Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Tecnología

‘Colombia estará por encima del promedio regional de conectividad en 2025’

Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Estrategia para América Latina cuenta a Forbes los hallazgos que muestran cómo está aumentando la penetración de suscripciones móviles y teléfonos inteligentes en el mercado colombiano.

Publicado

on

Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Estrategia para América Latina de la GSMA. Foto: GSMA.

La GSMA, la asociación que representa los intereses de las empresas de telefonía móvil alrededor del mundo reveló su más reciente informe “La Economía Móvil en América Latina 2020”.

Luego de que la pandemia pusiera en manifiesto la importancia de la conectividad para el bienestar social y económico de las personas, el reporte destacó que los reguladores de Colombia hayan anunciado sus intenciones de asignar espectro 5G, que entrega mayor velocidad de internet, en 2021.

El documento proyecta 62 millones de conexiones 5G en la región para 2025, lo que representa una tasa de adopción cercana al 10%. Para ese mismo año, el 4G representará el 67% de las conexiones.

Las capacidades 5G, incluidas velocidades más altas y latencias ultrabajas, permitirán crear soluciones a la medida de diversas industrias, habilitando incrementos de productividad que podrían ser claves para ayudar a superar la recesión económica provocada por la pandemia. Esta contribución incrementará el impacto positivo que las tecnologías y los servicios móviles ya tienen en la economía regional. En 2019, el ecosistema móvil generó el 7% del PIB de América Latina, una contribución de US$421.000 millones de valor económico y alrededor de 1.4 millones de empleos.

Forbes habló con Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Estrategia para América Latina, sobre los hallazgos de este reporte.

¿Cómo quedó ubicada Colombia frente a los otros países de la región?

De acuerdo a nuestro último reporte, “La Economía Móvil en América Latina 2020”, Colombia presenta una penetración de suscriptores únicos por encima del promedio de la región (71% Vs 68%) y está por debajo en penetración de smartphones (59% vs. 69%). Sin embargo, vemos una dinámica de crecimiento por encima de la media tanto en suscriptores como en penetración de smartphones, lo cual posicionará a Colombia por encima del promedio regional en 2025.

 ¿Qué desafíos tiene para la industria el ascendente incremento de conexiones IoT?

Ciertamente, hay un incremento ascendente. A escala mundial, las conexiones IoT totales estarán cerca de duplicarse y llegar a 24.000 millones de conexiones para 2025, impulsadas por una adopción más rápida de soluciones empresariales destinadas a la transformación digital. El mercado de la IoT en América Latina seguirá una trayectoria similar y alcanzará 1.200 millones de conexiones para 2025.

Vemos dos grandes desafíos.

Por el lado del desarrollo del negocio, vemos una fragmentación en la cadena de valor entre operadores, proveedores de dispositivos, integradores de plataformas y proveedores de soluciones que dificulta la creación de modelos de negocio y escalas que otorguen atractivo al desarrollo de productos y servicios. Además, hay un enorme número de “verticales” o aplicaciones por industria que tienen cada uno una solución específica. Aquellos capaces de integrar una mayor porción de la cadena de valor que va de la conectividad hasta la analítica de datos, serán los ganadores en este mercado. Los operadores móviles tienen esta oportunidad y están enfocando sus esfuerzos en este sentido.

Por el otro, está el tema de la seguridad. El creciente número de dispositivos IoT dispuestos en sitios donde son físicamente accesibles (espacio público, carreteras, etc.), sumado al hecho de que estos dispositivos buscan ser baratos y por lo tanto sencillos, es todo un desafío en términos de seguridad. Minimizar los riesgos de intrusión a las redes y alteración de datos es una prioridad tanto para los operadores como para las empresas usuarias. El uso de dispositivos IoT conectados a redes móviles (Mobile IoT) brinda una serie de herramientas de seguridad como la identificación, monitoreo, capacidad de actualización y diagnóstico, que minimizan los riesgos de seguridad. No obstante, cada implementación de IoT debe tener una clara política de protección; para ello, la GSMA ha elaborado una serie de guías para el diseño de soluciones IoT seguras, que están disponibles en forma pública.

¿Qué medidas deben tomar los gobiernos para abrirle la puerta a la industria 4.0?

Entendemos que la Industria 4.0 tiene dos grandes motores en la innovación y la inversión en tecnologías.

Para fomentar la innovación es importante el fomento de la cooperación entre el mundo académico y de la empresa privada, y también con el ecosistema emprendedor. De allí salen ideas disruptivas que permiten cambiar paradigmas, emplear tecnologías de punta, y generar valor.

En cuanto a la inversión, es importante que se fijen reglas claras para que los operadores puedan realizar las cuantiosas inversiones en infraestructura que requiere la conectividad inteligente que da soporte a la Industria 4.0. Precios de espectro razonables y con reglas claras de renovación, agilización de los permisos de instalación de antenas, un esquema impositivo que fomente la inversión y no la penalice, y libertad para realizar acuerdos de compartición de infraestructuras son algunas de las medidas que sin duda pueden incentivar la inversión en tecnologías de última generación que apoyarán el crecimiento económico post-pandemia.

Publicidad
Publicidad