Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Salida del Grupo Prodeco de Colombia tardaría entre dos a cinco años

Los bajos precios del carbón término, sumado a la pandemia y a la reducción en la demanda impulsaron la difícil situación del Grupo Prodeco. Expertos consultados por Forbes advierten que su salida del país tardaría entre dos a cinco años.

Publicado

on

La profunda crisis que abarca al sector carbonífero colombiano ya deja uno de los primeros derrotados. Este jueves el Grupo Prodeco, una de las principales empresas de la industria, dio a conocer que comenzará la devolución de sus títulos mineros al país al argumentar que el reinicio de sus operaciones “no resulta económicamente viable”.

La decisión se tomó al dar una nueva revisión operativa para identificar eficiencias adicionales en sus costos de operación, considerando las expectativas de precios a la baja. Tras esta evaluación, se determinó que sus números no soportan la operación de las minas de Calenturitas y La Jagua, ubicadas en el departamento del César, al norte de Colombia.

“La decisión de renunciar a los contratos mineros no ha sido tomada de manera ligera y es un resultado decepcionante”, explicaron a través de un comunicado. “El Grupo Prodeco apoyará a sus empleados, contratistas y las comunidades vecinas en relación con el impacto derivado de la renuncia a los títulos mineros y las posteriores etapas del proceso”.

Lea también: El Grupo Prodeco renuncia a sus minas de carbón en Colombia

Prodeco, que al cierre de 2019 alcanzó unos ingresos operacionales de $2.7 billones, siendo la tercera minera más grande del país, por debajo de Drummond y El Cerrejón, no dio mayores explicaciones sobre esta decisión, pese a que colaboradores de la empresa le explicaron a Forbes que tan pronto se den avances adicionales en este proceso se estarán comunicando.

Ante este anuncio, expertos, gremios y analistas lamentaron esta notificación y pusieron sobre el tapete la discusión sobre la difícil situación que atraviesan las empresas de esta industria. Más ahora que ya se analiza una posible venta de El Cerrejón y se mantienen en jaque las operaciones de otras empresas que se dedican el negocio.

“La devolución de los títulos mineros de Prodeco es una noticia muy lamentable para el país y las comunidades de las zonas de influencia, quienes se benefician no solo de los impuestos y las regalías que este tipo de proyectos generan, sino también del empleo, los encadenamientos productivos y la inversión social”, le dijo a Forbes Carlos Cante, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón).

Operación de Prodeco en Colombia

Y es que los bajos precios internacionales del carbón térmico, que han caído más de 40 % en los últimos dos años, sumado a la reducción de la demanda, la caída en la producción y el impacto de la pandemia fueron sin duda las razones que llevaron a la organización a tomar la decisión, según explicaron los expertos.

Leonardo Güiza, director del Observatorio Colombiano de Minería y profesor de la Universidad del Rosario, advirtió que son varios factores que jugaron en contra más allá de la situación externa que vive este combustible fósil a nivel internacional. “El precio del carbón a nivel internacional está muy bajo, pero también en Colombia hay factores internos que no permiten estabilidad jurídica a las empresas. Vemos que temas relacionados con el licenciamiento ambiental o el orden público han generado que se tengan altas cargas sociales y ambientales, lo que hace inviable la operación”, dijo.

Pese a que el anuncio sorprendió a la industria debido a la alta capacidad de producción que tienen esas dos minas en Colombia, algunas voces que pidieron no ser citadas argumentaron que en los últimos meses ya se han dado señales sobre lo que iba a ocurrir.

Lea también: Minas de carbón en pausa: la profunda crisis que embarga al sector

El motivo obedece a que Glencore, principal productor de carbón en el mundo, y quien es propietario de Prodeco y accionista de El Cerrejón, ya había anunciado que se harían ajustes en su operación tras suspender la extracción a comienzos de la pandemia. En su momento, la multinacional advirtió que se habían reducido las compras de carbón en Europa, por lo que sin duda se iba afectar la industria no solo local, sino global.

Este anuncio se vio acompañado de la caída en la producción nacional de carbón, pues mientras en 2016 se producían alrededor de 91 millones de toneladas al año, al cierre del año pasado se habría cerrado con 53.7 millones. Es decir, una caída en términos netos de 37.3 millones de toneladas en tan solo cuatro años.

“Se estima que para el cierre de 2020 la producción cierre alrededor de 55 millones de toneladas, 35 millones menos que los récords alcanzados en 2016 y 2017, con lo que la reducción en el valor agregado del carbón se estima cercana al 30%, aportando más de 22 puntos porcentuales a la caída del PIB minero”, decía hace dos meses Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

¿Qué viene?

La Agencia Nacional de Minería (ANM) confirmó que ya recibió la solicitud formal de la renuncia a los derechos mineros de los títulos del Grupo Prodeco. Tras este anuncio, la entidad destacó que realizará la evaluación de la solicitud radicada con el objetivo de definir si es viable legalmente.

“El proceso de evaluación incluye una revisión rigurosa al cumplimiento de las obligaciones legales y contractuales derivadas de los títulos mineros, entre las cuales se contemplan las obligaciones ambientales, sociales y económicas”, destacaron.

Aunque no se tiene un cronograma y tiempos establecidos sobre todo el desmonte de la operación, lo cierto es que los expertos advirtieron que “es un proceso complejo que depende no sólo de temas técnicos mineros, sino también ambientales”.

Lea también: Producción de carbón del Cerrejón cayó más del 50 % en 2020

Cante, de Fenalcarbón, advirtió que en este camino se deben dar algunos cumplimientos de obligaciones económicas, “por lo que fácilmente todo el proceso podría tardar uno o dos años”. Su visión es optimista, pues hay quienes advierten que se deben cumplir con obligaciones contraactuales que podrían extenderse hasta 5 años.

“Después de que se hace la solicitud, viene el cierre de mina. No es solo entregar el título, sino hacer el cierre porque son obligaciones ambientales que tienen con el Gobierno. Eso podría tardar hasta cinco años. No es un tema jurídico, sino un tema de operación. Es decir, hacer todas las medidas de contención, del suelo, de repoblamiento de fauna, entonces no es algo que se hace de un momento para otro”, añadió Güiza, del Observatorio Colombiano de Minería.

Juan Camilo Restrepo, exministro de Hacienda, advirtió que el desmonte de los yacimientos de carbón de estas dos minas de Prodeco, ante el desplome de la demanda mundial del carbón, sin duda marca el inicio del final del ciclo carbonífero en Colombia.

Pese a que el Gobierno Nacional declinó hacer cualquier tipo de comentarios a Forbes sobre lo que viene para Prodeco y la industria, la semana pasada la viceministra de Minas, Sandra Sandoval, advirtió que si bien los mercados le están cerrando las puertas a Colombia, las perspectivas apuntan a que se dará una gradual mejora en los precios y en la demanda al cierre del año.

Es de resaltar que, si bien Prodeco entra en un proceso de entrega de títulos, se conoció que Colombian Natural Resources (CNR) también ha suspendido sus actividades de explotación en el Cesar.

De hecho, la empresa presentó una solicitud para también suspender su operación, por lo que en este momento la Agencia Nacional de Minería analiza la petición, para dar una pronta respuesta. Se estima que CNR había producido un poco más de 4 millones de toneladas de carbón, dejando al país $73.886 millones en regalías.

Lea también. Minhacienda mostró cómo se distribuirán las regalías en 2021 y 2022

El impacto

Durante los últimos 30 años de su actividad minera en Colombia, el Grupo Prodeco ha invertido un poco más de US$3.000 millones, así como ha pagado millones en regalías en el César. Su salida del departamento pone en jaque la economía de esa región, pues se estima que la multinacional mueve alrededor del 40% del PIB de ese departamento.

Lo mismo pasa en La Guajira, por ejemplo, donde la producción de carbón del Cerrejón representa 43% de la economía, pues mueve la inversión social, las regalías y en empleo.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Aunque todavía no se tienen datos exactos sobre de el impacto total de la salida de Prodeco, se estima, por ahora, que más de 4.500 empleos se podrían perder. En línea con lo anterior, la empresa confirmó que “se ofrecerá nuevamente un programa de retiro voluntario a sus empleados el cual será significativamente superior a lo requerido bajo la legislación colombiana”

A esto se suma que la Gobernación del Cesar no recibiría alrededor de $65.429 millones por concepto de regalías, mientras el país perderá $243.901 millones.

Negocios

Jaime y Gabriel Gilinski van por Sura

Los Gilinski presentaron una OPA por Grupo Sura para adquirir entre el 25 y el 30% de las acciones.

Publicado

on

La novela entre el Grupo Gilinski y el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) no termina. Jaime y Gabriel Gilinski presentaron una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por una participación importante en el Grupo Sura. Según la oferta que conoció Forbes, la OPA implica un valor por accion de 8,01 dólares. Lo que equivale a la TRM de hoy a 31.080 pesos.

Con esta oferta, los Gilinski buscarían adquirir entre el 25,344% y el 31,68% de las acciones. Ese precio implica una prima del 50% frente al precio que tenía Grupo Sura hace un par de semanas antes de que se conociera la oferta de los Gilinski por Nutresa.

Lea también: Comienza la puja por el Grupo Nutresa: GEA vs Gilinski

Cabe recordar que hoy Nutresa posee el 13% de las acciones de Sura y el Grupo Argos posee otro 27%.

Esta movida de los Gilinski impide cualquier operación de Sura con algún socio estratégico, como lo habían anunciado, debido a que según la normativa vigente ninguna compañía sometida a una OPA puede buscar activos ni vender acciones.

Con este movimiento el Grupo Sura queda valorado en 18 billones de pesos, una cifra muy superior a los 12 billones de pesos en los que estaba valorado antes de que empezara el capítulo Gilinski.

Seguir Leyendo

Deportes

Regulador español llama la atención a futbolistas por promocionar plataforma de criptomonedas Binance

Aunque las autoridades españolas quieren abordar a James Rodríguez, en sus publicaciones mencionó las cuentas de Binance Colombia, donde la plataforma está autorizada para participar en proyectos pilotos.

Publicado

on

Foto: James Rodríguez.

A pesar que el futbolista colombiano James Rodríguez no vive desde hace dos años en España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España le ha llamado la atención, junto a otros futbolistas, que han estado promocionando la plataforma de criptomonedas Binance sin recordar que “los criptoactivos, como productos no regulados, tienen algunos riegos relevantes”.

El Financial Times reveló que el regulador ha estado siguiendo también la actividad de los futbolistas Andrés Iniesta, Luis Suárez y Raúl Jiménez.

Sin embargo, en la publicación de James del 18 de noviembre, se observa un tuit en el que menciona la cuenta de Binance Colombia, mercado en el que la plataforma está autorizada para participar en proyectos pilotos de la Superintendencia Financiera, lo cuál no tendría vínculos con las observaciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España.

No obstante James, ahora hugador en Al-Rayyan de Catar, estaría obligado a acogerse a las leyes España, por la nacionalidad que adquirió en abril del año 2019.

“Lo que les estamos diciendo a los influenciadores, a las celebridades y a todos los demás es, por favor, cuídense, están recomendando, a cambio de dinero, invertir en productos no regulados que tienen riesgos adicionales para el público”, dijo la autoridad española al Financial Times, que advirtió que las publicaciones “no estaban marcadas como contenido patrocinado o de publicidad”.

La comisión de valores española dijo que el gobierno del país le había pedido que regulara la publicidad sobre criptomonedas mientras la Unión Europea esperaba las regulaciones de todo el bloque para las criptomonedas en su conjunto. Pero la comisión aún tiene que asumir formalmente estos poderes, ya que la normativa española sobre publicidad aún no ha entrado en vigor.

 la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España

Seguir Leyendo

Negocios

Pfizer espera producir 80 millones de tratamientos de píldora contra Covid-19

Pfizer solicitó la semana pasada la autorización de emergencia de Paxlovid tras presentar datos que mostraban que tenía una eficacia del 89% para prevenir la hospitalización o la muerte en personas de riesgo.

Publicado

on

Foto: Reuters.

Pfizer Inc. espera fabricar 80 millones de tratamientos de su fármaco antiviral experimental contra el Covid-19, frente a una previsión anterior de 50 millones, dijo el lunes su CEO Albert Bourla en una entrevista con la cadena CNBC.

A principios de este mes, Pfizer dijo que espera fabricar 180,000 tratamientos para finales de este año y al menos 50 millones para finales del próximo año, incluyendo 21 millones en la primera mitad de 2022.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes Colombia

“Ahora mismo podemos comprometernos con 80 millones de dosis”, dijo Bourla, quien destacó que confía en que la píldora -de nombre Paxlovid- no se vería afectada por la variante ómicron del coronavirus y que la empresa conocería más detalles sobre la nueva cepa en las próximas semanas.

Pfizer solicitó la semana pasada la autorización de emergencia de Paxlovid tras presentar datos que mostraban que tenía una eficacia del 89% para prevenir la hospitalización o la muerte en personas de riesgo.

Reuters

Seguir Leyendo

Negocios

Así es Pluria, el Airbnb de los espacios de trabajo que ya está en siete ciudades de Colombia

Mateo Marulanda, country manager de Pluria, contó a Forbes que desde Colombia se liderará la expansión a Latinoamérica de esta plataforma de origen europeo.

Publicado

on

A diferencia de WeWork, Pluria, la nueva plataforma de espacios para la era del trabajo flexible, no tiene edificios. Tiene escritorios, salas de reuniones, salones en hoteles y cibercafés adaptados como espacios de trabajo compartido.

“Las empresas quieren hacer una transición gradual hacia el trabajo híbrido”, dice a Forbes Mateo Marulanda, country manager de Pluria, una compañía nacida en Rumania que escogió a Latinoamérica como su segundo destino de expansión después de Europa. “No es solo que trabajes desde tu casa, sino que tengas espacios para socializar y para co crear”.

Además, es más un Airbnb que un WeWork, porque la plataforma se considera intermediadora entre los 50 espacios en siete ciudades colombianas que ya tiene registrados en su plataforma y las empresas o los emprendedores que requieran espacios flexibles.

Siga la información de negocios en nuestra sección especializada

“Queremos que las personas nos usen para buscar escritorios flexibles y en equipo se pueden reservar salas de junta”, afirma el líder de la plataforma, que a las empresas ofrece suscripciones mensuales.

Este año, esperan cerrar en Colombia con 75 espacios en 10 ciudades del país. A inicios de 2022 buscarán empezar aperturas de más países de la región, donde aún les falta tiempo para validar el modelo. Mientras tanto en mercados como Rumania, España, Portugal, Polonia y Alemania han convencido a empresas como EY, PwC y centos de startups.

Seguir Leyendo

Negocios

¿Qué oportunidades tienen los accionistas de Nutresa si le venden a Gilinski?

Con los millones que prevé pagar el Grupo Gilinski por Nutresa son varias las oportunidades para los socios. Acá un recuento sobre qué se podría hacer con este dinero.

Publicado

on

La posible compra del Grupo Nutresa por parte de los Gilinski sigue llenando titulares en Colombia y el mundo. Todos los días, centenares de artículos inundan las redes sociales con diversos enfoques sobre el tema. Algunos hablan de las bondades de la transacción, otros de la pelea entre gigantes y, la mayoría, de los anuncios que salen a última hora.

Las aristas que se desprenden del tema se deben a la naturaleza de negocio: unos poderosos empresarios peleando por la joya de la corona de Antioquia, un fondo extranjero en medio de la negociación y unos minoritarios que se han visto seducidos por una atractiva propuesta de venta.

La novela apenas empieza y tiene expectantes a analistas, periodistas, profesores, expertos, empresarios y, en general, a todos los colombianos. Aún cuando faltan 13 días para saber si los socios de la empresa venden o no el título de la holding de alimentos, el mercado sigue divido sobre lo bueno y lo malo del negocio.

En este mundo de opiniones, gran parte de las voces reiteran el deber fiduciario de los fondos de pensiones colombianos, así como la necesidad de que el Grupo Argos y Sura tomen una decisión basada en un análisis estratégico, en el que se prioricen los intereses de la mayoría y no de unos pocos.

Lea también: Comienza la puja por el Grupo Nutresa: GEA vs Gilinski

Una de las hipótesis que ha tomado fuerza en el mercado es qué oportunidades tienen los accionistas -tanto mayoritarios como minoritarios -con la plata que promete pagar Gilinski y el fondo Royal Group de Abu Dhabi. Aunque es un factor que depende de cuántas especies se venden hasta el 17 de mayo, del impacto en los enroques del GEA y del orgullo que se siente en Colombia por ser propietario de Nutresa, Forbes hizo cálculos sobre cuánto podrían recibir los socios de la empresa en una eventual venta de toda su posición, así como qué se podría hacer con esta plata.

Con un precio de US$7,71 por acción, los cálculos muestran, a grandes rasgos, que el Grupo Nutresa, que tiene presencia directa en 14 países con 47 plantas de producción, está valorada en US$3.531 millones, según la Tasa de Cambio (TRM) vigente para el cierre de la jornada de ayer. Gilinski va por un mínimo de 50,1% de las especies (US$1.770) y un máximo de 62.62% (US$2.210 millones), una propuesta atractiva para los 12.494 socios que tiene la organización.

Los mayoritarios

De acuerdo con el más reciente informe financiero de Nutresa, con corte al 31 de septiembre de 2021, hay 457.995.960 títulos en circulación. De este total, 350.642.212 pertenecen a los mayoritarios, siendo el Grupo Sura, el Grupo Argos, Porvenir, el Fondo Bursatil Ishres Colcap y Protección los que tienen la participación más grande.

El Grupo Sura, que tiene 162 millones de acciones, actualmente evalúa la propuesta de Gilinski desde todo punto de vista. Ya han reiterado que estudian todos los factores que se podrían derivar en el negocio e incluso anunciaron que el próximo 9 de diciembre habrá asamblea extraordinaria para evaluar conflictos de interés en la Junta Directiva.

Suponiendo que la Junta Directiva de Sura decidiera vender toda su posición en la empresa, Gilinski les pagaría US$1.249 millones a grandes rasgos. Analistas consultados por Forbes advierten que este capital les abría la puerta para enfocarse en su ‘core’ de negocio, así como ampliar su horizontes de cara a los nuevos planes de expansión.

Lea también: Grupo Sura revela sus pasos a seguir en el análisis de OPA de Nutresa

“Las opciones que ellos pueden evaluar sería pagar su deuda o aprovechar esos recursos para proyectos estratégicos en los que estén trabajando”, dijo un analista que pidió no ser citado. Al cierre del tercer trimestre, la deuda de la holding ascendía a US$1.098 millones ($4.4 billones), por lo que con dichos recursos se cancelarían los pasivos y se obtendría un ‘gap’ adicional que se sumaría al plan de inversiones que naturalmente tiene la organización.

En este momento, el Grupo Sura goza de un caja estable, que, según los analistas, representa un buen balance financiero. En su propio informe del tercer trimestre, destacan, incluso, que “durante el año la deuda financiera representada en
bancos, bonos y repos disminuyó $821.857 millones, explicado principalmente por el vencimiento de los bonos internacionales por US$300 millones”.

“Grupo Sura está expandiéndose en Centroamérica. Hace 10 años compró ING y hay unos desafíos muy importantes en el sector seguros y financiero. El enroque que se hizo hace 40 años es totalmente diferente a lo que hoy ellos necesitan”, añadió Andrés Moreno, analista y experto en la Bolsa de Valores de Colombia.

En el caso de Argos, que tiene filiales en el negocio del cemento, la energía y la infraestructura, las opciones son diversas, pese a que tan solo posee 45.243.781 acciones en Nutresa, casi una tercera parte de lo que tiene el Grupo Sura. En el eventual escenario que vendieran el 9,87% de la posición que tienen en la holding de alimentos, los Gilinski les podrían pagar US$348.8 millones.

A grandes rasgos, y bajo este supuesto, Argos más allá de cancelar su deuda financiera, que asciende a los $3,1 billones (US$771 millones) según su reporte financiero, se enfocaría en ampliar sus negocios de cementos y energía. Los analistas explican la organización podría poner en marcha iniciativas claves “dado el problema de liquidez que se está viviendo el mundo en estos momentos”.

Lea también: Análisis | ¿Se acerca el fin de lo que se conoce como el Grupo Empresarial Antioqueño?

De hecho, aseguran que a través de Celsia, Cemargos y Odinsa, se podrían concentrar en su expansión en América Latina y Estados Unidos, impulsando su negocio de concesiones, con movidas estratégicas en vías de 5G en Colombia, compra de activos estratégicos y oportunidades en Chile y Perú. Asimismo, ampliar sus despachos de cemento en Estados Unidos o impulsar los proyectos de energías renovables no convencionales en Colombia. Una gama de posibilidades, en la que hay buenas oportunidades para seguir en una senda de crecimiento.

Los fondos extranjeros, que poseen 7,1% de la participación del Grupo Sura, también podrían cambiar su mirada a otros activos estratégicos en Colombia y el mundo en el eventual caso que quisieran venderle a Gilinski. Hay varios en sectores claves que proyectan una buena dinámica en el mediano y largo plazo, por lo que la energía, el sector financiero e incluso la deuda corporativa serían una buena opción.

Los minoritarios

Entre los accionistas minoritarios del Grupo Nutresa, más del 74% posee menos de 1.000 títulos de la empresa, mientras que el 15% entre 1.0001 y 5.000 especies, según explica Moreno. Para quienes compraron en la Oferta de Acciones Ordinarias, que se hizo en el 2011, hay una buena oportunidad de venta.

Para entonces, estos minoritarios adquirieron títulos a $20.900, por lo que hay un costo de oportunidad interesante, según explican los analistas. Asimismo, es una buena alternativa para aquellos que adquirieron la acción barata por la desvalorización que se dio producto de la expansión de la pandemia, la situación del país y el ambiente internacional.

Los analistas destacan que para los que quieran salir de su posición, ganar la valorización de su activo y trasladar su inversión a otra empresa, es una buena opción. Destacan que teniendo en cuenta los criterios fundamentales de selección de las acciones, con emisores con un bajo nivel de apalancamiento, una robusta posición de liquidez y altos márgenes de rentabilidad, las recomendaciones estaría en estas cinco empresas:

  • Bancolombia
  • Ecopetrol
  • Cementos Argos
  • Canacol
  • GEB

Ecopetrol y la acción preferencial de Bancolombia serían, sin duda, una de las alternativas interesantes para los minoritarios. En el primero, el mayor precio del crudo, así como un óptimo manejo de caja, ha generado que la petrolera proyecte buenos resultados al corto plazo, con un dividendo interesante.

De acuerdo con el mercado, “el impacto esperado para la nueva Ecopetrol (consolidando a ISA) tendría un impacto positivo en el retorno sobre el patrimonio, retorno sobre el capital invertido y utilidad por acción”.

Asimismo, con Bancolombia se estima un efecto positivo sobre el crecimiento de cartera y menores presiones sobre la cartera vencida, lo que resultaría en menores gastos por provisiones y por lo tanto, en mayores niveles de rentabilidad para los socios.


NOTA: La nota busca desarrollar la hipótesis en el eventual caso que los accionistas vendan su participación en el Grupo Nutresa. Por ahora, no hay claridad sobre si Grupo Argos o Sura saldrán de Nutresa o encontrarán un nuevo socio para una ‘OPA’ competitiva.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado