Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

‘Hay confianza inversionista para que sigan creciendo las energías renovables’

Eduardo Jaramillo, CEO de General Electric Colombia, habló con Forbes sobre el desarrollo de los proyectos de energía renovable, la importancia del gas en la transición y la confianza inversionista que hay para que se siga apostando en esta industria.

Publicado

on

Eduardo Jaramillo, CEO de General Electric Colombia

Desde los últimos seis años, Colombia ha trazado una hoja de ruta para sacar adelante el desarrollo de nuevos proyectos solares y eólicos. Ya se han dado claros incentivos a quienes llegan a invertir en esta industria, pero aún hay cuellos de botella en materia de conexiones y regulación que no permite acelerar la transición.

En este escenario, el país se ha volcado hacía el desarrollo de renovables, dejando a un lado la importancia de las plantas de generación térmica y la necesidad de seguir buscando gas para garantizar la transición. En diálogo con Forbes, Eduardo Jaramillo, CEO de General Electric (GE) Colombia, habla precisamente sobre la necesidad de lograr una complementariedad en el sistema, la importancia de la descarbonización y el papel que jugará el gas natural en todo este ‘boom’ de las energías limpias.

Lea también: General Electric dona 70.000 tapabocas N95 a Colombia

Según dice, “hay confianza inversionista para seguir creyendo en las renovables”, pues se han dado mecanismos claros para que nuevas empresas apuesten por esta industria, que, según el Gobierno, prevé jalonar la reactivación económica del país.

¿Cuál es el papel que está jugando GE en Colombia y cuál es la visión que se tiene en la transición energética?

Lo que hemos procurado hacer en Colombia y en los países donde operamos es tener una visión que esté de acuerdo a las capacidades de los países. Es muy distinto pensar cómo debe ser la matriz de un país como Colombia, que tiene los recursos hídricos y ahora nuevos recursos naturales para explotar las energías renovables no convencionales, pero igualmente que está también muy bien posicionado en combustibles fósiles. La situación es muy distinta a Estados Unidos, donde se cuenta con recursos energéticos totalmente diferentes.

La gran apuesta que hace normalmente GE es no empujar tecnologías, sino por el contrario trabajar de la mano de los países para encontrar cuál es esa matriz energética adecuada para cada lugar, buscando unos principios básicos de que sea una matriz confiable. Uno no puede lanzarse todo para una punta o la otra, sin pensar en que sea confiable para gente, porque la gente no puede tener intermitencia en su servicio de energía.

Hay que buscar que estos recursos hagan sostenible al sistema, y por eso depende de cómo están los recursos naturales en cada uno de los países. En el caso de Colombia, se deben mirar cuáles son los recursos naturales adecuados para la matriz energética sustentable.  A partir de eso, se empiezan a identificar distintas oportunidades, y es ahí donde en las oportunidades, por ejemplo, está la descarbonización.

(…) Hace unos seis años en Colombia decíamos okey, ¿Cuál es el siguiente paso? Las renovables no convencionales parecían ser el camino adecuado y la moda de adecuada, sin embargo, los costos todavía no eran competitivos frente a los que teníamos en hídrico y gas. Ahí se empezó toda esta discusión sobre cuál debía ser esta nueva visión de la matriz energética y a través de ese trabajo y revisando los costos de energía que se podía dar con las renovables, se empezó a ver que, por si solas, la renovables no convencionales podían ser competitivas en el mercado colombiano.

Lea también: Los 10 multimillonarios más ricos de la energía verde en 2021

La Guajira fue concebida como el futuro y se dio la primera subasta. Esos contratos de largo plazo eran factores fundamental para que se pudieran dar las energías renovables no convencionales. Muchos de los que se atrevieron hacerlo, no necesariamente eran jugadores que tenían la capacidad financiera para sus proyectos. Entonces la forma de hacer el cierre financiero era con contratos de largo plazo. Todo eso ha llevado a que tengamos una visión de más largo plazo, pero donde también decimos: cuidado, porque uno no se puede volcar todo hacia una sola nueva tecnología, porque o sino se podrían ver problemas de confiabilidad. 

Nosotros, desde GE, decimos acompañar a los países a que esta transición hacia renovables lo hagan sin abandonar la confiabilidad del sistema. La confiabilidad la sigue dando la generación térmica, pero una generación térmica a gas, que cada día trae nuevas tecnologías para menores emisiones.

Inclusive, GE ha invertido en forma importante en que algunas de sus turbinas, no todas, para que se puedan correr con combustibles más limpios o de cero generación de carbón como el hidrogeno.

¿Cuáles cree que son los cuellos de botella en toda esta revolución energética?

Hace cinco años era que el costo de las renovables era muy alto y luego era que las redes de transmisión no están listas. Nuestro trabajo es ayudar a desarrollar la visión futura de subestaciones, para que en el momento que tengamos esa capacidad de generación, pues estén las líneas de transmisión. Ese es el gran reto para Colombia.

El tema es que la segunda ola de generación eólica en La Guajira únicamente va a ser viable si tenemos una nueva línea de transmisión, lo que se llama Colectora 2 en los planes de la Upme. Se han hecho varios estudios porque en la medida que las distancias sean de 500 a 600 km es más complejo el tema. Son muchos kilómetros para tener licencias, entonces eso debe ser ya.

Jaramillo tiene más de 20 años de experiencia en diversos sectores como energía, químico, metalúrgico y minero. Ha ocupado cargos de gerente, director comercial, director de estrategia global y financiero, y gerente regional en Sudamérica, México y Estados Unidos en compañías como GE, The Dow Chemical Company, Rohm and Haas Company, SCR Sibelco y West Arco.

Lo explicó así porque si la Upme no sale adelante, pone una mesa sobre cuál va a ser la tecnología y saca los prepliegos, es posible que en ocho años no estemos viendo la segunda ola de renovables en La Guajira. La línea de colectora 1 la empezamos a discutir en 2016 y estamos en el 2021 y se habla que esa línea puede que esté en el 2023. Estamos hablando de ocho años. Y eso que es una línea de 300 kilómetros.

Lea también: Energías renovables: ¿Quién está detrás de los grandes proyectos en Colombia?

Varios proyectos asignados en la subasta de renovables quedaron para entrar este año. ¿Si está toda la tecnología para que los proyectos entren al sistema, es decir, para que se conecten los proyectos con el mercado nacional?

Sí. La ventaja de este tipo de tecnologías, que se van a utilizar en La Guajira, es que son convencionales, disponible alrededor del mundo. En general, el mercado de proveedores de tecnología está a la vanguardia y puede cumplir los tiempos y plazos. Nosotros somos los proveedores de esa línea (Colectora 1). Venimos trabajando en los cronogramas como se han establecido y se vienen cumpliendo los cronogramas desde el punto de vista de tecnología.

Sí entendemos que posiblemente hubo retos grandes por cuenta de la pandemia para cerrar las consultas, pero esperamos que las cosas se vayan resolviendo por el bien de La Guajira y el país, que requiere de esa inversión y esa generación eólica importante. 

Se viene una tercera subasta de renovables y ya se habla de esa segunda ola de proyectos eólicos. ¿Todos los incentivos están dados para que las empresas inviertan en Colombia?

Yo estoy absolutamente confiado en que no solamente hay confianza inversionista en las energías renovables, sino que los mecanismos que se están dando permiten que se siga creciendo en las energías renovables no convencionales. Dependiendo de los tiempos, se verá si serán más solares, que eólicas. Sin embargo, hay inversionistas y desarrolladores muy serios que buscan una nueva oportunidades en Colombia. 

El Gobierno habla de electrificar la economía. ¿Realmente con todos estos recursos solares, eólicos, hídricos, con proyectos de geotermia e hidrógeno se puede construir una agenda que permita incluir esos recursos a la matriz energética?

Yo creo uno no debe traer más tecnología, más diversificación, sin que haya mayor consumo. Eso no necesariamente es una salida. El país tiene que buscar hacerse competitivo en todo, y no solamente en el costo de la energía para atraer industrias y que se acelere el consumo. A través del aumento real del consumo, uno puede ver cuál debe ser ese futuro de la matriz.

Y ahí es donde nosotros decimos: ojo, la confiabilidad del sistema la debe dar en gas. Para los siguientes 10 o 15 años, la firmeza de la matriz la dará el gas hasta que no se resuelva qué otros combustibles se pueden utilizar. Muchas veces no es que haya una nueva tecnología de generación, es que con los recursos que tengo hoy, hago una generación más responsable, de menos emisiones. Ese es el trabajo que tenemos todos.

Lea también: Cómo Colombia traza una agenda para reactivar su economía con las energías renovables

Nos podríamos a meter hablar de carbón. Uno dice estamos un poco alejados del carbón, pero Colombia es un país que produce carbón, que exporta carbón. El mundo sigue siendo 40% o 50% de generación carbón. Entonces la obligación de los tecnólogos es que haya menores emisiones, y que haga una descarbonilación real. Eso ha sido una realidad en las plantas de carbón. El nivel de emisiones a lo que es la última tecnología deja ver, claramente, el compromiso que se ha tenido para reducir las emisiones. 

Con esta transición energética, ¿qué papel va a jugar el carbón?

Yo creo que indudablemente desaparece de la matriz, pero estoy hablando en 40 o 50 años. El mundo va seguir dependiendo de carbón, solamente que se va a construir menos nuevas, entonces si hace 5 años tenía 100 kilos, hoy en día tenemos 20, es un ejemplo, pero se complementará con las nuevas tecnologías.

El Gobierno ha dicho más o menos que hay 8 años en reservas de gas. ¿Se debe acelerar la búsqueda de este hidrocarburo que complementará la transición energética?

El gas seguimos creyendo es indispensable no solamente para generación eléctrica, sino para cualquier ciudadano. Los países tienen que tener los recursos asegurados con contratos. Hoy no veo que haya un remplazo claro. Sería por hidrógeno, pero no en ell corto o mediano plazo. En el caso de Colombia, se tieen seguir buscando los recursos ya existentes, como los nuevos descubrimientos costa afuera, que permitirán darle una seguridad energética al país. Colombia tiene que mostrar que tiene reservas y aumentar esa capacidad de gas.

¿Cuánto está invirtiendo GE para adaptarse a las nuevas tecnologías?

Históricamente, GE ha sido una empresa innovadora, pues un volumen muy alto de los recursos indudablemente se van en eso. La apuesta ha sido a eso: buscar que nuestras emisiones sean balanceadas, es decir, tengamos cero emisiones en el 2030. Igualmente, estamos trabajando para que nuestras tecnologías y clientes puedan tener tecnologías para mejorar la eficiencia y el consumo. No entregamos cifras, pero son siempre varios millones para una compañía que vende 100 billones de dólares.

Lea también: General Electric despedirá 13.000 empleados de su negocio de aviación

¿Qué ejes de trabajo maneja la empresa en planes de sostenibilidad?

Indudablemente el tema de descarbonización es un tema que mantenemos en nuestra agenda. Nos enfocamos en reducir al máximo el menor consumo de energía y de agua. Y luego, trabajar de la mano de las comunidades donde estamos actuando. 

¿Cómo está la operación de Colombia frente a los países de la región?

Yo creo que Colombia es tal vez uno de los países más estables para GE. En Colombia, el sector eléctrico ha sido manejado de una forma responsable, y ya hace 30 años ha logrado mantener un flujo de inversión acorde con su demanda. Colombia se comporta de una forma consistente en el tiempo, entonces va bien.

Negocios

Universidades de Colombia piden un ‘gran pacto social incluyente’ para salir de la crisis

Rectores de la Universidad Nacional, Javeriana, Externado, Antioquia, los Andes, Tecnológica de Pereira y del Valle le pidieron al país fortalecer el diálogo y crear soluciones a temas estructurales y urgentes.

Publicado

on

Universidad de los Andes.

Rectores de varias universidades del país emitieron una misiva para reconocer el movimiento social en curso y hacer un llamado a construir un gran pacto fiscal y social que le permita a Colombia salir de la crisis por la que atraviesa.

La misiva, firmada por los rectores de la Universidad Nacional, Javeriana, Externado, Antioquia, los Andes, Tecnológica de Pereira y del Valle, advierten que se debe fortalecer el diálogo amplio, inclusivo y honesto, alrededor de temas estructurales y urgentes que requieren soluciones construidas como parte de un gran pacto social.

“Queremos contribuir a la agenda de discusión nacional proponiendo los siguientes temas estructurales: Un pacto fiscal y desarrollo económico y social incluyente. Es indispensable proponer e implementar una política fiscal, fruto de amplios acuerdos sociales y políticos, vinculada a los derechos de las poblaciones, especialmente de las más vulnerables, y que contribuya a la reactivación económica del país y al desarrollo sostenible y con equidad de los territorios”, dice el documento.

Lea también: Crisis social genera millonarias pérdidas y desabastecimiento de alimentos

Los rectores de las universidades también piden garantizar el derecho a la salud y el sistema de salud. “A partir del reconocimiento de las debilidades del sistema de salud del país, argumentan que se debe buscar mecanismos que garanticen el acceso universal, equitativo y de calidad a la salud pública colectiva e individual”.

Otro de los puntos que se tocan es la implementación plena de los Acuerdos de Paz como condición de convivencia democrática. “Es indispensable avanzar en las reformas políticas necesarias para cumplir con lo pactado en el Acuerdo y defender el derecho a la paz de todos los colombianos”, dicen los rectores, y agregan: “Esto requiere hacer real la participación ciudadana en la construcción de la nación, la protección de la vida de líderes y lideresas sociales y reincorporados, el desarrollo rural con un enfoque territorial y la construcción de Estado en los territorios”.

Se concluye que las instituciones de educación superior estarán atentas a asumir colaborativamente la construcción de una agenda de futuro para el país. “Invitamos a las universidades públicas y privadas y a la comunidad académica nacional a buscar convergencias para proponer soluciones a la actual crisis que vive nuestra sociedad y construir una Colombia en paz, democrática, equitativa, incluyente y comprometida con el desarrollo sostenible”.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo

Negocios

Las 10 empresas que apostaron por un cambio de imagen en 2021

Varias empresas han anunciado nuevos cambios en su imagen de cara a los retos que se enfrentan a los próximos años. En concreto, se busca ajustar a las nuevas realidades del mercado como sostenibilidad, electrificación, cambio climático y transparencia.

Publicado

on

Nuevo logo de Telefónica.

Ya sea por unos nuevos objetivos, simplificación de estructuras organizacionales o el compromiso por la sostenibilidad y el cambio, varias empresas han renovado en los últimos meses su imagen de cara a la recuperación económica que se prevé no solo en Colombia, sino en el mundo.

Argumentando que son decisiones que van en línea con las estrategias a mediano y largo plazo, se trata de nuevas imágenes corporativas que se han ajustado a las nuevas realidades del mercado y la intención de continuar la internacionalización de los negocios.

Así incluso lo explicó hace un par de semanas Alpina, que defendió su nuevo ‘look’ con el propósito de construir y aportar a un mundo más sostenible. “Esto refleja la convicción de seguir llevando nutrición a todos los rincones de Colombia, con conciencia del entorno, por la sostenibilidad social y ambiental, y conservando los sabores que los han caracterizado durante 75 años”, dijeron.

Lea también: Alpina renueva su imagen y se compromete a comprar leche local

Alpina

Tomado de brandemia.org

Aes Colombia

La empresa de energías renovables anunció el cambio de imagen esta semana y aseguró que viene viene acompañado de los valores corporativos de la organización: seguridad, altos estándares y todos juntos. “Este cambio de marca nos va a permitir seguir liderando la transición energética en Colombia y a transmitir el mensaje que queremos a todos nuestros grupos de interés: que somos una compañía de vanguardia, con soluciones de energía que involucran la más alta tecnología y un portafolio 100% renovable”, dijo Federico Echavarría, gerente general de AES Colombia.

Bancolombia

Bancolombia anunció su cambio de imagen, argumentando que se busca calar en todos los países en los que opera y manifestar “un compromiso con el cambio”. “El negro y el blanco se nutren de seis colores vibrantes que permiten ampliar nuestra mirada libre de sesgos sin fronteras”, le dijo a Forbes hace unas semanas Adriana Arismendi, vicepresidente de mercadeo y ventas digitales del Grupo Bancolombia. “Estamos asumiendo una nueva forma de expresar nuestra esencia de una forma más simple, transparente, evolucionando desde adentro”.

Lea también: Bancolombia se despide de la bandera colombiana al renovar su marca

AKT

AKT Motos estrenó logo a principios de este año después de más de 15 años sin ningún cambio. La empresa eliminó el pegaso en el logotipo de la marca para transmitir una imagen más “dinámica, fresca, a la vanguardia, cercana a los colombianos y acorde con la evolución de sus 17 referencias de motos”.

Telefónica

Telefónica presentó a finales de abril su nueva identidad corporativa que refleja la nueva el plan estratégico al que le apuesta. Esta hoja de ruta se ve fortalecida ahora por una imagen que captura, según la empresa, el liderazgo, el potencial y la visión de futuro de la compañía.

El cambio de logo se da luego de más de 20 años. El anterior logotipo llevaba vigente desde 1998 y la idea era crear una nueva imagen que “responde precisamente al deseo de querer expresar visualmente la transformación y el liderazgo”.

 123Seguro

La insurtech 123Seguro anunció una nuna nueva imagen de cara a la expansión que planea en Argentina, Brasil, Chile y Colombia. A poco de cumplir 10 años, lanzó una imagen que enfatiza las fortalezas y refleja sus valores comerciales centrales.

Burger king

Burger King anunció hace 4 meses que rediseñó su marca, incluido el logo de la compañía, sus restaurantes y el empaque de los alimentos, para reflejar mejoras como la eliminación de conservantes. En su momento, Fernando Machado, director de marketing global de Restaurant Brands International, propietario de Burger King, dijo: “Hemos estado haciendo mucho en términos de calidad y experiencia de los alimentos“.

Xiaomi

El rediseño de Xiaomi llega con el objetivo de reforzar el posicionamiento de la marca en el negocio de alta gama de smartphone. Asimismo, en la búsqueda de aumentar el conocimiento de la marca por parte de sus audiencias a través de esta nueva imagen.

General Motors

General Motors renovó su imagen al anunciar que le apuntará a la electrificación, y a la renovación de los modelos de su portafolio. La imagen se impulsará este 2021, pues se busca consolidar a nivel mundial el uso de vehículos electrificados.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.
Seguir Leyendo

Negocios

Cómo Unilever busca conquistar Centroamérica y el Caribe desde Colombia

Una serie de fusiones y adquisiciones han convertido a Unilever en un gigante fabril en Colombia. Tras una millonaria inversión en su planta de Palmira, Valle del Cauca, buscan abrirse paso a nuevos mercados de Centroamérica y el Caribe.

Publicado

on

Andrés González, presidente de Unilever Colombia | Cortesía: Unilever.

El 30 de junio de 1999, a pocos meses de empezar un nuevo siglo, la multinacional Unilever dio quizás uno de los primeros pasos para afianzarse en el mercado colombiano: adquirió la firma Varela S.A, una empresa especializada en la producción de artículos para el aseo con sede en Cali. Años después, sorprendió con el pago de US$215 millones por el negocio de detergentes de Colgate-Palmolive y en 2017 finalizó su serie de adquisiciones con la compra de la línea de aseo personal de Quala.

La aprobación de estos tres grandes negocios bastaron más que las varias movidas estratégicas que hizo la compañía desde su llegada a Colombia en 1948. Fueron la antesala, incluso, para la consolidación de la multinacional anglo-holandesa en el Valle del Cauca y la ampliación de sus operaciones en todo el país. Hoy, ya son más de 30 marcas en su portafolio, con productos que se cuelan en quizás la gran mayoría de los hogares colombianos: Knorr, Fruco, Lipton, Maizena TRESemmé, Dove, Rexona, Savital, Axe, Pond’s, Lux y Sedal, entre otros.

“En este momento ya hablamos de 150 millones de euros que la compañía ha invertido en la planta de Palmira, en el Valle del Cauca”, le cuenta a Forbes Andrés González, presidente de Unilever Colombia. “Desde hace un tiempo hemos reforzado nuestra capacidad productiva: compramos la planta de la familia Varela, el negocio de Colgate, y el cuidado personal de Quala. Esas compras de portafolio implicaron una construcción de capacidad productiva nueva”.

Andrés González tiene una experiencia de 18 años en organizaciones de consumo masivo. Llegó a Quala en 2003 y avanzó en diferentes cargos hasta convertirse en Gerente General de Quala Colombia. En 2020, fue designado presidente de Unilever Colombia, siendo el primer colombiano en estar en este cargo.

Con operaciones en 190 países, y más 2.500 millones de clientes alrededor del mundo, la estrategia de la compañía ha llegado a Colombia y se ha materializado en millonarias inversiones en los últimos años. Hace un par de semanas, en plena pandemia, se inauguró la última parte de la ampliación de su planta en el Valle tras una inversión de $160.000 millones.

El objetivo de este proyecto, cuenta González, se centró en ampliar su producción fabril y garantizar nueva capacidad, con más tecnología. “Tomamos unas decisiones y fue traer muchos productos que se importaban a producirlos localmente, en particular las marcas de champú y Dove”, dice el presidente y agrega: “Hemos pasado de ser importadores, a tener la capacidad para ser exportadores de esas marcas a geografías como Ecuador, Perú, Venezuela. Incluso, algunos de estos productos llegando hasta Centroamérica”.

Esta renovada planta, en la que se sumaron más de 600 empleos más, le permitirá a la empresa más de 80.000 toneladas de capacidad productiva, así como un aumento de 135% en las ventas al exterior a países como Bolivia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Uruguay, entre otros.

Lea también: Unilever abriría planta en América Latina para fabricar carne vegetal

Con esta operación, la multinacional anglo-holandesa busca entonces convertir a Colombia en un ‘hub’ exportador para la región Andina, Centroamérica y El Caribe. González explica que ya hay “un interés muy grande” para entrar desde el país a estos mercados de Centroamérica, pues hoy es atendido desde México por algunas desventajas arancelarias.

“Estamos trabajando con el Gobierno Nacional, con el Ministerio de Comercio Exterior y con ProColombia para mejorar la posición exportadora del país en términos arancelarios. Somos un mercado muy competitivo en términos de eficiencia y hemos hecho unas inversiones importantes en automatizaciones”, dice el presidente de Unilever, quien hoy tiene a cargo más de 1.600 empleados y la estrategia de exportación a casi una docena de países. “Estamos trabajando para que en la medida que Colombia mejore sus aranceles para estos destinos, Unilever puede seguir aumentando su calidad de exportador”.

Aunque desde la empresa no relevaron planes de inversión por políticas de confidencialidad, González advirtió que tras las adquisiciones en Colombia, las ampliaciones en el Valle y la apertura de nuevos mercados, apuestan por seguir creciendo en medio de la recuperación económica a través del e-commerce.

En 2020, Unilever, al mismo ritmo que varios sectores que volcaron su estrategia por este canal, elevó sus ventas por e-commerce en más del 30%. Dice González que se espera que este crecimiento siga apalancado por la estrategia de marketing digital e innovación, por lo que proyecta que para este año se alcance un 30% adicional en ventas digitales.

Unilever ha invertido más de 150 millones de euros en la expansión de la planta de Palmira, Valle del Cauca.

“Somos un país importante en la operación de Latinoamérica. Por su tamaño, Colombia es uno de los países que registra la mejor tendencia”, reconoce el directivo, que agrega que con esta nueva apuesta sin duda lograran consolidar y entrar el mercado centroamericano.

Por ahora, González cree que en este momento no solo hay producto de calidad de exportación, sino también talento colombiano para convertir a Colombia en un país netamente exportador. A la final, su mantra se centra, tal y como lo expresa, en preservar la diversidad y construir líneas de negocio que operen de forma sostenible. “Ese ha sido y continuará siendo mi mayor propósito en esta y todas las oportunidades laborales que puedan abrirse para mi crecimiento profesional”.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.
Seguir Leyendo

Forbes Women

Relevos directivos en Diageo: llegan dos mujeres a liderar la estrategia de la empresa en Colombia

Paula Rey será la directora general de Diageo Colombia, mientras Ana María Vásquez se encargará del marketing e innovación de la compañía.

Publicado

on

Ana María Vásquez y Paula Rey | Diageo Colombia.

Tras el anuncio de Álvaro Cárdenas como presidente de Diageo para para América Latina y el Caribe, la empresa confirmó que Paula Rey llega al cargo de directora general de Diageo Colombia, así como Ana María Vásquez será la nueva directora de marketing e innovación.

Rey cuenta con una amplia trayectoria en la compañía y sube con el objetivo de impulsar la ejecución del plan de acción sobre sustentabilidad para 2030 de la organización. ‘‘Estoy feliz de asumir este importante reto y de llegar en un momento fundamental para Diageo, pues este año empezamos a ejecutar la hoja de ruta de la estrategia 2030, un plan que me emociona liderar por los objetivos establecidos”, dijo la ejecutiva.

Lea también: El colombiano Álvaro Cárdenas será el nuevo presidente de Diageo para América Latina y el Caribe

Este plan, que se encuentra soportado por cuatro ejes principales, planea fortalecer y fomentar el consumo responsable de bebidas, esperando llegar a más de 10 millones de personas en 2030 en Colombia. Asimismo, impulsar la inclusión y diversidad dentro y fuera de la organización, y ser pioneros en la sostenibilidad del grano a la copa.

Vásquez, por su parte, tendrá la dirección del área de marketing e innovación, por lo que buscará seguir posicionando las marcas de la empresa en el negocio local. Vásquez ha trabajado por más de 20 años en áreas comerciales en organizaciones de consumo masivo como Quala, Alpina, Alquería y su último cargo, en meals de Grupo Nutresa.

Es administradora de empresas del CESA con matrícula de honor por desempeño académico y becaria Líder de la Fundación Carolina. Cuenta con MBA del Instituto de Empresas de Madrid y de la Universidad de Carolina del Norte.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.
Seguir Leyendo

Negocios

Ecopetrol se recupera: ganó $3,08 billones en primer trimestre

La utilidad neta de Ecopetrol se recuperó luego de un periodo complejo en los primeros tres meses de 2020 cuando en plena pandemia obtuvo $133.000 millones de utilidades.

Publicado

on

La utilidad neta de Ecopetrol subió a 3,08 billones de pesos (808,5 millones de dólares) en el primer trimestre, frente al mismo lapso del año pasado, por el alza de los precios del crudo y los menores costos de operaciones, informó el martes la empresa.

Entre enero y marzo de 2020 la utilidad neta de Ecopetrol fue de 133.000 millones de pesos.

Las ganancias consolidadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización -Ebitda- subieron un 55,7% a 8,18 billones de pesos (2.145 millones de dólares), frente a los tres primeros meses del año anterior.

Al cierre del primer trimestre la producción alcanzó 675.700 barriles de petróleo equivalentes diarios (bped), una baja de 8,1% en comparación con los 735.100 bped entre enero y marzo del 2020.

Lea también: Foro | Cómo Ecopetrol y Fenoge revolucionan la industria de energías las limpias

“Los resultados operativos y financieros del primer trimestre del año de Ecopetrol son el reflejo de nuestra capacidad de reacción ante la crisis y de superación de la misma de forma eficaz”, dijo el presidente de Ecopetrol Felipe Bayón, citado en un comunicado.

“Hemos demostrado resiliencia y competitividad en un entorno en el que, si bien hay señales de recuperación, aún evidencia riesgos potenciales que requieren permanente monitoreo”, agregó.

Entre enero y marzo las ventas de Grupo Ecopetrol subieron un 14,2% a 17,2 billones de pesos (4.508,1 millones de dólares), frente a los 15,07 billones de pesos en el mismo período del 2020.

Ecopetrol cerró el primer trimestre con posición de caja de 8,05 billones de pesos (2.109,7 millones de dólares), mientras que las inversiones ascendieron 650 millones de dólares, un 31% menos que en igual tramo del año previo.

Reuters

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado