Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Reforma laboral | Estas son las propuestas que no deberían incluirse

Más allá de la tributaria, una posible reforma laboral entra dentro de los debates más relevantes para reactivar el empleo. ¿Qué no agregar?

Publicado

on

Foto vía Unsplash

Además de la tributaria, una posible reforma laboral es uno de los debates más relevantes para la reactivación del empleo en el país, después de la debacle que ha traído el coronavirus a millones de trabajadores, en especial a las mujeres y jóvenes. Ahora, ¿cómo se debe hacer? Para sumar a la discusión, Forbes consultó a seis expertos sobre cuáles son las líneas verdes, amarillas y rojas que tiene este tema.

En este artículo se destacan las propuestas que no, según el criterio de los expertos, debería incluir una próxima reforma laboral:

Cristina Fernández, investigadora de Fedesarrollo

El sistema legislativo laboral colombiano es muy rígido y complejo. Existe una tentación muy grande a crear vericuetos legales para adaptar la realidad al statu quo legal. Este es el caso de los proyectos de Ley que establecen sistemas de seguridad social alternativos para los trabajadores de plataformas digitales.

Estos proyectos proponen la creación de reglas arbitrarias con incentivos cruzados que pueden terminar en innovadoras formas de evasión, arbitrajes regulatorios, y en restricciones a la creación de empleo. La prioridad debe ser simplificar el sistema laboral legislativo para adaptarlo a la realidad, y no lo contrario.

Lea también: ¿Urge reforma laboral para bajar el desempleo a un dígito en Colombia?

Es muy importante que no prosperen las reformas que pretenden dar incentivos a la contratación laboral en los sectores más afectados por la pandemia y castiguen a los sectores más beneficiados.

Aún no es posible saber si los cambios que trajo la pandemia son transitorios o permanentes, y medidas de este tipo pueden minar la transformación productiva que requiere el país.

Mauricio Olivera, exviceministro de Trabajo y director de Econometría

  • Suponer que el efecto de la reducción de costos genera nuevos empleos. La experiencia internacional y literatura especializada han mostrado que los costos generan transiciones entre formalidad e informalidad, más que nuevos empleos.
  • Suponer que lo que está plasmado en una ley se cumple. Es necesaria la voluntad política de todos los actores -empresarios, gobierno central y gobiernos locales, trabajadores, centros de formación- para hacer efectiva la formación para el trabajo que aumente la productividad.
  • Aumentar los costos laborales.

Lea también: Toda crisis genera reformas

Diana Cárdenas, exviceministra de Protección Social y cocreadora servicio público de empleo

Frente a la propuesta de eliminar las contribuciones de los independientes o sustituir las contribuciones de los empleadores para los asalariados con salarios superiores a 10 mínimos, considero que no es el momento para discutirlo.

Una decisión de este orden, si no se quiere poner en riesgo la financiación del sistema de salud, el cual beneficia al 95 % de la población, requeriría una sustitución con recursos de impuestos generales y territoriales que frente a las cifras de déficit fiscal mostrada por el Gobierno hace esta propuesta inviable y riesgosa para el sistema de salud.

Lea también: 2021: ¿Rebote económico implica más empleo?

Cesar E. Tamayo, decano de economía y finanzas de la Universidad Eafit

  • Una renta básica universal no focalizada porque cualquier iniciativa de renta básica debe priorizar la entrega de recursos a los hogares con mayores niveles de pobreza o vulnerabilidad (según Sisbén IV, por ejemplo).
  • Un aumento en las tasas de cotización al sistema de pensiones con el propósito de obtener recursos para cubrir el déficit que existe entre las mesadas de los pensionados del régimen de prima media y las cotizaciones de los afiliados a Colpensiones porque esto profundiza un régimen que ya es regresivo -es decir, que perjudica a los más pobres y beneficia a los de más altos ingresos- y que no es sostenible.

Lea también: Reforma pensional, entre las ocho sugerencias para que el país sea competitivo

Percy Oyola Palomá, presidente encargado de la Confederación General del Trabajo (CGT)

No deberían incluirse las propuestas de la Misión de Empleo, constituida por el Gobierno en agosto de 2020. Primero, porque se convocó a un grupo de expertos que piensan igual que el Gobierno y el sector empresarial, eso significa que no se sintonizan con el pensamiento o la opinión de los trabajadores.

Segundo, porque el movimiento sindical estuvo ausente de la discusión. La razón de nuestro retiro fue la expedición del decreto 1174 de 2020 que incluye trabajo por horas y plantea ingresos a los trabajadores inferiores al salario mínimo y que trae un mal llamado Piso Mínimo de Seguridad Social que no solamente es insuficiente, sino que es inferior a los criterios que sobre este tema ha definido la OIT.

Lea también: Demandan el decreto que reglamenta el piso de protección social en el país

Clara López, exministra de Trabajo

Los contratos de trabajo por horas del decreto 1174 de 2020, reglamentario del Plan Nacional de Desarrollo, constituyen una precarización laboral extrema que no debe admitirse. Esta nueva modalidad de contratación laboral exime al empleador de pagar las contribuciones patronales hacia la seguridad social y elimina en la práctica el salario mínimo legal.

Denominado internacionalmente “contrato cero”, el trabajador queda a disposición del empleador durante toda la jornada laboral o incluso las 24 horas, trabaja horarios aleatorios, siempre por debajo de la jornada completa (tiempo parcial), y debe ahorrar hacia un estipendio que reemplaza la pensión. Esta última es subestándar y consiste en la afiliación obligatoria al programa de Beneficios Económicos Periódicos, política asistencial del Estado.

Lea también: Los efectos que tendría el piso de protección social en las mujeres

La salud es la del régimen subsidiado al que ya el 98 % de los colombianos están afiliados con cargo al presupuesto nacional y se le otorgará al trabajador un microseguro de riesgos laborales, el cual seguramente manejarán las ARL que, con excepción de una pública son privadas, por una buena comisión que en unos años habrá consumido el multimillonario fondo de riesgos laborales adscrito a Mintrabajo.

Se trata de la derogatoria de facto del contrato laboral en una coyuntura en que las empresas han desvinculado personal y reducido sueldos. El reenganche vendrá a otro precio. En vez de contrato de trabajo se introduce esa figura totalmente inconstitucional de superexplotación laboral.

Encuentre aquí las otras propuestas de los expertos (lo que quizás incluir y lo que no)

Reforma laboral | Estas son las propuestas que quizás podrían incluirse según expertos

Reforma laboral | Estas son las propuestas que sí deberían incluirse según expertos

Publicidad
Publicidad