Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Revelan la forma en que se puede propagar rápidamente el covid-19 en un restaurante

Una nueva investigación resalta lo arriesgado que puede ser comer en interiores, especialmente si se sienta en la mesa equivocada.

Publicado

on

Foto: Getty Images.

Una nueva investigación destaca cuán arriesgado puede ser comer en interiores durante la pandemia del Covid-19, especialmente si se sienta en la mesa equivocada.

Un estudio publicado en Corea del Sura en el Journal of Korean Medical Science sugiere que el coronavirus puede viajar más lejos que el radio de distancia social típico de seis pies en muy poco tiempo si hay flujo de aire directo.

Los investigadores determinaron que el virus puede propagarse más de tres veces el rango de seis pies en solo cinco minutos, una ventana mucho más rápida que la que la mayoría de los comensales pasan sin tapabocas en la mesa de un restaurante mientras comen su comida. Los científicos coreanos concluyeron que dos metros de espacio entre las mesas no es suficiente para proteger a los comensales de la infección.

El estudio analizó un pequeño brote a principios de este año en un restaurante de Corea del Sur. Dos comensales se infectaron con Covid-19 de un tercer comensal asintomático que se sentó a 21 pies de distancia. El culpable, dicen los investigadores, fue el aire acondicionado del techo del restaurante, que proporcionaba un flujo de aire directo del comensal infectado a los otros dos comensales.

Sobre la base de entrevistas y recopilación de datos en la televisión de seguridad de circuito cerrado y los datos de ubicación de teléfonos celulares, los investigadores determinaron que los tres comensales estaban juntos en el restaurante durante solo cinco minutos. No tuvieron contacto directo o indirecto de otra manera.

Desde que comenzó la pandemia, ha aumentado la evidencia que sugiere que salir a cenar en restaurantes, especialmente en interiores, es una de las actividades más riesgosas. En septiembre, un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) encontró que los adultos con Covid-19 tenían el doble de probabilidades de haber cenado en un restaurante en las dos semanas anteriores a la infección.

Otros estudios han sugerido formas de mantener a los comensales más seguros sin cerrar los restaurantes. Por ejemplo, el mes pasado, investigadores de las universidades de Stanford y Northwestern argumentaron que era posible permitir cenas en restaurantes interiores sin temer un pico de Covid-19. La solución, dijeron, es reducir la ocupación máxima en cada establecimiento interior en función de factores como los pies cuadrados del establecimiento.

Menos de dos semanas después del Día de Acción de Gracias, prácticamente todos los estados de los Estados Unidos se encuentran en la categoría de “alto riesgo” de propagación comunitaria de Covid-19, según el mapa de evaluación de riesgos del Instituto de Salud Global de Harvard y la Escuela de Salud Pública Brown. Eso hace que sea más difícil comer en un restaurante de forma segura, según los expertos en salud pública.

El CDC recientemente incrementó su guía sobre el uso de mascarillas, ahora recomendando que “todas las personas de 2 años o más deben usar una mascarilla en lugares públicos y cuando estén cerca de personas que no viven en su hogar”. Pero la agencia no se opone firmemente a salir a cenar, sino que recomienda que los comensales “tomen precauciones, como usar una máscara tanto como sea posible cuando no estén comiendo y mantener una distancia social adecuada si cenas con otras personas que no viven contigo”. . “

Publicidad
Publicidad