Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Bogotá instala centro de coordinación para vacunación contra el covid-19

La ciudad recibirá 12.562 dosis la próxima semana para empezar el plan de vacunación.

Publicado

on

Bogotá instaló este sábado un centro de coordinación para el plan de vacunación contra el coronavirus que iniciará el próximo fin de semana con 12.562 dosis.

“Nos van a entregar 12.562 biológicos. Ya no nos tocan el 15 % de las vacunas (que se entregan) la semana entrante sino el 25 %. Vamos a aplicar 12.562 dosis a 12.562 personas el próxima fin de semana”, aseguró hoy el secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, al confirmar que la ciudad “está lista” para iniciar la primera fase de inmunización.

Lea también: Francia propone una sola dosis de vacuna para quienes ya tuvieron covid

Para almacenar la vacunas la Alcaldía de la capital colombiana cuenta con dos ultracongeladores propios cada uno con capacidad para almacenar hasta 96.000 dosis y espera la entrega de diez más prometidos por el Gobierno.

Bogotá es el principal foco de contagios de Colombia con 638.767 casos de los 2.185.169 confirmados en el país.

Vacunación iniciará con el personal de salud

En la primera fase de la vacunación, que diariamente se realizará por turnos de 12 horas, las autoridades de la capital esperan vacunar a 77.231 personas que están en la primera línea de atención de la emergencia sanitaria.

“Esto es en realidad un piloto, queremos probar los diferentes elementos. Por eso queremos aplicarlas (las 12.500 dosis) en dos días, el fin de semana, porque tenemos que probar si somos capaces entre todos de hacer esa tasa de vacunación en la ciudad de Bogotá”, dijo la alcaldesa Claudia López.

Lea también: Covid-19: la exitosa estrategia de Chile para avanzar con la vacunación

La inmunización iniciará el próximo sábado con el personal de la salud con la vacuna Pfizer en la Unidad de Salud Simón Bolívar, el Hospital de Méderi, la Fundación Santa Fe de Bogotá, el Hospital de Kennedy, el Instituto Nacional de Cancerología, el Hospital de Santa Clara y el Hospital Central de la Policía Nacional.

“La vacuna Pfizer va a ser para el personal de primera línea y, según instrucciones que hemos recibido del Ministerio (de Salud), para el personal de segunda y tercer línea. Pfizer, que va a llegar relativamente poca al país, se va a concentrar en el personal de salud”, detalló Gómez.

Vacunación de adultos mayores

Para los ciudadanos mayores de 80 años, que también hacen parte de la primera etapa de vacunación, deberán llegar en la primera semana de marzo biológicos de AstraZeneca, que serán destinados especialmente para iniciar la inmunización de 163.491 personas de esta población.

Según el cronograma, la primera dosis de vacunas para este grupo se aplicará en al menos 30 días.

“Deberíamos poner alrededor de 10.000 a 15.000 vacunas por día, eso daría para que estos 163.000 los vacunáramos en 10 o 12 días (pero) estamos poniendo 30 días para no ponerle demasiada tensión al sistema y entendiendo que podemos tener adultos mayores que no vayan a la cita que se les está dando”, aseguró Gómez.

Lea también: FMI advierte que Colombia necesita una reforma fiscal para recuperar la economía

El Plan Nacional de Vacunación del Gobierno colombiano contempla la vacunación a lo largo de este año de 35,2 millones de personas, equivalentes al 70 % de la población nacional, para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Con ese propósito adquirió 61,5 millones de vacunas de Pfizer/BioNtech, AstraZeneca, Moderna, Janssen (Johnson & Johnson), y Sinovac. En esa cantidad están incluidos 20 millones de dosis que el país recibirá por medio del mecanismo Covax.

EFE.

Actualidad

El colombiano Juan Carlos Salazar asume la secretaria general de la OACI

Salazar, que fue director general de Aviación Civil de Colombia y nombrado secretario general de la OACI en febrero, sucede en el cargo a Fang Lui, de China.

Publicado

on

El colombiano Juan Carlos Salazar asumió este lunes el cargo de secretario general de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), el organismo de la ONU encargado de velar por el sistema mundial de la aviación civil.

Salazar, que fue director general de Aviación Civil de Colombia y nombrado secretario general de la OACI en febrero, sucede en el cargo a Fang Lui, de China, y asume esta responsabilidad en un momento en que el sector del transporte aéreo mundial intenta recuperarse de la crisis causada por la pandemia.

En un comunicado, Salazar afirmó que “es un gran honor asumir este cargo en este momento y tener la oportunidad de ayudar a que Gobiernos y la OACI jueguen una importante parte en cómo este sector se reconstruye mejor y se recupera de la pandemia global”.

Salazar añadió que todavía existen “desafíos enormes para recuperar la conectividad aérea global” y hay “muchas regiones y poblaciones en todo el mundo que encaran prolongadas dificultades económicas, sociales y emocionales” como resultado de los problemas del sector aéreo internacional.

El nuevo secretario general también consideró importante que la OACI siga siendo “un socio clave para los países mientras trabajan con esta agencia para recuperarse de la pandemia”.

Salazar espera así trabajar de forma estrecha con el Consejo de la OACI, un cuerpo permanente compuesto por 36 países elegidos entre los 193 Estados miembros de la organización, “para fortalecer aún más el Gobierno de la agencia y su marco ético, revisar la estructura organizacional del Secretariado, crear un programa de transformación digital y modernizar los métodos de trabajo”.

Por otro lado, se ha comprometido a fortalecer la presencia global de la OACI a través de sus oficinas regionales.

El presidente del Consejo de la OACI, Salvatore Sciacchitano, expresó su satisfacción por la incorporación de Salazar, con el que espera trabajar para “modernizar OACI y hacerla más receptiva y eficiente”.

La OACI, que fue creada en 1944 y que tiene su sede en Montreal, promueve reglamentos y normas que rigen la aviación civil internacional.

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

Cierran otra vez la escultura neoyorquina Vessel tras un cuarto suicidio

El suceso, en el que un menor que estaba acompañado por su familia perdió la vida, se produjo a pesar de las medidas impuestas por Hudson Yards en mayo tras cerrar más de cuatro meses cuando se produjo el tercer suicidio en menos de un año.

Publicado

on

La escultura neoyorquina Vessel volvió a cerrar este jueves sus puertas tras registrarse el cuarto suicidio, pese a las medidas que se habían impuesto el pasado mayo después de que tres personas se quitaran allí la vida en menos de un año.

“Tenemos el corazón roto por esta tragedia, y acompañamos en el sentimiento a la familia del joven que ha perdido su vida”, dijo a los medios Kimberly Winston, la portavoz de Hudson Yards, el proyecto inmobiliario en el oeste de Manhattan del que forma parte el monumento.

“Estamos llevando a cabo una investigación completa. Vessel está actualmente cerrado”, agregó.

El suceso, en el que un menor que estaba acompañado por su familia perdió la vida, se produjo a pesar de las medidas impuestas por Hudson Yards en mayo tras cerrar más de cuatro meses cuando se produjo el tercer suicidio en menos de un año.

Desde la reapertura, los visitantes solo podían acceder a Vessel si estaban acompañados por otra persona, mientras que se multiplicó por tres la presencia de los guardias de seguridad, que además recibieron entrenamiento especial para detectar comportamiento que pueda indicar que una persona está considerando autolesionarse.

Asimismo, tanto en carteles en la escultura como en los billetes de acceso, que antes eran gratis y ahora tienen un precio de 10 dólares, se leerán mensajes para tratar de prevenir suicidios.

Los responsables del monumento se negaron, sin embargo, a instalar barreras para hacer la estructura más segura, como había recomendado un informe, algo de lo que se quejaron los residentes de la zona.

Vessel, una compleja escalera en espiral de más de 45 metros de alto diseñada por Thomas Heatherwick, fue descrita por él como una obra de arte interactiva compuesta por 154 tramos de escalones conectados por 80 rellanos, que los visitantes deben explorar para disfrutar de las vistas de Nueva York y del cercano río Hudson.

En marzo de 2019, cuando se inauguró Hudson Yards, el monumento, que costó unos 200 millones de dólares, se presentó como una de las piezas centrales del descrito como el proyecto urbanístico privado más grande de la historia de Estados Unidos.

Los especialistas remarcan que las muertes por suicidio nunca tienen un único detonante, sino que son el resultado de factores psicológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Las personas con conductas suicidas y sus allegados tienen a su disposición servicios sanitarios y teléfonos de emergencia donde pueden recibir ayuda. 

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

Israel arranca aplicación de tercera dosis de vacuna contra Covid-19 a mayores de 60 años

Es el primer Estado del mundo que inyecta una tercera dosis de la vacuna de Pfizer, una medida recomendada por la farmacéutica que ha generado debate a nivel mundial, y que aún no ha sido aprobada por las autoridades sanitarias de Estados Unidos o la Unión Europea.

Publicado

on

Israel comenzó a aplicar este domingo de manera general la tercera dosis de la vacuna contra Covid-19 a adultos mayores de 60 años, tras empezar esta fase de inoculación el viernes con el presidente Isaac Herzog y un reducido número de personas.

Según la prensa local, decenas de miles de israelíes ya pidieron cita para recibir esta inyección de refuerzo de la vacuna de Pfizer, disponible desde hace algunas semanas para adultos inmunodeprimidos y ahora también para mayores de 60 a los que se administró la segunda dosis hace al menos cinco meses.

Clalit, el principal proveedor de salud entre las cuatro mutuas israelíes encargadas de administrar la vacuna, acogió hoy en sus clínicas de todo el país a unas 1,300 personas para recibir la tercera dosis, y está previsto que otros 7,000 de sus clientes se vacunen también los próximos días, según concretó en un comunicado.

La meta del Gobierno israelí es que en torno a un millón y medio de ciudadanos que superan los 60 años se vacunen la próxima semana, en una nueva campaña masiva que se produce mientras el país sigue registrando un aumento en las tasas de morbilidad por coronavirus.

Se trata también del primer Estado del mundo que inyecta una tercera dosis de la vacuna de Pfizer, una medida recomendada por la farmacéutica que ha generado debate a nivel mundial, y que aún no ha sido aprobada por las autoridades sanitarias de Estados Unidos o la Unión Europea.

Los contagios diarios crecieron progresivamente en Israel en pocas semanas, lo que se atribuye a la expansión de la variante delta.

Tras algunos meses de cuasi normalidad, el país, que lideró una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo e inmunizó con dos dosis a alrededor del 60% de su población, ha tenido que aplicar de nuevo algunas restricciones por el aumento de infecciones.

En la línea de los últimos días, ayer se diagnosticaron más de 2,000 casos nuevos en 24 horas, con un porcentaje de positivos de más del 3%, lo que supone un fuerte aumento respecto a la semana anterior, cuando esta cifra se mantenía por debajo del 2.5%.

Actualmente, las personas infectadas con el virus son casi 19,000, y el número de pacientes graves en los hospitales es de más de 210.

Asimismo, en las últimas semanas las autoridades han endurecido las restricciones para quienes regresan desde el exterior y expandido los países a los que está prohibido viajar al considerarse de máximo riesgo. En esta lista están España, Argentina, México o Brasil, a los que ciudadanos israelíes y residentes en el país no pueden viajar sin obtener un permiso especial.

Con todo, ante la situación actual, el Gobierno insta a en torno a un millón de personas que aún no se vacunó a que lo haga, y a partir de hoy comienza a inyectar también la vacuna de Moderna. 

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

La variante delta se extiende “como pólvora” mientras los médicos estudian si enferma más

Expertos afirmaron que es necesario realizar más estudios para determinar si una variante causa una enfermedad más grave que otra.

Publicado

on

Ante la nueva ola de infecciones por COVID-19, alimentada por la variante Delta, que está afectando a países de todo el mundo, los expertos en enfermedades se esfuerzan por saber si la última versión del coronavirus está haciendo que la gente -sobre todo la no vacunada- enferme más que antes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. advirtieron que Delta, identificado por primera vez en la India y ahora dominante en todo el mundo, es “probablemente más grave” que las versiones anteriores del virus, según un informe interno hecho público el viernes.

La agencia citó investigaciones realizadas en Canadá, Singapur y Escocia que mostraban que las personas infectadas con la variante Delta tenían más probabilidades de ser hospitalizadas que los pacientes anteriores de la pandemia.

En entrevistas con Reuters, los expertos en la enfermedad dijeron que los tres trabajos sugieren un mayor riesgo de la variante, pero las poblaciones de estudio son limitadas y los resultados aún no han sido revisados por expertos externos. Los médicos que tratan a los pacientes infectados con Delta describieron una aparición más rápida de los síntomas de la COVID-19 y, en muchas regiones, un aumento general de los casos graves.

Sin embargo, los expertos afirmaron que es necesario realizar más trabajos para comparar los resultados entre un mayor número de individuos en estudios epidemiológicos para determinar si una variante causa una enfermedad más grave que otra.

“Es difícil precisar el aumento de la gravedad y el sesgo poblacional”, afirmó Lawrence Young, virólogo de la Facultad de Medicina de Warwick, en el Reino Unido.

Además, es probable que la extraordinaria tasa de transmisión de Delta también contribuya a un mayor número de casos graves que llegan a los hospitales, dijeron los expertos.

El Delta es tan contagioso como la varicela y mucho más que el resfriado común o la gripe, según el informe de los CDC.

Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla, en San Diego, dijo que la indicación más clara de que la variante puede causar una enfermedad más grave proviene del estudio de Escocia, que descubrió que Delta duplicaba aproximadamente el riesgo de hospitalización en comparación con una versión anterior. leer más

La mayoría de las hospitalizaciones y muertes por coronavirus en Estados Unidos se producen en personas que no han sido vacunadas. Pero hay pruebas de que las vacunas son menos eficaces en personas con sistemas inmunitarios comprometidos, incluidos los ancianos.

Según el Dr. Gregory Poland, experto en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo, las probabilidades de contraer el COVID-19 son asintomáticas o leves.

“Pero pueden transmitirla a los miembros de su familia y a otras personas que no tengan tanta suerte”, dijo Poland. “Tenemos que vacunarnos y enmascararnos o, por cuarta vez ya, soportaremos otra oleada y de ella saldrán variantes peores”.

Llamaradas a tope

La tasa de enfermedades graves, especialmente en las regiones donde las tasas de vacunación son bajas, está poniendo de nuevo a prueba al personal sanitario que está en primera línea de la pandemia.

“Esto es como un incendio forestal, no es una hoguera humeante. Ahora mismo está en llamas”, dijo la Dra. Michelle Barron, directora médica principal de prevención y control de infecciones en la UCHealth de Colorado.

Las investigaciones realizadas en China que sugieren que la variante Delta se replica mucho más rápido y genera 1.000 veces más virus en el organismo en comparación con la cepa original ponen de manifiesto el mayor peligro de esta nueva oleada, dijo Barron.

“Es difícil saber si están más enfermos debido a la variante Delta o si habrían estado más enfermos de todos modos”, dijo.

Otros médicos afirmaron que los pacientes infectados por Delta parecen enfermar más rápidamente, y en algunos casos con síntomas más graves, que los que trataron anteriormente en la pandemia.

“Estamos viendo más pacientes que requieren oxígeno antes”, dijo el Dr. Benjamin Barlow, jefe médico de American Family Care, una cadena de clínicas de atención urgente en 28 estados.

En su clínica de Birmingham (Alabama), Barlow dijo que alrededor del 20% de los pacientes están dando positivo en las pruebas de COVID-19, en comparación con el 2-3% de hace unas semanas. En ese momento se evalúa a los pacientes para su posible ingreso en el hospital y el suministro de oxígeno.

David Montefiori, director del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Vacunas contra el Sida del Centro Médico de la Universidad de Duke, dijo que la variante Delta es más infecciosa y provoca una aparición más rápida de la enfermedad, sobre todo en el caso de los no vacunados.

“Francamente, hay una gravedad que proviene de esta variante que es un poco más severa”, dijo Montefiori en un webcast la semana pasada. “No sólo es más fácil de transmitir, sino que enferma más”.

Reuters

Seguir Leyendo

Actualidad

El papa retoma las audiencias generales tras su operación y las vacaciones

El papa Francisco, de 84 años, fue dado de alta el pasado 14 de julio después de pasar diez días en el hospital Agostino Gemelli tras ser operado “una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante”

Publicado

on

El papa Francisco retomará el próximo miércoles las audiencias generales con fieles después de que se suspendieran el mes de julio durante el periodo de reposo del pontífice y en el que además se sometió a una operación de colon.

Debido a las altas temperaturas en la capital italiana, la audiencia se celebrará en el aula Pablo VI y no en el patio de San Dámaso, donde se habían celebrado hasta ahora debido a las medidas sanitarias, ya que tiene un aforo más limitado.

El papa Francisco se había mostrado en público durante el rezo del ángelus dominical celebrado desde un balcón del hospital y en los posteriores ya de regreso en el Vaticano, pero por el momento no había celebrado ningún acto público, por lo que será la primera vez que se le podrá ver caminando tras la operación.

El pontífice, de 84 años, fue dado de alta el pasado 14 de julio después de pasar diez días en el hospital Agostino Gemelli tras ser operado “una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante”, en la que se le extrajo una parte del colon y que requirió anestesia general.

EFE

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado