Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Colombiano gana concurso de Basf con su agrotech que combate plagas de los bananos

El doctor en Meteorología John Mejía cofundó Agroclima, una firma tecnológica que aspira a llevar sus sistema a varios tipos de cultivos.

Publicado

on

John Mejía, cofundador de Agroclima. Foto: Cortesía.

Agroclima, la startup cocreada por el colombiano John Mejía, que es pionera en servicios climáticos fue elegida como ganadora de la más reciente edición de Agrostart, el programa de innovación de la multinacional alemana Basf que acelera emprendimientos enfocados en promover soluciones tecnológicas para el campo.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Creada en noviembre de 2019, Agroclima realiza alertas bioclimáticas a través de observaciones de variables climáticas, modelos computacionales agrícolas-biológicos y climáticos e información local y satelital, que permiten pronosticar el Fenómeno del Niño para disminuir el contagio de Sigatoka Negra en los cultivos de banano.

Esta enfermedad, causada por el hongo Mycosphaerella fijiensis, afecta el área foliar fotosintética de la planta y representa la principal limitante en la producción de este fruto. Forbes habló con Mejía para conocer más sobre su proyecto.

¿A cuántos clientes está llegando Agroclima?

Agroclima llega a productores de banano de diferentes tamaños en Ecuador. En enero de 2019 iniciamos con un programa piloto en tres fincas medianas, el cual permitió la recolección y el análisis de información para crear una herramienta altamente escalable que brinda alertas bioclimáticas tempranas. También, desarrollamos varios productos que ayudan a manejar la cosecha y facilitan el manejo de recursos hídricos y ambientales para el agricultor.

Cada semana obtenemos nuevos datos y mayor información para mejorar los modelos de análisis los cuales, al igual que nuestro esquema de trabajo, son altamente escalables y aplicables a fincas de diferentes regiones, tamaños y prácticas de producción. Hoy, 2 años después de la creación de Agroclima, queremos pasar de un grupo selecto de fincas que han adaptado nuestra tecnología, a miles de fincas productoras, pues existen más de 5000 fincas bananeras en Ecuador, según el censo bananero de 2017.

Aunque empezamos con el sector bananero, buscamos adaptar nuestra plataforma y conocimiento a otros cultivos en el futuro, incluyendo cereales, papa, palma de aceite, cacao, y cultivos frutales. 

¿Quiénes son los fundadores?

Los fundadores somos Jorge Parra Albarracin, Ingeniero Agrónomo y Técnico Especialista en Control de Sigatoka Negra y John F. Mejía, colombiano, Doctor (PhD) en Meteorología y Master (MSc) en Aprovechamiento de Recursos Hídricos con experiencia en investigación y desarrollo profesional en modelación, analíticos de datos y servicios climáticos. Juntos sumamos más de 50 años de experiencia en el Agro y el entendimiento del clima de las Américas.

¿En qué les ayudará este premio de Basf?

El premio de Basf, con el programa AgroStart, es un gran reconocimiento a nuestro talento y desarrollo. Gracias a esto, obtendremos apoyo en el crecimiento empresarial, y nos servirá para madurar y acelerar nuestro progreso de forma eficiente, afianzando nuestros productos y ganando presencia internacional. De este modo, como ganadores obtendremos mentoría, aceleración interna para crear modelos de acceso al mercado, y la posibilidad de co-crear productos con BASF.   

¿Qué tanto apalancamiento financiero tienen?

Nuestro modelo de negocio es relativamente bajo en inversión de capital. Hemos sacado adelante nuestra empresa gracias a un sistema adaptable y escalable, sin necesidad de préstamos y fuertes niveles de inversiones. Por ejemplo, la información meteorológica y ambiental la obtenemos a partir de estaciones rentadas, mientras que nuestros sistemas de cómputo se basan en nubes de cómputo y almacenamiento remotos altamente escalables, como Amazon Web Services. Este modelo nos ha permitido seguir adelante, con pocos contratiempos económicos, incluso durante la pandemia del COVID-19.

¿Qué desafíos observan para que quienes se dedican al agro puedan integrar tecnología, quizás la conectividad?

Afortunadamente, cada día existe mejor cobertura de Internet en el campo. Sin embargo, aún hay regiones con baja cobertura celular y de datos, lo cual limita nuestro acceso a los datos de la finca en tiempo real y reduce el acceso del productor a la gran cantidad de información que Agroclima ofrece como el modelo bioclimático satelital y modelos meteorológicos y climáticos. Para contrarrestar esto, es posible implementar antenas de radio y otros dispositivos que ayudan a acceder a los datos de la finca incluso en regiones con baja cobertura celular, pero resulta generalmente más costoso. 

Otro desafío significativo es la resistencia a la adopción a la cultura de los datos, su adecuado razonamiento e identificación de su potencial. En muchos casos los productores manejan paradigmas agrícolas y tradiciones culturales muy fuertes que limitan el acceso de nuevas tecnologías.  Para superar esto, Agroclima capacita y hace el seguimiento necesario para que se optimice el poder que ofrecen los datos.

En este sentido, aún hay mucho camino por recorrer en la creación y desarrollo de procesos más eficientes en la agricultura de Latinoamérica, apoyados en la innovación y la tecnología.

¿Qué tanto se pueden pronosticar los fenómenos naturales?

Los avances computacionales y los modelos meteorológicos y del clima han hecho avances significativos, por tanto brindan información cada vez más temprana y más útil para la toma de decisiones.  Fenómenos estacionales e interanuales como el Fenómeno del Niño y la Niña, y lluvias persistentes y extremas o sequías extendidas, son algunos de los cuales se tiene mayor capacidad predictiva. Nuestra investigación y avances en las ciencias de la atmósfera nos han permitido aumentar el entendimiento de estos fenómenos y sus impactos en los sectores productivos.

Las enfermedades y pestes en los cultivos, la demanda en los recursos hídricos y la producción agrícola son fuertemente influenciadas por dichos fenómenos climáticos. Así, Agroclima ha desarrollado modelos que permiten diagnosticar y predecir muchas de estas relaciones, y ha hecho las conexiones y modelos  necesarios para aumentar el valor de la capacidad predictiva.

Por otro lado, la legislación ambiental es cada vez más rigurosa, con exigencias internacionales en la calidad de los productos agrícolas, y la alta variabilidad del clima y el cambio climático, están obligando a los productores agrícolas a adaptarse y usar todas las herramientas tecnológicas necesarias para ser más sostenibles, eficientes y rentables.  

¿Qué los diferencia de tantas soluciones en el mercado como los sistemas digitales creados por gigantes del sector como Bayer, IBM y Yara?

Agroclima surge como una solución a un problema ya presente en el campo. Nuestro conocimiento de los fenómenos naturales y de los cultivos de nuestra región nos permite entender los límites físicos, e interpretar con mayor precisión la bondad de los modelos predictivos y sus limitaciones. Más que competir con los gigantes de la industria, vemos nuestra oferta de valor como un complemento a las prácticas y productos, químicos y tecnológicos, que se utilizan en la actualidad. Muchas grandes empresas, se han dado cuenta que no han de dar una solución directa a todos los problemas o necesidades que hay en el mercado, y así lo más valioso es buscar alianzas con terceros como startups e incluso empresas de otros sectores, para construir productos, servicios y soluciones a una mayor velocidad. Un ejemplo de ello es la plataforma AgroStart de BASF en la que participamos, la cual trabaja con principios de Open Innovation y metodologías agiles. Ahora que estamos trabajando con BASF, nuestra intención conjunta es ofrecer soluciones productivas cada vez más completas, llevar tecnología y mejores prácticas al campo y apoyar a los agricultores creando una cultura de toma de decisiones basadas en datos.

Publicidad
Publicidad