Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Estas son las 7 empresas que el Gobierno está considerando vender

Las compañías que están en el radar son del sector energético, según un documento del Minhacienda. Salir de la participación estatal en estas firmas podría ayudar a equilibrar las cuentas del Estado.

Publicado

on

Carrasquilla

En junio de 2020, en medio de la incertidumbre generada por la crisis del coronavirus, el Ministerio de Hacienda presentó el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) en el que puso entre sus cuentas la enajenación de activos por alrededor de $12 billones (1,1% del PIB) para este año, recursos clave para equilibrar las finanzas del Estado.

Pese a que en el Mfmp no se entregaron detalles de qué firmas podrían entrar en dicho listado, un documento del Minhacienda indica que solicitó un estudio de mercado para evaluar la viabilidad de la venta de la participación accionaria del Estado en compañías del sector eléctrico. Ahí mismo indica que el plazo para dicho servicio sería hasta el 31 de diciembre de 2021.

Lea también: Gobierno vendería su participación en plazas de mercado, no en Ecopetrol

En el documento la Dirección General de Participaciones Estatales del Minhacienda dice que dentro del objetivo estratégico “Optimización del modelo de gestión y administración del portafolio de empresas estatales” requiere realizar el proceso de enajenación de las siguientes empresas: Electrificadora del Meta, Electrificadora del Huila, Centrales Eléctricas de Nariño, Electrificadora del Caquetá, Centrales Eléctricas del Cauca, Distribuidora del Pacífico y Empresa Urrá.

Con información financiera con corte al 31 de diciembre de 2019, las empresas en mención generaron ingresos por $2,12 billones, Ebitda por $511.946 millones y utilidades por $165.043 millones. En el documento de Minhacienda dice que además, la firma que realice el estudio deberá diseñar y, de ser necesario, implementar el programa de enajenación.

Lea también: ‘Descuadre’ en las cuentas de Minhacienda: más deuda y más déficit fiscal

Sobre lo último en mención, de acuerdo con la W Radio, el Ministerio firmó el contrato de consultoría el pasado 29 de diciembre y su valor asciende a $3.300 millones. La firma encargada para ello es Gómez-Pinzón Abogados S.A.S. En este también se incluye la elaboración y estructuración del proceso de selección de una banca de inversión que sería el mecanismo para realizar el proceso.

Vale mencionar que a inicios de diciembre de 2020, durante una entrevista radial Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, dijo: “no tenemos pensado privatizar absolutamente nada, si tenemos pensado diferentes maneras de utilizar mejor el capital público; es decir, las acciones que tiene el Gobierno Nacional en muchas empresas”.

Por último cabe resaltar que el Gobierno está próximo a presentar una nueva reforma fiscal que buscará aumentar los ingresos del Estado en 2 puntos del PIB ($20 billones). De acuerdo con los expertos, dado que este año es preelectoral, es complejo una meta tan ambiciosa de recaudo y lograr pasar un plan de enajenaciones de activos.

Economía y Finanzas

Dólar cerró el jueves con leve alza, llegó a $3.480

El optimismo por la nueva presidencia de Estados Unidos mantenía alzas generalizadas en los activos de mayor riesgo, lo que favorecía a algunas monedas y bolsas de la región. Los precios del crudo se mantenían por encima de los US$53 el barril.

Publicado

on

Este jueves el dólar cerró en $3.480,28 lo que representó un alza de $4,09 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.476,19. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.478,57.

En la mañana de este jueves las monedas y las bolsas de América Latina operaban dispares en medio de la caída del dólar y las expectativas de que los estímulos planteados por el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, ayudarán a amortiguar el daño del coronavirus en la mayor economía mundial.

Lea también: Tenemos toda la ilusión de trabajar de la mano del presidente Biden: Duque

El optimismo por la nueva presidencia de Estados Unidos mantenía alzas generalizadas en los activos de mayor riesgo, lo que favorecía a algunas monedas y bolsas de la región. Muchos analistas esperan que el dólar continúe con su tendencia bajista, que lo vio perder casi un 7% en 2020, en medio de una política monetaria estadounidense ultraexpansiva y esperanzas de una recuperación mundial una vez superada la pandemia.

Las acciones en Estados Unidos abrieron cerca de máximos récord ante la expectativa de los inversores de que el gobierno de Biden apruebe más medidas de alivio de la pandemia y acelere la administración de vacunas.

Lea también: Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

El petróleo caía en la mañana después de que datos de la industria mostraron un sorpresivo aumento de los inventarios de crudo en Estados Unidos que revivieron las preocupaciones sobre la demanda relativas a la pandemia, pero las esperanzas en torno a un paquete de estímulo en el país limitaban las pérdidas.

Sin embargo, hacia la 1:30 de la tarde el crudo operaba mixto. El Brent, referencia internacional para Colombia, ganaba 0,05% cotizándose a US$56,11 el barril, mientras que el WTI perdía 0,24% a US$53,18.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Energías renovables: en estas compañías podría invertir

Con Joe Biden de presidente en EE. UU. y el control del Senado por parte de los demócratas, se espera un nuevo paquete de ayudas económicas y también que se incrementen las inversiones en infraestructuras y renovables. Estas acciones podrían salir ganando.

Publicado

on

El mercado sigue expectante en el programa político de Biden y es que el demócrata tiene como objetivo un plan climático que rondaría los 2 billones de dólares. Tras asegurarse los demócratas el control del Senado, aumentan las posibilidades de que se apruebe un nuevo paquete de ayudas económicas y también se incrementen las inversiones en infraestructuras y renovables. La cuestión es que los mercados esperan que el incremento de gasto logre activar la economía.

En líneas generales se podría decir que las acciones de energía renovable, automoción y construcción se encuentran entre las que saldrían ganando con Biden. Dentro del sector de energía solar y eólica de Europa destacaría compañías como Vestas Wind (CSE:VWS) Systems, Nordex (DE:NDXG), SMA Solar Technology (DE:S92G), RWE (DE:RWEG_p), National Grid (LON:NG). En España tendríamos Acciona (MC:ANA), Siemens Gamesa (MC:SGREN) e Iberdrola (MC:IBE).

Lea también: Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

Veamos en concreto algunas compañías:

Iberdrola

Sería una de las ganadoras, no en vano ya fue tomando posiciones al adquirir en octubre PNM y convertirse en el tercer productor de electricidad verde en EE.UU. La política energética de EE.UU giraría más hacia las energías renovables con las prometidas fuertes inversiones y recordemos que EE.UU ya es el 3º mercado para la compañía sólo superado por España y Reino Unido.

A su favor tiene:

  • Su buena diversificación geográfica.
  • Ha anunciado un importante plan de negocio para 2020-2025 y ha elevado la estimación de beneficio para 2022 un 8%.
  • S&P confirmó el rating a largo plazo.
  • Ha reforzado su cartera de proyectos a medio plazo.
  • Repartirá un dividendo de al menos 0,168 euros brutos por título el 8 de febrero y su rentabilidad por dividendo es de 4%.
  • Tiene una buena posición financiera con una liquidez disponible de 14.600 millones de euros.
  • Su compra de PNM Resources implicará que el ebitda de Iberdrola en Estados Unidos podría llegar al 20% el próximo año.

Así pues, la apuesta de Biden por las renovables, la transición energética y la lucha contra el cambio climático beneficia a la compañía. En 2020 subió un +32% (marcó máximos históricos el 8 de enero) y en lo que va de año sube un +1%.

La última vez que les hablé de Iberdrola fue el 25 de junio y les dije las razones por las cuales esperaba que siguiese subiendo y que “es una compañía que si todo va según lo previsto debiera de llegar a medio plazo a los 11-11,20 euros”. Pues bien, ese día estaba en 9,70 euros y alcanzó el objetivo indicado en 1 mes, y fue alcanzarlo y dejar de seguir subiendo hasta 4 meses después. El potencial a 12 meses se encuentra en los 13,5-14 euros.

Lea también: Cómo Colombia construye una millonaria industria con el sol y el viento

Cellnex

Cellnex (MC:CLNX) es de las pocas compañías españolas que resistió bien a la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus. De hecho, tras caer desde el pasado 20 de febrero hasta el 16 de marzo, su posterior subida vertiginosa la llevó a marcar nuevos máximos históricos.

La sobreventa avisó muy bien de que el mercado se iba a girar al alza, ya lo hizo la vez anterior (en febrero de 2019) y en esta ocasión (marzo 2020) ha vuelto a ser determinante.

A favor cuenta con lo siguiente:

  • Tiene una cartera de contratos de largo plazo.
  • Su crecimiento es estable y sostenido, la nueva tecnología 5G hará necesarias más aun si cabe su infraestructura.
  • Tiene libertad tarifaria, de manera que no presenta temor por temas regulatorios.
  • Presenta capacidad para seguir creciendo vía adquisiciones. 
  • Buena posición de liquidez.
  • La rentabilidad por dividendo en este momento es baja, pero se espera que se incremente en torno al 5%.

La última vez que les hablé de Cellnex fue el 18 de junio y les comenté que “sigue siendo una compañía interesante para tener en cartera”. Y en efecto así fue, ese día estaba en 48,30 euros y subió un +19,80% desde entonces y en solo 5 meses. Sigue siendo un valor para tener este año en cartera.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

Solaria

Su modelo de negocio ha evolucionado desde la fabricación de células y paneles fotovoltaicos hasta el desarrollo y gestión de plantas de generación y se ha posicionado entre las compañías de referencia en el sector solar fotovoltaico nacional y europeo. Desde el 2018 sus acciones han visto una revalorización del 1.000%.

La última vez que les hablé de Solaria (MC:SLRS) fue el 19 de octubre y comenté que “lo ideal sería empezar a comprar en 13,16 euros, aunque de momento es una zona que se encuentra alejada. Así pues, se podría dividir la entrada en 3 niveles, que serían 16,23/15,49/13,16 euros”. Pues bien, el 22 de octubre se activó la primera de las 3 zonas de compra (16,23 euros) y ha subido desde entonces un +91% en 3 meses.

Seguirá haciéndolo bien, aunque sería ideal un pequeño descanso, una oxigenación para poder comprar algo más abajo.

Siemens Gamesa

La compañía obtiene el 65% de sus ingresos en EE.UU. y se espera que logre el mayor beneficio operativo de su historia en el año 2022. Además, su cartera de pedidos registró un volumen récord de 14.736 millones, un 15,6%, alcanzando hasta septiembre una valoración de 30.248 millones de euros.

Está diversificando sus mercados con el objetivo de mantener los márgenes en el caso de que las perspectivas de ventas regionales se vuelvan delicadas debido a la mayor exposición a la India y Estados Unidos. Y también es relevante que entre las medidas lanzadas por los países para mitigar los efectos del coronavirus tenemos una clara apuesta por las energías renovables (la eólica) y ellos es bastante interesante para Siemens Gamesa.

La última vez que les hablé de Siemens Gamesa fue el 10 de diciembre y les comenté que “optaría por ser prudente y esperaría en torno a los 24 euros para comprar”. Una lástima, porque no recortó hasta ahí y siguió subiendo, no se pudo coger el tren. La fuerte sobrecompra es la que está detrás de los últimos recortes. Sigue siendo para este año una opción interesante para tener en cartera.

Investing.com | Ismael de la Cruz

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

Joe Biden ostenta el cargo de presidente de Estados Unidos sólo desde ayer, pero su administración ya está haciendo grandes cambios en la política energética del país.

Publicado

on

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Foto: EFE

Joe Biden ostenta el cargo de presidente de Estados Unidos sólo desde ayer, pero su administración ya está haciendo grandes cambios en la política energética del país.

En una de sus primeras órdenes ejecutivas, firmada tras la investidura, revocó el permiso del oleoducto Keystone XL Pipeline. TC Energy, la empresa canadiense constructora del oleoducto, dijo que tiene que considerar sus opciones, pero que suspendería la actividad mientras tanto.

Es posible que veamos maniobras legales o presiones diplomáticas por parte de los canadienses, pero por ahora hasta 8.000 personas han perdido su trabajo en Estados Unidos. Aun así, revocar el permiso para los oleoductos de Keystone XL no tendrá un impacto importante ni directo en los precios del petróleo.

Sin embargo, dice que los traders de petróleo tendrán que observar las acciones de la administración Biden, ya que otras políticas podrían afectar a los mercados de petróleo y gas.

Aquí tenemos ocho posibles movimientos de política monetaria que los traders podrían ver venir de Washington D.C. y el impacto potencial que tendrían en el mercado.

Lea también: Robo de petróleo aumentó 46 % durante el 2020: Ecopetrol

1. Cancelación de nuevos proyectos de perforación en alta mar en aguas federales

Esto tendría poco impacto inmediato en el lado de la oferta, ya que los proyectos de perforación en alta mar pueden tardar años en ponerse en marcha. El mercado probablemente apenas reaccionaría si esto ocurre.

2. Complicación de la autorización de fracking o cancelación absoluta en tierras federales

Este movimiento no afectaría a pozos ya perforados o a permisos ya en vigor, por lo que el suministro de petróleo de Estados Unidos no se vería modificado inmediatamente, aunque perjudicaría las perspectivas a futuro.

Esto tendría un impacto más rápido en el suministro de petróleo de Estados Unidos que poner fin a los permisos de perforación en alta mar. Una medida como ésta casi con toda seguridad tendría un impacto sobre los precios, especialmente sobre los del WTI, a corto plazo.

Lea también: Colombia abre segunda convocatoria para desarrollar pilotos de fracking

3. Rechazar permisos o arrendamientos de recompra para perforar petróleo en ANWR

Es probable que este movimiento sea inminente, pero no debería afectar al mercado. La Administración Trump había concedido recientemente permisos de perforación en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (ANWR) y la subasta no generó mucho interés.

Sólo dos pequeñas empresas compraron pequeños contratos. Ninguna de las grandes compañías petroleras con capital para llevar a buen término proyectos en el ártico pujó siquiera por un contrato.

El resto de los contratos los compró el estado de Alaska, que puede retenerlos 10 años con la esperanza de que, cuando cambien las condiciones políticas y/o de precios, puedan venderlos a empresas que estén interesadas en producir.

Es muy poco probable que vayamos a ver más producción de petróleo proveniente de esta parte de Alaska de todos modos, así que incluso aunque la administración Biden hiciera al Gobierno federal volver a comprar los contratos a la corporación estatal de desarrollo de Alaska, no afectaría al mercado.

Lea también: ¿Qué viene tras la firma del primer contrato de pilotos de fracking en Colombia?

4. Limitaciones a la infraestructura energética de Estados Unidos

La puesta en marcha de regulaciones que limiten las expansiones de refinerías, proyectos de oleoductos o la expansión o actualización de puertos podría limitar el suministro de petróleo crudo, así como lastrar la llegada al mercado de productos refinados. Si el Gobierno dificulta aún más el transporte del petróleo crudo, refinado o exportado, entonces los traders deberían esperar un aumento de las reservas de petróleo crudo en Estados Unidos hasta que los productores se vean obligados a frenar la producción.

5. Revertir la legislación para permitir las exportaciones de crudo

Hacia el final de la Administración Obama, Estados Unidos canceló la prohibición de exportar crudo. Desde entonces, las exportaciones de crudo de Estados Unidos han crecido de menos de 1 millón de barriles al día hasta los máximos de 3,4 millones de barriles al día registrados en octubre de 2019. Detener las exportaciones de crudo de Estados Unidos tendría un impacto importante en los precios del petróleo y también haría que el diferencial entre el WTI y el Brent aumentara significativamente.

Este movimiento, sin embargo, es muy improbable.

Lea también: Cómo Colombia construye una millonaria industria con el sol y el viento

6. Límites a las instalaciones de exportación de GNL

Las exportaciones de GNL de Estados Unidos han aumentado significativamente en los últimos años. De hecho, durante noviembre de 2020, Estados Unidos registró máximos históricos en cuanto a exportaciones de GNL.

El crecimiento de las instalaciones de licuefacción, así como de los gasoductos para transportar gas natural hasta dichas instalaciones, ha ayudado a estimular este crecimiento. Si la Administración Biden decide frenar el crecimiento de cualquiera de estas instalaciones o poner restricciones a los lugares en los que las instalaciones estadounidenses pueden exportar gas natural, entonces las exportaciones de GNL de Estados Unidos se verán perjudicadas.

Si las exportaciones de GNL de Estados Unidos disminuyen mientras la producción de gas natural se mantiene estable, los precios del gas natural caerán. Con precios nacionales más bajos y menos oportunidades de exportación, el gas asociado pierde valor. Esto contribuye a la rentabilidad de la producción de petróleo y hace que la producción de petróleo sea menos tentadora.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

7. Regulación de la producción de petróleo y gas

Es probable que la Administración Biden aumente las regulaciones que rigen la emisión y la quema de metano. También podrían emitir nuevas regulaciones para el uso del agua y las implicaciones sísmicas del fracking.

Este tipo de reglamentos tendrían un impacto inmediato en la producción actual y podrían reducirla. Es probable que tengan un impacto inmediato en los precios.

8. Regulaciones ambientales de los usuarios

Es probable que la administración Biden implemente una regulación más estricta sobre las emisiones de los automóviles y otros vehículos en Estados Unidos.

La Administración Obama promovió los vehículos eléctricos con incentivos fiscales, pero la administración Biden podría tratar de implementar regulaciones que dirigirían a los consumidores hacia los vehículos eléctricos de una manera más agresiva. Este tipo de políticas podrían lastrar el consumo de gasolina en Estados Unidos de tal manera que los precios del petróleo se vean afectados.

Investing.com | Ellen R Wald PhD

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Bitcoin vuelve a desplomarse, ¿qué pasa?

Este jueves la criptomoneda tocaba un mínimo de 10 días de US$31.977, alejándose cada vez más de su récord de enero en US$42.000.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

El bitcoin se desplomaba un 10% el jueves, tocando un mínimo de 10 días de 31.977 dólares, en un momento en que la criptomoneda más popular del mundo sigue alejándose del récord de 42.000 dólares alcanzado el 8 de enero.

Lea también: ¿Es un buen momento para invertir en bitcoin?

La caída se debe a crecientes preocupaciones sobre la posibilidad de que el bitcoin sea una de las burbujas financieras que amenaza la estabilidad general de los mercados globales.

El temor a que el gobierno del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pueda intentar regular las criptomonedas también está añadiendo presión, dijeron operadores. 

Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

BlackRock está planeando lanzar futuros de Bitcoin

El precio de bitcoin ha subido más del 20% este año, repunte que analistas atribuyen al creciente interés de analistas institucionales.

Publicado

on

El gigante de inversiones BlackRock presentó documentos ante la Comisión de Bolsa y Valores que muestran que quiere incluir futuros de Bitcoin liquidados en efectivo como inversiones elegibles para dos de sus fondos, la última instancia de una importante institución financiera que se sumerge en las criptomonedas.

  • Dos nuevas presentaciones, para BlackRock Global Allocation Fund y BlackRock Strategic Income Opportunities Portfolio, establecen que “ciertos fondos pueden participar en contratos de futuros basados en bitcoin”.
  • Las presentaciones agregan que las únicas inversiones en bitcoins que los fondos podrán comprar son “futuros de bitcoins liquidados en efectivo negociados en bolsas de productos básicos registradas en la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos”.
  • Las presentaciones regulatorias no son una garantía de que BlackRock agregará futuros de bitcoin a los nuevos fondos, pero son una señal de que el gigante de las inversiones los está considerando.
  • BlackRock también reconoció los riesgos de liquidez que acompañan a las inversiones en futuros de bitcoin, que se derivan del hecho de que el mercado es nuevo y los futuros no se negocian tanto como otros productos de futuros.

Hace tres años, el CEO de BlackRock, Larry Fink, llamó a bitcoin un “índice de lavado de dinero“. Desde entonces cambió de opinión, sugiriendo en diciembre que la criptomoneda podría “posiblemente” evolucionar hacia un mercado global algún día.

Bitcoin comenzó el año con un repunte masivo, alcanzando máximos históricos de más de US$40,000, antes de volver a caer ante los informes de un mayor escrutinio regulatorio. Algunos atribuyeron el repunte al mayor interés de los inversores institucionales, incluido Massachusetts Mutual Life Insurance.

“Las compras de Bitcoin de MassMutual representan otro hito en la adopción de Bitcoin por parte de los inversores institucionales”, dijeron estrategas de JPMorgan este mes en una nota informada por Bloomberg. “Se puede ver la demanda potencial que podría surgir en los próximos años a medida que otras compañías de seguros y fondos de pensiones sigan el ejemplo de MassMutual”.

El analista senior de mercado de OANDA, Edward Moya, señaló que las pérdidas del 5% de bitcoin el miércoles podrían en realidad estimular a más inversores institucionales a comprar. “Esto no parece el fin de la burbuja criptográfica”, escribió, “es posible que necesite ver Bitcoin caer al nivel de US$ 30,000 antes de que el dinero institucional vea valor en él “.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado