Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Mantener cerrados los colegios aumentaría la pobreza en Colombia

Según expertos, muchos niños podrían desertar de la educación o quedarse rezagados en el aprendizaje por el cierre de las instituciones en medio de la pandemia, situación que traería pérdidas económicas para su futuro y en general para el país.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

2020 fue el primer año de la pandemia del coronavirus para Colombia y muchos países, la incertidumbre frente a qué medidas tomar fueron el pan de cada día y el cierre de colegios por el temor al incremento de contagios hizo parte de las acciones tomadas, algo que se esperaba cambiaría en 2021 con un modelo de alternancia, lo cual por lo pronto no arrancará en los colegios de territorios como Bogotá, por ejemplo.

Se ha dicho en distintas ocasiones que el proceso de recuperación tiene un sesgo masculino porque al estar cerrados los colegios, en su mayoría, se incrementa el trabajo no remunerado de las mujeres en el hogar afectando incluso su trabajo remunerado, en caso de tenerlo. Esto último aporta al desequilibrio en las tasas de desempleo entre hombres y mujeres, para noviembre la brecha del indicador fue de 8,4 puntos porcentuales.

Lea también: Extender la licencia de paternidad bajaría brecha de género en desempleo colombiano

Tras el anuncio reciente de que en Bogotá las clases seguirán virtuales, así como ocurre en otros territorios, Forbes consultó a expertos para conocer qué impacto puede tener dicha decisión en el aumento de la pobreza multidimensional en Colombia, que identifica múltiples carencias a nivel de los hogares y las personas en los ámbitos de la salud, la educación y el nivel de vida.

Según Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión SAS y experto en temas de pobreza, cada aplazamiento, cada día, cada semana con los colegios cerrados, en el corto plazo, se está impidiendo que se reduzca la pobreza multidimensional donde la educación juega un papel fundamental. “La pobreza multidimensional se va a mantener aumentando o en el mejor de los casos estancada hasta que no abran los colegios”.

En el largo plazo, dijo Angulo, los costos serán en términos de la calidad de la educación y del aprendizaje, más el tema psicosocial asociado a esto que han nombrado algunos expertos. Según el informe Accesibilidad del aprendizaje remoto de Unicef, con corte a agosto de 2020, en América Latina y el Caribe, como mínimo 13 millones de niños no pueden acceder al aprendizaje remoto, afectando en mayor medida a la población pobre y rural.

Lea también: Claudia López descarta clases presenciales en Bogotá y promete tabletas para los estudiantes

De acuerdo con Henrietta Fore, directora de Unicef, “la gran cantidad de niños cuya educación se vio completamente interrumpida durante meses es una emergencia educativa mundial. Las repercusiones podrían sentirse en las economías y sociedades durante las próximas décadas”. Lo anterior, dado que muchos niños podrían desertar de la educación o quedarse rezagados en el aprendizaje lo cual traería pérdidas económicas para su futuro y en general, para el país.

Para Natalia Galvis, consultora en política social y experta en temas de pobreza, “el cierre de colegios podría aumentar la pobreza en Colombia por efectos negativos sobre el desarrollo y puede hacer más difícil la reducción de la pobreza intergeneracional porque se ha demostrado que hay enormes efectos negativos en el desarrollo de los niños que no están asistiendo a las instituciones de cuidado y a las instituciones educativas en básica primaria y secundaria por los cierres”.

Lea también: En el campo colombiano, casi la mitad de la gente es pobre

¿Qué pasa en el campo?

De acuerdo con Angulo, en la ruralidad debería hacerse una reflexión y mirar en qué zonas vale la pena mantener los colegios cerrados, “ya Colombia tiene la información y experiencia suficiente para hacer una estrategia diferencial por territorios. En muchas zonas del campo, en muchos municipios, probablemente no en todos, pero si en muchos, no tiene sentido mantener la restricción de los colegios cerrados”.

Para Galvis, en el campo es más crítica la situación, “es una decisión errada. En las zonas rurales o rurales dispersas quizás hay una mayor rigidez para tomar ese tipo de decisiones, se toman de manera centralizadas, los colegios no vuelven pero en esas zonas hay una mínima concentración de casos positivos de covid. Creo que es una decisión bastante absurda que ya incide en la pobreza y además genera más brechas porque el hecho de que su población pudiendo asistir a clases no lo haga, amplía las desigualdades”.

Lea también: Reforma tributaria sería indispensable para sacar a más colombianos de la pobreza

Las tareas

De las lecciones se aprende y la estrategia debe cambiar. En palabras de Angulo, el Gobierno Nacional se ha atrasado en la actualización de la base de datos de transferencias monetarias de emergencia, “la base no se ha ampliado con respecto a la nueva foto de los pobres, todavía estamos jugando con la foto que teníamos antes del covid”. Para él, ello se puede solucionar de distintas maneras complementarias: elevar los umbrales y actualizar la base con una ventana para que se puedan inscribir las personas que cayeron en pobreza.

Angulo agregó que la estrategia de las transferencias en 2021 debería ser distinta a la de 2020 porque el segundo pico no se está presentando en todo el país con la misma intensidad o en las mismas fechas. “La estrategia que debería adelantar el Gobierno, de la mano de cada alcaldía, es poder complementar transferencias de la Nación y del municipio en el cronograma de cuarentenas sectorizadas”. Ya no debería ser un solo pago para toda la nación dado el comportamiento de la pandemia y confinamientos más focalizados.

Por último, Galvis mencionó que entre las acciones para disminuir el impacto de las nuevas restricciones en la pobreza incluiría un programa que acelere la reactivación de las obras priorizadas en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet), dada la deuda histórica que tiene el país en estas zonas, con alta concentración de población pobre, expuestos al conflicto armado y con deficiencia en provisión de bienes y servicios públicos.

Economía y Finanzas

Venezuela, el país del dólar a 80 centavos

La fórmula que se usa para conseguir dólares en efectivo en Venezuela es el secreto mejor guardado de quienes se lucran con un “negocio”, a todas luces, ilegal, pero rentable como pocos.

Publicado

on

 “Compro, compro, compro”. Los comerciantes informales de Caracas anuncian así un producto nuevo, acaso el más buscado de Venezuela: el dólar. Al contrario de lo que se pudiera pensar, la divisa estadounidense, a pie de calle, tampoco está exenta de las distorsiones en el único país del mundo en el que se cambia por 80 centavos (o menos).

“Ahorita, que la tasa está en 1.480, el dólar se compra en 1.000 bolívares”, explica a Efe Pablo, nombre ficticio de un vendedor informal que prefiere mantenerse en el anonimato.

Él es un buhonero, como se conoce en Venezuela a quienes practican este tipo de comercio. Vende cigarrillos por unidad en la popular barriada caraqueña de Catia y es uno de los pocos que tienen acceso a la depauperada moneda venezolana.

Tan débil es el bolívar que Pablo le aplica su propia reconversión para referirse a él y le quita tres ceros. El dólar se cotiza, en realidad, a 1,48 millones y no a 1.480.

Su producto se vende a un precio muy bajo, con lo que es accesible para una moneda cuyo billete de más alta denominación -50.000- permite comprar pocas cosas. Si vende 20 cigarrillos, gana los bolívares suficientes para comprar un dólar.

Un círculo vicioso

Pero Pablo dice: “No se gana porque el mismo precio al que lo estoy comprando yo, a mí me lo reciben” aquellos a quienes compra las cajetillas de tabaco.

“Son ellos los que ponen la tasa y uno, en el detal, tiene que seguir esa misma tasa para no perder”, subraya.

El país vive una dolarización espontánea y, según distintas estimaciones, el 70 % de las transacciones se hacen en la divisa estadounidense. Sin embargo, al no ser organizada, obtener billetes de pequeño valor, básicos para el comercio, es una odisea.

Foto: EFE/ Rayner Peña R

Se aviva la picaresca y muchos vendedores piden que “se complete” la compra. Si el comprador tiene un billete de 10 dólares y va a comprar por valor de 7, por ejemplo, el vendedor pide que gaste tres más para no tener que dar vuelta.

La truhanería adquiere múltiples dimensiones. También en Catia, René Albierma vende artículos de primera necesidad. Para poder sacar adelante su trabajo, busca tener cambio, al revés que otros de los comerciantes que lo circundan.

René explica que “muchas personas llegan” con billetes de uno y cinco dólares en abundancia, pero, debido a la escasez de unidades de baja denominación, le ofrecen 16 a cambio de uno de 20.

“Si vas a cambiar 20 dólares en billetes de uno y estás perdiendo 4, ¿cuántos bultos de harina pan tienes que vender (para compensar)?”, se pregunta.

Billetes “feos”

Omar Ruiz conoce bien otro de los problemas de una dolarización no reglada. Varias veces le han dicho aquello de “ese billete está muy feo” o, lo que es lo mismo, no sirve en la inmensa mayoría de los comercios venezolanos, así que no lo aceptan.

Los comerciantes prefieren perder una venta, por cuantiosa que sea, antes que aceptar esos billetes de los que tanto desconfían.

Pocos dirían que un billete es “feo”, pero en el país de las misses el concepto abarca papel moneda con rotos, dibujos o marcas.

La solución forzada está en pleno centro de Caracas. Junto a los vendedores de oro, hay tiendas especializadas en comprarlos por una pequeña comisión, por supuesto. Si tienes un billete de 20 que no te aceptan en las tiendas, te los cambiarán por 16 “bonitos”.

Esos billetes que en Venezuela se rechazan, en cualquier otro país del mundo tienen el mismo valor que los recién salidos de la fábrica de moneda, y se pueden usar, incluso con roturas, siempre que el número de serie esté visible y, por supuesto, sea de curso legal.

Enésimo negocio en torno al dólar

La fórmula que se usa para conseguir dólares en efectivo en Venezuela es el secreto mejor guardado de quienes se lucran con un “negocio”, a todas luces, ilegal, pero rentable como pocos.

De poco le sirve a un venezolano tener una cuenta en el extranjero con miles de dólares o euros, si no puede sacar dinero en su banco habitual en el país caribeño ni en los cajeros de las entidades financieras. Llegados a este punto, hay que conseguir divisas como sea.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

Y es ahí donde alguien le comenta a quien tiene dinero fuera del país que un amigo de un amigo puede recibir una transferencia en una cuenta de un tercero o cuarto, quien, a su vez, conoce a una persona que, mediante el secreto sistema, consigue dólares en efectivo a cambio de una pequeña comisión, que oscila entre el 5 y el 15 % del monto transferido.

Se llega a un acuerdo sobre el porcentaje y comienza la aventura. Tras varias conversaciones, comentarios en clave y renegociaciones, los billetes llegan a manos del destinatario final. La sorpresa: solo de 100 dólares o, en el mejor de los casos, de 50.

Teniendo en cuenta que las altas denominaciones no son aceptadas en las tiendas para compras inferiores a su valor total, hay que buscar una solución. Y la tiene la misma persona que se encargó de la operación desde el principio: puede cambiar esos billetes por otros más pequeños, a través de terceros, siempre desconocidos o anónimos. Y otra vez, hay que pagar comisión.

Pero como no hay otra solución si se quiere usar el efectivo, comienza la negociación de nuevo. Y así es como, mientras unos se desesperan con unas gestiones absurdas, pero inevitables, otros se llenan los bolsillos a costa de una comisiones ilegales y secretas, muy superiores a las que cobraría cualquier banco por una gran operación.

EFE

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar le ganó terreno al peso colombiano, subió a $3.527

Los precios del crudo caían en más de 1%, ubicándose por encima de los US$52 el barril hacia la 1:30 de la tarde. Hay preocupaciones por las nuevas restricciones en China.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Este viernes el dólar cerró en $3.527,70 lo que representó un alza de $50,22 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.477,48. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.525,22.

Las monedas de América Latina caían este viernes lideradas por el peso mexicano y real brasileño en medio de la fortaleza del dólar a nivel global luego de tres días de pérdidas.

Las bolsas de la región también operaban en terreno negativo, siguiendo el desempeño de los referentes mercados bursátiles de Estados Unidos al inicio de la jornada, tras tocar máximos récord y ser presionados por Intel e IBM tras el reporte de sus resultados.

El dólar subía el viernes después de tres días consecutivos de pérdidas y las monedas más riesgosas se depreciaban por lúgubres datos económicos fuera de Estados Unidos que daban a los mercados de acciones mundiales razones para tomarse una pausa tras otra semana de récords.

Lea también: Un dólar fuerte podría hacer descarrilar los mercados emergentes

En su calidad de activo seguro, el billete verde tiende a apreciarse en tiempos de estrés financiero y económico, que suele resultar en un menor apetito por el riesgo. Las acciones estadounidenses y el rendimiento de los bonos del Tesoro bajaban también, sugiriendo un ambiente sombrío en general en los mercados financieros.

Sombríos datos económicos no hicieron mucho para mejorar el ánimo: los minoristas británicos tuvieron problemas para recuperarse en diciembre y la actividad económica en la zona euro se contrajo con fuerza en enero, ya que las restricciones por la pandemia de coronavirus golpearon con dureza a la dominante industria de servicios.

Lea también: Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

Los precios del crudo caían el viernes, alejándose más de los máximos de 11 meses tocados la semana pasada y lastrados por preocupaciones de que las nuevas restricciones por la pandemia en China frenen la demanda de combustible en el mayor importador mundial de petróleo.

A la 1:30 de la tarde, el Brent, referencia internacional para Colombia, perdía 1,07% a US$55,50 el barril, mientras que el WTI caía 1,36% a US$52,41.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Estos son los bancos que ofrecen las mejores tasas para compra de vivienda

Entre las entidades que se destacan con la menor tasa en el segmento VIS están Bancoomeva, Banco Popular y Av Villas, para no VIS están Itaú, Colpatria y Av Villas.

Publicado

on

Foto: Minvivienda

Las noticias respecto a las ventas históricas de vivienda en el país han sido recientes en los últimos meses, incluso en términos anuales, pues 2020 -en medio de una de las peores crisis económicas y sociales- fue el mejor año en esta materia. Esto, al superarse por primera vez la comercialización anual de 170.000 unidades VIS (de interés social) y no VIS, según cifras de Galería Inmobiliaria citadas por Minvivienda.

Pero ese hito no queda ahí, para este año estimaciones de Coordenada Urbana, el sistema de información de Camacol, esperan que se vendan 209.000 unidades de vivienda en todo el país, lo cual superaría al mejor año en ventas, 2020.

Lea también: Colombia cerró 2020 como el mejor año de la historia en ventas de vivienda

Lo anterior, además de los subsidios que ha ofrecido el Gobierno para la compra de 200.000 VIS y no VIS, son un incentivo para que muchas personas den el paso a adquirir su vivienda, razón por la que conocer las tasas de interés para crédito hipotecario (sin incluir leasing) que están manejando los bancos para ello, puede ser relevante para usted.

De acuerdo con las cifras más recientes de la Superfinanciera, en la semana entre el 11 y 15 de enero, la tasa promedio efectivo anual en pesos para adquirir viviendas VIS fue 11,52%. El monto desembolsado, acumulado en el periodo en mención, es de $31.972 millones, además, el número de créditos desembolsados asciende a 590 en dicha semana.

Lea también: 2021, ¿otro año histórico en ventas de vivienda en Colombia?

De menor a mayor, las mejores tasas (e.a.) en pesos para crédito hipotecario VIS

  1. Bancoomeva: 8,99%
  2. Banco Popular: 9,28%
  3. Av Villas: 9,97%
  4. Scotiabank Colpatria: 10,21%
  5. Bbva Colombia: 10,24%
  6. Bancolombia: 10,65%
  7. Banco Caja Social: 11,17%
  8. Banco de Bogotá: 11,75%
  9. Davivienda: 11,77%
  10. Bancompartir: 12,22%

En el caso contrario, si está interesado en adquirir vivienda no VIS, según los datos de la Superfinanciera, entre la semana del 11 al 15 de enero, la tasa promedio efectivo anual en pesos que ofrecían los bancos era de 9,17%, el número de créditos desembolsados era 738 y lo prestado ascendía a $146.709 millones.

Lea también: Tras anunciarse en mayo, quedan en firme 100.000 subsidios a viviendas no VIS

De menor a mayor, las mejores tasas (e.a.) en pesos para crédito hipotecario no VIS

  1. Itaú: 7,96%
  2. Scotiabank Colpatria: 8,04%
  3. Av Villas: 9,02%
  4. Banco de Occidente: 9:17%
  5. Banco Popular: 9,27%
  6. Bbva Colombia: 9,36%
  7. Bancolombia: 9,38%
  8. Bancoomeva: 9,68%
  9. Davivienda: 9,69%
  10. Banco de Bogotá: 10,14%
  11. Banco Caja Social: 10,30%

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Un dólar fuerte podría hacer descarrilar los mercados emergentes

Corea del Sur, Taiwán y Brasil, entre los que más podrías sufrir.

Publicado

on

Foto vía Unsplash

El desplome del dólar ha provocado un movimiento masivo de los precios de las acciones de los mercados emergentes. El ETF iShares MSCI Emerging Markets (NYSE:EEM) se ha disparado más de un 85% con respecto a sus mínimos de marzo. Eso supera fácilmente las ganancias de más del 70% del S&P 500. Que estos mercados de acciones puedan seguir subiendo podría depender de la dirección del próximo movimiento significativo del dólar.

La caída del dólar beneficia a las economías locales porque hace que sea más barato pagar la deuda denominada en la divisa estadounidense. Al mismo tiempo, provoca un repunte de las materias primas denominadas en dólares. Las materias primas más costosas no ayudan a aumentar los ingresos y beneficios generales para las empresas. Esto provocó que los mercados de economías de exportación con mucha tecnología como Taiwán y Corea del Sur se dispararan durante el último año.

Le puede interesar: Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

La tendencia puede estar a punto de revertirse

Sin embargo, un dólar fuerte podría lastrar rápidamente toda esta tendencia, y los vientos de cola podrían convertirse en vientos en contra. Si bien puede ser demasiado pronto para saber si la tendencia del dólar está a punto de revertirse por fin, ha comenzado a mostrar alguna mejora, pues el índice dólar se ha estabilizado en torno al nivel de 89. Mientras tanto, las tendencias técnicas basadas en el índice de fuerza relativa han formado una divergencia alcista, ya que el índice ha registrado una serie de mínimos más bajos. Por el contrario, el RSI ha registrado una serie de máximos más altos.

Además, los tipos de interés de Estados Unidos han comenzado a subir un poco. La estabilización del dólar y el aumento del rendimiento de los bonos podrían sugerir que el mercado cree que la economía estadounidense podría estar a punto de volver experimentar un crecimiento más sustancial. Si éste es el caso y el mercado observa un mejor crecimiento en el futuro, podría fortalecer aún más el dólar.

Siga toda la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

Mercados emergentes que podrían sufrir

Por ejemplo, el ETF iShares MSCI South Korea (NYSE:EWY) podría ser uno de los barómetros que flaqueen. El ETF se ha disparado casi un 150% desde sus mínimos de marzo, ya que realiza un seguimiento de los mercados de valores de Corea del Sur. Además, el ETF iShares MSCI Taiwan (NYSE:EWT) ha casi duplicado su valor frente los sus mínimos registrados en marzo.

Brasil es un gran exportador de materias primas como el mineral de hierro y el petróleo. Sin duda, el debilitamiento del dólar ha ayudado a impulsar considerablemente estas exportaciones en los últimos meses. Esto ha ayudado a que el ETF iShares MSCI Brasil (NYSE:EWZ) suba más de un 70% al mismo tiempo.

Lea también: Energías renovables: en estas compañías podría invertir

Para que continúe el impulso

Si el dólar sigue siendo débil o se debilita aún más, es probable que actúe como un impulso considerable para estos mercados, ayudando a elevar sus mercados de valores a niveles aún más altos. Ésta es una de las razones por las que el movimiento del dólar es tan esencial ahora mismo. Una inversión en el dólar podría ser señal de que el comercio está a punto de quedarse sin fuelle.

Sin embargo, el dólar podría seguir desplomándose. El Gobierno Federal tiene planes de emitir aún más estímulo este año, impulsando el rendimiento de los bonos, no con optimismo, sino debido a la oferta adicional de bonos que llegan al mercado. Si el aumento del rendimiento se interpreta negativamente, en lugar de estabilizarse y subir, el índice dólar, el aumento del gasto estadounidense probablemente lastraría aún más el dólar.

El comercio en los mercados emergentes ha sido claramente uno de los grandes ganadores de la fusión post-pandémica. Pero eso también indica que la dirección del dólar en los próximos meses incluirá mucho en el rumbo de los mercados de aquí en adelante.

Investing.com | Michael Kramer

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Dólar cerró el jueves con leve alza, llegó a $3.480

El optimismo por la nueva presidencia de Estados Unidos mantenía alzas generalizadas en los activos de mayor riesgo, lo que favorecía a algunas monedas y bolsas de la región. Los precios del crudo se mantenían por encima de los US$53 el barril.

Publicado

on

Este jueves el dólar cerró en $3.480,28 lo que representó un alza de $4,09 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para hoy que se ubica en $3.476,19. Sin embargo, su precio promedio durante el día fue: $3.478,57.

En la mañana de este jueves las monedas y las bolsas de América Latina operaban dispares en medio de la caída del dólar y las expectativas de que los estímulos planteados por el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, ayudarán a amortiguar el daño del coronavirus en la mayor economía mundial.

Lea también: Tenemos toda la ilusión de trabajar de la mano del presidente Biden: Duque

El optimismo por la nueva presidencia de Estados Unidos mantenía alzas generalizadas en los activos de mayor riesgo, lo que favorecía a algunas monedas y bolsas de la región. Muchos analistas esperan que el dólar continúe con su tendencia bajista, que lo vio perder casi un 7% en 2020, en medio de una política monetaria estadounidense ultraexpansiva y esperanzas de una recuperación mundial una vez superada la pandemia.

Las acciones en Estados Unidos abrieron cerca de máximos récord ante la expectativa de los inversores de que el gobierno de Biden apruebe más medidas de alivio de la pandemia y acelere la administración de vacunas.

Lea también: Ocho movidas que podrían impactar la industria del petróleo con la llegada de Biden

El petróleo caía en la mañana después de que datos de la industria mostraron un sorpresivo aumento de los inventarios de crudo en Estados Unidos que revivieron las preocupaciones sobre la demanda relativas a la pandemia, pero las esperanzas en torno a un paquete de estímulo en el país limitaban las pérdidas.

Sin embargo, hacia la 1:30 de la tarde el crudo operaba mixto. El Brent, referencia internacional para Colombia, ganaba 0,05% cotizándose a US$56,11 el barril, mientras que el WTI perdía 0,24% a US$53,18.

Con información de Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado