Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Cómo Colombia construye una millonaria industria con el sol y el viento

El ‘boom’ de las energías limpias llegó al país como la opción más atractiva para diversificar la matriz energética. El Gobierno planea instalar 2.800 megavatios al 2022, un esfuerzo que se viene gestando a través de millonarias inversiones, mayor encadenamiento productivo y nuevos compromisos del sector empresarial. ¿Cuál es la hoja de ruta para un sector que no para de brillar?

Publicado

on

“Es un orgullo y un sueño cumplido que compartimos con el país, porque Colombia empieza a recibir por primera vez en el Sistema Interconectado Nacional energía producida por el sol. Significa que como nación comenzamos a dar pasos importantes para incorporar a nuestra matriz energética nuevas fuentes de generación”. 

Las palabras son del presidente de Celsia, Ricardo Sierra, quien desde hace unos años viene liderando la transformación energética en Colombia. Son un apartado de un discurso que dio el 3 de septiembre de 2017, día en el que se inauguró la primera granja solar a gran a escala en el país. El hecho, más allá de ser una noticia en la lluvia de información que día tras día se registra en los medios de comunicación, marcó el inicio de lo que hoy se califica como el ‘boom’ de las energías limpias, una industria millonaria que no para de crecer y la cual se perfila para ser una importante fuente generadora de empleo de cara al mediano y largo plazo.

Pero llegar a los más de 2.300 megavatios instalados que hoy tiene el país no ha sido un camino fácil. A lo largo de estos últimos tres años, el Gobierno Nacional, los gremios y los empresarios han gestado un importante trabajo que se ha visto materializado en nuevas oportunidades de inversión y desarrollo. Ese optimismo se ha visto precisamente con la llegada de 41 proyectos de inversión entre 2018 y 2020, que en total suman negocios por 5.029 millones de dólares.

Lea también: Colombia recibió más de US$5.000 millones de inversión extranjera en energías renovables

La llegada de esta inversión se ha dado en medio de los esfuerzos que se vienen gestando en gran parte de los países del mundo, pues con los compromisos adquiridos en los acuerdos internacionales como el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las naciones siguen invirtiendo en el impulso de este tipo de proyectos.

Fuente: Campetrol.

Un estudio de la Cámara Colombiana de Petróleo, Gas y Energía (Campetrol) detalla que Estados Unidos y China invierten más de 150.000 millones de dólares anuales, equivalentes al 52 % del total mundial. Al evaluar esas inversiones como porcentaje del PIB de cada país, el gremio advierte que “salen a relucir las políticas de transición que están realizando los diferentes países de la región como Chile y Brasil, que invierten 1,7 % y 0,4 % de su economía en este tipo de energías, porcentajes que se encuentran sobre la media global de 0,3 %”.

En este contexto mundial, Colombia está muy bien posicionado pues se vaticina que en los próximos años se llegarán a inversiones que ascienden a los 7.000 millones de dólares. Este escenario plantea varios retos de cara al mediano plazo, pero también un sin número de oportunidades. Varios inversionistas provenientes de Estados Unidos, China, Canadá, Suiza, Francia, Singapur, Japón, Suecia, Perú y Corea del Sur, entre otros, ya han anunciado algún interés por seguir invirtiendo en el país, por lo que ya sea en proyectos concretos o a través de las subastas de energía se prevé una mayor movilización de capital en la próxima década.

“Colombia dio un salto histórico en la incorporación de energías renovables no convencionales a su matriz eléctrica. El país pasará de tener menos del 1% de capacidad instalada de energía eólica y solar en su matriz eléctrica a más del 12% en el año 2022”, le dice a Forbes Miguel Lotero, viceministro de Energía. “Además, con la nueva subasta que anunciamos para el 2021 vamos a sumar más energía limpia, logrando uno de los más grandes avances en transición energética de América Latina”.

La posición geográfica del país, los incentivos tributarios y los altos niveles de viento y sol hacen de Colombia el mejor destino para invertir en renovables. Así se ha visto en estos dos últimos años, pues más allá de los jugadores externos que han visto alternativas de inversión, se han anunciado la entrada de por lo menos 10 grandes proyectos a gran escala en Colombia.

Lea también: ‘La transición hacia las energías renovables se está acelerando en la mayoría de los países’

Estos no solo han sido para atender la demanda eléctrica nacional, sino además para impulsar una revolución energética y la diversificación de la matriz energética nacional. Ahí han jugado un papel fundamental empresas como Celsia, Enel, Ecopetrol e ISA, que continúan impulsando la consolidación de esta industria, pese a la difícil situación económica por la que atraviesa el país.

German Espinosa, presidente de Campetrol, advierte que “tanto países como empresas y ciudadanos se han involucrado en este proceso de transformación hacia un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables”. Colombia no ha sido ajena en este proceso y hoy ya es uno de los “30 países a nivel mundial que se encuentran más preparados para ello, según el Índice de Transición Energética calculado por el Foro Económico Mundial”.

El líder gremial advierte que con el impulso de las energías renovables se abrió una ventana de oportunidades que aún están sin explorar. Sostiene, incluso, que contando con los niveles proyectados en capacidad instalada “se espera incrementar la generación de fuentes no convencionales de energías renovables a más de un 12 % para el 2022”, lo que reduciría hasta nueve millones de toneladas de CO2 para el 2030.

Las oportunidades

El ‘boom’ energético que se vive en Colombia se debe a las oportunidades que se han desprendido de este sector y las encadenamientos productivos que se podrían generar. En términos de energía solar, se estima un potencial de generación de 4,05 KWh/KWp, valor que indica la cantidad de energía generada por capacidad instalada. Por otra parte, la densidad media de energía eólica es de 259 W/m2, un indicador que se presenta principalmente en el Caribe.

Estas dos fortalezas en sol y viento permiten que se sigan registrando más y más proyectos ante la Unidad de Planeación Minero – Energética (Upme). Las cifras más recientes, con corte al 30 de noviembre de este año, y a las que tuvo acceso Forbes Colombia, muestran que en total hay 1.666 proyectos de energía inscritos, de los cuales 896 son solares, 563 hidráulicos y 50 eólicos.

Lea también: Colombia adjudica proyectos de energías renovables por 2,200 mdd

Esa tendencia deja ver que la industria está volcada al desarrollo de este tipo de proyectos, lo que sin duda vislumbra los millones de dólares que se continuarán invirtiendo en los próximos años para la consolidación de estas iniciativas de pequeña, mediana y gran escala.

Según el Ministerio de Minas, la región Caribe, Antioquia, Boyacá y Huila son las zonas del país con el mayor potencial para el desarrollo de este tipo de proyectos. La cartera advierte, incluso, que en este momento hay 14 proyectos en construcción, que impulsarán más de 8 billones de pesos en inversiones y generarán más de 6.000 oportunidades de empleos.

A esto se suma que se estima que, con la tercera subasta de energía, se generen hasta 32.000 puestos de trabajo en los próximos dos años. Vale resaltar que Colombia es el país que más empleo genera por cada 1.000 dólares invertidos en energías renovables. A 2019, el país alcanzó en 2019 los 272.000 empleos alrededor de esta industria.

Siga toda la información de los negocios en Forbes Colombia

“Estamos dando el paso más importante para el sector energético en los últimos 20 años. Por esta razón es fundamental que entre todos los actores se coordinen las acciones necesarias para tener una transición energética ordenada y exitosa”, sostiene Germán Corredor, director ejecutivo de la Asociación de Energías Renovables, SER Colombia.

Y es que el impulso que se viene dando en esta industria ya no solo se da de la mano de las empresas energéticas. Las grandes firmas de otros sectores ya han apostado por estas energías alternativas, por lo que para la ejecución de sus procesos han optado por el desarrollo de granjas solares y eólicas.

Un ejemplo de esta apuesta se da de la mano del Grupo Empresarial Colombina, que recientemente inauguró un parque solar en Santander de Quilichao en su planta de Galletas. Este complejo consta de 4.890 paneles distribuidos en 22.000 metros cuadrados. Según la empresa, el sistema producirá más de 2.716.000 kWh/año de energía, un insumo que será adquirido por la planta de Colombina del Cauca para su funcionamiento.

Lea también: Cartagena estrena planta solar y hace historia en energías renovables en Colombia

“Gracias a esta solución, que aprovechará el enorme potencial de generación de energía fotovoltaica proveniente del sol, se pretenden generar mayores eficiencias operativas en la planta, asegurar el abastecimiento energético y contribuir con una solución eficiente a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo el día de la inauguración César Caicedo, CEO del Grupo Empresarial Colombina. Este proyecto nos llena de orgullo porque refleja nuestros continuos esfuerzos por gestionar la operación de una manera sostenible y responsable con el medio ambiente”.

Así como Colombina ya hay otras empresas que han anunciado ambiciosos planes de inversión alrededor de las energías renovables. Esto deja ver que es una industria que ya se consolida paralelamente a todos los demás sectores, lo que representa un alto potencial de empleo tanto rural como urbano.

Los retos

Aunque son varias las bondades que otorga este tipo de energías a Colombia, aún persisten grandes retos en materia de costos, infraestructura y trámites. Según el más reciente estudio de Campetrol, actualmente Colombia cuenta con el Capex (inversiones en bienes de capital) unitario más alto de la
región.

Se necesitan alrededor de 1,44 USD/W de inversión para poner en marcha proyectos renovables en el país, una cifra que se encuentra 26 % por encima del promedio en América Latina (1,14 USD/W). “La principal razón de estos costos es la carencia de un mercado interno que impulse la adopción de una cadena de abastecimiento local, tal como en México, Brasil o Chile, países que cuentan con una dinámica en prestación de B&S que les ha permitido mantener los costos de desarrollo por debajo del 13% del total invertido, a diferencia del 30% que representa este rubro en proyectos del país”, dice el estudio.

Frente a este desafío, el Gobierno Nacional ya ha impulsado una serie de beneficios para impulsar y bajar los costos en la ejecución de los proyectos. Sin embargo, estos alivios tributarios aún no son suficientes para agilizar la ejecución de los proyectos.

Otro de los cuello de botella se encuentran en los trámites y consultas previas que se deben surtir para el desarrollo de las iniciativas. Este ha sido el freno precisamente de nueve parques eólicos que se vienen ejecutando en La Guajira, pues la Procuraduría Judicial para Asuntos Administrativos pidió la suspensión de los proyectos hasta que se revise el proceso de consulta previa.

Lea también: Caribe: una apuesta por la inversión extranjera

Ante esto, desde los gremios y los empresarios se ha hecho un llamado para que se logren agilizar los trámites de consulta previa. El motivo obedece a que dichos procesos retardan la entrada en operación de los proyectos, lo que de alguna u otra forma genera inseguridad jurídica para seguir impulsando la llegada de inversión extranjera directa.

Deportes

Djokovic perdió la batalla judicial en Australia y tuvo que salir del país

Djokovic dijo después de la decisión que estaba extremadamente decepcionado porque significaba que no podía participar en el Australia Open que comienza oficialmente el lunes.

Publicado

on

Foto: Reuters.

El número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, abordó el domingo un avión para salir de Australia después de que el Tribunal Federal confirmara la decisión del gobierno de cancelar su visa, debido a que su decisión de no vacunarse contra el COVID-19 representaba un riesgo para el país.

El fallo unánime de tres jueces asestó un golpe final a las esperanzas del serbio de perseguir un récord de ganar 21 de Grand Slam en el Abierto de Australia, tras intensos días.

El tenista abordó un vuelo de Emirates de Melbourne con destino a Dubái el domingo por la noche pocas horas después del fallo, dijo un testigo de Reuters. El vuelo debía despegar a las 22.30 hora local (1130 GMT).

El vuelo culminaba un viaje que comenzó cuando Djokovic fue detenido por primera vez por las autoridades de inmigración el 6 de enero, un tribunal ordenó su liberación el 10 de enero y luego fue detenido nuevamente el sábado.

Djokovic dijo después de la decisión que estaba extremadamente decepcionado porque significaba que no podía participar en el torneo, que comienza oficialmente el lunes.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“Respeto el fallo de la Corte y cooperaré con las autoridades pertinentes en relación con mi salida del país”, dijo en un comunicado, deseando además lo mejor para el torneo.

Djokovic, de 34 años, había apelado contra el uso discrecional de poderes del ministro de Inmigración, Alex Hawke, para cancelar su visa. El funcionario había dicho que el serbio podría ser una amenaza para el orden público porque su presencia alentaría el sentimiento contra la vacunación en medio del peor brote del virus en Australia.

El presidente del Tribunal Federal, James Allsop, dijo que el fallo se basó en la legalidad de la decisión del ministro en el contexto de los tres motivos de apelación presentados por el equipo legal de Djokovic.

Reuters

Seguir Leyendo

Deportes

Un partido de Novak Djokovic fuera de la cancha del deporte

Para Serbia, Djokovic es un “chivo expiatorio” en un asunto que los políticos australianos tratan de aprovechar para recuperar el apoyo perdido por los largos confinamientos contra la covid que han frustrado a la población.

Publicado

on

Foto: EFE.

 Novak Djokovic, el mejor tenista del momento y uno de los mejores de todos los tiempos, está jugando un “partido político” contra el Estado australiano, que le niega la entrada para defender su título en el Abierto de Australia.

Así es el relato de los políticos y de gran parte de la sociedad de Serbia, que sin embargo dejan de lado que el tenista se niega a vacunarse contra el coronavirus y que no se toma en serio las reglas contra la pandemia.

La decisión final del Tribunal Federal de Australia sobre si Djokovic será deportado o no se conocerá este domingo, un día antes del inicio del primer Gran Slam del año.

El tenista se encuentra nuevamente en un hotel de Melbourne para solicitantes de asilo, a la espera de la vista judicial.

¿Víctima de circunstancias políticas?

Para Serbia, Djokovic es un “chivo expiatorio” en un asunto que los políticos australianos tratan de aprovechar para recuperar el apoyo perdido por los largos confinamientos contra la covid que han frustrado a la población.

Muchos en Serbia acusan al gobierno de Australia de “maltratar y humillar” al tenista de 34 años y hablan de una conspiración occidental en contra del país balcánico.

El propio presidente serbio, el nacionalista populista Aleksandar Vucic, se pregunta si los políticos australianos sólo quieren “halagar a la opinión pública” para ganar puntos ante las elecciones previstas este año en Australia.

Eso sí, el propio mandatario serbio, criticado por la oposición por su autoritarismo, se presenta esta primavera en unas elecciones presidenciales donde busca la reelección.

También el Comité Olímpico de Serbia acusa a las autoridades australianas de “racismo” y “discriminación”.

Para muchos en Serbia, Djokovic es un héroe nacional y sus duelos en los grandes torneos suelen pegar al país balcánico a las pantallas de la televisión.

Los hinchas lo admiran como un campeón que ha batido casi todos los récords en el tenis, al estar 355 semanas al frente del ránking ATP, habiendo ganado 20 títulos de Gran Slam (empatado con Roger Federer y Rafa Nadal) y 37 títulos de Másters 1.000.

Un partido diferente

En medio de la indignación nacional, los que critican a Djokovic, lo hacen de una manera moderada.

“No tenía que haber viajado a Australia sin haberse vacunado. Fue un riesgo del que tenía que ser consciente. No puede pensar que a él se le permite todo”, asegura Branislav Ilic, un residente de Belgrado, de 53 años.

“Creo que en otros torneos le exigirán la vacunación y tal vez debería cambiar de opinión”, advierte a Efe.

Otros están convencidos de que su ídolo al final podrá imponerse también en esta disputa fuera de las canchas.

“Novak ha aprendido a luchar en la vida, espero que gane este partido extraño”, señala otro vecino de Belgrado, Goran Milovanovic, de 40 años.

Recuerda los inicios del tenista en el seno de una familia modesta y sus batallas “contra el público”, que en algunos países occidentales suelen volverse contra él.

No a la vacunación

El tenista levantó polémica nada más empezar la pandemia en 2020 al declarar que no le gustaría que le obligaran a vacunarse contra el virus para poder viajar por el mundo.

Más tarde defendió la libertad de elección, aunque no llegó a abogar activamente contra la vacuna.

“Guardaré para mí la decisión sobre si me vacuno. Creo que es una decisión privada e íntima. No quiero entrar en el juego de estar a favor o en contra de las vacunas”, dijo Djokovic.

Eso sí, en verano de 2020 el tenista organizó un torneo de exhibición en Belgrado, con estrellas como Dominic Thiem, Sascha Zverev y otros.

Al no cumplirse allí apenas reglas contra la pandemia, varios jugadores acabaron contagiándose con el virus.

Mientras los políticos serbios defienden a Djokovic, los médicos lamentan que el tenista no se haya vacunado, ya que sería un buen ejemplo para muchos en un país donde apenas la mitad de la población se ha inmunizado. 

Seguir Leyendo

Negocios

Los Gilinski van por todo: lanzan nueva OPA por 6,25% de Sura

En su ajedrez para hacerse al control del Grupo Empresarial Antioqueño, los Gilinski van por la mayoría de Sura. No se descartan otras movidas en las próximas jornadas.

Publicado

on

En una movida sorpresa, el viernes en la noche se conoció que el Grupo Gilinski lanzó una nueva OPA por entre el 5% y el 6,25% de las acciones del Grupo Sura.

El precio por acción es de US$9,88, cerca de $40.000 y casi el doble al precio que se encontraba vigente antes de las OPAs de los Gilinski.

La movida apunta a consolidar la mayoría accionaria en la holding financiera y de seguros del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

El viernes se cerró la primera OPA por Sura, en la que los Gilinski se lograron hacer al 25,25% de las acciones de este Grupo. Si logran hacerse al 6,25% quedarán con el 31,5%.

Cabe recordar que el lunes se cierra la OPA por Nutresa donde los Gilinski lograron el 27,69% de las acciones. Nutresa, por cuenta del enroque del GEA tiene 13,04%, lo que significa que hasta el momento por esta vía controlan otros 3 puntos de participación accionaria.

Cabe esperar que además en el propio mercado de valores se lancen a comprar lo máximo permitido que son otros 5 puntos en la propiedad. Al acercarse a una participación del 44% podrían hacerse al control total de la compañía.

El equipo de investigaciones de Scotiabank emitió esta semana una análisis donde ponía en evidencia que se venían nuevas movidas por parte de los Gilinski. Tampoco se descarta una segunda OPA por Nutres o, inclusive, una primera por Grupo Argos, compañía que hasta el momento no ha sido objeto de oferta.

En Nutresa, la asamblea de accionistas tomó la decisión de reducir de 8 a 7 miembros su junta directiva. Esta movida buscaba generar un cambio en la composición de esta instancia de poder, con el objetivo de consolidar la posición de miembros independientes. Según Scotiabank, “bajo la estructura actual (es decir, con cuatro miembros independientes), Gilinski necesitaría tres de esos cuatro miembros para controlar el lado independiente de el tablero. Bajo una estructura de ocho miembros, ese umbral mínimo implicaba el 37,5% del total de acciones en circulación. Después del cambio en el tablero composición, ese mínimo se sitúa ahora en el 42,9%”.

Con esta nueva movida es claro que los Gilinski van por el control total del GEA y que en los planes debería estar incluido hasta el Bancolombia, activo que cuyo principal accionista es Sura. Todo indica que en este ajedrez por la mayoría del principal conglomerado de empresas de origen paisa los Gilinski apenas están empezando.

Siga a Forbes desde Google News

Seguir Leyendo

Negocios

Ómicron vacía las estanterías de los supermercados en Estados Unidos

A ómicron se ha sumado, aparte de las tormentas invernales, lo que se ha venido a llamar “la gran dimisión”, el abandono voluntario por parte de muchos trabajadores de sus puestos de trabajo durante la pandemia.

Publicado

on

Foto: EFE.

Ni fruta ni carne ni productos de limpieza: las estanterías vuelven a estar vacías en algunos supermercados de Estados Unidos por culpa de ómicron, que está causando numerosas bajas de personal, que coincide con nuevos problemas en la cadena de suministros.

“No he encontrado todo lo que he venido a comprar; algunas estanterías estaban vacías, quería ‘kleenex’ y algunas cosas para limpiar, pero no había”, lamentaba este viernes Anne, una vecina de 50 años de Washington DC, en declaraciones a Efe en la puerta de un supermercado.

Dentro del local parecía que había pasado un huracán por la sección de fruta y verdura, y encontrar carne de ternera o pollo era una quimera, aunque sí que había papel higiénico, que brilló por su ausencia al inicio de la pandemia.

A unos pocos kilómetros, en otro supermercado del centro de la capital estadounidense las estanterías estaban repletas de productos.

Problemas que vienen de antes

Desde la Asociación de Marcas de Consumo (Consumer Brands Association), que representa a nivel nacional a compañías de alimentos embalados, bebidas y de productos para el hogar y de cuidado personal, la vicepresidenta de Investigación y Comunicación, Katie Denis, explicó a que estos problemas vienen de antes.

En ese sentido, recordó que la industria de los bienes empaquetados ha afrontado a lo largo de la pandemia dificultades en la cadena de suministros, lo que ha hecho que esta se debilite y “no ha dejado margen para que el sistema maneje disrupciones, como las tormentas invernales o la variante ómicron”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado

“Eso ahora se muestra en estantes escasamente abastecidos para los consumidores”, indicó Denis, quien puntualizó que lo que ocurre en la actualidad es “una escasez de mano de obra, no una escasez de comida”.

En sus contactos con ejecutivos de la industria, su asociación ha podido saber que las compañías se están resintiendo de un alto absentismo laboral debido a ómicron, lo que coincide con los esfuerzos para hacer nuevas contrataciones y cubrir 118.000 vacantes en el sector de los productos de consumo empaquetados.

“Desafortunadamente, solo hemos añadido 1.600 trabajos el mes pasado”, señaló Denis.

Y es que a ómicron se ha sumado, aparte de las tormentas invernales, lo que se ha venido a llamar “la gran dimisión”, el abandono voluntario por parte de muchos trabajadores de sus puestos de trabajo durante la pandemia.

Tan solo en noviembre, según datos del Departamento de Trabajo de EE.UU., el número de personas que dejaron sus empleos de forma voluntaria subió a 4,5 millones, lo que medios especializados indican que es una señal de que los estadounidenses cada vez tienen más confianza en que pueden encontrar mejores oportunidades laborales.

No es la primera vez que se han visto las estanterías vacías en los supermercados de EE.UU. durante la pandemia: al principio de la misma, en marzo de 2020, hubo la escasez de papel higiénico, pasta, harina y otros productos, mientras que en octubre y noviembre pasado se produjo un gran embotellamiento en la cadena de suministros.

El profesor de Práctica de la Cadena de Suministros de la Universidad de Siracusa Patrick Penfield detalló a Efe que en EE.UU. las tiendas de alimentos compran en el mercado local sus productos porque muchos son perecederos y así recortan el tiempo necesario para que un artículo esté en su stock.

En olas anteriores de la pandemia, el virus se esparció de forma diferente, ya que afectaba más a unas partes que a otras del país y era a un ritmo diferente, por lo que era más sencillo adaptarse y conseguir productos de otras zonas.

Algo que no se ha visto antes

Penfield destacó que ómicron es algo que no se ha visto antes, debido a lo contagiosa que es: “Está atacando a todo EE.UU. al mismo tiempo, por lo que las tiendas de comestibles y los productores de alimentos están lidiando con empleados que se están enfermando o que piden hacer cuarentena”.

En paralelo, la falta de personal afecta a la cadena de suministros porque EE.UU. no está siendo capaz de producir tantos alimentos como necesita y, además, no hay gente suficiente para repartirlos y reponerlos en las estanterías, debido a ómicron.

Pese a estos problemas, el experto auguró que la situación actual no van a durar mucho, “probablemente un par de meses”.

“Vamos a ver situaciones en que algunas áreas del país tendrán las estanterías llenas y en otras faltarán cosas, pero creo que hacia finales de febrero podremos ver que se vuelve a la normalidad, siempre y cuando no haya otra variante (del virus) o no tengamos eventos climatológicos catastróficos”, dijo Penfield.

Para poner punto final a este panorama, Denis consideró que es necesario que “los líderes de Washington” se centren en acciones de gran impacto.

“Los problemas de la cadena de suministro no se pueden desviar como un problema vacacional y no terminan en los puertos”, apuntó la experta, en referencia a las medidas adoptadas por el Gobierno.

En el corto plazo, afirmó que es “esencial” que se apoye a los trabajadores para que la cadena de suministros siga funcionando, como facilitarles el acceso a tests de covid-19 y con recomendaciones claras sobre la cuarentena si se contagian.

En la última semana la confusión ha cundido entre los estadounidenses por las directrices, en algunas ocasiones poco claras, ofrecidas por las autoridades sanitarias sobre cuánto tiempo hay que recluirse en casa si se da positivo, después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades aconsejaran reducir la cuarentena a cinco días.

Denis agregó que a largo plazo habría que aumentar la capacidad del transporte por carretera y la visilibilidad de la propia cadena de suministros para identificar los puntos débiles, antes de que haya escasez, “y aquí el Gobierno federal tiene un papel crítico”.

EFE

Seguir Leyendo

Negocios

Confimado: Gilinski se queda con 25,25% de Sura tras OPA

La tasa representativa del mercado (TRM) para las acciones de Grupo Sura fue de $3.950,40.

Publicado

on

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) confirmó hoy la adjudicación de la OPA por Grupo Sura, en la que la familia Gilinski se quedó con 25,25% de la compañía, logrando así su meta mínima de aceptaciones, que lo posicionan como el segundo mayor accionista de la compañía financiera.

En total, hubo 3.979 aceptaciones válidas adjudicadas, que se tradujeron en 118,16 millones de acciones ordinarias, donde el porcentaje máximo a comprar fue de 79,72%, agregó la información.

El precio de cada acción ordinaria llegó a $31.642 (unos US$8,01) con una tasa representativa de mercado (TRM) de cumplimiento equivalente a $3.950,40. Asimismo, la fecha de cumplimiento establecida quedó fijada para el 19 de enero.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado