Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

BID dona 400.000 dólares para los damnificados de San Andrés y Providencia

Estos recursos consisten en dos cooperaciones por 200.000 dólares cada una, los cuales serán ejecutados por la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres. El BID confirmó que el periodo de desembolso es de seis meses.

Publicado

on

Cortesía de Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un monto de 400.000 dólares para apoyar de forma coordinada al Gobierno Nacional para la atención de la emergencia en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; y el Departamento del Magdalena, zonas que han sido afectadas por los huracanes ETA y Iota.

Este dinero será para la adquisición de bienes como agua potable, productos alimenticios e insumos de primera necesidad. También para brindar apoyo en la provisión de socorro y transporte de dichos elementos a las áreas afectadas, y cualquier otro bien necesario para atender las necesidades humanitarias básicas de las comunidades impactadas.

Según explicaron, el banco “proporciona asistencia financiera de emergencia a sus países miembros prestatarios cuando ocurren desastres naturales”, por lo que la catástrofe es tal que el país requiere recursos suplementarios para la rápida y adecuada recuperación.

Lea también: Estados Unidos dona 100.000 dólares a Colombia para ayudar a San Andrés y Providencia

El BID estima que, en la Isla de Providencia, Iota destruyó 1600 viviendas y 400 tuvieron daños parciales.  Asimismo, más del 98% de la infraestructura de la isla tiene afectaciones estructurales, generando graves daños a los servicios de agua potable y saneamiento básico.

Esta situación es similar en San Andrés, donde 1.400 viviendas, 60 establecimientos comerciales y 100 alojamientos tienen daños parciales y 15 casas han sido totalmente destruidas. El huracán Eta dejó 26.000 damnificados por inundaciones en el Departamento de Magdalena.

Estos recursos consisten en dos cooperaciones técnicas de emergencia por 200.000 dólares cada una, los cuales serán ejecutados por la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres. El BID confirmó que el periodo de desembolso es de seis meses.

Publicidad
Publicidad