Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Creativos Forbes

Creativos Forbes | Alberto Mantilla

Ha trabajado con marcas como Ford Motor Company, en Detroit, y luego vino John Deere, y Colgate, y Pyrex, y Nike. Mantilla es uno de los 50 Creativos Forbes 2020.

Publicado

on

Diseñador industrial

Por el mundo hay desde cosas gigantescas como el interior de un avión o un vehículo, hasta cosas muy pequeñas como un salero y pimentero que estuvieron primero en la cabeza de Alberto Mantilla.

Con más miedos que certezas, este bogotano estudió diseño industrial en la Universidad Javeriana. Se graduó en 1983 y dos años más tarde, en un profundo viaje por Estados Unidos, llegó a Nueva York, una ciudad que lo recibió y en donde encontró un camino que lo llevó a las grandes esferas del diseño mundial.

Vea aquí el listado completo de los 50 Creativos Forbes 2020


Su éxito no se dio de la noche a la mañana. Antes de fundar su empresa Curve ID -en donde ha reclutado a varios jóvenes colombianos talentosos- trabajó en una de las firmas más importantes de Estados Unidos. “Allá entré como diseñador en un nivel muy bajo, pero con los años empecé a crecer y a crecer. Llegué a ser director de diseño de un grupo bastante grande”, cuenta Mantilla a Forbes. “En esa época se dio un cambio en tecnologías y yo estaba trabajando con esas tecnologías. Ahí fue cuando, con un colega inglés, decidimos crear nuestra propia empresa”.

Tras adquirir experiencia con los más grandes de ese país, Mantilla se lanzó al ruedo en un camino desconocido. Firmó su primer contrato con Ford Motor Company, en Detroit, y luego vino John Deere, y Colgate, y Pyrex, y Nike. Y así, el resto es historia. El bogotano logró entrar a las grandes ligas de la industria, a tal punto que su portafolio, tal y como lo advierte, “va desde cosas gigantescas como el interior de un avión o un vehículo, hasta cosas muy pequeñas como un salero y pimentero”.

“Hemos hecho absolutamente de todo y eso ha sido una alegría muy grande no solamente para mí, sino para el grupo”, cuenta Mantilla. Por sus diseños, que hoy ya son reconocidos en todo el mundo, el colombiano ha recibido importantes galardones como el de la revista Time por “El mejor diseño del año” en 1998, el premio de la revista ID, “Design distinction”, y el “Lápiz de acero” en Colombia. De hecho, una de sus tantas obras que le dan la vuelta al mundo es un salero y un pimentero, blanco y negro, que parecen abrazarse, creado, y quizás inspirado, en el nacimiento de su hija.

Sin embargo, los reconocimientos de su vida no son precisamente los materiales. “Yo creo que el mejor premio que uno puede tener es diseñar algo, y ver cómo la gente lo usa, lo percibe. Eso es lo realmente importante”, concluye.

Publicidad
Publicidad