en Colombia. Foto: Archivo.

Toda la travesía que vino después, Requarth la expone en el libro Viva the Entrepreneur, un título en que, con base a su historia, presenta una guía para emprendedores que quieran escalar negocios en América Latina y a aprender a interactuar con el capital de riesgo para conseguir un crecimiento exponencial. Esta pieza de 209 páginas consiguió ubicarse por varias semanas como el libro más vendido en Amazon en el segmento de emprendedores.

Las entrevistas a los nuevos empleados en Brasil las hacían en un café de Starbucks e inicialmente vivían apiñados en el apartamento del que habían contratado como gerente para el país.

Para 2019, no solo habían acaparado el 25% del mercado inmobiliario de Brasil, sino que habían recaudado US$74 millones de fondos de capital de riesgo en un camino que los indujo a fusionarse con Zap Imóveis para crear el Grupo ZAP, que, en últimas, fue vendido a OLX en una transacción de US$550 millones.

“Me siento en un gran deber en reinvertir en América Latina porque en los mejores ecosistemas tienen a personas exitosas reinvirtiendo en otra generación”, confiesa Brian quien como ángel inversionista ha puesto no solo de sus recursos, sino su mentoría en varias prometedoras startups que se han originado en Colombia como La Haus, Liftit, Chiper, Ontop, Neivor y Aptuno -de la cual es cofundador-. “Siempre he sentido una gran gratitud por todo lo que he podido lograr”.

Ese es el propósito que lo mueve y que ha materializado en Latitud, una aceleradora que cofundó en 2020 con Yuri Danilchenko y Gina Gotthilf, que ofrece a los emprendedores tutorías prácticas con expertos de la región y de Silicon Valley. “Formamos un grupo con nuestra red de contactos para elevar el ecosistema”, sostiene. Ya tuvieron la primera cohorte y están próximos a iniciar la segunda. Con esto, Brian ahora tiene mucho trabajo por delante.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Editors' Picks

¿Gates y Bezos unidos contra el cambio climático?

El fundador de Microsoft dijo en una entrevista con Bloomberg TV que desea trabajar junto a Jeff para evitar un desastre climático que podría ser peor que la actual pandemia por Coronavirus.

Publicado

on

En una entrevista con Bloomberg Television, Bill Gates, fundador de Microsoft, reveló que tiene como objetivo trabajar en conjunto con el Jeff Bezos – quien le dio vida a Amazon – para combatir una crisis climática que según él podría ser mucho peor que la actual pandemia que está sufriendo el mundo, tanto en muertes como en el impacto global.

Gates, que a principios de este mes lanzó su libro “Cómo evitar un desastre climático”, aseguró que las muertes aumentarán con el tiempo “a medida que haya más olas de calor, incendios forestales y se pierda la capacidad de salir al aire libre y cultivar en cualquier lugar cerca del ecuador. El ejecutivo reconoció que es un verdadero desafío para la humanidad “invertir por adelantado para los problemas que se vienen después”.

Lea también: Bill Gates considera imposible meta de cero emisiones en 2030

Como decíamos, Jeff Bezos es otro de los multimillonarios exitosos que le dan extrema importancia al cuidado del medioambiente y a la lucha contra el cambio climático. Tal es así que se comprometió a invertir más de US$10.000 millones para ‘ganar esta batalla’. En la entrevista con Bloomberg, Gates mostró su deseo de colaborar con él para respaldar costosas alternativas ecológicas en reemplazo de las tecnologías actuales, como por ejemplo pasar de autos a gasolina a uno eléctrico.

Bill Gates y Jeff Bezos.

Por lo general, esas tecnologías nuevas, más sustentables y ecológicas, suelen ser demasiado costosas para los consumidores habituales e incluso para los gobiernos. Y personas como Gates o Bezos podría utilizar su capital para estimular la demanda y reducir los precios a un nivel coherente para el mercado.

En ese sentido, dijo: “La idea de cómo se crea un lado de la demanda para estos productos ecológicos, incluso en la etapa inicial, donde su prima ecológica es muy alta, es algo que me he dado cuenta de que es una de las piezas que faltan” “Queremos que las empresas y los gobiernos participen en eso, pero tener una base sólida de capital filantrópico para comenzar sería fantástico”.

Con información de Bloomberg.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Multimillonaria de 94 años demandó a sus nietos y a JP Morgan luego de ser estafada

La demanda se dio por falsificar documentos y derrochar sus ganancias sin su consentimiento. La mujer exige que se le devuelvan US$69 millones.

Publicado

on

Hace un año, Beverley Schottenstein, una mujer estadounidense de 94 años, iniciaba acciones legales contra dos de sus nietos, Evan (39 años) y Avi (33 años), quienes trabajaban en JP Morgan y eran los encargados de administrar su dinero; por falsificar documentos, aumentar las comisiones con transacciones inapropiadas y derrochar sus ganancias sin su consentimiento; informó la agencia Bloomberg.

Enterada de estos movimientos, la mujer exigió mediante la ley que se le devolviera todo el dinero usurpado, un total de US$69 millones, en supuesta complicidad con el banco. Si bien JP Morgan decidió despedir de forma inmediata a Evan y Avi cuando se hizo eco de la denuncia, a Beverley le parecía sospechoso que la entidad financiera no haya hecho nada durante todos estos años en los que hubo irregularidades.

Lea también: Cofundadora de Bumble se convierte en la multimillonaria más joven del mundo

Por eso, Beverley culpó a sus nietos por romper las reglas pero también apuntó contra JPMorgan por perder múltiples oportunidades para detenerlos. En sus presentaciones ante las Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (Finra), alegó que el banco “cosechó millones de dólares en comisiones al mover su dinero dentro y fuera de inversiones inapropiadas para un nonagenario, mientras no supervisaba a sus nietos e ignoraba las señales de que estaba siendo explotada financieramente durante casi cinco años”, publico Bloomberg. 

“Las decenas de millones que buscaron sus abogados representaban en gran medida ganancias de inversión que, según dicen, se perdieron porque sus nietos eligieron inversiones exóticas en lugar de fondos indexados y las acciones de Apple y Big Lots que alguna vez tuvo”, añadió.

Meses más tarde, la Finra dictaminó que tanto los gestores de su patrimonio como el banco eran responsables de la malversación de fondos y de los daños que había sufrido; por eso, le ordenaron a la entidad financiera pagar US$4.7 millones y entre ambos nietos devolverle US$19 millones, lo que representa daños, honorarios legales y la devolución del dinero invertido en un fondo de capital privado.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Mientras Bitcoin toca su record, ¿qué pasa con las cripto más pequeñas?

Desde principios de 2021, ethereum, polkadot, cardano y binance coin registran ganancias de tres dígitos

Publicado

on

En 2021, el Bitcoin tomó al mundo por sorpresa, alcanzando máximos que pocos podrían haber predicho. Su precio subió alrededor del 70% en lo que va del año, superando esta semana los US$ 50.000 por moneda de bitcoin y elevándose a un valor total de casi un billón de dólares gracias al apoyo de Tesla.

Sin embargo, algunas criptomonedas más pequeñas están obteniendo incluso ganancias mayores, ya que ethereum, polkadot, cardano y binance coin registran ganancias de tres dígitos desde principios de 2021. El amplio mercado de bitcoins y criptomonedas, compuesto por miles de tokens digitales, ahora vale US$1.6 billones.

Lea también: Bitcoin: con nuevo récord, se acerca a 1 billón de dólares en valor total

Este mes, ethereum, la segunda criptomoneda más grande después de bitcoin con un valor total de alrededor de US$ 220.000 millones, superó su máximo histórico anterior establecido a principios de 2018. Ethereum subió un 150% desde el 1° de enero, lo que se suma a ganancias de más de 500% durante el último año.

El precio de ethereum aumentó a medida que se aceleró el interés en DeFi, que utiliza tecnología de criptomonedas para recrear instrumentos financieros tradicionales. Con muchos de los proyectos más grande de DeFi construidos sobre la cadena de bloques de ethereum, el token se disparó a medida que los usuarios inundan la red.

bitcoin, precio de bitcoin, ethereum, precio de ethereum, gráfico

En otros lugares, los precios de cardano y polkadot, dos de los cinco tokens principales que impulsan las cadenas de bloques diseñadas para rivalizar con ethereum, subieron considerablemente. Polkadot subió un 255% desde el 1° de enero, mientras que cardano lo hizo un 420%.

Más abajo en las listas, la moneda binance se disparó en un 375% desde el comienzo del año, ya que los comerciantes desean no perderse la última carrera alcista de bitcoins y criptomonedas y acuedieron en masa a la plataforma.

“Las corridas en el mercado de bitcoins crean corridas en la innovación”, dijo Adam Liposky, líder de operaciones del ecosistema en el proveedor de infraestructura de aplicaciones basada en blockchain Pocket Network, en comentarios enviados por correo electrónico. “Esta corrida y la afluencia de capital en bitcoin impulsarán futuras innovaciones de ecosistemas descentralizados que cambiarán el mundo”.

Nota publicada en Forbes US.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado