Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Los venganza de los gemelos Winklevoss: perdieron Facebook y ahora son multimillonarios del Bitcoin

Después de perder una batalla épica con Mark Zuckerberg por la propiedad de Facebook Cameron y Tyler Winklevoss están de regreso, esta vez como los multimillonarios de Bitcoin.

Publicado

on

Después de perder una batalla épica con Mark Zuckerberg por la propiedad de Facebook y ser rechazados en Silicon Valley, Cameron y Tyler Winklevoss están de regreso, esta vez como los multimillonarios de Bitcoin en ciernes en el centro del futuro del dinero, la economía creativa y posiblemente una nueva operación, modelo para la propia Big Tech.

Los multimillonarios gemelos idénticos Cameron y Tyler Winklevoss se pasean tranquilamente por sus oficinas vacías del piso 17 en el distrito Flatiron de Manhattan con calzado de diseñador, jeans negros y sudaderas a juego hechas por la marca de ropa urbana de alta gama Heron Preston. Las sudaderas, color rojo la de Cameron y blanco la de Tyler, están adornadas con un logotipo de la NASA, uno que los gemelos eligieron porque la exploración espacial hace referencia al nombre de la compañía de comercio de criptomonedas que ambos fundaron hace siete años: Gemini. Que fue el nombre de la segunda misión espacial de la NASA, anterior al Apolo 11, que puso al primer hombre en la luna.

Gemini (o Geminis en español) es también el signo zodiacal de los gemelos.

“De hecho, llamamos astronautas a nuestros empleados”, dice Cameron. “Todos somos astronautas construyendo en la frontera del dinero y la frontera del arte y la frontera de las finanzas”. Acostumbrado a terminar con los pensamientos de su hermano, Tyler interviene: “Nos sentimos como si estuviéramos en una nave espacial, explorando una nueva frontera”.

En este soleado día de marzo, la nave espacial está alcanzando la velocidad de la luz. El precio de Bitcoin está a punto de alcanzar un máximo histórico de 58,000 dólares, muy lejos de los 8 dólares a los que se vendía en 2012, cuando los hermanos comenzaron a invertir unos 10 millones de dólares en la moneda digital. La escalada de la criptomoneda ha disparado su patrimonio neto combinado a 6 mil millones de dólares. Su última inversión, el gigante de préstamos de Bitcoin de rápido crecimiento Block-Fi, acaba de anunciar que ha recaudado 350 millones de dólares de inversión, valorando a la compañía en más de 3 mil millones de dólares.

Y la empresa más popular de los hermanos de 39 años, la plataforma de subastas de arte digital Nifty Gateway, está disfrutando del brillo de una venta en Christie’s, donde el mazo está a punto de caer sobre la primera venta de la casa de subastas de 255 años. de una obra de arte de token no fungible conocido (NFT), un archivo de computadora único en su tipo que se rastrea en un libro de contabilidad digital conocido como blockchain. 

Nifty Gateway puso al artista, Mike Winkelmann, que se hace llamar Beeple, en el mapa a través de una serie de “subastas” que comenzaron el año pasado. Antes de que termine el día, el negocio de custodia de Gemini, que alberga activos digitales de forma segura, recibirá un pago de criptomonedas por 69 millones de dólares en nombre de Christie’s por la venta de la obra digital; Todos los días: los primeros 5,000 días. La imagen no solo se ha convertido en el NFT más caro vendido en la historia, sino en el tercer trabajo más caro vendido por un artista, después de Jeff Koons y David Hockney.

Gran parte del mundo todavía piensa en los gemelos Winklevoss (de casi dos metros de altura) como ese par de tontos de remo interpretados por el mismo actor Armie Hammer en la famosa película sobre la historia de Facebook de 2010 The Social Network. En Harvard, su compañero de clase Mark Zuckerberg los había sacado de la posibilidad de formar parte de su idea de un sitio de redes sociales, misma que le permitiría construir un imperio con 2,800 millones de usuarios en todo el mundo y una fortuna personal que ahora vale 97,000 millones de dólares. 

Casi 12 años después de que llegaron a un acuerdo legal (tras  una demanda) con Zuckerberg  en el que este accedía a pagar 65 millones en dólares en acciones de Facebook y una parte en efectivo, los gemelos Winklevii, como se les conoce ampliamente, han emergido como líderes de un movimiento tecnológico cuyo principio operativo central consiste en digitalizar los registros de todos los activos a nivel mundial, descentralizar el control y eliminar a los guardianes, incluido Facebook.

Blockchain, la tecnología subyacente a Bitcoin y otras criptomonedas, ya está alterando el dinero y la banca, firmas financieras gigantes como PayPal, Square, JPMorgan, Fidelity y Northern Trust adoptan Bitcoin y compiten por una posición en un futuro inundado de activos digitales. Al mismo tiempo, grandes empresas como Boeing, Samsung, Tesla y Novartis están utilizando la nueva tecnología para mejorar sus cadenas de suministro, compartir datos de clientes y acelerar los procesos comerciales. En algunos casos, están agregando Bitcoin a sus balances. En 2020, Bitcoin obtuvo un valor de retorno de más del 300%, frente al 18% del S&P 500.

Siga toda la información de tecnología en nuestra sección especializada

Los Winklevii dicen que el fenómeno apenas está comenzando. A través de su holding, Gemini Space Station, que posee su intercambio de cifrado y Nifty Gateway, y mediante las inversiones realizadas por su oficina familiar, Winklevoss Capital, el dúo ha invertido en no menos de 25 nuevas empresas de activos digitales. 

“La idea de una red social centralizada simplemente no va a existir en cinco o diez años en el futuro”,

Tyler Winklevoss cuando se le pregunta sobre Facebook.

Estas empresas incipientes están sentando las bases de lo que los hermanos esperan sea un nuevo mundo virtual que ellos y otros llaman el “metaverso”, en el que se crean, compran y venden activos digitales como arte, música, bienes raíces e incluso negocios completos; y, lo que es más importante, gobernado por la tecnología de cadena de bloques. Muchas de las empresas a las que respaldan están posicionadas para prosperar en esta versión tridimensional de internet gobernada a través de redes informáticas de igual a igual, en las que se benefician los participantes en lugar de las empresas poderosas.

“La idea de una red social centralizada simplemente no va a existir en cinco o diez años en el futuro”, predice Tyler cuando se le pregunta sobre Facebook. “Hay una membrana o un abismo entre el viejo mundo y este nuevo universo cripto-nativo. Y somos el conducto que ayuda a las personas a trascender lo offline a lo online “.

El hecho de que dos hombres de Harvard criados en Greenwich, Connecticut, ambos exatletas olímpicos, se encuentren en el centro de un movimiento contra el establishment, cuya tecnología y caso de uso más notable y exitoso a la fecha fue Silk Road, un próspero bazar en línea que vendía drogas, armas y otros recursos ilegales, dice mucho sobre lo lejos que han llegado los Winklevii desde sus días en Cambridge, Massachusetts, lidiando con Mark Zuckerberg.

Después de resolver su arbitraje con Facebook y competir en los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing, los hermanos Winklevoss se dirigieron a la Universidad de Oxford para obtener sus MBA en 2010 y luego formaron Winklevoss Capital para realizar inversiones de riesgo. Ansiosos por unirse al grupo de empresas de Sand Hill Road que financian las grandes compañías de tecnología de hoy, los gemelos pronto se dieron cuenta de que efectivamente eran rechazados en Silicon Valley. Startup tras startup, temerosos de las represalias del gigante Facebook y su creciente red, se negaron a tomar su capital.

Como se relata en el libro Bitcoin Billionaires de Ben Mezrich de 2019, fue durante unas vacaciones en la isla mediterránea de Ibiza en junio de 2012 cuando los gemelos fueron introducidos por primera vez al Bitcoin por los primeros usuarios que, como los Winklevii, eran forasteros de la tecnología tradicional. La noción de que el dinero era la red social definitiva, y que Bitcoin estaba libre del control del banco central y respaldado por certeza matemática, atrajo a los atletas altamente disciplinados.

Después de que los hermanos regresaron a Nueva York, comenzaron a usar su dinero de Facebook para comprar Bitcoin. “Encontramos la comunidad súper acogedora”, dice Tyler, quien tiende a ser el gemelo más analítico. (Cameron es el más creativo).

En mayo de 2013, invirtieron 1.5 millones de dólares en un intercambio con sede en Brooklyn llamado BitInstant, que cobraba a las personas una tarifa para cambiar dólares por Bitcoin en solo minutos. El negocio creció rápidamente y supuestamente representó el 30% de todas las compras de Bitcoin en ese momento. Desafortunadamente, algunas de esas compras estaban blanqueando dinero para los traficantes de drogas que vendían en el bazar de drogas de la deep web Silk Road, y para fin de año el sitio estaba cerrado. Su director general, un genio de las computadoras, Charlie Shrem, a quien los Winklevii abrazaron, fue arrestado y pasó un año en una prisión federal por llevar a cabo una operación sin licencia.

Al enfrentarse a otro roce con la ignominia, los hermanos decidieron que si iban a tener éxito en este mercado naciente, debían ser prácticos y, lo que es más importante, debían poner orden en una industria caótica y no regulada. En 2014, fundaron su propio intercambio de criptomonedas, Gemini.

En los primeros días, Gemini era poco más que un lugar para comprar y vender Bitcoin, pero hoy ofrece comercio y custodia de 33 criptomonedas, incluido ether, una moneda equipada con un lenguaje informático nativo que permite a los desarrolladores crear aplicaciones sin servidores centrales; zcash, un token de protección de la privacidad basado en Bitcoin; y mana, la criptomoneda nativa de un mundo de realidad virtual llamado Decentraland. Los gemelos también tienen su propio token en forma de ethereum llamado Gemini Dollar, que está vinculado al valor del dólar estadounidense y, por lo tanto, estable.

Entre los intercambios de cifrado (ahora hay más de 300 criptomonedas), Gemini se convirtió, en octubre de 2015, en una de las primeras instituciones financieras centradas en Bitcoin en ser designada como banco fiduciario por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York. Esto significaba que estaba sujeto a los mismos requisitos regulatorios que los bancos como State Street y Northern Trust y le permitía recibir depósitos en los 50 estados.

Aunque el volumen de operaciones de Gemini (29 mil millones de dólares en los últimos 12 meses) es mucho menor que el de gigantes como Binance y Coinbase, compite con ellos en las puntuaciones de “confianza” de la industria, que tienen un peso considerable en un mercado donde los intercambios a menudo son pirateados y falsos. El volumen es un lugar común. Dado el entorno actual de valoraciones o salidas a bolsa exorbitantes, como los 68 mil millones de dólares de Coinbase, Gemini probablemente podría obtener 5 mil millones de dólares si alguna vez necesitara de una financiación externa.

Si bien el primer mantra corporativo de Facebook era “muévete rápido y rompe las cosas”, los Winklevii, que pidieron al entonces presidente de Harvard, Larry Summers, que hiciera cumplir los “estándares de conducta” de la universidad contra Zuckerberg, siempre han operado bajo otro lema: “primero pide permiso, no perdón más tarde”. Un cartel en la pared de su oficina de la reciente campaña de marketing del metro de Nueva York de Gemini muestra a los Padres Fundadores de los Estados Unidos con las palabras LA REVOLUCIÓN NECESITA REGLAS.

Promocionando fuertemente su operación como el intercambio de cifrado “regulado”, Gemini se está posicionando para obtener ganancias cuando la Comisión de Bolsa y Valores finalmente apruebe los fondos de inversión cotizados (ETF, en inglés) en el intercambio de criptomonedas, que ya han sido aprobados en Canadá y en el extranjero. A partir de 2013, Winklevii comenzó a solicitar a la SEC el lanzamiento de un ETF de Bitcoin. Hasta ahora han sido rechazados dos veces, la última vez en 2018, ocasión en la que la SEC citó la inmadurez de la industria para negar el permiso.

En la actualidad, hay seis solicitudes de ETF criptográficas pendientes en la SEC de empresas como Wisdomtree, Van Eck, Fidelity, First Trust y Skybridge Financial de Anthony Scaramucci. Gemini, que ahora ofrece a los clientes una tarjeta de crédito con recompensas de Bitcoin y una cuenta de ahorros que paga un interés del 7% sobre los depósitos criptográficos, tiene una solicitud pendiente con la SEC para abrir un mercado alternativo para el comercio de acciones y otros valores emitidos en una cadena de bloques.

“Gemini es el puente donde las personas pueden migrar de las finanzas centralizadas, de su banco actual y hacia este nuevo mundo”, dice Cameron. “Nuestro modelo de negocio no se basa en la información ni en la monetización de la privacidad. Se basa en los mercados y las tarifas comerciales “.

Entre la creciente colección de startups enfocadas en criptomonedas de los gemelos, ninguna está recibiendo más atención y mostrando más potencial que su mercado NFT, la plataforma de subastas Nifty Gateway.

La compañía fue fundada en noviembre de 2018 por Duncan y Griffin Cock Foster, de 26 años, también gemelos idénticos y remeros, quienes dicen que comenzaron a practicar el deporte después de ver The Social Network en la escuela secundaria. Ambos acababan de graduarse de la universidad en 2017: Duncan de la Universidad de Washington en St. Louis con un título en ciencias de la computación y Griffin de Emory en matemáticas. Durante su último año, Duncan comenzó a incursionar en CryptoKitties, una locura digital similar a la manía de hace décadas por Beanie Babies o la tarjetas del juego de cartas de Pokemón, la única en la que los usuarios crean, recolectan e intercambian felinos animados únicos, registrando cada uno con un token no fungible dentro del sistema de ethereum blockchain.

“SPONGEBOB HILLARYPANTS” de Beeple se vendió por $55,000 dólares en 2020.

“Todos tenían la misma queja”, dijo Duncan en una entrevista de 2019. “Comprar NFT fue demasiado complicado. Comenzamos Nifty Gateway para resolver problemas de acceso, y no descansaremos hasta que mil millones de personas estén recolectando NFT ”.

Al principio, Cock Fosters diseñó Nifty Gateway no como una plataforma de subastas NFT, sino simplemente como una forma de comprar NFT con Mastercard y Visas en lugar de pasar por el arduo proceso de comprarlos con ether. De hecho, Winklevii se topó por primera vez con Nifty Gateway en julio de 2019 en la Feria de Arte Contemporáneo y Digital de Nueva York. Una obra llamada CryptoPunk 4530, que mostraba a una mujer con un mohawk fumando un cigarrillo, representada en el estilo de bloques de un videojuego antiguo, había llamado la atención de Tyler. La imagen fue uno de los 10,000 retratos similares pero únicos creados por los veteranos de Google Matt Hall y John Watkinson e inicialmente regalados. El precio de venta fue de  5,000 dólares. Tyler usó su teléfono para crear una cuenta en Nifty Gateway, pagando con su tarjeta de crédito.

Tan pronto como los Winklevii regresaron a su oficina, el vicepresidente de ingeniería de Gemini, Eric Winer, les dijo que había estado vigilando Nifty Gateway, que acababa de salir del campo de entrenamiento del acelerador BoostVC de Adam Draper. Un mes después, Gemini llegó a un acuerdo para comprar la startup de siete meses. 

Los Cock Fosters se mudaron a un Airbnb en Brooklyn y trabajaron con los ingenieros de Gemini para construir lo que ahora es la plataforma de arte digital más exclusiva del mundo. Si bien numerosas plataformas digitales operan más como eBay y están abiertas a todos los creadores, Nifty Gateway selecciona selectivamente a sus artistas y vende sus obras en “gotas”, siguiendo una página de marcas de moda como Nike y Supreme.

El mercado del arte NFT se ha disparado. En febrero, Nifty Gateway representó 75 millones de los 91 millones de dólares ingresados por arte NFT y subastados en las siete principales plataformas en línea, según datos compilados por CryptoArt.io. A finales de marzo, había vendido 132 millones de dólares de los 188 millones de dólares de lo generado en ese mercado de coleccionistas. Cuando Cock Fosters lanzó Nifty Gateway hace un año, las ventas mensuales eran menos de 100,000 dólares.

Ningún artista de NFT se ha enriquecido más con la locura que Mike Winkelmann, también conocido como Beeple_Crap, un padre de dos hijos de 39 años de Charleston, Carolina del Sur, que obtuvo una licenciatura en informática en Purdue y no estudió arte después de la escuela secundaria. Utiliza software de gráficos 3D para generar obras de arte que son escandalosas y, a menudo, repugnantes. Una pieza muestra a un Donald Trump desnudo comiendo una hamburguesa mientras está sentado encima de un tren que está siendo consumido por partículas gigantes de coronavirus. Otro muestra a Kim Jong-un vestido como Buzz Lightyear de Toy Story con senos falsos.

“Ahora estamos ganando 4 millones de dólares en cinco minutos” (…) sobre las obras que hace un año hubieran traído 50,000 dólares en un buen día.

Cameron Winklevoss sobre la ventas de arte en NFT

Como pasatiempo, Beeple creó una imagen digital todos los días durante más de diez años, publicando su provocativo “Everydays”, que muestra visiones distópicas de la cultura pop y la política, en sitios de redes sociales como Facebook e Instagram. El trabajo le valió un culto de seguidores en Internet, pero no pudo monetizar el medio digital, que era tan fácil de copiar como simplemente hacer clic con el botón derecho del ratón para guardar o descargar la imagen.

El otoño pasado, Nifty Gateway comenzó a llegar a los artistas, tratando de poblar su nueva plataforma exclusiva con arte digital interesante y valioso. Dado el millón de seguidores de Instagram de Beeple, era una elección obvia. Después de educar a Winkelmann sobre NFT, los ingenieros de Nifty Gateway explicaron cómo podía programar el arte para que fuera dinámico, cambiara en diferentes momentos o en función de un resultado determinado. Ya estaba tocando temas políticos en su “Everydays” y vio las elecciones de 2020 como su oportunidad para dejar una huella.

Si Trump fuera reelegido, el NFT Crossroad de Beeple se transformaría en un hombre fuerte desnudo, sudoroso y musculoso que camina amenazadoramente a través del fuego. Si perdía, el NFT se convertiría en un video en bucle de Trump acostado boca abajo bajo un arco iris, con palabras como perdedor pintadas en su cuerpo desnudo, mientras un pájaro con un diseño muy similar al logotipo de Twitter chirriara una y otra vez. 

“Tom hanks beating the shit out of coronavirus”, una obra de arte de NFT del diseñador Beeple, vendida por $107,000 en 2020. BEEPLE-COLLECT.COM

El 31 de octubre, Crossroad se convirtió en el boleto más popular en Nifty Gateway, y se vendió por  66,666.66 dólares a un especulador de activos digitales con sede en Miami de 32 años con un MBA de Columbia. El comprador volvió a poner el trabajo a la venta en Nifty Gateway y lo vendió en febrero por 6.6 millones, obteniendo una ganancia de 90 veces. Beeple ganó alrededor de  660,000 dólares debido a la estructura de tarifas de la plataforma, que invita a los artistas a cobrar una regalía del 10% sobre todas las ventas de posventa.

Drops Beeple que fueron subastados por  un dólar cada uno ahora se negocia por cientos de miles de dólares, lo que le hace ganar al menos 10,000 dólares por transacción. Sus diversos NFT se vendieron por un total de 10 millones de dólares en Nifty Gateway en las semanas previas a su venta de 69 millones de dólares, el 11 de marzo. La plataforma NFT de Winklevii, que cobra a los artistas un 15%, ha cambiado la vida de Winkelmann. También ha creado un negocio en auge para Nifty Gateway.

“Ahora estamos ganando 4 millones de dólares en cinco minutos”, dice Cameron sobre las obras que hace un año hubieran traído 50,000 dólares en un buen día. Tyler añade: “Básicamente, todo el mundo del arte, todo el mundo del entretenimiento, está derribando la puerta”.

La fiebre del oro en el arte digital y los coleccionables que se acuñan y venden en Nifty Gateway y otras plataformas de NFT como NBA Top Shot no durará para siempre. Pero así como algunas empresas de la burbuja de las puntocom como Amazon sobrevivieron y eventualmente prosperaron, los Winklevii están construyendo Nifty Gateway y Gemini a largo plazo como mercado y custodio de todo tipo de activos, incluidos títulos de propiedad, pasaportes, productos básicos, coleccionables, personajes de videojuegos, películas, música y entradas para eventos.

“Quieres elegir ese nicho en el que haya una aceptación real del mercado”, dice Cameron. “No quieres hervir el océano”.

En última instancia, los gemelos ven sus dos mercados, Gemini y Nifty Gateway, integrados en un solo panel donde las NFT se utilizarán como garantía para los préstamos, lo que permitirá a los propietarios aprovechar sus activos digitales para obtener financiación sin tener que venderlos. Tyler y Cameron también imaginan un futuro en el que la debida diligencia que realizan para verificar la identidad de un usuario podría emitirse como una NFT, permitiendo a los usuarios demostrar que han pasado requisitos estrictos; piense en algo como Facebook, pero con una confirmación de identidad irrefutable de cada persona.

“Es casi como si el cumplimiento como servicio pudiera integrarse en un token NFT emitido por Gemini”, dice Tyler.

Quitar el poder a las Big Tech 

Otra área importante de inversión para Winklevii son las aplicaciones basadas en blockchain que apoyan la descentralización: la idea de que las empresas de tecnología como Google, Facebook y Microsoft ya no serán necesarias porque los servicios web y las aplicaciones serán creados, operados y gobernados por los usuarios.

En 2014, Winklevoss Capital unió fuerzas con el desarrollador de código abierto Protocol Labs de San Francisco, invirtiendo en una ronda inicial para financiar varios proyectos que crearían una nueva infraestructura de Internet que no dependa de servidores centralizados. Uno de sus esfuerzos, Filecoin, está destinado a impulsar una red para el almacenamiento de computadoras en la que los usuarios de todo el mundo alquilan el espacio de su disco duro no utilizado y, a cambio, reciben tokens ethereum basados ​​en blockchain llamados filecoins como pago. Ya hay 250,000 de estos ordenadores, o “nodos”, conectados a un ordenador en la nube descentralizado. Filecoin ha estado en racha recientemente: sus tokens han aumentado un 350% en lo que va de año y tiene una capitalización de mercado de más de  6 mil millones de dólares.

En junio, Protocol Labs está organizando un taller para crear versiones descentralizadas de Amazon, Google y Facebook que, en lugar de depender de los ingresos de la publicidad dirigida a la información personal de sus usuarios, los recompensará con tokens de filecoin. Algún día, las computadoras conectadas a filecoin podrían rivalizar con los servicios en la nube de estos gigantes tecnológicos.

Oasis Labs, con sede en San Francisco, es otra startup prometedora propiedad de Winklevii. Dirigida por un profesor de seguridad e inteligencia artificial en la Universidad de California en Berkeley, la compañía se especializa en datos ultrasensibles como los códigos del genoma humano. La idea es que los usuarios controlen sus propios datos y sean compensados ​​por su uso por parte de las corporaciones.

Stacks, miembro de la cartera de Winklevoss Capital, respalda múltiples proyectos destinados directamente a desafiar el control centralizado de Big Tech. Boom es su billetera descentralizada para crear y enviar NFT; Pravica es una plataforma de comunicación descentralizada que integra correo electrónico, chat y video en un solo lugar; Sigle es una versión descentralizada de WordPress para crear sitios web.

“En la próxima década, veremos el despegue de los protocolos sociales y la gente construirá formas descentralizadas de estos servicios”, dice Tyler.

La inversión más reciente de los gemelos, Artie, crea videojuegos que no necesitan descargarse y activos digitales en el juego que se pueden exportar, comercializar en mercados abiertos e incluso importar a juegos de la competencia. Los juegos “sin aplicación” de Artie utilizan activos emitidos en la cadena de bloques ethereum y pueden transmitirse desde cualquier lugar, de forma similar a como los códigos de inserción de YouTube que permiten que sus videos se reproduzcan en cualquier sitio web.

El fundador y CEO del multimillonario Zynga, Mark Pincus, se encuentra entre los inversores de Artie, al igual que el cofundador de YouTube, Chad Hurley. “Estamos viendo que los consumidores quieren derribar estos jardines amurallados”, dice el cofundador de Artie, Armando Kirwin. “Quieren más opciones, no quieren monopolios, quieren volver a la web libre y abierta. Y ese es el último santuario que tenemos “.

Por supuesto, la ironía de cualquier esfuerzo serio para construir un metaverso descentralizado es que sus arquitectos principales finalmente se volverán innecesarios. Tyler y Cameron Winklevoss parecen indiferentes. Un analista de Citibank predijo recientemente que el precio de Bitcoin podría superar los 300,000 dólares por bitcoin en los próximos años.

“La descentralización es un espectro”, dice Cameron, mirando por la ventana hacia el edificio Chrysler de Nueva York. “Nuestro objetivo nunca ha sido ser los porteros”.

Para los gemelos, todavía son los primeros días de la revolución blockchain. A Mark Zuckerberg, le conviene tomar nota.

Por: Michael Del Castillo, Susan Adams y Antoine Gara. | Forbes Staff

Editors' Picks

Apple trabaja en nuevas innovaciones para casas inteligentes

Se tratarían de dos productos que se encuentran en etapa inicial y aún no está confirmado cómo ni cuándo saldrían al mercado. Qué se sabe de los nuevos chiches de la tecnológica.

Publicado

on

Apple nunca se queda atrás. A veces puede dar la falsa sensación de que descuida algunos segmentos, pero no. La realidad es que la compañía de la manzana sólo se agazapa para terminar saliendo a lo grande. Y eso es lo que intentará hacer en el mundo lleno de posibilidades que ofrece las smart houses.

¿Cómo planea hacerlo? Mediante un nuevo dispositivo versátil que busca combinar un decodificador de Apple TV con un altavoz HomePod, incluiría una cámara para videoconferencia a través de un televisor conectado y otras funciones de hogar inteligente, reveló agencia Bloomberg.

Entre las capacidades destacadas que incluiría el dispositivo se incluyen funciones estándar de la caja de Apple TV, como ver videos y juegos, además de usos de altavoces inteligentes, como reproducir música y usar el asistente digital Siri de Apple. Si se lanza, representaría la oferta de hardware para el hogar inteligente más ambiciosa de Apple hasta la fecha.

Lea también: CEO de Apple da indicios que viene un automóvil autónomo

Apple también está considerando el lanzamiento de un altavoz de alta gama con una pantalla táctil para competir mejor con los líderes del mercado Google y Amazon, contó Bloomberg. Tal dispositivo combinaría un iPad con un altavoz HomePod y también incluiría una cámara para video chat. Apple exploró conectar el iPad al altavoz con un brazo robótico que puede moverse para seguir a un usuario por una habitación, similar al último dispositivo Echo Show de Amazon.MIRA TAMBIÉN

El desarrollo de ambos productos de Apple aún se encuentra en las primeras etapas y la empresa podría decidir no lanzar ninguno de los dos o cambiar las características clave. Las nuevas ofertas pueden ayudar a revivir la fortuna de Apple en la categoría de hogares inteligentes.

La compañía tenía el 2% del mercado de dispositivos de transmisión de TV en 2020, segúnStrategy Analytics, mientras que HomePod tuvo menos del 10% del mercado de altavoces inteligentes durante la mayor parte de su existencia.

En marzo, Apple descontinuó su HomePod de gama alta, mientras que la caja de Apple TV no se ha actualizado durante más de tres años. El año pasado, la compañía lanzó el HomePod mini, al que le fue mejor debido a su precio más bajo.

Siga toda la información de actualidad en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Coinbase, Nubank y Zoom, las apuestas de los tres primeros inversionistas latinos en la lista de Midas de Forbes

Nicolás Szekasy, cofundador y socio de Kaszek Ventures; Meyer “Micky” Malka, socio de Ribbit Capital, y Santi Subotovsky, socio general de Emergence Capital, se convierten en los primeros tres inversionistas latinoamericanos en unirse a la lista Midas de Forbes.

Publicado

on

Nicolás Szeka y Santi Subotovsky, dos de los primeros tres latinos que aparecen en la lista Forbes Midas. Foto: Cortesía.

Cuando Santi Subotovsky crecía en Argentina, nunca pensó que se mudaría a los Estados Unidos, y mucho menos se convertiría en un inversionista de capital de riesgo. Sus padres no hablaban inglés y él imaginó que seguiría los pasos de su padre y se convertiría en mecánico de automóviles. Tres décadas después, lideró la financiación que le dio al mundo una empresa que se convirtió en un nombre familiar y ayudó a crear el movimiento de videoconferencia global impulsado por una pandemia que ahora se describe con una palabra: Zoom.

El viaje de Subotovsky hacia la financiación de empresas comenzó después de que su padre falleciera cuando él era un niño. Decidió ampliar sus horizontes profesionales, obtuvo una licenciatura en economía y, después de años de trabajo, se encontró en Silicon Valley con su startup de tecnología educativa, AXG Tecnonexo, en un viaje organizado por la organización sin fines de lucro Endeavor que apoya a emprendedores con potencial de promover el cambio económico en sus regiones. Subotovsky no podía creer que los empresarios pudieran obtener capital sin renunciar a sus empresas, dice. Sabía que quería ser parte de ese mundo.

Headshot of Santi Subotovsky, a general partner at Emergence Capital.
Santi Subotovsky es socio general de Emergence Capital y uno de los primeros inversores de LatAm en formar parte de la Lista Midas. Foto: Cortesía.

Se mudó a los Estados Unidos con su esposa en 2010 y comenzó a solicitar puestos de trabajo en firmas de capital de riesgo, solo para enfrentar una realidad desafortunada de la industria. “Incluso en ese entonces, algunas firmas decían que [la empresa] no era para latinos”, dice Subotovsky. “Fue bastante sorprendente para mí. No sabía que mi ADN genético no me permitía aventurarme. Por eso seguí tratando de demostrarle a la gente que estaba equivocada”. Subotovsky hizo precisamente eso. Ahora socio general de Emergence Capital, se une a Nicolás Szekasy, cofundador y socio gerente de Kaszek Ventures, con sede en Buenos Aires, y a Meyer “Micky” Malka, socio gerente de Ribbit Capital como los primeros tres inversionistas nacidos en América Latina que hacen parte de la Lista Midas de Forbes, que presenta a los mejores inversionistas de capital de riesgo del mundo.

Subotovsky lideró la Serie C de US$30 millones a la empresa de videoconferencia Zoom en 2015, cuatro años antes de que saliera a bolsa con una valoración de US$9.200 millones en abril de 2019. El año siguiente, por supuesto, Zoom irrumpió en la conciencia popular como un método principal para conectarse en medio de la pandemia de Covid-19, tanto a nivel profesional como social. Mientras tanto, Szekasy lideró la ronda semilla de US$2 millones del banco digital brasileño Nubank en 2013; Nubank valía US$24.600 millones en su última valoración en enero de 2021. Malka lideró la inversión de Ribbit Capital en la plataforma de comercio de cifrado Coinbase en su ronda Serie A de US$6.100 millones en 2013; la compañía fue valorada por última vez en US$7.700 millones y se prevé que salga a bolsa en abril de 2021. No se pudo contactar a Malka para una solicitud de comentarios.

Headshot of Nicolás Szekasy a cofounder and managing partner at Kaszek Ventures.
Nicolás Szekasy es cofundador y socio gerente de Kaszek Ventures y uno de los primeros inversionistas de América Latina en formar parte de la Lista Midas. Foto: Cortesía.

Si bien Subotovsky y Szekasy llegaron al capital de riesgo de diferentes maneras, Szekasy como ex director financiero del mercado en línea MercadoLibre, se apoyan en una narrativa cada vez mayor de que el perfil de los ejecutivos que pueden tener éxito en el capital de riesgo está evolucionando, y eso es bueno para losa negocios.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Las raíces argentinas de Subotovsky, dice, son las que lo impulsaron a invertir en Zoom para empezar. Si bien Zoom no fue la primera plataforma de videoconferencia, invirtió en ella porque se convenció de que era la primera con una mentalidad global. Por ejemplo, dice, descubrió que Zoom funcionaba mejor con las plataformas de video cuando lo probó para chatear con amigos y familiares en Argentina. Tener inversionistas con diferentes antecedentes es vital para construir grandes negocios escalables, agrega Subotovsky, porque sabe, al hablar con su hermana en Argentina, que muchos puntos débiles son globales, y las empresas deberán dominar esos desafíos para tener verdadero éxito.

Así como el lugar de Subotovsky en la Lista de Midas muestra que el mercado de riesgo de Estados Unidos es un lugar donde los inversionistas de América Latina pueden prosperar, la entrada de Szekasy en la lista demuestra cuánto ha madurado el ecosistema de capital de riesgo de América Latina y la probabilidad de que la representación de la región en la lista seguirá creciendo en los próximos años. “Éramos optimistas en 2011, pero ahora somos aún más optimistas de los próximos 10 años”, dice Szekasy. “Es asombroso ver la calidad, la visión y las oportunidades que [los emprendedores] están persiguiendo”. La región tiene 16 empresas unicornio, y todas menos una alcanzaron una valoración de mil millones de dólares en los últimos tres años. Solo Brasil cuenta con 12 unicornios, incluido a la proptech local Loft, actualmente valorada en 2.200 millones de dólares, y las fintech Creditas, valoradas en 1.750 millones de dólares, ambos con sede en São Paulo con inversores locales en Latinoamérica en sus tablas de financiación.

“No siento que estemos donde deberíamos estar, pero siento que vamos en la dirección correcta”, dice Subotovsky. Subotovsky y Szekasy dicen que ambos saben que no serán los últimos inversionistas de LatAm en hacer la lista de Midas; habrá más inversionistas de LatAm en la lista el próximo año, bromea Szekasy, aunque solo sea de su propia firma.

Los latinos en el listado

#23 Santi Subotovsky

General Partner, Emergence Capital Partners

País: Argentina / Lugar de residencia: Los Altos, California (Estados Unidos)

El recién llegado de Midas List, Subotovsky, apuesta por la plataforma de comunicaciones por video Zoom en 2015; se hizo pública en 2019 y aumentó de valor durante la pandemia. Subotovsky ha sido socio general de Emergence Capital desde 2010 y actualmente forma parte de las juntas directivas de Zoom, Openpath Security, Clearbanc y CrunchBase. También es inversor en High Alpha, con sede en Indianápolis. Subotovsky, quien es originario de Argentina, es uno de los primeros inversionistas de América Latina en debutar en la lista.

#58 Meyer Malka

Managing Partner, Ribbit Capital

País: Venezuela / Lugar de residencia: Menlo Park, California (Estados Unidos)

Malka, uno de los tres inversionistas latinoamericanos que debutaron en la Lista de Midas en 2021, fundó la firma de capital de riesgo Ribbit Capital en 2012. Oriundo de Venezuela, fundó inicialmente una firma de corretaje financiero cuando era adolescente y la vendió, entre otros negocios, Malka se mudó a San Francisco en 2007 para lanzar Bling Nation, una startup de pagos que finalmente fracasó. Con Ribbit, se propuso invertir en otras nuevas empresas de tecnología financiera y tuvo mucho más éxito. La cartera de Malka incluye unicornios Brex, Nubank, Robinhood y Credit Karma, adquirida por Intuit por US$8.100 millones en diciembre de 2020. Como partidario temprano de las criptomonedas, aseguró una participación temprana en la plataforma de intercambio Coinbase en 2013.

#63 Nicolas Szekasy

Cofundador y managing partner, Kaszek Ventures

País: Argentina / Lugar de residencia: Montevideo (Uruguay)

El recién llegado a la Midas List, Nicolas Szekasy, cofundó Kaszek Ventures en 2011. Desde entonces, ha recaudado más de US$1.000 millones e invertido en más de 90 nuevas empresas, lo suficiente para convertirse en la firma de capital de riesgo más grande de América Latina. Szekasy forma parte del consejo de varias empresas de tecnología, incluidas Bitso, QuintoAndar, Credits, NotCo, NovemShop, Alice y NuBank. Antes de Kaszek Ventures, Szekasy pasó 10 años como CFO en MercadoLibre, la plataforma de pagos y comercio en línea más grande de América Latina, liderando su OPI de US$ 333 millones en 2007. Originario de Argentina, Szekasy recibió un MBA de la Universidad de Stanford y se graduó de la Universidad de Buenos Aires con licenciatura en Economía. En 2008, fue invitado a regresar a Stanford como el Conferencista Distinguido.

Vea aquí el listado completo de la Forbes Midas List 2021

Por: Rebecca Szkutak | Forbes Staff

Seguir Leyendo

Editors' Picks

La mentoría soñada: la de la poderosa red que ha creado Endeavor

La red que ha construido Endeavor se ha vuelto un imán para emprendedores con potencial y para inversionistas. su presidente global, Adrián García-Aranyos, cuenta cómo está liderando una de las mayores organizaciones de emprendedores exitosos del mundo.

Publicado

on

Adrián García-Aranyos, presidente global de Endeavor. Foto: Kieran Kesner para Endeavor.

Hacer una llamada y que, al otro lado, te conteste uno de los más altos ejecutivos de Amazon para escuchar los problemas que estás teniendo en tu compañía, es una concesión que cualquier emprendedor agradecería y que le pasó a Alexander Torrenegra, el reconocido emprendedor colombiano, quien, junto a su esposa, Tania Zapata, ha cofundado compañías como Voice123, Bunny Inc. y Torre.

Aquella llamada pudieron tenerla meses después de haber pasado el riguroso proceso de selección Endeavor, una red de emprendedores que provee un relacionamiento único entre fundadores de empresas, mentores e inversionistas.

“Nos conectamos entre todos”, dice en entrevista con Forbes Adrián García-Aranyos, el español que desde hace poco más de dos años es el presidente global de Endeavor. “Las empresas necesitan ayudas en cada una de sus fases. Una vez que han crecido, se enfrentan a unos retos que nunca han visto y poder acceder a una red como esta, los podemos conectar con emprendedores, que han pasado por lo mismo en otros países”.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

La admisión se da cuando una empresa está en lo que se conoce como la curva del palo de hockey (hockey stick). Si justifica cómo podría multiplicar por 10 su tamaño y que tiene una mentalidad de crecimiento, lo más seguro es que le den acceso a este selecto club que en Colombia tiene 49 empresas y 89 emprendedores. Entre ellos Bodytech, Rappi, Platzi, Merqueo, Agua Bendita, Siigo, Toberin Valley y Dynamo Producciones.

A su vez, Endeavor ha construido un fondo para invertir en algunas de las empresas de la red llamado Endeavor Catalyst. “Ayudábamos a los emprendedores hasta salir a bolsa, pero nos preguntábamos cómo ser sostenibles. Este fondo nos ha permitido ser sostenibles a mediano o largo plazo. Hay unas reglas, invertimos, pero no lideramos rondas ni pedimos estar en las juntas directivas. Deben ser emprendedores activos en la red de Endeavor y que estén en rondas de más de US$5 millones”, explica Adrián.

Más de 3 millones de empleos en el mundo han sido creados por más de 2.000 fundadores que hacen parte de esta red fundada en 1997 por Linda Rottenberg y Peter Kellner, con enfoque inicial en América Latina. En Colombia los empleos que han aportado estas compañías ascienden a más de 142.000.

“La idea es terminar este año con presencia en 40 países, las nuevas oficinas están en Canadá y Rumania”, sostiene Adrián, quien espera pronto poder volver a un panel de selección presencial, que cada vez sucede en un país diferente, pero que se han tenido que hacer virtuales por la pandemia. “Vemos un nivel bastante único, no es solo el impacto de las empresas, es el efecto multiplicador que tienen en el ecosistema”.

El presidente de Endeavor explica que cuando una empresa empieza a facturar US$15 millones no lo tiene todo hecho, sino que “lo tiene todo por hacer y puede llegar a facturar US$400 millones”.

Lo que han visto en América Latina es una evolución tanto en las oportunidades, como en las habilidades que los emprendedores tienen para escalar sus negocios. “Están muy dispuestos a ejecutar, hemos visto que ahora hay emprendedores que están mucho más preparados para llevar sus empresas al próximo nivel”, señala Adrián.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Energías renovables: ¿Quién está detrás de los grandes proyectos en Colombia?

Millonarias inversiones han llegado a los territorios de la mano de las energías renovables no convencionales. Colombia ya construye una gigantesca industria a través del sol y el viento, y son varios los inversionistas los que están detrás de toda esta revolución. ¿Cuáles son sus apuestas?

Publicado

on

A kilómetros de distancia de los grandes centros urbanos, donde habitan en su gran mayoría las comunidades indígenas Wayuú, se construyen una serie de torres de por lo menos 55 metros de altura. Una tras otra se van ubicando de forma paralela con una turbina en su pico que prevé moverse entre las 13 y 20 revoluciones por minuto. Es la nueva energía de La Guajira, que ya no solo llegará por el agua, sino por el viento.

No muy lejos de esta escena, en El Paso, un municipio ubicado en la región centro-occidental del Cesar, están instalados 250.000 paneles en una área cercana a los 210 hectáreas — algo así como 294 canchas de fútbol —. A diferencia de La Guajira, el protagonista aquí es el sol y no el viento. Lo mismo pasa incluso en el Huila, el Valle del Cauca, Antioquia, Boyacá, Tolima y la costa Atlántica, en donde desde hace un par de años se ha visto cómo varios inversionistas han llegado a estos territorios a poner sus millones para la construcción de una serie de granjas solares.

Lea también: Cómo Colombia traza una agenda para reactivar su economía con las energías renovables

Este nuevo mapa de Colombia, que sin duda muestra que se ha venido gestando una millonaria industria en los últimos años, evidencia que ya no solo el petróleo, la agricultura, la infraestructura y la minería son sinónimos de desarrollo. La estructuración y construcción de estos proyectos solares y eólicos dejan ver un nuevo renglón en la economía, que sigue atrayendo un puñado de empresas locales e internacionales con gran interés en invertir en el país.

Parque solar El Paso | Foto: Enel.

“Colombia es un país con gran potencial y recursos naturales que, cada vez más, se están abriendo a las energías renovables con determinación y proyección”, le dice a Forbes Lucio Rubio, director general de Enel Colombia. “Le estamos apuntando a desarrollar las energías renovables no convencionales de manera sostenible para contribuir a tener un país más diversificado y menos dependiente de los combustibles fósiles”.

Rubio, de nacionalidad española, que hace 24 años desembarcó en el país para ascender en la organización, hoy es el hombre que lidera toda la transformación de la empresa y su apuesta por las energías limpias en Colombia. Comparte la misma visión del Grupo Enel en el mundo, que con operaciones en 32 países de los cinco continentes, creó hace un par de años su división Enel Green Power, hoy la líder mundial en este tipo de energías y la cual, incluso, está detrás de ambiciosos proyectos en Colombia.

Lea también: La energía eólica y solar se duplicó en 5 años, pero los países se aferran al carbón

Desde su llegada al país en 2012, ha acelerado el desarrollo de los proyectos, a tal punto que apuesta por consolidar una capacidad instalada de más de 1.500 Megavatios (MW) a 2025, con parques eólicos como Windpeshi (200 MW), Chemesky (100 MW) y Tumawind (200 MW) en La Guajira; o iniciativas solares como El Paso y La Loma, en el Cesar, o Guayepo I y II, en el Atlántico.

La multinacional italiana, de propiedad de ese gobierno europeo, puso sobre la mesa un cheque por US$1.193 millones para el desarrollo de renovables en Colombia. Se trata de una inversión para los próximos cuatros años, que permitirá generar un poco más de 5.000 nuevos empleos solamente en la fase de construcción.

Una apuesta similar a la que tiene el Grupo Argos, una de los conglomerados más grandes del país, que, con su filial Celsia, lidera una estrategia similar a la de Enel, con un único foco: revolucionar la manera en la que se produce energía. Hoy ya tiene,por ejemplo, seis granjas solares en Colombia y Panamá, y apuesta por desarrollar 15 más en diferentes regiones del país para un total de 650 MW. Asimismo, avanzan en el desarrollo de cuatro parques eólicos en La Guajira, (Uribia y Maicao), con una capacidad total instalada de 330 MW.

Quién está detrás de todo esta estrategia es Ricardo Sierra, CEO de la empresa, y su equipo, quienes desde hace unos años se han mantenido a la vanguardia de las energías alternativas. “Esta es una tecnología que seguirá consolidándose en el país”, le dice el ejecutivo a esta revista, y agrega: “Entendemos que los efectos del cambio climático generan vulnerabilidades en nuestras operaciones. Por esta razón, proyectamos una matriz energética cada vez más limpia y balanceada”.

Celsia, que al cierre del año pasado registró ingresos por $3.54 billones, planea ejecutar entonces inversiones que ascienden a los US$363 millones este año en renovables. Sierra le cuenta a Forbes que de este total US$117 millones serían financiados con recursos de bonos verdes, para impulsar la construcción y adecuación de sus nuevos parques solares.

Pero no solo la italiana Enel y la colombiana Celsia hacen parte de esos titanes de la energía en Colombia. Al Grupo Ecopetrol ya se le ha visto un gran interés en meterse de lleno a este sector, como parte de la estrategia de diversificación y descarbonización. La empresa más grande del país, que produce seis de cada 10 barriles de petróleo en Colombia, busca alcanzar alrededor de 400 MW al 2023, una ambiciosa tarea para materializar en total ocho parques solares en el Meta, Bolívar, Antioquia y Huila.

Lea también: Cómo Ecopetrol construirá este año seis nuevas granjas solares en el país

“Las inversiones para el periodo 2021 – 2023 en energías renovables son de aproximadamente US$380 millones”, añade Felipe Bayón, presidente del Grupo, quien en diálogo con esta revista advierte que estiman “un total de 2.400 puestos directos de trabajo durante el desarrollo de los proyectos de renovables, haciendo énfasis en mano de obra de mujeres”.

EPM e Isagen, que fue comprada por la canadiense Brookfield, en una transacción por US$3.528 millones en 2016, también tienen una apuesta interesante en el negocio. Entre las dos invertirán hasta US$1.695 millones en iniciativas solares y eólicas, muy en línea con las millonarias inversiones de toda la industria.

Parque Solar Castilla en el departamento del Meta | Foto: Ecopetrol.

Gran parte de este dinero será de Empresas Públicas de Medellín, que de hecho firmó una alianza estratégica con la estadounidense Invenergy, del multimillonario Michael Polsky. Hoy el magnate tiene una fortuna de US$1.500 millones, según cálculos recientes de Forbes, y se mueve como pez en el agua en el negocio mundial de la energía solar y eólica.

Lea también: En Fotos | Colombia da vía libre a el primer piloto de energía geotérmica

Más competencia

Su posición estratégica y un par de beneficios tributarios que se han concretado en los últimos años han llevado a Colombia a ser uno de los líderes regionales en transición energética. En 2020, el país avanzó nueve posiciones en el índice del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), al pasar del puesto 34 al puesto 25. Este indicador se logró en gran medida por el avance en la adjudicación de dos subastas de energía en 2019, varios incentivos para las grandes empresas y un conjunto de multinacionales que en cascada han entrado a las regiones en los últimos 30 meses. Cifras de ProColombia muestran que entre 2018 y 2020 se registraron, por ejemplo, 41 nuevos proyectos de inversión de la mano de nuevos inversionistas extranjeros.

La cifra exacta se eleva a los US$5.029 millones, que se lograron materializar con empresas provenientes de Estados Unidos, China, Canadá, Suiza, Francia, Singapur, Japón, Suecia, Perú, Turquía, España, Italia, Chile, Portugal, India y Reino Unido, entre otros. “Hoy ya tenemos los ojos de grandes empresas a nivel mundial en nuestro proceso energético (…) Estamos listos para convertirnos en el sector más importante de inversión para el país en los próximos años”, destaca Germán Corredor, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Energías Renovables (SER Colombia).

Una de las multinacionales que pisa duro en Colombia es la asiática Trina Solar. La organización china, fundada en 1997, de propiedad del magnate Gao Jifan, quien tiene una fortuna de US$2.200 millones, según Forbes, se hizo a tres proyectos en Colombia en octubre de 2019 en Córdoba, Valle del Cauca y Tolima. Amplió así su portafolio de proyectos en Latinoamérica, Europa y Asia, y anunció formalmente una inversión de US$300 millones para el desarrollo de estas iniciativas.

Muy a la par, EDP Renováveis, el cuarto productor de energía eólica en el mundo, cuyo accionista mayoritario es Energías de Portugal (EDP Group), entró a Colombia tras ganar dos contratos de 20 años. Se trata de Alfa (212 MW) y Beta (280 MW), iniciativas que están en desarrollo en La Guajira con un importante avance en su ejecución.

La empresa apuesta por seguir ratificando su interés en Colombia, por lo que fuentes del sector le confirmaron a Forbes que podría participar en la próxima subasta que prepara el Gobierno en el país.
En esta misma situación se encuentra incluso, EDF (Électricité de France), el principal distribuidor energético del país europeo, que arribó al territorio nacional hace dos años, con el interés de licitar por un par de proyectos. No les asignaron ninguno, pero estableció sus oficinas en Colombia, según le dijo a Forbes el ministro de Minas y Energías, Diego Mesa.

Lea también: Colombia firma ‘alianza’ con Dinamarca para impulsar las energías renovables

Aunque la francesa Greenyellow llegó a Colombia hace ocho años, ya se está abriendo campo entre los gigantes del sector. La multinacional, que ha desplegado toda su operación en 17 países, bajo la dirección del Grupo Casino, hoy también dueño de Almacenes Éxito, tiene una ambiciosa estrategia de cara a la revolución energética en la que se siguen consolidando los gigantes del país y las firmas internacionales. En diálogo con Forbes, Rodolphe Demaine, CEO de Greenyellow para Colombia y Panamá, explica que la inversión para el año pasado era de US$150 millones. Sin embargo, “a pesar del impacto del covid-19, ese monto se incrementó a pedido de nuestros inversionistas para alcanzar los US$200 millones hasta 2023”.

“Nuestra apuesta es simple: demostrar a los grandes consumidores de energía que pueden reducir su consumo o sustituirlo de forma sostenible sin tener que invertir y pagándose a partir de sus propios ahorros”, advierte Demaine, a lo que agrega: “Eso es transición energética y queremos ser el impulsor de ese cambio en Colombia”.

Todas estas baterías que ya se mantienen encendidas en la industria muestran las bondades del sector y los miles de millones que están listos para su ejecución. De ahí a que ya no solo se están gestando nuevos millonarios en el mundo con este negocio, sino además de que se está viendo a Colombia como un polo de desarrollo de energías no convencionales.

Se democratiza la energía

En la escena de los grandes jugadores en Colombia, un grupo de emprendedores ya se abre paso en una industria que no para de crecer. Con sus startups buscan democratizar el acceso a las energías limpias, al mismo tiempo que prometen mayor eficiencia de costos y ahorro.

Lea también: Top 100 | Neu Energy: Energía limpia con disrupción

Se trata de apuestas como Neu Energy, Solenium, Suncolombia, Erco y Kingo Energy, las cuales desde sus diferentes modelos de negocio buscan acercar, facilitar y promover la energía solar. De fondo, prometen ayudar a revolucionar y consolidar esta industria, que aún con muchos retos vislumbra una ventana de oportunidades en los próximos cinco a 10 años.

Seguir Leyendo

Editors' Picks

Vacunas contra el cáncer, VIH y tuberculosis, los trabajos del multimillonario de BioNTech

El científico habló sobre qué podría pasar si la vacuna del Covid se inyecta en tres dosis, por qué es importante encontrar formas más estables de almacenamiento y en qué otras enfermedades se encontraban trabajando antes de la irrupción de la pandemia.

Publicado

on

Uğur Şahin es un científico de corazón: el cofundador y director ejecutivo de BioNTech preferiría estar en el laboratorio que en casi cualquier otro lugar. El inmigrante turco de modales apacibles, que se mudó a Alemania con sus padres a los 4 años, tiene más la vibra de un profesor universitario que el de un CEO de alto poder de una compañía de capitalización de mercado de US$ 27.000 millones.

De hecho, es profesor, y lo fue en la Universidad de Mainz durante más de 20 años. Todavía va en bicicleta al trabajo todos los días desde su apartamento en Mainz porque él y su esposa no tienen automóvil, y todavía se lo puede encontrar a menudo en los laboratorios de su empresa. Pero la asociación de su compañía con Pfizer convirtió a BioNTech en una de las biotecnológicas más importantes del mundo gracias al desarrollo conjunto de la primera vacuna autorizada contra el COVID-19. Ese éxito también convirtió a Şahin en multimillonario, con un patrimonio neto de US$ 4.800 millones. 

Lea también: Con nuevo lote, Colombia ha recibido casi 1 millón de vacunas Pfizer

La compañía, cuya vacuna ya se administró a millones de personas, estima que puede fabricar 2.500 millones de dosis de la vacuna para fines de este año, lo suficiente para proteger a más del 15% del mundo de la enfermedad mortal. Todo esto aceleró el crecimiento de la empresa biotecnológica. Ahora cuenta con más de 1.900 empleados en dos continentes, 600 de los cuales fueron contratados desde 2019.

Los ingresos, por su parte, aumentaron casi un 350% en 2020 en comparación con el año anterior. Sus ingresos proyectados de las vacunas de COVID-19 en 2021 son de US$ 11500 millones. El triunfo de la vacuna, dice Şahin, “nos motiva a utilizar el éxito para acelerar aún más nuestros otros programas”.

Sus sueños: 

Vacunas Covid 2.0

La vacuna BioNTech-Pfizer covid-19 se administró a más de 200 millones de personas en más de 65 países, pero las empresas planean seguir ajustando y probando la vacuna. Aunque el final de la pandemia puede estar a la vista, el creciente número de variantes de COVID-19 es un obstáculo importante para ese objetivo. Algunas de estas variantes ya demostraron ser más contagiosas, más mortales y menos afectadas por las vacunas. Si bien la vacuna BioNTech es eficaz contra la variante B.1.1.7 que se descubrió por primera vez en el Reino Unido, es posible que no sea tan potente contra la variante B.1.351 que ahora domina Sudáfrica.

En su informe anual, BioNTech dijo que planea hacer ensayos clínicos para probar su vacuna contra diferentes variantes, y puede desarrollar nuevas versiones de su vacuna que sean más específicas para ellas. La compañía también está analizando si una tercera inyección de refuerzo 6-12 meses después de la segunda dosis de la vacuna puede aumentar la inmunidad. “Ya sabemos que nuestra vacuna previene la hospitalización y la muerte de las personas”, dice ?ahin, “este es, por supuesto, un logro maravilloso, maravilloso”.

Lea también: Vacuna de BioNTech/Pfizer es eficaz contra variantes británica y sudafricana

En este momento, la vacuna solo está autorizada en los EE.UU. y otros países para personas de 16 años en adelante, pero un estudio reciente mostró que la vacuna es 100% efectiva para prevenir enfermedades en adolescentes de 12 a 15 años de edad. Todavía se está realizando un estudio en niños aún más pequeños. 

Los científicos también planean probar fórmulas más estables de la vacuna de ARNm actualmente frágil que debe almacenarse a bajas temperaturas. Además de desarrollar versiones nuevas y más robustas de la vacuna, también están buscando una forma única de transportarla: liofilizándola. Si tiene éxito, esto podría significar expandir el lanzamiento de la vacuna BioNTech-Pfizer a países de bajos ingresos con menos infraestructura.

Lucha contra el VIH y la tuberculosis

El COVID-19 no es el único virus contra el que está luchando BioNTech. En 2019, BioNTech anunció una asociación de US$ 55 millones con la Fundación Bill y Melinda Gates para desarrollar nuevos tratamientos para el VIH y la tuberculosis. La vacuna contra el VIH actualmente implica el uso de ARNm para cebar las células T dentro del cuerpo y combatir el virus si se encuentra. Hasta el momento, estos tratamientos aún se encuentran en etapas preclínicas.

U?ur ?ahin y Özlem Türeci cofundaron BioNTech en 2008.
Şahin y Özlem Türeci cofundaron BioNTech en 2008.

Nuevas vacunas para tratar el cáncer 

BioNTech no es la primera empresa de biotecnología de Şahin. Esa fue Ganymed Pharmaceuticals, que cofundó con Türeci para desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer. La compañía fue vendida a la compañía farmacéutica japonesa Astellas en 2016 por US$ 1400 millones. Pero la experiencia de ?ahin con pacientes con cáncer como oncólogo lo mantuvo motivado para encontrar mejores tratamientos contra la enfermedad. Antes de la pandemia, la investigación de BioNTech se centró en cómo el sistema inmunológico interactúa con el cáncer. Cuando comenzó a investigar, Şahin, “una pregunta clave para nosotros fue por qué fallan tantos tratamientos contra el cáncer y cuál es la causa principal”. 

Uno de los productos más avanzados de la empresa es una vacuna personalizada. Se desarrolla utilizando muestras de tejido canceroso de un paciente, identificando los distintos marcadores genéticos en ese cáncer y utilizando ARNm para estimular la respuesta inmunitaria del paciente para que ataque esos mercados. En esencia: el ARNm entrena su propio sistema inmunológico para matar el cáncer específico en su cuerpo.

?ahin dice que la compañía se encuentra actualmente en ensayos clínicos de fase 2 con dos de sus vacunas contra el cáncer. “Podría haber una probabilidad significativa de que obtengamos nuestros primeros productos de ARNm del cáncer para su aprobación en 2023 o 2024”, dice. 

Siga toda la información de actualidad en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado