Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Cómo el divorcio de Bill y Melinda Gates se compara con los 5 millonarias rupturas de la historia

Gates se convirtió en el hombre más rico del mundo por primera vez en 1995, un año después de casarse con Melinda, con una fortuna de US$12.900 millones. ¿Cómo se compara su separación con los millonarios divorcios de la historia? Acá las cifras.

Publicado

on

Bill y Melinda Gates, la influyente pareja a cargo de la fundación privada más grande del mundo, se divorcia tras 27 años de matrimonio, según anunciaron ambos por separado a través de Twitter.

Tanto Bill como Melinda se mantendrán como copresidentes de la fundación Bill y Melinda Gates, y continuarán trabajando juntos para moldear las estrategias de la fundación y establecer la dirección de la organización, según comentó un portavoz de la empresa.

El sorprendente anuncio deja muchas preguntas sin resolver sobre la fortuna de los Gates. No está claro cómo dividirán sus activos o si firmaron un acuerdo prenupcial, pero debido al gran tamaño de su fortuna, la separación podría ser uno de los divorcios más costosos de la historia.

Lea también: Bill y Melinda Gates anuncian que se van a divorciar

Bill Gates, que fundó Microsoft en 1975, tiene una fortuna de US$130.500 millones, que lo convierten en el cuarto hombre más rico del mundo según el listado Forbes. Gates se convirtió en el hombre más rico del mundo por primera vez en 1995, un año después de casarse con Melinda, con una fortuna de US$12.900 millones.

Para complicar las cosas, Washington, donde reside la pareja, es un estado de bienes gananciales. Esto significa que todos los activos adquiridos por cada una de las dos partes durante su matrimonio se consideran comunales y deben ser repartidas equitativamente durante el divorcio en ausencia de un acuerdo prenupcial.

Aunque en Washington, las partes pueden acordar dividir sus bienes de forma “justa y equitativa”, lo que puede dar lugar a acuerdos que no sean necesariamente al 50%, dijo a Forbes Janet George, abogada de divorcios de la firma McKinley Irwin, con sede en Washington.

En el caso de Jeff Bezos y su exesposa MacKenzie; Jeff le dio a Mackenzie una cuarta parte de su participación de Amazon en el acuerdo de divorcio. Si Bill y Melinda decidieran dividir la fortuna en partes iguales, Melinda tendría una fortuna de US$65.250 millones, monto que sería superior al de MacKenzie Scott, exesposa de Bezos, que tiene un valor de US$59.800 millones (Scott donó cerca de US$6.000 millones a instituciones de caridad el año pasado).

Forbes reunió una lista de los divorcios de billonarios más caros que se han registrado – al menos en los casos donde pudimos seguir el dinero. En otras separaciones, como la del cofundador de Google, Sergey Brin, y Anne Wojcicki, no sabemos el valor del acuerdo porque los expedientes de divorcio fueron sellados.

Lea también: MacKenzie Scott, exesposa de Jeff Bezos, se casó con un profesor y donará la mitad de su ‘fortuna’

A continuación, podrá encontrar cinco de los mayores acuerdos de divorcio, en orden descendente:

1. Jeff Bezos y MacKenzie Scott: Al menos US$35.000 millones

La pareja se conoció cuando ambos trabajaban en el fondo de cobertura D.E. Shaw en Nueva York. Luego de mudarse a Seattle, MacKenzie le ayudó a Jeff a sacar adelante Amazon. En abril de 2019, anunciaron los términos de su divorcio: Ella recibió alrededor del 4% de las acciones en circulación de Amazon -con un valor de más de US$35.000 millones para cuando se anunció el acuerdo (y mucho más ahora, con las acciones de Amazon subiendo casi 75% desde entonces). Jeff se quedó con la totalidad de la empresa de cohetes Blue Origin y el Washington Post. Una vez finalizado el divorcio, MacKenzie, que cambió su apellido a Scott en 2020 y se volvió a casar en marzo de 2021, se convirtió en la tercera mujer más rica del mundo.

2. Bill y Sue Gross: US$1.300 millones

El complejo divorcio de los Gross acuñó un nuevo multimillonario, pero arrastró a otro. En 2016, Sue solicitó el divorcio de su marido, el fundador de la gestora de activos Pimco, y se marchó un año después con una fortuna de US$1.300 millones. Ese botín incluía una casa de US$36 millones en Laguna Beach y “Le Repos”, un disputado cuadro de Picasso de 1932 que luego vendió por US$35 millones. Mientras Bill intentaba quedarse con uno de sus tres gatos, Sue acabó obteniendo la custodia de todos ellos. Bill perdió su puesto en The Forbes 400 en 2018 tras 14 años consecutivos en la lista. Ambos dirigen ahora sus propias instituciones de caridad.

3. Steve y Elaine Wynn: US$850 millones

Los cofundadores del casino Wynn Resorts se divorciaron (por segunda vez) en 2010.Dicho acuerdo indicaba que Elaine, miembro de la junta directiva de Wynn Resort desde 2002, recibiría 11 millones de acciones que, para entonces, tenían un valor estimado de US$795 millones. Steve también vendió alrededor de US$114 millones en acciones ese mismo año – algunas, si no todas, fueron para Elaine como parte del trato. Luego demandó a Wynn Resorts en 2012 para vender parte de su participación de 9% y fue expulsada del consejo tres años más tarde, en medio de una batalla de poderes.

Para cuando Steve dejó su cargo como CEO y presidente en febrero de 2018, en medio de acusaciones de acoso sexual que ha negado, vendió todas sus acciones. Ahora, Elaine tiene una fortuna de US$2.300 millones y es la mayor accionista individual de Wynn Resorts.

4. Harold Hamm y Sue Ann Arnall: US$975 millones

Después de tres años de amargos procesos judiciales, el magnate del petróleo intentó poner fin a su matrimonio de 26 años con Sue Ann en 2015 (sin acuerdo prenupcial), extendiéndole un cheque por valor de US$974,79 millones de su cuenta de Morgan Stanley. Ella lo depositó, pero decidió que quería más, y presentó una apelación en busca de una mayor parte de la fortuna, que para entonces llegaba a US$13.700 millones de dólares, vinculada a la participación del 75% de Hamm en la empresa Continental Resources.

En abril de 2015, el Tribunal Supremo de Oklahoma puso fin a la saga, concediendo la moción de Harold para desestimar su apelación, razonando a partir del precedente de que Sue Ann había aceptado el acuerdo al firmar y depositar el cheque. Posteriormente, Sue Ann financió un comité de acción política que tuvo éxito en su esfuerzo por desbancar al juez que presidió el divorcio.

5. Roy E. y Patricia Disney: US$600 millones

Roy y su esposa solicitaron el divorcio en 2007 a los 77 y 72 años, respectivamente, tras 52 años de matrimonio. Roy, sobrino de Walt Disney, valía entonces unos US$1.300 millones. Anteriormente era uno de los pilares de Forbes 400, pero perdió casi la mitad de su fortuna en la separación y fue retirado de la lista. En 2008, se casó con la escritora y productora Leslie DeMeuse. Murió un año después; Patricia falleció en 2012. Una fundación familiar con activos de US$122 millones (en 2018) que lleva el nombre de ambos apoya causas medioambientales y económicas.

Publicado en Forbes US.

Publicidad
Publicidad