Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

2021: ¿Rebote implica más empleo?

A punto de despedir el 2020, las miradas están puestas en el año que viene y la tracción que el rebote económico podría tener sobre otros indicadores como el desempleo, la actividad productiva y la pobreza. ¿Tendrá suficiente fuerza el 2021 para recuperar lo que el 2020 se llevó?

Publicado

on

Foto: Getty Images.

Tanta ha sido la incertidumbre que ha traído el comportamiento de la pandemia en el país que los expertos han tenido que plantearse distintos escenarios para lograr acercarse lo más que se pueda a las cifras que finalmente dejará el ‘gran confinamiento’. De este escenario no han sido ajenas las cuentas del Ministerio de Hacienda, que al inicio reflejaban el optimismo de la cartera pero que, acercándose al cierre de año, el realismo se ha encargado de aterrizar tanto para 2020 como para 2021.

Para ampliar el ejemplo citado, en junio el Ministerio de Hacienda esperaba una caída del PIB nacional de 5,5 % este año y un rebote de 6,6 % en 2021. Sin embargo, cinco meses después estas proyecciones se ajustaron a -6,8 % para 2020 y 5 % para 2021, más en línea con lo que está esperando el mercado. Tras ir dejando al 2020 en el pasado, las preguntas se empiezan a perfilar de cara al 2021 y entre las principales está conocer si el rebote generará importantes efectos en la economía, especialmente en el empleo, la actividad productiva y la pobreza.

¿El empleo para cuándo?

Sin restarle importancia, más allá de dar la discusión de los ajustes estructurales que requiere el mercado laboral colombiano para permitir un mayor y fácil tránsito de los informales a la formalidad y de los desempleados a la ocupación, Forbes consultó expertos para conocer su visión sobre la relación que puede tener el rebote económico de 2021 con la reducción de la tasa de desempleo, que este año, al menos, superaría el 15 %.

Antes de conocer la estimación de los analistas, vale revisar las cifras del equipo técnico y la subgerencia de política monetaria e información económica del Banco de la República sobre el asunto en mención -que muestran un rango de descenso gradual en la tasa de desempleo (TD) en 2021-.

En el informe de política monetaria del Emisor, presentado en octubre, se estima que el crecimiento económico en 2020 estaría entre -6,5 % y -9 % y en 2021 estaría entre 3 % y 7 %, un rango que dependerá de la magnitud del choque del año en curso. En línea con ello, el reporte de mercado laboral de octubre dice que se prevé “que la TD nacional terminaría 2020 entre el 15,1 % y el 16,9 %, dejando su nivel promedio para 2020 entre el 15,9 % y el 16,7 %. Para 2021 se espera una caída gradual que dejaría su nivel promedio entre el 14 % y el 16,3 %”.

Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sectorial de Fedesarrollo, explicó que con una proyección del PIB de -6,5 % para este año y un crecimiento de 4,4 % en 2021 esperan “que la tasa desestacionalizada se ubique este año promedio en 16,3 % y la desestacionalizada 2021 promedio en 11,1 %. Es una disminución de 5 puntos porcentuales (pps), más que todo por la tracción del crecimiento económico que esperamos con el rebote del próximo año”.

Felipe Campos, director de investigaciones de Alianza Valores, añadió que con unos supuestos de PIB de -7,2 % para 2020 y de 5 % para 2021, el desempleo se reduciría en 15 puntos básicos pasando de un promedio de 16,3 % en 2020 a 14,9 % el otro año.

Delgado añadió que para el próximo año se esperaría que a medida que se ha dado la reapertura y la reactivación, se puedan tener, más allá del rebote, las condiciones que se necesita para que la recuperación de la tasa de desempleo se dé -que los vínculos entre empleados y empleadores no se hayan roto de una manera tan dramática y que se puedan volver a construir de manera relativamente sencilla-. Para ella, serán claves las acciones de política pública en términos de subsidio al empleo y de créditos a las empresas para que mantengan su aparato productivo funcionando.

Otra de las preguntas que se derivan del punto en mención es si más allá del rebote hay alguna característica adicional que deba tener el 2021 para bajar el alto desempleo con el que se espera cerrar este año. En palabras de Juan Pablo Espinosa, director de investigaciones económicas de Bancolombia, siguen siendo absolutamente necesarias las reformas que permitan una operación más flexible y eficiente del mercado laboral.

“Eso incluye aspectos como permitir esquemas de contratación más flexibles, revisar el mecanismo de fijación del salario mínimo, reducir también un poco la carga o costo laboral para empleadores formales y todos aquellos elementos que integrarían una reforma laboral que aún no sabemos si va a formar parte de la agenda legislativa que el Gobierno Nacional va a plantear el año entrante”, agregó Espinosa.

Además de coincidir con lo anterior, Campos, de Alianza Valores, destacó que el principal factor de riesgo para 2021 seguirá siendo la evolución del virus. “De no existir nuevas cuarentenas o restricciones a la movilidad, el desempleo de 2021 debería reducirse, simplemente por el hecho de no contar con meses de parálisis económica como los vividos en 2020”.

Desde la perspectiva gubernamental, José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, resaltó en el Foro de Negocios Forbes que en el plan de reactivación Compromiso por Colombia, “en el capítulo de empleo, se incluye la dosis de infraestructura, la aceleración de la estrategia ‘Concluir, concluir, concluir’ que incluyó el Túnel de la Línea, pero también $2 billones para acelerar las obras de vías terciarias (…) Hasta $2 billones en incentivos para industrias creativas, otra estrategia de aceleración”.

Sobre lo anterior vale recordar que, en el discurso de instalación del nuevo periodo legislativo del Congreso el pasado 20 de julio, el presidente, Iván Duque, resaltó que con una inversión de más de $100 billones -en distintos sectores de la economía colombiana- se esperan crear en los próximos años más de 1 millón de empleos directos e indirectos.

Retomar niveles prepandemia

Recientemente, el equipo técnico del Banco de la República estimó que en 2021 el país no retornará a los niveles de la actividad productiva que se veían en 2019, antes de que la pandemia llegara a Colombia. Por esta razón, se le preguntó a los expertos si habría alguna manera de que se viera una rápida recuperación de la economía el próximo año con el rebote estimado.

Para Delgado, de Fedesarrollo, con el 4,4 % que estiman para 2021 no se llegaría a niveles prepandemia el próximo año, sino que para ello pasarán al menos tres años. Más allá del rebote, la experta dice que igual la economía va a quedar resentida el año que viene, hasta que haya una solución permanente a la pandemia.

“Va a estar resentida por todo lo que sucedió este año y porque hay unos sectores que no van a estar operando al 100 %. Se va a demorar (la recuperación) mientras construimos nuevas empresas, nuevos capitales ya sea físico o de capital humano, entre otros (…) Además, el otro año hay incertidumbre porque seguiremos en pandemia y así la economía esté abierta, la demanda va a estar un poco resentida hasta que no tengamos una solución permanente”, dijo Delgado.

El experto de Bancolombia señala que, en el escenario base que tienen, en 2021 no se va a volver a los niveles de economía que se tenía antes de la pandemia. “Nosotros estamos pronosticando en ese escenario central que al cierre de 2021 el tamaño de la economía va a ser 98 % del que se tenía al cierre del año anterior y solamente en nuestro escenario optimista en el 2021 podría haber ese tipo de recuperación más acelerada que nos ponga sobre niveles más altos”.

En línea con lo anterior, Espinosa añadió que ver niveles de recuperación más acelerados en 2021 dependería en gran medida de cómo se resuelva el tema de la pandemia. Para él, hay dos elementos que podrían jugar en favor de ello: primero, que no haya incidencia grande de nuevos contagios en Colombia que obligue a adoptar nuevas medidas restrictivas, es decir, que se logre convivir de la mejor manera con el virus; segundo, que el país esté preparado para distribuir la vacuna dado los retos logísticos que ello contrae, además de adquirirla pronto.

Desde la perspectiva de Campos, de Alianza Valores, “es difícil imaginar un escenario en donde en un solo año se logre recuperar lo perdido por la pandemia, pues a pesar de que las cifras de crecimiento del próximo año serán muy positivas (sobre todo en el segundo y tercer trimestre) la pérdida de productividad que dejó el 2020 es muy significativa”.

“Es difícil imaginar un escenario en donde en un solo año se logre recuperar lo perdido por la pandemia, pues a pesar de que las cifras de crecimiento del próximo año serán muy positivas (sobre todo en el segundo y tercer trimestre) la pérdida de productividad que dejó el 2020 es muy significativa”.

FELIPE CAMPOS, Director de investigaciones de Alianza Valores

El analista agregó que “para lograr alcanzar los niveles de actividad económica precovid sería necesario incrementar fuertemente la productividad del país acelerándola por encima del registro de 2019, pero además de eso será necesario que nuestros socios comerciales (y en general el resto del mundo) superen los niveles de productividad previos al 2020”. Resaltó que seguramente al mercado laboral le tomará entre dos y tres años en regresar a niveles prepandemia (10,5 % en 2019).

El otro reto: la pobreza

Este será uno de los temas que deberán estar en la agenda, pues en 2019 se vio un incremento sustancial de la pobreza en términos de ingresos en todo el país y en mayor proporción en los territorios rurales. La pobreza monetaria en el total nacional pasó de 34,7 % de la población en 2018 a 35,7 % en 2019, mientras la monetaria extrema pasó de 8,2 % a 9,6 % en 2019, según el Dane.

De otro lado, en la ruralidad la pobreza monetaria pasó del 46 % en 2018 al 47,5 % de la población el año pasado, y la monetaria extrema incrementó en más de 3 puntos porcentuales (pps) pasando de 16,2 % a 19,3 % el año pasado. Estas cifras llaman la atención porque fue un buen año para el crecimiento de la economía en 2019, lo que indicaría que, tras el paso del coronavirus y las medidas para contenerlo en 2020, los datos seguramente mostrarán deterioros pese al rebote económico esperado.

Foto: Vannessa Jimenez / Getty Images.

Aunque se prevé el destino de los indicadores para el año de la crisis, habrá que enfocarse en qué caminos se pueden tomar desde ya para sacar lo más pronto posible a la población que ya estaba en pobreza y a los nuevos pobres.

Roberto Angulo, experto que trabajó en los cambios metodológicos que hizo el Dane de los datos de pobreza y socio fundador de la firma Inclusión, explicó a Forbes que el choque covid afectó a toda la población. “Incluso se va a ver una reducción de la clase media de aproximadamente unos 4 puntos porcentuales (pps). Este choque ha impactado con más fuerza a los pobres y vulnerables. Y dentro de los pobres: a las mujeres, a los jóvenes y a los informales”.

Para él, se debe trabajar una estrategia de inclusión productiva de los grupos citados previamente y para eso hay que juntar la política de reactivación con una social y hacerlo de manera simultánea. En el caso de las mujeres es enfático en la necesidad de liberarlas de la carga de cuidado que tienen, por lo cual la apertura de jardines infantiles y colegios es fundamental. En sus palabras, la reactivación económica de mujeres es un triángulo que une las oportunidades económicas y de empleabilidad, el lado del acceso a oferta para formación para el trabajo y el sistema de cuidado.

Por el lado de los jóvenes, la estrategia de inclusión productiva se podría apalancar en la plataforma de Jóvenes en Acción para juntar a actores públicos y privados en la reducción de los ninis (que no estudian ni trabajan). La reducción de estos se combate por esos dos canales: educación terciaria y empleabilidad. “Esta plataforma debería ampliarse y tener un Jóvenes en Acción Plus para la recuperación, que adicionalmente tenga un sesgo deliberado a mujeres (con mayor desempleo juvenil)”, destacó.

Desde el punto de vista de la informalidad, la estrategia propuesta por Angulo iría más allá de reducir los costos laborales. “En toda esta informalidad en la que vivimos, que es casi la mitad de la fuerza de trabajo, más del 70 % de los micronegocios de Colombia están en manos de informales, en toda esta informalidad deberíamos empezar a identificar cuáles son esos negocios que tienen vocación de formalización y llegarles con una agenda de productividad y extensionismo tecnológico. Creo que la reducción de informalidad no solo laboral, sino de establecimiento es el punto en donde se junta la reactivación económica con la reducción de pobreza”.

Desde la visión de Natalia Galvis, consultora en política social, hay distintas fases que atender. En la de mitigación (corto plazo), hay que mantener e incluso ampliar los programas que tiene el país para darle liquidez a los hogares, “pero sin lugar a duda hay que modificarlo para que refleje de verdad el perfil cambiante de la población pobre (…) Las transferencias tienen que adaptarse y ampliarse la cobertura, de tal manera que se incluya a la población que ya era pobre, pero también a los nuevos pobres. Es decir, a la clase vulnerable que ha descendido a la condición de pobreza dado el choque por el covid”.
Galvis agregó que los programas para mantener y recuperar el tejido productivo perdido en la crisis como el Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef) con sesgos a mujeres -vigente hasta marzo- deben mantenerse por lo menos hasta que haya menor incertidumbre por la pandemia. Además, se debe fortalecer el reentrenamiento del capital humano para hacer una reconversión laboral -sobre todo de mujeres y jóvenes- para que puedan adaptarse a los trabajos demandados tras el cambio social por el coronavirus.

“No podemos dejar las políticas a la mitad de la población en edad de trabajar que desempeña actividades informales. Y para la pobreza rural, la ruta está trazada: hay que implementar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet)”.

NATALIA GALVIS, Consultora en política social

Otro de los temas que la experta puso sobre la mesa son las pocas alternativas para los trabajadores del sector urbano informal y para combatir la pobreza rural, los dos sectores que podrían ser los más difíciles de sacar de esta condición. Para el primer grupo en mención, resaltó que se debe empezar a discutir una reforma laboral: “No podemos dejar las políticas a la mitad de la población en edad de trabajar que desempeña actividades informales. Y para la pobreza rural, la ruta está trazada: hay que implementar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet)”.

Sobre lo último, Galvis resaltó que hay que madurar los proyectos “que fueron alternativas discutidas en tres fases: veredal, municipal y subregional para que se empiecen a ejecutar en la menor brevedad”, que apoyarían la reducción de brechas para estas zonas -muchas de ellas expuestas al conflicto armado durante muchos años-, aceleraría su desarrollo y mejoraría las condiciones de vida de sus habitantes.

Aunque el rebote económico de 2021 puede ser generoso con la economía colombiana tras la magnitud de la contracción esperada para 2020, el mercado laboral, la actividad productiva y la pobreza no solo verán mejoras por el rebote en sí, sino que habrá que fortalecer otras agendas para agilizar una recuperación más pronta y estable en estos indicadores en mención.

Economía y Finanzas

‘Cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos’: Anif

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) advirtió que las medidas restrictivas no tienen beneficios claro, pero sí graves impactos en la economía nacional.

Publicado

on

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) cree que las medidas restrictivas que se han impuesto en las principales ciudades suponen un obstáculo claro para la recuperación económica de 2021.

En su más reciente comentario económico, el centro de pensamiento advierte que es necesario que las medidas implementadas, tanto por el Gobierno Nacional como por los entes locales, se deben hacer con el objetivo de “estar un paso adelante”.

“Los casos más exitosos en el mundo en la contención de la pandemia se caracterizan por un esfuerzo permanente en el rastreo y seguimiento de las cadenas de contagio”, dijeron en su informe. En cambio, como ya lo hemos demostrado, las cuarentenas no tienen beneficios claros, pero sí impactos económicos significativos y duraderos”.

Lea también: Ministerio de Hacienda analiza la posible venta de ISA

Advierten que todas estas restricciones que enfrenta el país deben tener un efecto temporal y que, con el proceso de la vacunación que se ha anunciado iniciará en febrero, se retome la senda de reactivación económica y generación de empleo”.

Se recupera el empleo

En su comentario económico, Anif advierte que el país ya ha visto una recuperación en materia laboral. Sin embargo, aún hay riesgos visibles, que podrían afectar dicha reactivación.

“Al analizar la serie corregida por efectos calendario y estacionales, se observa que la población ocupada creció en cerca de 165.000 personas desde el mes de octubre, lo que indica que los movimientos en la TD responden a dos factores, la salida de personas de la población activa y la recuperación del empleo”, destacan.

Al analizar la pérdida de empleo y de ingresos, dicen, el panorama es poco alentador. Según sus cálculos, para noviembre del año pasado, estiman que la pérdida de ingresos laborales de los hogares
sumó $1.67 billones, similar a la cifra del mes anterior ($1.64 billones) y ligeramente superior al valor
de marzo.

“Con lo anterior, el ingreso laboral perdido acumulado entre marzo y noviembre asciende a los $29.6 billones, es decir cerca de 2.8% del PIB”, advirtieron.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Otorgan calificación AAA al FNG, la más alta a una institución financiera

Fitch Rating le otorgó al Fondo Nacional de Garantías la calificación AAA con perspectiva estable, la más alta que tiene una institución financiera a largo plazo. La calificadora destaca su aporte a las políticas públicas del Gobierno, y su aporte a las pequeñas y medianas empresas.

Publicado

on

Raúl Buitrago Arias, presidente del Fondo Nacional de Garantías

La calificadora de riesgo Fitch Rating le otorgó al Fondo Nacional de Garantías la calificación AAA con perspectiva estable, la más alta que tiene una institución financiera a largo plazo. La nota le brinda capacidad para cumplir con sus compromisos a la entidad.

“La calificación se sustenta en el compromiso que ha demostrado el Gobierno de Colombia de otorgar soporte al Fondo Nacional de Garantías por la importancia estratégica de este último para las políticas públicas de la Nación”, explica Fitch Rating al otorgar la nota.

Así mismo, destacan el modelo comercial del Fondo como el proveedor más grande de garantías para las pequeñas y medianas empresas (Pyme) en el país.

Raúl Buitrago Arias, presidente del Fondo Nacional de Garantías, explicó que es la primera vez que el FNG es evalúado. “Por ello, este resultado representa no solo confianza ante la ciudadanía, las financieras e inversionistas sino la solidez de los indicadores de solvencia que tiene la entidad para seguir apoyando la consolidación de la reactivación del país”.

La liquidez, solvencia, capacidad operativa, respaldo patrimonial fueron otros de los aspectos que evaluó la calificadora. En ese análisis, incluso, se destacó el modelo de negocio del FNG, sus niveles de apalancamiento, rentabilidad, y la relevancia de su participación con los programas que han sido creados para atender los efectos de la pandemia.

“El perfil de negocio se sustenta en el tamaño de su operación, así como el reconocimiento de su franquicia en Colombia por ser un vehículo de fomento del Gobierno Nacional para impulsar el crecimiento económico del país”, dijo Fitch.

En el último año, el Fondo Nacional de Garantías ha sido la entidad transversal que logrado soportar la movilización de créditos que ha otorgado el Gobierno y los bancos a las personas naturales y jurídicas.

Según Buitrago, “el país cuenta con un fondo que tiene el respaldo patrimonial del Gobierno Nacional y un equipo altamente calificado que sigue rigurosamente en su objetivo de acompañar al país en su camino a la reactivación”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Monedas de A. Latina cierran al alza, esperan estímulo fiscal en EE.UU.

Un reporte del New York Times dijo que Biden planea revelar mas tarde un paquete de 1,9 billones de dólares para combatir el coronavirus y su impacto en la economía estadounidense.

Publicado

on

La mayoría de las monedas de América Latina cerraron el jueves con ganancias, ante crecientes esperanzas de un paquete de estímulo fiscal mayor al esperado por parte del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

Al borde del cierre de los mercados de la región, un reporte del diario New York Times dijo que Biden planea revelar mas tarde un paquete de 1,9 billones de dólares para combatir el coronavirus y su impacto en la economía estadounidense. En Brasil, el real fue una de las monedas que lideraron las ganancias de la región con un alza de 1,89%; y el índice de acciones Bovespa subió un 1,27%.

El peso mexicano cotizaba en 19,6720 por dólar cerca del cierre de la sesión, con una ganancia del 0,84% frente la jornada anterior. El referencial índice accionario mexicano S&P/BMV IPC subió un 0,72% a 46.070,91 puntos, con un volumen de 194,1 millones de títulos operados.

Lea también: Biden ya tiene un plan de 1,5 billones de dólares para reactivar la economía

El peso chileno fue otra de las monedas que avanzó fuerte el jueves. El peso rebotó desde mínimos de un mes y cerró con un alza del 1,79%, a 728,20/728,50 unidades por dólar, impulsado por toma de ganancias ante la venta de divisas. En la víspera, el Banco Central lanzó un programa de compra de dólares en busca de reponer sus reservas internacionales, lo que provocó una baja del 1,98% en la moneda chilena. En tanto, el índice IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago cerró con una baja de un 0,38%, en 4.640,84 puntos.

En Argentina, el peso finalizó con un descenso del 0,12%, a un nivel mínimo récord de 85,64/85,66 por dólar, con el constante control de liquidez del banco central. Y el índice bursátil S&P Merval avanzó un 0,24%, a 51.084,99 puntos.

Por su parte el peso colombiano subió un 0,87% a 3.446,43 unidades por dólar, al tiempo que el referencial de la bolsa, el COLCAP, ganó un 0,76% a 1.467,12 puntos. * El sol peruano ascendió un 0,14%, a 3,609/3,611 unidades por dólar. Por su parte, el referencial de la Bolsa de Lima ganó un 0,8%.

Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Aumenta la informalidad laboral en Colombia y llega a un 48,7 %

Cúcuta, Sincelejo y Santa Marta son las ciudades que registraron las mayores cifras de informalidad en el trimestre móvil septiembre – noviembre.

Publicado

on

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que la proporción de ocupados informales en 23 ciudades y áreas metropolitanas del país llegó a un 48,7 % entre septiembre y noviembre de 2020, lo que significó un aumento de 1,5 puntos porcentuales. En las 13 ciudades, la proporción de informalidad fue de 47,7 %.

En cuanto a la medición por sexo, se vio un aumento en la informalidad de los hombres, pues se registró un incremento de 3,2 puntos porcentuales entre el mismo periodo de análisis. En las mujeres se vieron mejores resultados, ya que mientras entre septiembre y noviembre de 2019 la cifra de informalidad llegó a 48,2 %, en 2020 fue de 47,8 %.

Lea también: Colombia tocó máximo de más de cuatro años en informalidad laboral

Cúcuta A.M. (72,2 %), Sincelejo (64,4 %) y Santa Marta (63,5 %) registraron las mayores cifras de informalidad. Por su parte, Manizales (38,2 %), Bogotá D.C. (41,9 %) y Medellín (43,4 %), donde menos se registraron trabajadores en esta condición.

El Dane también reveló que el 90,2 % de los ocupados informales está afiliada al sistema de seguridad social en salud. En cuanto a pensiones, la proporción de ocupados cotizantes fue 49,9% para el trimestre móvil septiembre – noviembre.

“Para las 13 ciudades y áreas metropolitanas, en el trimestre móvil septiembre – noviembre 2020, el 56,8 % del total de la población ocupada pertenecía al régimen contributivo o especial como aportante”, explicó la entidad, que agregó: “El 9,2% del total de la población ocupada pertenecía al régimen contributivo o especial como beneficiario, lo que significó una disminución de 0,9 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo de 2019 (10,1%)”.

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Biden ya tiene un plan de 1,5 billones de dólares para reactivar la economía

El presidente electo Joe Biden planea presentar su plan de reactivación económica en un discurso en horario estelar la noche de este jueves.

Publicado

on

El presidente electo Joe Biden dará a conocer este jueves una propuesta de paquete de estímulo diseñada para reactivar la economía de Estados Unidos durante la pandemia de Covid-19 con un salvavidas financiero que podría superar los 1.5 billones de dólares y ayudar a las comunidades minoritarias.

Biden hizo campaña el año pasado con la promesa de tomar la pandemia más en serio que el presidente Donald Trump, y el paquete apunta a poner esa promesa en acción con una afluencia de recursos para administrar más rápido la vacuna contra el coronavirus y afianzar la recuperación económica.

El gobierno entrante trabajará con el Congreso para agilizar la aprobación del paquete de estímulo después de que Biden asuma el cargo el 20 de enero, aunque el juicio político a Trump amenaza con consumir a los legisladores en las primeras semanas.

Lea también: Google apoyará y financiará planes de Joe Biden sobre inmigración

El paquete de estímulo tiene un valor superior a 1.5 billones de dólares e incluye un compromiso de cheques de estímulo de 1,400 dólares, según una fuente familiarizada con el asunto. Se espera que Biden se comprometa a asociarse con empresas privadas para aumentar la cantidad de estadounidenses que se vacunen.

Una parte importante de los recursos financieros adicionales se dedicará a las comunidades minoritarias. “Creo que se verá un énfasis real en estas comunidades desatendidas, donde hay mucho trabajo por hacer”, dijo otro funcionario de la transición.

Biden planea presentar su paquete durante un discurso en horario estelar el jueves por la noche, subrayando la seriedad del tema, pero tendrá que competir por la atención con el drama político en Washington.

Lea también: Google lanza fondo de US$3 millones para combatir la desinformación sobre la vacuna

La Cámara de Representantes liderada por los demócratas votó para acusar a Trump el miércoles, convirtiéndolo en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser acusado dos veces. Diez de sus compañeros republicanos se unieron a los demócratas para acusarlo de incitar a una insurrección en el asalto de la semana pasada en el Capitolio.

Los procedimientos de juicio político amenazan con demorar el comienzo del mandato de Biden.

En un comunicado el miércoles por la noche, Biden dijo: “Espero que el liderazgo del Senado encuentre una manera de lidiar con sus responsabilidades constitucionales en el juicio político mientras también trabaja en otros asuntos urgentes de esta nación”.

Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado