Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

La revolución verde ha ganado, dice el nuevo multimillonario eólico de Estados Unidos

Después de convertirse en un millonario mediante el desarrollo de turbinas de gas, la energía eólica llevó a Michael Polsky, un hombre de 71 años, al estatus de multimillonario.

Publicado

on

Foto cortesía de Invenergy | Forbes US

“Yo soy ingeniero. No un ecologista ”, dice Michael Polsky, para explicar por qué incluso después de pasar 17 años desarrollando sistemas de energía renovable, todavía está cautivado por la vista de las turbinas eólicas de 125 pies de largo que se mueven en elegantes círculos por el cielo. Son las máquinas lo que ama este emprendedor en serie. Y construirlas. Y hacer negocios rentables. Después de convertirse en un centimillonario mediante el desarrollo de turbinas de gas, el hombre de 71 años ha llevado la energía eólica al estatus de multimillonario.

Estamos recorriendo el Grand Ridge Energy Center, un complejo de energía renovable que la compañía privada de Polsky, Invenergy , construyó y posee 80 millas al suroeste de su sede de Chicago. Él muestra con entusiasmo sus 140 turbinas eólicas, 120 acres de paneles solares y una instalación de batería a escala de servicios públicos que, en caso de emergencia, puede generar 38 megavatios (suficiente para abastecer a unas 38.000 viviendas) durante una hora. 

Luego, avanza hacia una fila de nuevos ” bi-faciales, ”O paneles fotovoltaicos de doble cara, que también atrapan los rayos del sol que rebotan en el suelo, generando un 8% más de energía en la misma superficie que los paneles solares convencionales. “La tecnología es tan buena y madura. Tienes la convicción de que tiene que suceder ”, dice Polsky con su ligero acento ucraniano. “La revolución se ha ganado”.

La revolución tecnológica, eso es. Incluso sin exenciones fiscales, la energía eólica y solar son ahora más baratas que los combustibles fósiles, un giro sorprendente en la última década. El presidente electo Joe Biden quiere renovar los créditos fiscales por energía limpia que expirarán pronto . Además, parte de su plan climático de 2 billones de dólares es una promesa de instalar 60.000 turbinas eólicas y 500 millones de paneles solares durante los próximos cinco años para lograr una red eléctrica libre de carbono para 2035. Un Senado republicano probablemente bloquearía la mayor parte de ese gasto.

No importa. Con las ciudades, los estados y las corporaciones estableciendo sus propios objetivos de “carbono neto cero”, la demanda de energía solar y eólica a escala industrial, que ahora representa solo el 12% del suministro eléctrico nacional, seguirá aumentando. 

Polsky está comprando turbinas de GE Power que son dos veces más grandes que las de Grand Ridge (a 700 pies, son más altas que Trump Tower en Nueva York) y generan hasta 3 megavatios cada una. Tiene la intención de construir más de 1,000 de estas enormes máquinas en 100,000 acres en Kansas, en lo que podría convertirse en el parque eólico más grande del país.

Si bien se ha ganado la revolución tecnológica, Polsky aún necesita colocar sus molinos de viento y transportar la energía eólica a la gente. En ese frente continúan las escaramuzas. Los agricultores no están entusiasmados con la perspectiva de que Invenergy use leyes de dominio eminente para reclamar un corredor de derecho de paso a través de su tierra para una línea de transmisión de alto voltaje de 800 millas de largo y 7.000 millones de dólares (llamada Grain Belt Express ) que se movería energía desde Kansas a través de Missouri hasta Illinois.

sin subtítulos
Las escasas perspectivas laborales en el bloque soviético llevaron a Polsky a Estados Unidos. INVENERGÍA | Forbes US

La ironía aquí es que los desarrolladores obstinados y con fines de lucro como Polsky, listos para arrasar, litigar y presionar a través de objeciones que no están en el patio trasero, son clave para hacer realidad el futuro de la energía limpia en el mundo. “No va a suceder solo porque queramos”, advierte Polsky.

En 1976, Polsky, que entonces tenía 26 años, y su esposa embarazada, Maya, que enseñaban inglés cuando la pareja vivía en Ucrania, llegaron a Detroit con 500 dólares y cuatro maletas de pertenencias. Tenía una maestría en ingeniería mecánica del prestigioso Instituto Politécnico de Kiev, pero como judío, veía poco futuro para sí mismo en la Ucrania soviética. La organización benéfica que había ayudado a reasentar a la pareja en Detroit sugirió que Polsky aceptara un trabajo de obrero. En cambio, envió cientos de currículums y, a pesar de sus limitadas habilidades en inglés, consiguió un trabajo de ingeniería en una planta de energía de Bechtel y luego se mudó a ABB y Fluor.

En aquel entonces, las plantas de combustión de carbón y eructos de humo eran lo último en el negocio de la energía fuertemente regulado. Pero estaba surgiendo una gran oportunidad: en 1978, el Congreso desreguló parcialmente la industria de la energía, lo que permitió a las nuevas empresas independientes construir plantas y vender energía a la red.

Ese cambio permitió a Polsky, un ingeniero ucraniano, transformarse en un negociador estadounidense. En 1985, él y un socio lanzaron Indeck Energy Services para desarrollar proyectos de cogeneración, en los que el vapor producido como subproducto de la generación de energía se utiliza para operar plantas industriales. Mientras obtenía un MBA en la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago , Polsky viajó por el país, vendiendo cogeneración a empresas como DuPont.

Indeck tuvo éxito, pero la sociedad se agrió y Polsky fue derrocado. Presentó una demanda y terminó con un acuerdo de 25 millones de dólares. En 1991 lanzó Polsky Energy, más tarde rebautizada como SkyGen, que se especializaba en la construcción de generadores a gas que podían aumentar rápidamente para proporcionar energía por el mejor precio en momentos de máxima demanda. Una década más tarde, Polsky vendió SkyGen a Calpine que cotizaba en bolsa por 450 millones de dólares netos de deuda; obtuvo aproximadamente la mitad de eso.

Energía Polsky
En 1991, después de una ruptura con su primer socio comercial, Polsky lanzó una empresa de energía del mismo nombre en Chicago para construir plantas de energía a gas, que luego cambió su nombre a SkyGen. INVENERGÍA | Forbes US

Ahora era un centimillonario, pero frustrado. Así que renunció y se llevó a cuatro colegas de SkyGen con él para iniciar Invenergy con 75 millones de dólares de su propio capital.

El plan original de Polsky era ceñirse al gas natural, pero había un exceso de tales plantas. (La propia Calpine se declaró en bancarrota en 2005 con una deuda de 17.000 millones de dólares.) Y así, en 2003, Invenergy puso un dedo en la llaga para evaluar el negocio eólico, construyendo primero un pequeño proyecto decepcionante para la Autoridad del Valle de Tennessee. Se superó el presupuesto y resultó que estaba situado en un lugar de las montañas Blue Ridge donde el viento no soplaba con suficiente fuerza. Con las lecciones aprendidas, los próximos proyectos de Invenergy, ubicados en las partes más ventosas de Montana, Colorado e Idaho, fueron mucho más grandes y rentables.

Para 2006, Polsky valía 367 millones de dólares, según un tribunal de Illinois que le ordenó entregar la mitad a Maya, que había solicitado el divorcio. Si bien Polsky apeló sin éxito la orden, quejándose (entre otras cosas) de que se veía obligado a liquidar activos para pagarle, no retrasó por mucho tiempo su negociación y creación de riqueza.

Hasta la fecha, Invenergy y sus subsidiarias han construido 160 proyectos por un total de 25,000 megavatios de generación eólica, solar y de gas natural, suficiente para alimentar 5 millones de hogares. 

Polsky ha vendido alrededor del 55% de esa capacidad a un gran fondo de pensiones canadiense y a otros inversores, aunque en algunos casos Invenergy todavía gestiona los proyectos. “La mejor forma de crecer es reciclar capital en nuevos proyectos”, dice Polsky. “Vendemos activos para recaudar dinero y mantener el control. Podría haber recaudado más dinero si hubiera renunciado al control, pero nunca quise ceder el control “.

“Los desarrolladores obstinados y con ánimo de lucro son clave para hacer realidad el futuro de la energía limpia en el mundo”

Si bien Polsky no proporcionará detalles financieros para Invenergy de propiedad privada, los analistas calculan que toda la empresa vale alrededor de 10.000 millones de dólares. Después de deducir los intereses de empresas conjuntas y las presuntas cargas de deuda, Forbes estima que la participación controladora de Polsky le da un patrimonio neto de 1.500 millones. Invenergy es ahora el segundo mayor productor de energía eólica en los EE. UU., En segundo lugar, es decir, después de NextEra Energy, una empresa de servicios públicos que cotiza en bolsa con una capitalización de mercado de $ 150 mil millones.

De vuelta en Chicago, Polsky dirige un recorrido improvisado por los tres pisos que Invenergy ocupa en One South Wacker Drive en la ciudad fantasma pandémica que es el centro de Chicago. Es viernes por la mañana. Por lo general, habría decenas de personas en las estaciones de trabajo y oficinas de planta abierta, pero solo unas pocas están presentes, incluida la tripulación 24/7 que maneja el centro de control de Invenergy, observando e incluso operando 6.774 turbinas eólicas repartidas por todo el país.

Compartiendo las excavaciones de Invenergy están las oficinas del fondo de capital de riesgo centrado en la tecnología verde de 150 millones de Polsky, Energize Ventures. Entre sus 13 inversiones en cartera: Drone Deploy , que inspecciona las palas de las turbinas utilizando rayos infrarrojos y drones, y Volta , que está construyendo una cadena de estaciones de carga de vehículos eléctricos.

En estos días, Polsky ha cambiado a regañadientes el escritorio de su oficina por llamadas de Zoom desde su sala de estar y tiempo de calidad con su segunda esposa, Tanya, de 47 años, una exbanquera, y sus tres hijos pequeños. “He pasado mucho más tiempo con la familia que antes”, admite el negociador compulsivo. Parece que lo disfruta. “Descubrí estar en casa, de alguna manera”.

Las batallas de Polsky para construir dicen mucho sobre los desafíos políticos que enfrenta la energía eólica y el astuto y pragmático operador en el que se ha convertido. Su proyecto más ambicioso hasta la fecha fue Wind Catcher, diseñado para crear 2.000 megavatios de capacidad a partir de 800 turbinas en Oklahoma a un costo de 4.500 millones de dólares. Invenergy comenzó a construirse en 2016, pero dejó de funcionar cuando los reguladores de Texas, incitados por grupos contra el viento como la Windfall Coalition (respaldada por el multimillonario del fracking Harold Hamm), bloquearon el proyecto, diciendo que no beneficiaría suficientemente a los contribuyentes. 

Sin inmutarse, Invenergy y su socio, el gigante de servicios públicos American Electric Power, ahora están construyendo parques eólicos de Oklahoma por un valor de 2.000 millones para servir a ese estado y partes de Arkansas, Louisiana y Texas.

Luego está el Grain Belt Express, que instalaría una línea de alto voltaje de 800 millas a través de Kansas y Missouri hasta Illinois a un costo de 7.000 millones. 

sin subtítulos
Polsky’s Invenergy posee y opera casi 7,000 turbinas en todo el mundo. INVENERGÍA | Forbes US

Polsky acordó hacerse cargo de Grain Belt con la condición de que Invenergy obtuviera esas aprobaciones; en otras palabras, todo lo que arriesgó desde el principio fue el costo de abogados y cabilderos. “Es mucho más complicado que simplemente construir un parque eólico”, admite Polsky, quien disfruta con el desafío. Un proyecto de ley que evitaría que las empresas que no son servicios públicos como Invenergy usen el dominio eminente para tomar tierras privadas fue aprobado por la asamblea estatal de Missouri este año, pero ha sido reprimido en el Senado estatal. Mientras tanto, dos tribunales de apelaciones de Missouri han confirmado la aprobación del Grain Belt Express por parte de la comisión de servicio público estatal.

A pesar de las alertas en curso, agricultores como Loren Sprouse, cuya familia es dueña de un terreno de 480 acres al oeste de Kansas City que cruzaría la línea de alto voltaje, se están resignando al hecho de que pronto Invenergy podrá negociar con el mazo del dominio eminente. “Una vez que se obtiene el dominio eminente, es posible que aún se negocie el precio, pero ellos tendrían derecho a hacerlo”, dice.

La tierra de Sprouse ya está atravesada por tres oleoductos petroquímicos enterrados, que según él transportan crudo calentado que “corre tanto que seca el suelo y mata los cultivos”. (De hecho, las líneas de transmisión propuestas correrían a lo largo del derecho de paso de la tubería). Pero Sprouse prefiere las tuberías a la ruina visual de las enormes líneas de transmisión, y le preocupan los efectos en la salud de la radiación electromagnética. Polsky se siente alentado por las victorias legales de Invenergy en Missouri y espera que sigan las aprobaciones de Illinois. “Se construirá. Tiene que suceder ”, dice.

La gama completa de intereses en competencia, y las tácticas de Polsky, se exhiben en su batalla en los condados rurales de Allegheny y Cattaraugus de Nueva York, al este del lago Erie. Allí, Invenergy se está moviendo a través del proceso de permisos en su propuesta granja eólica Alle-Catt, que distribuiría 117 turbinas en 30,000 acres al sur de Buffalo, con una producción máxima de 340 megavatios.

“Claro, las turbinas de Polsky cortarán águilas y murciélagos, pero no pondrán mercurio, cadmio, dióxido de azufre o CO2 en el aire”.

Los agricultores de la secta Amish Swartzentruber del Viejo Orden se mudaron a la región en 2011 en busca de una vida alejada de la tecnología moderna. Ellos y otros terratenientes se oponen al tamaño de las turbinas, su ruido, sus luces rojas parpadeantes por la noche y el efecto estroboscópico causado por la salida o puesta del sol detrás de las palas giratorias.

“Sus creencias religiosas dictan que no viven cerca del desarrollo industrial”, dice el abogado de la secta, Gary Abraham. Pidieron a la junta de emplazamiento estatal que les otorgara un retroceso de 2,200 pies entre las turbinas y sus casas y graneros, argumentando que son las iglesias de facto de la comunidad. Pero la junta dictaminó que tenían derecho solo al contratiempo residencial normal de 1,500 pies, no al de 2,200 pies que reciben las iglesias, e ignoró otra oposición local. “Son expertos en hacer que los terratenientes se queden con sus tierras”, dice Abraham sobre Invenergy. “No hay verde en su cuerpo excepto por el dólar”. Los amish flanqueados han comenzado a buscar nuevas tierras en el norte del estado.

Sin duda, las tácticas de Invenergy han sido objeto de escrutinio. El año pasado, el fiscal general de Nueva York lo multó con 25,000 dólares por conflictos de interés no revelados; Invenergy había impulsado nuevas leyes favorables sobre viento en las ciudades de Freedom y Farmersville sin revelar que había firmado contratos de arrendamiento de tierras con ciertos empleados y funcionarios de la ciudad. La abogada Ginger Schroder, quien cría aves de corral exóticas de herencia en Farmersville, se indignó y organizó a los ciudadanos para destituir a esos funcionarios en 2019. El primer acto del nuevo régimen al asumir el cargo fue deshacer las reglas favorables a la inversión aprobadas por su predecesor, como la que aumentó el ruido permisible de las turbinas.

Polsky no niega que su único objetivo es construir. “Nadie ha construido nunca energías renovables porque necesitan electricidad”, dice. “Construyes para reemplazar otra cosa”. En este caso, está reemplazando la última central eléctrica de carbón de Nueva York , una unidad de 686 megavatios cerca de Buffalo que cerró en marzo de 2020. Durante su vida útil de 30 años, se proyecta que las turbinas de Alle-Catt cortarán 41 águilas calvas y miles de murciélagos. Pero no pondrán mercurio, cadmio, dióxido de azufre o CO2 en el aire. Polsky no duda de que los beneficios de reemplazar las emisiones de carbón superan a las águilas perdidas o la interrupción para los amish y otros agricultores.

“Si solo se está ganando dinero, no se puede llegar tan lejos”, dice. “Cuando tienes una misión, una convicción, te desempeñas en un nivel completamente diferente. Crees tan firmemente que no aceptas un no por respuesta”.

Nota publicada en Forbes US

Autor: Christopher Helman

Editors' Picks

‘Es difícil decirle que no a Warren Buffet’: David Vélez, CEO de Nubank

El colombiano David Vélez, cofundador y CEO de Nubank dijo en entrevista con Forbes que recibir una inyección de capital del legendario inversionista Warren Buffet es “una gran validación” para América Latina.

Publicado

on

David Vélez, cofundador y CEO de Nubank. Foto: Nubank / Forbes.

A Warren Buffet, que se le conoce como el Oráculo de Omaha por su legendaria trayectoria como inversionista, le sonó poner US$500 millones a través de su firma Berkshire Hathaway en Nubank, el neobanco cofundado por el colombiano David Vélez -que funge como su CEO-, para completar una ronda de inversión en Serie G de US$1.150 millones.

“Es una validación gigantesca, para Nubank y para América Latina, es uno de los inversionistas más exitosos en la historia, especialmente en bancos, invirtió de Bank of America, en JP Morgan, si hay alguien que sabe de bancos es Warren Buffet. Verlo invertir en Brasil, Colombia y México, es una validación gigantesca”, dijo Vélez a Forbes Colombia en una entrevista vía videollamada.

Vélez explicó que la decisión de extender la ronda de inversión de US$400 millones que había sido anunciada en enero se dio tanto por el interés de un nuevo tipo de inversionistas como por la permanente oportunidad de acelerar el crecimiento.

“Estamos tratando de jugar de distintas posiciones, trayendo inversionistas que traigan un conocimiento distinto a nuestro equipo. El hecho de que era Warren Buffet, es difícil decirle que no a Warren Buffet”, sostiene Vélez, al tiempo que argumenta por qué dio acceso a un grupo de inversionistas locales de Brasil en otro acuerdo adicional de US$250 millones. “Casi no teníamos inversionistas locales, así que esto fue más reactivo, viendo la oporutnidad de sumar gente excelente”.

Con estos fondos frescos, Nubank introducirá nuevas soluciones a su cartera de servicios financieros, para mantener el ritmo de crecimiento en términos de penetración de mercado, a la expansión internacional de la compañía además de atraer talento global.

En Colombia, Vélez observa un interés “mucho mejor” de lo que esperaba, con una lista de espera de más de 300.000 personas para obtener la tarjeta de crédito, lo que les ha producido una “especificad local” y “dificultades en el trabajo”, aunque apunta que con la fase beta que ha culminado miles de personas la recibieron y que en los próximos meses se acelerará la entrega. “No queremos sacrificar la confianza, queremos lanzar un producto excelente”.

En México, donde ha pasado más de un año desde el lanzamiento de la firma, celebra que ya sean el segundo mayor emisor de tarjetas de crédito por mes.

Nubank ha traspasado la barrera de los 40 millones de clientes, mientras su valuación ha ascendido a US$30.000 millones, lo que lo mantiene como el neobanco con la mayor valoración privada del mundo.

A medida que escala, la fintech se ha preocupado por atraer talento que sepa surfear en olas más altas. Por ello ha refrescado hace poco su liderazgo ejecutivo con experimentados nombres en posiciones clave: un antiguo ejecutivo de Nike y la NBA, Antonio Nuñez, es el nuevo CMO y un ex líder de ingeniería en Amazon y Booking, Matt Swann, es el nuevo CTO.

Para David Vélez este ajedrez de talento “es una decisión súper difícil para la que no hay una receta perfecta porque cuando una empresa crece tan rápido, uno ve que una persona es la adecuada pero dentro de seis meses la respuesta es no. Es una pregunta super clave que hay que hacer. Pero cuando traemos gente que ha trabajado en empresas que tienen cinco veces el tamaño de Nubank, ellos tienen capacidades en las que saben que es lo que viene para la compañía”.

Uno de los factores que toma en cuenta es cuánto tiempo un ejecutivo pasa enfocado en la táctica y en la estrategia. “Gracias a que hemos reforzado nuestro equipo, la traída de ejecutivos como ellos me permite más enfocarme en lo estratégico”, anota Vélez.

A la dirección de la empresa, fundada en 2013 en Brasil por Vélez junto a la brasileña Cristina Junqueira y al estadounidense Edward Wible, se han acoplado recientemente Renee Mauldin, como directora de Personas, con trayectoria en Google, Twitter y Uber; Youseff Lahrech, director de Operaciones es ingeniero de MIT y ex-capital One; Jag Duggal, director de Producto, ex-Google y ex-Facebook; Henrique Fragelli, director de Riesgo, antes de unirse a Nubank fue director de HSBC en Londres; Guilherme Lago, director de Finanzas, cuenta en su experiencia pasos por Credit Suisse, la consultora McKinsey y por el fondo global Advent, y Victor Olivier, vicepresidente de Operaciones es economista e ingeniero de computación formado en la Universidad de Duke.

Aunque se ha estado rumorando de una posible salida a bolsa de Nubank en Estados Unidos, la realidad es que la compañía dice seguir interesada en mantenerse como privada, aclarando que “eso sucederá en algún momento”.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Cómo Airbus planea recuperar el vuelo y agitar el negocio aéreo con aviones a base de hidrógeno

Airbus, uno de los principales constructores de aviones en el mundo, sintió el impacto de la pandemia en el negocio aéreo. En entrevista exclusiva con Forbes Colombia, Arturo Barreira, presidente de Airbus para América Latina y Caribe, habla sobre el plan de recuperación y la estrategia para desarrollar nuevos aviones a base de hidrógeno.

Publicado

on

Arturo Barreira, presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe. | Foto: Airbus.

Cuando gran parte de los gobiernos anunciaron un cierre temporal de sus fronteras para hacerle frente a la expansión del coronavirus en el mundo, uno de los sectores que se vio obligado a frenar sus operaciones y apagar motores fue la industria aérea. El impacto de la pandemia fue evidente y desencadenó lo que, para muchas empresas, fue la peor crisis del sector en el último siglo.

Aún cuando las expectativas iniciales apuntaban a que serían cierres cortos, con poca incidencia en las empresas, el panorama mostró una lectura crítica, que llevó a las aerolíneas a acogerse a procesos de reestructuración empresarial, recorte de personal y renegociación de contratos. Los ojos del mundo vieron quizás solo esta cara de la moneda, pero no prestaron atención a la situación que atravesaron los fabricantes mundiales de aviones, que, de fondo, tuvieron que recortar su producción y ajustarse a las nuevas realidades del negocio.

Airbus, uno de los principales constructores de aeronaves en el mundo, que tiene plantas de producción en Estados Unidos, Europa y China, fue uno de esos jugadores que sintió la crisis, pese a que logró sortear de la mejor manera este bache en su historial de vuelo. La multinacional redujo su producción en 40% en 2020, lo que la llevó a entregar un total 566 aviones a sus clientes.

“Un resultado importante, en medio de una crisis sin precedentes”, dice Arturo Barreira, presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe, en una entrevista exclusiva para Forbes Colombia. “Inicialmente, estábamos muy confiados en el crecimiento del sector y lo que tuvimos que hacer fue parar ese crecimiento y reducir la producción: pasamos de producir 60 A320 al mes a 40″.

Barreira, quien tomó las riendas de la empresa hace un poco más de tres años, da un panorama global sobre la situación en la que se encuentra Airbus, los retos de la industria, las expectativas de recuperación y la estrategia que se plantean para impulsar la descarbonización, una iniciativa que establece como columna vertebral el desarrollo de aviones a base de hidrógeno.

Airbus es uno de los principales constructores de aeronaves en el mundo, ¿Cómo ha sido acoplarse a la situación que vive el mundo y a la pandemia?

Es cierto que la pandemia creó una crisis sin precedentes, con una caída brutal del tráfico de pasajeros que nunca se había visto y con un alcance global. Ha habido otros eventos que han sido más puntuales, pero lo que vimos el año pasado fue evidentemente: un impacto sin comparación con previas crisis. 

Esta reducción del tráfico de pasajeros supuso un gran impacto para nuestros clientes. Supimos entender muy bien la reacción de los clientes alrededor del mundo, que son nuestros socios. Nuestro negocio son compromisos de muchos años, con nuestros clientes, son relaciones bastante extensas y digamos entretejidas en las compañías. 

Por otro lado, hay que ver que esta pandemia tuvo un efecto importante en nuestra cadena de aprovisionamiento y en todos nuestros proveedores. Tuvimos que tener estas discusiones con ambas partes, tanto con nuestros proveedores y clientes, para poder entender cómo podemos satisfacer las nuevas realidades. Además de eso, mirar todos los campos que tenían que respetar los protocolos de bioseguridad. 

Lea también: Airbus presentó nueva flota de aviones que se impulsarán con hidrógeno

Todo esto hizo que tuviéramos que actuar super rápido, tener esa lectura de lo que estaba pasando con nuestra cadena logística global. Tuvimos una reducción de producción de 40% y al final del año fuimos capaces de entregar 566 aviones, que fue un logro importante. Estos 566 es nuestra producción global en Europa, Estados Unidos y China. 

¿En cuánto cayó esa producción y cómo se ha recuperado?

Inicialmente, estábamos muy confiados en el crecimiento del sector y lo que tuvimos que hacer fue parar ese crecimiento y reducir la producción. Pasamos de producir 60 A320 al mes a 40. De momento seguimos con ese nivel de producción estable. Nuestro objetivo para este año es producir el mismo orden de magnitud que el año pasado y vamos a empezar ligeramente a aumentar la producción de nuestro A320. 

Airbus avanza en el desarrollo de aviones cero emisiones y a base de hidrógeno para el próximo decenio. Su estrategia es bajo la iniciativa de ZEROe | Foto: Airbus.

¿Cuál será la estrategia de recuperación? ¿Qué regiones van a jalonar la recuperación?

Somos una empresa de tecnología, de investigación y desarrollo. A penas tenemos 50 años de vida, y nosotros hemos logrado crecer a través de hitos tecnológicos y ventajas tecnológicas que traíamos a la industria. El A320 fue el primer avión de producción que se dirige a través de sistemas mecánicos, el joystick no lleva poleas, sino eso lo que hace es que permite tener el avión controlado en un entorno de vuelo protegido. Además, permite reducir los costos de mantenimiento. Fuimos la primera empresa que tuvo un avión de dos pasillos con dos motores solamente, y como eso puedo mencionar una cantidad de hitos que nos hicieron llegar a donde estamos.

Lea también: Airbus negocia recibir ayudas del Estado francés

El año pasado, en un año de crisis, gastamos practicamente US$3.000 millones en investigación. Este año seguimos con ese orden de inversión. Desde el año pasado, nuestra visión es ser pioneros en la descarbonización del transporte aéreo. Para eso, hemos lanzado un proyecto que se llama ZEROe, que busca, a través de una plataformas que estamos estudiando, intentar poner a mediados del decenio próximo un avión que sea capaz de no emitir emisiones de contaminantes.

¿Creen que a medida que avanza el plan de inmunización mejorarán las perspectivas de la aviación comercial? ¿Cuántos aviones entregarán este año?

La verdad es que soy optimista en cuanto a la recuperación, porque lo que estamos viendo en los mercados es que el tema de la vacunación permite realmente recuperar el transporte aéreo. Estamos viendo que los pasajeros, en cuanto empiecen a viajar , en cuanto se levantan las restricciones, y salgan a volar, vamos a ver una recuperación positiva. Definitivamente, hay un mercado que está recuperándose. El mercado mexicano, en la región, es el mercado que más avanzado en cuando a la recuperación con respecto al 2019, al tráfico de 2019. Ya está prácticamente llegando a los niveles, pero hay todavía otras regiones donde no se ha llegado a estos niveles. Entonces somos positivos en cuanto se dé el acceso a las vacunas.

¿Cómo está la operación de Colombia, Argentina y Brasil?

En Colombia nosotros tenemos una presencia muy importante, prácticamente las tres compañías más grandes del país, Avianca, Latam y Viva, son operadores Airbus en el país, lo que nos hace tener una cuota de mercado de prácticamente del 80%. Es un mercado muy importante para nosotros, es uno de los cuatro mercados más importantes de América Latina. Hubo prácticamente seis meses donde el tráfico estuvo parado, pero luego vimos una recuperación bastante rápida. Hay momentos sociales complicados, pero estamos convencidos que el mercado va a retomar de forma general, pues vemos los mercados domésticos recuperándose.

Siga toda la información de actualidad en Forbes Colombia.

Es decir, que más o menos en 2022 o 2023 ya podríamos ver un escenario precovid…

Sí, de forma global yo diría que en el 2023. Estamos viendo o jugando con varios escenarios, y estamos viendo que para el 2023 recuperaremos de forma global el volumen de tráfico del 2019. Y cómo mencionaba los tráficos domésticos regionales son los primeros que se van a recuperar. Vemos que el tráfico domestico no está a nivel prepandemia, pero acercándose. En el largo radio, es un mercado que va tardar un poco en recuperarse. 

Varias aerolíneas renegociaron contratos para la compra de aviones, ¿Cómo les afectó las ventas? ¿Ya se están retomando esos contratos para renovar esas flotas de aviones?

No puedo dar detalles de temas confidenciales con nuestros clientes, lo que si puedo decir es que con todos los clientes el año pasado tuvimos discusiones. (…) Hemos tenido discusiones con nuestros clientes para intentar acomodar nuestra realidad con la de ellos. Al final nosotros somos una empresa que tenemos relaciones a largo plazo, en las que se firma un contrato y estamos hablando de muchísimos años de relación entre ambas partes. 

Ultra Air anunció que iban a incorporar una flota de 40 aviones de Airbus ¿Cómo ven ese anuncio? ¿Creen que se se sigue retomando esa confianza en el negocio?

Para nosotros que cualqueir startup haga una selección de nuestros productos y lo seleccione obviamente nos refuerza en la idea de que tenemos el mejor producto en el mercado para atacar el mercado colombiano. Hay que tener en cuenta que en el mercado colombiano hay muchísimos expertos que conocen nuestros aviones perfectamente. Nos parece la decisión acertada, y por otro lado, está claro que hay situaciones complicadas, pero hay emprendedores que ven oportunidades para lanzar compañías. Hemos vistos el lanzamiento de una nueva aerolínea en Estados Unidos, nosotros vamos a estar en el lanzamiento de una aerolínea en las próximas semanas en Brasil, que empieza a operar a finales de junio. Entonces son oportunidades saliendo de esta crisis. 

Lea también: Ultra Air alista motores para salir al mercado tras cerrar ronda por US$10 millones

En 2020, Airbus invirtió más de US$3.000 millones a nivel mundial en investigación y desarrollo. | Foto Airbus.

¿Cuánto están invirtiendo y cuál es esa hoja de ruta en el corto mediano y largo plazo?

Creo que es complicado dar una cifra de qué parte de toda esta inversión que mencionaba en investigación y desarrollo. Lo que sí es que este efecto de la descarbonización es uno de los rubros más importantes en la cuenta de resultados. (…) Digamos que en el fondo estamos ayudando en el proceso de ser más eficiente en las emisiones, porque es una parte importante en nuestra emisión. Tenemos un compromiso de ayudar a la industria a reducir la mitad de las emisiones para el 2050, comparado con una base del 2005.

Nosotros tenemos esa misión. Hemos ido desarrollando aviones para tener los más competitivos, porque al final son consumo de combustible, pero además de eso a medianos del año pasado tuvimos este lanzamiento de este avión de cero emisiones, una plataforma que está basada en avión de 200 pasajeros con un avance de 200 millas náuticas, y un formato tradicional, donde el combustible actual es hidrógeno, otro que es un avión turbo propulsor, con un radio de acción de 1.000 millas náuticas. 

Este lanzamiento de aviones de hidrógeno son desarrollos tecnológicos interesantes porque el hidrógeno es el elemento más común y es un modelo que cuando se combustiona solo emite agua y que se está utilizando para otras industrias, como las energías renovables. (…) Nosotros lo podemos utilizar para la industria de la aviación, vamos a invertir y por eso vamos a tardar prácticamente el otro decenio para poner este avión a volar, porque la aviación es una industria particular en la que hay que certificar los aviones.

También uno de los temas que será fundamental es que el hidrógeno sea parte del ecosistema natural del aeropuerto. Eso es algo que hay en muchos aeropuertos que ya han empezado a trabajar para que el hidrogeno sea el combustible. De forma que los aeropuertos se consolidarán como ‘hubs’ de hidrógeno para la ciudad. 

¿Cómo están trabajando con los gobiernos? ¿Se han hecho acuerdos?

Hemos adelantado conversaciones con el gobierno chileno y hay interés chileno de desarrollar esa fuente de energía para el futuro. Hay otros países en Europa que están más avanzados en el tema y yo creo que poco a poco los países de la región se van a ir subiendo al carro de estas energías verdes y renovables y de cero emisiones. Nosotros tenemos acuerdos con algunos aerolíneas para desarrollar y entender algunos proyectos, con aviones verdes. 

¿Dónde se están construyendo estos prototipos?

Estamos trabajando sobre estas tres plataformas, el objetivo es a finales de la década tener un prototipo de decidir cuál de los precios es mejor, basado sobre cuál es el prototipo que irá a ser comercializado en el próximo decenio. 

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Jeff Bezos viajará al espacio este 20 de julio en cohete de Blue Origin

El primer viaje tripulado de Blue Origin llevará a Jeff Bezos y a su hermano al espacio este 20 de julio; el fundador de Amazon soñaba con esta travesía desde su infancia.

Publicado

on

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, viajará al espacio el próximo 20 de julio en el primer viaje tripulado de su compañía Blue Origin, según ha anunciado el propio magnate en su cuenta de Instagram.

La fecha de este lanzamiento, en el que Bezos estará acompañado de su hermano, se ha programado 15 días después de su marcha como consejero delegado de Amazon.

“Desde que tenía cinco años siempre he soñado con viajar al espacio. El 20 de julio haré ese viaje con mi hermano. La más grande aventura, con mi mejor amigo”, dice Bezos en Instagram, en un mensaje que acompaña de un vídeo en el que el fundador de Amazon invita a su hermano a vivir con él esta experiencia.

Lea también: Jeff Bezos reclama su trono: vuelve a ser la persona más rica del mundo

Bezos explica que ver la tierra desde el espacio “te cambia y cambia tu relación con el planeta y con la humanidad” y subraya que toda su vida ha querido vivir esa aventura.

El pasado 26 de mayo, en una reunión virtual de accionistas de Amazon, Bezos anunció que abandonará el puesto de máximo responsable de la compañía el próximo 5 de julio, cuando se oficializará el traspaso a su sucesor, Andy Jassy.

Así, como él mismo indicó, tendrá más tiempo para centrarse en iniciativas filantrópicas y en la gestión de sus otras empresas, Blue Origin y el diario The Washington Post.

Bezos fundó en el año 2000 Blue Origin, su empresa de exploración espacial.

La compañía mantiene aún abierta la subasta de un asiento en este primer vuelo tripulado en el que viajarán Bezos y su hermano. Según la página web, la puja más alta se encuentra en este momento en 2.8 mdd.

EFE.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Conor McGregor es el deportista que más gana y cuenta cómo lo hace

Elegir peleas ha sido durante mucho tiempo clave para el éxito de McGregor y una fuente constante de controversia, pero en el whisky anida gran parte de su riqueza.

Publicado

on

Son las 12:30 am en Dubai cuando Conor McGregor finalmente termina el entrenamiento para una revancha en julio con Dustin Poirier para hablar por teléfono con Forbes.  

“Ha pasado mucho tiempo y he estado esperando la llamada, para ser honesto”, dice McGregor, después de enterarse de que es el atleta con mayores ingresos. Es un laurel que el peleador irlandés, ex campeón de UFC y en algún momento boxeador predijo en un ahora famoso videoclip de 2016 en el que bromea con la superestrella del fútbol Cristiano Ronaldo, el número uno de ese año, con 88 millones de dólares, diciéndole que lo suplantaría, tal vez el próximo año.” 

En mayo, McGregor, de 32 años, cumplió su promesa y celebró su ascenso al tuitear imágenes de un pastel recién horneado simulado para que pareciera una portada de Forbes . “Me alegro de haber superado a Ronaldo este año”, dice. 

Lea también: Estos son los deportistas mejor pagados del 2021

Elegir peleas ha sido durante mucho tiempo clave para el éxito de McGregor y una fuente constante de controversia. Comenzó su carrera a los 12 años en el Crumlin Boxing Club en los suburbios de Dublín. Mientras trabajaba como aprendiz de plomero y vivía del subsidio, comenzó a luchar por las sobras en el circuito local de artes marciales mixtas. 

Hizo su debut en UFC en 2013, forjando una racha ganadora que lo convirtió en campeón de peso pluma en 2015 y ganador de peso ligero un año después. No se le considera el luchador más hábil técnicamente, pero su mezcla explosiva de habilidad, estilo y charla basura, y su gran personalidad, lo han convertido en un nombre familiar.

 Su mayor pago llegó cuando salió de la jaula de MMA para un combate de boxeo en 2017 con el nueve veces campeón mundial Floyd Mayweather Jr.Perdió, pero ganó  85 millones por su problema, parte de un botín de 99 millones para la lista de Forbes en 2018. 

Mayweather se llevó a casa 285 millones de dólares en el mismo período de tiempo. Las acusaciones de mal comportamiento, incluida la agresión sexual, siguieron a su ascenso a la fama. Un caso en Irlanda fue abandonado después de una investigación policial, pero aún enfrenta una demanda civil por el asunto. Niega todas las acusaciones. En 2019, se grabó en video una pelea en un bar de Dublín con un hombre mayor. “Me equivoqué”, le dijo McGregor a ESPN . “Ese hombre merecía disfrutar de su tiempo en el pub sin que terminara como lo hizo”.  

Ni los problemas legales ni la pandemia han dejado de lado a McGregor, quien ganó 22 millones de su única pelea en el octágono de UFC durante el último año (que perdió), más US$ 8 millones en patrocinios de productos.

Lea también: ¿Quiénes son los atletas mejor pagados del mundo? No, Messi no está en primer lugar

La mayor parte de sus ganancias en los últimos 12 meses provino de los $ 150 millones (antes de impuestos) que ganó vendiendo su participación mayoritaria en su marca de whisky, Proper No. Twelve. Eso lo impulsó más allá de Lionel Messi, segundo en el ranking de 2021 de los atletas mejor pagados del mundo con $ 130 millones, y Ronaldo, No. 3 con $ 120 millones. 

El paso de McGregor al alcohol fue completamente estratégico. “Podría haber tomado el dinero fácil”, dice sobre su decisión de ir más allá de los respaldos básicos y comenzar el negocio de licores en 2018. “Podría haber tomado el dinero rápido. [Pero] tomé el riesgo. Puse mi corazón y mi alma en ello, y valió la pena “. 

Conor McGregor

En busca de inspiración, buscó al proveedor de bebidas más irlandés, Arthur Guinness, y se propuso crear un whisky inconfundible de Éire: suelo irlandés, agua de manantial irlandesa y grano irlandés, todo destilado en la “parcela perfecta” en el condado de Antrim en Irlanda del Norte. , en la destilería Bushmills propiedad del gigante mexicano de la bebida Becle (mejor conocido por José Cuervo), que al principio poseía una participación minoritaria en Proper No. Twelve.  

Conor McGregor

“En Irlanda tenemos maestros destiladores y maestros bebedores. Mi abuelo era un gran bebedor ”, dice McGregor. “Siempre me decía que Irlanda eran los campeones mundiales en la fabricación de whisky”. En menos de tres años, se han enviado 6 millones de botellas de Proper, y en abril, Becle y Proper No. Twelve anunciaron que Becle había comprado la mayor parte de la participación de McGregor.  

Aún en forma impecable, es probable que le quede mucho por hacer. “Conozco a muchos de estos atletas en esta lista, sabes que ganan mucho con su deporte, mucho con sus patrocinios”, dice, al señalar que ganó la mayor parte de su dinero no en el ring sino como un emprendedor. Probablemente soy todo lo contrario. Soy un caso atípico. Soy un disruptor “.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Estos son los deportistas mejor pagados del 2021

Las 50 mejores estrellas se combinaron para ganar casi US$2.800 millones en un año de récords.

Publicado

on

Forbes US.

Naomi Osaka se retiró del Abierto de Francia después de que los funcionarios se negaran a dejarla saltarse el programa de prensa posterior al partido. LeBron James ganó un campeonato en Disney World. Lionel Messi intentó dejar el único equipo profesional que conoció. Tom Brady, de 43 años, llevó a los humildes Buccaneers a un título de Super Bowl. Poco sobre el año pasado en el deporte se sintió normal para los atletas de élite del mundo, y las sorpresas se extendieron desde el campo hasta sus cuentas bancarias.

Incluso cuando la pandemia canceló cientos de eventos deportivos y dejó a las ligas profesionales luchando, los 50 atletas mejor pagados del mundo cumplieron un año récord. El futbolista mejor pagado de todos los tiempos. El jugador de la NFL mejor pagado. La atleta femenina mejor pagada. Incluso un récord de ganancias para un jugador de la NBA, a pesar de que la liga redujo efectivamente los salarios para la temporada 2020-21 con ajustes de emergencia a su sistema de depósito en garantía. Eso es porque gran parte del dinero provino de patrocinios, no solo de un contrato de juego.

El límite para llegar al top 50 aumentó de US$28.5 millones el pasado a US$34 millones, el umbral más alto de la historia.

En total, estos 50 atletas ganaron casi US$ 2.¿,8 mil millones en 12 meses, un 16% más que los 50 mejores del año pasado hasta un máximo histórico. Un poco más de US$ 1 mil millones provienen de acuerdos de patrocinio y otros esfuerzos fuera del campo, la mayor cantidad para los 50 primeros

El luchador de UFC Conor McGregor aterriza en el número 1 en el ranking con US$ 180. Osaka ocupa el primer lugar en el lado femenino y el número 12 en el ranking general con US$ 60 millones, rompiendo el récord que estableció para las atletas femeninas hace apenas un año, cuando era número 29 con US$ 37,4 millones.

Sin embargo, las ganancias aumentaron de arriba hacia abajo. El límite para llegar al top 50 aumentó de US$ 28,5 millones el año pasado a US$ 34 millones, el umbral más alto de la historia.

Los primeros 10 del ránking

1-Conor McGregor: 180 millones de dólares

Conor McGregor

2-Lionel Messi: 130 millones de dólares

Lionel Messi

3-Cristiano Ronaldo: 120 millones de dólares

Cristiano Ronaldo

4-Dak Prescott: 107.5 millones de dólares

Dak Prescott

5-LeBron James: 96.5 millones de dólares

Lebron James

6-Neymar: 95 millones de dólares

Neymar

7-Roger Federer: 90 millones de dólares

Roger Federer

8-Lewis Hamilton: 82 millones de dólares

Lewis Hamilton

9-Tom Brady: 76 millones de dólares

Tom Brady

10-Kevin Durant: 75 millones de dólares

Kevin Durant

La lista completa acá.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado